Verdasco: “Mi sueño es ganar un Grand Slam, lo daré todo”

Es la séptima vez que llega a octavos en Roland Garros, su mejor resultado. ¿Le motiva o le atenaza esa barrera?

Claro que me motiva y para nada me supone un trauma, porque todas las veces que he perdido en octavos, salvo una con Nico Almagro, en la Suzanne Lenglen, ha sido contra jugadores con mejor ranking que yo, como Djokovic, Nadal, Nishikori, Murray… Ellos eran los favoritos. Para mí es una oportunidad más e intentaré darlo todo.

Ha ganado a Djokovic cuatro veces, dos en tierra (el balance particular es 10-4). ¿Qué debe hacer para volver a hacerlo?

Al final lo único que me importa es estar físicamente lo mejor posible y espero que el haber ganado a Dimitrov en tres sets me ayude a estar más fuerte. Saldré a darlo todo y a hacer las cosas que tocan, sin complicarme la vida.

¿Con qué aspectos de su tenis está más contento?

Hay que estar bien en todo, sentir bien la pelota, funcionar físicamente y mentalmente, porque siempre se pasa por momentos duros en cada partido, de flaqueza y de perfección.

¿Qué hace usted para mantenerse en forma?

Lo que cualquier jugador, llevar unas pautas ordenadas en comidas y bebidas, en cuanto a tratamientos de recuperación… En general, hago lo que me viene bien. Técnicamente pulo alguna cosa, pero a estas alturas tengo que pensar en recuperarme bien tras cada partido.

¿Hasta qué punto su matrimonio (se casó el año pasado con Ana Boyer) ha influido en su carrera?

Mi vida personal desde la boda hasta ahora es la misma que hace dos años por que ya convivíamos. Mi mujer viaja conmigo prácticamente siempre. Para el deporte la estabilidad es vital, así que la situación me ayuda a estar mejor emocionalmente.

¿Se plantea usted ser padre a corto plazo?

Aún no. Me centro en el tenis y si lo fuera tendría una distracción, me saldría de la rutina.

¿Qué sueños le quedan aún por cumplir?

Conseguir cualquier título importante a título individual. Copas Davis ya tengo tres, pero mi gran sueño es un Grand Slam o un Masters 1.000. Puede que no lo consiga, pero lo daré todo.

¿Qué opina de la marcha de Zidane del Madrid?

No me sorprende, con tantos títulos a veces hay que saber irse en el momento idóneo. Ha conseguido lo que nadie ha conseguido, por eso tiene lógica.

¿Qué le ha parecido el cambio de Gobierno en España?

Es fuerte porque no ha pasado nunca en la democracia. Vamos a ver qué pasa y a dónde nos lleva. Esperemos que sea a mejor y no a peor.

from Últimas noticias | Diario AS https://ift.tt/2J9jCwZ
via IFTTT

“Veo a Bruno Hortelano más fuerte y en forma que nunca”

-¿Le sorprende el gran regreso de su pupilo Bruno Hortelano, con 45.67, marca personal en 400?

-No me sorprendió en absoluto, esperaba que corriera entre 45.6 y 46.0. Siempre tenemos un plan cuando entramos a competir, raramente hay resultados inesperados. Bruno es excelente para seguir el proyecto que desarrollamos y ejecutarlo. Aunque no sea su distancia predilecta, creo que Bruno tiene el potencial de correr el 400 en 44 segundos (el récord de España es 44.96 de Cornet), solo el tiempo dirá cuando podrá hacer esa carrera perfecta.

-¿Cómo ha vivido estos 21 meses en los que Bruno ha estado sin competir?

-La paciencia fue clave y también comprender que la recuperación es un proceso. Las cosas no fueron perfectas, hubo muchos reveses en el camino. Lesiones menores, retraso en la recuperación tras entrenamientos intensos, enfermedad… Han sido muchas cosas con las que hemos tenido que lidiar. Flexibilizar el plan que le contaba ha sido un factor crucial para su buen regreso.

