El calvario por el que está pasando el teniente Segura es una vergüenza para un país

Fuente: http://www.nuevatribuna.es/opinion/candido-marquesan-millan/luis-gonzalo-segura/20171111094100145172.html

Los acontecimientos actuales de Cataluña eclipsan cualquier otro tema político. Al respecto Naomi Klein acaba de señalar que la actuación de Rajoy en Cataluña es una estrategia de shock deliberada, como la de Trump: lo prohíben todo para agravar el ambiente de crisis y así evitar que se fijen en sus recortes sanitarios o en las reformas fiscales; lo de facilitar los cambios de sede de empresas catalanes forma parte de la guerra económica, es una trampa antigua… No obstante, me referiré a un tema muy grave, que está dinamitando nuestra democracia: la corrupción. Seguro que alguno alegará “Bah, otra vez con la misma tabarra”, “vaya rollo”, ¡qué hastío! Y están justificados tales juicios. Pero mientras no desaparezca, no queda otra opción que hablar de ella.  Me agradaría  mucho más hablar de los sueldos dignos, la desaparición de la precariedad, del desarrollo del Estado de Bienestar, de una corrección del cambio climático…

Poco ha en el artículo Corrupción incorregible,  señalaba que  los principales campos de la corrupción han sido y son: contrataciones de obra pública, el urbanismo, y las privatizaciones de empresas y servicios públicos. Igualmente que la culpabilidad de la corrupción recaía en las empresas, los políticos, y algunos funcionarios por la excesiva politización de la administración pública. Para Víctor Lapuente, esta politización de las Administraciones Públicas extiende en los funcionarios el conocimiento de las reglas de juego: «Si una joven promesa, que acaba de entrar en una administración, tiene ambiciones profesionales, se apercibirá que dedicar el 100% de su esfuerzo a hacer un trabajo impecablemente profesional quizás no sea la mejor manera de llegar a lo más alto». Y es más, esta politización llega también a las agencias independientes de control (Tribunal Constitucional, CGPJ, Tribunal de Cuentas, etc.).En cuanto a posibles  soluciones una es clave: la protección del  funcionario denunciante –whistleblower-, sobre la que existe una regulación en casi todos los países avanzados- porque son los funcionarios los que median en el día a día de las contratas, de las actividades del Estado.

En la sesión de la Comisión Constitucional del 27 de septiembre actual entre las comparecencias en relación con la proposición de ley integral de lucha contra la corrupción y protección de los denunciantes, me impactó la del teniente(delator) LuisSegura de Oro-Pulido, miembro de la Plataforma X la Honestidad, de la que forman parte también Roberto Macías,  que denunció las presuntas facturas falsas de UGT de Andalucía: la exfuncionaria Ana Garrido,  que destapó el caso Gürtel en el Ayuntamiento de Boadilla del Monte; y Azahara Peralta ingeniera agrónoma, que fue directora de obra del proyecto de Acuamed y que se negó a firmar unos sobrecostes reclamados por FCC. La incorporación más reciente ha sido la de Maite Morao, la exjefa de Planificación del Ayuntamiento de Sabadell, que ha quedado exonerada tras el archivo de la causa que falsamente se había redireccionado contra su persona, tras denunciar ésta a sus superiores por la concesión de Can Balsach.

El teniente Segura hizo una descripción dramática del auténtico infierno -algunos detalles escabrosos los omitiré-, por el que ha tenido que pasar por haber denunciado la corrupción en el ejército. Dificultades extensibles a sus compañeros. Señala que los denunciantes suelen ser personas de mediana edad, con cierta madurez y sin cargas familiares, ya que es muy complejo el denunciar para una persona joven, con dos hijos, una hipoteca. Todos, sigue diciéndonos,  hemos seguido un mismo patrón. Lo primero: todos perdemos nuestro puesto de trabajo. A continuación sufrimos procesos judiciales, pasamos de ser los que denunciamos a ser los denunciados, y además en la plataforma ninguno hemos sufrido una denuncia por denuncia falsa. Es decir, nadie jamás ha conseguido demostrar que lo que denunciamos es falso.

El siguiente paso es calumniarnos en los medios de comunicación afines. En mi caso, y cualquiera puede entrar y verlo en Google, Luis Gonzalo Segura, y comprobarán que la primera publicación que encontrarán es que he sido investigado por acoso sexual. Falso, y yo lo denuncié en el año 2014. Estamos en 2017 y afortunadamente he conseguido que impongan una fianza de 250 000 euros al medio, y que se les impute un delito, tanto al periodista como al medio de comunicación, pero han pasado tres años. No obstante, el juicio no será hasta 2018. Mientras tanto quien googlea Luis Gonzalo Segura se encuentra con que yo he sido investigado por acoso sexual.

Además todos somos denunciantes que hemos denunciado elementos de corrupción que no nos afectaban directamente. En el caso de Zaida Cantera  era algo que le afectó directamente. En cambio, nosotros hemos denunciado situaciones que no nos afectaban. Me afecta como ciudadano que me hagan jefe de un sistema de telecomunicaciones por el que pagamos más de un millón de euros si no existe, claro, pero no me afecta directamente. Es decir, yo podría haber seguido en mi trabajo sin ningún problema. Por suerte en mi caso creo que todo este proceso no ha conseguido trastornarme mentalmente, por lo menos más de lo que ya estaba, y entonces no necesito ayuda psicológica, pero muchas personas sí la necesitan.

Más allá de las enmiendas que hemos presentado, necesitamos una ley integral que nos proteja, porque lo más tremendo de nuestros casos es que encima estamos siendo utilizados para amedrentar al resto de los denunciantes. Hay militares que están pendientes de lo que me pase a mí para denunciar  o no. Por tanto, nosotros tenemos dos opciones: o nos callamos y no decimos lo que estamos pasando, o si relatamos el infierno que estamos pasando amedrentamos a todos los demás, a todos aquellos que están pensando en denunciar. En este país si tú eres corrupto terminas en un consejo de administración sin mucho problema; si eres denunciante de corrupción nadie te quiere contratar. Es decir, pasas de ser teniente del ejército y poder llevar la seguridad de un cuartel o poder llevar las telecomunicaciones, incluso de todas las Fuerzas Armadas, a que no vales para estar en una garita.

Termina, señalando  “Somos la materialización del fallo de un sistema”.  Yo no tendría por qué pasar hambre, pasar penuria y lo que es peor, nuestros hijos no tendrían por qué heredar nuestro estigma. Esto no puede pasar en este país. Son ustedes, Sres. diputados, los que pueden cambiar esto, los que nos pueden equiparar al resto de Europa, porque el dato está ahí: somos uno de los cuatro únicos países de la OCDE que no tienen una ley de protección al denunciante. Acabo con una pregunta: ¿Por qué  en 40 años de democracia no la tenemos todavía?

