Imanol cierra la puerta de la Real

Definitivo. Imanol Alguacil le ha dado la vuelta a la tortilla en esta Real Sociedad. El mejor argumento para dar veraciedad a esa afirmación es un dato: el técnico oriotarra no ha perdido en los tres partidos que lleva dirigiendo al primer equipo realista, y en esos tres partidos no ha recibido ni un sólo gol. Pero hay mucho más.

En los tres encuentros que la Real lleva con Imanol, los equipos rivales apenas han generado peligro sobre el marco realista. Ni el Eibar, ni el Girona, ni Las Palmas en el último partido. Los armeros tuvieron más posesión, pero tuvieron muy pocas ocasiones. Los gerundenses ni  se acercaron sobre la portería de la Real. Y los canarios han sido completamente anulados por los realistas. Y eso que Alguacil partía con el handicap de que en ninguno de eso partidos ha repetido defensa titular. Aritz, Llorente, Navas, De la Bella en Ipurua. Aritz, Navas, Héctor Moreno contra el Girona. Y Aritz, Llorente, Navas, Kevin en Canarias.

Este dato no es baladí, y sí muy relevante, porque permite a la Real partir de que cada partidos va a poder sacar, al menos, un punto. Porque los atacantes realistas van a tener seguro oportunidades ante la portería rival. Luego pueden afinar mucho la puntería, como ante el Girona; O estar negado ante Chichizola, y ser capaz de marcar un gol sólo. Al menos, esta úlitma vez apareció un Oyarzabal en esta de gracia. Gol y tres puntos. Pero tluvieron hasta 20 ocasiones. Muchas para pensar en gol bueno. Pero los donostiarras ganaron, y se colocan con 40 puntos, pero demasiado lejos como para pensar en acercqarse a una hipotética pelea por los puestos europeos.

from Últimas noticias | Diario AS https://ift.tt/2vi5Wgz
via IFTTT

Anuncios

Girona: Europa se ralentiza

El Girona sigue muy vivo en la lucha por Europa. Así lo indica la clasificación, el Villarreal, que es sexto, tan solo está a cuatro puntos y la plantilla rojiblanca se ve con fuerzas de hacer un tramo final de temporada que le catapulte hacia el sueño de jugar la Europa League la próxima temporada. “Seguimos en la lucha y esta plantilla peleará hasta el final por lograrlo. Ahora no estamos teniendo los resultados esperados, pero el equipo ha demostrado que sabe hacer muy bien las cosas y tiene muchas ganas”, explicó Aday Benítez.

Pero lo cierto es que la carrera por alcanzar un puesto en Europa está yendo al ralentí. Pese a la mala racha del conjunto gerundense, tan solo han sido capaces de sumar un punto de los últimos 12, está en la pelea. Y el motivo no es otro que los resultados de sus máximos rivales actualmente por la sexta y séptima plaza, Villarreal, Sevilla y Celta, tampoco está siendo para enmarcar. Sin ir más lejos, el que ha obtenido mejores números en este tramo de los últimos cuatro partidos de Liga ha sido el conjunto gallego y solo ha sumado cinco puntos de 12. Le sigue el club amarillo con cuatro y después va el hispalense con únicamente dos. El Girona está con esperanzas, pero toca revertir la mala situación. Ahora el equipo de Pablo Machín encara una semana con dos partidos, ante Alavés y Espanyol, y no le queda otra que sumar los seis puntos. En la primera vuelta, ante los mismos rivales solo pudo sumar tres (venció al club blanquiazul 0-1), pero en esta ocasión no le valdría para asaltar Europa y llegar así a los cuatro últimos encuentros de Liga en una posición privilegiada. Confianza hay para lograrlo y más teniendo en cuenta que el calendario no es atroz dado que visitarán a Getafe y Las Palmas y recibirán en Montilivi a Eibar y Valencia. Los cuatro equipos podrían estar ya con los objetivos cumplidos.

