“Estamos en un punto histórico en que podemos destrozar el mundo o salvarlo”

Es inútil preguntarle por el número de países que ha visitado o de millas que ha navegado. Perdió la cuenta hace tiempo. “He dado alguna vuelta al mundo”, dice cuando se le insiste. Joel Stewart (Oregón, EE UU, 1955) habla desde el puente de mando del velero Rainbow Warrior, fondeado en la bahía de Algeciras (Cádiz). A un lado está Gibraltar, un poco más allá La Línea y Algeciras y a la espalda Marruecos. “El Mediterráneo ya no tiene el mismo color azul aquí”, observa al poco de echar el ancla. Esta bahía es un punto caliente de la contaminación que se ha acostumbrado a los vertidos y las manchas aceitosas que surcan la superficie marina. Stewart cumplirá en septiembre 30 años trabajando para Greenpeace. Es el más veterano de los 11 capitanes que se turnan —tres meses en el mar y tres meses de descanso— para guiar los tres barcos de esta organización: Rainbow Warrior, Arctic Sunrise y Esperanza. Él está al frente ahora del más emblemático: el velero heredero del primer barco de la organización ecologista, que fue hundido en Nueva Zelanda por los servicios secretos franceses en 1985. Cuatro años después del atentado, Stewart entró como capitán en la ONG.

Seguir leyendo.

from Portada de Sociedad | EL PAÍS https://ift.tt/2y0dof0
via IFTTT

Última llamada de socorro de un pájaro que se extingue

Comen semillas, arañas e insectos que buscan en labradíos y pastos cercanos, en campos en barbecho y en los humedales que habitan. Las hembras construyen sus nidos a unos 10 centímetros de altura, en los bordes de junqueras y carrizales. Casi siempre son monógamos, aunque no del todo fieles. Porque solo la mitad de los pollos son hijos del padre que ayuda (a ratos) a la madre con la crianza de los cuatro o cinco huevos que pone y que incuba casi medio mes antes de que nazcan las crías, a principios de junio. Viven todo el año en sus territorios al oeste de la península Ibérica, mientras reciben la visita de sus primos en el extranjero, otras subespecies más viajeras que vienen de paso, procedentes de distintas partes de Europa. El último censo revela que ya solo quedan 110 parejas de escribanos palustres iberoccidentales (Emberiza schoeniclus lusitanica) sobre la faz de la tierra, el 18% en Galicia y el resto en Portugal, después de haber ido desapareciendo de las demás comunidades de la cornisa Cantábrica.

Seguir leyendo.

from Portada de Sociedad | EL PAÍS https://ift.tt/2xZiYOU
via IFTTT

EL PAÍS añade el contexto medioambiental a su información del tiempo

El intuitivo científico prusiano Alexander von Humboldt esbozó una preocupante teoría hace más de dos siglos: la acción del ser humano puede influir en climas locales y modificarlos. Lo hizo durante su fructífero viaje de exploración por Latinoamérica, a comienzos del siglo XIX, al observar las técnicas agrícolas empleadas por los colonos. Ahora hay una práctica unanimidad en el mundo científico: la Tierra está inmersa en un cambio climático inducido por la acción del hombre, en concreto, por los gases de efecto invernadero que expulsa en su actividad cotidiana y que provocan que se sobrecaliente el planeta.

Seguir leyendo.

from Portada de Sociedad | EL PAÍS https://ift.tt/30IbkEI
via IFTTT

La mujer que se empeñó en abrir una mezquita en Ávila

Mariam Cuenca regresó en 2003 a Ávila, su ciudad, con un secreto. Después de tres años trabajando en una fábrica de cableado de coches en Francia había cambiado de vida: se había convertido al Islam. “Pero cualquiera lo decía en Ávila, tardé mucho en salir del armario”, relata. Tampoco se le notaba, solo había dejado de beber y de fumar. Era, de incógnito y tras varios siglos, la primera musulmana de la provincia castellana, en la tierra de santa Teresa de Jesús. Hasta que un día decidió ponerse el pañuelo. Antes se lo contó a su madre y a sus dos hijos. “Ellos lo entendieron, pero para mi madre fue un palo”. La había educado en el catolicismo de los años sesenta, en un diminuto municipio abulense, Villanueva de Gómez, que ahora tiene 140 vecinos. Mariam fue incluso catequista, y la primera con vaqueros de su pueblo, una hippy. También fue contracorriente al separarse con 24 años y dos hijos en los ochenta. “Mi búsqueda espiritual me llevó hasta aquí, vi que esto era lo mío”, resume. Dos años después de ponerse el pañuelo, en 2005, abrió la primera mezquita de Ávila en el local de una vieja imprenta. Este jueves entraban a la oración de la tarde varios fieles y la saludaban, “Salaam Alaikum”. Es ella la que lleva esto.

