Cristiano y el mensaje de Zidane

Partiendo de la base de que no recuerdo a ningún equipo que haya ganado la Champions League sin haber estado a punto de salirse de la carretera en una curva, es evidente que ni el más pesimista de los madridistas esperaba un sufrimiento tan extremo para alcanzar las semifinales…El mensaje en la previa de Zidane no caló lo suficiente en unos jugadores que salieron al campo a verlas venir. El primer gol de la Juventus y, seguramente, el recuerdo fresco de lo que le había sucedido al Barcelona en Roma, atenazó a los blancos hasta un punto extremo. Zizou buscó variar el rumbo del partido con el trabajo y la calidad de Lucas y Asensio, pero la cosa se había torcido tanto que ya no era cuestión de sistema ni de jugadores. El técnico francés se quedó sin cambios con una vida por delante y a partir de ahí sólo quedaba confiar en el escudo. Y en Cristiano.

La jugada del penalti va a oscurecer todo lo demás, pero los últimos minutos del ‘7’ fueron una demostración perfecta de cómo un líder se tiene que comportar ante una situación límite. Al margen de lanzar el penalti como si estuviera jugando una pachanga con los colegas, lo intentó todo y de todas las maneras posibles. Y peleó de cabeza un balón imposible que terminó en el penalti de Benatia a Lucas Vázquez. No fue ni mucho menos su mejor partido, pero se dejó todo lo que tenía en el cuerpo para evitar la posible eliminación. Y lo consiguió. Objetivamente es el futbolista más decisivo de la Champions en las ultimas temporadas, sin discusión. Por encima de Messi y de todos los demás.

from Últimas noticias | Diario AS https://ift.tt/2HdcfHf
via IFTTT

El Niño y la ilusión

Dijo Cruyff algo así como que nunca nos debíamos olvidar de que el fútbol no es más que un juego y que su principal objetivo es educar a los niños, bien a través de su práctica, bien como espectadores. Javier Marías resumió su pasión por este deporte, y por el Real Madrid en particular, sentenciando que “el fútbol es la recuperación semanal de la infancia”. No se puede desligar el éxito del balompié como el deporte más seguido del planeta de la evidente facilidad que tiene para emocionar. Pero no hace falta reflexionar sobre todo esto para ser un buen aficionado al fútbol. Tampoco para ser un gran profesional. En el día a día de los partidos y campeonatos todos tienen sus prioridades.

Me han mostrado varias personas su interés por mi opinión sobre la marcha de Torres del Atlético de Madrid. Realmente, ya se ha dicho prácticamente todo y no tengo nada que aportar como seguidor rojiblanco, algo que llevo en privado. Como explicaba mi compañero Álvaro Rigal en ‘El Confidencial’, escribiendo con el corazón en un puño y el carné de socio en el otro, Fernando le salvó la vida a una generación entera de atléticos. Una verdad que todo seguidor rojiblanco tendrá presente mientras viva. Tampoco voy a decir lo que supone a nivel personal, lo que tenía que decirle ya lo hice en un mensaje cuando me anunció hace unas semanas que todo se acabaría al final de temporada. Y tampoco voy a rebatir la sagrada legitimidad que tiene Simeone como entrenador para decidir, eligiendo las alineaciones que entiende las mejores para ganar partidos. Nunca conviene olvidar que todos los grandes entrenadores son egoístas, esto quiere decir que jamás van a prescindir de un jugador que piensen que está mejor que los demás. Se puede polemizar mucho, pero, en definitiva, el Cholo creyó que Torres estaba peor que algún compañero siempre que fue suplente. Luego, cada cual podrá compartir o no la decisión, pero sólo a uno le pagan por preparar al equipo.

Lo único que quiero hoy es lamentar que está próximo el fin de una ilusión. La emoción de ver saltar a Torres al terreno de juego vestido de rojo y blanco. Esa ilusión ha sido un plus para todo atlético siempre, pero sobre todo en esta segunda etapa. Un partido del Atlético de Madrid es muy diferente si el de Fuenlabrada está participando. Cuando sale del banquillo, hay un antes y un después, Griezmann, Costa, Saúl y hasta el espíritu de Luis pasan a un segundo plano, y todos los ojos se dirigen a cada movimiento, a cada intervención del Niño. Se desea que marque el Atleti, claro, pero se prefiere que lo haga el 9.