-Y con todo eso, ¿cómo llegó a tan buena forma?

-Empezar de cero nos dio la capacidad y el tiempo necesarios para abordar muchas cosas. Nos permitió la oportunidad de mejorar la fortaleza en general, el estado físico y la estabilidad de Bruno. Él es más fuerte y está más en forma que nunca. Han pasado casi dos años, ha sido un proceso largo y muy meticuloso.

-¿En qué es Bruno Hortelano de 2018 diferente a Bruno Hortelano de 2016?

-Bruno pasó por una experiencia traumática y soportó un largo y frustrante proceso de recuperación. Bruno era mentalmente fuerte en 2016 y diría que incluso ahora es mentalmente más duro todavía. Tiene el deseo profundo de ser mejor de lo que era antes. No ha podido correr durante mucho tiempo y estoy seguro de que aprovechará todas las oportunidades.

-¿Qué veremos de Bruno en los próximos meses?

-Puede esperar que Bruno se restablezca como uno de los mejores velocistas de Europa y vuelva a ser el hombre más rápido de España. Creo que es muy probable que logre su mejor marca personal en los 200 metros (20.12, su récord nacional) esta misma temporada, pero lo más importante para él es recuperar su título continental en Berlín, en agosto. (Mañana hará su reestreno en 200 en la Reunión de Hengelo, donde se enfrentará a Churandy Martina, Adam Gemili…)

-Bruno dijo que todavía estaba en la fase de acumulación de trabajo en el gimnasio…

-Sí, Bruno sigue levantando pesos muy grandes en el gimnasio. Es demasiado temprano en la temporada para reducir por completo la carga de trabajo. 

-¿Está orgulloso de esta nueva versión de Bruno Hortelano?

-Siempre estoy orgulloso de Bruno, pero no lo veo como una nueva versión. Todos evolucionamos y crecemos debido a nuestras experiencias. Bruno ha pasado por muchas cosas y está listo para demostrar a todos que sigue siendo el mejor.

-Entonces mañana en el 200 de Hengelo, ¿qué espera?

-Espero, igual que en 400, que haga uno de los mejores tiempos de Europa.

from Últimas noticias | Diario AS https://ift.tt/2so71Qe
via IFTTT

Gassó: “Quiero que quien lleve GAES transmita valores

GAES es una empresa familiar, pero no precisamente pequeña. Preséntela.
La fundó mi padre hace casi setenta años (1949), tras un viaje a Inglaterra con su socio, José María Espoy. Alguien le pidió un audífono para un amigo, encontró los productos, contrató a un primer empleado, que fue mi madre, compraron una moto que aún conservo y con ella se fueron a venderlos. Hoy en día GAES es un category killer. Si piensas en audición, piensas en GAES. Tenemos 630 tiendas propias y unos 2.000 empleados, con presencia en Portugal, Andorra, Argentina, Chile, Ecuador, Panamá, México…

Y el hijo Antonio, además de empresario, les salió deportista.
Desde pequeño he practicado siempre todo tipo de deportes. Primero me dio por el automovilismo y estuve diez años corriendo: Copa Suzuki, varias veces la Baja Aragón…

Y de las cuatro, a las dos ruedas…
Sí. Pero también he practicado montañismo. He subido al Kilimanjaro (5.895 metros), Aconcagua (6.962 m.) o la montaña más alta de Europa, el Elbrús (5.642 m.), que lo ascendí con mi mujer (Eva Tomás) y lo bajamos esquiando… Pero la bicicleta es mi gran pasión. Tengo ahora cincuenta años, empecé con cuarenta, lo intenté con la Titan Desert (carrera de mountain bike por Marruecos) y he completado ocho. También la he acabado con mi mujer en dúo dos años. Y con el equipo Imparables hemos estado en Nueva Zelanda, Sudáfrica, Suiza… Compartimos muchos valores del deporte con la empresa.