Además de la intervención son muy interesantes las respuestas de los representantes de los distintos grupos políticos, como las réplicas del teniente Segura. De las primeras destacaría por su contundencia y gravedad  la del  diputado Monereo por  el Grupo Parlamentario Confederal de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea. “Este es el testimonio de una víctima por el ejercicio de un derecho democrático. Creo que eso tiene una enorme importancia. Que venga una plataforma en la que se mezclan muchos casos nos puede hacer desviarnos de un problema real, que es el problema de una institución como la militar, un microcosmos, un subsistema con vocación de sistema que aparece como cuerpo separado y que acaba teniendo leyes propias, más allá de las leyes que son comunes para todos. Yo he tenido cierta prudencia, porque me interesa el tema militar un poquito, en discutir la palabra valor y cómo ha ido transformándose, pero todavía no hemos conseguido unas Fuerzas Armadas que hagan del valor una virtud cívica, cuyo punto más alto de ciudadanía sea la defensa, con las armas, del país. Aquello que Maquiavelo nos recordó y que Maurizio Viroli, en un libro memorable, Por amor a la patria, reivindica. Frente a lo que ha sido la norma general de la cultura militar, que yo llamaría prusiano-monárquica, a una cultura democrático-republicana, que todavía se resiste justamente convirtiendo en víctima a una persona que ha ejercido con valor, con valor, una virtud cívica en el interior de las Fuerzas Armadas. Creo que eso hay que tenerlo presente para que no haya cuerpos separados que al final, como en aquella película Algunos hombres buenos, tengan un código rojo que no se compadece sino que se enfrenta al código real de la sociedad. Si alguna vez queremos acabar con la corrupción, la democracia tendrá que entrar en la empresa, en la institución económica. Pero si alguna vez queremos acabar con ella, la democracia tiene que entrar también en el Ejército, en las Fuerzas Armadas haciendo de la virtud republicana y democrática un elemento esencial”.

El teniente Segura en las respuestas a los diferentes grupos, añadió enjundiosos nuevos datos a su exposición.  “En las legislaciones que hemos estudiado de otros países, una de las mejores es la de Bosnia, en la que cuando alguien quiere expulsar de un puesto de trabajo a un denunciante de corrupción tiene que emprender un procedimiento judicial, es decir, se tiene que ir a un juez y demostrarle jurídicamente que va a despedir a esa persona por una cuestión completamente ajena a las denuncias que ha realizado, pero a mí me expulsan no por incompetente sino porque denuncio por corrupción a mis jefes.” Cita un caso de denuncia reciente.  “Esta semana ha salido una denuncia del Patronato de Huérfanos del Ejército de Tierra, que maneja unos 35 o 36 millones de euros. El que gestiona el Patronato de Huérfanos fue la última persona o el último mando que me sancionó a mí. Pueden ustedes leer lo que ha pasado en el Patronato de Huérfanos esta semana, es tremendo. Resulta que ahora el ejército ha perdido 1,5 millones de euros en el Banco Madrid, porque tenían congelados 2 millones y pico. Ha perdido 1,8 millones de euros porque estaban en un Depósito Cristiano Ronaldo, y eso es lo más suave que se puede decir.”

En la respuesta a  Unidos Podemos señala que en aquellos países en los que existe la jurisdicción militar, porque no existe en todos, se utiliza única y exclusivamente en periodos de guerra, en embarcaciones o en situaciones similares. Que se utilice una jurisdicción militar en tiempos de paz y en territorio nacional es un auténtico anacronismo que debería desaparecer.

Por último, al Partido Popular y a Ciudadanos les responde a los dos a la vez de una manera contundente y sin contemplaciones. “Como he dicho, en el ejército hay más de cien oficiales y suboficiales condenados por diferentes delitos —robo, malversación, agresión sexual, acoso sexual—, y el paradigma es el del capitán condenado por veintiocho agresiones sexuales. Esos señores siguen siendo militares, yo no. Por tanto, más allá de cualquier otra cuestión, les invito a que hablen con la Plataforma X la Honestidad, con nosotros, porque hay casos que siguen vivos. Por ejemplo, mi caso sigue vivo. El día 3 de octubre el Tribunal Supremo tiene que decidir. El año que viene tendrá que volver a decidir si regreso a las Fuerzas Armadas, y resulta que uno de los mayores problemas que tenemos, yo y el resto de los denunciantes, es el abogado del Estado y la fiscalía, que permanentemente nos están machacando. Esos señores, hasta donde llego, creo  que tienen alguna relación con ustedes, y ustedes son los que gobiernanBueno, Ciudadanos sostiene al Gobierno. Sería de una gran ayuda que el abogado del Estado y la fiscalía no siguieran machacando a los denunciantes de corrupción cada vez que vamos a un procedimiento. Como les digo, el 3 de octubre resuelve el Supremo, o sea que todavía tienen tiempo, si quieren, de revisar este caso y cambiar su posición. Y el año que viene habrá otra falta grave, que tendrá que resolver de nuevo la fiscalía, que está subordinada, y el abogado del Estado. Como digo, si nos dejan de machacar a los denunciantes de corrupción y empiezan a perseguir a esos oficiales delincuentes que hay dentro de las Fuerzas Armadas, especialmente al que agredió sexualmente a veintiocho reclutas, muchos lo agradeceríamos.”

Creo que lo expuesto es de una claridad meridiana y de una gravedad extraordinaria, además de una prueba incuestionable de las grandes carencias de nuestra democracia. No sólo por la plaga de la corrupción, sino también porque en determinadas instituciones, que se presentan como las representantes más genuinas del patriotismo, la democracia es todavía una asignatura pendiente. E igualmente el nulo interés por parte de los diferentes gobiernos de corregir estas deficiencias expuestas. Determinadas instituciones son intocables: Iglesia, Ejército, Monarquía… El auténtico calvario por el que está pasando el teniente Segura es una vergüenza para un país, que alardea de prácticas democráticas.

Anuncios

El régimen de Rajoy redobla su manipulación

Fuente: http://blogs.publico.es/david-bollero/2017/09/01/rajoy-manipulacion/

mm
01/09/2017Con el cese del editor de ‘La 2 Noticias’, José Luis Regalado, perdemos tod@s, al menos, tod@s l@s que queremos vivir en democracia. ¿Quienes ganan? Los que conciben la democracia como un medio y no como un fin, los que la utilizan para conseguir sus fines particulares – que pasan por enriquecerse- y, cuando ésta es un obstáculo, se la quitan de en medio. Cesar, como se ha cesado, a un periodista independiente en unos informativos de la televisión pública es un atentado contra la democracia, algo que se ha convertido en la marca PP gobernando un país que merece algo mejor.

