El Depor elige a Natxo González

El Deportivo ha elegido a Natxo González como su próximo entrenador. Según ha contado la Cadena SER, el club gallego ya tiene un acuerdo con el técnico.

El Depor y Natxo González esperaran a que el entrenador acabe la temporada con el Zaragoza para firmar el acuerdo aunque, según la SER, ya ha trasladado sus intenciones al Zaragoza. El de Vitoria está metido con el conjunto aragonés en la lucha por subir a Primera por la vía de los playoff. 

Natxo González ha pasado por los banquillos de Alavés, Reus y Sant Andreu.

from Últimas noticias | Diario AS https://ift.tt/2sfYrmD
via IFTTT

Sobre Cristiano, Neymar y Mbappé

Francamente, me ha escalambrado esa imagen de todos los jugadores del Madrid con la nueva camiseta del club. Ya sé que el verbo ‘escalambrar’ no existe, ni me atrevo a reclamarlo, pero como he recogido el término por la calle lo utilizo. Equivaldría a ‘dar calambre’. Lo da esa imagen extrema de todos los jugadores del Madrid vestidos con la camiseta del ‘sponsor’ menos el mejor de ellos. El máximo goleador de las últimas seis Champions, ganador de los tres últimos Balones de Oro, se pone de espaldas en la promoción estrella del club y niega su rostro a una imagen para la que sí se prestan los otros veintidós. No es cualquier cosa.

Al tiempo se informa de que el PSG le quiere. El PSG tiene a Neymar, al que adquirió con notable escándalo pagando 222 millones, y aspira a convertir el préstamo de Mbappé en fichaje contante y sonante, mediante la entrega de otros 180 millones. El PSG está vigilado desde la UEFA (o no sé si tanto) por el ‘financier fair play’. Hasta ahora le han dejado saltarse las normas hasta cierto punto, pero una cosa es hacerse pis disimuladamente en la piscina y otra mear desde el trampolín. Y se me ocurre que juntar a Cristiano, Neymar y Mbappé equivaldría a eso, por más que se disimulara vendiendo a Cavani, Di María y algún otro.

Así que estamos ante un cuadro singular. Cristiano es el mejor, pero Florentino le mira sin simpatía y él se resiente de eso. Neymar se ha sentido frustrado en su experiencia en París. Mbappé ha jugado en el PSG cedido, y ficharle ahora ‘en serio’ supone pagar 180 millones y forzar las cosas más allá de toda razón. Las cancillerías de ambos clubes manejan una ecuación verosímil paro complicada: Cristiano para allá, Neymar o Mbappé o los dos, para acá. Una operación difícil, pero que cuadraría algunas cosas que ahora no están encajadas. Ente ellas esa estrepitosa ausencia de Cristiano en la promoción de la nueva camiseta del Madrid.

from Últimas noticias | Diario AS https://ift.tt/2srEOaA
via IFTTT

“Quédense tranquilos, estoy en la Casa Blanca”: Melania Trump intenta acallar los rumores

Nadie ha visto a Melania Trump en un acto público en los últimos 20 días. La primera dama de Estados Unidos no logra escapar de la polémica. El escrutinio es constante. La salud de la primera dama se ha convertido en una fuente de especulación periodística después de que, el 14 de mayo, fuera operada del riñón. Ante la oleada de rumores sobre dónde está la esposa de Donald Trump, ella decidió este miércoles alzar la voz.

Seguir leyendo.

from Portada de EL PAÍS https://ift.tt/2kzqJEq
via IFTTT

Guía de las Finales NBA 2018: equipos, estrellas, calendario…

Las Finales de 2018 ya están aquí: Golden State Warriors y Cleveland Cavaliers se enfrentan desde este jueves por el anillo de campeón por cuarta ocasión seguida. Es la primera vez en la historia de las grandes ligas norteamericanas que esto ocurre. Hasta ahora, además, solo otras tres franquicias habían conseguido repetir Finales tantas veces seguidas: Boston Celtics (1957-1966 y 1984-87), Los Angeles Lakers (1982-85) y unos Miami Heat (2011-14) que enlazaron este histórico dato cuando LeBron James llevó todo su talento a South Beach. El Rey busca su cuarto campeonato en su octava final consecutiva, novena en total. Mientras que los de San Francisco (los favoritos), el tercero en cuatro años.  

