Muere Rafael Sánchez Ferlosio, maestro singular de las letras españolas, a los 91 años

Fuente: https://elpais.com/cultura/2019/04/01/actualidad/1554109097_331968.html

Cuando en las contadas páginas autobiográficas que escribió tuvo que referirse a sí mismo, dijo que era un plumífero. Es decir, una persona que tiene por oficio escribir. Y de eso trató la vida completa de Rafael Sánchez Ferlosio, que murió este lunes en Madrid a los 91 años. Cultivó todos los géneros y, en cada uno de ellos, trabajó con la misma meticulosidad, finura y honradez. Tímido, iconoclasta, no le gustaba darse importancia, tenía un magnífico sentido del humor.

La imaginación le sirvió para construir su primer libro, Industrias y andanzas de Alfanhuí (1951), un prodigio de sencillez; luego afinó el oído para recoger la lengua que se hablaba en la España de los cincuenta y la reconstruyó enEl Jarama. Fue la novela con la que ganó el Premio Nadal en 1955, y con la que obtuvo fama y reconocimiento. No tardó en salir huyendo de aquello, abominando del “horror o repugnancia” que le produjo “el grotesco papelón de literato”. Así que, entre octubre de 1954 y marzo de 1955, cuenta en La forja de un plumífero, “agarré la Teoría del lenguaje, de Karl Bühler, y me sumergí en la gramática y en la anfetamina”. Fue una época intensa. “Cuando me encerraba no quería ver a nadie. Un verano —sería el del 59— en que me quedé solo en Madrid, llegué incluso a arrancar el cable del teléfono”.

Su obra dio entonces un giro radical, dedicándose sobre todo al ensayo y, un poco más tarde, a sus colaboraciones periodísticas, la gran mayoría de estas publicadas en este diario. No dejó nunca, por otro lado, de escribir pecios, esa suerte de aforismos, notas, fragmentos, citas, llamaradas, iluminaciones. Uno de ellos: “(Paisaje para Demetria) Por el lomo de la alta pared del huerto coronada con cascotes venía andando esta tarde un gatito, sin cortarse”.

Fue el segundo hijo de los seis que tuvo Rafael Sánchez Mazas, escritor y periodista y uno de los fundadores de Falange. Nació en Roma en 1927, cuando su padre estaba destinado allí como corresponsal de Abc. Se formó con los jesuitas y luego quiso hacer Arquitectura, pero pronto abandonó esa carrera para estudiar Filología Semítica en la Facultad de Filosofía y Letras de la Complutense, en Madrid. Nunca fue buen estudiante, todo lo que le importó lo aprendió por su cuenta. Fue amigo, entre otros muchos, de Ignacio Aldecoa, Jesús Fernández Santos y Carmen Martín Gaite, con la que se casó y tuvo una hija, Marta, que moriría joven. Después de su separación se unió a Demetria Chamorro —con quien ha vivido hasta el último instante—, madre de Lucía y abuela de Laura, la nieta que hizo las delicias del escritor durante el periodo final de su vida.

En vídeo, entrevista a Sánchez Ferlosio en diciembre de 2017, cuando cumplió 90 años. CARLOS ROSILLO / VÍDEO EPV

Ferlosio no hizo nunca concesiones a la hora de escribir y era amigo de construir frases de largo aliento, llenas de subordinadas y, por así decirlo, recovecos y guiños y sugerencias. Nunca perdía el timón, aunque tampoco pretendió llegar a parte alguna. Lo suyo era ir de un sitio a otro, rumiando los asuntos recurrentes que le gustaba frecuentar: el avance arrollador de la historia que lo devora todo, las quiméricas justificaciones que se escudan en la razón o el progreso, la infatigable defensa del individuo como realidad única e irrepetible, los avatares del lenguaje, el carácter y el destino, los desatinos de las guerras. Ignacio Echevarría, responsable de la edición de sus ensayos completos, afirma que la escritura de Ferlosio es “esencialmente proteica, combina casi siempre numerosos registros (entre ellos, constante, así en sordina, el humor)” y que “se atiene siempre a lo que él mismo, tomándolo de Fernando Savater, ha señalado como ‘el principio general de la lealtad a la palabra’: Que no se hable en vano”.

