Un relato del horror nazi perdido durante 80 años

Cerca de las once de la noche del 29 de octubre de 1942, Ulrich Alexander Boschwitz muere junto a otros 361 refugiados, la mayoría judíos, a bordo del Abosso, hundido a 700 millas náuticas de las Azores por el submarino alemán U-575. Tiene 26 años. Termina así una odisea iniciada con las leyes raciales de Nuremberg en 1935 y que había llevado a este escritor berlinés de un lugar a otro, perseguido y odiado por los que fueron sus compatriotas y repudiado por los europeos a los que pedía acogida. Sin embargo, sin saberlo, Boschwitz había lanzado un mensaje que tendría gran repercusión en su país 80 años después. Cuando murió llevaba encima la nueva versión manuscrita de su libro El pasajero, publicado en Suecia, Reino Unido y EE UU entre 1938 y 1940 e ignorado en Alemania. Dos meses antes había escrito a su madre para darle indicaciones sobre qué hacer con su edición. Todo eso desapareció con su muerte. Quedaba, sin embargo, una copia escrita a máquina que, tras diversos avatares, terminó en los años sesenta en el Archivo del Exilio Alemán de la Biblioteca Nacional en Fráncfort. Olvidada por todos, en 2018 vio la luz por primera vez en Alemania y se convirtió en un gran éxito de público y crítica en un país donde las referencias al horror nazi siguen generando un enorme interés.

Seguir leyendo.

from Portada de Cultura | EL PAÍS https://ift.tt/2Cx8Jnm
via IFTTT

Peret, más allá de la rumba

Para él, la música era una afición. Cantaba y tocaba la guitarra en casa, con la familia y los amigos/compadres gitanos en el bar El salchichón, en el Raval barcelonés, sin tener ni la más remota idea de que se convertiría años después en el rey de la rumba catalana. Peret, Pere Pubill Calaf, (Mataró 1935, Barcelona 2014) —cual mantero de estos días— tuvo que salir corriendo en más de una ocasión cuando vendía de todo en la calle, en Barcelona, en Palma de Mallorca o Argentina, si aparecía la policía. Se crió y creció dentro de las costumbres gitanas con las que convivió no sin tensiones porque su vida, durante décadas, estuvo entre esas dos aguas. Él se sentía gitano, pero vivía en un mundo, en buena medida, payo. El documental Peret, yo soy la rumba traza un recorrido sobre la vida del genial artista catalán y compositor de rumbas mundialmente bailadas y, de paso, reivindica la paternidad de la rumba catalana y su famoso ventilador. Un retrato personal e íntimo, realizado por Paloma Zapata que se estrena mañana en una veintena de salas de cine de España, que ha contado con la complicidad de la familia de Peret que ya en los últimos años le daba vueltas a la idea de hacer un documental sobre la rumba. “A mí me lo explicó cuando ya estaba enfermo, que había recopilado material entrevistando a gitanos de la época. Lo hizo con medios caseros. Cuando murió pensé que tenía razón aunque ese material no era el adecuado”, explica Santa Pubill, nieta de Peret e impulsora del proyecto.

Seguir leyendo.

from Portada de Cultura | EL PAÍS https://ift.tt/2TkZyvS
via IFTTT

Blanca Portillo en tiempos de Clarissa Dalloway

Era Clarissa Dalloway una dama perfecta y hermosa de la alta sociedad inglesa. Una mujer aparentemente frívola e insustancial, que escondía, sin embargo, una poderosa libertad interior que le ayudaba a afrontar una vida muy acotada y limitada con absoluta serenidad. Mrs. Dalloway, la gran novela de la escritora británica Virginia Woolf (1884-1941), escrita en 1925 y que supuso toda una revolución literaria al introducir el tiempo y los monólogos interiores, salta ahora al escenario del Teatro Español de la mano de Carme Portaceli, su directora y autora de la versión junto con Michael De Cock y Ana M. Ricart, y de la actriz Blanca Portillo, en el papel de Clarissa Dalloway. Son ocho personajes los escogidos de la novela para dar vida a este poderoso retrato del alma humana, en una historia que acontece a lo largo de 24 horas, en un día soleado y hermoso en primavera, con las campanas del reloj del Big Ben marcando el paso del tiempo. Mrs. Dalloway, en la que, junto a Blanca Portillo, trabajan Jimmy Castro, Jordi Collet, Inma Cuevas, Gabriela Flores, Anna Moliner, Zaira Montes y Manolo Solo, se representa desde el próximo 28 de marzo hasta el 5 de mayo.

