‘45 revoluciones’, sueños de juventud a toda velocidad

45 revoluciones va a toda velocidad. Los personajes hablan muy rápido. La cámara se mueve rápido. El montaje imprime más velocidad aún, con la pantalla dividida en ocasiones en dos para mostrar diferentes tomas. El espectador no puede despistarse. Es el ritmo de la juventud, de los cambios de los años sesenta, la velocidad a la que cambiaban las cosas (ahora lo hacen todavía más rápido).

Seguir leyendo.

from Sección Televisión | EL PAÍS https://ift.tt/2FaEfIj
via IFTTT

Un Stonehenge subterráneo en Huelva

El marqués Armando de Soto recibió al albañil Manuel Guijarro, que estaba levantando una caseta para el guarda en su finca La Lobita. El trabajador le explicó que habían hallado unas enormes y raras piedras en el paraje del Zancarrón, en el municipio onubense de Trigueros. De Soto se acercó a ver de qué se trataba y, tras inspeccionarlo, encargó unas excavaciones. Posteriormente, envió un informe con sus averiguaciones a la Real Academia de la Historia. Corría 1923.

Seguir leyendo.

from Portada de Cultura | EL PAÍS https://ift.tt/2Y2RxiJ
via IFTTT

Antonio Muñoz Molina: “El atentado del 11-S dio paso a una paranoia”

Antonio Muñoz Molina, el autor de El invierno en Lisboa (Seix Barral, 1987), empieza así Tus pasos en la escalera: “Me he instalado en esta ciudad para esperar en ella el fin del mundo”. Más de 30 años después, la ciudad vuelve a ser Lisboa, y la atmósfera que transmite esa premonición es la de una serenidad asustada. Su personaje espera el fin del mundo, pero su actitud es la de un hombre que aguarda a su amor, científica ocupada en Nueva York.

Seguir leyendo.

from Portada de Cultura | EL PAÍS https://ift.tt/2TkZxZ6
via IFTTT

¿Adónde irán las mujeres sin hogar?

Una decisión del Ayuntamiento anuncia el cierre del centro social Envol, dedicado a mujeres sin hogar, y los trabajadores sociales solo tienen tres meses para reintegrarlas en la sociedad. Para ello, todo vale: falsificaciones, mentiras, argucias…. Louis-Julien Petit dirige Las invisibles, película que nació del documental Mujeres invisibles, sobreviviendo en la calle, de Claire Lajeunie. Protagonizada por un reparto que mezcla actrices profesionales con mujeres sin hogar reales, antes de su estreno el viernes 20 te presentamos una secuencia.

Seguir leyendo.

from Portada de Cultura | EL PAÍS https://ift.tt/2Y2OtmZ
via IFTTT

Los trenes del horror han vuelto

Es Mi niña, niña mía un relato de mujeres resistentes. “No olvidar que soy persona. Resistir, resistir, resistir”. Ese fue el mantra de una actriz judía durante los años de horror que pasó en el campo de concentración de Theresienstadt, en Checoslovaquia. Resistir ante la perversión y el espanto. Escrita a cuatro manos por la colombiana Amaranta Osorio y la española Itziar Pascual, Mi niña, niña mía son dos historias en dos tiempos diferentes, que caminan en paralelo sobre el escenario, de dos mujeres unidas por la sangre, la actriz judía, finalmente en Praga, y una joven entomóloga, especialista en luciérnagas, que en París terminará descubriendo que ella es hija también del Holocausto. Dirigida por Natalia Menéndez e interpretada por Ángela Cremonte y Goizalde Núñez, Mi niña, niña mía se representa en la sala Margarita Xirgu del Teatro Español desde el 6 de marzo al 7 de abril.

Seguir leyendo.

from Portada de Cultura | EL PAÍS https://ift.tt/2TJNUiu
via IFTTT

Cerco a los colegios gueto ante la concentración de inmigrantes

Cataluña se convirtió ayer en la primera autonomía en aprobar un pacto institucional para frenar la segregación escolar, que es la separación del alumnado en diferentes centros educativos según su perfil socioeconómico. Eso impide que todos los alumnos tengan las mismas oportunidades. A partir del próximo curso, se revisarán las cuotas que cobra la escuela concertada —para asegurar que no hay una selección de aquellos con más recursos— y se velará por el reparto “equitativo” de los estudiantes que se matriculan fuera de plazo, para evitar que se deriven siempre a los mismos centros. En los últimos años, diferentes autonomías, gobernadas por PSOE y PP, han admitido el problema de la segregación y han puesto en marcha medidas para frenarlo aunque, hasta la fecha, todo han sido pequeños parches.

Seguir leyendo.

from Portada de Sociedad | EL PAÍS https://ift.tt/2CBsaf5
via IFTTT

Padre tampoco hay más que uno

“¿Cómo dejas a tu hijo, tan pequeño, solo con su padre?”. Esta simple pregunta, que le hicieron a Elena Arcos cuando volvió a su puesto a las seis semanas de nacer su primer bebé, condensa los prejuicios a los que aún se enfrentan las parejas que deciden salirse del modelo tradicional y que sea el hombre el que aproveche las posibilidades de conciliación que la ley concede a los trabajadores con hijos. “¿Con quién va a estar mejor que con su padre?”, contestaba Arcos, actualmente directora de Recursos Humanos de una empresa con 80 empleados.

Seguir leyendo.

from Portada de Sociedad | EL PAÍS https://ift.tt/2UD3sBM
via IFTTT

La fiebre de los viajes soviéticos

La Rusia de la Revolución hechizó a los intelectuales españoles en la década de los años veinte y treinta. Unos lo describieron como el paraíso y el horizonte que debía servir de ejemplo en España, mientras que otros lo narraron como el infierno que había que evitar. El escritor Ernesto Giménez Caballero definió con su habitual sarcasmo “romerías a Rusia” aquella fiebre viajera. Y el periodista José Escofet advertía en las páginas de La Vanguardia: “Pronto se podrá formar un Himalaya con los libros sobre Rusia que aparecen todos los días”.

Seguir leyendo.

from Portada de Cultura | EL PAÍS https://ift.tt/2TKOvBh
via IFTTT

Alcoa advierte: sin más ayudas están en riesgo otros 500 puestos en Lugo

Después de aprobar un ERE para cerrar sus fábricas en Avilés y A Coruña, Alcoa apunta ahora a la fábrica de aluminio en San Cibrao, en Cervo (Lugo), calificada de “moderna y eficiente” y donde trabajan entre 500 y 600 personas de un total (con la producción de alúmina) de 1.200. La multinacional ha trasladado que el borrador de Estatuto para Consumidores Electrointensivos que ha sido publicado este lunes por el Ministerio de Industria “no aporta la solución que la industria del aluminio primario en España necesita para su sostenibilidad”. Las medidas que se proponen son, según la compañía, “insuficientes, ya que mantendrían un significativo diferencial en coste de energía respecto a nuestros competidores y, por otro lado, son inciertas, ya que ni siquiera hay garantía sobre la aplicación efectiva de la medida más relevante en el borrador, que es la compensación de costes indirectos de CO2”. Sin embargo, el Gobierno argumenta que el Estatuto de Consumidores Electrointensivos dotará a determinadas empresas industriales, en concreto a aquellas en cuyos procesos productivos el consumo de energía eléctrica “resulte especialmente gravoso y comprometedor para su competitividad”, de un marco jurídico y económico especial para mitigar los costes energéticos, que suponen el 40% de la factura total de producción.

Seguir leyendo.

from Portada de Economía | EL PAÍS https://ift.tt/2HH5YUa
via IFTTT