El Sevilla, la ilusión; el Barça, la obligación

El fútbol y el deporte en general bien querrían vivir al margen de las turbulencias políticas, pero en determinados momentos no es posible, y este en España es uno de ellos. Así que la final tendrá unos prolegómenos desagradables, como viene ocurriendo. Pero espero que menos que las últimas. Parece que el tifo del Barça sólo llevará esa palabra, ‘Barça’, por triplicado. Además, como dicen los taurinos “cuando sale el toro, todo el mundo se sienta”. Cuando ruede el balón lo que tendremos será una bonita final de Copa, en un estadio todavía flamante, que se abre por primera vez a este partido, concebido como la gran fiesta de nuestro fútbol.

El Sevilla es un contumaz finalista. En lo que va de siglo ha jugado (y ganado) cinco veces la de la UEFA/Europa League y, con esta, cuatro de la Copa, de las que ganó dos de las tres anteriores. Viene con una ilusión suprema. Ha hecho una temporada difícil y de mérito, tratando de abarcar mucho, con lo que le ha costado apretar menos. Llegó muy arriba en la Champions pero eso le ha costado verse en LaLiga con apuros para asegurar la plaza en Europa. Hoy la podría tener por un camino muy difícil: ganar este partido al Barça. Montella ha alcanzado un buen funcionamiento en torno a la media Nzonzi-Banega, con la novedad de Navas como lateral.

Llegó anoche a Madrid, tras unos días en Marbella, aislados de la Feria. El Barça, por contra, viaja hoy mismo. Si para el Sevilla esta Copa es una ilusión, para el Barça se ha convertido en una obligación. Tras la caída en Roma parece que ya con LaLiga no basta y se le exige la Copa para, en caso de que el Madrid gane al final la Champions, poder esgrimir al menos un doblete en defensa propia. Viene con más fatiga: Valverde ha utilizado mucho a unos cuantos jugadores, a los que se empiezan a notar goteras, como bien se vio en Roma. Pero, con LaLiga hecha, es ya sólo un último esfuerzo para ganar un título. Es claro favorito en las apuestas. 

 

from Últimas noticias | Diario AS https://ift.tt/2Hkga1x
via IFTTT

Las piezas clave del mercado de pilotos para la parrilla 2019

El mercado de pilotos sigue activo en esta primera parte de la temporada, la parrilla de 2019 tomará forma durante los próximos meses. Todo dependerá de los movimientos de algunas piezas clave, entre las que se ha colado el jovencísimo Lando Norris. Con 18 años es piloto reserva de McLaren, el año pasado se proclamó campeón del FIA Fórmula 3 en su año de rookie y este año amenaza con hacer lo mismo en la Fórmula 2: firmó pole y victoria en Bahréin, la primera cita del año. Tiene contrato con Woking y para 2019 espera hacerlo efectivo como titular de un volante, pero quizás eso no sea posible en uno de los monoplazas naranja papaya: Vandoorne tiene contrato y depende de Alonso continuar en la escudería el año que viene.

El problema de McLaren es que no tiene un segundo equipo en la Fórmula 1 ni vínculos con otros fabricantes para buscar hueco a los pilotos de su academia. En Bahréin el padre de Norris se reunió con Toto Wolff, director de competición de Mercedes, y es que en este box habrá un asiento libre el próximo año siempre que no renueven a Bottas, pero además la pirámide de Mercedes suele encontrar plazas en otras escuderías como Force India o incluso Williams. Lo mismo sucede con Red Bull, que tiene jóvenes de sobra en plantilla pero podría hacer sitio a uno nuevo fácilmente gracias a Toro Rosso.

Norris dará que hablar, aunque el verdadero protagonista del mercado es Ricciardo, quien termina su vinculación con la bebida energética y no quiere cerrarse puertas en su próximo contrato. Red Bull tratará de retenerle y él, tentado por Ferrari y pendiente de Mercedes, escucha ofertas. Cumplirá 29 años en junio, no le debió convencer que su equipo renovara primero a Verstappen y ahora no quiere atarse a una opción que no sea ganadora, así que propone firmar dos años para tener libertad en 2021, cuando cambiará la reglamentación.