Calendario, horarios y cómo ver las Finales NBA

1º partido | Golden State Warriors-Cleveland Cavaliers: madrugada del jueves 31 al viernes 1 a las 03:00 en #0 y Movistar+ Deportes 1 (diales 7 y 55).

2º partido | Golden State Warriors-Cleveland Cavaliers: madrugada del domingo 3 al lunes 4 a las 02:00 en #0 y Movistar+ Deportes 1 (diales 7 y 55).

3º partido | Cleveland Cavaliers-Golden State Warriors: madrugada del miércoles 6 al jueves 7 a las 03:00 en #0 y Movistar+ Deportes 1 (diales 7 y 55).

4º partido | Cleveland Cavaliers-Golden State Warriors: madrugada del viernes 8 al sábado 9 a las 03:00 en #0 y Movistar+ Deportes 1 (diales 7 y 55).

5º partido (si fuese necesario) | Golden State Warriors-Cleveland Cavaliers: madrugada del lunes 11 al martes 12 a las 03:00 en #0 y Movistar+ Deportes 1 (diales 7 y 55).

6º partido (si fuese necesario) | Cleveland Cavaliers-Golden State Warriors: madrugada del jueves 14 al viernes 15 a las 03:00 en #0 y Movistar+ Deportes 1 (diales 7 y 55).

7º partido (si fuese necesario) | Golden State Warriors-Cleveland Cavaliers: madrugada del domingo 17 al lunes 18 a las 02:00 en #0 y Movistar+ Deportes 1 (diales 7 y 55).

El sistema de las Finales no varía en relación con el del resto de los playoffs: 2+2+1+1+1.

Los finalistas de la NBA: Golden State Warriors

Análisis

Los Golden State Warriors tienen al alcance un nuevo anillo: el tercero en las últimas cuatro temporadas, el sexto en la historia de la franquicia. Ganar les situaría por encima San Antonio Spurs (5) e igualaría a Chicago Bulls. Por delante (y muy arriba) Los Angeles Lakers (16) y Boston Celtics (17). 

La temporada en San Francisco ha sido buena. Sin más. Tan acostumbrados estamos a la excelencia que 58 triunfos nos parecen algo normal, obligatorio para un equipo que ha jugado a medio gas durante todo el curso y que ha tenido serios problemas con las lesiones. Principalmente, Stephen Curry. El base volvió a las pesadillas del pasado: sufrió cuatro esguinces de tobillo en el pie derecho desde el cuatro de diciembre para un total de 31 partidos fuera de las canchas. Además, la rodilla retrasó su debut en los playoffs hasta el segundo partido de semifinales frente a Pelicans.

La única baja, como mínimo un partido, es la de Andre Iguodala (contusión en el lateral de la pierna izquierda). Sin el alero, los Warriors pierden la fuerza de su temible quinteto de la muerte y de un defensor excepcional sobre LeBron. Su baja se notó contra los Rockets, en unas finales de Conferencia que se salvaron por ese potencial tan sobrehumano que tienen y que les hace ser un ciclón en los terceros cuartos… sin olvidar su alta capacidad defensiva.

Así han llegado a las Finales

Final de Conferencia Oeste: Houston Rockets (3-4).
Semifinales de la Conferencia Oeste: New Orleans Pelicans (4-1).
Primera ronda de la Conferencia Oeste: San Antonio Spurs (4-1).
Temporada Regular: 58-24.

Líderes estadísticos en playoffs

Máximo anotador: Kevin Durant (29,0).
Máximo reboteador: Draymond Green (11,6).
Máximo asistente: Draymond Green (8,1).
Máximo taponeador: Draymond Green (1,5).