No habló Ferlosio en vano. No escribió en vano. Buscó un lugar muy concreto para tomar la palabra, pegado siempre al suelo, agarrado a lo que hace vibrar y padecer a las personas (y soñar y divertirse), y desde ahí tomó la espada para combatir los falsos ídolos de nuestro tiempo. Los cuatro volúmenes de sus ensayos —Altos estudios eclesiásticos; Gastos, disgustos y tiempo perdido; Babel contra Babel y Qwertyuiop— muestran la variedad de sus intereses —el lenguaje, la historia, los clásicos, el presente más inmediato— y la hondura a la que era capaz de llegar en cada asunto. Y estaba su compromiso, un compromiso radical con la condición humana, que iba más allá de cualquier partidismo y que trascendía cualquiera de esas causas que reclaman ser publicitadas. Cuando tocaba ponerse furioso, Ferlosio se ponía furioso. Tenía una ironía que dinamitaba los débiles soportes de tantos de los discursos de los políticos y poderosos, y era muy claro. Cuando ETA sembraba las calles de cadáveres, supo desnudar su programa. “Para dar realidad a la causa y hacer verdadero su dios, nada mejor que una buena carga de hechos, y de entre los hechos, nada mejor que una buena carga de muertes”.

Tenía varias bestias negras, y cada vez que podía arremetía con todo vigor contra Walt Disney, Ortega, el fútbol o la televisión. Siguió dedicado a la narración, embarcándose en un magno proyecto, el de Historia de las guerras barcialeas, de la que resultó otra de sus grandes obras, El testimonio de Yarfoz. “Las celebraciones del descubrimiento de América”, señaló en aquel texto autobiográfico, “me obligaron a escribir Esas Yndias equivocadas y malditas,</CF>otro libelo, enojoso de leer, pero no falto de razón”.

Ferlosio obtuvo el Premio Cervantes en 2004, en 2009 recibió el Nacional de las Letras Españolas y en 2015 la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes. Era tan discreto que, cuando J. Benito Fernández escribía su biografía y le pidió colaboración, se negó tajantemente. “No es nada contra su persona. Es que no soy apropiado, no tengo argumentos”, le dijo. En God &Gun, un ensayo de 2008, y a propósito de un cuadro de El Bosco, escribió: “El que patina va y viene como quiere, a la velocidad que quiere y todo el tiempo que quiere sin ir a parte alguna, pero, sobre todo, gozando corporalmente a cada instante durante el ejercicio”. Si hubiera que resumir la relación de Ferlosio con la vida y la escritura acaso sirva esa imagen del hombre que patina. Sin metas, sin presiones, deslizándose lleno de placer de un lugar a otro.

El filósofo Tomás Pollán, uno de sus grandes amigos y cómplice de sus andanzas hace ya años, habló con Ferlosio el domingo por la noche. Antes de despedirse cuenta que le recitó, en italiano, un verso de Leopardi de un poema titulado El infinito: “Y me es dulce naufragar en este mar”.

Solo un tercio de los cines repercute la bajada del IVA en el precio de la entrada, según Facua

 

Fuente: https://elpais.com/cultura/2018/08/22/actualidad/1534933254_987650.html

Se hablaba de películas, y de IVA. La subida del impuesto al 21% ha sido el asunto más comentado, casi tanto como los propios filmes, en los últimos años del cine español. Un problema serísimo, caballo de batalla de todas las salas hasta que al fin el Gobierno lo redujo al 10%, el pasado julio. Entonces, de golpe, se ha convertido en una broma, y de mal gusto, al menos según Facua. La organización de defensa de los consumidores ha publicado hoy miércoles un estudio donde analiza 102 cines de 45 ciudades y concluye que dos tercios no han trasladado enteramente la rebaja de 11 puntos del IVA a los consumidores, con una reducción correspondiente en el precio de las entradas. De ahí que la asociación acuse a muchos exhibidores de “tomarles el pelo” al Ejecutivo y a los espectadores. Por ello, Facua también ha entregado su estudio a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, confiando en que abra una investigación al respecto.