La democracia como fin es un modelo en el que los ciudadanos son libres, en el que es del pueblo del que realmente emana la soberanía popular, en el que las personas están informadas y tienen acceso a la información. Pues bien, ninguna de estas máximas se cumplen con el Partido Popular. En el tema que hoy nos ocupa, los de Génova han hecho todo lo posible por controlar los medios de comunicación, por convertir RTVE en un altavoz de su propaganda.

Hace mucho tiempo ya que los informativos de La 1 dejaron de difundir información de calidad, a pesar de tener a algunos de l@s mejores profesionales con que contamos. El problema reside arriba, comenzando por el infame presidente de RTVE, José Antonio Sánchez, un esbirro de la derecha más recalcitrante que a nivel nacional no ha hecho más que replicar una a una las tropelías que ya cometió en Telemadrid bajo la batuta de Esperanza Aguirre.

José Luis Regalado es una personaje incómodo para el régimen de Rajoy, no porque difundiera noticias negativas para el PP, sino porque es un periodista independiente. Hoy en día, ser un buen profesional implica difundir noticias que perjudican al partido del Gobierno porque, sencillamente, acumulan demasiadas manchas en su expediente como para obviarlas. En lugar de eliminar a quien se limita a retratar la realidad, Rajoy y los suyos deberían cambiar esa realidad y abrazar la democracia, abandonando esta tiranía en la que cada vez nos hunden más.

El problema es que la manipulación funciona. El problema es que las tácticas de José Antonio Sánchez tienen calado en algunas personas, que pierden el sentido crítico y autocrítico, que abandonan la capacidad de razonar y argumentar de manera civilizada y pasan a convertirse en auténticos hooligans del régimen del PP. Tiene tal efecto esta manipulación, que los hinchas más ruidosos son, paradójicamente, los que menos motivos tienen para serlo, a los que el régimen perjudica, a los que ha convencido de que, por ejemplo, cobrar 800 euros es digno porque es más que 500.

Contra el régimen del Rajoy, contra su manipulación -con la que, sibilinamente, Soraya Sáenz de Santamaría también tiene mucho que ver-, contra estos hooligans de la derecha hay que seguir luchando con más fortaleza, con más contundencia. No se trata de gritar más, sino de darles donde y con lo que más les duele, con la verdad, con los hechos reales, con unas realidades tan irrefutables que terminan por conseguir que la ministra de Empleo, Fátima Bánez, haga el más espantoso de los ridículos cada vez que dibuja su fantasía de trabajo.

Los hinchas del régimen siempre estarán ahí, pero hay muchas más personas que no quieren que les vendan una realidad, sino que prefieren conocer la auténtica por ellos mismos. Hay mucha más gente que prefiere estar informada y tomar sus decisiones antes que ser teledirigida, mucha más que sabe que en una democracia, la prensa libre es un pilar, el mismo que el régimen de Rajoy intenta dinamitar todos los días.

Lo que ha dicho y lo que no ha dicho el rey en su discurso sobre la dictadura y los 40 años de la España de la Transición

Fuente: http://www.eldiario.es/politica/dicho-discurso-dictadura-Espana-Transicion_0_659335083.html

El rey ha pronunciado un discurso en un acto solemne en el Congreso. Ante diputados y senadores, de la actual legislatura y la de 1977; ante los expresidentes. Felipe ha calificado por primera vez el franquismo como “dictadura” en sede Parlamentaria, y ha hecho un repaso de los últimos 200 años en los que ha destacado algunos acontecimientos mientras otros los ha esquivado.

“La democracia ha comenzado. Ahora tenemos que tratar de consolidarla”. Así ha comenzado el rey Felipe, citando las palabras de su padre pronunciadas en la apertura de la legislatura constituyente, el 22 de julio de 1977. “La democracia ha comenzado”. Es decir, según Juan Carlos y según Felipe, nunca antes hubo democracia, porque la de 1977 no es que se retome, se reinstaure o se recupere, es que comienza: se obvia así el periodo democrático de la Segunda República; un periodo histórico que no se menciona en ningún momento en el discurso del rey.

“[Desde la Constitución de 1812] España vivió bajo la vigencia de sucesivas constituciones que no fueron capaces de proporcionar ni garantizar la estabilidad política, el progreso social y económico ni la convivencia en paz y libertad”. Es decir, la culpa de los pronunciamientos y golpes de Estado militares, incluido el del 18 de julio de 1936, que no se cita en todo el texto del monarca, son consecuencia de unas constituciones “que no fueron capaces de proporcionar ni garantizar estabilidad política”. En conclusión: que si Franco se levantó contra la República no es porque fuera un golpista, es porque la Constitución fue incapaz de “garantizar la convivencia en paz y libertad”. Y añade: “Fue una época convulsa e incierta, en la que se sucedían los pronunciamientos y los golpes de Estado, las guerras y la violencia”. Según el rey, “se sucedían”, como si no hubiera personas que causaran esos “pronunciamientos y golpes de Estado”, como si fueran lo mismo los golpistas que los liberales, los republicanos; los oligarcas o los movimientos obreros.

“La falta de reconocimiento y de respeto dividieron a los españoles. El adversario político era un enemigo y no un rival”. El rey abunda en la equidistancia: “La ruptura del orden constitucional vigente en cada momento fue otro rasgo que con desgraciada frecuencia definió aquel tiempo”. ¿Todos los órdenes constitucionales fueron iguales en los últimos 200 años? ¿Los periodos absolutistas del siglo XIX son iguales a los liberales? ¿Los periodos republicanos son iguales que la Restauración o las dictaduras?

http://widget.smartycenter.com/webservice/embed/9357/2276481/643/362/0/0/0/100/1/1

“Es duro mirar hacia todo ese largo pasado y es doloroso pronunciar estas palabras. Aunque es cierto que hubo avances de excepencia en no pocos ámbitos sociales, culturales y científicos”. El rey limita a lo social, cultural y científico los avances. Lo que no cita es que la Segunda República permitió el voto femenino, reconoció los estatutos de autonomía, el divorcio y la separación Iglesia-Estado, entre otros avances políticos.

