Tensión máxima entre el Gobierno y la Mesa del Congreso por el bloqueo de los Presupuestos

Fuente: https://www.publico.es/politica/cohabitacion-gobierno-declara-guerra-pp-cs-bloquear-congreso.html

La cohabitación, y no precisamente amistosa, ha llegado al Parlamento español: mientras que PP y Ciudadanos controlan la Mesa del Congreso, PSOE, Podemos y los partidos nacionalistas e independentistas suman una mayoría alternativa en el Hemiciclo. El problema es que la Mesa es la que marca los tiempos y los ritmos de la actividad parlamentaria: decide qué va al Pleno y cuándo. Y PP y Ciudadanos están utilizando su poder en la Mesa para torpedear las iniciativas del Gobierno y de los grupos políticos que le apoyan.

El pulso parlamentario ha derivado en guerra total a raíz de la enmienda presentada por el PSOE la semana pasada para sortear el veto del Senado a los objetivos de déficit público. Tanto es así, que el diario El País informa que el PSOE se está planteando reprobar a la presidenta del Congreso, Ana Pastor.

 

Sin embargo, Ll vicepresidenta segunda del Congreso, la socialista Micaela Navarro, ha recalcado este lunes que el Reglamento no permite reprobar a la presidenta de la Cámara, Ana Pastor. “Cualquiera que conozca el Reglamento sabe que eso no es posible”, ha aseverado Navarro.

La batalla por la enmienda tiene en principio difícil solución. Para sortear la Mesa del Congreso, donde PP y Ciudadanos tienen mayoría, el PSOE presentó el pasado martes en la Comisión de Justicia esta enmienda a un proyecto de ley ya en tramitación sobre el Poder Judicial —que nada tiene que ver con la Ley de Estabilidad—, y ya ha sido admitida a trámite.

Sin embargo, la Mesa del Congreso se reúne este lunes a las 11.00 horas para analizar los dos recursos de amparo presentados por el PP y Ciudadanos contra la
“argucia” parlamentaria de la enmienda socialista.

Una “argucia” parlamentaria que el Gobierno considera perfectamente legal pero que ha llevado al PP y a Ciudadanos a recurrir en amparo a la Mesa del Congreso.

En su escrito, el PP pide amparo a la presidenta del Congreso, Ana Pastor, a la que ha reclamado la “suspensión inmediata” de la enmienda presentada por el PSOE ya que, a su juicio, se trata de un “fraude” de ley y a la propia institución.

Ana Pastor: “Este es un órgano constitucional, la Mesa no permite y no admite las presiones”

Ciudadanos, por su parte, solicita a la Mesa que paralice la tramitación de esa reforma hasta que no haya quedado resuelta su reclamación y que impida la designación de los ponentes que debatirán la enmienda que, recuerda, nada tiene que ver con la ley en la que se pretende introducir.

La pasada semana el Gobierno ya advirtió de que la Mesa del Congreso que preside Pastor no puede revisar los acuerdos de la Comisión de Justicia, algo con lo que no están de acuerdo ni PP ni Ciudadanos.

Todo indica que la Mesa encargará un informe jurídico que arroje algo de luz sobre el conflicto, a la espera de un desenlace de momento incierto.

Pero ni tan siquiera el informe jurídico parece que vaya a traer la paz: Ana Pastorha dicho este mismo lunes que la Mesa del Congreso “no admite presiones”.

“Este es un órgano constitucional, la Mesa no permite y no admite las presiones”, ha aseverado Pastor, antes de la reunión de la Mesa del Congreso.

La Fiscalía del Supremo se opone a investigar a Pablo Casado por su máster

Fuente: https://www.eldiario.es/politica/Fiscalia-investigar-Pablo-Casado-master_0_816818529.html

La Fiscalía del Tribunal Supremo se ha pronunciado en contra de que la Sala de Admisión admita a trámite la exposición razonada de la jueza del caso máster en la que solicitaba abrir una investigación al presidente del PP, Pablo Casado, por los delitos de prevaricación y cohecho impropio, en relación con el máster que cursó en la Universidad Rey Juan Carlos, han informado a eldiario.es fuentes fiscales.

En su escrito, la Fiscalía asegura que “no existe dato alguno que avale, ni siquiera de forma indiciaria”, que Pablo Casado se concertara con el director del Instituto de Derecho Público, Enrique Álvarez Conde, para obtener su máster de forma fraudulenta. Y esa falta de concierto, razonan, es lo que impide imputar al presidente del PP el delito de prevaricación.


Tres compañeras de Casado que se beneficiaron también por su posición del título han declarado como imputadas ante la jueza del caso máster. Una de esas alumnas reconoció en sede judicial que le regalaron el máster y que Álvarez Conde la instruyó sobre lo que tenía que hacer para obtenerlo. La Fiscalía del Supremo asegura que ese concierto entre catedrático y alumnos VIP, incluido Casado, “no pasa de ser una mera sospecha o conjetura”.

La jueza Rodríguez-Medel, dice la Fiscalía, no atiende a los criterios del Supremo para estos casos, a pesar de conocerlos, y presenta indicios que “no son lo suficientemente consistentes, sino todo lo contrario, ni aportan un nivel suficiente de solidez que permita aconsejar la apertura de un procedimiento”.

Dicho procedimiento, de iniciarse, sería “meramente prospectivo, al no existir indicios incontestables de la existencia de responsabilidad penal por parte del aforado, ni haber quedado acreditado de forma alguna, ni siquiera indiciaria, que existiera condierto del señor Casado Blanco con cualquiera de los demás investigados”, dice el Ministerio Público.

No podemos profundizar en el cohecho”

En cuanto al cohecho, la Fiscalía recuerda que se trata de un delito ya prescrito y, por tanto, no puede “profundizar más en esta cuestión”. La jueza Rodríguez-Medel, sin embargo,  razona que es conexo al de prevaricación y que éste último no está prescrito, lo que permitiría también investigar el primero. El Ministerio Público no entra a valorar siquiera los indicios sobre el cohecho, esto es, que Casado recibió el máster por ser quién era en la política, diputado de la Asamblea de Madrid y presidente de Nuevas Generaciones en el momento de los hechos. Su argumento para no valorar esos indicios es la citada prescripción.

El informe de la Fiscalía del Tribunal Supremo no es vinculante para la Sala de Admisión que decidirá sobre la imputación de Casado. El sistema de turnos  establecido en enero pasado por el Consejo General del Poder Judicial  para el presente ejercicio establece que los cinco miembros de la Sala de Admisión en caso de aforados sean Pablo Llarena, instructor de la causa del 1-O; los también conservadores  Francisco Monterde, Miguel Colmenero y Manuel Marchena, presidente de la Sala de lo Penal del Supremo y que también preside este tribunal; y la magistrada progresista Ana Ferrer.