En concreto, el informe asegura que 33 cines de los 102 han repercutido la bajada del IVA al precio de las entradas (con un redondeo al alza o a la baja a la fracción de 5 céntimos más próxima, o incluso con reducciones superiores). Del resto, 36 mantienen el precio que aplicaban en enero —cuatro incluso lo han subido— y otros 33 lo han reducido, pero menos de lo que supone la bajada de 11 puntos en el IVA. Por tanto, Facua sostiene que las salas “han aprovechado la bajada en el impuesto que llevaban reivindicando desde 2012 para aumentar su margen de beneficios en lugar de trasladársela totalmente a los espectadores”.

José Ramón Ripoll, Premio Internacional de Poesía Fundación Loewe 2016: “Se vulgariza la lengua sin reparo”

Fuente: http://www.lavanguardia.com/vida/20170322/421099824717/jose-ramon-ripoll-premio-internacional-de-poesia-fundacion-loewe-2016-se-vulgariza-la-lengua-sin-reparo.html

MADRID, 22 (EUROPA PRESS)

José Ramón Ripoll, galardonado con el XXIX Premio Internacional de Poesía Fundación Loewe por su obra ‘La lengua de los otros’, ha arremetido este miércoles 22 de marzo, durante el acto de entrega del galardón, contra los que “vulgarizan la lengua y pervierten su misión sin reparo”.

En su discurso de agradecimiento, en un evento celebrado en el Hotel Palace de Madrid, el autor gaditano ha lamentado “la voluntad de arrancar del lenguaje la misión de nombrar a las cosas por su nombre”. Así, Ripoll ha detallado que en su obra galardonada “ha recuperado lo primigenio antes de aprender la lengua de los otros”, en guiño al título del libro. “Es un obsesivo viaje, con la existencia como posibilidad y rebeldía”, ha puntualizado.

Ripoll también ha mostrado su agradecimiento a Loewe que, a través de su fundación, convoca estos galardones desde 1987 con carácter anual con el fin de impulsar la calidad en la creación poética en lengua castellana. “Es casi un milagro que una empresa de este tipo trate de promover la poesía”, ha enfatizado.

El ganador de la última edición del Premio Internacional de Poesía Fundación Loewe ha sido presentado por el también poeta José Manuel Caballero Bonald, que forma parte del jurado, que ha reconocido sentirse “identificando cada vez más con los modales expresivos” del galardonado que reúne en su obra “claves de su experiencia verbal y filosófica”.

“‘La lengua de los otros’ es un libro interiorizado con reflexiones sobre el ser y el existir, con una rigurosa lucidez”, en la que el autor concibe la poesía “como vehículo de auto conocimiento” con el que “aborda una impecable búsqueda”. De este modo, a juicio de Bonald, “la poesía es un acto del lenguaje” en el que Ripoll “dota a la palabra de respiración íntima y seductora”.

En el evento también se ha entregado el Premio Loewe a la creación joven a Sergio García Zamora, por ‘El frío del vivir’. El autor cubano ha subrayado en su discurso de agradecimiento a quienes trabajan para que “la inmortalidad de la poesía sea misión de todos”.

García Zamora ha sido presentado por Víctor Rodríguez Núñez que ha valorado su “madurez expresiva y modo particular de percibir el mundo”, con una “escritura única, con conciencia crítica y autocrítica, que no se limita a lo personal” por lo que, como ha ensalzado, “enriquece la tradición de la poesía y requiere de un lector participante”.

El Premio Internacional de Poesía Fundación Loewe reconoce anualmente la valía de un poemario inédito de al menos 300 versos y concede también un Premio a la Creación Joven a un autor menor de 30 años. Además del premio en metálico, los libros ganadores son publicados en la Colección Visor de Poesía.