“Los diputados y senadores elegidos en las elecciones del 15 de junio tenían una responsabilidad histórica: superar las diferencias entre los españoles, convencidos de que la Guerra Civil y la dictadura eran una inmensa tragedia sobre la que no cabía fundar el porvenir de España”. La Guerra Civil y la dictadura fueron “una inmensa tragedia”, pero, lo que no señala el rey son los nombres de los que causaron y participaron en esa tragedia. ¿Se puede hablar de dictadura sin mencionar el nombre de Francisco Franco? El rey lo ha hecho. ¿Y se puede hablar de dictadura sin mencionar la lucha contra la dictadura? Sí, el rey también lo ha hecho. Incluso ha hablado de la tragedia de la dictadura sin poner nombres y apellidos a esa tragedia: presos políticos, represión, torturas, persecución de huelguistas, penas de muerte… Un reguero de crímenes del franquismo que siguen sin juzgarse. De todo esto el rey no se ha acordado en su discurso. Y tampoco se ha acordado de que precisamente las elecciones de 1977 se convocan precisamente por unas Cortes franquistas que aprobaron la ley de reforma política. “De la ley a la ley”, se decía entonces. Una ley franquista basada en unos principios fundamentales del movimiento jurados por su padre, Juan Carlos, al asumir la jefatura del Estado en 1975 tras la muerto de Franco y en 1969 ante el dictador.

“Un Estado de Derecho que preservase, frente a lo ocurrido en el pasado, la legalidad constitucional, como manifestación y decisión de la voluntad soberana del pueblo español”. Esto es lo que se fundó en 1977, según Felipe, “frente a lo ocurrido en el pasado”, en un nuevo ejercicio de olvido de la Segunda República.

“Los diputados y senadores de la legislatura constituyente pueden estar muy orgullosos y satisfechos de su tarea, construyeron la España que querían construir los españoles. Si hoy la democracia y la libertad son una evidencia, se lo debemos a ellos. Porque entonces, hay que recordarlo, no lo eran”. Los diputados y senadores como principales artífices: ni una mención a la lucha antifranquista, y a quienes defendieron la democracia, los derechos laborales durante la dictadura, aun a riesgo de dejarse la vida o de sufrir torturas.

“Gran proyecto de reconciliación nacional, el gran propósito nacional de unir a las dos Españas que helaban el corazón de Antonio Machado”. Un gran proyecto de reconciliación nacional que no se entiende sin la ley de amnistía que libera a los dirigentes del régimen franquista de todo su pasado y sin la aceptación de la monarquía en el pacto constitucional. Pero que nada tienen que ver con ese verso mal citado de Antonio Machado. Machado no hablaba de “unir a las dos Españas que helaban el corazón”; Marchado escribió:

“Ya hay un español que quiere

vivir y a vivir empieza,

entre una España que muere

y otra España que bosteza.

Españolito que vienes

al mundo, te guarde Dios.

Una de las dos Españas

ha de helarte el corazón”

“Desde niño tengo grabados esos versos a fuego en mi memoria por la voz de Paco Ibáñez”,  ha escrito el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, en Facebook:“A pesar de la impunidad de muchos criminales y de la deuda de nuestra democracia con los héroes y heroínas que lucharon contra la dictadura y lo pagaron con su vida, con la cárcel y con torturas, la reconciliación fue un logro del pueblo español, propuesta en primer lugar por el mayor partido de la resistencia democrática al franquismo, el PCE. Pero una cosa es eso y otra bien distinta secuestrar a Machado. La historia de la democracia española no merece la equidistancia que el jefe del Estado ha mantenido hoy entre los que lucharon por una sociedad más justa y democrática y los que helaron el corazón de nuestra patria”.

“A pesar de que, por supuesto, ha habido errores y equivocaciones, luces y sombras, como en todos los asuntos humanos, que debemos cambiar, corregir y reformar, los españoles podemos sentirnos orgullosos de lo que hemos construido juntos en estas cuatro décadas”.  Tal y como lo cuenta el rey, parece que todos los españoles han cometido errores y aciertos; que quedan igualados. No menciona la corrupción, ni el terrorismo de Estado –sí el de ETA–; tampoco menciona la desigualdad; la crisis económica; los desahucios ni el 15M o la violencia machista por ejemplo.

“Las elecciones que hoy recordamos abrieron el camino al gran pacto constitucional que dio como fruto el bien más preciado de cualquier sociedad democrática: la convivencia”. La Revolución Francesa consagró el “libertad, fraternidad, igualdad”; el discurso del rey consagra la “convivencia” como supremo valor de la sociedad democrática: lo importante es que haya paz –25 años de paz celebró el franquismo en 1964– y convivencia. ¿Convivir con la corrupción, la desigualdad, las guerras injustas, los desahucios?

“Y porque fuera de la ley, nos enseña la historia, solo hay arbitrariedad, imposición, inseguridad y, en último extremo, la negación misma de la libertad; pues como señala una antigua cita: “La libertad sigue siempre la misma suerte que las leyes: reina y perece con ellas”. Felipe recurre a una cita de Jean Jacques Rousseau para reivindicar el valor de la ley. Lo que no dice el rey es que Rosa Parks, por ejemplo, desafió la ley cuando se sentó en el autobús en el sitio de los blancos. O que quienes paraban los desahucios desafiaban la ley para que familias no se quedaran sin techo. El rey apunta a Catalunya, uno de los principales desafíos del momento que, parece, no termina de resolverse sólo con la aplicación de la ley.

40 años después, la Corona reafirma aquí, ante los legítimos representantes de la soberanía nacional, su compromiso irrevocable con la democracia, con el entendimiento entre todos los españoles y con su convivencia en libertad. Así ha terminado el rey su discurso de este 28 de junio. Día del Orgullo. En el que ha vuelto a insistir en el entendimiento y la conviencia, pero en el que tampoco ha tenido un recuerdo para la comunidad LGTBI.

DOCUMENT
PAGES
TEXT
Zoom

El lapsus de Bárcenas con la caja B del Partido Popular

Fuente: http://www.lamarea.com/2017/06/26/el-lapsus-de-barcenas/

MADRID// Luis Bárcenas, ex tesorero del Partido Popular, comparece hoy en el Congreso de los diputados en la Comisión de Investigación relativa a la presunta financiación ilegal de su formación. El exmiembro del PP avanzó al principio de su intervención que no respondería a preguntas que afectaran a su proceso judicial abierto. Sin embargo, al escuchar una de las que le ha planteado Irene Montero, portavoz de Unidos Podemos en el Congreso, ha respondido cometiendo un desliz al reconocer de forma implícita la existencia de una caja B del PP.

Montero preguntó: ¿[…] Se ha enriquecido usted con la gestión de las finanzas ilegales del Partido Popular, y si se quedó con más de 300.000 euros de la caja B de su partido?. La respuesta de Bárcenas fue: “Esa sí se la voy a responder. En ningún caso, ni con 300.000 ni con 8.000, con nada, absolutamente con nada”.

Tras un silencio, y animada por la diputada de su formación Carolina Bescansa, la portavoz de Podemos replicó: “Claro, de la caja B que existió”. Al ser consciente del error, Bárcenas añadió: “De fondos del partido, yo no me he apropiado de nada, absolutamente nada, yo estoy hablando en general de fondos”. La insistencia de Montero ya no logró más respuesta que una sonrisa incómoda por parte del ex tesorero del Partido Popular.