‘Goal average’. Eso es algo que también se debe tener en cuenta en este último tramo de la temporada. Y el Girona, el particular, tan solo lo tiene perdido con el Sevilla, que le ganó los dos encuentros. En cambio, con Villarreal y Celta lo tiene a favor. Eso sí, antes de mirar ese aspecto toca enderezar el rumbo y volver a ganar, algo que no sucede desde la jornada 28 ante el Depor (2-0). Por otro lado, el Girona regresará hoy a los entrenamientos a partir de las 11:30 en Riudarenes. Los primeros 15 minutos se desarrollarán a puerta abierta

from Últimas noticias | Diario AS https://ift.tt/2JONvmT
via IFTTT

Tercer tiempo

Ídolos

Tengo dos ídolos en el fútbol de ahora. Tuve muchos a lo largo del tiempo. Ramallets, Di Stéfano, Kubala, Luis Suárez, Jesús Garay Vecino, Marquitos, Ben Barek, Carmelo, Iribar, Amancio, Gento. Son tantos. Me hice de todo el fútbol, apuntaba en los márgenes de los álbumes circunstancias de los futbolistas. Recuerdo cuando murió Herrerita. Le puse una orla negra. El fútbol era admiración y afecto. Después vino la afición, que te hace optar por este o por el otro, y ya eliges tu equipo. Es también una satisfacción, dirigir tu afecto a unos colores. Lo malo es perder el afecto a los otros.

Zidane, Iniesta

Uno es de un equipo, no tiene por qué desear el mal al contrario. Esa es una estupidez. Pero el hombre tiende a la estupidez, y a ella nos lleva el exceso de pasión, que nubla afecto y sentimiento. Me alivian de esas especulaciones que hace la moral de victoria con la actitud de los hombres dos personajes del fútbol de esta época. Zidane e Iniesta. Zidane es un entrenador noble, porque fue un futbolista justo, un gran jugador del medio campo, generoso atrás, determinante arriba. Iniesta calza sus modos: diestro atrás, inexcusable referencia de ataque. Iniesta se está yendo.

Magisterios morales

Los de ambos futbolistas son magisterios morales, referencias en la grada. Cuando cualquier de los dos dice algo que me gusta me fijo en el graderío: eso es pedagogía. Y suelen ser buenos pedagogos, dicen cosas que mejoran el espíritu de la grada, termómetro ético del fútbol. Zidane ha atemperado destemplanzas de su grada, e igual ha hecho Iniesta. Le escuché decir a Zidane que su equipo es el mejor. No suele hacerlo. Si Iniesta lo dijera del suyo (que es el mío) me sentiría igual de inquieto. A la afición siempre hay que bajarle los humos, pues se siente invencible y violenta cuando no gana.

Semana inquietante

Fue una semana inquietante. Por el canto de un duro los mejores no son del todo los mejores. Me alegra el triunfo de los adversarios, al fútbol español le conviene el Real Madrid allá arriba. Al Barça no conviene despreciarlo por el traspié de Roma, tan grave. Es bueno pararse a pensar en las circunstancias de unos y de otros y dejar de hablar como si la temporada se le hubiera borrado al Barça mientras que la de sus adversarios resplandece. Saber perder (Ernesto Valverde lo ha demostrado) es también virtud de Iniesta, de Zidane. El fútbol necesita estos vocabularios. Las bravatas son para noctámbulos grises.

Crujir de dientes

Me produce mucha pena el porvenir de la UD Las Palmas, su tremendo descalabro. Abajo es el crujir de dientes. Me inquieta el Athletic, tan triste esta temporada. Me emociona el fútbol gallego, tan disponible para luchar. El Valencia hizo buen fútbol en el Camp Nou, pero se dejó ir en el segundo gol. Ter Stegen jugó contra sí mismo. Me vuelve a gustar la Real Sociedad, tan medida, este Illarramendi es un tesoro del pase, como Isco… El Betis se alza con la corona andaluza, el Sevilla se hace italiano, tan imprevisible. Me gusta ver fútbol, es así desde los tiempos de Di Stéfano. Encuentro que ahora se habla en exceso de arbitrajes. Una pesadez.

