El nuevo Gobierno canario “no le va a fallar” a la gente e implantará la renta básica ciudadana como primera medida

Fuente: https://www.eldiario.es/canariasahora/politica/Pacto-Progreso-Canarias-Renta_Basica-Lucha_contra_la_Pobreza_0_912708922.html

Román Delgado  – Santa Cruz de Tenerife

Noemí Santana, Ángel Víctor Torres, Román Rodríguez y Casimiro Curbelo, tras la firma del pacto histórico de la izquierda en Canarias

Fiesta por todo lo alto de la izquierda canaria este mediodía de sábado en la capital tinerfeña, en una mañana soleada y fresca y con las emociones, sonrisas y alegrías, combinadas cada poco con intensos aplausos, rebosantes a más no poder. 

Este sábado ha ocurrido en Santa Cruz de Tenerife algo que hacía mucho que no se veía por estas tierras y la culpa ha sido sin duda del acuerdo para un gobierno regional de izquierdas, el llamado pacto de progreso ahora rebautizado como Pacto de las Flores (por haberse firmado en el reloj de flores del parque García Sanabria, punto de encuentro antaño de tantas movilizaciones sociales), que cerraron, no sin dificultad, este jueves el PSOE, Nueva Canarias (NC), Sí Podemos y Agrupación Socialista Gomera (ASG), con sus respectivos candidatos a la presidencia de Canarias: el socialista Ángel Víctor Torres, futuro presidente de la Comunidad Autónoma; Román Rodríguez, Noemí Santana y Casimiro Curbelo.

En el acto protocolario de la firma del pacto, Ángel Víctor Torres, que espera ser proclamado presidente en algo más de dos semanas (15 días después de la constitución de la nueva mesa del Parlamento de Canarias), aseguró que “el nuevo Gobierno regional no le va a fallar” a la gente y garantizó (es uno de los ocho ejes básicos del nuevo Ejecutivo canario) que se implantará “la renta básica ciudadana (una política central para Sí Podemos) en el plazo de un año, más o menos, pues habrá que promulgar una ley territorial para ello.

En esa cita matutina, repleta de caras conocidas de la izquierda en las islas, con presencia de la alcaldesa de la ciudad, Patricia Hernández, de senadores, diputados en el Congreso y en el Parlamento Europeo y con numerosos dirigentes y seguidores de los cuatro partidos firmantes del acuerdo político, lo primero que se hizo fue escenificar la firma del ya para todos Pacto de las Flores y acto seguido se dio la palabra a los líderes de los cuatro partidos rubricantes del documento con los ejes básicos del que será nuevo gobierno.

El último en intervenir fue el futuro presidente del Gobierno de Canarias, el socialista grancanario Ángel Víctor Torres, que dejó claro, y lo hizo con la máxima intensidad, que el nuevo Ejecutivo regional, el que resultará y se configurará a partir de ese pacto de progreso, “no va a fallar” a la ciudadanía de Canarias y atenderá tres principios básicos e irrenunciables: “Justicia social, economía solidaria y desarrollo sostenible”.

Torres pidió a los canarios que “sean exigente con nosotros”, reconoció que “indudablemente habrá errores” y garantizó que se pondrá “todo el esfuerzo para que las cosas mejoren en nuestra tierra en los próximos años”. El que se convertirá en futuro presidente regional subrayó que “en cuatro años se entregará una Canarias mejorada”. 

Torres, que en su alocución tuvo un emotivo recuerdo para el compañero socialista ya fallecido Juan Carlos Alemán (que en su día aspiró a la presidencia del Ejecutivo autonómico), se dirigió a la que será oposición en la Cámara regional (CC, PP y Cs), a la que tendió la mano y le reconoció, como no podía ser de otra manera, su capacidad de “fiscalizar” al nuevo Gobierno y “de ayudar” a la vez a “crear Canarias”.

El líder socialista del PSOE en las islas desveló que el viernes habló con Pedro Sánchez, presidente en funciones del Gobierno español, que “estaba contento y feliz” por lo ocurrido en Canarias. A este le trasladó la voluntad del Ejecutivo canario en ciernes de hacer una defensa cerrada de los nuevos Estatuto de Autonomía y Ley del REF de bases económicas.

Acerca de las equis que quedan por despejar por parte de los integrantes del Pacto de las Flores; o sea, cuál será la estructura orgánica del futuro Ejecutivo y quiénes estarán en las distintas áreas de responsabilidad, Torres fue claro: “No empezamos diciendo quiénes ocupan los sillones”, algo que se dará a conocer a la opinión pública a partir del martes, el día en que se constituirá el nuevo Parlamento de Canarias. Antes ya se sabrá cómo se configurará la mesa de la Cámara, sobre cuyo acuerdo nada se dijo, aunque todo apunta a que la presidencia volverá a ser para el PSOE.

