En Bilbao se encuentra el Wanda II

San Mamés se abraza con el Wanda Metropolitano. Y no solo por tratarse de los estadios más modernos de LaLiga. También por ser la casa del Atlético. Sí, porque la guarida bilbaína invita casi a los colchoneros a jugar en bata y zapatillas. Han llegado a sentirse tan cómodos y provocar tanto pánico a los leones y a la platea que ya pocos dan un euro entre la afición local por este partido que tantas buenas historias escribió en la vieja Catedral. Y eso que el pulso comenzó con una refriega abrasiva y constante. Ziganda se la jugó al desgaste, a madurar la fruta y esperar al tramo final para poner a funcionar su centella: Williams.

P ero el equipo se desenfocó tras fallar un penalti y por un par de errores al sacar el balón (buscaron la espalda a un Unai Núñez que se gustó demasiado). Tras el descanso el cuadro de Cuco se convirtió en un bloque perplejo, esmirriado y sin etiqueta. El Atlético fue sencillamente la misma apisonadora que en la final de Europa League en 2012. Correa y Griezmann provocaron el terror. Y Koke era un emperador. El Atleti sabe bien el oficio: repliega, no concede y va creciendo con balón. Al Athletic le espera mucha tarea: van tres partidos sin marcar (el tridente ha frenado) y su defensa, lo mejor hasta ahora, saltó ayer por los aires.

from Últimas noticias | Diario AS http://ift.tt/2yqkSad
via IFTTT

Anuncios

Adán les dejó con 73, como Pelé…

Joaquín se quedaba fuera del once inicial y por eso Antonio Adán portó el brazalete y levantó el estandarte de una victoria bética en el Bernabéu 19 años después. Aquel portero de Mejorada del Campo que salió del Madrid rebotado por la guerra entre Mou e Iker es hoy uno de los capitanes y de las referencias de un vestuario, el verdiblanco, que durante todos estos años de penuria ha necesitado más futbolistas con su cáracter y sus ganas de grandeza. Virtudes que forjó Adán en Chamartín, y en las que se doctoró ayer el portero del Betis contribuyendo decisivamente (con orgullo y alegría, y seguramente con un fondo de dolor por su condición de gran madridista) a una derrota que puede costarle a su exequipo un trozo de Liga y… tan importante: se carga un récord que iba a pasar al escaparate de los tiempos, el de los partidos seguidos marcando, que ahora deberá compartir con el Santos de Pelé (73 choques).

El testigo de ilusión lo toma el Betis que ha montado Lorenzo Serra Ferrer, capaz de traer futbolistas competitivos y con entidad física, esperemos que los suficientes para tirar hasta el final porque la plantilla parece corta. La mima por eso Quique Setién, que sacó al campo en Chamartín una segunda unidad en la que además del portero y los titularísimos Feddal y Mandi destacó Fabián Ruiz, un canterano que estaba jugando poco, pero se ha ganado el derecho a tener la confianza de su entrenador. Setién fue valiente en la alineación y valiente en el toque con otro gol, el 0-1, parecido al de Villarreal. Setién se había quedado en la orilla de la victoria ante el Madrid el año pasado dos veces con Las Palmas. Pero a la tercera, la suerte es para los audaces, logró un triunfo de esos que alimentarán durante tiempo el espíritu ya de por sí incombustible que luce orgulloso ahora el beticismo.

from Últimas noticias | Diario AS http://ift.tt/2xjo4nK
via IFTTT

Estrada se equivocó en dos jugadas en el área

Hay penalti a Raúl García. En el minuto 39 Filipe llega muy apurado a una pelota suelta, se lanza al suelo, toca levemente la pelota y se lleva por delante a Raúl García. Estrada pita penalti y muestra amarilla al atlético. Es juego temerario. Lo pita el asistente. No tendría porqué amonestarle. No tiene intención, pero se lo lleva puesto porque llega tarde. Es penalti.

No hay falta de Godín. En el minuto 44, Estrada no da por válido un gol de Griezmann por presunta falta de Godín. El fútbol es de contacto. No es falta. San José no hace por saltar y Godín se pone por encima, pero es una acción de fútbol.