Esta sensación de fin de una ilusión es la mayor desazón que va a dejar su marcha. Porque el rectángulo verde, el único que no miente, no ha determinado todavía que esto tenga que acabarse. El perfil bajo demostrado por el delantero recuerda al que tuvo al final Del Piero en la Juventus, por ejemplo. El mismo que no quiso asumir Raúl en el Real Madrid, decisión igual de respetable. El caso es que, como jugador de fondo de armario, ha cumplido de sobra, y el balance deportivo es mucho más positivo del que se desprende de algunos análisis. Los tramos finales de las últimas dos temporadas, cuando Simeone le dio respaldo deportivo y continuidad, junto con muchas actuaciones de la presente han mostrado un delantero a la altura de los retos del equipo. Eso hace que muchos se queden con ganas de más, viendo que se repartían minutos entre los otros delanteros que él demostraba merecer más. Porque no le han visto tan mal como para ni servir de primer delantero suplente un año más.

De puertas para fuera, el Atlético de Madrid pierde un elemento de intimidación que tampoco ha sido usado en toda su extensión tras su regreso. Porque siempre la mayor ilusión de una afición es el mayor miedo de la afición rival. Y esto sigue latente aún hoy con Torres. Antes del reciente Barcelona-Atlético, Ter Stegen fue preguntado en una entrevista por el ataque rojiblanco. El alemán contestó rotundo, dando sólo un nombre, a quien más temía era a Torres. Igual pensará Sergio Ramos, quien ha seguido perdiendo duelos y sufriendo hasta el último derbi que han jugado en contra. Pero Simeone optó por no usar esa arma en las últimas visitas al Camp Nou y al Bernabéu. Como tampoco la utilizó en demasiados de los momentos cruciales de los últimos tres años.

Por ejemplo, en la Champions de 2015, cuando se mantenía el empate en la vuelta de los cuartos ante el Madrid y, en el tramo final, fue expulsado Arda Turan. Quedaba un cambio y se acercaba la prórroga. El Cholo optó por poner tres centrales metiendo a Giménez, que calentaba en la banda junto a Torres, en vez de refrescar la presión, dar aire al equipo con alguien que permitiera salir al bloque trabajando los envíos largos y, sobre todo, que infundiera temor a un eterno rival ya desbocado y a un Bernabéu que, tres meses antes, lo acababa de ver marcando un doblete, echándolos de la Copa. Salió Giménez y marcó Chicharito, aprovechando que la defensa se estaba aún acoplando. Ni siquiera hizo falta la prórroga. Pudo haber salido bien, Simeone, en la encrucijada, apostó con toda la intención de pasar la eliminatoria. De la misma manera que ahora eligió que la figura de Torres no le sirve para que el proyecto del equipo siga creciendo. Y por el bien del club y afición, todos desean que sea la decisión acertada, aunque duela. Pero eso no quita para que otros crean que esta ilusión tenía todavía mucho que decir y aportar.

Si cuenta la leyenda que el Cid ganó batallas después de muerto, imaginen lo que podría hacer si aún le quedasen uno o dos años de vida (deportiva). Fernando ha sido tratado como uno más y él lo ha acatado con histórico respeto. El error ha sido que él no es ni será uno más.

———————————

Carlos Matallanas es periodista, padece ELA y ha escrito este artículo con las pupilas.

from Últimas noticias | Diario AS https://ift.tt/2GRZwds
via IFTTT

Quizá sea el año de Don Jupp, como sucedió en 2013

Las cifras hablan por sí mismas. Poco más de medio año atrás, el Bayern era segundo en la Bundesliga, a cinco puntos del Borussia Dortmund, y fue humillado en París al caer por 0-3 ante los de Emery. Los mandamases de la entidad bávara quisieron que fuera el último partido de Carlo Ancelotti al frente del transatlántico alemán. Llegó el de siempre, Jupp Heynckes, icono del Bayern, y en apenas unas semanas colocó al equipo de su corazón donde merece estar. Donde siempre estuvo. En la cima. A día de hoy, el Bayern es el campeón alemán por sexta vez consecutiva. Acaba de clasificarse para las semis de la Champions, donde se verá las caras con el Real Madrid, el Roma o el Liverpool. Y, además, disputará las semis de la Pokal ante el Leverkusen. Imposible no pensar en 2013, aquel mítico año de Jupp que acabó colocando tres copas en las vitrinas de la Säbener Strasse muniquesa.

El Bayern de hoy no es el de Schweinsteiger, Lahm y compañía. No es el rodillo de aquel equipo que pasaba por encima de sus rivales, pero tiene dos semanas para volver a rodar. Teniendo en cuenta que será el último año de Jupp, no cabe duda de que los jugadores sacarán lo último de sí. Es el año de Jupp. El Bayern apunta a todo.

from Últimas noticias | Diario AS https://ift.tt/2qmkeaq
via IFTTT

Chilavert: “La mafia del fútbol ha dejado fuera a la Juventus”

José Luis Chilavert, mítico portero de Vélez y de la selección paraguaya, ha estallado en Twittter y ha tachado al Real Madrid de ser la mafia del fútbol. El ex jugador es un habitual en las salidas de tono en sus redes sociales.

