Tercer tiempo

Celta borrado

Me encontré en Málaga el sábado con Luz Casal, la gallega (y asturiana) que mejor canta a Rosalía de Castro, la que con más énfasis humano se enfrenta a los micrófonos de la música. Esa melancolía con la que interpreta el más famoso poema triste de la gran poetisa gallega me vino a la memoria cuando el Celta decidió hacer su cantada hasta ahora más célebre, su partido de la noche del sábado ante el Madrid. Me dio vergüenza el equipo, el (buen) entrenador, me dio vergüenza que Aspas fuera disminuido a la categoría de nada. Y me dio vergüenza del fútbol. Sombra, negra sombra celtiña.

El poderío

Ante esa nada que se movía en el campo, el Madrid hizo un fútbol hasta compasivo. Debe ser cosa de los finales ligueros, pero lo que hizo el Celta es de pedir perdón. Lo peor del fútbol es que lo imperdonable no pasa por la Iglesia, donde te confiesas y se acabaron los pecados. Los pecados del Celta subieron, uno a uno, al marcador. Suele hacerse, y lo deploro, pero aquí ni el árbitro puede ser llamado a capítulo por los celtas, esta vez más cortos que nunca. Si esas cosas se hacen en los vestuarios, estaría encantado de asistir a la sesión en la que Unzué les explica a sus bien derrotados las razones del desastre.

La dejadez

Escuché en Carrusel (Álvaro Benito, el entrenador) que los madridistas no se esforzaban en el campo, a pesar de que en estos estertores se juegan ser los segundos y levantarse de esa tercera plaza que al parecer les avergüenza. Pues así y todo, hicieron un fútbol suficiente, más ordenado que en Sevilla, donde la hiperactividad de Sergio Ramos alcanzó premios virtuales, pero desordenó al equipo al borde de esa histeria que en fútbol se suele confundir con esfuerzo. La parsimonia que Isco, por ejemplo, le da al equipo hace inteligente hasta los saques de banda. Y con eso le bastó al Madrid.

Sevilla tuvo que ser

En esa ciudad la primavera no es nada sin un debate Betis-Sevilla. Hasta en los bares se juega ese partido, que iguala siempre, o destruye, los pronósticos. El anterior fue una exhibición de lujo: el Betis fue capaz de poner su fuerza, y su estética, para llevar al Sevilla al límite de la desesperación, y esta vez hizo lo propio. Dos entrenadores los sustentan ahora, de distintas escuelas, Caparrós es la fuerza, el vigor, la carrera por la banda, y Setién es la humildad y la paciencia, el tiro largo, el juego tranquilo, hasta que explota la jugada y entonces el equipo sorprende desde aquella paciencia. Dos buenos equipos para aficiones grandiosas.

Los condenados

Hay algo de muy cruel en LaLiga, lo que sufren las aficiones de esos equipos condenados a bajar al purgatorio de Segunda con tanta antelación. La tan querida, y vapuleada, Unión Deportiva Las Palmas, el siempre admirado Depor, la muy luminosa Málaga, donde vi, como dije, a la muy alegre, y melancólica, Luz Casal, la cantante de la hermosísima Negra sombra de Rosalía. Y eso, sombra negra, es lo que han tenido esos tres condenados que pasean su tristeza por campos donde quieren afecto y no más derrota. El fútbol es un juego cruel, ganadores, perdedores, y en el graderío hay o indiferencia o ausencias. Ya volverán.

Afecto y derrota

El fútbol es afecto y derrota, alegría y contrariedad. Colecciono equipos que pierden, me solidarizo con los que caen, felicito a los victoriosos, pero siempre pienso más en los que sufren. Ahora he unido a mis afectos el Getafe, porque conocí a un buen amigo, Óscar Rubio, que a veces me manda mensajes de condolencia o de afecto por los desastres en que incurre mi propio equipo. Y aquí me tienen cada semana siguiendo los destinos del Getafe. El último 0-1, ante el Atlético de Madrid, le sirve a éste para seguir retando al Madrid, pero le da disgusto a mi amigo, así que nunca llueve, en fútbol, como en la vida, como quiere uno que diluvie.