¿Cuándo comienza GAES a patrocinar eventos deportivos?
Iniciamos una aventura muy bonita con el Figueres de fútbol, que en el año 2002 llegó a la semifinal de la Copa del Rey. Estaba en Segunda B, comenzó a ganar rondas, no tenía patrocinador y les ayudamos. Ahí vimos un hueco interesante. Uno era fontanero, otro oficinista, alguno no había viajado nunca en avión… ¡Tenían una ilusión! Les prometí que si ganaban la Copa les llevaba con las familias al Caribe. Se quedaron cerca.

¿No patrocina nada que no haya practicado?
(Se ríe). Me pidieron ayuda para un equipo de la Titan y les puse la condición de correr yo. De ahí nació luego una relación con Santi Millán (actor y presentador), con Josef Ajram (empresario y deportista extremo) o con Roberto Heras (exciclista) con los que hemos hecho doce películas de Imparables para Teledeporte y hemos pedaleado en carreras como la Pilgrim Race, la Épica Atacama o la Cape Epic. Son experiencias bonitas y con buen humor.

¿Qué es ‘Persigue tus sueños’?

Unas becas deportivas que están en la séptima edición. A cada convocatoria acuden más de 200 aspirantes y llevamos más de cincuenta premiados.

¿Y qué premian?

Hay experiencias emocionantes. Desde un chaval que con un solo pulmón llega a hacer la Titan Desert al caso de Victor Tasende, que se quedó tetrapléjico con 17 años, consiguió ir moviendo partes del cuerpo para hacer remo o tiro con arco y acabó completando también la Titan y varios ironman. 

Historias que marcan…
No es necesario tener un hándicap físico, pero se premian proyectos de superación, retos. Todos interiormente tenemos un talento por descubrir y algo que deseamos hacer. Se presenta gente de muchas disciplinas deportivas. Algunos quieren recaudar dinero para familiares con problemas o para investigación de enfermedades raras.

En 2011 se decidieron a impulsar el primer equipo femenino en la Barcelona World Race de vela. Fueron un poco adelantados a los tiempos dando apoyo a la mujer. ¿Por qué?

Estuvimos en dos ediciones. En la primera, con Anna Corbella y Dee Caffari, un equipo íntegramente femenino, fuimos pioneros. Anna se convirtió en la primera española en dar la vuelta al mundo a dos y Dee la que más acumulaba. Más allá de quién ganara, ellas fueron las que obtuvieron más notoriedad. Cuando llegaron, las recibimos una pancarta en la que se leía ‘Persigue sus sueños’. Ahí quedó la idea, y lo rescatamos para las becas. En un deporte amateur, una persona no conocida materializó su sueño.

Un componente importante en todas sus acciones es unirlas a algún proyecto solidario… Tienen la ‘Fundación GAES Solidaria’. ¿Qué hacen con ella?

Las becas dependen de la Fundación. Y no sólo estamos en el deporte, sino también nos unimos al mundo de la música. Fuimos el patrocinador principal del concierto de Plácido Domingo en el Bernabéu, que fue espectacular. También colaboramos en el veinte aniversario de la Fundación Real Madrid. Por eso vamos a arrancar también con los Premios ‘Persigue tus Sueños de música’. Hemos unido ahí al Teatro del Liceo, al Real, a Sport Cultura, al guitarrista Pablo Sáenz Villegas…

En la Titan llevan a cabo una acción paralela que es ‘Volver a oír para volver a vivir’. ¿A cuánta gente han ayudado?

Es que a la Titan comenzamos yendo seis y acabamos participando cincuenta personas de la empresa. Con gente del almacén o de cualquier tienda junto al jefe (sonríe). ¡Un pedazo de experiencia! Éramos patrocinadores de la prueba y nos implicamos mucho. De ahí llegamos a llevar un equipo de profesionales y a donar más de cincuenta audífonos a niños saharauis cada edición.

