Las cafeterías Nebraska echan el cierre tras 60 años de actividad en la capital y dejan sin trabajo a 92 empleados

Fuente: http://www.elmundo.es/madrid/2017/01/11/5876ae7de2704e39778b4629.html

os trabajadores aseguran que las cafeterías no tenían pérdidas

11/01/2017 23:15

Tras más de medio siglo de historia, la cadena de cafeterías Nebraska echó el cierre el pasado martes en sus cuatro establecimientos de Madrid. La sociedad propietaria, Nebraska Blanco Hermanos, ha sido adquirida por el fondo Corpfin Capital Real Estate, dedicado a la inversión y gestión inmobiliaria.

Según avanzó esta tarde El Economista, la firma dirigida por Javier Basagoiti ha desembolsado 14,48 millones de euros en esta operación. Los cuatro locales fueron adquiridos en dos fases: la primera, de 9,9 millones de euros, sirvió para comprar las cafeterías situadas en la calle Alcalá y la calle de Goya; la segunda, de 4,6 millones, completó la transacción incorporando los negocios de Gran Vía y Bravo Murillo.

Un total de 92 trabajadores, algunos con casi cuatro décadas dentro de la empresa, se verán en la calle tras acabar sus vacaciones. Según el testimonio de uno de ellos, el Grupo Nebraska se preocupó ayer martes de reunir en sus locales al personal para comunicarles in situ el cese de la actividad en sus negocios, que hoy ya no abrieron sus puertas.

La venta del grupo de cafeterías ya era conocida por los trabajadores desde que se efectuara el pasado 27 de diciembre. El principal motivo alegado por el Grupo Nebraska para justificar esta venta fue la insostenibilidad de las pérdidas del grupo, algo que contrasta con la perspectiva del personal, que había recibido este último año un incentivo económico por alcanzar lo acordado en los presupuestos de la empresa.

El Grupo Nebraska, presente en Madrid desde 1955, había logrado mantener abiertos hasta seis establecimientos simultáneamente en la capital. Hoy en día cuatro de ellos seguían perviviendo. Tras esta decisión, la actividad en estos establecimientos quedará interrumpida indefinidamente a la espera de lo que determinen los nuevos propietarios de la empresa compradora.

El local de Nebraska situado en el número 55 de la Gran Vía, uno de los que seguía en activo hasta comienzos de este año, fue víctima de un aparatoso incendio durante las navidades de 2001, accidente que llegó a provocar el corte parcial del tráfico en una de las principales arterias de la capital.

El cierre del Grupo Nebraska, se une al de otros establecimientos de restauración que han sido emblemáticos en la cultura gastronómica madrileña, como el del Café Comercial en julio de 2015 y el de la Cervecería Santa Bárbara en agosto del pasado año.

Nada garantiza que en la futura reapertura de estos locales su función vaya a ser la misma, más si cabe cuando la causa del cierre fue la inviabilidad económica del proyecto.

La opción que suena con más fuerza es la rehabilitación de los centros como locales de uso comercial, teniendo en cuenta su buena localización dentro de la capital así como la estructura arquitectónica de los inmuebles.

Otra posibilidad que le cabría valorar al grupo comprador es la reventa de los establecimientos a otra empresa especializada en el negocio de la restauración, aunque esta alternativa se torna poco probable al tener en cuenta los precedentes establecidos por los decadentes beneficios del Grupo Nebraska estos últimos años.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s