En cuanto al resto, Bottas todavía tiene que demostrar mucho para que Wolff confíe en él una temporada más dándole un monoplaza ganador. En Ferrari no se hablará todavía de sustituciones porque Raikkonen ha empezado el año a un gran nivel. En Renault quieren continuar con su pareja actual, Hulkenberg-Sainz. Y en la parte trasera de la parrilla influirán muchos intereses económicos además de los resultados deportivos.

from Últimas noticias | Diario AS https://ift.tt/2HeICG5
via IFTTT

Amna Al Qubaisi, 1ª mujer árabe corriendo en Europa

Ser pionero significa que serás referente futuro de muchos aquellos que soñarán emular lo que tú ya lograste. Amna Al Qubaisi está haciendo historia este fin de semana en la cita inicial de la F4 Italia al ser la primera mujer árabe que participará en un campeonato internacional de monoplazas. La emiratí de 18 años es hija de Khadem Al Qubaisi, piloto, empresario y director general de Abu Dhabi Racing, y en 2017 ganó la Rotax Challenge tras comenzar a correr con 14 años.

Nacida en Virginia (EE UU), estudia en la universidad Paris-Sorbonne de Abu Dhabi, fue gimnasta profesional, idolatra a Charles Leclerc (piloto de Alfa Romeo Sauber) y siente una adoración absoluta por la competición… además de por la pasta y el chocolate. Amna es la primera joya surgida de la Daman Speed Academy que fundó su padre y que cuenta con otra fuerte apuesta de futuro: su hermana Hamda, ahora con 15 años.

Amna debuta en el trazado transalpino de Adria con el apoyo incondicional como patrocinador principal de Kaspersky Lab (compañía internacional con sede en Rusia dedicada a la seguridad informática presente en 200 países) al volante del Tattus F4 (motor turbo 1.4 y 160 CV) del potente equipo Prema Theodore y compartirá box con el brasileño Enzo Fittipaldi (nieto del mítico Emerson), el también brasileño Gianluca Petecof (piloto de la Ferrari Driver Academy) y el británico Olli Caldwell (piloto de Infinity Sports Management, la empresa de representación más relevante del Reino Unido). Sin duda, un potente cuarteto que dará que hablar en el futuro del automovilismo.

“Soy novata en este formato de carreras, pero eso no significa que no vaya a empujar duro. Mi objetivo es aprender mucho y demostrar mi valía en uno de los campeonatos de F4 más importantes del mundo que tiene una enorme repercusión y una fantástica nómina de pilotos en la parrilla”, asegura Amna que debutó siendo 16ª, de 31, en los primeros entrenamientos libres de Adria.

from Últimas noticias | Diario AS https://ift.tt/2qOR7Nk
via IFTTT

“La Maratón de Madrid es especial, vas en volandas”

El Paseo del Prado respira atletismo popular con el montaje de una línea de meta, 16 bandas de rock han afinado sus instrumentos y miles de corredores descansan para afrontar un nuevo circuito, más rápido. Todo está listo para la EDP Rock’n’Roll Madrid Maratón & ½, en la que este domingo, desde las 09:00, 35.500 runners tomarán las calles de la capital para hacer su reto repartidos en tres carreras: maratón, media y 10K. Es la edición número 41 de la decana de las maratones nacionales.

El recorrido tiene como principal novedad el cambio de la meta, de El Retiro al Prado. Con la modificación, el circuito es más veloz. “Antes había un tramo por Goya y Velázquez, al final y cuesta arriba, que era duro. Hemos metido más kilómetros por la Casa de Campo, que es completamente llana. Para animar, habrá bandas de música y una batucada. Así los corredores se sentirán arropados”, relata Pedro Rumbao, director de la carrera: “Seguro de que se batirá el récord de la prueba (en hombres 2h 09:15 de Ezekiel Chebii en 2014, y en mujeres 2h 32:04 de Mehtap Dogan en 2009)”.