Preguntado sobre la paridad entre hombres y mujeres en el nuevo gobierno, también se mostró nítido: “Este es asunto regulado por ley y ya digo que la vamos a cumplir con creces; lo van a comprobar el martes próximo”, dijo dirigiéndose al público allí presente.

Sobre otras cuestiones de interés para la ciudadanía, por ejemplo, la política en sanidad pública, Ángel Víctor Torres detalló que “se defenderá al máximo” y avanzó que “los conciertos privados” en ese ámbito, la llamada “sanidad concertada”, pasará a ser “complementaria”. “Iremos rebajando la aportación pública a la sanidad privada concertada” y en esta tarea “llegaremos al porcentaje máximo de reducción que se pueda”, remachó.

El futuro responsable del Gobierno de Canarias también aprovechó, tras una pregunta de los periodistas, para enmendarle la plana al presidente del Cabildo de Tenerife, Carlos Alonso, de CC, al que se refirió sin nombrarlo con el argumento político de que “los ocho ejes básicos del acuerdo firmado tendrán en cuenta a las ocho islas; este es el gobierno de toda Canarias”. Alonso había dicho estos días que el acuerdo regional a la izquierda suponía un giro hacia Gran Canaria (otra vez tirando de pleito insular). Tras este final, los presentes, militantes y simpatizantes de la izquierda en Canarias, aplaudieron a rabiar.

Casi al final llegó la pregunta, se puede decir que necesaria, sobre la Ley de las Islas Verdes y cómo esta se conjugará entre ASG y el resto de formaciones políticas en el pacto de progreso: PSOE, NC y Sí Podemos. Acerca de este disenso, Torres reconoció que, como ocurre en toda negociación, hay “renuncias a algunos postulados por el bien de un acuerdo común. Ha habido mucha generosidad entre todas las fuerzas en las últimas 24 horas”, el tiempo empleado con la máxima intensidad para sellar este acuerdo político entre los cuatro partidos.

Los breves discursos de los otros actores políticos

Como ya se ha dicho, la firma del documento que integra los ocho ejes acordados para el nuevo Gobierno en Canarias dio paso a los breves discursos de los cuatro actores políticos. El primero en intervenir fue Casimiro Curbelo, presidente de la Agrupación Socialista Gomera (ASG) y quizá la formación política que más se lo pensó antes de dar el visto bueno al consenso presentado este sábado. Como ya se ha dicho, la firma del documento que integra los ocho ejes acordados para el nuevo Gobierno en Canarias dio paso a los breves discursos de los cuatro actores políticos. El primero en intervenir fue Casimiro Curbelo, presidente de la Agrupación Socialista Gomera (ASG) y 

Curbelo dijo sentirse feliz por el pacto logrado, sobre todo porque está proyectado “para atender a los más necesitados en Canarias” y para conseguir lanzar proyectos que contribuyan “a no depender tanto del exterior”, sobre todo en alimentación.

El político gomero, antes en las filas del PSOE, insistió en que el acuerdo mima “a las personas” porque en él “las políticas vinculadas a estas son las más importantes”. Señaló que “los ochos ejes” del pacto “permitirán hacer presidente de Canarias a Ángel Víctor Torres”, el candidato del PSOE, y dijo estar “plenamente convencido de que haremos un trabajo eficiente para el futuro del archipiélago”.

Tras la intervención de Curbelo, que no superó ni un segundo el tiempo previsto, algo de lo que alardeó en broma (la coyuntura era de felicidad plena), llegó el turno de la palabra a Noemí Santana (Sí Podemos Canarias), que nada más acercarse al micrófono gritó pletórica de alegría: “Lo hemos conseguido”. Y era verdad…

Santana recordó que se inicia una “era progresista para Canarias” y que este es un “Gobierno para la mayoría ciudadana”, principalmente para el “40% de la población en riesgo de pobreza y exclusión” en las islas, y contra “la violencia machista”, otra vez de actualidad en Canarias por el crimen de este viernes en Icod de los Vinos. 

El nuevo Ejecutivo canario será “peleón y valiente” y en él “nos pondremos las pilas para que ustedes estén orgullosos de nosotros, de este Gobierno”, afirmó Santana en el cierre de su alocución.

Antes de la intervención final de Torres, fue Román Rodríguez, presidente de Nueva Canarias, el que dijo que “en dos semanas tendremos un nuevo presidente del Gobierno de Canarias convencido de responder a las demandas de nuestra gente”.

Rodríguez, también eufórico, como el resto de sus compañeros de viaje en esta aventura política, insistió una y otra vez en la importancia de este pacto para Canarias, pues está concebido, articulado, con la principal voluntad de atender los problemas de los más desfavorecidos en el archipiélago. 