Seguir leyendo.

from Portada de Cultura | EL PAÍS https://ift.tt/2UNwaQq
via IFTTT

Clara Segura, una de las grandes

Clara Segura ha hecho, con enorme talento, sensacionales personajes y funciones. Ahora acaba de bordar, en el TNC de Barcelona, La bona persona de Sezuan, una de las mejores piezas de Brecht. Quedamos para desayunar. Le digo que me parece muy duro no abandonar el escenario durante más de tres horas, y además haciendo dos personajes. Con irónica humildad me dice: “Y tarda mucho el intermedio para poder ir al lavabo”.

Seguir leyendo.

from Portada de Cultura | EL PAÍS https://ift.tt/2Csjwzq
via IFTTT

Vargas Llosa visita los lugares de su vida

El Jute, donde Mario Vargas Llosa terminó en 1957 su novela más famosa, La ciudad y los perros, ya no es lo que era. Entonces era su pupitre y su café con leche, y ahora es un restaurante (el Arzábal), donde ayer por la mañana el Nobel de Literatura recordó aquel tiempo en que estudiaba literatura española. Entonces, no lo supo hasta ayer mismo, escribía sobre un mármol que, según la leyenda, era el reverso de las inscripciones mortuorias inutilizadas del cementerio de Madrid.
Hizo la visita con su hijo Álvaro, periodista y escritor como él. Ambos, dirigidos por Berta Pantoja, preparan lo que será una autobiografía filmada en la que el Nobel recorrerá todos los países, europeos e hispanoamericanos, por los que ha discurrido su vida.

Seguir leyendo.

from Portada de Cultura | EL PAÍS https://ift.tt/2TkJ3jp
via IFTTT

La inversión extranjera marca un récord en España pero cae en Cataluña

La inversión extranjera directa en España alcanzó en 2018 un récord. Tanto en términos brutos como una vez descontadas las desinversiones. En cifras brutas, la inversión foránea sumó el año pasado los 46.827 millones, un 71% más que en el ejercicio precedente. En el neto —que es en el fondo más importante porque refleja los flujos de entrada y de salida— se captaron 39.746 millones, un 153% más que el año anterior, según los datos del registro de inversiones del Ministerio de Industria.

Seguir leyendo.

from Portada de Economía | EL PAÍS https://ift.tt/2JoER2q
via IFTTT

PRISA fija en 1,33 euros el precio de las acciones de su ampliación

PRISA, grupo editor de EL PAÍS, ha fijado en 1,33 euros el precio de las acciones de la ampliación de capital de 200 millones prevista por la compañía. La operación, que supondrá la puesta en circulación de 150.243.297 nuevas acciones (el 21% del capital después de la ampliación), está destinada a la compra del 25% de las acciones de Santillana que el grupo anunció a finales de febrero. Esta compra, según subrayó PRISA entonces, reforzará la estrategia del grupo, que controlará la totalidad de “un activo clave para su desarrollo como es Santillana, representará un gran potencial de incremento de valor para los accionistas y mejorará sustancialmente la generación de caja”.

Seguir leyendo.

from Portada de Economía | EL PAÍS https://ift.tt/2TZ2liF
via IFTTT

De ‘Horroroso’ a ‘Damasco’, dos toros de bandera, a Roca Rey y Paco Ureña

De los 46 toros de lidia de a pie y los 12 novillos que saltaron al ruedo en estas Fallas, ninguno volvió a los corrales. Dato inaudito. Vacaciones, pues, para los cabestros del coso valenciano que no hicieron ninguna salida. El dato es rotundo, como también lo es que sí hubo algún toro al que salvó la campana. Las fuerzas de los toros lidiados han sido muy justas, con las excepciones de rigor, y alguno de esos toros que parecían de salida condenados a volver por donde habían salido, se recuperaron milagrosamente. Y de esos 46 astados, dos destacan sobremanera: ‘Horroroso’, de Jandilla, lidiado el domingo por Sebastián Castella, y ‘Damasco’, de Fuente Ymbro, que saltó en segundo lugar el día de San José. Dos toros que recibieron honores póstumos en el arrastre, y aunque dos toros de juego excepcional ninguno se pareció al otro en cuanto a juego. El ‘Horroroso’ de Jandilla, bien presentado, regordío y algo engatillado de cuerna, tuvo cadencia, súper calidad y nobleza. Un toro de alta distinción en todos los sentidos. Incluso derribó las dos veces que fue al caballo. La polémica, que se veía venir nada más abrir la faena Castella, se desató al final cuando la plaza, en plebiscito unánime, pidió su indulto. Castella intentó, alargando la faena, que el pañuelo naranja asomara por el palco, pero el presidente ordenó al matador que matara al toro. La discusión sobre si era de indulto o no está servida. La comparación surgió con el último toro indultado en Valencia, hace dos años, por López Simón, de Domingo Hernández. La opinión general es que ‘Horroroso’ mereció más el perdón que ‘Pasmoso’.