Don Andrés

De todos aquellos futbolistas que me hicieron aficionado hubo uno excepcional, Luis Suárez, al que llaman Don Luis Suárez en el Carrusel Deportivo de Dani Garrido, de donde ahora falta por razones personales. Cuánto lo echamos de menos. Aquel don Luis hizo mejor el fútbol, como lo ha hecho mejor Don Andrés. Cuando anunció el propio Iniesta que se estaba yendo, aunque el público le pidiera lo contrario, sentí un vuelco. Otros se están haciendo a su molde, pero tardará en aparecer un jugador tan bueno en el mejor sentido de la palabra bueno, que este muchacho que el sábado hizo jugadas de antología. Viva don Andrés y quienes se le parecen. Zidane, por ejemplo.

from Últimas noticias | Diario AS https://ift.tt/2EO8xys
via IFTTT

Vivimos un torneo espectacular

En el Centro Nacional de golf en Madrid vivimos un Open de España espectacular en todos los aspectos, por la presentación del campo, por el público y porque venció un español como Jon Rahm. Era importante que ganara un golfista nacional. Jon había dicho que no venía de vacaciones, sino a llevarse el trofeo. Los que le conocen saben que él siempre quiere ganar. La gente esperaba con muchas ganas el torneo, pero cuando Rahm confirmó le dimos un empujón más tras el logrado con la presencia de Rafa Cabrera Bello. Fue impresionante la conexión con el público en el partido de la segunda vuelta de Rafa y Jon, que, además, habían hecho un gran esfuerzo por venir del Masters de Augusta. El partido de ambos fue de ponerse los pelos de punta. Por cierto, no recuerdo jamás un Open con tanta gente, estamos muy contentos con los 47.218, que son cifras verdaderas porque se entregaba una pulsera a cada asistente.

Además, ha habido más de 6.000 inscritos que no eran jugadores federados. Ha merecido la pena todo el esfuerzo realizado para que se haya celebrado el Open de España también por la cobertura mediática, por la gente… ¡Nos ha respetado hasta el tiempo, que venía cogido con alfileres! Se ha creado algo y tenemos que aprovechar este empujón, porque puede ser el germen de algo muy bueno para el golf español.

Gonzaga Escauriaza es el presidente de la Real Federación Española de Golf.

from Últimas noticias | Diario AS https://ift.tt/2IXN1cY
via IFTTT

Ovación a Isco y pitos a Al Thani

El Málaga puede ser equipo de Segunda el próximo jueves si pierde en Valencia contra el Levante con cinco jornadas de anticipación. Cuanto antes pase este bochorno, mejor. Duro castigo y penitencia al despropósito perpetrado por Abdullah Al Thani, ausente propietario, campeón mundial de Twitter y, en sus ratos libres, ‘sheikh fichador’. La afición no tardó ni diez segundos en corear el célebre “¡Al Thani vete ya!” reconvertido después a reivindicación testicular con la melodía del ‘No nos moverán’ de Joan Báez. “Estamos hasta los h… del jeque de Qatar”. Así están las cosas. En plena desazón, la gente se consolaba aplaudiendo al añorado Isco, que pidió perdón a la grada. Mientras Rosales se disponía a lanzar una falta, la afición coreaba: “¡Isco tírala!”. El de Arroyo de la Miel recibió una atronadora ovación cuando fue sustituido. Lamentablemente, esta será la última que se puede escuchar en una Rosaleda de Primera.

from Últimas noticias | Diario AS https://ift.tt/2HCG9CB
via IFTTT

¡Los Pacers asaltan Cleveland! LeBron tendrá que remontar

LeBron James ha dicho todas las veces que ha hecho falta que esta ha sido una temporada especialmente dura. Ha aterrizado en playoffs desde el cuarto puesto del Este, con una defensa tan cuestionada como el año pasado (o más) y sin Kyrie Irving. Que, llegado a ciertas instancias y cuando vives del intercambio de golpes, es mucho decir. Los Cavaliers son un equipo mucho peor que los Pacers… pero tienen a LeBron. En teoría, más que suficiente por mucho que pudiera esperarse que McMillan aireara las vergüenzas de unos Cavs a los que dominó 3-1 en Regular Season.

