Ariel Rotter: “Ya no hay tiempo para quedarse esperando a los fantasmas”

Antes de la entrevista, Ariel Rotter (1973, Buenos Aires) habla de fantasmas. La conversación va por esos derroteros, precisamente, en la sede de Casa de América en Madrid: el Palacio de Linares, un lugar que arrastra su propia leyenda fantasmagórica. “Hay gente que tiene esa sensibilidad”, dice el realizador argentino con voz pausada, y cuenta la historia de una amiga suya que vive en Madrid y que convive con las presencias que habitan su vieja casa. “El primer acto reflejo es pensar que alguien que habla de esto está loco, pero ella es muy lúcida. Tiene ese sexto sentido… Ella les pide que no la molesten y ya está. Hay que saber llevarlo”, explica, y se encoge de hombros antes de añadir que en oriente —su mujer es taiwanesa— la concepción del mundo de los espíritus es completamente distinta. “Aquí en occidente, en estos tiempos que van tan rápido, hay menos tiempo para quedarse esperando a los fantasmas”. “Y de eso va un poco la película”, añade. “La película” es La luz incidente, que esta semana presentó en Madrid, y que narra la historia de cómo una mujer se las ingenia para criar a sus hijas gemelas después de que su marido muera. También, de cómo la presencia ausente de un ser querido puede ayudar o frenar los pasos adelante que alguien debe dar para seguir con su vida.

Seguir leyendo.

from Portada de Cultura | EL PAÍS https://ift.tt/2KuI8ws
via IFTTT

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s