Primera semana de gobierno trifachito en Madrid

rimera semana del gobierno trifachito de Madrid, y como era de esperar, ya hay varias decisiones polémicas, en esta semana, el gobierno trifachito encabezado por el popular Jose Luis Martinez Almeida ya afirmó que iba a desmontar Madrid Central, medida aprobada por Manuela Carmena en consonancia con las recomendaciones de la Unión Europea, enfocada para reducir la contaminación, la contaminación según informes últimos ha disminuido en la ciudad tras la aprobación de la medida, otra polémica medida es retirar los carteles contra la violencia de genero de todas las Juntas de Distrito, y luego no menos polémico es, la intención del alcalde de retomar el proyecto olímpico, endeudando de nuevo a la ciudad, cuando Carmena la disminuyó sensiblemente la deuda.

Carmena hizo muchas cosas mal, sería muy poco riguroso e hipócrita no reconocerlo, no solucionó grandes problemas de Madrid como la limpieza, la vivienda, no ha hecho el esfuerzo que se esperaba de ella contra los desahucios, ni ha luchado como tenía que haber luchado contra los fondos buitre, ha dejado muchas cosas por hacer, pero hizo también cosas bien, como fomentar la participación ciudadana, el propio Madrid Central y sobre todo una buena gestión económica.

Pero por supuesto esto que viene, no sólo no mejorará lo que hay que mejorar, si no que eliminará lo que se hizo bien, esa es mi predicción, volveremos a los males de la etapa de Gallardon y Botella y para colmo la extrema derecha de VOX meterá sus garras en las decisiones de esta alcaldía, una alcaldía que está ahí por la extrema derecha de VOX, un pacto de la VERGUENZA, a imitación del otro pacto vergonzoso en Andalucía, autentica verguenza para Europa, sobre todo un partido como Ciudadanos, en otros países de Europa como Francia no se entiende que un partido supuestamente liberal como Ciudadanos pacte o participe en el pacto con un partido de extrema derecha como es VOX, en un país civilizado no se concibe estas cosas, pero esto viene a demostrar que Spain is diferent en esto también.

Es cierto que es liberalismo es antagónico a las ideas de izquierda, pero también es antagónico a la extrema derecha, en Europa no se entiende en absoluto lo que ha pasado aquí, pero aquí la historia es que en España no hay una derecha liberal como en Europa, hay gente en el PP y Ciudadanos que por supuesto si que son liberales de verdad, desgraciadamente no abundan demasiado, pero si existen, pongo ejemplos por ejemplo el alcalde de Málaga del PP como Don Francisco de la Torre Prados, o bien el líder del PP vasco y concejal del Ayuntamiento de San Sebastian  Don Borja Semper, estos son políticos ejemplo de lo que debería ser la derecha en España y desgraciadamente no abunda, pero sus lideres nacionales, su dirección en realidad se alinea a la derecha mas rancia, es así de triste y de dramático.

Resistiremos, Madrid volverá a conquistar los cielos y yo espero que esta legislatura dure lo menos posible, ojalá, desde luego la gente que lucha no va a pasar cualquier atisbo de esta gente que gobierna esta ciudad, Madrid no es esto, no se merece esto y yo deseo que mas pronto que tarde esto acabe.

Padres y alumnos se concentran con mascarillas para exigir la continuidad de Madrid Central

Fuente: https://www.infolibre.es/noticias/politica/2019/06/19/padres_alumnos_concentran_con_mascarillas_para_exigir_continuidad_madrid_central_96155_1012.html

  • Reclaman que no eliminen la medida porque “está funcionando” y está evitando que los niños “se traguen todos los humos”
  • “A Madrid le llegará la multa de Europa”, critican desde la Federación de Padres y Alumnos Giner de los Ríos

Padres de alumnos de colegios públicos pertenecientes al distrito Centro y zonas limítrofes como Arganzuela se han concentrado esta mañana con mascarillas para exigir la continuidad de Madrid Central y el control de la contaminación en toda la ciudad.

Así, la concentración ha tenido lugar frente al Colegio Santa María, donde han pedido que no se acabe con esta medida porque “está funcionando” y está evitando que los niños de los colegios del distrito Centro “se traguen todos los humos del alto nivel de contaminación”, tal y como han afirmado las madres y padres allí reunidos.

En este sentido, han destacado que acabar con Madrid Central es “un retroceso claro”, que apuestan por “un Madrid limpio”, y que terminar con esta medida es algo “poco acertado”, dado que pese a tener “sus defectos, está funcionando”. “Hay mediciones que dicen que hay una mejoría de la calidad del aire, además de un menor tráfico, un ambiente más tranquilo y menos contaminación acústica”, han señalado.

