Hortelano: “Habrá que correr muy rápido para vencerme”

-Regresa a Madrid este viernes, a la pista de Moratalaz, en la que hizo su irrupción meteórica en 2016.

-Sí. Es curioso porque hace dos años logré el récord de España de 100 dos veces (10.08 y 10.06), y es una pista muy rápida, magnífica para la velocidad. Tengo ganas de correr un buen 400 mañana. Será el tercero de la temporada y me encuentro muy en forma.

-Será un duelo muy esperado con Husillos… ¿caerá el récord de Cornet (44.96)?

-He visto que hay expectativas. Estarán Husillos, Samuel García y extranjeros muy buenos. Pero no me estreso, porque quiero superar mi mejor tiempo. Eso sí, cuando suene el pistoletazo iré a por todas. El 400 es una prueba interesante, porque a veces estas para una marca, pero no sale… y otras haces un marcón. Estoy preparado mentalmente, con paz interior, y le aseguro que los otros tendrán que correr muy rápido para vencerme.

-Tres carreras ha hecho en 2018. Dos 400 en 45.96 y 45.67 y un 200 en 20.35. ¿Pensaba volver a un nivel tan alto tras 21 meses parado por aquel accidente de tráfico?

-Sé que hay quien se ha sorprendido de que haya vuelto con estas marcas, pero yo sí lo esperaba. En 2017 tuve que renunciar al Mundial, en una decisión muy difícil, pero yo no quería volver para no ser competitivo de verdad. Si me pongo la camiseta de España será para estar al 110%, con los mejores. He peleado, aplicando mucha paciencia, trabajo y confianza en un plan.

-Pero le ha ido todo bien…

-Reconozco que tengo muchas ganas de competir y la pasión a un atleta le puede llevar muy lejos. Me he entrenado en 400 para hacer una base, pero también sirve para aguantar y tener fuerza en 200.

-¿Tiene más hambre que el Bruno Hortelano de 2016?

-En 2016 adapté mi cabeza para estar en la élite mundial. En 2018, cuando salgo a la pista siento calma, es un premio y quiero disfrutar de correr y de la velocidad. Yo tengo un propósito, llegar en el mejor estado de forma posible a los Juegos de Tokio 2020. Es mi sueño y después del accidente ya no es sólo un viaje personal, sino de toda la gente que me ha apoyado, personas que lo han pasado mal…

-¿Ve factible su récord de España de 200 (20.12)?

-El 100 no lo estoy preparando, pero sí buscaré tres 200 de muy alta calidad (en París, el primero) para correr alrededor de los 20 segundos. Este año espero hacer marca personal y récord, porque todavía no hemos afinado. Quiero plantarme en agosto en los Europeos de Berlín sin miedo a nadie. No sé si bajaré de 20, el plan y el trabajo está enfocado a ello.

-Con Búa, Husillos y Samuel, ¿se ve en el 4×400 de Berlín?

-Si llego en buena forma, me encantaría aportar al equipo de 4×400.

from Últimas noticias | Diario AS https://ift.tt/2K1XMMd
via IFTTT

“Me dicen que serán los mejores Juegos Mediterráneos”

¿Cómo está respondiendo la ciudad a estos Juegos Mediterráneos? ¿Nota que hay expectación?
Hay dos o tres datos objetivos que apuntan una implicación real. Uno de ellos, los voluntarios. Necesitábamos 3.500 y hemos llegado a 8.200. Es un récord. Otro indicador es la selección de la mascota. Se escogió entre 10.000 niños que hicieron la propuesta. El Comité copiará nuestra idea a otros acontecimientos. Luego está la disponibilidad de las 16 sedes que nos han prestado sus instalaciones. Es verdad que la población no ha espabilado hasta el último mes, pero las entradas se están vendiendo bien. Quedan muy pocas para la inauguración y para deportes como halterofilia, natación, vóley playa, baloncesto 3×3 o balonmano hay mucha demanda. Hay otros más flojos.