El fiscal jefe del Supremo, Luis Navajas, ha trabajado en el informe en colaboración con la Secretaría Técnica de la Fiscalía General del Estado, que dirige desde el pasado 7 de septiembre Fernando Rodríguez Rey, la persona elegida por María José Segarra, la fiscala general, para el órgano clave del organismo que dirige. 

En su exposición razonada, la jueza del caso máster, Carmen Rodríguez-Medel, concluye que al hoy presidente del PP le regalaron el título “a modo de prebenda o dádiva”. Casado obtuvo el máster sin ir a clase, siéndole convalidadas todas las asignaturas a excepción de cuatro, que aprobó con sobresaliente con otros tantos trabajos que sumaban entre todos 92 páginas.

Para sostener su participación en la prevaricación, la jueza alega que recibió la prebenda sin asistir a clase, a sabiendas de que era un máster presencial; que pagó la matrícula para obtener ese cohecho; el reconocimiento de los 40 créditos como licenciado en Derecho; y la utilización del título después en su currículum.

Incluir el máster en el CV es “intrascendente”

La Fiscalía del Supremo afirma que incluir el máster en el currículum es un hecho “posterior e intrascendente” para la presunta comisión de la prevaricación porque “nada pudo aportar a dicha conducta, ni influir o trascender para su adopción y, por lo tanto, ningún aporte eficaz pudo suponer para la misma”.

El fiscal Navajas corrige sevaremente a la jueza Rodríguez-Medel. “A la hora de construir su tesis sobre la supuesta participación del aforado como cooperador necesario en el delito de prevaricación administrativa, presuntamente cometido por persona no aforada, obvia completamente los requisitos y exigencias que al respecto exige la doctrina de ese Alto Tribunal”. La Fiscalía, por tanto, considera intrascendentes las varias sentencias del Supremo que la jueza cita como jurisprudencia en su exposición razonada.

“Comportamientos lícitos e incluso netrales no pueden ser tenidos en cuenta, a efectos de causalidad, si no tiene un sentido objetivamente delictivo”, afirma el fiscal, respecto de los actos cometidos por Casado y que la jueza considera sostienen la acusación de cooperador en la prevaricación.

Contra la jueza, continúa que la magistrada es “perfectamente consciente de los requisitos que la Sala Segunda viene exigiendo en estos casos” y, sin embargo, los ignora. “

El cohecho prescribe a los cinco años y Casado cursó el máster en el curso 2008/2009, por lo que no podría ser investigado por ese delito. Sin embargo, la jueza Rodríguez-Medel considera que es un delito conexo al de prevaricación administrativa, que aún no ha prescrito y en el que Casado cooperó para su comisión.

Aznar se desvincula de ‘Gürtel’: “Ni conocía al señor Correa ni le contraté”

Fuente: https://www.infolibre.es/noticias/politica/2018/09/18/aznar_exagerado_decir_que_un_partido_corrupto_86837_1012.html

El expresidente del Gobierno, José María Aznar, consideró “exagerado” decir que el Partido Popular es “un partido corrupto”. Así lo afirmó en el Congreso de los Diputados en el marco de la comisión de investigación sobre la presunta financiación ilegal de los conservadores.

Lo hizo en respuesta al diputado del PSOE Rafael Simancas, parlamentario que inauguró el turno de preguntas.

A juicio del líder de Faes, que recordó que la sentencia que condena al PP como participante a título lucrativo de los tejemanejes de la trama corrupta Gürtel está recurrida, él no tiene que pedir “perdón” a los españoles, como le había exigido el parlamentario del partido del Gobierno.

En este sentido, señaló que “jamás” ha sido llamado a declarar como testigo a un tribunal ni “imputado”.

“Ni conocía al señor Correa ni contraté al señor Correa”, respondería después, desvinculándose de la trama Gürtel. “¿Fichó usted a Correa? ¿De qué le conocía? ¿Qué experiencia tenía que usted valoró? ¿Conocía estos hechos? ¿Los ideó?”, había preguntado el socialista.

El polémico currículum de Albert Rivera y sus medias verdades

Fuente: https://www.publico.es/politica/curriculum-rivera-cv-rivera-medias-verdades.html

Cuando la semana pasada comenzó la polémica en torno a la veracidad y la calidad de la tesis doctoral de Pedro Sánchez, también comenzó a cuestionarse el currículum del político que pidió al presidente del Gobierno desde el Congreso que hiciera público su trabajo académico. Empezó cuando varios medios de comunicación se hicieron eco de que en el currículum de la web de Ciudadanos aparecía que Albert Rivera estaba doctorando en la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), mientras que no figuraba en la ficha de diputado en el Congreso.

Desde entonces, Ciudadanos ha modificado hasta en dos ocasiones el currículum del político para aclarar sus estudios. Unos movimientos que han sido criticados por la oposición y algunos medios de comunicación. La realidad es que hasta el momento no se conoce que haya mentido con ninguno de los datos que aparecen en el currículum del político, aunque sí han faltado (y siguen faltando) precisiones sobre sus estudios.

Un máster de un programa conjunto y sin TFM

El pasado viernes, Antón Losada manifestó su duda sobre cómo Rivera había podido conseguir la licenciatura y el máster de derecho en el mismo año. Aunque Losada hace referencia a un currículum del Círculo de Economía de Barcelona y no a los oficiales de Ciudadanos, los años coinciden también en la web del partido. Rivera es “licenciado en Derecho, Máster en Derecho por ESADE (1997-2002)”, se expone en la página del partido.

Antón Losada@antonlosada

A ver una cosita que me entere yo. @Albert_Rivera consiguió su licenciatura y su máster en derecho el mismo año? Y cómo lo hizo si, según la ley, en 2002, para cursar un máster oficial había que estar licenciado primero?

Por cómo se expresa, parece un máster al uso, pero según explicaron fuentes de Ciudadanos, se trata de un programa conjunto de licenciatura y máster. Además, esta mañana Rivera ha reconocido durante una entrevista en Onda Cero que el máster es un título propio de ESADE en el que ni siquiera se tiene que realizar un trabajo de fin de máster.

ESADE ha asegurado que el máster de Rivera es un “título privado” y que no formaba parte “del sistema de estudios universitarios”

También el centro académico privado ha asegurado mediante una nota informativa que la titulación del máster “no formaba parte del sistema español de estudios universitarios”. Con esta aclaración, se termina de aclarar que lo que obtuvo Rivera se trata de una “titulación privada” que no tiene que ver con el reconocimiento oficial que los títulos de máster otorgan ahora.