Asimismo, el presidente de la Federación de Padres de Alumnos (FAPA) Giner de los Ríos, Camilo Jené, ha afirmado que sus reivindicaciones van dirigidas a conseguir una ciudad “amable y saludable para nuestros hijos e hijas” y no acabar con una medida que ha conseguido que los índices de contaminación hayan bajado. “Revertir esta situación sería perjudicial para ellos y para la ciudad en general”, ha explicado.

En cuanto a su posible eliminación, Jené ha señalado que “duda” de que finalmente se lleve a cabo, porque aunque se haya producido una moratoria en las multas a los ciudadanos, “a Madrid sí le llegará la multa de Europa“. “No sé que tinglado de disimulo harán, pero yo creo que es complicado que esto dé marcha atrás”, ha apostillado.

Por su parte, el secretario de UGT Madrid, Luis Miguel López Reillo, ha señalado que lo primero es obedecer las directivas europeas que “están exigiendo” que las ciudades sean “más limpias y con menos humos”. Así, ha asegurado a “los políticos de turno” no les importa la posible multa que pueda poner la Unión Europea porque al final “la pagará la ciudad de Madrid”.

“Madrid Central se aprobó en un Pleno hace seis meses y se ha demostrado con mediciones totalmente fiables de Ecologistas en Acción que ha bajado más de un 40 por ciento el dióxido de nitrógeno”, ha señalado.

La salud no tiene “color político”

Además, y en cuanto al efecto que puede producir en los niños, López Reillo ha señalado que todavía tienen los órganos en crecimiento y que son a los que más les afectan estas emisiones en bronquios y pulmones. En este sentido, ha afirmado que es una medida que repercute “favorablemente” en la ciudad y que no ha aumentado la contaminación en otros distritos periféricos.

“Queremos que no haya color político para esto, la salud pública no tiene color, y si cometen delitos de prevaricación, que la justicia actúe contra los políticos que lo estén haciendo”, ha mantenido, a lo que ha añadido que den la posibilidad a los ciudadanos de respirar mejor, sin tanto ruido, y principalmente por todos los niños y niñas.

Por otro lado, la secretaria general de la Federación de Enseñanza de CCOO Madrid, Isabel Galvín, ha señalado que apoyan la iniciativa de la comunidad educativa para que el nuevo alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, no acabe con Madrid Central. “Apoyamos esta medida porque defendemos la salud pública del alumnado y profesorado”, ha apuntado, a lo que ha añadido que gracias esta medida los alumnos pueden ir caminando a sus colegios del distrito Centro.

Así, ha destacado que esta medida tiene que “quedar fuera del juego político y de las pretensiones y radicalismos del nuevo alcalde“, así como que se trata de una cuestión de salud que afecta a todos los ciudadanos madrileños.

Por último, el vocal de la delegación de la FAPA en Arganzuela, Manuel Díaz, ha señalado que Madrid Central ha demostrado en poco tiempo su eficacia en “los niveles de calidad del aire, la seguridad vial y la habitabilidad de la ciudad”.

Asimismo, ha apuntado que piden a los poderes públicos que tengan en cuenta la opinión de las familias y que se amplíen las zonas de restricción al tráfico, no solo en el distrito Centro, para vivir en un entorno “amigable y saludable”.

Las tres derechas diseñan una capital con bajos impuestos, grandes obras y sin Madrid Central

Fuente: https://www.eldiario.es/madrid/derechas-disenan-impuestos-Madrid-Central_0_910259194.html


Marcos Pinheiro

José Luis Martínez-Almeida, alcalde de Madrid, y Begoña Villacís, vicealcaldesa. / Marta Jara
José Luis Martínez-Almeida, alcalde de Madrid, y Begoña Villacís, vicealcaldesa. / Marta Jara

PP, Ciudadanos y Vox ya gobiernan la capital de España. El pacto tejido por los populares a dos bandas ha dado como resultado que José Luis Martínez-Almeida haya sido elegido nuevo alcalde de Madrid. Para ello se ha visto obligado a ceder la vicealcaldía y algunas de las carteras más importantes a Ciudadanos, y dar entrada a la extrema derecha con la presidencia de algunos distritos.

Los acuerdos firmados entre los tres partidos de la derecha recogen una bajada de los impuestos que dependen del Ayuntamiento. El nuevo alcalde ha reconocido en su discurso que lo podrá hacer gracias al superávit de las cuentas que ha heredado de Manuela Carmena. Además, el acuerdo recoge grandes proyectos urbanísticos y una remodelación de Madrid Central que, por el momento, dejará sin efecto la medida.

El documento, por ejemplo, contempla un “Plan de Choque” para la agilización de las licencias urbanísticas. Además se incluye el compromiso de recuperar todos los grandes desarrollos de viviendas que el Gobierno de Carmena frenó “por puro sectarismo ideológico”, además de impulsar el del sureste.