from Últimas noticias | Diario AS https://ift.tt/2KVKi5I
via IFTTT

La superbanda del rock español, en el concierto aniversario de M80 Radio

Carlos Tarque, voz de M-Clan, y Leiva se juntaron hace ya algunos años con otros músicos, como Prisco (también de M-Clan), el teclista Julián Maeso y el guitarrista Ovidi (Los Zigarros), para formar el grupo Gran Cañón. Como la mayoría, tenían la necesidad de desquitarse de su trabajo, solo que ellos, como “yonquis” de la música que son, según Leiva, lo hacen con más de lo mismo: con música. La superbanda del rock español rinde tributo a los artistas que admiran, como los Eagles o Led Zeppelin. El próximo lunes, 14 de mayo, estarán tocando en la Plaza Mayor de Madrid como cabeza de cartel del concierto 25º aniversario de M80 Radio. A ellos se suman Elefantes, Celtas Cortos e Immaculate Fools.

Seguir leyendo.

from Portada de Cultura | EL PAÍS https://ift.tt/2rJ5kN9
via IFTTT

Las Leonas acaban décimas en Langford y bajan en la general

El papel de las Leonas en Langford podría definirse como frenazo. Casi más por lo mal acostumbrados que nos tienen que por resultados en sí. Sólo ganaron un partido en la serie, cierto, pero también lo es que fue el que daba acceso a los puntos, los dos que han conseguido sumar en la serie canadiense.

Fue ante Rusia (14-7), en semifinales de la Copa Challenge, a la que quedaron relegadas tras perder sus tres partidos de grupo el sábado. Rusia se adelantó por medio de Danilova, pero antes del descanso la capitana, Bárbara Plá, celebró su reciente maternidad con dos ensayos que valieron un puesto en la final. Ante Japón, la cosa fue distinta: un intercambio de golpes constante. Empezaron las de Pedro de Matías, con ensayo de Iera Echebarría convertido por Patricia García, respondieron las niponas con Nagata y Barrutieta, antes del delcanso, dio otra estocada española, también completada por García 87-14).

Ya en la segunda parte, un doblete de Nakamura y otra marca de Kozasa dejaron en agua de borrajas el segundo de la noche para Iera Echebarría. España suma dos puntos en Canadá y cerrará la serie, a sólo una más de que acabe el circuito (París, 8-10 de junio), séptima ne la general, pues haga lo que haga Estados Unidos en su partido por el tercer puesto contra Francia (00:54) sumará lo suficiente para adelantar a las Leonas. La final, entre Australia y Nueva Zelanda (1:20).

 

 

from Últimas noticias | Diario AS https://ift.tt/2L0qm1x
via IFTTT

Este es el barrio más rico de EE UU

“Esta isla es ya una marca que significa máximo lujo, como un yate o un reloj. Es el Patek Philippe de los condominios. En cualquier lugar de nivel del mundo dices que vives en Fisher Island y no tienes que decir ni una palabra más”, dice la agente inmobiliaria Dora Puig en la cocina de “puro mueble italiano” que muestra en un apartamento a la venta del último edificio construido, el Palazzo Del Sol. Un piso de 700 metros cuadrados con vistas al océano y diseño minimalista –“con toque de vida playera”, matiza– cuyo precio de partida es de 19 millones de dólares. Un ático de este mismo inmueble acaba de ser vendido por 32 millones, lo máximo pagado en la isla –aunque a buen seguro será superado en 2019 por otro del Palazzo Della Luna, condominio en desarrollo, por el que pedirán 40–. El récord pagado hasta hoy en Miami es de 60 millones por un ático dúplex.