Penalti a Griezmann. En el minuto 63, el delantero francés se interna en el área y es empujado por la espalda por Laporte y rematado por Lekue. Es penalti.

from Últimas noticias | Diario AS http://ift.tt/2xSmSek
via IFTTT

Modric pone claridad

A pesar de la enorme decepción que supone para el Real Madrid cosechar una derrota en el Santiago Bernabéu, el croata fue el único que interpretó a la perfección lo que pedía el partido. El Betis, que hizo un trabajo defensivo formidable de principio a fin, incomodaba el juego con balón de los de Zidane cerrando muy bien los pasillos interiores y el único capaz de encontrar el espacio a la espalda de la línea de centrocampistas del rival fue Modric. A partir de ahí su extraordinario talento le permite ofrece soluciones para sus compañeros al alcance de muy pocos futbolistas en el mundo.

Es un jugador muy inteligente que la da al equipo la velocidad de juego que necesita en cada parte del terreno de juego. Además, su crecimiento en el trabajo sin balón ha sido formidable a lo largo de las temporadas que lleva vistiendo de blanco.

from Últimas noticias | Diario AS http://ift.tt/2xhrDxk
via IFTTT

Hubo penalti a Marcelo, pero Mateu Lahoz estuvo excelente

No hay mano, sino pecho. En el minuto 9, Cristiano pidió penalti por mano de un zaguero del Betis. El portugués remató de tacón, y el balón le da en el pecho al defensa. No es penalti porque no hay voluntariedad del defensa.

Penalti a Marcelo. Apenas un minuto después, en el 10’, Marcelo cayó dentro del área verdiblanca tocado por Javi García. Es penalti. El jugador del Betis toca el balón, pero después le pega un planchazo en el tobillo. Es temerario, pero es penalti. Tonto, pero penalti.

No hay pena máxima a Cristiano. En el minuto 62, Cristiano arrancó por la banda izquierda, hizo la pared con Bale, y cayó con un defensa. No es penalti. El defensa del Betis estaba por delante del portugués. Luego en jugada posterior, y en un saque de esquina, Javi García placó a Cristiano, pero no es penalti, porque el balón no está en movimiento.

Mateu. Vimos al Mateu que se merece ir al Mundial. Gran arbitraje con el único lunar del penalti a Marcelo, pero esos penaltis son muy difíciles de ver. Diferenció el simple contacto de lo punible. Y disciplinariamente estuvo de diez.

from Últimas noticias | Diario AS http://ift.tt/2xivAzn
via IFTTT

Por la cara

Sé que hoy resulta extraño no escribir sobre Cataluña, pero mi obligación es intentarlo y, si hay una noticia capaz de competir con esa, solo puede ser el nuevo iPhone X (la X es un numeral romano, y por tanto no debe pronunciarse equis, sino diez),y en particular su capacidad de reconocer la cara de su propietario para, por ejemplo, desbloquear el teléfono sin necesidad de teclear una contraseña. Han circulado chistes, desde luego. Como beatlémano, mi favorito es: “Preocupación en Reino Unido, ya que cualquier señora de 80 años podrá desbloquear el iPhone de Paul McCartney”, que escuché el otro día en la cadena SER. Pero también hay cuestiones más serias sobre este asunto.

Seguir leyendo.

from Portada de Economía | EL PAÍS http://ift.tt/2yenarW
via IFTTT

Ramos: “Es más difícil pitarle al Madrid que a otro equipo…”

El capitán del Real Madrid Sergio Ramos atendió a los medios de comunicación en la zona mixta del Santiago Bernabéu tras la derrota de su equipo ante el Betis (0-1).

Sin penaltis: “De los árbitros no voy a opinar. Cuanto más hablemos de los árbitros, peor. Que lo hagan lo mejor posible. Que yo hable no va a cambiar nada y no nos va hacer sumar puntos. No hay que darle más protagonismo al colegiado”.

Más penaltis a diferencia del Barça: “No me sorprende. Pitarle al Madrid es muy complicado porque hay cierta presión. Es más difícil que a otro equipo. Si hubiéramos metidos tres goles no estaríamos hablando de esto”.