Debe ser muy gratificante…

Me impresionó ver la cara de una cría de 16 años la primera vez que escuchaba algo. ¡Te das cuenta del bien que puedes hacer! Llevamos siete años con esa caravana paralela, que además realiza la revisión de los aparatos. También colaboramos en la India con la Fundación Vicente Ferrer aportando audífonos. Creemos mucho en un patrocinio 360º. No queremos poner GAES en la camiseta o en una moto y ya está. Quiero que, el que lo lleve transmita solidaridad y valores y que la gente de mi empresa pueda compartir, aunque sea un día, todo eso con los deportistas.

¿Y siempre va todo ligado a la audición?

No. También ayudamos a payasos que van a hospitales. O ‘Músicos para la salud’, que tocan en centros médicos.

¿La GAES Titan Desert es la joya? Esta última edición ha entrado el Tour de Francia, a través de ASO, como organizador.

Sí, sí. Y eso ha contribuido a una mayor difusión. Es una carrera muy bonita. ¡Aunque personalmente ya estoy un poco cansado! Una semana durmiendo en jaimas, con la misma comida… Pero tienes tantos amigos allí y es un reto tan personal que al final vuelves.

Ha completado ocho GAES Titan. Esta última con su mujer, Eva Tomás. ¿Eso no es para superhombres y supermujeres?

No, no. Nos levantamos a entrenar a las seis y media, hacemos una hora de gimnasio y luego cogemos la bicicleta y vamos con ella a trabajar a la oficina, que pilla a unos 20 kilómetros de Barcelona. A veces también vuelvo a casa. Todo se puede hacer. Las pruebas como la Titan son de cabeza, de saber aguantar. Hace calor, se estropea la bici… Pero hay que tener claro si quieres disputar o ser finisher (acabar).

También dan nombre a la GAES Pilgrim Race. ¿Qué es? ¿Qué tiene de diferente?
Esta será la segunda edición, de la mano de Zertior, con quien también hicimos la GAES Atacama. La Pilgrim, del 1 al 7 de julio, enlaza con mountain bike Madrid y Santiago por ramales del Camino. Recorre partes de España preciosas y hay muy buen ambiente porque se duerme en tiendas y se hace equipo.

Este año, con el programa Universo Mujer del Consejo Superior de Deportes, van a presentar un equipo de cincuenta mujeres…

Sí, con la ayuda de Coviran. Se trata de enviar un mensaje de igualdad que hace falta. Nos hace mucha ilusión.

El deporte parece metido en su plan de negocios…

Claro. Defendemos cualquier tema de valores. Contamos con el programa ‘GAES te cuida’ que incita a hacer deporte, ¡y basta con zumba! Disponemos de un fisio, aconsejamos subir las escaleras andando, ofrecemos charlas sobre alimentación con consejos para, por ejemplo, preparar la fiambrera. Somos lo que comemos y es importantísimo. Una mala alimentación también es un problema para la empresa. Y luego está el PAE (Programa de Atención al Empleado), que gestiona una empresa externa y al que pueden llamar por teléfono para pedir consejos, superar una crisis… Invertimos mucho en salud y conciliación porque mejora el clima laboral y nos hace atractivos al talento externo.

¿Encuentran apoyo de las instituciones públicas?

Fuimos de los primeros en colaborar en ‘Eventos de especial interés’ (aportan grandes desgravaciones fiscales) como la Barcelona World Race, Reino de Granada, Jerez capital del motociclismo o Universo mujer. Son proyectos que ayudan bastante a las empresas y son de interés nacional.

