Se cumple una año de baja para Bruno en el Villarreal

Hoy 21 de mayo se cumple un año de baja para el capitán del Villarreal Bruno Soriano, que no juega un partido de fútbol desde hace 365 días. El último partido que disputó el centrocampista de Artana fue en Mestalla, en el partido que certificó la clasificación europea la temporada pasada frente al Valencia. Ese 21 de mayo de 2017, Bruno jugó como titular y acabó el partido completo, a pesar de que ya jugaba con molestias. El Villarreal ganó por un gol a tres, con goles de Soldado, Trigueros y Nicola Sansone. El capitán acabó la temporada con molestias, por lo que se decidió que descansara en verano, a la espera de que esas molestias desaparecieran. Pero esas molestias no desaparecieron, por lo que a principios de julio se decidió que el jugador debía pasar por el quirófano para solventar sus molestias en la tibia. Más concretamente de la extirpación del osteofito en tuberosidad anterior tibial de su pierna izquierda, a manos de los doctores Pedro Luis Ripoll y Mariano de Prado en el Centro de Excelencia FIFA Ripoll y de Prado Quirón de Mucha.

Pero lo que tenía que ser una baja de tres meses se ha convertido en una baja de un año, en la que se han acumulado varios reintentos y recaídas.

Bruno ha buscado varias opciones médicas y varios tratamientos, casos como los de Mikel Sánchez en Vitoria o Iván Benassar en Coruña, que han ayudado al jugador en este periplo. Un año muy duro sin poder jugar un partido y sin poder ayudar al equipo, lo que ha supuesto un lastre anímico para el jugador y deportivo para el club.

La buena noticia es que hoy se cumple un año de baja de Bruno, pero las noticias que llegan del jugador son buenas y apuntan a una clara mejoría. Ya el presidente Fernando Roig apuntaba que las opciones del capitán son ya mejores, mientras que el técnico Javier Calleja ve opciones de contar con sus servicios ya en pretemporada. Por lo que se cumple un año, pero parece que el capitán del Villarreal ya está en la cuenta atrás.

from Últimas noticias | Diario AS https://ift.tt/2k9NUEU
via IFTTT

Fernando, perdón por tan poco, gracias por tanto

Nora, Leo, Elsa, esto es para vosotros. Para que mañana entendáis eso que hoy pasa ante vuestros ojos, por si acaso, por si hoy aún sois demasiado pequeños para guardarlo. Esta emoción que llena el aire y encoge a todo un estadio a la vez. Este momento, ese tifo de cartulinas, un 9 al aire, la sonrisa que llena la cara de ese hombre al que todos envuelven en un Lolololo. Lloran mientras lo hacen. Llorar callado, llorar de nostalgia porque algo se va y se termina, y no habrá vuelta, y será definitivo.

Hoy es 20 de mayo, tarde nubosa en Madrid. El hombre con pecas está ahí, sobre la hierba, y mira el balón pero a veces los ojos se escapan. A la grada, a la cubierta, al Fondo Sur, como si hiciera fotos, como si guardara todo bajo la C al brazo que hoy Gabi le cede, que tanto llevó. Este Atleti-Eibar es el punto y final de una historia, la suya. Y cómo le duele. Y cuánto le cuesta. Hace mucho que eligió al Atleti no como equipo sino como forma de vida. Dos goles le pondrá a su adiós. Cómo no.

Lolololo. Eso se escucha. Fernando Tooorreees, lolololo. Altísimo. Da igual qué le pase al balón en su rodar infinito. Suena el Lolololo como si muchos quisieran romper el reloj. Pararlo. Aquí, ahora. Con el hombre del 9 a la espalda aún sobre el césped. Todavía está, mañana ya no. Nadie quiere decirle adiós. Nadie puede. Los clínex se agarran fuerte. El día está lleno de ayeres. Porque ese hombre es más que un futbolista. Es el recuerdo de una edad que no volverá, un tiempo. El de la tele sin Netflix y la vida sin likes. Se irá con él. El gol de Albacete y la volea al Betis, el hacerse del Liverpool a tanta distancia. También la bandera del Atleti anudada al autobús de España en aquella Eurocopa, el Mundial. Y la luz en sus piernas en la oscuridad de Segunda. Su corazón siempre ha sido este escudo. Su zancada centella.