Qué mejorar: “Cuando no se gana hay que hacer autocrítica y se pueden hacer las cosas un poco mejor. Hay que estar unidos y hay que mantener la calma. Eso no lo va a cambiar ningún resultado ni ninguna crítica”.

Ansiedad: “Cuando el gol no llega te entran las prisas. Son tres puntos en juego y te hace reaccionar de otra manera. Hemos dado la cara y hemos generado ocasiones. Otras veces el resultado es abultado antes estos equipos, pero esta vez no ha querido entrar. Pasamos un capítulo pero el libro no ha acabado.”

Inicio raro: “Es un comienzo jodido, para preocuparte y alarmarte, porque es raro lo de estos partidos en casa a priori ante rivales que en otras ocasiones se llevan otros resultados del Bernabéu. Hay que hacer autocrítica y pasar página”.

El verano fue bueno: “Esa es la realidad. Sólo queda seguir trabajando. Somos los mismo jugadores que hace un mes y medio ganaba títulos. Hay una gran plantilla. Hay jugadores que completan el plantel pese a las bajas y siempre dan la cara”.

Puntería o algo más: “Espero que sólo sea puntería. Hemos hecho todo lo posible. Es de esos días en los que no ha habido puntería. Otros días acabas 4-0 o 4-1 y no pasa nada”.

Lesión de Marcelo: “Hemos tenido que cambiar en defensa y hemos sufrido en las contras. Hay veces que salen bien unos cambios y otras veces no”.

Un 9 más: “Cuando los resultaos no acompañan es más fácil hablar de estas cosas. Tenemos una plantilla muy buena y no creo que necesitemos nada”.

A remolque: “Prefiero que el bache sea ahora y al final lleguemos bien, que es cuando se cuece lo bueno”.

El empate era bueno: “Respeto la opinión de todo el mundo, pero hay que dar la importancia que tiene a nuestro estadio y no conformarnos con empatar. Aquí siempre hay que ganar”.

from Últimas noticias | Diario AS http://ift.tt/2xi14FF
via IFTTT

El Betis deja al Madrid a siete del Barça

Esta vez no fue empate, fue derrota. El Betis salió a resistir y sacó el premio mayor: la victoria, con un gol de Sanabria en el alargue del partido, cuando aquello era un ida y vuelta loco, una ruleta rusa en la que el tiro en la sien se lo llevó el Madrid. Eso pone al Betis en una posición muy cómoda en la tabla y descuelga al Madrid a siete puntos ya del Barça. Claro que hay tiempo y recorrido, pero la distancia es inquietante porque el Barça corre que se las pela, al menos mientras Messi esté así. De golpe, todo se ha dado la vuelta. Al Madrid arrasador se le atasca el Bernabéu y el Barça que parecía sumido en el desconcierto se siente desahogado y feliz.

Fue un partido con varias fases. El Madrid salió un poco ramplón, como le ocurre con frecuencia en el Bernabéu, recostado en la seguridad de su poderío, en que sin hacer demasiado el gol llegará. Y luego más. El Betis le salió respondón. Se movió bien, manejando la pelota como le pide Setién, y pronto dio un par de sustos gordos: Carvajal sacó un balón de la raya y Keylor hizo un paradón. Así que el Madrid tuvo que apretar. Modric fue el primero que tocó la alarma, con una buena llegada que se escapó por poco. Se apuntaron otros, incluido Bale, lo que no le libró de pitos, esta vez inmerecidos. Pero en general al grupo le faltó constancia.