ESADE precisa que la legislación de entonces (Ley Orgánica de Universidades  6/2001, de 21 de diciembre) sólo reconocía las titulaciones de Diplomado universitario, Arquitecto Técnico, Ingeniero Técnico, Licenciado, Arquitecto, Ingeniero y Doctor, siendo entonces la titulación de “máster” una “titulación legislativamente atípica que otorgaban de hecho un buen número de instituciones privadas”. El centro alega que se otorgaba porque en el Plan de Estudios de Licenciatura se incluían “asignaturas complementarias de formación en materia económico-empresarial”, tal y como viene detallado en el Plan de Estudios de la Antigua Licenciatura y Máster en Derecho.

Desde ESADE también aseguran que a partir de la entrada en vigor de la reforma de la Ley Orgánica de Universidades de abril de 2007, cuando la titulación de “Master” se incorporó a la legislación española de Estudios Superiores, dejaron de otorgarla como titulación privada y en la actualidad “únicamente la concede, como titulación propia, por medio de la Universitat Ramon Llull y de acuerdo con su normativa específica”.

El ‘no’ doctorando: cursos de 2002 a 2004

Aunque antes de esta polémica estuvo el ‘doctorando’. La rectora de la UAB, Margarita Arboix, aclaró que el líder de Ciudadanos “no está matriculado” por lo que no se puede considerar en ningún caso un “doctorando”. Asimismo, aseguró que no realizó la tesis y que sólo “tiene algunos cursos de doctorado”.

Ficha de diputado en el Congreso de Albert Rivera

Ficha de diputado en el Congreso de Albert Rivera

Esto mismo fue lo que explicó el secretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, alegando que Rivera comenzó un curso de doctorado pero que lo interrumpió cuando dio el salto a la política. En el currículum del Congresosigue sin aparecer ningún dato sobre estos estudios, mientras que en la web del partido naranja ya se ha precisado y ahora aparece: “Doctorando en Derecho Constitucional en la Universidad Autónoma de Barcelona (2002-2004)”. Como explicaron desde Ciudadanos cuando comenzó la polémica, Rivera empezó a cursar “estudios de doctorado en Derecho Público al terminar la carrera” y, ratificando a Villegas, explicaron a los medios de comunicación que decidió no inicia la tesis doctoral “por su dedicación exhaustiva a la actividad política”. Desde fuentes del partido, alegan que ha sido un error de nomenclatura.

Página web de Ciudadanos

Página web de Ciudadanos

Estudios que son un erasmus y un curso sin información

Además de esto, en el currículum de Rivera en la web del partido se hace referencia a otros dos estudios.

Ficha de Albert Rivera en la web de Ciudadanos

Ficha de Albert Rivera en la web de Ciudadanos

El primero, “estudios en la Universidad de Helsinki (Finlandia) en 2001″, que en realidad corresponden a un período de erasmus de la ESADE, como han confirmado a Público fuentes cercanas del líder de la formación naranja. Esta aclaración sí se indica en el currículum del diputado en el Parlament de Catalunya.

Por último, se hace referencia a “un curso en Marketing Político en la Universidad George Washington (Estados Unidos)” en el año 2009. Sobre esto curso, ya anunció Infolibre que habían pedido información y que no recibieron ninguna respuesta del partido. La misma situación se ha repetido con este medio, que ha preguntado a la formación naranja sobre la naturaleza y el tiempo del curso este lunes y tampoco ha tenido respuesta. Este estudio es el único que ha realizado formando parte del panorama político, ya que en la fecha del curso de la Universidad estadounidense era diputado en Catalunya.

Porque confías en Público

Estás leyendo esta noticia porque en Público somos independientes, libres y valientes. Y eso solo es posible cuando lectores como tú nos apoyáis en nuestra labor.

 

Pedro Sánchez dice que no es su responsabilidad el uso de las bombas vendidas por España a Arabia Saudí

Fuente: https://www.eldiario.es/politica/Pedro-Sanchez_0_815068865.html

Pedro Sánchez se desvincula del uso que Arabia Saudí pueda hacer con las bombas que España le vendió y cuya revisión ha causado una crisis en el Gobierno, ya que Margarita Robles era partidaria de paralizar esa venta:  “La responsabilidad que tiene este Gobierno llega  hasta  nuestra fronteras; lo que puedan hacer  terceros países no es responsabilidad de este Gobierno”, ha afirmado el presidente, que no quiere desvelar si pidió al régimen absolutista garantías de que esos proyectiles no se usaran contra la población civil.

El mandatario socialista ha reconocido que la situación era “muy complicada” y ha defendido  la decisión final que tomó el Ejecutivo frente al criterio de la ministra de Defensa basándose en que priorizó las relaciones comerciales con Arabia Saudí: “El dilema que tenía este Gobierno era romper las relaciones comerciales, económicas y políticas con un tercer país, con el impacto que eso podía tener en determinadas zonas de este país, por ejemplo la bahía de Cádiz, o cumplir con un contrato que firmó la anterior administración”, ha explicado. 

Arabia Saudí amagó con romper un contrato multimillonario con la empresa Navantia de más de 1.800 millones para la construcción de cinco navíos tras el anuncio de Defensa de dar marcha atrás en la venta de bombas similares a las que observadores internacionales aseguran que el régimen absolutista ha usado contra la población en Yemen. “Este Gobierno defiende los derechos humanos, la paz en el mundo (…) y todo lo que tenga que ver con llegar a acuerdos globales de control del armamento y de defensa de la paz y los derechos humanos, este Gobierno va a estar”, ha añadido.

Sánchez, que ha negado haber desautorizado a Margarita Robles a pesar de que ha asegurado que la ministra no vio “el impacto” que su anuncio podía tener en las relaciones comerciales, ha coincidido con la portavoz del Consejo de Ministras en que las bombas, por sus características, no se pueden usar de manera “indiscriminada”. No obstante, el presidente ha recordado que su Ejecutivo se ha limitado a “entregar” esas armas, ya que el contrato se firmó con Arabia Saudí en 2015, con la anterior administración de Mariano Rajoy.

“La política es muy compleja”

El presidente se ha pronunciado así en El Objetivo (La Sexta) este domingo tras una de las semanas más complicadas desde que está en Moncloa ya que se enfrentó a la dimisión de Carmen Montón, a la que  trató de mantener al frente del ministerio pese a las irregularidades en su máster, y la polémica suscitada por las acusaciones de plagio en su tesis doctoral, que le obligaron a hacerla pública. Durante la entrevista, Sánchez ha confesado en varias ocasiones que “la política es muy compleja”.