El fuego se une a la lista de peligros y amenazas que colocan a Doñana al borde del colapso

Fuente: http://www.eldiario.es/sociedad/Donana-padece-agresiones-amenazas-situan_0_658284606.html

La marisma de Doñana no un espacio natural cualquiera. Pero a base de escapes mineros, proyectos industriales y sobrexplotación agrícola no cesan de asestarle golpes y rodearlo de amenazas que hacen peligrar su propia existencia. Ahora un gran incendio forestal quema sus bosques. Doñana, ya sea la parte declarada parque oficalmente o sus alrededores, está considerada por los científicos como un valor natural tan importante como la selva amazónica o la Gran Barrera de coral australiana.

Pero, a pesar de poseer esa etiqueta de tan alto rango medioambiental, en torno a los límites dibujados para el parque nacional no han parado de sucederse o ampliarse explotaciones catalogadas como amenazas ciertas por organismos como la Unesco o la Comisión Europea.

El viento ha empujado las llamas de un incendio forestal desde Moguer (Huelva) hacia Doñana. El fuego se une a una  retahíla de agresioniones sobre el ecosistema. Y no atentados ecológicos perpetrados en épocas muy lejanas. El famoso vertido tóxico a las aguas de humedal desde la mina de Aználcollar se produjo en 1998, el humedal ya era una joya reconocida.

De la balsa que contenía y abarcaba los residuos de la empresa Boliden, la contaminación pasó al río Amargo. Del río Amargo al río Guadiamar. El Guadiamar alimenta Doñana. En 2016, la Junta de Andalucía dio permiso para iniciar el proceso de reapertura de la mina. Con todas las garantías, dice el Ejecutivo andaluz, de que nada como lo que pasó hace 20 años se repetirá.

Balsas de riego irregulares

Ese agua que se contaminó es la esencia de Doñana. Una marisma, un humedal que vive del líquido que alimenta sus acuíferos e inunda sus llanuras. Sin embargo, la agricultura de regadío cerca este hábitat. La industria de la fresa y los frutos rojos es una potente industria de gran valor añadido, volumen de mercado y puestos de trabajo. Pero el abuso del agua está tan constatado que la Comisión Europea  tiene abierto un caso de sanción contra España por sobrexplotación.

En 2014 se puso en marcha un Plan de Regadío para legalizar 9.000 hectáreas de fincas. Los grupos ecologistas analizaro que eran un aministía para muchas explotaciones irregulares. En menos de dos años, los agricultores que no entraron en esa ordenación empezaron a exigir que se les metiera en las fincas autorizadas. La organización WWF reveló el noviembre pasado que 1.700 balsas de riegocircundan y desecan el parque nacional: “El 80% son ilegales por no disponer de permiso”, aseguraba la ONG. Hasta cierto punto, las fresas se beben el agua de Doñana. Y sin agua no existe Doñana.

La Unesco dio un ultamámtum a España en mayo pasado acerca de las amenazas sobre la marisma. Tras un primer análisis de la situación de este entorno declarado Patrimonio de la Humanidad, la organización pidió al Estado una evaluación de los riesgos.

España consideró que Doñana iba bien. Pero la Unesco no ha salido convencida. Además del agua, están bajo la lupa los proyectos industriales para convertir el subsuelo del humedal en almacén de gas. Aunque no toca el mapa del parque nacional, está a su vera y como contaba el responsable desginado por la Unesco para este caso, Pedro Rosabal, “el problema crucial es el impacto acumulado” de todas la actividades. La idea de Gas Natural es inyectar el producto en las cavidades bajo el suelo del entorno.

Confusión

El domingo por la tarde, el fuego había obligado a aislar a 50.000 personas en Huelva al extenderse hacia la zona de Matalascañas. El centro científico de El Acebuche fue evacuado ante la llegada del fuego. La confusión ha cundido. “No tenemos información precisa”, han contado a eldiario.es activistas como Felipe Fuentelsaz de WWF o el exdirector de la estación biólogica Juanjo Negro.

Negro cuenta que aunque “esa zona se considera con un valor ecológico menor, hay que evaluar. El fuego no estaba muy integrado en la gestión de Doñana y ni se contaba entre los jinetes del apocalipsis del parque”. El investigador atestigua que desde el Aljarafe sevillano se distingue un “cielo distinto sobre el horizonte que da cuenta de la dimensión del desastre”.

En esa zona, por ejemplo, “hay linces. Que están marcados. Habrá que averiguar si han sobrevivido”. En ese sentido, fuentes cercanas a la Junta de Andalucía, han contado que se han rescatado los cachorros del centro de recuperación y los ejemplares más crecidos se han soltado a su suerte.

Cuando las llamas se extingan se podrá evaluar hasta donde ha llegado el desastre. “Quizá esto marque un antes un después”, comenta Negro. Con todo, es un golpe inesperado al delicado equilibrio de la marisma de Doñana. El responsable de la Sociedad Española de Ornitología en la zona, Carlos Dávila resumía así el sentir: “Todo el mundo quiere la etiqueta de Doñana. Pero , no renuncian al crecimiento urbano, a que haya más turismo, a que pasten más reses, a que los agricultores tengan más hectáreas…”

Sánchez dice ahora que rechaza el CETA por motivos medioambientales y laborales

Fuente: http://www.publico.es/politica/sanchez-dice-rechaza-ceta-motivos-medioambientales-laborales.html

 

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, explicó este jueves el cambio de posición de su partido en torno al Tratado de libre comercio entre la UE y Canadá, conocido como CETA por sus siglas en inglés, fundamentándolo especialmente en motivos medioambientales y laborales.

Sánchez ante Pierre Moscovici, el comisario europeo de Asuntos Económicos y Financieros con el que celebró una reunión en Madrid, le explicó que la posición ya definitiva del PSOE ante este asunto será la de la abstención, al entender que hay muchos aspecto de dicho Tratado que no son asumible por los socialistas tal y como están formulados.

En concreto, según dijo Sánchez a Moscovici, no es aceptable que “en 1.600 páginas del Tratado sólo haya cuatro páginas referidas a derechos medioambientales”.

Otro tema que no asume el PSOE es lo que considera el desequilibrio que existe en la protección de los derechos laborales frente a los inversores, planteando que hay que combinar de manera efectiva los procesos democráticos y los derechos laborales.

También el líder del PSOE le hizo llegar al comisario europeo que el PSOE tiene profundas diferencias con el modelo elegido para la resolución de las disputas, así como con la ausencia de penalizaciones en la violación que puedan darse del Tratado.