¿Creyó en algún momento que no se celebrarían?
Fuimos muy perseverantes y nunca tuvimos la percepción de que al final no se iban a celebrar. Pero en aquel año que el gobierno español estaba en funciones y no se aprobaron los presupuestos, y tuvimos que viajar a Orán, donde se ubica el Comité Internacional de los Juegos Mediterráneos (JJMM), para decirles que asegurábamos la organización pero que no podíamos comprometernos con la financiación. Excepcionalmente, el Comité nos dio una prórroga, confió en nosotros. Eso no sucede, ya que le quitó a Volos (Grecia) los JJMM para dárselos a Turquía recientemente. Rozamos el larguero, pero lo superamos.

¿Cuál es la inversión en la ciudad?
En la ciudad de Tarragona hay unos 80 millones de inversiones. La plaza de Toros se ha remodelado y está espectacular. Hemos hecho un nuevo pabellón de deportes. Un nuevo estadio de atletismo y de natación, así como la remodelación del estadio del Nàstic. Además, la urbanización del Anillo Mediterráneo.

¿Hicieron todo lo que estaba previsto?
Hay una inversión que hemos dejado de hacer por economía y para que la gente entienda que no se puede hacer todo. Teníamos previsto entre 28 y 30 millones para construir una villa olímpica. Vimos que teníamos en los alrededores capacidad hotelera para cubrir las plazas. Lo planteamos al Comité Internacional y nos aplaudieron. Nos dijeron que será la primera vez que los atletas estarán bien atendidos, en hoteles de tres y cuatro estrellas, y no una villa que el día antes han acabado de traer los colchones, faltan grifos y las puertas no cierran. Además, son villas que pueden quedar abandonadas. La que se hizo en los Juegos de Almería, en 2005, aún está el 50 por ciento sin ocupar y la de Pescara, en 2013, está al 70 por ciento. Aquí le daremos cinco o seis millones a los hoteles de la ciudad. De hecho, Los Ángeles, en 2028, ya hará hoteles y no villa.

Cómo en Río 2016…

Aquello fue la hoguera de las vanidades… En Frankfurt y Roma consultaron a sus ciudadanos si querían mantener la candidatura olímpica, y al final dijeron que no. La razón, porque la gente piensa que son gastos extraordinarios. Nosotros hemos asegurado que no tendremos déficit y no dejaremos la ciudad endeudada. Como Ayuntamiento, hemos invertido 12 millones y hemos logrado inversiones en total por 80. Cualquier empresario pondría un euro para ganar ocho. Hay críticos, porque siempre existen, pero hay gente de la oposición que lo ha entendido mejor.

¿Contó con el apoyo de todas las instituciones?

Todos se han implicado y el Comité Internacional lo ha valorado. El Estado, desde que José Luis Rodríguez Zapatero aprobara el presupuesto en el Consejo de Ministros, hasta la Generalitat con todos sus presidentes, las Diputaciones de Barcelona y Tarragona. Todos tuvimos claro que esto debía ser un éxito. Curiosamente, es de las pocas cosas que el Estado y la Generalitat se han entendido bien. Somos una isla, por desgracia, pero mantuvimos la unión en los momentos más difíciles. Cada institución conocía su papel.

¿Qué sabe ya de la ceremonia de inauguración?
No quiero que me expliquen nada. Deberé leer un discurso. Me han dicho que habrá música clásica y contemporánea y muchos actores, pero no sé más.

Sabe que estará acompañado por el Rey Felipe VI, Pedro Sánchez y el presidente de la Generalitat, ¿no?

En principio, sí. Me haría ilusión que vinieran los tres.