Esta edición ha contado con 779 participantes de 31 países, siendo México, Argentina y Colombia los países hispanoamericanos más presentes entre el 23% de manuscritos enviados desde América. En esta XXIX edición, las provincias españolas más participativas han sido Madrid, Barcelona, Valencia y Sevilla. Un total de 27 obras quedaron finalistas.

El próximo 27 de marzo, a las 19.00 horas, Ripoll y García Zamora harán una lectura de sus libros premiados en la Casa de América de Madrid, en un acto abierto al público.

La alquimia musical llega a Madrid

Fuente: http://cultura.elpais.com/cultura/2017/03/21/actualidad/1490110260_222629.html#?ref=rss&format=simple&link=link

¿Puede la melodía de O mio babbino caro, de Puccini, transformarse gradualmente en el frenético Sweet child of mine de Guns N´Roses? ¿O mutar una pieza de Bach para chelo en un ritmo de heavy metal del que termina surgiendo el Smooth criminal de Michael Jackson? Es lo que se preguntó hace años Miguel Depáramo, el director creativo de Music has no limits, un show musical que se estrena este miércoles en el Teatro de la Luz Philips Gran Vía de Madrid. “La idea es que se mezclen todos los géneros musicales, que se rompan todas las reglas de la música y sus etiquetas”, asegura Depáramo, que dirige a un equipo de músicos y artistas que en algunos espectáculos puede llegar a contar con 80 personas en el escenario, orquesta incluida. “Es como una anarquía musical pero que lleva un orden”, resume.

Music has no limits es “un viaje musical in crescendo” de dos horas en el que cabe todo: la ópera más purista, el (I can´t get no) Satisfaction de los Rolling Stones, el clásico, el jazz, el góspel, el house y una puesta en escena con una suerte de estética goth punk que rompe, como una nota discordante, una soprano vestida rojo. “A los que formamos la base de Music has no limits nos gustan todos los géneros musicales. Es bueno porque eso se ha contagiado en todo el equipo a la hora de crear”, explica Depáramo, que dice que lo que de verdad pretenden es que los asistentes se acabe levantando de sus asientos. “Por eso nos encanta hacer el show en sitios donde el público empieza sentado: en auditorios, teatros…”.

El musical ha iniciado en 2017 su primera gira por España después de triunfar el año pasado en Estados Unidos, México y Milán. En el Bayfront Park, en Miami, llegaron a reunir a 200.000 personas. “La esencia es internacional”, dice el director creativo del espectáculo, que asegura que la propuesta funciona en todas partes porque se trata de “una playlist de tu vida” con temas que han calado en la cultura popular global, ya sean de Michael Jackson, U2, David Ghetta, Adele, Queen, Rihanna o el mismo Bach. La diversidad de la plantilla es lo que, según Depáramo, hace que cada canción suene de una manera “en la que nunca se ha oído”. “Somos tanto autodidactas como gente de formación superior en conservatorio o gente que ha empezado con un instrumento y se ha cambiado a otro. Este creo que es el secreto de por qué suena tan diferente nuestro musical”, asegura el músico, que aprendió, desde pequeño, a tocar el piano por su cuenta.

El Premio Pritzker 2017 recae en el estudio catalán de arquitectura RCR

Fuente: http://cultura.elpais.com/cultura/2017/03/01/actualidad/1488368379_614805.html

Ya está, ya está, ya está…”. Carme Pigem (1962) está eufórica. Pero se expresa con contención. Fue ella la que respondió a la llamada teléfonica que anunciaba que le habían concedido el premio Pritzker, el más importante del mundo en el campo de la arquitectura. A ella, a su marido Ramon Vilalta (1960) y a Rafael Aranda (1961), los otros dos socios del estudio RCR. “Lo creí, porque con estas cosas no se bromea”, dice, pero desde entonces ha vivido con miedo a que se le escapase. Reporteros de The New York Times o la CNN han llegado hasta Olot (Girona), donde ella y sus compañeros llevan casi tres décadas dedicándose a la arquitectura con una devoción casi religiosa. Por eso la celebración del Premio Pritzker con sus 30 empleados en la antigua fundición que es hoy su estudio tiene algo de liturgia.

