Más de un millar de ciudades del mundo se suman a la revuelta generacional por el cambio climático

Las señales del impacto del cambio climático se agolpan alrededor del mundo. Y los jóvenes han dicho basta. Pertenecen a una generación que recibe como herencia un problema que ellos no han creado. Este viernes saldrán a denunciarlo en más de un millar de ciudades del planeta (unas 50 en España). Protestan contra la inacción de los Gobiernos ante una crisis ambiental que ya no se puede revertir pero sí mitigar. La solución para que el calentamiento no tenga consecuencias tan devastadoras se conoce: eliminar los gases de efecto invernadero de la economía, según exponen la mayoría de los científicos.

Seguir leyendo.

from Portada de Sociedad | EL PAÍS https://ift.tt/2Hl5PWU
via IFTTT

“No somos una moda pasajera”

Horas después de ver en YouTube un vídeo de la joven activista sueca Greta Thunberg, cinco estudiantes de cuarto de Biología y Ciencias Ambientales de la Universidad de Girona (UdG) se plantaron el 18 de enero ante la sede de la Generalitat en Girona. Dos meses después, suman 200 personas de todas las facultades conectados online con todo el mundo. La semilla del movimiento Fridays For Future Girona (FFF) se ha expandido con fuerza por las redes y este 15M llega a 40 ciudades de España con manifestaciones, charlas y concentraciones. Quieren presionar para que se adopten medidas “reales” contra el cambio climático. “Estamos hartos que nos tomen por tontos. No puede ser que los políticos se reúnan anualmente para aprobar medidas del clima y no lleguen a nada”, sostiene Lucas Barrero, uno de los portavoces del FFF.

Seguir leyendo.

from Portada de Sociedad | EL PAÍS https://ift.tt/2HuocIl
via IFTTT

La izquierda busca el voto verde

Podemos quiere ser verde (aunque sin dejar el morado). El PSOE quiere ser eco, pero ecosocialista. La izquierda intenta seducir a un movimiento verde que se presenta como apolítico: los jóvenes que se manifestarán este viernes contra la inacción frente al cambio climático. Están en juego más de un millón de votantes que en 2014, cuando, por ejemplo, Podemos nació, tenían 14 años. Es la generación Z que no vivió el 15-M, sino que se ha politizado en el 8-M y ahora se espera que grite también en los Viernes por el Futuro. Ambas formaciones han mostrado abiertamente el apoyo a este movimiento, aún incierto en España. Aunque los dos partidos defienden su pedigrí medioambiental.

Seguir leyendo.

from Portada de Sociedad | EL PAÍS https://ift.tt/2HuoaAd
via IFTTT

Sentar al futuro a la mesa de negociación

Hace ya años que el filósofo Daniel Innerarity planteó que la lucha contra el cambio climático y la defensa del medio ambiente pasaba por sentar al futuro a la mesa de negociación. Hoy es la juventud movilizada en Juventud por el Clima y #FridaysForFuture la que reivindica su espacio en la conversación global. ¿Por qué ahora y no antes? ¿Por qué ha tardado tanto en emerger con fuerza esta ola verde? La respuesta, como siempre, será múltiple y habrá que esperar un tiempo para poder componer todo el puzle, pero algunos elementos se muestran ya a las claras.

Seguir leyendo.

from Portada de Sociedad | EL PAÍS https://ift.tt/2HiWyyF
via IFTTT

Retrato de la impotencia

El caso de Nic Sheff y David Sheff debe ser único en el mundo: en el de las drogas y en el de la literatura. Hijo adicto a la metanfetamina y a un largo rosario de estupefacientes, a la autodestrucción y al vigoroso chute de la nada, y deshecho padre de la criatura, comprometido, desorientado, derrumbado, ambos acabaron escribiendo sendos libros independientes, y de gran éxito, sobre su experiencia en el infierno, el de la toxicomanía y el de la paternidad infortunada. Beautiful boy, primera película americana del belga Felix Van Groeningen, está basada en sus textos. Y se notan los conocimientos, las vivencias, la delicadeza, el dolor y la falta de explicaciones. Y todo se agradece.