“Se están produciendo fake news”, ha aseverado sobre las acusaciones de plagio en su tesis doctoral: “No  ha habido plagio, ni me la ha escrito un tercero, ni ha habido un tribunal que hiciera un trato de favor. La verdad es que hice mi tesis”, ha asegurado el presidente, que ha restado importancia a haber cofirmado un artículo con uno de los profesores que le examinó al leer la tesis. “Ha quedado suficientemente acreditadas que las acusaciones que se vertían sobre mí eran falsas”, ha agregado.

“La oposición lo que está haciendo es montar ruido”, ha aseverado el presidente del Gobierno, que también ha dicho que no se querellará -por la vía penal- contra los medios que publicaron esas noticias, aunque sí ha dicho que presentará una demanda para restablecer su honor contra lo que considera que es una “difamación”.

Sobre la posibilidad de que acuda al Congreso a dar explicaciones sobre esa polémica, ha dicho que hará lo que planteen los grupos políticos, pero no se ha mostrado partidario al entender que no debe usarse el Parlamento para cuestiones “personales” que no tienen que ver con la política.

La periodista Ana Pastor le ha preguntado directamente por qué defendió a Montón a pesar de las irregularidades de su máster y Sánchez ha señalado que solo apoyó su gestión al frente del ministerio: “A mí no me mintió la ministra”, ha aseverado, frente al criterio de algunos de los miembros de su equipo.

Niega rectificaciones: “Son ruido”

Sánchez ha prometido que asumirá responsabilidades políticas personalmente cuando los fallos de su gabinete se produzca en el ejercicio de sus funciones al frente de sus correspondientes departamentos.

De hecho, el presidente ha quitado importancia a los vaivenes del Gobierno en sus poco más de 100 días de vida: “Le niego la mayor”, ha respondido sobre las rectificaciones, que ha calificado de “disfuncionalidad” e incluso ha asegurado que se tratan de “ruido”.

Sánchez ha atribuido buena parte de sus renuncias -como la de no derogar la reforma laboral o la creación de un impuesto a la banca- a su debilidad parlamentaria. Sánchez ha insistido en que solo cuenta con 84 diputados y que tiene que llegar a acuerdos con fuerzas muy diversas: “Entre 0 y 100, si no puedo lograr el 100, ¿me quedo en el 0 o llego al 50?”, se ha preguntado.

¿Elecciones? “Atarnos los dedos, lo justo”

El presidente no ha querido mojarse sobre la fecha orientativa para las elecciones y ha asegurado que dependerá de si puede seguir desarrollando actividad ejecutiva con el apoyo suficiente en las Cortes: “Si he aprendido algo en política es que atarnos los dedos, lo justo”, ha contestado sobre la posibilidad de que los comicios sean en 2018. 

No lo ha descartado, pero el objetivo de Sánchez es agotar la legislatura -ha explicado que su promesa de convocar elecciones cuanto antes la hizo al pedir el apoyo a Ciudadanos, pero que una vez Albert Rivera rechazó darle el ‘sí’ en la moción de censura, esa premisa caducó. Además, se ha mostrado convencido de que no hay una mayoría parlamentaria que quiera elecciones.

“Si anteponemos el diálogo al conflicto, si anteponemos el que podemos sacar adelante leyes que son buenas para la mayoría social y encontramos una mayoría parlamentaria que las respalde, ¿por qué vamos a tener que convocar elecciones?”, ha expresado Sánchez, que apela a la “corresponsabilidad” de los otros grupos y que considera que tendrá que convocar los comicios cuando se demuestren incapaces de llegar a acuerdos. 

El punto de inflexión para los socialistas son los Presupuestos Generales del Estado, que Sánchez admitió que va a retrasar hasta finales de noviembre. Ha reiterado su compromiso de que no subirá los impuestos a la clase media y trabajadora y, aunque asegura que “la gente rica no paga IRPF”, admite cederá en aumentarlo para los sueldos más altos: su horquilla es la de los 140.000 o 150.000 euros frente a los 120.000 que plantea Unidos Podemos. En cuanto al frenazo en el Pacto de Toledo al acuerdo para la subida de las pensiones, Sánchez ha prometido que en sus cuentas las ligará al incremento del IPC. 

Sánchez ha asegurado que los retos de su mandato son regeneración, justicia social y Catalunya. Ha repetido que el conflicto pasa por una votación referente al autogobierno y que Quim Torra debe “abrir un diálogo entre catalanes”. En lo que no ha querido mojarse ha sido en su opinión sobre el encarcelamiento de los presos independentistas, aunque varios ministros han reconocido que complican la situación política: “No puedo hacer una afirmación sobre esa cuestión porque soy presidente y me lo he autoimpuesto porque siempre he sido muy respetuoso con la actuación judicial. Voy a defender siempre a los jueces”, ha dicho. Sánchez admite que tiene “una opinión”, pero cree que debe ser “escrupuloso” con las actuaciones judiciales.

Sobre la inmigración, Sánchez ha negado virajes en su posicióne incluso que se hayan producido devoluciones en caliente durante su mandato, y ha asegurado que su intención es quitar las concertinas de las vallas: “Es una promesa que queremos cumplir, pero el debate es cómo garantizamos de manera eficaz el control de las vallas”, ha señalado el presidente, que asegura que la cuestión está en estudio por parte del Ministerio de Interior, que ha solicitado los “informes técnicos” correspondientes.

Montón dimite por las irregularidades de su máster pese al apoyo de Sánchez

Fuente: https://elpais.com/politica/2018/09/11/actualidad/1536664736_500550.html

Pedro Sánchez intentó hasta el final, en contra del clamor de su partido, proteger a Carmen Montón. Pero la ya exministra de Sanidad no aguantó el último golpe, por la tarde, cuando La Sexta reveló que había plagiado buena parte de su trabajo de fin de máster. Montón ha dimitido en medio del alivio del PSOE y la incomprensión que se extendió durante todo el día en el partido por la decisión del presidente de respaldar a la ministra pese a que ya se sabía que sus notas habían sido alteradas. Es el segundo ministro de Sánchez que cae en poco más de 100 días. María Luisa Carcedo, hasta ahora alta comisionada para la lucha contra la pobreza infantil, ocupará la cartera de Sanidad, Consumo y Bienestar Social.

la tercera fue la vencida. Primero, tras la noticia del eldiario.es sobre las irregularidades de su máster, ella aguantó. Después, cuando el mismo medio reveló que se habían alterado las notas, algo aún más grave, ella también decidió resistir. Y contaba para ello con el apoyo del presidente. Pero el remate del plagio de su trabajo —un texto que ella se había negado a entregar a la prensa, precisamente para que no lo pudiera analizar— ha llevado a Montón a rendirse.