“El respeto por lo existente y la proyección de futuro, la convivencia entre lo local y lo universal” es lo que ha visto en sus trabajos un jurado preocupado por un mundo en el que lo genérico está arrasando lo particular. La estrecha colaboración entre los tres proyectistas, la importancia de la artesanía frente a la industria y la búsqueda de la universalidad desde el cuidado de las raíces es lo que premia el Pritzker 2017 al reconocer a este trío cosmopolita y de pueblo que desde que se conociera, en la Escuela de Arquitectura de Barcelona, apostó por diseñar a seis manos. Hasta hoy, el galardón más importante en su disciplina sólo lo había ganado un español, Rafael Moneo, premiado en 1996. Los nuevos ganadores tienen claro qué otro arquitecto lo merecería: “Sin duda, Enric Miralles”, contestan sin pestañear.

Aunque varios dúos se han hecho con el premio —Herzog & de Meuron o Sejima y Nishizawa— esta es la primera vez que el galardón reconoce a tres arquitectos, subrayando así el componente colectivo de la disciplina. Hoy en la mesa que los tres comparten hay más planos que cava. La decisión de sentarse juntos llegó cuando, con 24 años, regresaban de su primer viaje a Japón. “En el avión dibujamos la mesa de cerezo que hemos compartido durante 30 años”, señala Aranda. Si el trabajo en equipo salió de la escuela y el paisaje de su infancia en la comarca de La Garrotxa, lo que les descubrió su senda arquitectónica fue ese viaje. En Japón aprendieron la importancia de diseñar el camino para llegar a los sitios. “Es fundamental ir encontrando la arquitectura, evitar que te asalte. Retrasar el encuentro multiplica las sensaciones y convierte un edificio en un descubrimiento”, explica de nuevo Vilalta.

En ese camino hasta el edificio radica la importancia que este estudio ha concedido siempre al paisaje. Tal vez por eso una de sus primeras obras, el Estadio Tussols-Basil de Olot (2000) sea una pista de atletismo singular salpicada por los árboles que llegaron antes que la pista. Más allá de la tierra y la vegetación, también las personas han definido la arquitectura de RCR. “Las casas han sido nuestro laboratorio”, admite Carme Pigem. Sus primeros logros fueron casas extraordinarias para gente corriente, viviendas de vanguardia para un herrero, un carpintero o una peluquera del pueblo. Su vocación perfeccionista ha hecho que les persiguiera la leyenda de que obligaban a firmar contratos que impedían modificar sus obras. Ellos lo desmienten: “A lo que obligamos es a construir bien, luego el tiempo puede intervenir. No para tapar, para sumar. Cuando la arquitectura tiene consistencia, lo admite todo”, indica Vilalta.

Habían rediseñado medio Olot cuando, con mucha cautela, decidieron comenzar a trabajar fuera de su comarca. En el parvulario El Petit Comte de Besalú ensayaron una arquitectura más industrializada que también desarrollaron en las escuelas francesas de Font Romeu. En las bodegas Bell Loc de Palamós enterraron el edificio y en la plaza-puente-teatro de Ripoll urdieron una tipología triple que parece que siempre estuvo allí.

En 2009, la muestra del pintor francés vivo más cotizado se convirtió en la más vista en la historia del Pompidou. Para entonces, el propio Pierre Soulages ya había encargado a RCR el diseño del Museo al que dejará su legado en Rodez, no lejos de Olot, pero al otro lado de los Pirineos. RCR exporta su idea de una arquitectura arraigada y cuidada, lista para ser devorada por el mundo con proyectos como el Centro de Arte La Cuisine en Nègrepelisse (2014) o el edificio de apartamentos que acaban de concluir en Dubái, “tomándonos todo el tiempo que precisa construirlo bien”, puntualiza Pigem.