Los finalistas de la NBA: Cleveland Cavaliers

Análisis

LeBron James regresó a Cleveland en el verano de 2014 con una promesa: conquistar el primer anillo de la historia para la franquicia. A la primera falló, pero a la segunda alcanzó el sueño. Sin embargo, y tras otra final más al año siguiente, todo se ha torcido este curso con una plantilla débil derivada de la salida de Kyrie Irving. El base fue traspasado a Boston tras solicitar escapar de la sombra de El Rey y los Cavs han transitado por la temporada como alma en pena (50 triunfos, cuartos en el Este).

Una situación que se trató de paliar en febrero con valientes movimientos en el mercado. Llegaron Larry Nance, Jordan Clarkson, Rodney Hood y George Hill. Piernas frescas que no cambiaron ni un ápice la deriva autodestructiva de un equipo que sufrió lo indecible para eliminar en primera ronda a los Indiana Pacers y en la final de Conferencia a Boston. Casi quedaron fuera en esas dos ocasiones. Solo LeBron, la versión superlativa de LeBron, logró evitar el descalabró y la clasificación para una nueva final… quizá su última en Ohio.

Así han llegado a las Finales

Final de Conferencia Este: Boston Celtics (3-4).
Semifinales de la Conferencia Este: Toronto Raptors (0-4).
Primera ronda de la Conferencia Este: Indiana Pacers (4-3).
Temporada Regular: 50-31.

Líderes estadísticos en playoffs

Máximo anotador: LeBron James (34,0).
Máximo reboteador: LeBron James (10,0).
Máximo asistente: LeBron James (8,8).
Máximo taponeador: LeBron James (1,1).

Los entrenadores

Steve Kerr (Golden State Warriors)

Ganador de cinco anillos como jugador (tres con los Bulls de Jordan y dos con los Spurs), el entrenador llegó a la Bahía en el verano de 2014 y cambió radicalmente el estilo de los Warriors… y de la NBA. Quintetos pequeños imposibles de defender, potencial extremo desde la línea de tres puntos y una defensa asfixiante fueron los ingredientes que han dado dos anillos y ya cuatro finales. Su balance, además, es impresionante: 265 victorias y 63 derrotas en 328 partidos en temporada regular; 59-20 en 79 encuentros disputados en los playoffs.

Tyronn Lue (Cleveland Cavaliers)

Otro exjugador y otro ganador de un anillo (con los Lakers), el técnico de Misuri cogió las riendas de los Cavaliers en mitad de la temporada 2015-16 en sustitución de un David Blatt que había perdido la confianza de LeBron. Se convirtió en entrenador en jefe tras cuatro cursos como asistente y con el apoyo de James. El resultado fue un anillo. Pero hay muchas dudas sobre su calidad en el banquillo por la sombra del alero: todo vive y muere en los Cavs por decisión suya. Sus ausencias por problemas de salud durante esta campaña tampoco ayudan a su figura, que ha ganado 128 encuentros en Regular Season de 205 posibles y 41 de 57 en los playoffs.

Las cuatro estrellas de las Finales

Stephen Curry (Warriors)

Base. El jugador mejor pagado de la NBA es también el mejor tirador en la historia: cuatro veces máximo anotador exterior de la Liga, una vez por encima de los 300 (324) y una de los 400 (402). Algo nunca antes visto. Las lesiones le han lastrado esta temporada, pero sigue siendo el líder de unos Warriors que cuando le tienen a los mandos mejorar hasta niveles imposibles de parar.

LeBron James (Cavaliers)

Alero. El Rey, el Elegido. Elijan el apodo que más les guste y a disfrutar. James es el segundo mejor jugador de siempre, solo con el eterno Jordan por encima, mirando desde su trono. En sus quince temporadas en la NBA ha acumulado tres anillos y cuatro MVP, además de llevar el primer anillo de su historia a Cleveland.

Kevin Durant (Warriors)

Alero. Otro de los grandes motivos por el que nos encontramos en un momento único en la NBA. Anotador incansable y defensor sensacional. Migro de Oklahoma a San Francisco para conquistar un anillo. Y a la primera hizo diana. Es demoledor en ataque, casi indefendible.