Seguir leyendo.

from Portada de Sociedad | EL PAÍS https://ift.tt/32JsOmb
via IFTTT

Pepa Fernández: “La radio es como una secta pero no le come el coco a nadie”

La celebración, este domingo y por todo lo alto, en el teatro Monumental de Madrid, de los 20 años de No es un día cualquiera será a la vez una despedida. La periodista Pepa Fernández (Cervera, Lleida, 1965) deja el programa de fin de semana para tomar los mandos de Las mañanas de RNE (lunes a viernes, de 10.00 a 13.00) en septiembre. Considera que esa franja es “la mejor suitede la radio y la que primero se desaloja cuando hay cambios en la dirección”, advierte de que no se remangará para ganar audiencia a cualquier precio y confiesa que lo que peor lleva son los madrugones que se avecinan.

Seguir leyendo.

from Sección Televisión | EL PAÍS https://ift.tt/2JINB1y
via IFTTT

Para predecir el futuro hay que olvidarse del presente

Julio Verne publicó De la Tierra a la luna en 1865, y situó el lugar del lanzamiento en Florida, muy cerca de Cabo Cañaveral. Además, el viaje de la novela duraba cuatro días y una hora, casi la duración exacta del trayecto del Apolo XI. Todo ello achacable a la casualidad, pero, ¿por qué ubicó la hazaña en Estados Unidos? En 1865 ningún europeo culto creía que aquel país fuera algo más que un puñado de colonias que luchaban en una guerra civil y estaban rodeadas por salvajes. La ciencia, el dinero y el talento estaban en París y en Londres, no en Florida.

Seguir leyendo.

from Sección Televisión | EL PAÍS https://ift.tt/2M4e0IT
via IFTTT

Luca Guadagnino escribirá y dirigirá una nueva serie para HBO

Luca Guadagnino seguirá la estela de David Lynch, Rainer Fassbinder, David Fincher, Martin Scorsese y otros grandes cineastas que se pasan a la televisión. El italiano nominado al Oscar por Call Me By Your Name ha anunciado que prepara, para HBO, We Are Who We Are, una serie de ocho capítulos que contará el despertar sexual de dos adolescentes de 14 años en una base militar italiana. De esos ocho capítulos, Guadagnino escribirá varios (junto con un equipo de guionistas) y dirigirá los dos primeros y el último. Es una fórmula parecida a la que empleó Scorsese en las primeras temporadas de Boardwalk Empire o Fincher en House of Cards o Mindhunter. También el español J. A. Bayona ha sido contratado recientemente para dirigir los primeros capítulos de la nueva serie de El señor de los anillos en Nueva Zelanda.

Seguir leyendo.

from Sección Televisión | EL PAÍS https://ift.tt/2JKEGwN
via IFTTT

Comienza el pulso para liderar el FMI y Europa quiere conservar la silla

Hace tres cuartos de siglo, los delegados de 44 países rubricaban en un hotel cercano al monte Washington (EE UU) un nuevo sistema económico mundial basado en pactos e instituciones multilaterales. En los acuerdos que salieron del apacible entorno de Bretton Woods no había cláusula alguna que reservara los mandos de los organismos que alumbró a ninguna nacionalidad. Pero en sus 75 años de historia, un europeo siempre ha estado al frente del Fondo Monetario Internacional (FMI) y un estadounidense a la cabeza del Banco Mundial.

Seguir leyendo.

from Portada de Economía | EL PAÍS https://ift.tt/30IHQGJ
via IFTTT

Los cuatro aspirantes al puesto de Lagarde

La UE quiere cerrar antes de fin de mes el nombre del aspirante a suceder a Lagarde al frente del FMI. Pese a no haber una lista cerrada, sobre la mesa hay por ahora cuatro nombres: el holandés Jeroen Dijsselbloem, el finlandés Olli Rehn, el portugués Mário Centeno y la española Nadia Calviño. Estos son sus perfiles y sus principales bazas para optar al cargo.

Seguir leyendo.

from Portada de Economía | EL PAÍS https://ift.tt/2xWKqg9
via IFTTT