El reloj sigue. No sabe parar. O ir hacia atrás y que ese hombre vuelva a ser el chico que soñaba en la grada con Kiko y una noche en Neptuno, aún con todo por delante. Le llaman Torres, le dicen Niño, se lo susurra la grada cuando le abraza tan fuerte, en el segundo gol, su último. También envuelto en ese Lolololo que explica qué ha hecho para merecer esto, que da las gracias por tanto. Tanto como lo que se lleva en su adiós, de todos nosotros. No hay palabras. Quizá sólo esa valga. El Lolololo que ya llora, que ya añora. Porque hay Niños que nunca deberían hacerse mayores. Como ese al que vosotros llamáis papá.

from Últimas noticias | Diario AS https://ift.tt/2GBU1dU
via IFTTT

Y te vas y te vas… y no te has ido

La paciencia. Sus referencias son los hermanos, los padres, lo que ha conseguido en 23 años de trabajo. Desde la humildad del principio a la paciencia convertida en una manera de ser o de estar, como su blanca palidez o su manera de ayudar a jugar a los sucesivos astros de la delantera del Barça. Una sola vez le escuché hablar del éxito. Puede que lo haya dicho más veces, pero a Iniesta no le sienta bien esa palabra empalagosa y difícil, como una estrella en la acera de Hollywood.

La humildad. Sus triunfos han sido sonoros, con España, con el Barça. Se los atribuyó siempre al equipo, a los equipos. Hablando es como jugando: centra el balón, remata de lejos, descansa los brazos cuando mete goles, y espera que el estadio aplauda al otro, él está esperando a que se saque de centro, regresa así a la faena. Nunca se pasa en los aspavientos. Su práctica es la de alguien que está en un equipo y responde de ello. En realidad es un soldado que hace de capitán. Cuando entrega el brazalete (a Messi, generalmente) parece que da un talismán que le resulta excesivo. Y sin embargo, en el campo, aunque no lleve el brazalete, todos lo miramos a ver qué sensación le produce un espectáculo cuando no nos gusta.

La educación. Su raíz es su pueblo, Fuentealbilla. No alardea de otra cosa. No se llena la boca con su autobiografía, que le han tenido que sacar a cucharadas afectivas periodistas tan inteligentes y pacientes como él, Ramón Besa y Marcos López. Él fue a algunas entrevistas, se encariñó con ese retrato, pero se sentía como elefante en cacharrería, eso se le notaba, siendo espejo de sí mismo. Y es que es un hombre educado; es decir, no imposta la voz, no genera escándalo, no está en el mundo para resbalar sobre los asuntos sino para tomárselos en serio. Su propia despedida, la negociación de su fichaje (aun sin destino claro) combina sensatez, prudencia y amor a su pueblo, al que irán beneficios muy visibles de esa transacción en la que él da genio, calidad, pases maravillosos, y obtiene dinero y ventas de la producción en la que está empeñada la gente de Fuentealbilla.