Kevin Love (Cavaliers)

Ala-pívot. A la sombra de LeBron no se luce igual, pero Love continúa siendo un jugador especial, de probada calidad con una magnífica mano desde el triple. Es la segunda espada de James, el hombre que tendrá que dar minutos de calidad mientras LeBron esté en el banquillo… aunque sea un lapso mínimo.

from Últimas noticias | Diario AS https://ift.tt/2JdYVU3
via IFTTT

Tetralogía: el LeBron imposible o la dinastía de los Warriors

Cuando la bola se eleve hoy al cielo de ese vetusto Oracle Arena que, de Oakland a San Francisco, en menos de año y medio dejará paso al rutilante Chase Center de Mission Bay, una multimillonaria nave nodriza en la orilla cool de la Bahía, habrán pasado 226 días desde que comenzó la temporada 2017-18 de la NBA. Por entonces, el día de la terrible lesión de Gordon Hayward, la apuesta más conservadora era que Golden State Warriors y Cleveland Cavaliers volverían a encontrarse en la pelea por el anillo. Y aquí están, por cuarta temporada consecutiva. Lo nunca visto en ninguna de las cuatro grandes ligas estadounidenses (NFL, MLB, NBA y NHL). La primera tetralogía: la dinastía de los Warriors o la conquista más improbable de LeBron James. Siempre hay una narrativa, y esta es la de una rivalidad que está definiendo toda una era de baloncesto. Esta era.

Esta vez, sin embargo, el camino ha sido especialmente agreste. Los dos han tenido que sortear un 3-2 en contra en la final de Conferencia y los dos han tenido que ganar un séptimo partido fuera de casa para encontrarse otra vez. Después de su paseo por los playoffs 2017, los Warriors han necesitado hasta la última gota de sudor para domar a los Rockets. Y pese a su histórica dominación en el Este, donde ha ganado 24 eliminatorias seguidas en los últimos ocho años, LeBron ha tenido que exigirse como nunca en una temporada en la que su acompañamiento (con José Manuel Calderón, el tercer español en unas Finales), palidece ante el de cualquiera de las últimas siete finales que ha jugado. Esta será la octava seguida, la novena de su carrera, en una temporada en la que ya ha jugado 100 partidos y 3.757 minutos, un 15% más que cualquier otro jugador de la Liga. Con 33 años, en su decimoquinta temporada y generando el 55% de los puntos de su equipo entre anotación y asistencias. LeBron en los altares, a semanas de acabar su contrato y elegir destino y en el centro de unos debates que cada vez le sitúan más cerca del trono de hierro de Michael Jordan.

Desde 2016, cinco derrotas de LeBron en la Bahía

En realidad, las dudas y los obstáculos no hacen sino poner en perspectiva el enorme mérito de estas dos franquicias, solo la cuarta y la quinta que consiguen jugar cuatro Finales seguidas (después de Heat, Lakers y Celtics, que lo hicieron dos veces). El coste es altísimo a través de temporadas inacabables y cuando hace demasiado tiempo que dejaste de ser el cazador para convertirte en la presa. A eso sobrevivieron los Warriors en el Toyota Center, y en eso ha basado la excelencia de esta tramo de su carrera un LeBron que va a jugar su octava Final seguida, emparentado con los Celtics de Bill Russell, y la novena total de su carrera. Solo tres franquicias tienen más que él: Lakers y Celtics, claro, y desde hoy también los Warriors. Juegan la décima. LeBron en los altares pero no por encima del bien y del mal: desde que ganó allí la heroica Final de 2016 en el séptimo partido, ha vuelto cinco veces a la Bahía. Cinco derrotas con un marcador medio de 120-101.