La única referencia para frenar el imparable ascenso de los precios de la vivienda en la capital es un cheque-vivienda joven y la colaboración público-privada para facilitar el acceso al alquiler. En cuanto a las viviendas turísticas, solo se incorpora la promesa de regularlas “adecuadamente” respetando el marco estatal.

Soterrar, regenerar y reformar

En el capítulo urbanístico también se recogen grandes obras como el soterramiento de la A5, una promesa de Martínez-Almeida en campaña que proyectó con un presupuesto mucho menor del que habían pensado corporaciones anteriores. Además, se soterrará la M30 a su paso por el Estadio Vicente Calderón -un proyecto que ya está en marcha-, se remodelarán el Nudo Norte y Manoteras, se reformará la Plaza de Carlos V y se aprobará un plan para “regenerar y reformar” el complejo de Azca. Todo esto, además de dar el visto bueno definitivo a la Operación Chamartín.

En el acuerdo con Vox se incluye otro posible soterramiento. Ese documento quiere ir más allá de la ampliación de aceras de Gran Vía que llevó a cabo Carmena para estudiar “la viabilidad técnica y económica del soterramiento” de esa calle, “como vía de circulación alternativa y aparcamiento subterráneo”.

Hay otras grandes obras que dependerán de si se impulsan algunos de los puntos del acuerdo. Por ejemplo, el de volver a optar a la celebración de unos juegos olímpicos. Algunas de las dotaciones que se iniciaron para las candidaturas de la época de Gallardón y Ana Botella no llegaron a terminarse y están abandonadas. En los dos documentos firmados por el PP con Ciudadanos y Vox se incluye la promesa de buscar “el consenso para recuperar el sueño olímpico”.

Reducción de todos los impuestos

Las tres derechas hicieron campaña por la bajada de impuestos y así lo han plasmado en sus acuerdos. Los documentos recogen una rebaja del IBI al mínimo legal posible y bonificaciones de todo tipo, además de rebajas en el impuesto de construcciones, instalaciones y obras (ICIO), incrementando sus incentivos fiscales, al igual que en el Impuesto sobre Actividades Económicas (IAE).

El documento recoge también una bonificación del 95% en la plusvalía de las donaciones y herencias de viviendas entre parientes directos, se eliminará la tasa de cajeros y de generadores de residuos y, tal y como prometió el propio Martínez-Almeida en campaña, se revisarán “las sanciones por parte del Ayuntamiento para evitar cuantías abusivas y los objetivos recaudatorios”. El apartado dedicado a las ayudas a las familias también incluyen bonificaciones fiscales, aunque no se especifican.

La nueva corporación cierra así las principales vías de ingresos del Ayuntamiento. Su plan para garantizar la viabilidad de las cuentas pasa por renegociar con el gobierno la regla de gasto que Cristóbal Montoro impuso a los ayuntamientos, y que sirvió especialmente para ahogar las cuentas del de Madrid. PP, Ciudadanos y Vox quieren ahora que se les permita lo que no pudo hacer Carmena: reinvertir el superávit para que sea viable esa bajada de impuestos generalizada.

Una moratoria que termina con Madrid Central

Entre las medidas sobre la movilidad destacan los cambios en Madrid Central. El acuerdo incluye “reconvertir” esta zona de bajas emisiones, pero la primera decisión ya la deja sin efecto: quienes entren en esa área restringida desde el próximo 1 de julio no serán multados. Hasta que la nueva corporación decida qué hace finalmente con una de las medidas estrella del anterior gobierno, quedará suspendida.

El capítulo de movilidad también incluye un plan de seguridad vial, miles de plazas nuevas de aparcamiento y un rediseño de la red de EMT. Ciudadanos y PP han pactado también ampliar la red de BiciMad pero eliminar algunos de los carriles bici que consideran “peligrosos”. Además, contemplan acabar con las conocidas como “aletas de tiburón”, las bandas de separación que se instalaron durante la época de Alberto Ruiz Gallardón para impedir que los coches invadiesen el carril bus.

Contra la okupación y los manteros

Tanto el documento firmado con Ciudadanos como el que ha suscrito el PP con Vox tiene un punto dedicado a la lucha contra la okupación ilegal. Fue una de las banderas de los tres partidos de derechas durante la campaña, en la que acusaron a Carmena de ser demasiado permisiva con ese fenómeno, e incluso desde Ciudadanos acusaron a la alcaldesa de ser una “okupa”.

Según el acuerdo, ahora se va a crear “una Oficina de Defensa de los Derechos de los Vecinos para velar por la seguridad de las familias afectadas” y asesoramiento jurídico a las comunidades de propietarios. El punto está calcado en los dos pactos firmados. También se incluye la lucha contra “las mafias de venta ambulante ilegal”.