La última escena. Fue cuando se enfadó con un árbitro, que le sacó amarilla. Cuando observó que se había extralimitado se acercó al referí y le pidió excusas. No es común. Iniesta no es común. José Alfredo Jiménez, el gran músico mexicano, tiene esa bella canción reiterativa: “Y te vas y te vas y te vas…, y no te has ido”. Ojalá no se vaya. Es demasiada ausencia la que deja su sombra, porque hay mucha historia en este hombre paciente, humilde y educado.

from Últimas noticias | Diario AS https://ift.tt/2Ix8xcW
via IFTTT

Sin prisa, que este cuento todavía no ha terminado

Ha sido un cuento maravilloso, pero no se ha terminado todavía. La foto que acompaña este artículo no tiene porque ser un homenaje póstumo. Yo me lo tomaría más bien como un aviso de lo que está por venir. Andrés jugó ayer sus últimos minutos con la camiseta del Barcelona, con España le queda nada menos que un Mundial por delante. Así, que vayamos con calma que no conozco a nadie que apueste en contra de que el de Fuentealbilla va a hacer un campeonato para recordar. Estar a la altura del de Sudáfrica va a ser difícil, pero oigan, que dos partidazos con España tiene el muchacho en sus piernas. ¿Recuerdan como jugó en el Wanda Metropolitano ante el Sevilla la final de Copa del Rey cuando era consciente de que disputaba su última final con el Barça? pues póngalo en clave España, un Mundial y el agrio sabor de boca con el que Iniesta y sus compañeros se fueron de Brasil.

La despedida de Iniesta tiene algo bueno (miren, de todo hay que sacar partido) y es que permite ir despidiéndote del genio. La catársis del Wanda en la final de Copa fue sublime, su último Clásico tuvo quince minutos extraordinarios y sus partidos hasta llegar al de ayer con el Camp Nou a punto de romper a llorar han formado un cuadro de despedida más que digno. Por eso les repito, no tengan prisa por cerrar la carpeta, que queda el Mundial y Andrés, con la selección es mano de santo. Recordaba Jordi Alba una anécdota al respecto más que significativa en la fabulosa despedida institucional que le tributó el Barcelona a Andrés el viernes pasado en el Camp Nou. Explicaba el Lateral que “el gol de Andrés a Holanda en la final ni me acuerdo donde lo vi, estaba en casa con unos amigos, yo no soñaba ir con la selección, pero luego, antes de la final de Kiev de la Eurocopa contra Italia ya estaba en el equipo y minutos antes estaba cagado. Andrés lo notó, vino hacia mí y me tranquilizó. Me dijo cómo lo íbamos a hacer”. Por si no lo recuerdan, el recital de España, con la pareja Xavi-Iniesta al mando fue escandaloso. Alba marcó el segundo y España tocó la gloria encadenando Eurocopa-Mundial-Eurocopa. Con Iniesta al mando.

Así que , de acuerdo, ayer fue un día para emocionarse con Iniesta, pero cuidado, que la serie tiene nueva temporada. Se rodará en Rusia, entre los grandes, donde se dan Balones de Oro. Y el fútbol le debe uno a Andrés. No se lo pierdan.

from Últimas noticias | Diario AS https://ift.tt/2GDM4oU
via IFTTT

La cima más difícil de todas

La Euroliga es un torneo extremadamente difícil de ganar. Ahí están los costalazos del CSKA como metáfora. El dinero no da la felicidad, tampoco el liderato en la nueva fase regular, que en ninguno de sus dos primeros años ha casado con el campeón. Lo más parecido a una certeza que hay es Obradovic. Y hasta a él le toca llorar algunas noches.

Se supone que para ganar la Euroliga tiene que salirte todo bien, es un torneo de una ­selección genética afiladísima. Esa perspectiva multiplica el mérito del Real Madrid, aferrado a una competitividad acorazada en un año marcado por una catarata de lesiones que habría llenado de excusas a cualquiera. En el que conquistó el temible OAKA después de ser arrollado en el primer partido y sin Llull ni Campazzo. Y en el que coronó la cima más complicada que puede ofrecer el baloncesto no NBA: CSKA y Fenerbahçe en menos de 48 horas. Todo eso ha conseguido el Madrid. Con todos los honores, nuevo campeón de Europa de baloncesto.