Crisis para el Gobierno

La dimisión ha provocado una crisis de Gobierno y ha abierto un nuevo flanco débil en un Ejecutivo que cuenta con el apoyo parlamentario directo más pequeño de la reciente historia democrática. “Estoy orgullosa y agradecida porque el presidente haya contado conmigo en el Gobierno. He sentido su calidad humana, su apoyo y afecto. Los españoles tienen un magnífico presidente y, para que esta situación no influya, le he comunicado mi dimisión”, insistió Montón este martes por la noche.

El resultado supone un quebradero de cabeza para Sánchez muy superior al que provocó Màxim Huerta, que dimitió por antiguos problemas con Hacienda a la semana de ser nombrado. Montón era una ministra importante y la imagen de dos miembros del Gobierno dimitidos en poco más de 100 días es especialmente dura para un Ejecutivo que solo cuenta con 84 diputados. De rebote, eso sí, la crisis tiene un efecto secundario positivo para el PSOE: pone en una situación difícil a Pablo Casado, líder del PP, que tiene problemas similares con su máster —y un proceso legal en marcha— y también se ha negado a mostrar su trabajo de fin de carrera, que ahora se convierte en más sospechoso todavía. Aunque esa es, en todo caso, una segunda derivada: la renuncia de Montón abre una crisis de Gobierno inesperada para un Ejecutivo que afronta en los próximos días votaciones clave que pondrán a prueba —de nuevo— su resistencia parlamentaria.

Para cuando llegó la dimisión, varios dirigentes del PSOE y algunos ministros estaban muy inquietos por la decisión de Sánchez. Ya no solo la apoyaba de forma discreta, como hizo el lunes, sino que decidió mojarse expresamente en el Senado y comprometer así su imagen. El presidente se cuidó de no hablar en ningún momento del máster, solo de la gestión de Montón al frente de Sanidad. Pero a esas horas daba igual: nadie entendía por qué se arriesgaba así cuando todos veían claro que el final era inevitable.

Sánchez escuchó desde el lunes muchas voces que le pedían que dejara caer a la ministra de Sanidad por la polémica de su curso de posgrado, pero decidió respaldarla públicamente — “ha hecho un trabajo extraordinario y lo va a seguir haciendo”— y ordenó al PSOE que frenara la presión.

Sin embargo, lejos de lograrlo, fue creciendo y explotó cuando se supo que, además de todas las irregularidades que estaban encima de la mesa, el trabajo de fin de carrera, al que ella se aferraba como prueba de su esfuerzo, había sido plagiado en buena parte, lo que demuestra que hizo muy poco para obtener un título que otros estudiantes debieron trabajarse con mucha más rigidez.

Poco antes de este final que muchos auguraban para los próximos días y que finalmente se precipitó, una pregunta sin respuesta clara, más allá de las hipótesis, se hicieron durante toda la jornada del martes el PSOE y el Gobierno. ¿Por qué se empeñaba Sánchez, un hombre con fama de frío y que suele tomar decisiones radicales de forma rápida, en mantener a la ministra de Sanidad después de que se confirmara que las notas de su máster fueron manipuladas? Nadie lo acababa de entender bien. Las especulaciones iban desde el compromiso personal con ella —Montón se negó a dimitir de la ejecutiva del partido en 2016, cuando se organizó una operación para destituir a Sánchez, y se enfrentó por ello a Ximo Puig, líder de su federación—, a la complicación política de ver dos dimisiones de ministros en los primeros 100 días o la estrategia de no querer meter ahora toda la presión sobre Casado, al que Sánchez está cuidando como un líder de la oposición que puede beneficiar al PSOE indirectamente por su batalla con Ciudadanos.

El presidente dejó pasar el lunes con un apoyo tímido, trasladado por sus portavoces pero sin mojarse. Sánchez habló varias veces con la ministra, con quien le une ese vínculo de lealtad. Le trasladó su respaldo y le mandó ánimos, pero no la apoyó en público. Llegó el martes y las cosas empeoraron con la confirmación de que las notas fueron manipuladas a posteriori. El PSOE era un auténtico clamor a favor de la dimisión.

Los ministros eran más discretos y, en muchos casos, solidarios con su compañera, de la que todos valoran la gestión, aunque varios temían que las cosas acabarían mal. Incluso Pablo Iglesias, líder de Podemos y socio principal de Sánchez, dijo que le producía “mucho pesar” la situación porque Montón “es una defensora de la sanidad pública muy competente”. Pero al igual que Iglesias, que en público dijo que si no explicaba todos los agujeros que ha dejado su historia debía dimitir, muchos dirigentes del PSOE y del Gobierno concluían en privado que a Montón no le quedaba mucha más salida que la dimisión.

“Va a seguir”

Sin embargo, cuando el silencio oficial empezaba a desatar los rumores, Sánchez ordenó a dos personas de su máxima confianza, primero Adriana Lastra, portavoz parlamentaria, y después José Luis Ábalos, secretario de Organización del partido y ministro de Fomento, que salieran a mostrar públicamente un claro respaldo a la ministra. Ambos cumplieron disciplinadamente. Pero como no era suficiente, porque las especulaciones y la presión seguían, el propio Sánchez habló a media tarde, tras la sesión de control del Senado.

“Lo único que puedo decir como presidente es que la ministra está haciendo un trabajo extraordinario y lo va a seguir haciendo. He sido bastante claro”, trasladó el presidente del Gobierno a los periodistas en los pasillos de la Cámara alta, en una brevísima declaración.

No fue así: apenas cuatro horas después, Montón dimitió forzada por las revelaciones de plagio. “En 100 días has recuperado la sanidad universal en nuestro país, has trabajado sin descanso para devolver y ampliar derechos. Gracias, Carmen Montón, por tu compromiso con la igualdad y la justicia social. Tu decisión, valiente, te honra”, escribió Sánchez en Twitter, tras la salida de su ministra.

Solo un miembro de la ejecutiva del PSOE, Odón Elorza, se pronunció la noche del martes. Y lo hizo de forma crítica con Montón: “El ejercicio de dimitir tiene un gran valor ético cuando es voluntario y se hace a tiempo. Cuando es forzado por otros te deja muy mal cuerpo y resta confianza al Gobierno y al partido”, dijo el exalcalde de San Sebastián.

Podemos pidió finalmente la dimisión cuando corrió como la pólvora el plagio de la tesis, y apuntó directamente a Pablo Casado por la misma razón: el líder del PP no ha permitido ver sus trabajos del máster. “¿Qué oculta el presidente del PP?”, se preguntó el secretario de Organización de la formación morada, Pablo Echenique. Esa es una de las incógnitas por resolver del penúltimo sainete que ha sacudido la política española.