¿Cómo explicaría la tradición de Tarragona con el deporte?
Tenemos una tradición de fútbol con el Nàstic, que es el club polideportivo más antiguo de España. Hay una tradición de remo y vela en nuestros puertos marítimos. De baloncesto hay algo también y nuestro equipo de voleibol ha estado en la máxima categoría muchos años. El hockey patines es el deporte más extendido e histórico. También hacemos deporte al aire libre, como triatlón, atletismo… El clima ayuda. Tenemos a deportistas como Natalia Rodríguez o Berta Castells. Queremos ser un territorio que por su clima podemos acoger a selecciones de pretemporada y postemporada. Eso nos permitiría que el turismo aumentara en otra época del año. Haremos ofertas de nuestras instalaciones a las federaciones internacionales.

¿Es el principal retorno de las instalacoines?
Es el principal retorno. Queremos convertirnos en un destino de turismo deportivo.

Son la ciudad más pequeña de la historia en organizar unos Juegos Mediterráneos. ¿Una ventaja?

Soy cristiano, y la elección la viví un poco como David contra Goliat, ya que competíamos con Alejandría, que tiene 2,8 millones de habitantes, y nosotros 140.000. Lo atribuimos a la tradición de Cataluña y España para organizar eventos deportivos. Almería en 2005 estuvo muy bien y qué se puede decir más de los Juegos Olímpicos de Barcelona, que marcaron un punto de inflexión. Luego fue clave el entendimiento entre instituciones, pues todas nos avalaron. Y teníamos una parte de los equipamientos ya hechos…

¿Qué opinan los niños y niñas por ver en directo a Mireia Belmonte, Lydia Valentín…?
Están todos maravillados. Tengo dos sobrinas que no saben qué es la natación pero sí quién es Mireia. Subimos de categoría. Pasamos de ser una ciudad de Segunda a ser una de Primera y eso impregna todas las capas sociales. La clave es que las inversiones se hagan en sitios que lo necesitan. La zona del Anillo Mediterráneo era una barriada que se inundaba, daba problemas… Y ahora puede ser el epicentro de la ciudad.

¿Cómo se gestó la participación de Kosovo?
Me apetecía que participase Siria, que está en guerra, ya que allí hay 32 atletas. Kosovo es especial, porque fue el Comité Internacional el que dijo que bajo su paraguas debía participar. Eso llevo alguna discusión con el Ministerio de Exteriores, pero al final de entendió que no era un reconocimiento al país, sino al deporte.

¿Y qué falló en la no participación de Israel y Palestina?
Lo intentamos durante un año. Hicimos una asamblea en Tarragona, cuando estaba Tomas Bach de presidente en el Comité Olímpico Internacional. Al final se rompió por muchas cosas, sobre todo porque Palestina sufrió amenazas de otros países. Hubo un momento en que lo tocamos y hubiera sido histórico.

¿Cómo vivió usted los Juegos de Barcelona 92?
Era concejal de Deportes en Tarragona. El olimpismo y su espíritu nos inspiraron. Al final, el mundo estaba reconociendo un país que hasta hace poco estaba en manos de una dictadura. Y en una ciudad, como Barcelona, que no había podido brillar con luz propia pese a ser muy abierta. Tenía muchos compañeros allí. Estuve en los Paralímpicos. Pasqual Maragall implicó como nadie a todos. Tuvimos muchos atletas en Tarragona y había muchos voluntarios de aquí. Fueron el epicentro de todo. Y luego la mascota Cobi triunfó.

¿Y cómo serán estos de Tarragona?
Me dijo el presidente del Comité Internacional que estaba seguro de que los de Tarragona serán los mejores Juegos Mediterráneos de la historia. Recuerdo mi conversación con Pasqual Maragall. Me dijo: ‘no tendrán buenas noticias hasta que empiecen los Juegos. Y, cuando pase, todo el mundo lo recordará como la gran cosa que has hecho’. Me regaló la corbata que llevaba en el 92.

¿La llevará el viernes en la inauguración?
No, pero la tengo guardada como oro en paño. Maragall es una referencia personal y política.

from Últimas noticias | Diario AS https://ift.tt/2MKMAp5
via IFTTT

Compite Kosovo, un país que no existe para España

Los Juegos Mediterráneos esconden un conflicto internacional, que con un retrueque diplomático y buena voluntad se ha podido solucionar. En Tarragona participarán más de cincuenta deportistas de Kosovo, un territorio que se independizó de forma unilateral de Serbia en 2008. Y España es uno de los cinco países de la UE que no reconoce esa independencia. De fondo, el desafío independentista de Cataluña.