Seguir leyendo.

from Sección Estilo | EL PAÍS https://ift.tt/2KXI8CD
via IFTTT

¡Paliza en Boston! Los Celtics doman a LeBron y ponen el 1-0

El 27 de mayo de 1985 Estados Unidos celebraba el Memorial Day, su Día de los Caídos: el último lunes de ese quinto mes, el recuerdo a los soldados fallecidos en una historia llena de combates por todos los rincones del mundo. Ese día comenzaban las Finales de la NBA, y los Celtics de Larry Bird arrasaron a los Lakers de Magic Johnson (148-114). Ese partido es recordado todavía hoy como el Memorial Day Massacre. Ayer era el día de la madre en Estados Unidos y comenzó la final del Este de 2018. Lo que le hicieron los Celtics de Brad Stevens a los Cavaliers de LeBron James bien podría llamarse el Mother’s Day Massacre. El desmantelamiento fue tan completo, la ejecución tan perfecta que cuesta creer que esto pueda dar un giro de 180 grados en 48 horas. Pero ahí está la historia para los Cavs. Al menos eso: en 1985 los Lakers ganaron el segundo partido en el Garden y acabaron siendo campeones…

El partido (108-83 final) fue una tortura para los Cavs… y tuvo que serlo para los Raptors. El equipo de las 59 victorias, el del este año sí, acaba de perder 0-4 contra los Cavs con un dferencial de puntos de -56. En los otros ocho partidos que han jugado los Cavs en estos playoffs, su balance es 4-4 con un diferencial de -55 y derrotas por 18, 24 y 25 puntos. También los Sixers podrían pensar en las muchas oportunidades que perdieron en tres de sus cuatro derrotas de semifinales. Pero los que han llegado aquí son los Cavaliers, que no están ni mucho menos muertos (dicho queda, otra vez) y los Celtics, que no lo estaban cuando se lesionó Gordon Hayward. Tampoco cuando cayó Kyrie Irving, por increíble que pareciera entonces. Nos hemos pasado todos los playoffs hablando de lo terriblemente buenos que van a ser los Celtics que están por venir. Es definitivamente el momento, por si la serie ante los Sixers no fue suficiente aldabonazo, de que todo el mundo hable ya sólo, por ahora, de los buenos que son estos Celtics. Ya a tres victorias de jugar las Finales de la NBA.

LeBron no va a entrar en pánico después de un primer partido, ni siquiera (supongo) ante la certeza de que los Celtics van a jugar con la misma intensidad, la misma disciplina y la misma inteligencia cada vez que se encuentren en la pista. Puede cambiar el acierto. El de todos: los Cavs perdían 61-35 al descanso. La mayor desventaja de LeBron en su historia en playoffs. Él clavaba un -26 en sus minutos en cancha, también su peor cifra en una primera parte de eliminatorias, incluidas todas las palizas que se quieran recordar en Finales contra Spurs y Warriors. Por entonces llevaba tres canastas (7 puntos) y 3 pérdidas, desquiciado por la defensa de los Celtics y reducido a una sucesión desafinada de suspensiones. Acabó con15 puntos en 16 tiros (5/16), 7 rebotes, 9 asistencias… y 7 pérdidas de balón. -32 total en más de 36 minutos. Su primera derrota en playoffs en el Garden desde 2012 y después de seis victorias seguidas. Por entonces (sexto partido de la final de Conferencia) salvo el megaproyecto de Miami Heat de una extinción casi segura. Ahora le va a tocar hacer lo mismo. Y seguramente le veremos hacerlo. O intentarlo hasta el final de sus fuerzas, que normalmente no se avista. La cuestión es cuánto tienen dentro sus compañeros y cuánto va a dar de sí su entrenador esta vez.

Los Cavs, y por mucho que casi toda la culpa sea de la magistral defensa de Stevens, no tardarán todas las noches 27 minutos en meter un triple después de 13 fallos ni acabarán con un patético 4/26 y un 36% total en tiros. No se pasarán un primer tiempo completo sin una sola canasta en transición pero tendrán que hacer algo para evitar dos cuartos con 34 puntos y un 82% de su rival en la pintura de su rival. Sin respuesta ante los constantes ajustes defensivos y la desmesura física de los Celtics, los Cavaliers cayeron como un mamut en extinción, rendidos al primer directo a la mandíbula, abrasados en un primer cuarto en el que se pasó de un 4-7 a un 21-7, y de ahí a un 34-13, en lo que pareció un visto y no visto. Kevin Love (totalmente superado) no encontró su sitio y los tiradores se diluyeron de forma casi cómica. A medida que el ataque acumuló errores, la defensa fue descomponiéndose hasta acabar en la nada. Siempre es así con equipos tan débiles atrás y cuyo tono general depende tanto del flujo de energía que genera el ataque.