“He sido transparente y honesta. No he cometido ninguna irregularidad. Lo he defendido con toda convicción y la conciencia muy tranquila”, insistió la ya exministra en su despedida, este martes por la noche, después de alabar a Pedro Sánchez y asegurar que dimitía para no perjudicar al presidente. Montón hizo una breve comparecencia sin preguntas en la que reivindicó su gestión en estos 100 días. “Hemos recuperado la asistencia sanitaria universal. Hemos sentado bases para la aprobación de una ley de protección integral contra la violencia en la infancia. Es un buen balance para los primeros 100 días”

Dirigentes del PSOE creen que Montón debe dimitir antes de que Sánchez comparezca esta tarde en el Senado

Fuente: https://elpais.com/politica/2018/09/11/actualidad/1536651236_989344.html

Dirigentes del PSOE comparten que Carmen Montón debe presentar su dimisión como ministra de Sanidad antes de que el presidente del Gobierno comparezca esta tarde en el Senado. Pedro Sánchez asistirá al pleno de la Cámara Alta que comienza a las 16.00. La preocupación en la dirección del PSOE aumenta conforme pasan las horas por el impacto de las sombras que rodean al máster de la ministra. El presidente, de momento, ha decidido aguantar y ha dado instrucciones a las personas de su máxima confianza como Adriana Lastra y José Luis Ábalos para que salgan públicamente a respaldar a la ministra. “Tenemos plena confianza en la trayectoria de la ministra”, ha asegurado el titular de Fomento y secretario de Organización de los socialistas. “Creemos que su obligación es dar cuenta, despejar cualquier duda y así lo está haciendo. En la medida en que está dando explicaciones y aclaraciones tiene todo el respaldo de la dirección del PSOE. El propio Gobierno también mantiene su apoyo a la ministra”, ha afirmado en el Congreso.

Las explicaciones de Montón por la mañana en una entrevista en la cadena SER refuerzan, sin embargo, la opinión de quienes anoche ya planteaban en Ferraz y en el Ejecutivo que la renuncia de Montón tiene que producirse lo antes posible para no perjudicar la imagen del Gobierno. “Ya sabemos cómo va a acabar esto, la cuestión es cuándo”, mantienen responsables socialistas. Los inputs que llegan a la dirección del PSOE y a su entorno, esencialmente opiniones de alcaldes y líderes territoriales, van todos en la misma línea: Montón no puede continuar después de que la Universidad Rey Juan Carlos haya confirmado que hubo cambios en las notas de su máster. Los partidarios de aguantar argumentan en cambio que sería un severo traspié para el Gobierno la renuncia de un segundo ministro —Màxim Huerta no duró una semana como titular de Cultura— cuando acaba de cumplir sus primeros 100 días de Gobierno.

Mientras en el partido aumentan los partidarios de la caída de Montón, varios altos cargos del PSOE y del Gobierno han salido en público en defensa de Montón, un apoyo que hasta ahora había sido tibio. “Su actuación con relación al curso de este máster fue siempre con la voluntad de enriquecer su conocimiento. Lo que le motivó fue que le podía servir de utilidad en el desarrollo de su actividad y lo hizo con la mejor intención siguiendo las directrices que le establecieron desde la propia dirección del curso”, ha insistido Ábalos. “Desde luego no es responsable a la hora de establecer las condiciones para el desarrollo del mismo. Se limitó con claridad a seguir las instrucciones que le permitían desarrollar este curso y culminarlo con el trabajo que ha mostrado ante los medios”, ha continuado el responsable de Organización, que ha diferenciado el caso de Montón de los estudios de posgrado del presidente del PP, Pablo Casado, y de la expresidenta de Madrid Cristina Cifuentes. “Aunque sea un máster más, esto es lo único que tiene en común con otros casos. Aquí no ha habido ninguna prevalencia de la condición ni petición ni solicitud de trato de favor”, ha zanjado Ábalos.

“La ministra está dando todas las explicaciones y no tiene nada que ocultar. Ha sido clara y rotunda”, ha afirmado por su parte Adriana Lastra. La vicesecretaria del PSOE y portavoz parlamentaria en el Congreso ha señalado que Montón comparecerá “a petición propia” en el Parlamento “porque no tiene nada que esconder”. “Ha dado explicaciones detallada y minuciosamente”, le ha secundado minutos después la ministra de Justicia, Dolores Delgado. Eso en público, porque en privado las opiniones eran muy diferentes. En un aparente lapsus verbal, la ministra de Economía, Nadia Calviño, ha afirmado que la labor de Montón en sus tres meses al frente del Ministerio de Sanidad “ha sido extraordinaria”, como si de hecho ya hubiera dimitido.

 

Sánchez e Iglesias acuerdan una batería de medidas para la legislatura

Fuente: https://elpais.com/politica/2018/09/06/actualidad/1536251291_256068.html

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias ensayan una especie de pacto de legislatura centrado en varios acuerdos para revertir los recortes del PP, reformar la fiscalidad, regular el mercado del alquiler, subir las pensiones y acordar medidas que incluyen la política exterior y cuestiones simbólicas de memoria histórica. “Hay buena sintonía, es un buen comienzo, si nos ponemos de acuerdo queremos agotar la legislatura en 2020”, sentenció Iglesias al final de una reunión de dos horas y media. Las primeras medidas llegarán este viernes: se revertirán los recortes en educación del PP y bajará el ratio de alumnos por profesor.

Las expectativas que dejó la segunda reunión entre Sánchez e Iglesias en La Moncloa no pudieron ser más altas. El primer objetivo es sacar adelante los Presupuestos de 2019, un reto mayúsculo que para Iglesias es factible a falta de cerrar el apoyo de los nacionalistas. Pero Sánchez e Iglesias acordaron una batería de medidas de amplio espectro, que va mucho más allá del ámbito estrictamente presupuestario e incluyen la agenda social e internacional, las políticas de vivienda y educación e incluso material sensible como la memoria histórica. La cuestión es si esa veintena de medidas pueden constituir un acuerdo de legislatura propiamente dicho: “Es, al menos, una hoja de ruta compartida”, apuntaron fuentes del Gobierno.

Como paso previo, el presidente y el líder de Podemos coincidieron en la bajada de impuestos a los autónomos mediante cuotas progresivas. También hubo coincidencia en la rebaja del IVA a los productos de primera necesidad, como gesto a las clases más necesitadas. Iglesias dijo que él quería además libros gratuitos en la educación obligatoria; se acordó que ningún niño de una familia necesitada se quede sin libros. Además Podemos es partidario de acabar con las excensiones a la Iglesia Católica.