¿En qué otra prueba o deporte le gustaría implicarse?
¡Hay muchos proyectos singulares! Me ronda la idea de subir al Elbrús con una fat bike (ruedas anchas). Se trata de ilusión, y de tener una excusa que te sirva a entrenar. ¡Sin obsesionarse! Un entrecot o una copa de vino también son saludables.

from Últimas noticias | Diario AS https://ift.tt/2sqtfRv
via IFTTT

El Atlético llega hasta la Moncloa

El Atlético sigue de moda. Y ya no solamente en el mundo del fútbol. Su gran revolución se está produciendo hasta en el palco. Lo que parecía imposible ha sucedido. El Metropolitano ya tiene categoría super VIP, algo que hasta el momento solamente se la habían dado al Bernabéu. Su Majestad el Rey no ha ocultado sus inclinaciones rojiblancas y estuvo en Lyon siendo el gran talismán colchonero para traer la Europa League. Ángel Garrido, el nuevo presidente de la Comunidad de Madrid, también se ha declarado atlético y el último gran baluarte de la vida española, el nuevo presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, gracias a su andadura en el Estudiantes también es otro adepto colchonero. Está claro que ahora mismo el Atlético ya es uno de los grandes en los despachos más exclusivos.

Se tiene que aprovechar esta moda, aunque tanto Cerezo como Gil Marín deben tomar buena nota de todo lo malo que hicieron los vecinos en sus palcos y que al final no sean amistades peligrosas. Lo importante es que el Atlético sigue creciendo. Ya no es solamente que los aficionados de la calle se sientan cada día más identificados con el Cholismo. Es que también el partido a partido está calando hasta en la política. Simeone se está convirtiendo en un referente cultural. Si al final se consigue la machada de jugar la final de la Champions en el Metropolitano, van a tener que hacer un palco de proporciones gigantescas para todos los atléticos que querrán apuntarse a la fiesta. Está claro que se siguen batiendo listones que parecían inalcanzables y que este Atlético es historia irrepetible.

from Últimas noticias | Diario AS https://ift.tt/2J9t2J1
via IFTTT

Pochettino querría, pero Levy muerde

Vino Pochettino a Barcelona a hablar de su libro y se pasó el día hablando del Real Madrid. No es para menos: se trata del primer candidato, ya le había hecho ‘tilín’ a Florentino tras aquel 3-1 del Tottenham al Madrid en la fase de grupos. Ya entonces hubo coqueteo, que llegó a oídos de Zidane, y ese ha sido uno de los factores que han movido al francés a marcharse. Sabía que la confianza en él era relativa, tenía desacuerdos con el presidente en temas que no son precisamente menores, Cristiano, Bale y la portería, y era conocedor de que el club había vigilado por el radar varios entrenadores durante todo el curso, sobre todo a Löw y a Pochettino.

Löw se ha descartado explícitamente. No quiere un club, tiene el cuerpo hecho a otro ritmo. Pochettino se deja querer, está loco por la música y sería bueno para el Madrid, pero es rehén del Tottenham, con el que renovó sin ‘cláusula liberatoria’. Levy, el dueño-mandamás del club londinense, no va a dar ninguna facilidad. El Madrid ya se le ha llevado a Modric y a Bale. El caso de este, lo recordarán, fue largo y sólo se consumó con un traspaso récord que en su día picó el ego de Cristiano. Ahora no va a dar ninguna facilidad para que se vaya Pochettino y ya veremos si éste fuerza lo bastante o no se anima. “Levy muerde”, dijo ayer.

Gente bien informada me habla de Allegri. Viene encadenando ‘scudettos’, aunque la Champions no se le ha dado tan bien. De hecho, en Italia, al saberse la salida de Zidane, corrió un chiste: “Se ha cansado tanto de ganar Champions que quiere venir a la Juve”. No será eso, pero Allegri sí tiene papeletas para el viaje contrario. Florentino desconfía de los entrenadores que hacen muy buenas migas con los jugadores, le parece que dejan de ser jefes ‘strictu sensu’. Ahora aspira a un verano con bajas y altas sonadas, para lo que quiere un entrenador que le escuche más a él que a la plantilla y ahí entra Allegri.

from Últimas noticias | Diario AS https://ift.tt/2LfAWRE
via IFTTT

Cientos de aficionados despiden a Panamá

La selección de Panamá vivió una emotiva despedida en el aeropuerto internacional de Tocumen, donde tomaron un vuelo hacia Noruega, donde jugarán ante la selección del norte de Europa en Oslo, su capital. Será el último partido de preparación antes de instalarse en su sede de Rusia para aguardar al estreno en el Mundial contra Bélgica.