from Últimas noticias | Diario AS https://ift.tt/2rZB4fY
via IFTTT

Esta racha aún no ha terminado

Ha sido una temporada heroica para el Real Madrid en la que ha superado una infinidad de lesiones de larga duración que afectaron a la mayoría de sus jugadores más importantes. Pese a las enormes vicisitudes, el grupo no ha dejado de rehacerse hasta meterse en la final. Un partido fantástico. Memorable. Todo ha sido perfecto ante un equipo como el Fenerbahçe, al que hay que defender como lo hizo el Madrid porque sino lo hubiéramos pasado muy mal. Con un entrenador como Zeljko Obradovic es imposible darse por vencedor hasta que suena la bocina. Lo digo sinceramente, los últimos minutos los viví con el corazón en un puño.

No es un día este para personalizar en uno o varios nombres. Este equipo es un todo cohesionado y magníficamente dirigido por un entrenador formidable: Pablo Laso. Él y sus ayudantes urdieron una puesta en escena maravillosa desde el principio hasta el final. Un título europeo más que me hace rememorar tiempos antidiluvianos. Imagino que la afición también habrá experimentado sensaciones parecidas mientras veían al Real Madrid alzar al cielo de Belgrado la Décima Copa de Europa. Tengo la impresión de que esta racha europea va a prolongarse algunos años más. El fondo de reserva, reforzado por un modelo y política de fichajes ejemplares, parece inagotable. Esta era de ensueño no ha finalizado todavía.

from Últimas noticias | Diario AS https://ift.tt/2IxVBDB
via IFTTT

El tercer tiempo

Viva el Subcampeón

Vean Campeones, la película de Fesser. Se sale con ganas de competir sin la ansiedad de ganar, solo para jugar y perder. Personas que ganaron la batalla para que no se les llame ni normales ni menos normales, sino personas, compiten para estar juntos, para avanzar, para ser felices, al mando de un entrenador engreído al que la vida empieza a irle tan mal que ya no le puede ir sino peor. Y esos muchachos, esos campeones, le cambian el carácter y le ponen la sonrisa donde antes tan solo tenía rencor o arrogancia. Ahora que celebramos campeones y esperamos campeones, está bien esta ducha de humanidad.

Perder es un saber

David Trueba escribió una novela con esa tesis: Saber perder (Anagrama). De eso va la película de Fesser. Tuve la suerte de ser educado también para perder, gracias a un maestro Emilio Lledó, que nos enseñó a ver luz donde había dudas. En esta película se juega el partido decisivo y gana el equipo contrario, además de mi pueblo tinerfeño y llamado Los Enanos. Los chicos de Los Amigos, protagonistas de Campeones, celebran la victoria del contrario como si hubieran ganado. El entrenador se sorprende que celebren ser subcampeones. Y dice Marín, base e hipocondriaco: “¿Es lo mismo un marino que un submarino?”

¡Subcampeones, Oé!

Es una lección contra la ansiedad que produce la victoria. Ahora celebra el Atlético, como mucha justicia, su victoria en Lyon. Lógica victoria, juegan mejor los del Wanda, y tienen vigor y ganas. Han hecho una Liga que los ha preparado para este triunfo. Y son en España subcampeones. El Barça ganó hace rato el campeonato, pero por algo raro que tiene en el alma de su historia lo ha celebrado como si fueran subcampeones, o aún menos, porque no ganaron a la Roma. Y ahora el Madrid espera su turno, como si desde el principio no hubiera querer ganar LaLiga y tuviera su vista puesta en Kiev.

De Lyon a Kiev

Es una ansiedad para los aficionados al fútbol. Ya está liquidada la ansiedad atlética, ahora sólo les queda despejar la ecuación Griezman, al que Messi habla al oído. Y ahora viene la ansiedad madridista: de ganar se trata. No me veo yo a Sergio Ramos gritando menos que “¡Campeones!”, como cantó “¡Campeones!” el Niño Torres a la vez que entonaba su adiós al equipo. Extraña situación, llorar y cantar a la vez. Así es la vida: siempre quedamos subcampeones al tiempo que somos campeones, porque nuestra ambición nunca se sacia. Ojalá gane el Madrid en Kiev. No me imagine a Roncero en el segundo peldaño del palco.