No obstante, Sánchez indicó que el PSOE es una fuerza multilateralista y partidaria de una apertura comercial internacional, además de firme defensora de una relación estrecha con Canadá.

En este sentido, indicó que lo que rechazan es que se plantee como si sólo hubiera dos caminos, “o bien cerrar las fronteras como quiere el Partido Popular, o el proteccionismo al que se abraza Unidos Podemos”, indicó. Para el PSOE, hay que explorar otras vías.

En este aspecto, anunció que el PSOE se va a posicionar claramente desde “el sentido común” y que su objetivo es explicarle a la gente cuáles son las razones de los socialistas sobre lo que se vota, “intentando enviar un mensaje de cara al futuro; hay que contar con la sociedad civil”, dijo; por lo que pidió elaborar un Tratado de “abajo a arriba”.

Sánchez se comprometió que en la reunión que el próximo lunes celebrará la Ejecutiva Permanente del PSOE se concretarán más motivos y argumentos de cuál es la posición de los socialistas , por lo que aseguró que el pleno del Congreso el PSOE optará por una “abstención motivada”.

Mariano Rajoy convierte la moción de censura en un cuerpo a cuerpo con Pablo Iglesias

Fuente: http://www.eldiario.es/politica/Mariano-Rajoy-cuerpo-Pablo-Iglesias_0_654085661.html

El presidente del Gobierno ha elegido la cuota máxima de protagonismo durante el desarrollo de la moción de censura presentada por Unidos Podemos en su contra. Mariano Rajoy ha sido el encargado de responder tanto a la  intervención de Irene Monterocomo a la del propio Pablo Iglesias. La estrategia del PP se ha preparado con esmero y ha estado envuelta en la máxima discreción con un único objetivo: dar la sorpresa y coger al oponente con el pie cambiado.

En los días previos al debate, Génova filtró la idea de que sería la vicepresidenta del Gobierno quien se encargaría de replicar a Irene Montero. Nadie preveía cuál iba a ser la decisión final del presidente: echarse la moción a la espalda y buscar un cuerpo a cuerpo con Pablo Iglesias para procurar lo que en el PP califican como una victoria.

Desde el atril, el presidente del Gobierno  se ha esforzado en dibujar a Iglesias como una persona “no de fiar” y de escasas convicciones políticas: “Sus ardides publicitarios le pueden haber ayudado a ocupar el escaño que ocupa, pero aquí se acaba su recorrido”, aseguró Rajoy en una actitud ofensiva durante toda su intervención.

Sus palabras estaban perfectamente medidas. Las dos intervenciones más largas las trajo Rajoy escritas desde casa e incluso la primera réplica a Iglesias estaba preparada. Todo en el PP ha sido producto del cálculo de quien ha decidido asistir a la cita con clara vocación ofensiva y el objetivo de conseguir una victoria que le dé aire ante los escándalos de corrupción que cercan a su Gobierno.

Iglesias le ha afeado a Rajoy la liturgia de su intervención: “A usted le han escrito una cosa para responderme aquí porque esta moción les ha preocupado más de la cuenta”.

La presencia del jefe del Ejecutivo en la tribuna de oradores obtuvo por resultado que sus palabras se convirtiesen a las doce del mediodía en protagonistas de los titulares de portada de la mayoría de los medios de comunicación. La decisión del PP echó por tierra la estrategia diseñada por Podemos de encargar a Montero un largo discurso que repasó la corrupción histórica del PP con momentos brillantes e ironías bien estudiadas. Las más de tres horas empleadas por Iglesias en su primera intervención también caducaron con la llegada de Rajoy. La moción para entonces ya se había convertido en un cuerpo a cuerpo.

Con la pelea avanzada, Rajoy exigió a Iglesias que le explicase su postura sobre el conflicto catalán: “¿Cree usted en la soberanía nacional o piensa que tenemos que suprimirla?”. En este punto, el debate quedó encallado. Cada vez que Iglesias intentaba volver sobre su argumentario de que “no es normal” un Gobierno plagado por la corrupción, Rajoy volvía a pedirle una respuesta para su pregunta sobre la soberanía.

En ese toma y daca gastaron ambos políticos varios de los innumerables turnos de palabra que cruzaron. Al filo de las cinco de la tarde, la presidenta del Congreso ordenó un receso de una hora para permitir a políticos y periodistas un descanso y algo de comida. Iglesias estaba solicitando su derecho a intervenir y Ana Pastor le anunció que podría hacerlo a la vuelta de esa breve pausa. El líder de Podemos no insistió después en su petición y la sobremesa se abrió a las seis de la tarde con las intervenciones del grupo mixto.

En el grupo parlamentario del PP se afanaron en proclamar que Rajoy había obtenido un éxito ante Iglesias. El optimismo de los conservadores olvida que durante casi cinco horas su formación tuvo que oír un escandaloso listado de casos de corrupción e innumerables reproches sobre el papel del Gobierno en sus intentos de controlar el funcionamiento normal de la Justicia.

Otras mociones de censura sin visos de prosperar que cambiaron el rumbo de la política en España

Fuente: http://www.publico.es/politica/jaque-presidente-mociones-censura-giros.ht

Felipe González durante la moción de censura al Gobierno de Adolfo Suárez

Felipe González durante la moción de censura al Gobierno de Adolfo Suárez

La celebración de los debates parlamentarios en el Congreso de los Diputados de las dos mociones de censura planteadas hasta ahora supuso un punto de inflexión para la evolución de la vida política española en cada uno de los momentos en que tuvieron lugar, aunque sus repercusiones tardaron un tiempo en ser efectivas.

Ambas contenían de entrada un pronóstico fácil de acertar: ninguna de las dos tenía la más mínima posibilidad de triunfar. En mayo de 1980 el candidato propuesto en la moción de censura suscrita por el grupo socialista –en aquel momento dividido en tres al formar grupos propios el PSC y los socialistas vascos–, Felipe González, reunió 155 votos a favor, los 120 propios más los 23 del grupo comunista.

Enfrente tuvo a todo el grupo centrista de UCD, 166 escaños; fueron los únicos en oponerse. Otros 19 se abstuvieron, entre ellos Fraga y sus correligionarios, el líder de Fuerza Nueva, Blas Piñar,  y los diputados del grupo de la Minoría Catalana, posteriormente CiU. Hubo varias ausencias, entre ellos la de los cinco parlamentarios del PNV.

Pese a ese resultado adverso, el debate supuso la consagración de Felipe González como líder de la oposición y la percepción de que el PSOE era una alternativa real a la UCD para gobernar el país. De hecho, dos años y medio después el partido socialista lograba la victoria con una abrumadora mayoría absoluta, y Felipe González era investido presidente del Gobierno, puesto que conservó durante más de 13 años.