Seguir leyendo.

from Portada de Cultura | EL PAÍS https://ift.tt/2HoJAiS
via IFTTT

Mi casa es un mundo (o varios)

Animar a un niño empañando con su aliento el cristal de una ventana, mientras espera la llegada de sus padres con su hermana recién nacida, tiene mucho de declaración de intenciones. Mamoru Hosoda, uno de los más destacados renovadores de la animación japonesa surgidos al margen del estudio Ghibli, se acerca con esa imagen a las poéticas frágiles de Miyazaki e Takahata, impresión reforzada por la redondez del diseño de ese niño protagonista y de la bebé que pondrá en crisis su pequeño mundo, rasgo estilístico en claro contraste con la angulosidad del trazo característico del autor. El significado de ese vaho exhalado durante la espera se extiende un poco más allá: Mirai, mi hermana pequeña, séptimo largometraje del director y quinta de sus obras de autor –las dos precedentes pertenecían a las sagas Digimon y One Piece-, marca un visible cambio en la filmografía hosodiana, pues aquí se prolongan y reafirman obsesiones autorales e improntas estilísticas, al tiempo que se contiene la proverbial tendencia al desbordamiento del autor de El niño y la bestia (2015). El talento del cineasta para capturar un revelador gesto minúsculo encuentra en este largo su perfecto equilibrio con su gusto por el vuelo fantástico.

Seguir leyendo.

from Portada de Cultura | EL PAÍS https://ift.tt/2Hv0Mm6
via IFTTT

Los Premios Dial reconocen la trayectoria de Pedro Guerra

Tenerife se rindió anoche a Pedro Guerra, que fue aclamado ayer por el público de la isla canaria tras recibir en Santa Cruz el galardón que le ha otorgado la Cadena Dial y con el que la emisora ha homenajeado su trayectoria artística. Guerra obtiene el galardón cuando se cumplen 25 años de la publicación de Golosinas, su primer disco. Estaba previsto que el artista canario compartiera protagonismo con Malú, que celebra 20 años de carrera musical, pero la madrileña no acudió a la isla ya que aún no se ha recuperado de una caída que sufrió en octubre.

Seguir leyendo.

from Portada de Cultura | EL PAÍS https://ift.tt/2TIGKLq
via IFTTT

Una escritora en la “escombrera de la maternidad”

Fue a la raíz de la maldad cuando escribió, en 2016, Cosas que brillan cuando están rotas (Círculo de Tiza), sobre los atentados del 11-M. La periodista y narradora Nuria Labari (Santander, 1979) escribe ahora “a vida o muerte” La mejor madre del mundo (Literatura Random House), sobre la raíz de la vida, la maternidad, una realidad social que es “una escombrera” de la que ella extrae desgarro y poesía en una carta de batalla que contradice ese título que suena a propaganda farmacéutica.
Es una novela, pero ella, madre de dos hijos, está presente; es imposible no pensar que es también una autobiografía.

Seguir leyendo.

from Portada de Cultura | EL PAÍS https://ift.tt/2Uxdzbn
via IFTTT

Sentar al futuro a la mesa de negociación

Hace ya años que el filósofo Daniel Innerarity planteó que la lucha contra el cambio climático y la defensa del medio ambiente pasaba por sentar al futuro a la mesa de negociación. Hoy es la juventud movilizada en Juventud por el Clima y #FridaysForFuture la que reivindica su espacio en la conversación global. ¿Por qué ahora y no antes? ¿Por qué ha tardado tanto en emerger con fuerza esta ola verde? La respuesta, como siempre, será múltiple y habrá que esperar un tiempo para poder componer todo el puzle, pero algunos elementos se muestran ya a las claras.

Seguir leyendo.

from Portada de Sociedad | EL PAÍS https://ift.tt/2HiWyyF
via IFTTT

Gallego-Díaz: “Las noticias falsas se combaten con información buena y atractiva”

El fenómeno de las noticias falsas, los muros de pago y la transformación de las redacciones tradicionales al entorno digital están siendo algunos de los temas centrales en la primera jornada del Congreso de Periodismo Digital, que celebra su vigésima edición en Huesca los días 14 y 15 de marzo.

Seguir leyendo.

from Portada de Sociedad | EL PAÍS https://ift.tt/2Fcglxm
via IFTTT