Esto ya ha provocado perjuicios deportivos. Por ejemplo, A Coruña iba a organizar el Europeo júnior y Sub-23 de halterofilia en octubre, y la Federación Europea se lo ha retirado porque los kosovares no podrían entrar en el país. ¿Por qué a Tarragona sí? Los deportistas representan en realidad a los comités olímpicos nacionales, en una competición organizada por el Comité Internacional de los Juegos Mediterráneos (CIJM), que a su vez está bajo el paraguas del Comité Olímpico Internacional, que admitió al kosovar en diciembre del 2014.

El Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación ha expedido visados “en hoja aparte” con validez exclusiva el periodo de los Juegos, dejando claro que eso “no supondría un reconocimiento implícito del Reino de España”. Negar la entrada a los kosovares habría provocado un choque con el COI, y otro problema para una competición que ya ha tenido bastantes. Así pues, si hay medalla de Kosovo (tiene una campeona olímpica en judo, Majlinda Kelmendi, por ejemplo) en Tarragona sonará un himno de un país que para España no existe.

from Últimas noticias | Diario AS https://ift.tt/2MacIsA
via IFTTT

Hablamos con Yankuba Sima, el único español en el draft 2018

Todas las miradas están centradas en Luka Doncic. Pero pocos saben que en el draft 2018 se presenta un jugador español: Yankuba Sima. Nacido en Girona en 1996 y a un mes de cumplir los 22 años, este pívot se ha formado en la NCAA durante las tres últimas temporadas. No ha concluido sus estudios de Sports Management (gestión deportiva), pero explica que es “una prioridad acabar la carrera“. Se muestra realista y reconoce que será casi imposible dar el salto a la NBA vía draft, pero peleará para poder cumplir algún día su sueño. Mientras perfila su salto al profesionalismo en Europa, atiende a la llamada de As desde Girona.

Preséntese, ¿quién es Yankuba Sima?

Mis padres son de Gambia, pero llevan viviendo en Girona más de 30. Allí nacimos mis hermanos y yo. Empecé a jugar a los 7 años en un equipo que llamado Santa Eugènia hasta que me fichó el Sant Josep de Girona, donde el nivel era más alto. Estuve hasta que en mi último año júnior me fui a la Canarias Basketball Academy (CBA). Esa fue la temporada en la que más mejoré como persona y jugador, llegando incluso a ser convocado para la Selección española. En la CSBA se me abrieron las puertas de Estados Unidos. Al llegar, estuve en una ‘pre school’ en Florida, donde me vieron ojeadores de universidades de alto nivel. De ahí di el salto primero a St. John’s y después a Oklahoma State.

Y ahora es el único jugador español en el draft.

Al irme de Oklahoma State pasé a ser automáticamente elegible para este draft, así que me inscribí. Puse mi nombre, pero no le doy más importancia.

¿Cómo pasará la madrugada del jueves al viernes?

Lo seguiré por televisión, aunque siendo sincero, no creo que tengo muchas opciones de salir drafteado. Lo que no quita que lo vea por diversión y pueda llegar a darse la sorpresa.

Como todo jugador joven con potencial, imagino que su meta es jugar algún día en la NBA.

No me preocupa no salir elegido. Ahora mi objetivo es jugar aquí en Europa y seguir trabajando duro cada día para llegar al nivel más alto posible. Y claro, si se puede, cumplir mi sueño de jugar en la NBA. Voy a ir poco a poco. La paciencia es una de mis virtudes.

¿Llegó a realizar algún workout (entrenamiento) o entrevista con alguna franquicia?

Desafortunadamente, no he tenido ninguna toma de contacto. Al acabar la temporada regresé a Girona, donde he estado entrenando desde entonces.