El eritreo Samuel Tsegay (con 2h 07:28), el etíope Abraha (2h 06:23) y el keniano Ronald Korir (2h 07:29) son los candidatos a correr más rápido que nunca en Madrid. En féminas, las aspirantes son la keniana Valentine Kipketer (2h 23:02) y las etíopes Bethelhem Moges (2h 24:29) y Aheza Kiros (2h 24:30). Tras ellos irá la marea de corredores. 11.503 en la maratón, 17.000 en la media, 7.000 en el 10K. En total, el 70% son hombres y el 30% mujeres en una fiesta del running muy internacional, porque habrá 10.970 participantes de 124 países.

La EDP Rock’n’Roll Madrid Maratón cuenta con el aval de la IAAF, que en 2017 le concedió la etiqueta oro, su máxima distinción. “Es una carrera especial, en la que la gente te lleva en volandas”, relata Chema Martínez, que volverá a la prueba que ganó en 2008. Diez años después. Ahora icono runner, él será otro más de los 35.500 que saldrán a rubricar sus horas de entrenamiento. Este domingo, en el Paseo del Prado: maratón y rock’n’roll.

from Últimas noticias | Diario AS https://ift.tt/2qOQ0NE
via IFTTT

Jonfer no frena: noquea a Juan Huertas en 169 segundos

“Aquí el que manda soy yo”, esa es la declaración de intenciones que Jon Fernández envía en sus a sus rivales antes de salir al ring. La canción que precede a Jonfer deja clara su ambición, y una vez que se queda ante él entre las dieciseis cuerdas no incumple su palabra. Juan Huertas fue el último en dar cuenta de ello. El panameño llegaba con una sóla derrota en 16 peleas, 10 Ko’s y la intención “de noquear” a al español, pero se quedó ahí. El vasco demostró porque está considerado uno de los mejores prospectos a nivel mundial. Sólo necesitó 169 segundos para noquearle.

Jonfer tenía en Huertas un examen, nunca se había enfrentado aun púgil más alto que él. Lo pasó con nota. El de Etxebarri se fue a por Huertas, fiel a su estilo. Debía recortar distancia, pero eso no se tradujo en castigo en su contra. Mandaba con el jab y cuando lanzaba la derecha Huertas contragolpeaba con varias manos rápidas. El panameño sabía quitarse las manos, pero estaba a años luz de Jonfer. Con un suave ballesteo, casi inapreciable, se quitaba los golpes de Huertas y ahí, sin perder la cosición retomaba el ataque con dureza.

Cuando alguna vez (pocas) Huertas era más rápido, las manos de Jonfer hacían el resto. Tenía la pelea bajo control. Así transcurrieron los dos primeros asaltos, en los que el español fue arriesgando cada vez un poquito más. En el tercero Jonfer había leído a su rival y sabía donde hacerle daño. Comenzó a reducir la distancia al mínimo, le dejó tirar más manos y comenzó a arrinconarle mientras variaba los planos de golpeo. Huertas tapaba bien la derecha y el vasco la usó de cebo cuando le tenía contra las cuerdas. Dos derechas y la izquierda al hígado, ‘rajando’ a su rival de lado a lado. Tardó un segundo en hincar la rodilla el panameño, pero no podía seguir. Jonfer es un killer y sus datos lo demuestran: 15 victorias en otros tantos combates y 13 de ellas por KO (consecutivas). El rey de la tarima.

from Últimas noticias | Diario AS https://ift.tt/2HfSeAz
via IFTTT

El fútbol en los tiempos del hambre

Como volvan os tempos da fame¡’ rezongaba a modo de advertencia mi abuela al ver que despreciábamos la corteza del pan tras haber devorado las cuatro onzas de chocolate Dolca que había colocado en su interior. Y entonces nos hablaba de los años de posguerra y escasez, de los tiempos de miseria, nos reprendía por lo mal acostumbrados que estábamos, y concluía siempre con aquel refrán que aún me persigue. ‘Día de todo, víspera de nada’.

Curiosamente en el Barça los tiempos del hambre no fueron los de la posguerra si no que empezaron con el desarrollismo. Desde el 60 al 74 una Liga, del 74 al 85 otra. Una cadencia de más de una década entre título y baño en canaletas.

