El jardinero que conoce todas las flores del Prado

Mancharse las manos con la tierra, podar las plantas o pincharse con las espinas de las rosas le ha servido a Eduardo Barba para conocer detalles de los grandes maestros de la historia del arte. “Ves las plantas que pintó El Bosco y parece que las hubiera cogido con la mano, por los detalles increíbles que tienen. Tiziano las representó con gran realismo… aunque si tengo que elegir un artista me quedo con Patinir porque también representaba el entorno, el ecosistema”, dice Barba (Madrid, 1978). Él no es historiador del arte, no es científico, es “solo un jardinero”, como le gusta definirse, que ha logrado unir sus dos pasiones, la botánica y el arte, para poder explicar en  conferencias y en un catálogo del Museo del Prado cómo se han representado las plantas y las flores en las obras expuestas en el Museo del Prado. Esta dedicación nació al constatar “que en los estudios de los historiadores del arte, cuando se referían a la botánica, había lagunas, y por su parte, los botánicos, cuando tenían que hablar de arte, les faltaba saber lo que el artista había querido transmitir”.

Seguir leyendo.

from Sección Estilo | EL PAÍS https://ift.tt/2UGTSxF
via IFTTT

Chanel se enfrenta al reto de salvar sus cuentas tras la muerte de Lagerfeld

Anna Wintour, Penélope Cruz, Claudia Schiffer, Marion Cotillard, Monica Belluci, Cara Delevingne… Nadie con nombre y apellidos en el mundo de la moda o del espectáculo quiso perderse la presentación de la última colección para Chanel diseñada por el fallecido modista Karl Lagerfeld, el pasado martes en París. Al fin y al cabo, se cerraba una era. Porque el káiser era uno de los últimos grandes de una era dorada de la moda, hoy en declive para muchos pese a las astronómicas cifras que sigue facturando. Y, también, para la propia maison Chanel, que por segunda vez en su historia se ve ante el gran reto de seguir adelante sin uno de los nombres que la colocaron en lo más alto del Olimpo de la moda. ¿Puede sobrevivir Chanel a Lagerfeld?

Seguir leyendo.

from Sección Estilo | EL PAÍS https://ift.tt/2UMFtA0
via IFTTT

Matar como en un videojuego: ¿quiénes somos nosotros?

¿Qué editor de informativos puede resistirse a algo así? Sobre todo, cuando ya es viral y tu responsabilidad puede diluirse en el morbo colectivo. Algunos salvan la honra difuminando el fondo o recurriendo al pixelado, que es el jabón digital que lava cualquier escrupulillo, pero casi todos pican. ¿Cómo ignorar el gancho, cómo descolgarse de la corriente?

Seguir leyendo.

from Sección Televisión | EL PAÍS https://ift.tt/2Y2Zc0A
via IFTTT

Agustín García Calvo sigue despotricando

“Agustín se pasaba el día escribiendo. Nosotros le fisgábamos en la máquina para ver en qué andaba. Cuando daba algo por terminado lo metía en una carpeta y lo dejaba en esa estantería”, cuenta Sabela García Ballestero, hija de Agustín García Calvo, en una luminosa habitación de la casa familiar de Zamora. La estantería de la que habla está ahora ocupada por enciclopedias, pero cuando murió su padre —en 2012, con 86 años— encontraron allí varias carpetas con inéditos. Entre ellos estaba el original de Desnacer, un relato de 170 páginas narrado por una voz femenina anónima que realiza un viaje hacia atrás en el tiempo para ir convirtiéndose en un ser “más niño, más fresco, menos cargado de saberes”.