Sima, con la Sub-19 en 2015

¿Durante la temporada, los jugadores de la NCAA siguen los pronósticos sobre el draft o se mantienen al margen?

No se la da casi importancia a los rumores y proyecciones. Durante el curso el único objetivo es clasificarse para el March Madness y llevar a la universidad lo más lejos posible. El presentarse al draft es una decisión que corresponde a cada uno conforme a sus posibilidades.

La de este 2018 es una generación en la que hay varios pívots, su posición, muy prometedores: Ayton, Bagley III, Bamba….

Por lo general son muy atléticos, tienen calidad, talento de sobra y están ya muy desenvueltos. Van a tener una larga carrera en la NBA. Entre los que menciona el único al que me he enfrentado es Mo Bamba. Tienen un gran potencial, es súper largo. Puedo asegurar que intimida muchísimo, jugar contra él es una pesadilla porque cambia la trayectoria de todos los tiros. Puede que no se vea, pero ayuda muchísimo a su equipo. Ojalá le vaya bien.

Es obligado preguntarle por Luka Doncic. ¿Se hablaba de él en la NCAA?

Se ve que tiene un talento innato. Aunque nunca me he medido a él, he seguido muchos partidos suyos en la Euroliga y el Eurobasket. En Estados Unidos me preguntaban cómo le veía y si era tan bueno como parece. Siempre decía que hacía muchos años que no se daba un jugador con ese talento y calidad. Va a dar mucho que hablar.

Aquí en España no existe esa cultura tan apasionada por el deporte universitario. Ayúdenos a comprenderla, usted que ha vivido la NCAA desde dentro.

Lo bueno que tiene el modelo de Estados Unidos es que puedes jugar al baloncesto al mismo tiempo que te formas y mejoras tu educación. Por eso cada vez hay más jugadores y jugadoras españoles allí. Se aprecia muchísimo el ambiente de la ‘fan base’, como se conocen allí a los aficionados. Para un chico de nuestra edad, poder jugar en algunos de los pabellones en los que lo he hecho y disfrutar de ese entorno es una pasada. Una experiencia formidable. Me ha encantado poder vivirla. Si alguien tiene la oportunidad de hacerlo, le animo a ello.

¿Realmente les controlan el expediente académico?

Es prioritario aprobar todas las asignaturas y mantener una determinada nota que es la que te permite poder seguir entrenando y jugando los partidos.

¿Cómo es el día a día de un deportista en el college?

El ser deportista de una determinada universidad hace que te conozca más gente cuando paseas por el campus. Aunque casi no nos ven el pelo porque nos pasamos todo el tiempo en clase o entrenando.

En St. John’s, su primera universidad, le entrenó Chris Mullin, jugador de aquel mítico equipo en los Juegos de 1992.

También formó parte del Dream Team el médico que teníamos en los Red Storm, con el que aún mantengo una muy buena relación. Me enseñó el álbum con todas las fotos que guarda de ese viaje a Barcelona y me dijo que fue una experiencia inolvidable. Me explicó que no habrá otro equipo igual con ese talento.

¿Cuál es el siguiente paso en la carrera de Yankuba?

Mi intención es jugar al baloncesto profesional aquí en Europa. Valoraré las distintas opciones cuando acabe la concentración en la Sub-22 en Madrid. Ahora es pronto para decidir. Lo que quiero es seguir en forma y pasármelo bien con la Selección y trabajar a las órdenes de Jaume Ponsarnau. Por lo que sé hay interés de algún equipo de la Liga Endesa, LEB Oro y de Europa como Alemania o Italia.

Acabemos con el draft. ¿Qué jugadores estarán en el Top-5?

DeAndre Ayton, Marvin Bagley III, Luka Doncic, Mo Bamba y Jaren Jackson Jr. Creo que son los grandes favoritos, aunque no necesariamente por ese orden.

from Últimas noticias | Diario AS https://ift.tt/2tfbwgh
via IFTTT

Carroll: “Si Reyes sigue hasta los 40, igual me animo yo”

En 7 años ha ganado 15 títulos con Laso, Reyes y Llull.