¿Luca o Luca Zidane?

Zidane ha dado a la luz un conflicto en el fútbol español. En el minuto final del campeonato puso en la portería del Real Madrid de Santiago Bernabeu a su hijo Luca. Luca ha querido despejar con las palabras lo que no se puede despejar en el campo. Él dice que en la calle es Luca Zidane y en la portería es simplemente Luca. Como si fuera campeón y subcampeón a la vez. Y eso no se puede. Es todo el rato Luca Zidane, el hijo del entrenador. Resulta raro de explicar, no porque no haya tradición, sino porque la presión es tremenda y un joven va a resentirla. Al entrenador ahora le sacan con motivo el fantasma de Kepa.

El fin

Tristeza abajo, sentimientos contradictorios arriba. Los perdedores van al purgatorio. El Atlético tiene Europa y LaLiga femenina, y abriga la incertidumbre de Griezmann. Al Madrid lo remueve el enigma Neymar, cuestión directiva más que necesidad de plantilla. Y Zidane arroja al plato la duda de si ya quiere como sustituto de Keylor a alguien demasiado próximo. No hay sosiego. Y ahora viene Rusia. Lopetegui parece un hombre sereno, no propenso a arbitrariedades. A él le queda la gestión de una ausencia mayor, la de Iniesta, campeón de todo. Marinos y submarinos: de eso tratan las competiciones.

from Últimas noticias | Diario AS https://ift.tt/2kcTBCg
via IFTTT

Laso: “En Atenas nos dieron un tortazo y eso nos levantó”

Pablo Laso acudió a la rueda de prensa casi dos horas después de terminado el partido. Una felicidad tranquila, quizá también exhausto física y emocionalmente tras la semana más intensa y exigente del año. Ha aprendido a ganar, y no quiere parar, pero sobre se siente orgulloso del equipo.

Orgulloso del equipo. “Siempre empiezo la rueda de prensa felicitando a mis jugadores, y hoy con más motivo. No se llega a un objetivo así sin trabajar desde el primer día. Pensaba que no nos podían pasar más desgracias, en diciembre nos llegaron a faltar siete jugadores, pero hemos llegado bien a la Final Four. Estoy muy orgulloso de mis jugadores porque han dado un paso al frente cuando más difícil era todo. Muy, muy orgulloso”.

Al estilo de Madrid. “Respeto mucho al Fenerbahçe, como equipo y club, a su afición. Ha jugado la final por tercer año consecutivo. Eso dice mucho de los jugadores, de Obradovic, pero también de todo el club. Nosotros teníamos un plan y lo hemos seguido. Nunca nos hemos rendido, ni dudamos, quizá solo al final cuando nos remontaron. No sé si hemos ganado al estilo Fenerbahçe, creo que ha sido al estilo Real Madrid”.

El juego interior. “El trabajo de los pívots durante este fin de semana ha sido del máximo nivel, una labor decisiva para poder ganar la Euroliga”.

El sacrificio de Llull. “Cuando una estrella como Llull es capaz de sacrificar sus faltas para frenar a alguien como Dixon lo dice todo del equipo. Todos se han ajustado al plan, lo habíamos dejado claro, y nadie se ha salido del guion”.

El plan del partido. “Teníamos que hacer una gran defensa sobre sus tres jugadores de perímetro que más juegan el pick and roll, que tienen además una gran capacidad de generar juego: Wanamaker, Sloukas y Dixon. Vigilancia especial a sus tiradores. En la rotación interior, jugaba sin cuatro abierto, solo Melli, y Kalinic de falso ‘cuatro’, Datome incluso. Este plan ha salido bastante bien, pero Melli nos ha hecho un traje, muy acertado de fuera y les ha obligado a ellos a buscarle en otras situaciones, con lo cual logramos, entre comillas, cambiar también un poco su plan”.

