Simeone, seguro de Champions para el Atleti: sexto año ya

Antes de que Simeone llegara al banquillo del Atleti, la Champions era casi una excepción para los rojiblancos. Como Copa de Europa, la había jugado en cinco ocasiones: en la temporada 1958-59, la 1966-67, la 1970-71, la 1973-74 y la 1977-78. Después, habían sido tres más: la 1996-97 con Antic y dos temporadas con Aguirre, la 2008-09 y la 2009-10. Hasta que llegó Simeone e hizo de la Champions una constante para el Atleti.

El domingo, ante el Levante, logró su clasificación matemática para la próxima temporada, la 2018-19. Es la sexta consecutiva. Un hito. Se comprueba comparándolo con su propia historia (esas sólo ocho veces anteriores) y el resto de equipos de Europa. En España, sólo Madrid y Barça han disputado las cinco ediciones anteriores de la Champions y, en el resto de ligas, sólo hay siete más: Juventus, Bayern, PSG, Oporto, Benfica, CSKA y Olympiacos. Y ya. Y el Atleti.

Simeone llegó mediada la temporada 2011-12 y en la 2013-14 el Atleti regresaba a la Champions. Todas las siguientes, la 2014-15, 2015-16, 2016-17 y 2017-18, participó, con un saldo de 59 victorias, 28 empates y 26 derrotas en 113 partidos. El Atleti disputó dos finales y llegó a unos cuartos y unas semifinales. Godín ya lo valoró el domingo: “Es un éxito tremendo. Habla del crecimiento del club, el grupo, el entrenador”. De Champions.

from Últimas noticias | Diario AS https://ift.tt/2viWzNZ
via IFTTT

Vallecas se ilusiona y la afición no fallará en el Miniestadi

Siete finales. Sólo siete partidos separan al Rayo del objetivo del ascenso. Los franjirrojos, segundos, no pierden el paso al líder Sporting y dejan al Huesca –su inmediato perseguidor– a dos puntos y a Numancia y Cádiz –cuarto y quinto, respectivamente–, a siete. Cada vez falta menos y en Vallecas se respira ilusión.

El Rayo ha movido ficha y ha puesto autocares para el desplazamiento de su afición a Barcelona. El precio del bus y la entrada es de diez euros y el cupo inicial, cedido por la entidad azulgrana, es de 200 localidades. Los vehículos saldrán el mismo domingo a la 01:00 de la puerta de vestuarios y volverán una vez finalizado el encuentro, que comienza a las 16:00 en el Miniestadi.

Quienes adquieran este pack recibirán las entradas en el mismo bus, de camino a Barcelona. Por tanto, los hinchas no podrán adquirir una plaza en el autocar sin localidad, pero sí pueden comprar la entrada de forma independiente para poder viajar por su cuenta.

De los siete choques que le quedan, el Rayo afrontará cuatro a domicilio (visita al Barça B, Granada, Alcorcón y Nàstic) y tres en casa (Tenerife, Córdoba y Lugo). El protagonismo de Vallecas es indudable: el equipo ha encadenado siete partidos sin perder ante su público y las promociones del club han hecho que no se haya bajado de los 11.950 espectadores ante Huesca, Cádiz y Zaragoza. No obstante, el récord de asistencia esta 2017-18 lo encontramos ante los gaditanos, con 12.248 espectadores.

Se prevé que viajen hasta Barcelona alrededor de 500 seguidores rayistas. La distancia (más de 600 kilómetros) y la duración del trayecto (más de seis horas en carretera) harán que este desplazamiento sea menos numeroso que el del Carlos Belmonte, hasta donde acudieron unos 800 aficionados.

El vestuario está esperanzado, pero se muestra cauto. Hasta ahora el trabajo y la humildad le han funcionado, ése es el camino. “La victoria ante el Zaragoza fue de prestigio por el rival. Nos acerca al objetivo, pero sólo pensamos en el día a día. No está hecho. Hay muchos puntos que pelear aún. Estoy orgulloso por la plantilla, pero queda un mundo, dijo Míchel en rueda de prensa. Antes, Natxo se deshizo en elogios hacia su rival: “El Rayo es el mejor de la categoría”. Por ahora, sólo el Barça B importa. Lo inmediato.

from Últimas noticias | Diario AS https://ift.tt/2EQXTaj
via IFTTT

Se nos va Iniesta, nos queda su ejemplo

Algo se muere en el alma cuando un amigo se va… No hay que ponerle música de sevillanas para sentirlo. Ahora que sabemos que Iniesta ha decidido irse del Barça para rematar su carrera en China, sentimos todos una nostalgia singular. Aún quedan unos partidos para disfrutarle, entre ellos la final de Copa, este fin de semana, y luego la Copa del Mundo en Rusia, pero ya nada será igual, porque sabemos que pronto dolerá el hueco de su ausencia. También en esto el fútbol es metáfora de la vida. La felicidad nos acompaña mientras nos acompaña, pero pasa el tiempo, pasan las cosas, pasa la vida, todo pasa y ahí te apañes con lo que venga…

Todos los jugadores se van, todos se llevan un trozo de esa vida de repuesto que nos ofrece el fútbol, según le escuché un día a Garci. Pero unos se llevan un trozo más grande que otros, y el de Iniesta es de los más grandes. Ha sido uno de los jugadores bandera de los mejores años de nuestro fútbol, de esa época plena que él simboliza por el gol que más felices nos hizo. Pero no fue sólo ese gol. Fueron partidos y partidos, minutos y minutos de recrearnos con ese juego suave y estético, como si sus botas en lugar de tacos calzaran patines. Alcanzó una relación casi musical con el balón. Ha sido un regalo verle jugar tantos años.