Para mí es algo especial, un gustazo haberme podido quedar tantos años en Madrid, con este grupo de jugadores que sabe luchar y, sobre todo, ganar.

Rozó el MVP de la Final Four 2015 y ahora ha estado cerca.

Como no está en mis manos, no elijo yo, solo puedo intentar jugar a mi mejor nivel. Siento que lo importante es el equipo.

En la final ha salido casi a punto por minuto, ¿le había pasado antes en su carrera?

No lo creo. Mi sensación en los tres primeros partidos es que lo que lanzara iba a entrar.

¿Qué espera para 2019?

Mucho más. Ojalá hagamos buen equipo para volver a ganar. Perdemos a Doncic, que nos ha dado muchísimo, y no se le puede sustituir con un jugador. La base ya la tenemos y seguro que ficharemos a alguien más.

Ha cumplido 35, pero parece que tuviera 29. ¿Se ve jugando casi hasta los 40 como Reyes?

Espero seguir así muchos años. Me cuido y hay mucha gente pendiente de nosotros. Si Felipe llega a los 40, lo mismo me animo yo también. Me siento genial después de un año tan exitoso como largo.

from Últimas noticias | Diario AS https://ift.tt/2JSM76p
via IFTTT

Fittipaldi: “¿Alonso un 9,5? Es el piloto más completo que hay”

Cumplirá 72 años en diciembre, pero Emerson Fittipaldi sigue irradiando juventud por todos los poros. De otra forma, no se entendería que el bicampeón brasileño de Fórmula 1 (en 1972 y 74) todavía tuviera fuerzas e ilusión por pilotar monoplazas. Lo hizo en Zúrich, por primera vez, con el de la Fórmula E. Vistiendo un reluciente mono blanco y negro y botas de otra época, la suya, dio una decena de vueltas al trazado suizo que acogió la penúltima cita del certamen eléctrico bajo la atenta mirada de sus nietos. Justo después de bajarse del coche, aún sin poder quitarse la sonrisa de la cara, As habló con él.

—Se le ve muy feliz después de haber probado el monoplaza de la Fórmula E, ¿cómo se siente?

Muy contento. El coche fue una sorpresa muy buena, se pilota como los que yo llevaba en mi época, aquí el talento del piloto es muy importante. Con la pista tan bacheada tenía una suspensión muy buena para conducirlo y fue una sorpresa. Frenaba siendo muy conservador, podría haberlo hecho mucho más tarde, pero me tendría que habituar porque en un circuito urbano es difícil.

—Ha dado bastantes vueltas al trazado de Zúrich, casi hace una carrera…

Me estaba costando mucho, estaba deseando ver la luz roja para parar porque no quería dar más vueltas. (Ríe).

—Mientras se celebra el ePrix de Zúrich también lo hace el GP de Canadá de F1 y usted está en la Fórmula E, qué importante debe ser para poder contar con su presencia.

Soy muy amigo de Alejandro (Agag). Estuve en la primera carrera de China y están haciendo un trabajo fantástico. En menos de cuatro años están corriendo en grandes ciudades con una categoría muy competitiva, con todas las fábricas entrando… y seguramente va a ser muy fuerte en el futuro.

—Como dice, aquí se ven luchas muy igualadas, ¿se echa en falta eso en otras competiciones?

Creo que el piloto marca una gran diferencia aquí. Y no solo el piloto, también toda la estrategia de los equipos para conservar las baterías. Son carreras muy estratégicas en las que el piloto es muy importante.

—La próxima temporada estará compitiendo aquí Felipe Massa, estaría bien en un futuro ver pilotos de un nivel similar. ¿Se imagina alguno?

La Fórmula E va a crecer mucho en el futuro, cada vez más. Va a tener una cita en Arabia Saudí y es una novedad muy grande que en Oriente Medio, en un país que vive del petróleo, vaya a correr una categoría eléctrica. Es una victoria muy importante.