Por otro lado, el ex madridista Michael Owen broméo, con cierto mal gusto, sobre la tranquilidad que le puede producir a Buffon la eliminatoria, ya que si hubiera pasado se hubiera perdido el siguiente partido por la roja directa.

 

from Últimas noticias | Diario AS https://ift.tt/2EEpf3c
via IFTTT

Idolcam, la rival de GoPro con lentes intercambiables

Las cámaras de acción son uno de los gadgets que no falta en la mochila de todo viajero. De hecho, algunos simplemente las llevan porque son fáciles de manejar, pesan poco y son muy compactas. Con la tecnología actual las más avanzadas graban en 4K o incluso en 360 grados, pero a menos que tengas un soporte estabilizador la imagen notara cada paso que da el usuario. Esto dejará de ser un problema utilizando la cámara Idolcam.

 

Una rival de GoPro con estabilizador

Todo el mundo conoce las cámaras GoPro. Fueron las primeras en ofrecer un dispositivo de captura de imágenes en pequeño formato, de gran calidad y resistente a impactos. Hasta ahora, estos aparatos podían ser pequeños y con disco duro interno, pero si se precipitaron contra el suelo había que llamar al servicio técnico en el mejor de los casos. Poco a poco han aparecido cada vez más competidoras con propuestas similares o aportando algún matiz que las diferenciaban.

Pero hoy conocemos una cámara de acción que lo tiene todo. Su nombre es Idolcam. La forma externa es un tanto curiosa ya que, a diferencia de la mayoría de sus competidoras, el objetivo está alejado del sensor. Esto le aporta algunas bonanzas que indicaremos más adelante. Primero está el cuerpo, que apenas consta de un botón de encendido en la parte derecha y unos puertos de conexión de audio, HDMI y USB. Todas las opciones y comandos se activan desde la pantalla táctil de la parte trasera que se puede plegar en 180º.

https://www.kickstarter.com/projects/idolcam/idolcam-4k-camera-with-gimbal-and-interchangeable/widget/video.html

En su interior se aloja un sensor que capaz de grabar hasta en 4K las imágenes que capte por el objetivo. Este se coloca al final de un brazo estabilizador de tres ejes perfecto para que la imagen se mantenga siempre estable. Simplemente hay que fijarlo en las opciones y el aparato hará el resto. Por otro lado, puedes personalizar los objetivos disponibles (gran angular y acción) además de añadirles accesorios como una antorcha para iluminar bien la cara del usuario. Esto la convierte, además, en el accesorio perfecto para hacer blogs tanto en interior como en exterior.

Es posible que estés pensando en hacerte con una, y es que Idolcam es un proyecto de Kickstarter que puedes apoyar. El mínimo necesario son unos 360 euros al cambio, un precio inferior al que cuesta actualmente la GoPro Hero 6 cuando salió al mercado y que todavía no ha bajado.

from Últimas noticias | Diario AS https://ift.tt/2qmgPIG
via IFTTT

Pjanic explota contra el arbitraje en Instagram: “¡Vergogna!”

Miralem Pjanic, jugador de la Juventus, explotó en las redes sociales tras el penalti señalado por el árbitro inglés Michael Oliver de Benatia sobre Lucas Vázquez y que supuso el pase del Real Madrid a las semifinales de la Champions League y la eliminación del equipo italiano. 

El centrocampista usó las redes sociales, en concreto Instagram, para mostrar su enfado mediante un Instagram Stories, en el que escribió “¡¡¡Vergogna!!!”.

from Últimas noticias | Diario AS https://ift.tt/2vcjni2
via IFTTT

De lo ordinario, lo extraordinario, los incendios y el estilo

Pedigrí. A la vieja usanza, los culés más veteranos pudieron decirle a los menos avezados en la durezas de militar en lo blaugrana al fin eso de “yo sí que he visto dramas”. Una frase que viene a denotar un indudable pedrigrí barcelonista en el que la pronuncia. Para la generación de los ‘levantarecopas’ (los nacidos en los 60 y 70) ser del Barça no era nada sencillo y por eso miran a los culés milennials o, como mucho, post Barcelona 92 con desdén. Estos últimos han vivido años de abundancia y de éxito. Les falta el sufrimiento, la cicatriz de Sevilla ante el Steaua, esa que pensaban que lo cauterizaba todo. Una marca de guerra como la de los antiguos galos. Eso de “Yo estuve en Gergovia” en idioma culé se traduce por “Yo estuve en Sevilla”. Así, que un buen sistema para detectar culés old school es el de verles ayer tomarse la debacle del Olímpico de Roma con filosofía mientras se tomaban un vermut con olivas. Ese, estuvo en Sevilla. Los que ni salieron a la calle, no saben lo que es sufrir.