Los autores del flamante y rompedor restaurante Enigma de Albert Adrià en Barcelona fueron, mucho antes, los diseñadores del Les Cols, de nuevo en Olot:  “Entre huertos y gallinas por primera vez tuvimos que plantearnos cómo hablar a lo que ya existía”. Decidieron hacerlo de tú a tú: sin alterar el lugar pero dirigiéndose a él con voz propia. El nombre de la chef Fina Puigdevall va asociado desde entonces al de estos tres arquitectos. Juntos dejaron claro cómo la vanguardia y la alta cocina deben convivir con la agricultura y el kilómetro cero. Algunos maestros modernos descubrieron cómo viajar por el mundo lleva a recuperar las raíces. RCR defiende lo contrario: son las raíces lo esencial para poder volar. En la otra parte del planeta, precisamente en Japón, en el Palacio Akasaka de Tokio, será donde el próximo 20 de mayo Carme Pigem, Ramon Vilalta y Rafael Aranda recojan, finalmente, su Premio Pritzker.

MINIMALISMO Y NATURALEZA

Aunque el estudio RCR (las iniciales de Ramon, Carme y Rafael) considera que “arquitectura solo hay una, la que contribuye al bienestar físico y espiritual” premiándolo, el Pritzker deja atrás una etapa en la que la defensa de una arquitectura social -las construcciones de emergencia del japonés Shigeru Ban o las viviendas incrementales del chileno Alejandro Aravena- parecía determinante a la hora de apuntar el futuro de la profesión. Actualizar lo local, destilando su esencia, aspira a convertir en universales valores particulares, empezando por el paisaje. La obra exigente, artesana y minimalista de RCR supone un reconocimiento a la arquitectura entendida como una forma de arte que incide en el escenario de la vida cotidiana sin renunciar a sus aspiraciones estéticas.

Las claves de la 89.ª entrega de los Oscar

Fuente: https://actualidad.rt.com/actualidad/232038-claves-ceremonia-oscar-2017

Los Ángeles acoge la 89.ª ceremonia de entrega de los Oscar. Como viene siendo habitual en otras galas de premios celebradas en los últimos meses, cabe esperar que la ceremonia esté salpicada de alusiones políticas. De hecho, el tema ‘Trump’ ya marcó el arranque mismo de la ceremonia, gracias a las bromas de su anfitrión Jimmy Kimmel.

El actor mexicano Gael García Bernal, que presentó a los nominados a la mejor película animada, se expresó abiertamente en contra del muro fronterizo. “Como mexicano, como latinoamericano y trabajador migrante, estoy en contra de cualquier forma de muro que quiera separarnos”, dijo.

Seguimos en vivo esta velada y les ofrecemos en este artículo las claves de los premiados.

Mejor película

El principal galardón de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas fue para la película ‘Moonlight’.

En un primer momento, los presentadores anunciaron que el premio lo había ganado ‘La La Land’, nominada en total en 14 de las 18 categorías.

Sin embargo, después de que los productores de ‘La La Land’ salieran al escenario para recibir la estatuilla, se anunció que se había producido un error, y el premio era para ‘Moonligt’.

shocker: Warren Beatty reads the wrong Best Picture winner, ‘La La Land’ didn’t win — ‘Moonlight’ did.

Mejor actriz

El Oscar a la mejor actriz se lo llevó Emma Stone por su actuación en ‘La La Land’, imponiéndose a Natalie Portman, Ruth Negga y a las ‘veteranas’ Meryl Streep e Isabelle Huppert.

Mejor actor

Casey Affleck gana el Oscar de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de EE.UU. al mejor actor por su interpretación en la película ‘Manchester by the Sea’.

Mejor director

Damien Chazelle ha sido galardonado con el Oscar al mejor director por su película ‘La La Land’. A sus 32 años Damien Chazelle es el director más joven en ganar un Oscar.