Pero los Pacers no solo airearon las vergüenzas de los Cavs sino que les ganaron, que con LeBron por en medio no suele ser lo mismo (si no eres los Warriors). No les ganaron, les desmontaron: 80-98 en The Q, donde el campeón jugó un partido patético y ha perdido el factor cancha ante un rival más joven, más concentrado, más concienciado, más intenso, más atrevido, más rápido y con muchísimo más talento colectivo. Una de las grandes historias de la temporada, un ejercicio de reconstrucción admirable desde lo que deberían haber sido las tinieblas. Los Pacers, que le deben una al LeBron que destrozó un proyecto que pudo ser ganador (el de Paul George, West, Hibbert…), se dieron el gustazo de ponerse 0-1. Como mínimo. Y a seguir.

LeBron nunca había perdido el primer partido de una primera ronda en la que nunca ha sido eliminado (12-0). Había ganado 21 partidos seguidos de la serie inicial, desde el 6 de mayo de 2012, en el Madison ante los Knicks (era el 3-1) y su balance total en esta estación de los playoffs era de 48-7 (ahora 48-8). No es suficiente para pensar en una sorpresa que sería una revolución cósmica en el universo NBA, pero sí para que los Cavs le vean al lobo unas orejas que este año son más largas que nunca: no perdieron, fueron barridos de la pista. No estuvieron nunca por delante, anotaron 14 puntos en el primer cuarto y 15 en el último y vieron como los Pacers desactivaron todos sus intentos de remontada. Y eso sí es territorio desconocido para LeBron, al que no le bastó otro triple-doble: 24 puntos (0-7 en tiros fuera de la zona), 10 rebotes y 12 asistencias que habrían sido muchas más si sus compañeros no se hubieran hinchado a fallar, mucha veces solos: apenas JR Smith (al final 15 puntos) anotó algunos de esos triples suyos tan picassianos. Todos los demás, sobre todo Hood y Green, fueron incapaces de anotar en momentos muy importantes y en tiros servidos con perfección milimétrica por LeBron. El dato es 8/34 en triples, un 23%. En sus tres derrotas con los Pacers de la Regular Season se quedaron… en un 27%.

Si esa cifra es un patrón, es un enorme problema para unos Cavs que necesitan navegar sobre su ataque porque su defensa es atroz, horrible, inexistente y por momentos ofensiva. Incapaz de proteger el aro con Tristan Thompson fuera de la rotación y Nance tratando de aportar algo de energía. Incapaz de mantener la concentración en ataques largos y sin piernas para volver rápido hacia atrás contra un equipo que ha perfeccionado las lle-gadas en transición rápida, gracias precisamente a su enorme actividad defensiva y a la excelente mano de Oladipo en la media distancia y en primera oleada. El escolta, que ha sido all y será Ju-gador Más Mejorado, acabó en 32 puntos, 6 rebotes, 4 asistencias y 4 robos con un 6/9 en triples. Fue el mejor jugador en la pista, LeBron incluido, y anotó cada vez que lo necesitó su equipo. Incluidos 5 puntos para cerrar el partido (del 78-90 al 78-95). Indiana había sobrevivido a un susto de muerte, cuando su 38-61 del inicio del tercer cuarto (una exhibición) se convirtió en 69-76 en el ecuador del último cuarto. Parecía el guion que hemos visto un millón de veces, pero esta vez Indiana se negó a perder y los Cavaliers no supieron ganar. LeBron acabó enfadado con sus com-pañeros y se fue al vestuario antes de la bocina final.

Y el caso es que los Pacers pueden jugar todavía mejor: con más confianza en los minutos finales (este partido se la dará) y mejores porcentajes. No tiraron bien ni Collison ni un Bogdanovic (15 puntos en 17 tiros) al menos anotó cuando había que hacerlo. Stephenson asumió el rol de des-quiciar lo suficiente a LeBron, marca de la casa, y anotó algunas canastas esenciales en el inicio del último cuarto, mucho aire en el primer momento de cierta angustia de su equipo, que en octubre era carne de lotería en el inicio de la era Paul George (eso creíamos) y el 16 de abril do-mina 0-1 a los Cavaliers de LeBron James, que pisa terreno desconocido. Quien haya visto jugar a estos dos equipos lo suficiente sabrá que lo que sucedió en The Q fue cuestión de lógica. Los Pacers son así de buenos y los Cavaliers tienen unos defectos así de grandes. Pero esa lógica normalmente se combaba al antojo de LeBron. En teoría volverá a suceder, pero… ¿y si es esta la vez en la que no sucede? El miércoles, segundo asalto.