De hecho, LeBron ha ganado al menos un partido a domicilio en 32 de las últimas 33 eliminatorias de playoffs que ha jugado. Todas… menos la pasada Final, en la que no tuvo nunca opciones reales contra unos Warriors que, eso sí, podrían no contar con Andre Iguodala, el anti LeBron, al que un problema que parecía menor de rodilla se le está enredando: se ha perdido los últimos cuatro partidos ante los Rockets y las noticias sobre su estado son confusas. Por ahora, es baja para el primer partido. Pero estarán los demás, unos Warriors menos profundos y menos equilibrados que en años anteriores pero con sus cuatro all star a toda máquina: Curry, Thompson, Durant y Green. En principio y salvo epopeya, demasiado para unos Cavs transformados sobre la marcha durante la temporada, sin Kyrie Irving (un vacío insondable) y escasos de talento, físico y roles que mezclen con el campeón. Por detrás de los 34 de LeBron, el siguiente en anotación media es Kevin Love con… 13,9 puntos.

Malos augurios contra un rival que ha asfixiado con su defensa incluso el operativo ofensivo de Mike D’Antoni: 95 de rating defensivo en los últimos cinco partidos de la final de Conferencia, en los que encajó siempre menos de 100 puntos. Y que ha ganado las dos batallas principales que ha afrontado camino de la Final, contra los Rockets… y contra su propia condescendencia. Acostumbrado, lejos de las florituras de temporadas anteriores, a necesitar hasta medio partido para entrar en ritmo y poner los cinco sentidos en el juego: su balance total por cuartos es de -3 en el primero, +130 en el segundo, +501 en el tercero y +6 en el cuarto. Sus terceros cuartos (¡+501!) se han convertido en el terror de la liga. Ante los Rockets, +68 en esos parciales para un +63 de diferencia total. Solo hay que echar cuentas… Pero eso bastó contra los Rockets de las 65 victorias. Los Cavaliers, sencillamente, tienen que jugar a un nivel al que ni se han acercado en toda la temporada. Y hacerlo durante una eliminatoria entera.

Así que, incluso con este LeBron que emerge como un dragón desde unos playoffs del Este es los que ha promediado 34 puntos, 9,2 rebotes y 8,8 asistencias, cuesta imaginar una resolución que no pase por el tercer anillo para los Warriors en cuatro años. Las apuesta para este primer partido son las más desigualadas (+12 local) en un arranque de unas finales desde 2001, cuando los Lakers de Kobe Bryant y Shaquille O’Neal (y Tyronn Lue, ahora entrenador de los Cavs) llegaron invictos al duelo contra los Sixers, que ganaron ese partido… pero perdieron los cuatro siguientes. El reto parece imposible, pero LeBron James es un jugador imposible. El dragón del Este, el LeBron de los altares, contra el rival inalcanzable. La rivalidad de esta era: por ahora, 2-1 para los Warriors. Veremos…

from Últimas noticias | Diario AS https://ift.tt/2L8trvP
via IFTTT

El regreso del Rayo que no cesa

Paseó la gente del Rayito su alegría por su vuelta a Primera División y su rostro amable de gente encantadora por las instituciones madrileñas. Y se pasaron ayer también por As a la hora del vermú para rememorar su ascenso e incidir en su deseo de quedar campeones de LaLiga 123, ser campeones de Segunda y lograr el primer título que ganaría el Rayito en su historia.

Ni el paso de la familia Ruiz Mateos, de procedencia lejana a Vallecas, quitó la esencia del fútbol de siempre, del fútbol de barrio al Rayito. Con el estandarte Felines (jugaba como Iniesta me han contado siempre mi abuelo y Relaño), con Potele, con SuperCota, con Wilfred en el recuerdo, con Lopetegui de proselitista rayista, el Rayito, de la mano de Míchel, uno de sus cachorros del barrio que triunfó como futbolista y ha hecho historia como entrenador, regresa a la élite como el Rayo que no cesa. El liderazgo de Alberto, la asunción de su rol de Amaya, la jerarquía de Dorado, la versatilidad de Fran Beltrán, el juego eléctrico de Embarba, la fantasía de Trejo y los crochets en forma de goles de Raúl de Tomás permitirán al Rayo seguir forjando la leyenda del ‘Matagigantes’. El ascenso del Rayito se fundamenta en una afición de Champions y en la buena gestión de Cobeño, que montó una plantilla competitiva, Luis Yáñez, uno de los mejores ejecutivos del balompié patrio, y del presi Raúl Martín Presa, que disfruta del fútbol y del Rayito como un niño con la Play. ¡Vamos Rayito!