Apenas hay menciones a la educación, a pesar de que la capital gestiona desde hace unos años su propia red de escuelas infantiles. Carmena las desgajó de la Comunidad de Madrid con el fin de poder imponer sus propios criterios en la concesión de esos centros: se eliminó la primacía del requisito económico -que llevó a filiales de ACS a hacerse con la gestión de varios centros– para dar más importancia al proyecto educativo. Las cooperativas de profesores se impusieron así a las grandes empresas.

Ahora, PP y Ciudadanos solo incluyen que esas escuelas infantiles serán bilingües y que se pondrá en marcha un sistema de becas para quienes no hayan conseguido plaza en los centros públicos. A pesar de que Martínez-Almeida prometió volver a ceder la gestión de las escuelas a la Comunidad de Madrid, el documento no recoge ese compromiso. Eso sí, se ha incluido un punto que promete ceder suelo al Gobierno regional para la construcción de colegios públicos y concertados.

Dos compromisos ya encarrilados

“Elaboraremos un nuevo modelo de participación ciudadanasituando a las nuevas tecnologías como el instrumento principal de participación”, dice el acuerdo PP-Ciudadanos. No hay más detalles. Durante esta legislatura ese modelo ya se ha desarrollado, aunque no ha funcionado como se prometió. Los ciudadanos de la capital pudieron participar en qué destino se daba a una parte de los presupuestos –aunque algunas partidas no se llegaron a ejecutar– o decidir sobre proyectos como la Plaza de España.

La web que se diseñó para canalizar esa participación ciudadana se ha copiado en otras ciudades e instituciones del mundo.

“Acondicionaremos el Frontón Beti-Jai de acuerdo a su condición de bien protegido, con una programación de calidad”, dice el acuerdo de PP y Ciudadanos. Como el de la participación ciudadana, es un compromiso ya encarrilado. El frontón ya está completamente reformado después de llevar décadas abandonado.

¿Violencia machista o intrafamiliar?

PP y Ciudadanos se han comprometido a aprobar “un Plan de detección temprana de la violencia machista”. Pero el acuerdo con Vox no es exactamente igual. El documento firmado con el partido de extrema derecha no incluye ese término y se limita a promover “un plan municipal de educación contra todo tipo de violencia en el ámbito intrafamiliar”.

También hay discrepancias sobre los derechos LGTBi –se incluyen en el documento con Ciudadanos pero no en el de Vox– y sobre cuándo debe dimitir un concejal salpicado en un caso de corrupción. El acuerdo firmado entre Villacís y Martínez-Almeida incluye que “los cargos públicos imputados formalmente por delitos de corrupción presentarán su renuncia al cargo y no podrán ir en listas electorales”. Sin embargo, el que el PP ha firmado con Vox rebaja esa exigencia.

“Los cargos públicos municipales para los que se hubiera dictado auto firme de apertura de juicio oral por delitos contra la Administración Pública del título XIX del Código Penal serán cesados del cargo que ostenten”. Así, Vox pide esperar a que se abra juicio oral contra los acusados e incluye que serán cesados, algo que no es posible. El acta es personal y la dimisión será decisión de cada concejal. 

Las tres derechas se hacen con Madrid.

La capital de España desde el día de ayer está en manos de un tripartito entre dos partidos de derecha y uno de extrema derecha, desde ayer Madrid la gobierna el “trio de Colón”, con Jose Luis Martinez-Almeida del Partido Popular al frente, el PP vuelve al frente del Ayuntamiento cuatro años después, con el apoyo de la mano de Ciudadanos y la extrema derecha de Vox.

El PP además aumenta el número de habitantes sobre dónde ejerce el poder municipal.

La anterior regidora Manuela Carmena se despidió de los madrileños pidiendo que se cuide la democracia en esta ciudad y agradeciendo el apoyo de los madrileños que quisieron que continuara y que en realidad lideraba el partido mas votado en la ciudad, unos cuantos seguidores de Carmena acudieron a despedir y agradecer la labor realizada en estos cuatro años de alcaldía, la nota amarga fue que unos cuantos seguidores de VOX que quisieron reventar la concentración de apoyo, afortunadamente sin mayores consecuencias.