—Para terminar, le tenía que preguntar por Alonso. Dijo que se ponía un 9,5 de nota, ¿cuál le daría usted?

Fernando, en mi opinión, es el piloto más completo que hay. Necesita un coche mejor para estar delante. El año pasado estuve con él en la parrilla de las 500 Millas de Indianápolis, faltaban cinco minutos para la salida y estaba tranquilo. Hizo una competición fantástica y, con toda la presión que tenía, me impresionó lo rápido que se adaptó, muy rápido para lo difícil que es Indianápolis. Se va a mucha velocidad y si cometes un error… adiós. Espero que vuelva el próximo año.

from Últimas noticias | Diario AS https://ift.tt/2JTaQI6
via IFTTT

De Diego Costa a Cristiano

Bueno, pues resulta que los dos mejores goleadores en lo que va de Mundial juegan en Madrid, uno en el Real (Cristiano, que lleva cuatro) y el otro en el Atleti (Diego Costa, que lleva tres). De los cuatro de Cristiano, dos han sido a balón parado (uno de penalti) y otro gracias a De Gea. Pero son cuatro. No hay que quitarle mérito. Ahora, sinceramente, los tres de Diego Costa son en pureza más valiosos. Dos de ellos porque se los sacó de la manga, el primero a Portugal y el de anoche a Irán. Y en el segundo gol del primer partido lo que hizo el hispano-brasileño fue culminar bien una jugada de pizarra que inició Silva y prolongó Busquets.

Cristiano y Costa son dos goleadores distintos, pero ambos mejores por ahora que los que les siguen en el escalafón de Rusia 2018, Kane y Lukaku, que llevan dos. Cristiano marca por talento, y potencia. Diego Costa lo hace por insistencia. Cristiano ha evolucionado a esto que es hoy. Diego Costa lo traía de serie. Le ha costado dos fracasos, el Mundial de Brasil y la Eurocopa de Francia, romper en 9 de la Selección. Pero ahora parece que, ya por fin y después de mucha paciencia por parte de todos, le ha cogido el aire al asunto. Menos mal, porque España empieza a depender del poderío de Diego Costa, de su lucha permanente y de su arrojo. En una baraja de oros ha aparecido el rey de bastos. Pero nos viene de maravilla.

from Últimas noticias | Diario AS https://ift.tt/2lmEfeQ
via IFTTT

Cuando no se da con la llave

Fue un partido que nació en una queja. “Es que defienden con ocho en línea”, se comentaba en la redacción. Incluso en dos quejas. “Van a aprovechar cada falta para perder un par de minutos”, decían en la tele. Y con un imposible, que de esos también hay en el fútbol. “Es muy difícil robarles el balón porque no lo tienen”, sentenciaba Camacho en Telecinco. Inapelable. Y entre quejas e imposibles transcurrían los minutos sin que Irán, que había dejado su portería a cero en 15 de los últimos 19 partidos, cediera.

Daba igual si apenas se miraba la portería rival (cinco disparos iraníes por los quince de España), también que la balanza de la posesión se inclinara hasta casi caer (27% por 73%). Sólo en las disputas de balón, los asiáticos ganaban (57% frente al 43% en la primera parte, 51% frente al 49% al final). Y eso, con la orilla del éxito a 45 minutos, reafirmaba a Queiroz y los suyos en su fe futbolística. “Tiene que marcar España porque si no…”., suplicaban en la tele. Y esa frase, al borde del descanso, era la contraria de aquella con la que arrancó el partido, la de que “no hay que querer meter el segundo gol antes que el primero”. La ansiedad te hace perder balones sencillos, devolver paredes a nadie y mirar al marcador más de lo deseado. Un gol de rebote nos dio al fin los tres puntos. A Hierro le costó dar con la llave para abrir el cerrojo iraní. Lo que no sabemos, y esa duda nos quedará para siempre, es si Lopetegui la tenía.

from Últimas noticias | Diario AS https://ift.tt/2ytC3vB
via IFTTT

El asistente acertó antes que el VAR al anular el gol

10 faltas en 19 minutos. Es increíble, con ese nivel de faltas es imposible dar ritmo al juego. Los iraníes protestan todo, son muy pesados, desde el minuto uno intentan condicionar al árbitro.