Quizá se va demasiado pronto. Somos muchos los que aún le vemos vigente. De hecho, se mantiene firme en este Barça que va camino de ganar LaLiga, quizá invicto, y en la Selección, que va al Mundial con vara alta. Pero, prudente como es, no quiere quizá verse como Torres en el Atleti, jugando ratos sueltos, al albur de un criterio ajeno, que le excede. Por eso se va, como otros antes. Casillas a Portugal, Xavi a Qatar, Villa a Estados Unidos, Iniesta a China, donde quizá se encuentre con Torres… Parece que cada vez se van más lejos, como si nuestro fútbol fuese una terrible centrifugadora. Pero se vayan donde se vayan, siguen entre nosotros.

from Últimas noticias | Diario AS https://ift.tt/2vkr8CL
via IFTTT

El Madrid encara el desafío del año: ganar en el OAKA

El Madrid inicia esta noche en Atenas el ­playoff de cuartos de la Euroliga al mejor de cinco duelos (2-2-1), cita a la que no ha faltado en seis temporadas y que solo en 2016 no superó. Perdió entonces por 3-0 ante el Fenerbahçe con la ventaja de cancha en contra, dificultad que se repite otra vez.

El Madrid se ha clasificado para cinco de las siete últimas Final Four aunque siempre con el factor pista de su lado. El reto es doble: superar ese obstáculo y hacerlo en el OAKA, donde el Panathinaikos de Xavi Pascual vuela arropado por 18.000 aficionados. Solo ha caído dos veces en casa este curso (con el CSKA y con el Olympiacos en la prórroga). Su balance a domicilio, en cambio, es flojo: seis triunfos y nueve derrotas. Se espera un ambiente enardecido tras la amenaza del dueño del club de abandonar la Euroliga.

A todo eso se añade la baja de varias semanas de Campazzo, sometido a una artroscopia en la rodilla izquierda (lesión condral). Doncic se queda así como único referente en la dirección con la ayuda de Randle y Causeur. El Madrid supera en ataque a su rival en todo (103 a 82 en valoración), pero la fuerza del PAO está atrás. Un bloque atlético y versátil, y también con talento. Calathes y Mike James son sus puntales (agrupan 29 puntos). Tavares y Randolph se antojan claves. La Final Four pasa por tomar el OAKA. Es el desafío del año, uno “muy estimulante, apunta Thompkins.

from Últimas noticias | Diario AS https://ift.tt/2vm78zB
via IFTTT

A James Rodríguez hay que darle la pelota

James habla con el balón en los pies. Lo hizo en Banfield, en la Copa del Mundo de Brasil-2014 e incluso en el Madrid cuando encontró confianza desde el banquillo. Hoy lo hace en Alemania, en una entrevista en la que las palabras pesan por la madurez y el respeto hacia un club que en los próximos días será rival, pero que fue su casa y el lugar en el que hizo grandes amigos. Tras un adiós que tardó más de lo necesario, los caprichos del fútbol lo colocan ante una nueva oportunidad para seguir forjando su carrera como crack del fútbol mundial.

Múnich también ha sido un reto para el colombiano. La temprana salida de Ancelotti supuso una doble adaptación tanto al estilo como a las preferencias del nuevo entrenador. Heynckes llegó al rescate del Bayern y de paso del centrocampista al que analistas y fanáticos empezaron a mirar con desconfianza cuando por decisión técnica pasó a ser actor de reparto en la segunda unidad del equipo madridista. En el Bayern enriqueció su juego partiendo unos metros más atrás, potenció su capacidad física y recuperó la confianza. Al 10 (ahora 11) hay que darle la pelota. “Cuanto más juego, más puedo darle al equipo. El míster lo sabe”, asegura el de Cúcuta a mi compañero de As y los datos lo avalan.

from Últimas noticias | Diario AS https://ift.tt/2qD3ThJ
via IFTTT

Isco, el jugadorazo sometido a los juicios sumarísimos

Uno de los aspectos más relevantes de Isco es el obligatorio debate que soporta cada semana. Juegue bien, mal o regular, siempre hay algo que juzgar en un futbolista que merece una tregua, al menos para liberarse de tensiones innecesarias. Aunque casi todo en el fútbol es opinable, y a veces radicalmente opinable, existe un amplio gremio de jugadores sobre los cuales no pesan los prejuicios, no digamos las polémicas. No son necesariamente los mejores. Se les cuelga una temprana etiqueta y viven con ella, o de ella, sin salirse del carril. Muchos de ellos pasan toda la vida en un club, sin hacer mucho ruido, ni nada especial. Se les califica de profesionales y, en ocasiones, se les busca una virtud que les justifique. Lo del trabajo sucio es muy socorrido. Isco pertenece a otra categoría de jugador: se somete a un riguroso examen en cada partido y su destino como titular, suplente o el limbo entre las dos estancias, que también existe en el fútbol.