“Estamos más cerca que ayer para un acuerdo global”, manifestó el líder de Podemos. “Yo sí me fí [del presidente]”, afirmó Iglesias para marcar diferencias con el líder del PP, Pablo Casado, tras su vis a vis de agosto con Sánchez. “Soy optimista y hay un buen comienzo, pero en última instancia no es tanto porque nos fiemos sino que estamos al frente de dos grupos parlamentarios llamados a entenderse”, expuso. Iglesias aseguró que se ve como “socio de Gobierno” del PSOE, con el objetivo declarado de “cogobernar juntos desde el Parlamento”.

Ver imagen en TwitterVer imagen en TwitterVer imagen en TwitterVer imagen en Twitter

Pedro Sánchez

@sanchezcastejon

Satisfacción por el productivo encuentro de esta tarde con @Pablo_Iglesias_. Estamos en el buen camino para presentar en noviembre unos presupuestos sociales que comiencen a recuperar el Estado de bienestar destruido por la crisis y los recortes.

La sensación que se extiende en el PSOE es que estamos ante el último Gobierno monocolor tras el final del bipartidismo. El arte de forjar consensos será clave a partir de ahora: prueba del feeling que reconoció Iglesias y de la sintonía existente es que el Gobierno dio todo el protagonismo a Iglesias tras la reunión. No compareció Sánchez, aunque fuentes del Ejecutivo dieron por buenos los acuerdos que anunció Iglesias y afirmaron que todos los asuntos que planteó, algunos de gran calado, pueden acabar cerrándose.

Regular el mercado de alquiler es otra de las prioridades de Iglesias. El alza es muy acusada en Barcelona (47%) y Madrid (38%), puntales de los denominados Ayuntamientos del Cambio. El titular de Fomento, José Luis Ábalos, llevará al Consejo de Ministros de este viernes un informe que plantea medidas encaminadas a blindar la protección de las viviendas sociales para evitar “que fondos especulativos puedan vaciar de contenido la función social de la vivienda protegida”. Iglesias también dijo que hay principio de acuerdo para subir el IRPF a las rentas superiores a 140.000 euros; hasta ahora, el Gobierno fijaba el listón en 150.000. La negociación incluye otras cuestiones de calado: la revisión del actual modelo de voto que lima la participación de los votantes en el extranjero, por ejemplo. Ese nivel de ambición apunta a un pacto de legislatura.

LOS MILLONES QUE LA IGLESIA NO PAGA

CARMEN MORÁN

Europa Laica hace tiempo que viene cuantificando lo que la Iglesia católica española debería pagar si no tuviera las exenciones fiscales que se fijaron en los acuerdos de 1979. Y le salen 2.000 millones. 700 de ellos serían de IBI. La jerarquía católica no paga el Impuesto de Bienes Inmuebles por los templos, ni por las capillas, ni por los locales anejos a estas, ni por las oficinas, ni por las casas de sacerdotes y obispos, ni por los conventos, monasterios, seminarios… Se da por hecho que su uso es “pastoral” y por esa razón quedan exentos. “Pero por esa trampa se cuelan, además, los centenares de viviendas sin ningún uso eclesiástico que reciben como herencia de los católicos”, dice Juanjo Picó, portavoz de la organización laica.

Otros 1.300 millones anuales, según cálculos de la organización se dejan de ingresar debido a la exención del pago “del impuesto de sociedades, de patrimonio, de actividades económicas, de transmisiones, de actos jurídicos documentados, obras, plusvalías. Excepto el IVA, la Iglesia no paga nada”, añade Picó. Por último, cita un “pozo profundo, insondable”, que no tienen cuantificado y que correspondería a lo que ingresan en donativos (a veces millonarios), por entradas a monumentos (“entre la Giralda y la mezquita de Córdoba salen cerca de 30 millones de euros”). “Ni pagan, ni declaran”, se queja Picó.

Una sentencia de 27 de junio de 2017 del Tribunal de Justicia de la UE condenó, tras una denuncia de un colegio de Getafe a pagar por aquellos bienes cuyo uso generara rendimiento económico, como los conventos o monasterios que ahora son hospederías, hoteles o las muchas tiendas de objetos religiosos o librerías. “Podría invocarse esa sentencia y denunciar caso a caso, es la única manera”, lamenta Picó, por la dificultad que entraña intervenir en ciertos asuntos mediante tribunales.

 

El Gobierno socialista de Zapatero conocía y amparó los negocios de Corinna como conseguidora del rey Juan Carlos I

Fuente: https://www.publico.es/politica/corinna-gobierno-socialista-conocia-amparo-negocios-corinna-conseguidora-rey-juan-carlos-i.html

Algunos se enteraron tarde, a punto de salir del Gobierno, y otros lo suponían pero ni preguntaban. Sólo un grupo de ellos confirmó entonces la entrañable relación entre el rey Juan Carlos y la alemana Corinna Zu Sayn-Wittgenstein, la cual llevaba aparejado el posicionamiento de ella como conseguidora en negocios estratégicospara empresas españolas.  Negocios que, naturalmente, debían contar con el visto bueno del monarca, generalmente inclinado hacia el Este del globo terráqueo; concretamente, a los mercados ruso y árabe, en donde se encuentran sus más estrechas relaciones de amistad en el exterior.

Varios ex ministros y altos cargos del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero consultados por Público en aquel entonces confirmaron la “presencia activa” de Zu Sayn-Wittgenstein, al menos, entre 2006 y 2011 y no sólo como acompañante del rey, sino como conseguidora o intermediaria -en ocasiones se quedó en intento- de negocios, como mínimo, entre empresas españolas y rusas (intento de compra de acciones de Repsol por parte Lukoil y Gazprom), entre otras compañías de nuestro país y las de Emiratos Árabes Unidos, propiedad mayoritariamente de Abu Dhabi (instalación de la planta Gemasolar en la localidad sevillana de Fuentes de Andalucía) o entre aquéllas y Arabia Saudí (adjudicación de parte del AVE La Meca-Media a un consorcio español). No se descarta que la alemana hiciera más negocios en otros ámbitos, como Latinoamérica (obras de ampliación del canal de Panamá).

Fue a partir de 2009, señalaron las fuentes consultadas, cuando la relación entre Juan Carlos de Borbón y Zu Sayn-Wittgenstein se hizo más explícita y provocó situaciones complicadas, que finalmente quedaron en nada en su momento, gracias en buena parte a las maniobras del secretario general de la Presidencia entonces, el diplomático Bernardino León. Estas dificultades, sin embargo, son muy ilustrativas del “ascendiente” de la alemana sobre el rey y el “riesgo” que entrañaba su relación para España, una relación que se da por terminada. Lo del rey con la entrada de Rusia en el mercado energético español era una “obsesión”.