Cientos de aficionados aguardaron en la entrada del aeropuerto y en la zona de embarque para mandar un último mensaje de apoyo a sus héroes, que disputarán un Mundial por primera vez en si historia.

De la mano del Bolillo Gómez el cuadro confía en complicar a sus rivales, de enorme dificultad, en las dos primeras jornadas, cuando se medirán a Bélgica e Inglaterra. Sin embargo, el plantel ha trabajado durante mucho tiempo, tiene un esquema de juego en el que se manejan de maravilla y no tienen nada que perder una vez llegados a este punto tan alto.

from Últimas noticias | Diario AS https://ift.tt/2kEYyUm
via IFTTT

El caudillo vikingo y sus esclavas célticas

Puede que Islandia quede lejos, en algún sentido provinciano de la topografía, pero también es una especie de túnel del tiempo, un agujero de gusano que nos permite ver los modos y mecanismos de la historia, las causas pretéritas de nuestro presente tornadizo. Lejos en el espacio, pero no mucho en el tiempo: lo mejor de dos mundos. Lee en Materia cómo la inspiración del genetista Kari Stefansson convirtió su empresa deCODE en una plataforma de descubrimiento de las variantes genéticas que causan la enfermedad humana. Lee cómo los 102 asmáticos que hay hoy en la isla provienen de una sola pareja que vivió allí en el siglo XVII, mientras en el continente se originaba la ciencia moderna y se publicaba El Quijote.

Seguir leyendo.

from Sección Materia | Ciencia en EL PAÍS https://ift.tt/2sAx8CC
via IFTTT

Una leyenda y un caballero

Paso a la leyenda. El Real Madrid pierde un gran entrenador pero gana una leyenda. Qué poco habitual es saber marcharse en lo más alto. Los motivos reales del adiós de Zidane sólo los conocerá él. Probablemente sean más elementales de lo que se quiere dar a entender. Puede que simplemente crea que su discurso en el vestuario se desgasta. Puede que haya tenido muy presente el final de su profesor Ancelotti en el Madrid. Saber evitar la puerta de atrás es un arte que muy pocos consiguen. Ahora que se cierra la edad de oro del francés conviene recordar cómo comenzó todo. Mucho antes de que llegara al primer equipo, Zidane fue el muñeco del pim pam pum, por aquello de no tener título de entrenador, y cuando Benítez fue cesado en Navidad de 2015 muchos entendieron que la llegada del francés era un tiro al aire que podía acabar pegando en un pie. Superar los títulos de Molowny en dos años y medio resulta casi milagroso.

Un caballero. Un tipo con la capacidad para confesar públicamente que no es el mejor en lo táctico pero que ha tenido muy claro dónde estaba su fortaleza: defender a su grupo de futbolistas por encima de todo. De portería a punta. De Keylor a Benzema. El entrenador que convenció a Cristiano de que debía parar, el entrenador que entendió que la bbC debía pasar a mejor vida. La constatación evidente de que entrenar a un grande es mucho más que una pizarra.

Otro argentino en el Botxo. Eduardo Berizzo ha caído de pie en Bilbao. La capacidad que tiene la afición del Athletic para regenerar su ilusión está fuera de toda duda, más aún si el elegido es uno de los discípulos más destacados de Bielsa. La Catedral no olvida cómo jugó su equipo y cantó aquello de “A lo loco se vive mejor”. El Toto ya dejó claro que cada entrenador tiene su sello, pero la estela de Bielsa perdura. Un equipo que lo bordó en el mítico partido de Old Trafford y que acabaría alcanzando dos finales que se perderían. El ex de Celta o Sevilla encarna una versión más somera, más relajada que la que puso en práctica Bielsa. Tiene un profundo discurso, y eso gusta en una ciudad que necesita volver a Europa.