Prolongación. Debería haber añadido al menos cinco minutos. Es muy difícil arbitrar cuando un equipo no quiere jugar y sólo quiere perder tiempo. Esto se hubiera acabado si les hubiera metido cinco minutos de prolongación y sólo ha añadido tres. Me está decepcionando mucho el nivel de arbitraje del uruguayo. Está sobrepasado, totalmente condicionado por un equipo.

Gol bien anulado (61’). El jugador que remata está fuera de juego y ya se lo había indicado el asistente. Es el asistente el que acierta. El árbitro no ha pedido pantalla porque no necesita ir a verlo, el fuera de juego se está o no se está y es lo que le están indicando al árbitro ahora. No sabían quién había rematado y quién había prolongado. Está bien anulado el gol a los iraníes, es fuera de juego de Ezatolahi.

No sabe lo que pita (69’). Jugada embarullada en el área pequeña de Irán, remata Piqué, un iraní por el suelo. No es ni fuera de juego, ni juego peligroso, ha pitado algo para quitarse la jugada de encima. Tras la ratificación del VAR al fuera de juego, Cunha cambió su arbitraje, estuvo más tranquilo y tomó el mando.

from Últimas noticias | Diario AS https://ift.tt/2llihZN
via IFTTT

La otra MSN, el reinado del español y el recuerdo de la Croacia de Suker

Limpieza. Los aficionados de Japón y Senegal han dado una lección de modales al resto de seguidores del Mundial. Tras las victorias de ambas selecciones en el grupo H (Japón venció a Colombia por 2-1 y Senegal a Polonia por el mismo resultado), japoneses y senegaleses postergaron sus celebraciones en los estadios Mordovia Arena y Otkrytie Arena para dejar limpias las gradas en las que habían estado sentados. Ejemplo a seguir.

MSN. El tridente Messi, Neymar y Luis Suárez triunfa en Rusia. No se trata de los jugadores que brillaron en el Barça durante tres temporadas (de los tres, sólo Suárez, que marcó ayer a Arabia Saudí, ha conseguido anotar en lo que llevamos de Mundial), sino de los pumas del Zoo de Saransk, una de las grandes atracciones turísticas de esta ciudad, bautizados como los tres cracks sudamericanos. Los miembros de la dirección del zoo deseaban que alguno de los tres futbolistas tuviera que jugar en esta sede para fotografiarlo con su tocayo animal, pero el sorteo no les deparó esa suerte. Tendrán que esperar hasta cuartos como mínimo.

Lenguaje. El castellano es el idioma que domina Rusia en este Mundial. Es la lengua oficial de ocho de los 32 países participantes (España, Argentina, Perú, Colombia, Uruguay, Panamá, Costa Rica y México). Después de nuestra lengua, la más escuchada estos días en las ciudades rusas es el árabe, idioma oficial de Egipto, Arabia Saudí, Túnez y Marruecos. El inglés es la tercera lengua de esta lista gracias a los seguidores de Australia, Nigeria e Inglaterra.

Recuerdos. Las comparaciones son odiosas, dicen. Davor Suker, estrella de la selección croata en Francia 98 (fue el máximo goleador del Mundial con seis tantos y condujo a Croacia hasta la tercera plaza), está harto de que comparen a la actual selección de su país con la que él lideraba. El ex del Madrid es ahora presidente de la federación croata y no quiere echar las campanas al vuelo tras la primera jornada. Tiene argumentos: desde aquel Mundial, jamás superaron la fase de grupos.

from Últimas noticias | Diario AS https://ift.tt/2ttOXEe
via IFTTT