Seguir leyendo.

from Portada de Cultura | EL PAÍS https://ift.tt/2Te7K1b
via IFTTT

El jardinero que conoce todas las flores del Prado

Mancharse las manos con la tierra, podar las plantas o pincharse con las espinas de las rosas le ha servido a Eduardo Barba para conocer detalles de los grandes maestros de la historia del arte. “Ves las plantas que pintó El Bosco y parece que las hubiera cogido con la mano, por los detalles increíbles que tienen. Tiziano las representó con gran realismo… aunque si tengo que elegir un artista me quedo con Patinir porque también representaba el entorno, el ecosistema”, dice Barba (Madrid, 1978). Él no es historiador del arte, no es científico, es “solo un jardinero”, como le gusta definirse, que ha logrado unir sus dos pasiones, la botánica y el arte, para poder explicar en  conferencias y en un catálogo del Museo del Prado cómo se han representado las plantas y las flores en las obras expuestas en el Museo del Prado. Esta dedicación nació al constatar “que en los estudios de los historiadores del arte, cuando se referían a la botánica, había lagunas, y por su parte, los botánicos, cuando tenían que hablar de arte, les faltaba saber lo que el artista había querido transmitir”.

Seguir leyendo.

from Portada de Cultura | EL PAÍS https://ift.tt/2UGTSxF
via IFTTT

Paco Ureña, una vuelta a lo grande, con la entrega y sinceridad de antes

La primera gran ovación de la tarde surgió al romper el paseíllo en honor a Paco Ureña, que reaparecía tras aquel gravísimo percance en Albacete, en septiembre pasado, por el que ha perdido el ojo izquierdo. Por su vuelta a los ruedos y porque Valencia se ha convertido en feudo propio para este torero murciano. La ovación, compartida después con Ponce, fue de gala, de esas que solo se dedican a los grandes. Regresó Ureña y lo hizo con la misma entrega y la misma verdad de antes del percance. A lo grande…

Seguir leyendo.

from Portada de Cultura | EL PAÍS https://ift.tt/2CnYHoq
via IFTTT

Enrique de Hériz, una vida hermosa

Enrique de Hériz detestaba los eufemismos y las palabras como herramientas del engaño —escribió una magistral novela, Mentira, que entre otras cosas hablaba de eso—, así que no se me ocurrirá decir lo de que “falleció tras una larga enfermedad”. No. Ha muerto hoy a causa del cáncer, y por fortuna su travesía no ha sido muy larga, aunque, cuando te toca navegar por la mar gruesa, cada día puede resultar interminable. Pero no hablemos de muerte, sino de vida, de una existencia hermosa y de un hombre hermoso. De una de las mejores personas que jamás he conocido. Enrique, al igual que sus hijos ahora, fue huérfano joven, y eso le hizo adquirir una madurez temprana y una templanza que resultaban conmovedoras, porque contrastaban con su expresión de chaval, con su curiosidad siempre maravillada por todo y su alegría chispeante. Era un niño que se obligaba a ser adulto.

Seguir leyendo.

from Portada de Cultura | EL PAÍS https://ift.tt/2TEz91e
via IFTTT

Pablo Hernández de Cos: “No vemos riesgo de recesión en el euro y aún menos en España”

Pablo Hernández de Cos (Madrid, 48 años), es el segundo gobernador más joven, aunque lleva 22 años en el Banco de España y en diferentes instituciones internacionales. Tras nueve meses en el cargo, admite que lo que más le ha llamado la atención es la exposición pública y la complejidad técnica de su labor.

Seguir leyendo.

from Portada de Economía | EL PAÍS https://ift.tt/2HDpW1U
via IFTTT

Los colosos empresariales europeos chocan con Bruselas

Europa no quiere jugar en la cuarta revolución industrial con peones. En la era de las batallas comerciales, las principales economías del continente pugnan por desplegar torres, alfiles y caballos en todo el planeta que planten cara a las piezas que mueven Estados Unidos y China. Francia y Alemania han redoblado la presión para que la Comisión Europea favorezca la creación de campeones europeos tras su reciente veto a la fusión de Siemens y Alstom. Sin ir tan lejos, otros 17 países se han añadido al eje francoalemán para urgir a Bruselas a que revise las políticas de competencia y, sobre todo, trace una nueva hoja de ruta para la reindustrialización del continente.

Seguir leyendo.

from Portada de Economía | EL PAÍS https://ift.tt/2Hoypqj
via IFTTT