Hubo arreones, ante los que el Betis en algún momento sufrió. Pero Adán estuvo muy bien, firme y rápido. Y Cristiano no atinó. Ninguno de los remates de verdadero peligro fue suyo. Y ahí estuvo el partido, entre el acierto de Adán y la tarde un poquito ciega de Cristiano. Y en el atrevimiento final del Betis, cuando salió Joaquín, los de Setién se volvieron a desplegar, escaparon de su área. Y en el vaivén final, carreras por aquí y por allá, cazaron el gol, ya en el descuento, en perfecto cabezazo de Sanabria. Premio gordo para un equipo de trazo elegante, pero sufridor si es preciso. Y castigo serio para un Madrid que marcha a tirones.

from Últimas noticias | Diario AS http://ift.tt/2fB9nVo
via IFTTT

Houston, tenemos un problema…

Suenan las alarmas. Me estoy pellizcando todavía. Estamos a 21 de septiembre y ya han volado siete puntos del Bernabéu. Hace un mes, el mundo se rendía al fútbol de orfebre que este equipo desplegó ante el Barça en el Clásico de la Supercopa. Parecía que todo era música celestial. Juego combinativo, con clase y pegada. Un Madrid capaz de enamorar incluso a los que no son fieles a su causa. Pero tras el parón de selecciones ha pasado algo que no nos han contado. Los pupilos de Zidane volvieron espesos, previsibles, escasos de vigor y sin el hambre que exhibieron durante toda la temporada pasada. Lo noté en la primera jugada del duelo ante el Betis. Adán perdía tiempo, los zagueros verdiblancos se mostraban nerviosos para sacar la pelota y, sin embargo, nadie del Madrid les presionaba para aprovechar ese temor inicial.

Intensidad y agresividad. Dos palabras claves en el fútbol de hoy día. Sin las dos cosas, la calidad técnica no te garantiza nada. Y así fue… 

Ni con Cristiano. Al llegar al santuario del Bernabéu mi amigo Antonio, el lotero de Fuengirola, me recibió con una de sus famosas rimas: “¿Sabes que me han dicho? Que hoy juega el Bicho”. Pues ni por esas. El portugués lo intentó con un taconazo, que sacó Javi García bajo palos, y después con toda serie de remates. Pero la diana estaba oxidada y la mayoría se fueron al cielo del Bernabéu. Si no le entran a Cristiano, ni récord de Pelé ni del River ni del Fuenlabrada (ojo, por cierto, que me veo venir un cruce en la Copa con los vecinos del Alcorcón…).

‘Musho’ Betis. Un rival dignísimo que se curró su noche de gloria. Que perdieran tiempo era imaginable, porque esa estrategia ya le dio buen resultado al Levante hace dos semanas. Cada uno juega con sus armas. Pero siempre estuvieron bien plantados en el campo. Y arriba, siempre dieron sensación de peligro. Fabián sacó de Keylor una de las paradas de la temporada. Si el ‘tico’ no llega a estar tan inspirado, la derrota habría asomado sus uñas mucho antes. Y el equipo de Setién (¡nos tiene cogida la medida!) supo esperar su momento en esos instantes finales en los que el Madrid juega con mucho corazón y escasa cabeza. Tanto arriesgar permitió a los béticos llevarse el máximo botín. Una locura total.

El taconazo de Gareth. Hay días que no sale nada y no hay que darle más vueltas. El galés improvisó un taconazo maravilloso, tan bello que merecía haber acabado en la red. Hubiera sido el gol del año. Pero Adán, porterazo de la Fábrica de Valdebebas, sacó una mano digna del capitán del Betis. Puro fútbol.

Mateu. No es momento para buscarle tres pies al gato. Pero conste que con 0-0 Marcelo fue objeto de penalti, por parte de Javi García, y como siempre el árbitro de turno no lo señaló. Al Barça le han favorecido en esta Liga con varios errores (con 0-0), que luego les facilitó la goleada. El Espanyol, el Getafe, y el Eibar saben bien de lo que estoy hablando…

Remontada. Les aseguro que creo firmemente que el Madrid puede ganar esta Liga. Lo digo con convicción. Ya sé que no dependemos de nosotros mismos. Pero conozco el orgullo de este club y de este vestuario. Se van a levantar con rabia. En el Madrid, rendirse no es una opción. No hace falta sacar todavía la Cofradía del Clavo Ardiendo. Seguro que la reacción del campeón de Europa va a ser demoledora. Estamos en la lona, pero el combate será a quince asaltos. Escrito queda.

from Últimas noticias | Diario AS http://ift.tt/2xfscaO
via IFTTT