El Congreso abre la legislatura mostrando una fuerte división

Fuente: El Pais (Portada)

A. DÍEZ / J. CASQUEIRO.

La primera sesión de la XIII Legislatura de las Cortes evidenció ayer que se abre un periodo de fuerte división. Fue una jornada bronca, en la que el protagonismo recayó en los diputados presos por el juicio del procés yen los nuevos parlamentarios de Vox, que se prodigaron en abucheos a aquellos. El PP y Ciudadanos apostaron por un discurso muy duro en la oposición, con ataques a la socialista Meritxell Batet, nueva presidenta del Congreso, y a la presencia de los presos. La primera aproximación a la mayoría en la que podría apoyarse Pedro Sánchez —la que respaldó a Batet— se quedó en 175 escaños, a uno de la mayoría absoluta. Buena parte de los parlamentarios eligieron fórmulas diferentes para la jura o promesa de la Constitución, con apelaciones a la república, a la voluntad de los catalanes, a los derechos sociales y a España en boca de los independentistas, de Unidas Podemos o de Vox. No fue así con PSOE, PP y Cs. La XIII Legislatura comenzó ayer en un clima de excepcional aspereza por la presencia en el hemiciclo de los políticos secesionistas presos, lo que provocó broncas y protestas, básicamente de Vox, por las fórmulas heterodoxas que usaron para acatar la Constitución. PP y Cs descalificaron la candidatura de la socialista catalana Meritxell Batet a presidir el Congreso y reforzaron las críticas tras su elección por admitir gran variedad de expresiones para prometer o jurar el cargo, con referencias incluso al referéndum ilegal del 1-O. Batet obtuvo 175 votos, suficientes para salir elegida sin el apoyo de los independentistas./ ULY MARTÍNLa anterior presidenta del Congreso, Ana Pastor (izquierda), saluda a su sucesora, Meritxell Batet.

Bronca, tensión, ruido y una mayoría muy justa que anticipa dificultades. La legislatura se inició ayer muy tensa: con serias descalificaciones del PP y Ciudadanos al Gobierno en funciones y contra la recién elegida presidenta del Congreso. Las cinco horas que los cuatro diputados presos por el juicio del procés pasaron en la Cámara, con autorización del Tribunal Supremo, soliviantaron al PP, Cs y Vox. En ningún caso, según el criterio de los dirigentes de esos partidos, Oriol Junqueras (ERC) y Jordi Turull, Josep Rull y Jordi

Sànchez (Junts per Catalunya) debieron aparecer en el pleno del Congreso, pese a que así lo había autorizado el tribunal. Sostienen aquellas tres formaciones, además, que no se debió consentir que incluyeran en su acatamiento a la Constitución alusiones directas a una república catalana, al referéndum ilegal del 1-O y a la situación de sus presos. Junqueras, por ejemplo, prometió el cargo “desde el compromiso republicano, como preso político y por imperativo legal”. Convertidos en protagonistas de la jornada, los independentistas encarcelados recibieron muestras de afecto de sus grupos y de algunos miembros de Unidas Podemos, lo que enrareció más el ambiente.

El largo trámite para votar a los nueve miembros de la Mesa, con papeleta y urna, permitió que el salón de plenos se convirtiera en una zona donde deambular y charlar. Hubo muchos reencuentros, fotos de grupos y hasta apretones de manos y besos entre rivales, como el que se dieron Inés Arrimadas, de Cs, y Josep Rull, uno de los cuatro dirigentes secesionistas encarcelados y nuevo parlamentario. Para irritación de Vox, los independentistas aprovecharon al máximo esa libertad de movimientos; singularmente Junqueras, quien se acercó a saludar a Pedro Sánchez. El político republicano habló más con el ministro de Exteriores en funciones, Josep Borrell, y se detuvo a charlar con la de Educación y portavoz del Ejecutivo, Isabel Celaá, con Pablo Iglesias y con miembros del PNV.

En medio de una situación de lo más extraña, los diputados presos fueron recibidos con aplausos de sus partidarios, con los que se sentaron. Ayer aún no estaban asignadas ubicaciones fijas, por lo que hubo vecindades de escaño bastante curiosas. La mayor crispación llegó cuando comenzó el llamamiento para acatar la Constitución, requisito imprescindible para ser diputado. Eso no es nuevo. Ya en 2015 y 2016 los parlamentarios de Podemos usaron una panoplia de fórmulas. Muchos años atrás, los diputados de Batasuna incluyeron la apostilla “por imperativo legal”: sentencias del Tribunal Constitucional avalan ese tipo de añadidos a la clásica promesa o juramentos, y en distintos idiomas cooficiales. Pero los precedentes no evitaron que PP, Cs y Vox recriminasen a Batet que consintiese esas fórmulas.

Los rostros de los representantes de Ciudadanos denotaban indignación y su presidente, Albert Rivera, se levantó y pidió la palabra para denunciarlo. Batet se la negó una primera vez y solo lo permitió cuando todos los diputados ya habían acatado. PP y Vox optaron por golpear sus mesas en señal de desaprobación. Los populares abandonaron enseguida esa actitud, pero Vox la mantuvo. El ruido provocado cuando tomaban la palabra los independentistas para prometer sus cargos, con alusiones constantes a la república y a la situación penal de sus líderes, era tan intenso que las intervenciones resultaban inaudibles. Ya fuera del salón de plenos, el líder del PP, Pablo Casado, acusó a Batet de “estar a favor de aquellos que han venido al Congreso a insultar” y la tachó de “cómplice de los independentistas en blanquear delitos contra la Constitución”. Rivera insistió en una idea similar y culpó al PSOE de que los presos “golpistas humillaran al pueblo español”.