from Últimas noticias | Diario AS https://ift.tt/2JkzShW
via IFTTT

Modric no tiene sustituto

El gol de Gareth Bale, los regalos de Karius, la lesión de Salah y el berrinche de Cristiano borraron cualquier otra cosa sucedida en la final de Kiev, pero, una vez apagados los fuegos artificiales, al final resulta que Luka Modric dio otra vez una clase de jugar al fútbol. Repasando el partido con detenimiento, lo recomiendo, el catálogo de pases, controles, regates y robos del croata vuelve a ser un tutorial. Su pequeña figura se hace imperial entre las camisetas rojas por todos los lados del campo, de área a área. Su capacidad para pensar la mejor opción de juego en situaciones de máxima presión es asombrosa. Cuando otros jugadores se ponen nerviosos y les quema el balón, él templa con frialdad y elige si lo conveniente es un regate, un pase o una conducción rápida. Mirad el partido, por favor.

Y no lo digo yo, lo dijeron dos históricos como Steven Gerrard y Frank Lampard comentando el partido del pasado sábado en BT Sport: “¿No es el mejor mediocentro del mundo en estos momentos?”, preguntaba el excapitán del Liverpool mientras sus compañeros asentían unánimes. Los ingleses fliparon con el despliegue del centrocampista croata, que ha ganado cuatro Champions dirigiendo la sala de máquinas del Madrid, una función que está al alcance de muy pocos. Es más, una de las razones del bajón de juego del equipo respecto a la pasada temporada ha tenido que ver con el bajón físico de Luka. Existen jugadores con mucha calidad, pero el oficio de mediocentro tiene que ver con muchas otras cosas más. Habría que rezar para que le dure el motor porque sustituto no parece haber.

from Últimas noticias | Diario AS https://ift.tt/2H2YTch
via IFTTT

El PSG tiene un serio problema

En el fútbol de élite no sólo consiste en tener mucho dinero. Si fuera por pasta, el PSG y el City llevarían tres años disputándose la Champions en la final. Pero ninguno de los dos clubes ha disfrutado aún de ese privilegio a pesar de las ingentes cantidades de dinero que sus dueños-Estado ha invertido en los últimos cursos. Sin embargo, el Madrid lleva un Triplete de Oro (Undécima, Duodécima y Tredécima) vendiendo más que fichando y con retoques puntuales sobre una plantilla estructurada y pulida hasta darla homegeneidad y equilibrio. Por eso, veo poco factible que Cristiano se plantee siquiera la opción de poner rumbo a París. Al contrario, sabemos que es fetén que si fuera por Neymar se vendría andando de rodillas desde la Torre Eiffel al Bernabéu para poder vestir de blanco…

Eso sí, el Madrid no debería caer en el error de jugar al Monopoly con las grandes fortunas del fútbol europeo. No podemos decirle a Cristiano que su aumento contractual es complicado porque hay que tener un ajuste salarial coherente y, nada más darse la vuelta, enterarse de que el club está dispuesto a romper la hucha del cerdito para sacar 350 millones y pagárselos al PSG, además de una ficha anual acorde con lo que ya gana el crack brasileño en París (37 millones de euros netos). Lo que va bien no se toca. Te lo dice la sabiduría de la vida y la experiencia en el fútbol. Muy malos no debemos ser. Cuatro Champions en cinco años. Pues trabajemos sobre esa deslumbrante base…

from Últimas noticias | Diario AS https://ift.tt/2srokiG
via IFTTT

La mejor frase premonitoria de Guardiola se quedó corta

Recordatorio. Cuando Pep Guardiola se fue habiendo dejado una hoja de servicios que ni John Rambo en los Boinas Verdes, legó una frase que, como tantas otras cosas, debería de estar grabada a fuego en las paredes del Camp Nou: “Ahora que ganamos, el modelo les parece bueno y no se cuestiona, pero tengan en cuenta que no se va a ganar siempre. Y entonces llegarán las dudas. Ese será el momento en el que habrá que confiar más que nunca en el modelo, porque la tentación para apartarse de él será muy fuerte”. Tenía razón Pep en todo, pero se dejó un detalle que por aquel entonces parecía imposible: poner en duda el modelo desde la victoria. Señoras y señores, en estas estamos.