 

from Últimas noticias | Diario AS https://ift.tt/2H1VrDA
via IFTTT

Las empresas dedican menos a sueldos y más al dividendo que antes de la crisis

La economía española ha restablecido los niveles perdidos con la crisis después de una década. Y las empresas son las que han salido mejor paradas. Tomada con datos de cierre de 2007, la fotografía de las sociedades no financieras revela que, en su conjunto, estas se encuentran en una situación bastante mejor que en 2008. Mientras que las rentas de los hogares se sitúan en 686.071 millones y todavía pierden 28.058 millones respecto a 2008, las empresas obtienen 98.474 millones más, alcanzando los 267.680 millones.

Seguir leyendo.

from Portada de Economía | EL PAÍS https://ift.tt/2IZUlVp
via IFTTT

La plaga de la patata avanza imparable en Galicia, apenas tres años después de detectarse

Los expertos de la Xunta de Galicia no ocultan su preocupación por el futuro incierto de estos centros de producción intensiva porque nadie puede asegurar que estén a salvo de las devoradoras larvas de la polilla que metamorfosean dentro del tubérculo. En ese caso, las repercusiones económicas serían desastrosas para el sector, ya que afecta a miles de familias que desde hace decenas de generaciones viven de este negocio agrícola. Solo en los cultivos controlados por la Indicación Geográfica Protegida (IGP), la producción en 2017 fue de 117,8 millones de kilos.

Seguir leyendo.

from Portada de Economía | EL PAÍS https://ift.tt/2EM2n1S
via IFTTT

Las compañías vigilan su brecha salarial tras las protestas del 8 de marzo

Apenas ha pasado un mes desde el 8 de marzo en que España se convirtió en referente mundial del movimiento en favor de la igualdad y algunas compañías han comenzado a tomar buena nota de las protestas e intentan mitigar la desigualdad dentro de sus plantillas. “Tenemos previsto presentar medidas de refuerzo de la diversidad porque el 8-M ha incrementado la conciencia que existe por parte de las empresas. Aunque las grandes llevamos años trabajando en ello”, sostiene Conchita Álvarez, directora de recursos humanos de Banco Sabadell.

Seguir leyendo.

from Portada de Economía | EL PAÍS https://ift.tt/2qx4l1Y
via IFTTT

Universidad

Hace demasiado tiempo que escuchamos la misma canción. Manzanas podridas, algún buen chico que ha salido rana, un caso excepcional, presuntos delincuentes que no pueden comprometer la buena fama de las instituciones, militantes sinvergüenzas que no pueden extender la sospecha a las siglas de los partidos, empresarios que se equivocan de buena fe, cargos públicos que son inocentes hasta que se demuestre lo contrario… En la era de la corrupción prosperan los mejores sentimientos, que cada cual aplica en exclusiva, eso sí, a sus propios compañeros. Cuanto más enterrados en el fango están, más calurosas son las ovaciones que reciben, más ditirámbicos los elogios a las instituciones que representan. La única excepción hasta ahora había sido la Sanidad pública que, pese al altísimo concepto que de ella tiene la mayor parte de la ciudadanía, recibe ataques sin cesar, campañas orquestadas contra la honradez del personal, contra la eficacia de los hospitales, contra las listas de espera, etcétera. Ahora parece que les ha tocado el turno a las universidades públicas, las que tienen los mejores profesores, las que otorgan los títulos más prestigiosos, las que reciben a los mejores alumnos, porque a las privadas, conviene recordarlo, solo van los estudiantes cuyas calificaciones no les permiten entrar en la pública. Si existe alguna institución que, a la luz de su trayectoria, merece la parábola de la manzana podrida, es precisamente la Universidad española. Pero nada sucede por casualidad. Porque si existen dos sectores públicos codiciados con ansiedad por los tiburones del capital privado son, en primer lugar, la Sanidad, y en segundo lugar, muy cerca, la Educación. Saquen ustedes sus propias conclusiones.

Seguir leyendo.

from Portada de Economía | EL PAÍS https://ift.tt/2H21lVw
via IFTTT