Lo ordinario. Dijo Valverde en la previa del partido ante la Roma que la intención del Barcelona era que no pasara nada extraordinario. Mal vamos. Siempre he defendido a Valverde y me sigue pareciendo que lo que ha hecho con un equipo que apuntaba a desguace en agosto, es algo digno de elogio. Pero renunciar a lo imprevisible va en contra de la naturaleza del Barça. Un equipo que tiene a Messi y el talento que le rodea debe de apostar siempre por lo inesperado. Eso es de primero de Cruyff. No garantiza el éxito, pero sí el respeto. Y puestos a ser resultadistas, todos los Barças memorables de la historia han sido más de inspiración que cartesianos.

Los incendios. Lo que no ha cambiado desde Sevilla hasta ahora es la tendencia pirómana del barcelonismo, que ante debacles más o menos trágicas, dependiendo de la edad de quien las contempla, se levanta al día siguiente desayunando un bidón de gasolina dispuesto a quemarlo todo. Ya les puedes pedir paciencia, que la Liga está prácticamente ganada y que hay una final de Copa en el horizonte y que un doblete es algo realmente extraordinario. Nada puede con el ansia pirómana de un barcelonista enfadado.

Reset. Ante estas situaciones, la receta de los más sabios (que no comparten los del palco) es preguntarse qué haría Johan: pelota al suelo, abrir bandas y marcar, siempre, uno más que el rival.

from Últimas noticias | Diario AS https://ift.tt/2HusEEG
via IFTTT

Una gran Juventus en el Bernabéu

Todos los honores a la Juventus, que hasta el 0-2 en la ida no había sido inferior al Madrid e hizo un partido magnífico. Mucha personalidad y sólo con la pega de esperar demasiado atrás el tramo final del partido cuando tenía al Madrid más que tocado. Pjanic dio un recital en el medio centro y quedó claro que su ausencia en la ida marcó la eliminatoria. Dougas Costa destrozó una y otra vez a Marcelo y por ahí se quemaron las opciones del Madrid, que estuvo muerto de miedo y lento durante muchos tramos del partido.

Gran partido de la defensa con Chiellieni y, sobre todo, Benatia a un excelente nivel. Venían y jugaron con la lección aprendida. Buscaban los balones aéreos para Mandzukic y las llegadas de Khedira y Matuidi desde segunda línea e hicieron mucho daño al mediocampo del Madrid. El único que no estuvo a su nivel fue Higuaín, lejos de su mejor forma. Poca movilidad. No apareció en el partido, justo cuando más lo necesitaba. Lástima la expulsión final de Buffon en la polémica jugada porque se despide de la Champions de la peor forma posible. No así la Juventus, que igual que el Roma ayer dignificó el fútbol italiano. Todo el que siga la Serie A sabe que es un campeonato de enorme crecimiento.

from Últimas noticias | Diario AS https://ift.tt/2GSUVrK
via IFTTT

Un penalti claro para salvar una actuación vergonzosa

IÑAKI CANO

Iñaki Cano

Hay que ser muy osado y muy valiente para pitar un penalti en el minuto 93 entre la Juventus y el Real Madrid. Además, un penalti que para mi no me ofrece dudas. Supongo que para la Juve y para los no simpatizantes del Madrid será muy, muy dudoso. Sobre todo porque el gol de Cristiano Ronaldo le ha clasificado para las semifinales de la Champions, y le ha salvado, de momento, la temporada a Zidane.

Si en Turín la imagen del Madrid fue excelsa, la del Bernabéu fue horrorosa. No fue peor que la del Barça en Roma porque siguen en Europa, pero los de Zidane estuvieron al nivel de la Liga y de la Copa. No han jugado absolutamente a nada, y los de Allegri les han dado un baño en todos los terrenos, comiéndoles las entrañas desde el primer minuto. Hasta ese minuto 93 -de oro para la historia del Real Madrid-, el Bernabéu era una gastroenteritis aguda pensando que lo sucedido en Roma estaba pasando en Madrid.

El partido del Real Madrid fue vergonzoso. Tácticamente un desastre. Desesperante para la grada y tormentoso para los jugadores. No fueron capaces de controlar la ventaja de Turín. De 14 jugadores, al menos a 10 les temblaban las piernas cuando les llegaba el balón, y ese nerviosismo hizo crecer la confianza de una Juventus que tuvo al Madrid fuera de la Champions hasta el ‘Minuto de Oro’.

El susto ya pasó y ahora todos se tendrán que cargar y ponerse las pilas para aguantar a esa tabla de salvación que será ganar la Champions. Si no fuera así: limpieza general porque muchos han demostrado que no sirven para jugar en el Real Madrid. Y ganándola… también.

from 20minutos.es https://ift.tt/2JB7zt0
via IFTTT