Rotación perfecta. “Han jugado los doce jugadores, el que menos nueve minutos (Campazzo) y el que más 28 (Doncic). Tengo la suerte de tener grandísimos jugadores, pero lo más importante es que gane el Real Madrid. Los doce estuvieron magníficos”.

Doncic. “A Doncic no le voy a decir nada, ni que se quede ni que se vaya. Le doy la enhorabuena”.

Campazzo y Taylor. “Sin Campazzo seguro que no hubiéramos llegado hasta aquí. Tengo un amigo que siempre critica a Taylor, pero porque no sabe el enorme trabajo que realiza”.
Ciudad blanca. “Belgrado es una de mis ciudades favoritas ahora, pero mi mujer dice que volveremos sin nada de baloncesto de por medio, va a ser difícil pero le he dicho que sí”.
El fallo en el tiro libre y el rebote de Thompkins. “Nunca veo el partido ni ganado ni perdido, pero si tuviera que matar a alguien, mataría a Carroll por el balón que ha perdido. Ha dado un pase prohibido en nuestro equipo, pero también le felicitaría por los triples de la semifinal y otras muchas cosas”.

La reacción de Atenas en el playoff. “Lo curioso es que empezamos de pena y cuando quisimos darnos cuenta íbamos 20-0. Era un problema de mentalidad, Reyes jugó muy bien, también Rudy, también Carroll. En Atenas nos dieron un tortazo, y a veces es la mejor manera de levantarse. Ahora he entrado en el vestuario y les veía cantando y saltando, no era el momento de decirles nada importante más allá de felicitarles”.

La defensa de Rudy a Datome. “Rudy es un defensor increíble en determinadas situaciones, uno de los mejores del mundo”.

from Últimas noticias | Diario AS https://ift.tt/2KFxLCl
via IFTTT

Messi ya se moja con Griezmann: “Es uno de los mejores”

Lionel Messi tuvo una pequeña charla con los medios una vez acabó el partido ante la Real Sociedad y la fiesta de despedida de Andrés Iniesta, que esta noche disputó su último partido con la camiseta del Barcelona. El atacante, que volará en breve con dirección a Buenos Aires, regresará a Barcelona para preparar el Mundial con Argentina en las instalaciones de la Ciutat Esportiva.

Preguntado por RAC1 sobre Antoine Griezmann, candidato número uno a reforzar la plantilla azulgrana, Messi fue claro. “Es obvio que me gusta. Es uno de los mejores ahora mismo. No sé si hay algo con él o no, pero nosotros encantados que vengan los mejores y Griezmann es uno de ellos”.

Sobre la temporada, La Pulga aseguró que “fue una temporada muy buena. Volvimos a conseguir LaLiga y la Copa. Nos quedó la espinita de la Champions por la eliminación en sí, pero fue una temporada muy buena”.

from Últimas noticias | Diario AS https://ift.tt/2GzADhR
via IFTTT

Dios gobierna el aborto en Iowa

Este mes la republicana Kim Reynolds, gobernadora de Iowa (Medio Oeste, tres millones de habitantes), firmó la ley antiaborto más extremista en el último medio siglo en Estados Unidos, que establece que toda mujer que quiera abortar debe someterse a una prueba de ultrasonido y si se detecta un latido cardiaco en el feto, lo que sucede poco después de un mes, estará obligada a continuar con la gestación. Solo se harán excepciones si hay malformación fetal, riesgo de muerte para la madre y violación o incesto, casos en los que la víctima para poder abortar deberá denunciar a la policía el crimen que ha sufrido antes de 45 y 140 días, respectivamente.

Seguir leyendo.

from Portada de EL PAÍS https://ift.tt/2GBfHqG
via IFTTT