La moción de censura siguiente, en mayo de 1987, fue registrada por los diputados de Alianza Popular (AP) con su ocasional líder de entonces, Antonio Hernández Mancha, como candidato a sustituir a Felipe González en La Moncloa. Fue también una acción fallida, ya que el aspirante conservador apenas cosechó 66 respaldos, tres menos de los que aportaba su propio partido al conglomerado electoral Coalición Democrática, que logró 105 escaños con Manuel Fraga como líder.

Antonio Hernandez Mancha

Antonio Hernandez Mancha

Ese magro resultado puso en evidencia la endeblez de Hernández Mancha como sustituto de Fraga, ya que además de tener enfrente a 195 diputados –en la bancada socialista se permitieron varias ausencias; también en el banco azul gubernamental– hubo otras 71 abstenciones, la mitad de diputados de formaciones conservadoras como el PDP de Óscar Alzaga o el PL de José Antonio Segurado.

Pero esa debacle, a la que contribuyó el pobre debate que sostuvo el aspirante, dio paso a un profundo proceso de renovación en la arcaica Alianza Popular que derivó en la “refundación” de la formación conservadora bajo la denominación de Partido Popular. Al cabo de dos años y medio José María Aznar era el candidato electoral, convirtiéndose en líder de un “nuevo” PP que, a la postre, le llevaría a La Moncloa.

La tercera de la democrática: algunas diferencias

La moción de censura registrada por el grupo parlamentario Unidos Podemos – En Comú Podem – En Marea con Pablo Iglesias como candidato inicia su debate este martes con unas características propias que la diferencian de las dos anteriores. Si acaso, la única similitud es la imposibilidad de que triunfe debido a la composición del hemiciclo.

Es la primera vez que una moción de censura no la presenta el grupo de la oposición más numeroso, como lo eran el PSOE, en 1980, y AP, en 1987; ahora lo hace la tercera fuerza parlamentaria que, a diferencia de otras legislaturas, cuenta con un número suficiente de diputados para hacerlo. Esa es una de las principales características del actual ciclo legislativo.

La formación morada justifica la presentación de esta iniciativa por razones de “emergencia social y democrática” con el propósito de “echar al PP del Gobierno” para evitar que continúe la fractura social que han generado sus políticas, con una parte significativa de la sociedad en situación de marginación. La censura, además, se presenta contra un Gobierno y su presidente, que apenas cuentan con un respaldo de 137 escaños, menos de lo que tenían Suárez y González.

El líder de Podemos, Pablo Iglesias,se dirige al ministro del Interior, Juan Antonio Zoido, durante la sesión de control al Gobierno que se celebra hoy en el pleno del Congreso de los Diputados. EFE/Ballesteros

El líder de Podemos, Pablo Iglesias,durante una sesión de control al Gobierno en el Congreso. – EFE

Pero lo que sin duda confiere una peculiaridad propia a esta iniciativa es el hecho de estar protagonizada por una formación política emergente y su líder, Pablo Iglesias, que ha roto en apenas año y medio el esquema bipartidista imperante en el hemiciclo del Congreso de los Diputados junto a la irrupción de Ciudadanos. Una situación que ha supuesto todo un revulsivo en la política española y que, sencillamente, era ciencia-ficción hace 30 años.

Ahora bien, aquellos dos debates previos de 1980 y 1987 tampoco tuvieron muchas similitudes. En primer lugar, por las diferentes situaciones políticas que se vivían en 1980 ─en plena Transición, crisis económica y con un Gobierno muy inestable─ y en 1987 ─en pleno proceso de integración en la CEE, dinamismo económico y un Gobierno con mayoría absoluta─.

También hubo grandes diferencias en cuanto a los procedimientos: en el primero había un reglamento provisional para la Cámara baja que permitió debates e intervenciones muy ágiles, con amplios poderes discrecionales para la presidencia; en el segundo ya era de aplicación un reglamento estable ─prácticamente el mismo que el actual─ aprobado en febrero de 1982 que establece mucha más rigidez para los debates.

20 horas y media de debate en 1980

La duración de los debates, por ejemplo, es buena muestra ello. La moción de censura socialista se desarrolló durante tres días (28, 29 y 30 de mayo) y los discursos de los numerosos diputados que tomaron la palabra (todos hombres) consumieron 20 horas y media, con apenas un breve receso en la primera jornada, que arrancó pasadas las 16.30 h y no concluyó hasta algo después de las 21 h.

El plato fuerte llegó al día siguiente con 10 horas y media de parlamentos sin interrupción alguna, que no finalizaron hasta la 1.30 h del jueves día 30. De la intensidad de los debates y de su agilidad da una idea el hecho de que el día anterior, el presidente de la cámara, el centrista Landelino Lavilla, anunció su voluntad de que la votación se produjera a las 21 h de ese jueves.

Finalmente se votó al tercer día, pero no sin antes dedicar otras tres horas a un nuevo cruce de pareceres entre varios protagonistas del debate, sobre todo entre el candidato y el portavoz del grupo centrista, Calvo Ortega. En el fragor del debate de la noche anterior se enzarzaron Felipe González y Adolfo Suárez, quien sin embargo subió a la tribuna antes para responder a Santiago Carrillo.

En diversos momentos llegaron a tomar la palabra hasta siete miembros del Gobierno de Suárez: Arias Salgado (Presidencia), que respondió a la presentación de la moción de censura que hizo Guerra; Abril Martorell (vicepresidente), Rodríguez Sahagún (Defensa); Pérez Llorca (Administración Territorial); Gámir (Comercio); Ortega y Díaz Ambrona (Coordinación Legislativa), y Sánchez Terán (Trabajo).

Ese fragor de intervenciones disminuyó sustancialmente en la siguiente moción de censura, dilucidada también a lo largo de tres jornadas como la anterior que, a su vez, generaron 15 horas y cuarenta minutos de debates. Eso sí, con algunos “trucos”. Aparte de un receso de algo más de dos horas para la comida en el primer día ─que se alargó durante más de dos horas─, lo más llamativo de esta moción es que la votación se hizo al tercer día, pero mediando un fin de semana entre la suspensión de la sesión, un viernes poco después de mediodía, y su reanudación al lunes siguiente.

Adolfo Suárez y Felipe González

Adolfo Suárez y Felipe González

Buena parte del debate de la primera sesión lo acapararon el portavoz parlamentario de AP, Juan Ramón Calero, que defendió la idoneidad de la moción de censura registrada por su grupo, y el vicepresidente Alfonso Guerra, que repitió protagonismo de nuevo aunque esta vez desde el Gobierno. El aspirante Hernández Mancha consumió el resto de la mañana sin que nadie del Ejecutivo le diese réplica.