El espectáculo. Las finales de la NBA comenzaron con una tremenda exhibición de baloncesto. La victoria de Warriors en la prórroga pone el 1-0 ante Cavaliers. Vean a LeBron, hizo 51 puntos, uno de los grandes héroes deportivos de nuestro tiempo. Lucha solo contra el Equipo A que encabezan Curry, Thompson y Durant. Un deportista de 33 años que ha llevado a sus hombres a ocho finales de manera consecutiva y casi siempre disponiendo de una plantilla inferior a la del finalista. Se ha ganado el derecho a ser comparado con Michael Jordan y se merece ese debate. Mañana, segundo asalto.

from Últimas noticias | Diario AS https://ift.tt/2LQTgBJ
via IFTTT

Grandeza del acróbata tranquilo

Zinedine Zidane es uno de los hombres mejor vestidos del universo del fútbol. Por dentro, es decir, en lo que significa el alma de un ser humano, es también un hombre bien equipado, capaz de guardarse para sí los enfados. A veces explota, como cuando le dio un cabezazo, por cuestiones de honor, a un adversario italiano.

Pero no siempre explota Zidane, guarda bien las formas, sólo se extralimita (respecto a lo que él mismo ha marcado como límites) cuando en el campo observa jugadas que él jamás se hubiera tolerado a sí mismo. El listón está muy alto en su caso, de modo que en el banquillo se le ve muchas veces rematando él mismo los balones que otros han sido incapaces de dominar. Como entrenador, pues, es una extensión de ese futbolista que se hizo en Marsella y ahora es una marca registrada en la historia del fútbol de calidad.

En esos barrios (los futbolistas siguen siendo de barrio, como Lionel Messi, como Cristiano Ronaldo, como Neymar o Pelé, como Maradona, como Fernando Torres, como Higuaín) se hizo el carácter de Zidane para el fútbol y para la vida. Una vez me lo encontré en Tenerife, de golfista en un hotel de lujo. Iba en la trasera de un automóvil de campo, atento al juego y a la gente, mostrando una curiosidad que es la que le hace mirar uno a uno a los que lo entrevistan después de los partidos. A cada uno le responde directamente, lo trata de tú, se le acerca como si le estuviera diciendo a él, o a ella, algo personal e intransferible.

Ese hombre que golpeó en el pecho a Materazzi es un hombre delicado y tranquilo, como un profesor de francés en las colonias, generoso con sus futbolistas (a Keylor Navas se lo quiso quitar de encima el presidente del Madrid: ahora, en la despedida, Keylor se ha declarado devoto de los consejos del míster) y contrario a que la directiva se meta en sus asuntos.

En este último punto ha estado el quid de la cuestión: por qué se fue de pronto Zidane del banquillo del Real Madrid. Surcan las redes todo tipo de especulaciones, algunas de las cuales él mismo ha corroborado a su manera, respetuosamente, sin osar mentarle la madre a nadie, pues eso se acabó con aquel cabezazo y ya nunca más se vio a Zidane tan violentamente él mismo. Lo cierto es que el Madrid le impuso jugadores, y con acrobacias bien medidas se quitó de encima las exigencias, y siguió entrenando, atendiendo a los deseos de los jugadores que ahora, con la excepción de Gareth Bale, lo han colocado en el pedestal de sus historias.

Pero tuvo noticias, parece, de que el equipo directivo estaba a punto de soltar lastre, a su modo, tras la euforia que produjo la nueva Champions de Zidane, la obtenida en Kiev. Y esa nueva intromisión en el diseño de la plantilla ya fue demasiado para este hombre elegante, al que los trajes le caen como si fueran guantes hechos en París.