Los Celtics, por su parte, hicieron lo que (y no hay mayor halago) hacen siempre pero llevado (cuánto fue culpa del rival: los Raptors saben la respuesta) a un extremo casi poético. Su primer tiempo sencillamente perfecto. De un nivel histórico, apabullante. En defensa con armonía musculosa, en ataque con una sinfonía que comenzó en la zona y continuó por toda la pista, con la circulación encontrando caminos que pronto fueron autopistas. El inicio de Al Horford fue majestuoso, la actividad de Jaylen Brown sísmica. Los Celtics (8-0 en estos playoffs en el Garden) fueron mejores. Mucho mejores. Terriblemente mejores. Escandalosamente mejores. Y LeBron fue una caricatura de la versión que había visto ese atronador pabellón en la mayoría de sus duelos de playoffs del último lustro. No hay complejo que valga para Stevens y sus soldados. Fue la Masacre del Día de la Madre. En el segundo partido, mañana, veremos si fue en realidad mucho más que eso. Porque esto puede cambiar radicalmente en cuestión de horas. Está LeBron James y, ya se sabe, esa es la esencia de los playoffs. ¿No? ¿No? ¿NO?

 

from Últimas noticias | Diario AS https://ift.tt/2GeGNDI
via IFTTT

¿Se lleva genial con sus ex? Eso es un rasgo de personalidad psicopática

Es un motivo de orgullo. Algo de lo que vanagloriarse. Signo de madurez, de racionalidad. ¿Cómo no seguir siendo amigos, después de tanto compartido? Años de anécdotas, de experiencias. Años, eso sí, que no tuvieron un final de cuento. Pero no importa porque, por encima de reproches y discusiones, queda el cariño por todo lo vivido. ¿Ah, sí? Error, mentira. Según un estudio de la Universidad de Oakland, muchos de los que se echan flores por haber sido capaces de mantener una relación de amistad con sus exparejas esconden, en realidad, rasgos psicopáticos. Así que menos presumir.

Seguir leyendo.

from Sección Estilo | EL PAÍS https://ift.tt/2IAhBgd
via IFTTT

Neymar: “¿Madrid o United? Estoy un poco aburrido ya…”

Siguen surgiendo noticias y declaraciones en torno al futuro más inmediato de Neymar, que este domingo ha decidido hablar y sincerarse sobre lo que le parece la situación que está viviendo en los últimos meses.

Ha sido tras recibir el premio al mejor jugador de la Ligue 1 en la gala que organiza cada año el UNFP, el sindicato de jugadores profesionales de Francia. “¿Madrid o United? Todo el mundo sabe lo que he venido a hacer aquí, los objetivos que tengo. Mi objetivo ahora es el Mundial, no es momento de hablar de transferencias; estoy un poco aburrido ya”, ha declarado en FOX Sports.

Estas palabras llegan 24 horas después de que Nasser Al Khelaïfi asegurase que el brasileño continuará en el PSG la próxima temporada “al 2.000%”, y de que en la mañana de este domingo el Mirror publicase que el United competirá con el Madrid por ficharle este verano. 

from Últimas noticias | Diario AS https://ift.tt/2IlrxXx
via IFTTT

Netta Barzilai, de niña acosada a revelación eurovisiva

Netta Barzilai se coronó la madrugada de ayer en Lisboa ganadora del festival de Eurovisión, pero el camino hasta la cumbre no le ha resultado sencillo. Su infancia —como ella ha reconocido en varias ocasiones— estuvo “plagada de burlas” por su físico, lo que le hizo refugiarse en la música. Encontró en ella un arma frente a los acosadores que reforzó su personalidad y su determinación de mostrarse al mundo tal y como es, sin importarle las críticas a su peculiar imagen o a su música, también fuera de lo común.

Seguir leyendo.

from Sección Televisión | EL PAÍS https://ift.tt/2GfKfhK
via IFTTT