Después de cinco años en el Real Madrid, su caso debería de estar resuelto, pero la realidad dice otra cosa. Cualquiera que observe su trayectoria —la de esta temporada, o la de la anterior, todas en definitiva—, se preguntará por los repetidos vericuetos que atraviesa Isco cada año. Siempre alcanza una breve condición de indiscutible y siempre resbala hasta las posiciones más profundas del banquillo, como ha sucedido esta temporada, más o menos a mediados de enero, durante los cuartos de final de la Copa y la eliminación ante el Leganés. El pasado año sucedió lo contrario. Pasó del cero, apenas 20 minutos en los ocho partidos previos a los cuartos de final de la Copa de Europa, al infinito, tras sus deslumbrantes actuaciones en la recta final de la temporada. Estos virajes son tan bruscos que le convierten en un jugador en situación perpetuamente inestable, quizá porque su originalidad es tan evidente que invita a un juicio constante y extremista. Hace un año estaba en la puerta de salida del club, se diga lo que se diga ahora, y poco después renovó en medio del clamor de la hinchada. Por cierto, otra característica de Isco es que suele recibir más aprecio en el pueblo llano que en algunos despachos, probablemente porque la hinchada disfruta de sus virtudes y los oficinistas prefieren fijarse en sus defectos. No es una particularidad de Isco. Pasa mucho en el fútbol.

Las cualidades de Isco destacan tanto que no merece discutirle como jugador del Real Madrid y de la Selección, donde Julen Lopetegui no tiene dudas. A veces parece que elegiría a Isco y diez más, con un dato favorable al seleccionador: Isco le ha respondido en el campo con varios partidos antológicos. Hasta quienes le discuten aceptan entre dientes que Isco está hecho para jugar en el Madrid. Le queda de maravilla una casaca que a otros les queda grande, aunque permanezcan fuera de cualquier debate o polémica.

En Málaga fue despedido entre ovaciones, en parte porque es un chico de la tierra y en su día defendió muy bien al equipo, pero cualquier aficionado hubiera hecho lo mismo. Fue uno de esos días donde rara vez encuentras un futbolista mejor en España y en Europa. Su gran problema es que no puede bajar ni un milímetro de ahí porque todavía no ha obtenido el derecho a no jugar bien un partido, privilegio del que disfrutan la mayoría de los futbolistas, incluidos los que rara vez juegan bien. En esos momentos, Isco se expone inevitablemente a una brusca degradación en la escala del equipo. Le debe resultar muy difícil mantener la confianza, el ánimo y el nervio competitivo en una situación que, por lo visto, tiene mal arreglo. Pasan las temporadas y en cada partido Isco está sometido a un juicio sumarísimo. Qué pena.

from Últimas noticias | Diario AS https://ift.tt/2H4kLsN
via IFTTT

Mueve los archivos de tu PC más rápido con este truco de Windows 10

Mover documentos de un lado a otro en tu PC es de lo más sencillo. Es un gesto tan simple como arrastrar el archivo a la carpeta elegida. Lo cierto es que hay muchas formas de completar esta acción y una de ellas es utilizando la opción de Enviar a. Es posible que al revisar todas las alternativas que te da estas sean escasas y prefieres tener tus propias rutas. Si es el caso, este truco te ayudará a mover tus archivos más rápido.

 

Cómo crear una nueva ruta en Enviar a de Windows 10

Hacer clic derecho sobre un archivo aporta mucha información y acciones sobre el mismo. Archivarlo en una carpeta comprimida, escanearlo con tu antivirus, elegir el programa con el que se abre, recopilar las propiedades… estas son algunas de las acciones disponibles de las que también dependen los programas que tengas instalados en tu ordenador.

Pero a la hora de colocar cada pieza de datos solo tendrás una opción al a que recurrir: Enviar a. Lo más probable es que tengas muy pocos movimientos útiles como por ejemplo el fax o Skype en caso de que no lo tengas activado. Así que con este truco de Windows 10 tendrás mejores opciones para mover archivos.

Para lograrlo, lo primero que debes hacer es seleccionar la ruta de destino, es decir, la carpeta hacia la que quieres dirigir un archivo. Te recomendamos que sea una muy recurrente para que este paso sea todo lo efectivo posible. Después haz clic derecho en esa carpeta y utiliza la opción Enviar a para lanzar un atajo o acceso directo. Por otro lado utiliza el comando Ejecutar (botón Windows + R) y debes escribir el siguiente comando que viene a continuación: Shell: sendto.

Aparecerá una nueva ventana con todos los accesos directos contenidos en Enviar a. Aquí debes copiar y pegar la carpeta o acceso directo del programa que dejaste antes en Escritorio. Así podrás mover tus archivos de tu PC más rápido con este truco de Windows 10.

from Últimas noticias | Diario AS https://ift.tt/2vl09XB
via IFTTT