Seguir leyendo.

from Portada de Cultura | EL PAÍS https://ift.tt/2FbAdiQ
via IFTTT

La trampa de Torra para quitar los lazos: se escuda en un informe del Síndic que ya conocía

El president de la Generalitat, Quim Torra, conocía desde el pasado viernes que el Síndic de Greuges –defensor del pueblo catalán– era partidario de retirar los lazos amarillos y banderas independentistas de los edificios públicos tal y como reclamaba la Junta Electoral Central (JEC). Pese a eso, el Govern aseguró el martes que Torra dejaba en manos del Síndic la decisión final sobre obedecer o no a la JEC, tras asegurar que le había reclamado un informe y dando a entender que no conocía la decisión final. Finalmente, Torra ha confirmado este miércoles que retira los lazos.

Con esta maniobra, Torra ha tratado de desembarazarse de la decisión sobre quitar los símbolos, algo que generaba cierta controversia tanto entre algunos sectores independentistas como en el propio Govern. El president deseaba evitar la imagen de que era él quien acataba la orden de la Junta Electoral, por lo que el pasado martes la portavoz del Govern, Elsa Artadi, aseguró que los consellers harían lo que el Síndic recomendara en un informe que, según dijo Artadi, Torra había reclamado.

https://platform.twitter.com/widgets.js

Pero la realidad era otra. Según ha explicado este miércoles el propio Síndic de Greuges, Rafael Ribó, aportando los documentos ante la prensa, fue él mismo quien el viernes emitió una resolución de oficio sobre el requerimiento que había hecho la Junta Electoral Central, procedimiento habitual en su institución según ha explicado Ribó. Ese documento se envió a Torra el propio viernes, y era categórico sobre la recomendación del Síndic a favor de retirar los lazos. 

Tras recibir la resolución del defensor del pueblo, el president mantuvo una reunión con él para reclamar algunas aclaraciones. Torra le reclamaba estas aclaraciones sobre cuestiones secundarias, como qué hacer en el caso de que los símbolos fueran colocados por los propios trabajadores públicos o el periodo durante el que, a su juicio, debía efectuarse la retirada de símbolos. Pero en ningún caso cuestionó el fondo de la cuestión planteada por el Síndic, que era cumplir con el requerimiento de la JEC.

Fuentes del Govern han explicado que Torra se volvió a reunir con el Síndic este martes. Antes, varios consellers, según las mismas fuentes habían propuesto a Torra cortar el conflicto con la JEC buscando “soluciones imaginativas” para cumplir con la retirada de los lazos amarillos y seguir mostrando el apoyo a los presos. Entre las alternativas barajadas figura la sustitución del amarillo por lazos blancos y rojos que simbolizan la democracia, que según la Cadena Ser es la solución por la que se ha decantado el Ejecutivo catalán.

Este miércoles, por tanto, el Síndic ha trasladado al Govern la respuesta a sus aclaraciones, que no difieren en lo fundamental del mandato de la Junta Central y que se remiten al informe que ya va trasladar el pasado viernes. Indica el defensor, entre otras cosas, que el cumplimiento de la obligación de neutralidad de los edificios oficiales deben extenderse a todo el periodo electoral y al conjunto de edificios de la Generalitat.

Según ha explicado Ribó, él no se ha sentido utilizado por el president, debido a que ha cumplido con su mandato de forma rigurosa. El Síndic ha recordado además que se ha posicionado en diferentes momentos sobre la capacidad de los poderes públicos para exhibir mensajes políticos de todo tipo, considerando que pueden hacerlo de forma general, excluidos los periodos electorales.

El Govern, si acaba cumpliendo la condición que él mismo se impuso, debe retirar los símbolos políticos de su fachada en las próximas horas. Con su maniobra, Torra ha  conseguido desvincularse personalmente de la retirada de los símbolos, pero ha conseguido que, en estos momentos, el descuelgue del lazo sea la fotografía más buscada. 

Informe del Síndic de Greuges by eldiario.es on Scribd

https://es.scribd.com/embeds/402541451/content?start_page=1&view_mode=scroll&access_key=key-6Z1MOV0VGA4yV3OQsz9w&show_recommendations=true

from eldiario.es – eldiario.es https://ift.tt/2YcrOV6
via IFTTT