Joaquín María Puyal debió recordar esos tiempos de hambruna cuando cantó emocionado en Zorrilla aquello de ‘Urruti t’estimo’ al detener el guardameta azulgrana un penalti postrero y conquistar con sus guantes la Liga de ese ecuador de los ochenta. Aunque el título se empezó a ganar en la primera jornada de liga, con un 0-3 en el Bernabéu, y para esa cita primaveral en Valladolid ya estaba virtualmente en el zurrón, el hambre acumulada no permitía dejar para mañana lo que se podía comer hoy.

Al año siguiente, obsesionados únicamente por la máxima competición continental, miramos con cierta desgana una Liga que se acabó llevando el Madrid, despreciamos la final de Copa ante el Zaragoza como si fuese una corteza de pan duro, y la llorada Copa de Europa se nos atragantó en Sevilla como una onza de chocolate. Efectivamente: día de todo, víspera de nada.

A los 90 llegamos de nuevo con más hambre que un flecha de campamento, que decía la canción de la Oje. La Copa del Rey de Valencia ante el Madrid pentacampeón de España fue el aperitivo de las cuatro Ligas ganadas de una tacada. No nos empachamos porque la primera sonó a novedad y las otras tres fueron regalos inesperados que nos hicieron desde la periferia tinerfeña y coruñesa. Y también porque Cruyff es lo más parecido a un Dios que ha tenido la religión azulgrana. No por casualidad la historia del Barça, como la humanidad, se divide en dos eras: Antes de C. y Después de C.

Con la llegada del más querido de sus apóstoles, que ahora se dedica a predicar el evangelio Cruyffista en las nubladas tierras británicas, el Camp Nou vivió años de abundancia, igual que sucedió en Egipto tras el sueño bíblico de Josué. Las siete espigas gordas y las siete vacas robustas que soñó el copero del faraón vienen a ser las siete ligas que en los últimos diez años habrá sumado el Barça. Añádanle tres Copas de Europa y seis del Rey.

En la segunda parte de ese sueño Josué vislumbró también siete espigas consumidas y siete vacas esmirriadas, lo que permitió a los precavidos administradores del faraón llenar las despensas y no despreciar ni una fanega de trigo ante los tiempos de escasez que se avecinaban.

Tras la cruel eliminación europea en Roma, el barcelonismo corre el riesgo de caer en el desdén, como si después de haber saciado el estómago durante una década hubiésemos olvidado el transitar de los sesenta a los noventa, 30 años en los que pasamos más hambre que un maestro de escuela.

A la espera de que los actuales administradores del Barça vuelvan su vista a las enseñanzas que nos dejaron Cruyff y Guardiola, sería recomendable que los jugadores no desdeñasen ninguna porción de la actual cosecha. Esta noche hay en juego un histórico doblete. Los que tenemos algo de memoria y bastante hambre atrasada no dejaríamos ni las sobras sobre el mantel.

from Últimas noticias | Diario AS https://ift.tt/2F20WfS
via IFTTT

Arrizabalaga y el lío con los porteros

La magnífica actuación de Arrizabalaga, debutante en el Bernabéu, ya tiene un capítulo propio en la desconcertante narrativa del Real Madrid con los porteros. Tiene uno, Keylor Navas, que es muy bueno, pero que no genera el aprecio universal en el madridismo, o al menos en el club. Forma parte de la peculiar raza de porteros (Betancourt, García Remón, Miguel Ángel, Buyo y Casillas) que han dejado huella en el Madrid, guardametas rápidos y ágiles, más bien pequeños, bastante heterodoxos, casi todos de gran personalidad, habituados, en definitiva, a un tipo de trabajo que generalmente les exigía grandes paradas y pocas intervenciones. Keylor ha sido el titular durante los tres últimos años. Su rendimiento ha sido excelente, sobre todo en los momentos cruciales para el Madrid. Zidane le defiende con tenacidad. No suena falso. Es una defensa convencida, pero cada año el club le busca un sucesor. Esa contradicción entre lo que mantiene el entrenador y lo que pretenden los dirigentes (Florentino Pérez, a la cabeza) es lo que define la relación del Madrid con sus porteros. Nunca está suficientemente contento con ellos.