El entonces enviado de la Unión Europea (UE) para el sur del Mediterráneo, siempre según los mismos interlocutores, era el responsable de coordinar la actividad de la Casa del Rey y La Moncloa y los intereses no siempre coincidían. Ocurrió así cuando la petrolera rusa Lukoil irrumpió en el panorama energético español y quiso hacerse con el 30% del accionariado de Repsol (20% de Sacyr-Vallehermoso y poco menos del 10% de La Caixa). El Gobierno empezó oponiéndose a la operación, pero ante la presión del rey -que llegó a llamar a Zapatero hasta seis veces sólo por este tema, según confirmó Público -, relativizó el asunto y dijo dejarlo en manos de las empresas española y rusa. La realidad es que, ante la presión del monarca -e implícitamente, según las fuentes de este diario, de Zu Sayn-Wittgenstein, que trabajaba para los rusos en la búsqueda de este negocio-, La Moncloa pidió a los ministros “perfil bajo”, sin apoyos, pero también sin oposición.

Hubo quien desde el Gobierno miró hacia Luis del Rivero – entonces presidente de Sacyr Vallehermoso y con el deseo explícito de vender su parte en Repsol- como detonante de este embrollo. Del Rivero lo negó, al margen de que la operación le viniera muy bien; también rechazó la hipótesis Antonio Brufau, presidente de Repsol: “Miren más arriba”, confirmaron en su entorno. El interés del rey por introducir a los rusos en el mapa energético español suponía una auténtica “obsesión”, que trató de materializarse tras una llamada a La Zarzuela de Vladimir Putin, en la que pedía a su amigo Juan Carlos de Borbón que esa operación saliese adelante. El propio Kremlin filtró la llamada al rey.

La operación Lukoil no pilló por sorpresa al Gobierno socialista, por tanto, pues ya el monopolio ruso Gazprom había intentado hacerse con el 20% de Repsol, según anunciara el propio vicepresidente de la Federación de Rusia durante una visita a España en noviembre de 2008. La idea de que el Kremlin entrara en la petrolera española “ponía los pelos de punta” al Gobierno de Zapatero, confirmó uno de sus miembros ahora, por lo que se rechazó de plano semejante posibilidad, además, con el apoyo de la UE y el PP de Mariano Rajoy, entonces en la oposición. La fuerza con que el rey manifestó sus deseos por contentar a los rusos no era individual; al lado tenía a Zu Sayn-Wittgenstein que quería su parte del negocio en el lado ruso, razona un alto cargo conocedor de esta relación. En cualquier caso, tanto los rusos como la Zarzuela o el ex Gobierno socialista negaron oficialmente que ella fuera la conseguidora -o intento de- en este asunto. En privado admiten, además, que lo negarán siempre.

Las relaciones con Rusia quedaron tocadas tras la resistencia del Gobierno de Zapatero y de la propia Repsol a la entrada de los gigantes energéticos en el mercado español; también el rey estaba molesto por la falta de apoyo de Zapatero, que había trastocado, además, la operación de Zu Sayn-Wittgenstein. La Moncloa se esmeró entonces por organizar una “cumbre energética” -la llamaron entonces- con todas las partes implicadas reunidas en Madrid en marzo de 2009, apenas cuatro meses después de la polémica con Lukoil. Allí estuvieron el entonces presidente ruso Dmitri Mevédev con sus empresas y Zapatero con las suyas para firmar un memorándum de colaboración energética entre la Federación de Rusia y el Gobierno de España, que incluía un par de acuerdos a “futuro próximo” -nunca se materializaron- entre las españolas Gas Natural e Iberdrola y las rusas Gazprom e Inter Rao, respectivamente.

El poder público y empresarial hispano-ruso concentrado en La Moncloa ese día fue del agrado del rey y de gran provecho para la alemana, según alguno de los protagonistas de entonces, aunque nadie quiere entrar a concretar los negocios posteriores de Zu Sayn-Wittgenstein con los rusos, “porque no afectan a los intereses de España”.

Al poco de tomar posesión de su cargo, el director del Centro Nacional de Inteligencia y anterior Jefe del Estado Mayor de la Defensa (Jemad) llegó a reconocer en ámbitos muy reducidos su inquietud por esta amistad que, a mayores, suponía un auténtico intercambio de intereses personales, empresariales y estratégicos “no siempre adecuados”. Félix Sanz Roldán acababa de llegar al CNI, pero conocía perfectamente los movimientos del rey, a quien, por encima de todo, le une una amistad personal. De hecho, fue Juan Carlos de Borbón quien pidió a Mariano Rajoy que mantuviese al general amigo al frente de los servicios de Inteligencia cuando el PP llegó al Gobierno.

El rey sigue, por tanto, con la garantía intacta de que PP y PSOE mantendrán su silencio oficial sobre su relación con Zu Sayn-Wittgenstein y sobre cualquier otra. El pacto no escrito para proteger la Corona de los dos partidos con opciones de gobierno no evita, sin embargo, fuertes filtraciones de quienes en sus filas ya están cansados de tanta “oscuridad y mala praxis”.

Subidón del paro en Agosto del 2018

El ya eterno drama de España es la inaceptable cifra de paro que tiene, Agosto, tradicionalmente pésimo para el empleo, este Agosto ha sido el PEOR desde el inicio de la crisis, es lo que tiene ser un país de camareros, un país de precarios, un problema que realmente GOBIERNE QUIEN GOBIERNE no quieren solucionar de manera eficaz, porque SI SE PUEDE PERO NO QUIEREN, prefieren por ejemplo sangrar a los PYMES o a los autónomos, ni impulsar el I+D, ni recuperar la Industria, de hecho no les interesa eso a los poderosos, quieren una España de precarios, un país de camareros, así nos quieren ver y está es la triste realidad, no hay ninguna voluntad de los que nos gobiernan para cambiar esto, ni el PP ni el PSOE, ni lo hará Ciudadanos, estos no son nada de fiar añado e incluso dudo mucho que Podemos cumpla, ninguno de ellos tiene la voluntad de hacer reformas de verdad para que haya empleo en nuestro país.

Parece ser que nos tengamos que resignar a esto y seguimos con el Fútbol y el Sálvame, o distraídos con Franco,etc.. y pero de luchar por nuestro futuro, no que vaaa, mientras los de arriba se ríen una vez mas a carcajada limpia de los ciudadanos y ciudadanas de nuestro país, somos un país de meros conformistas, parece que no hay sueños que se deben de poder cumplir, parece que el pueblo español se resigna a no tener un proyecto de vida.

En fin, no me gusta vivir en un país de parados y precarios ¿Y usted? No me resigno, lo siento, quiero una España mejor, YO SI.