El Oscar a Mejor Director ha sido para Damien Chazelle por

Mejor película de habla no inglesa

El director de cine iraní Asghar Farhadi ha ganado su segundo Oscar a la mejor película extranjera. Este año la Academia ha premiado ‘The Salesman’, mientras que en 2012 le entregó el Oscar por ‘A Separation’. Farhadi agradeció a la Academia este galardón a través de una carta, después de que se negara a asistir a la ceremonia en protesta por las medidas migratorias contra musulmanes impuestas por Donald Trump.

Mejores actores de reparto

Este año dos intérpretes afroamericanos han ganado los premios como mejor actor y actriz de reparto.

El actor estadounidense Mahershala Ali se convierte en el primer actor musulmán que ganó un Oscar. Ali logra la estatuilla como mejor actor de reparto por la película ‘Moonlight’.

La actriz Viola Davis obtuvo el Oscar a mejor actriz de reparto por su interpretación en ‘Fences’, película que narra la vida de una familia afroamericana en la ciudad de Pittsburgh. Davis se convierte en la primera persona afroameriacana que obtiene la ‘triple corona’ de los premios para actores, el Oscar, el Tony y el Emmy, un logró que han conseguido 22 actores antes que ella.

‘Zootopia’ se ha llevado el Oscar a la mejor película animada.

Este año la ceremonia fue marcada por la intriga de saber cuántas estatuillas se llevaría ‘La La Land’, nominada a 14 premios, récord que comparte con ‘Titanic’ (1997) y ‘All About Eve’ (1950). Si el musical obtuviera más de 11 Oscar, batiría el récord de toda historia del premio. La mencionada ‘Titanic’, ‘Ben-Hur’ (1959) y la última parte de la saga de ‘El Señor de los Anillos’ (2003) son las únicas películas que han ganado 11 Oscar.

Julio Ariza vuelve a pedir dinero sin pagar a los trabajadores

Fuente: http://ramblalibre.com/2017/02/14/julio-ariza-vuelve-a-pedir-dinero-sin-pagar-a-los-trabajadores/

Luis Bru

Nueva petición de dinero a los telespectadores por parte de Julio Ariza. Lo que queda, casi ni las raspas, de El gato al agua hizo ayer un programa especial de dos horas del tipo de los que hacen las televisiones para causas humanitarias pero en este caso era de nuevo solicitar donaciones para Intereconomía.

Ya no se repitieron los argumentos de la primera vez en los que se asustaba a la audiencia con una operación de Rubalcaba para cerrar Intereconomía, cuando la causa de la penosa situación era la mala gestión de Ariza. No estuvo entre los mendicantes Javier Algarraporque ha abandonado Intereconomía. Junto a Gonzalo Bans, todavía estaban en tan patético espectáculo Xavier Horcajo, Eduardo García Serrano, Kiko Méndez Monasterio y José Javier Esparza, como figuras más destacadas. Una chica Intereconomía indicaba que había operadoras telefónicas para recibir las llamadas. Un call center, desde donde se informaba de pensionistas que “no tienen ni para sus gastos” pero “hacen una pequeña aportación a Intereconomía“. ¿Se puede caer más bajo? Un escaso público completaba la escena esperpéntica.

Todavía Julio Ariza no ha informado del destino final del dinero de lo que se llamó Club de Amigos de Intereconomía.

Los trabajadores de Julio Ariza llevan tres meses sin cobrar la nómina, con lo que se puede decir que están financiando a la empresa, pues cada día tienen que pagarse el transporte para ir a un lugar de trabajo donde no se les paga.

Intereconomía lleva 23 meses en un concurso de acreedores que no está sirviendo para que los proveedores cobren -69 millones de euros de deuda- ni Hacienda -11,1 millones- ni tampoco los trabajadores, que, desesperados, solo esperan el cierre para poder reorganizar sus vidas y terminar su calvario.

De hecho, Julio Ariza –con este tipo de apariciones estelares- apenas pisa la sede de lo que queda del Grupo, delegando la gestión en su hijo Gabriel. Tampoco ha salido la aventura gallega.