Esta incomodidad no es nueva. Desde hace casi 50 años, el Real Madrid ha buscado alternativas opuestas a su modelo titular de portero. Han triunfado los ágiles y pequeños, pero muchas veces se han promovido guardametas altos y grandes, más homologables por tipología a los porteros italianos y alemanes. La saga comenzó con Junquera a principios de los años 70 y siguió con Agustín, Bizarri, Dudek o Diego López. Todos sobrepasaban el 1,90 y todos fraguaron una buena carrera, pero ninguno se acreditó como un portero histórico del Real Madrid.

La contradicción alcanzó límites insospechados con Iker Casillas, el portero más célebre en la historia del Madrid. Fue figura desde su temprana aparición en el primer equipo. Jugó más partidos que nadie. Ganó todo lo que se puede ganar en el fútbol. Pocos jugadores han sido más aclamados que él por la hinchada. Su imagen funcionaba entre la gente tan bien o mejor que cualquiera de los ídolos en las dos ediciones galácticas del Real Madrid. Sin embargo, nunca le mereció demasiado crédito a Florentino Pérez. Sostenía que la fama de Casillas estaba bastante inflada y que el equipo requería otro tipo de portero.

El inapreciable debate inicial se transformó en una terrible polémica, encabezada por José Mourinho, que retiró a Casillas de la titularidad y le manchó la imagen con la ayuda de sus brigadistas mediáticos, pero no solucionó el problema. Mourinho se tuvo que ir antes que el portero. De hecho, Mourinho comenzó a hundirse cuando el conflicto se volvió tan sangrante que afectó al rendimiento del equipo. Desde entonces, planea sobre el Madrid una especie de paradoja freudiana. No le gusta demasiado lo que tiene (Keylor), pero no se atreve a apostar por los que le gustan.

Los casos de Arrizabalaga y De Gea, los dos jóvenes porteros de la Selección española, explican la indecisa política del Real Madrid con los guardametas. Los dos habían llegado a un acuerdo con el club, pero terminaron firmando por el equipo en el que jugaban, Athletic y Manchester United. Se puede apelar a cualquier razón para justificar los virajes de última hora, menos al tacto y la coherencia. Mientras tanto, se mantiene la presión sobre Keylor, que recibe un buen apoyo del entrenador y los aficionados, y aparecen nombres que representan a porteros en las antípodas del centroamericano, desde Courtois a Allison Becker pasando nuevamente por De Gea.

Por si las contradicciones o las dudas no fueran suficientes, el desempeño de Arrizabalaga incrementó el debate. Hace cuatro meses, con el acuerdo tácito entre el Real Madrid y los representantes del jugador, Arrizabalaga (23 años) costaba 20 millones. Ahora sigue en el Athletic, con una cláusula de 80 millones, la cifra que aproximadamente tendrá que pagar el Real Madrid por Courtois, Allison o De Gea. La hinchada madridista salió del Bernabéu pensando que allí había portero bueno y para rato, pero el tren Arrizabalaga ha pasado. Lo que no cesa es el barullo que define la política del Real Madrid con respecto a los porteros.

from Últimas noticias | Diario AS https://ift.tt/2HiiGd3
via IFTTT

Cómo activar el modo noche en Microsoft Edge

El tema oscuro es una de las funciones que muchos usuarios quieren en sus aplicaciones favoritas. Y es que un brillo alto con un fondo blanco cansa mucho la vista después de muchas horas frente a la pantalla, como le pasa a los usuarios de Microsoft Edge. Resulta que uno de los aspectos que los de Redmond han descuidado con su nuevo navegador es la inclusión de este tema, pero por suerte hay soluciones sencillas.