Dudas victoriosas. De ninguna forma puede defenderse que el Barcelona haya dejado de ganar. Sigue sumando títulos con una frecuencia que sigue asombrando a los culés old school que levantaban Recopas de vez en cuando. Pero la paradoja es que desde esa victoria, el modelo se ha ido orillando hasta el punto de tener que escuchar esta semana, tras la nueva victoria del Real Madrid en la Champions League con el tsunami de fanfarria habitual, que la solución a los males del Barcelona es ser como el Madrid. Es decir, hacer el ridículo en dos competiciones y mandar con puño de hierro en la más importante.

No lo intenten. Hablan de la receta del Madrid como si eso fuera la fórmula mágica. Cuando ven a un tipo en la televisión saltar con una moto por encima de tres autobuses pasando entre seis arcos en llamas con los pies en el manillar y la cabeza en el sillín te indican “no lo intenten en casa, son especialistas”. Pues eso. El Madrid ha nacido para hacer esas cosas. El Barça, para otras, probablemente más complicadas. Por eso gana menos, pero se le recuerda más la forma de conseguir el éxito.

El modelo. Ese del que hablaba Guardiola se remonta a Johan Cruyff y se basa en una manera de jugar al fútbol que muy pocos equipos han podido alcanzar a lo largo de la historia. Cuando el Barça lo ha logrado, mediante una combinación de mayoría de jugadores de la casa, estrellas y descaro, jamás sobró una competición, porque todas se disputaban hasta el final. Como le dijo Pep a Carles Puyol “en el Barcelona ni hay amistosos ni se regalan competiciones”. O como resumió Eusebio Sacristán: “La grandeza de Cruyff era ver algo tan sencillo que nadie era capaz de detectar”.

from Últimas noticias | Diario AS https://ift.tt/2kAp0P6
via IFTTT

Olimpia – Libertad en vivo online: Apertura paraguayo

Actualiza el contenido

Bienvenidos a la retransmisión de la previa y la narración del Olimpia – Libertad en vivo online, partido correspondiente a la fecha 20 del Apertura paraguayo, hoy, 31 de mayo en AS.

Última hora del Olimpia – Libertad: Apertura Paraguay

Olimpia – Libertad: Apertura paraguayo

Partido especial en el día de hoy, pues Olimpia se puede coronar como campeón del fútbol paraguayo. El ‘Decano’, después de ganar en la última jornada a Sol de América, quedó muy cerca de poder ganar el campeonato. Está a un simple empate de conseguir la anhelada Copa 41.

Olimpia

Olimpia, sólido líder del campeonato paraguayo, puede sentenciar el título del Apertura con un empate. El triunfo en la pasada jornada pudo haberle dado el triunfo, pero Cerro Porteño también sumó de tres y evitó que cantara el alirón.

El equipo dirigido por el argentino Garnero está lanzado a por el campeonato. Ha terminado muy bien el semestre Willy Mendieta con 10 goles anotados. También destacar la participación del joven de 17 años Cardozo que ha convertido dos.

Libertad 

El equipo de Bobadilla llega lanzado en este final de semestre. No pierde en liga desde abril y, además, ha completado una muy buena fase de grupos de la Copa Libertadores. Actualmente es cuarto, pero puede alcanzar el tercer y cuarto puesto si sigue con los vigentes resultados.

Bareiro y Cardozo lideran al equipo en goles anotados. Son el alma del equipo. Se entienden muy bien sobre el césped.

from Últimas noticias | Diario AS https://ift.tt/2xr1rBJ
via IFTTT