Y dijo basta. Es un acróbata tranquilo, que se va de los sitios dejando atrás el perfume que, según Cruyff, dejan siempre a su paso los grandes del fútbol.

from Últimas noticias | Diario AS https://ift.tt/2Ja32x5
via IFTTT

Zidane tenía la mano después de Kiev

Cinco días después de ganar la Copa de Europa, el Real Madrid no tiene al entrenador que la ha conquistado en tres ediciones sucesivas. Tampoco se sabe si continuará Cristiano Ronaldo, estrella de proporciones históricas, y no es fácil descifrar la situación de Gareth Bale, el jugador que rompió la barrera de los 100 millones de euros. Minutos después de terminar la final de Kiev, sintió que su golazo le autorizaba a tirar a Zidane al tren. “O juego siempre o dejo mi asunto en manos de mi agente”, vino a decir Bale, abriendo varios frentes polémicos: el desafío al entrenador, la fricción con una buena parte de la plantilla y la posibilidad de abandonar el Real Madrid una vez reubicado en el mercado, condición procurada por su impresionante tijereta. Ningún dirigente del Real Madrid le afeó la conducta y ya sabemos una consecuencia: Bale no tendrá que preocuparse por las decisiones de Zidane. El técnico se ha ido.

Es evidente que la final de Kiev marcaba la divisoria del Real Madrid en la temporada. Por compungido que pareciera Florentino Pérez en la conferencia de prensa del técnico, estaba claro el despido de Zidane si el equipo perdía frente al Liverpool. Madrid es grande pero no lo suficiente como para no enterarse de las críticas que se han vertido esta temporada sobre Zidane. Las extravagantes reacciones de Cristiano y Bale después del partido tampoco favorecían su continuidad, aunque el delantero portugués apuntara al club y el jugador galés criticara al entrenador. No era el mejor modo de comenzar una nueva temporada o un nuevo ciclo.

Zidane sabe bastante de finales dramáticos. Fue expulsado en su última actuación con la selección francesa, después de su célebre agresión a Materazzi en la final del Mundial 2006. En esta ocasión, ha tenido la oportunidad de elegir su destino, sin interferencias dramáticas. Sin ninguna experiencia previa en la Primera División, ha dirigido al Real Madrid durante dos temporadas y media, con un balance impresionante: tres Copas de Europa, una Liga y todos los títulos restantes, excepto la Copa del Rey. El éxito de Kiev le vacunaba contra una despedida traumática y le liberaba para tomar cualquier decisión. Decidió marcharse.

Su ciclo ha sido excepcional por numerosas razones. Ha ganado un escandaloso porcentaje de títulos, ha hecho historia en la Liga de Campeones con las tres victorias consecutivas y, en la temporada 2016-17, dirigió al mejor Real Madrid de las tres últimas décadas. Con algo de desdén se le ha catalogado como un gran gestor del vestuario, como si esa tarea no fuera la más ingrata, compleja y casi inabordable en el Real Madrid. Las astracanadas de Cristiano y Bale después de la final confirman la magnitud de la tarea que Zidane ha cumplido en una selva de estrellas.

Tuvo aire de reproche la elección de su mejor momento como entrenador. “La Liga que ganamos”, dijo. Sonó a aprecio sincero por lo que significa el campeonato de la consistencia, del día a día, del cotidiano trabajo bien hecho. Sus palabras también señalaron la tristeza por el deficiente campeonato del Madrid, cuando parecía que el equipo llegaba con el viento en las velas después de sus dos victorias sobre el Barça en la Supercopa. No hay una explicación razonable para el desplome en la Liga. Por eso mismo, las palabras de Zidane contenían un cierto tono de reproche, no se sabe si a él mismo o al equipo.

Su legado resulta especialmente importante porque ha funcionado como el mejor embajador posible del Real Madrid, un hombre inteligente, sensato y astuto que ha devuelto al club a la posición de máximo prestigio que perdió durante el violento trienio de Mourinho. Ese formidable papel institucional lo ha tramitado en cada una de sus 300 conferencias de prensa, en cada entrevista y en cada aparición pública. En ese capítulo, donde es casi imposible salir ileso, Zidane ha sido tan trascendente como en el banquillo, donde de repente se aprecia un vacío abismal.

from Últimas noticias | Diario AS https://ift.tt/2LRuKk3
via IFTTT