 

Apaga las luces de Microsoft Edge

Una de las funciones más interesantes de los navegadores es el uso de complementos o extensiones. Estas pequeñas piezas de programación están pensadas para otorgar más y mejores funciones a los navegadores con el fin de mejorar la experiencia del usuario. Microsoft ha tomado nota de sus rivales y con su renovado navegador abrió la puerta a la personalización de su software

Es posible que por este motivo no haya dos iguales, pero lo cierto es que si echas de menos el modo noche en Windows 10 tendrás que instalar Turn Off The Lights. Una vez que la descargues de forma gratuita solo tienes que habilitarla para utilizarla. Si te aparece un icono de una bombilla es que se ha instalado correctamente. Pulsándola activarás el modo nocturno en Microsoft Edge, pero puedes configurarlo a tu gusto.

Tendrás a tu disposición selectores de color para remarcar el fondo el texto y los enlaces, así que míralos bien. Una vez configurados se guardarán los cambios y si no se activan en el momento, no te preocupes, solo reinicia el navegador y los ajustes se harán efectivos.

from Últimas noticias | Diario AS https://ift.tt/2qPhGSl
via IFTTT

David jugó una final… y la ganó

Se apaga el Carrusel, deséame suerte”, entona Vetusta Morla desde Tres Cantos, no lejos de ese Wanda Metropolitano donde el Sevilla soñará con su 10º título desde que amaneciera, en 2006, esta gloriosa época blanquirroja. Un equipo que sigue dando una versión de orgullo y fútbol en noches grandes como la de hoy, pero al que este año ha abandonado el dominio de las áreas. Poco gol a favor y facilidades en contra, comenzando por unos tres palos sin continuidad desde SuperPalop.

Ni siquiera la internacionalidad con España apartó a Sergio Rico de la sospecha y las dudas se le han acumulado al número 1 tanto como para que Montella dé la titularidad a David Soria. David ya jugó la última vez en la que el Sevilla levantó una copa, la Quinta de Basilea 2016 con el Liverpool. Cuatro días después Rico sucumbía en otra final, ante el Barça. Y aquello ocurrió en el Calderón, Carrusel de ilusiones que ya se apagó para dar paso a otro coliseo colchonero. Igual en el Wanda, con Soria, cambia de nuevo la suerte del Sevilla.

from Últimas noticias | Diario AS https://ift.tt/2JcnlcF
via IFTTT

Montella, conexión Di Francesco

Vincenzo Montella fue compañero de Eusebio Di Francesco en Roma. Los dos, de hecho, formaron parte de la plantilla que ganó uno de los tres únicos Scudettos que adornan el palmarés de los giallorossi (2001). Aquel grupo inolvidable conservó profundos lazos de amistad y este año incluso se les ha visto bromear en las salas de prensa citándose para la final de Kiev. L’Aeroplanino ya está fuera pero Di Francesco sigue en carrera después de su hazaña del Olímpico ante el Barça. Se hace imposible, pues, no pensar que Montella haya llamado para preguntarle cómo alcanzó tal Everest, un 3-0 a un equipo que sólo había perdido un partido de 48 entre Liga, Copa y Champions. No hay dos partidos iguales, pero esa conexión ya es un motivo para alentar al sevillismo antes de la noche grande del Wanda.

Aquí está, pues, el Sevilla, algo así como un míster final del siglo XXI. Ha jugado nueve entre Europa League y Copa más cinco Supercopas de Europa y tres de España. Un equipo con cuajo para ganar títulos delante de transatlánticos mundiales (Barcelona, Liverpool, Real Madrid, Atlético). Para hacerlo cuando ha sido favorito y cuando no. Cuando ha llegado en forma y cuando no. Ha sido esta una temporada extraña en el Sevilla, con el experimento fallido de Berizzo y el sorprendente recurso de Montella que descuadró a la crítica más convencional. Montella ha encontrado un once tipo y unas coordenadas básicas de juego. En LaLiga ha ido dando tumbos pero en Copa y Champions ha tenido momentos de magia. El Sevilla del siglo XXI no llega a finales. Juega para ganarlas. Que nadie lo infravalore.

from Últimas noticias | Diario AS https://ift.tt/2K1UEAx
via IFTTT