Los tres partidos del bloque de la derecha presentaron luego sendas peticiones para invalidar las tomas de posesión de los secesionistas. Los cuatro encarcelados dejarán de ser diputados en pocos días con toda probabilidad. La Mesa, que celebrará hoy su primera reunión, pedirá un informe jurídico a los letrados de la Cámara baja sobre la situación de los cuatro diputados reclusos. Tanto la Ley de Enjuiciamiento Criminal como el Reglamento del Congreso establecen que deben ser suspendidos por estar procesados, como ya advirtió también el Supremo.

La sesión inaugural dejó clara la precariedad del Gobierno para alcanzar la mayoría absoluta (176 escaños) sin contar con los secesionistas. La elección de Batet fue el mejor exponente: necesitó dos votaciones para sumar 175 apoyos (PSOE, Unidas Podemos, PNV, Coalición Canaria, Compromís y el Partido Regionalista de Cantabria). Batet comunicará hoy al Rey el inicio de la legislatura. Y Felipe VI decidirá cuándo abre la ronda de consultas para la investidura presidencial.

El Parlament exige a Torra que se someta a una cuestión de confianza o convoque elecciones

Fuente: https://www.eldiario.es/catalunya/politica/Parlament-Torra-cuestion-confianza-elecciones_0_885061756.html

La mayoría parlamentaria ha constatado la “inoperancia” del Govern, reprochándole que no haya presentado un proyecto de presupuestos para este año, pese a que había sido reclamado por el Parlament. El vicepresident económico, Pere Aragonès, presentó los números del borrado de los presupuestos ante la prensa, pero no llegó a llevarlos al hemiciclo, al constatar que no tenía suficientes apoyos para aprobarlo. Por esta razón la oposición ha disparado contra el Ejecutivo de Quim Torra, asegurando que “falta al respeto” a los acuerdos tomados por la Cámara.

“Tenemos un Govern que no gobierna, que no respeta los acuerdos del Parlament, que no tiene mayoría y que además ha renunciado a presentar unos presupuestos a esta Cámara”, ha resumido la portavoz socialista Eva Granados. Desde el PSC han señalado que los principales indicadores sociales han ido a peor desde la llegada de Torra a la Generalitat. “Solo hemos visto retroceso”, ha asegurado.

La moción aprobada este jueves es un serio toque de atención a la coalición de JxCat y ERC, pero tendrá pocos efectos prácticos. Pese a la debilidad del Govern, la oposición tampoco tiene mayorías para sacar adelante una moción de censura, porque no hay un candidato alternativo a Torra que suscite los apoyos de toda la oposición, que va del PP a la CUP. En vista de esto, el pasado martes el Govern retó a la oposición a proponer una moción de censura o dejar de bloquear la investidura.

El contraataque de los partidos del Govern ha ido en la misma dirección. La portavoz de ERC Anna Caula ha reclamado a la oposición que pasen de la crítica y traten de consensuar un candidato alternativo. “Sean valientes y planteen una moción de censura”, ha reiterado la diputada. También el vicepresident del Parlament, Josep Costa, ha calificado la iniciativa de “moción de confianza encubierta”, rechazando que haya un pérdida de confianza del Govern en vista de que mantiene los mismos votos con los que Torra fue investido, es decir, los de JxCat y ERC. “No aceptaremos que se dé a entender que ha habido una pérdida de confianza en base a unos votos usurpados por los tribunales”, ha proclamado Costa.

Los miembros del Ejecutivo, comenzando por el propio Torra, han negado reiteradamente en las últimas semanas que tenga intención de someterse a una cuestión de confianza o de convocar elecciones en este momento. En el Govern cuentan con que los diputados suspendidos que se presentan a las elecciones generales o europeas dejen sus escaños en el Parlament, con lo cual recuperarían su efectividad. Si eso llega a ocurrir, pasado el ciclo electoral la coalición de gobierno tendría 66 diputados de los 135 de la Cámara, con lo que solo necesitarían la abstención de la CUP para sacar adelante su acción legislativa. 

Para aprobar el varapalo al Govern de este jueves ha sido clave la posición de la CUP, que ha decidido no participar en la votación. Pese a que los anticapitalistas se abstuvieron en la investidura de Quim Torra, la formación se ha ido alejando de la política del Govern durante los últimos meses. Este jueves además los anticapitalistas han reclamado a Torra que convoque elecciones, sumándose al resto de la oposición. Con todo, la portavoz María Sirvent ha cargado con dureza contra el PSC, promotores de la iniciativa, por su apoyo al 155.