La tarde de ese primer día y la mañana del siguiente tuvieron un desarrollo más pautado, similar a los actuales debates, con las intervenciones del resto de los portavoces de los grupos, de menor a mayor importancia numérica. En esta ocasión Adolfo Suárez también intervino por alusiones a unas frases pronunciadas por el candidato aspirante después de la intervención que había realizado el portavoz del grupo del CDS, Agustín Rodríguez Sahagún, otro de los intervinientes en la anterior moción.

Sólo al final subió a la tribuna de oradores el presidente González para mantener un no muy intenso cruce de pareceres con el aspirante Hernández Mancha. El debate, en el que tampoco tomó la palabra ninguna mujer, se diluyó finalmente entre el portavoz del grupo socialista, Eduardo Martín Toval, y el propio candidato conservador.

La sesión se retomó el lunes siguiente por la tarde para, exclusivamente, celebrar el proceso de votación. El escaso interés que suscitó aquella cita parlamentaria queda reflejado en el hecho de que tan sólo participaron en la votación, a priori muy trascendente, 332 diputados de un pleno compuesto por 350 escaños.

10 razones por las que el PP amenaza nuestra democracia

Fuente: http://www.elplural.com/politica/2017/06/03/10-razones-por-las-que-el-pp-amenaza-nuestra-democracia

El Partido Popular, cercado por la corrupción y definido en más de una ocasión como una “organización criminal”, continúa liderando las encuestas de intención de voto. Sus votantes potenciales admiran el orden, la estabilidad económica y la creación de empleo como prioridad absoluta. No obstante estos deberían tener en cuenta que el ejercicio del voto es una responsabilidad que exige hacerse cargo de las consecuencias que produce. Entre estas consecuencias cabe citar las siguientes:

  • Votar al PP ha permitido que en el 2012 Pedro Morenés, empresario de armamento (MDBA) y de seguridad privada, entre otras industrias, presidiera el Ministerio de Defensa acompañado por su número dos, el oligarca industrial Pedro Argüelles Salaverría (Boeing, Banco Alcalá).
  • Ha facilitado que durante mucho tiempo, los dos dirigentes más importantes del Ministerio de Economía, Luis de Guindos (Logista, Nomura, ‘El Mundo’…) e Íñigo Fernández de Mesa (Barclays), provinieran de la banca de inversión quebrada Lehman Brothers que, además, había  incurrido en la venta de hipotecas basura a clientes españoles.
  • Que la directora general de Seguros y Fondos de Pensiones, María Flavia Rodríguez Ponga -con su hermano en el consejo de Bankia-, proviniera precisamente de una mutua de seguros, Mutua Madrileña.
  • Que Ángela López, ex directiva de Coca-Cola, presidiese la Agencia Española Alimentaria, dependiente del Ministerio de Sanidad.
  • Que Fernando Benzo, director en el 2007 de la Oficina del imputado Santiago Calatrava, fuera designado en el 2012 como número tres de Jorge Fernández Díaz en Interior.
  • Que Miguel Arias Cañete, multimillonario empresario petrolífero, constructor y financiero, además de esposo de Micaela Domecq, aristócrata agraria investigada por los Papeles de Panamá, haya sido ministro de Agricultura y sea ahora el comisario europeo encargado de la lucha contra el cambio climático.

  • Que la actual ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina, provenga de Fertiberia, empresa de fertilizantes perteneciente al consorcio OHL, propiedad del Marqués de Villar Mir, generoso contribuyente a las finanzas más privadas y menos transparentes del Partido Popular.
  • Que nuestro actual ministro de Justicia, Rafael Catalá Polo, hombre de Rajoy, de Pastor y de Montoro, provenga de la patronal de las empresas del juego on-line y esté dando cobijo a una élite judicial que contiene a toda costa la explosión definitiva de los escándalos del PP.
  • Que el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, encargado de resolver la crisis fiscal del Estado, crease en el 2006 una asesoría para la ‘optimización fiscal’, “Montoro y Asociados” (ahora, “Equipo Económico”), en compañía de su hermano Ricardo, del antiguo director de la Agencia Tributaria y de otros altos cargos del ministerio de Hacienda, como Pilar Platero, a la que ha vuelto a integrar en la misma cartera ministerial.
  • Que el número dos de Ana Patricia Botín en el Banco Santander, Jaime Pérez Renovales, haya introducido en el Gobierno de la nación a una trama de Abogados del Estado que van y vienen de empresas privadas, importando un modus operandi profundamente ideologizado a los asuntos de la Administración pública.

Estos ejemplos de lobbies incrustados en un Ejecutivo que toma decisiones que nos afectan de manera clara deberían ser suficientes para hacernos una idea de la gravedad del problema. Pensar que todos estos altos cargos van a ser sensibles con las necesidades de unos ciudadanos que pasan frío en invierno por falta de calefacción, que esperan horas en unos ambulatorios colapsados y que no llegan a fin de mes por ingresar solo 700 euros es del todo absurdo. Por eso, los votantes del PP –y, por extensión, de todos aquellos que favorezcan electoralmente gobiernos de este tipo–, deberían ser conscientes de la responsabilidad de su voto y de su connivencia con este tipo de agresores sociales. Esta última afirmación no es gratuita: en febrero del 2012, el ministro Luis de Guindos comunicó en voz baja al comisario de Asuntos Económicos de la UE que la reforma laboral del PP había sido “extremadamente agresiva”. Nuestra democracia está en riesgo: los privatizadores del Estado del bienestar la tienen bajo su mando y si el apoyo popular continúa, no tardarán en garantizarse que sea suya para siempre. De todos depende.

Andrés Villena es economista, periodista, doctor en Sociología y acaba de públicar ‘¿Cómo se gobierna España?’ (Editorial Comares).
En twitter es @villenaoliver. Más información en: www.andresvillena.es

Moix pierde todos los apoyos para seguir al frente de Anticorrupción

Fuente:http://www.eldiario.es/politica/Moix-pierde-apoyos-seguir-Anticorrupcion_0_649536139.html

Manuel Moix es un hombre solo. Mantiene de momento su cargo como fiscal jefe de la unidad Anticorrupción, pero el descubrimiento de la sociedad panameña en la que participa y  su gestión de este último escándalo le han hecho perder todos los apoyos con los que ha contado desde el inicio de su convulso mandato.

Primero fue su jefe directo, el fiscal general del Estado, José Manuel Maza, quien el martes negó que fuese informado por Moix, tal y como este había contado en la cadena SER, de que tenía junto a su familia participaciones en una empresa panameña propietaria de un chalé en la sierra de Madrid. Moix, acostumbrado a que Maza le respaldase desde que tomó posesión el pasado febrero, contó que este no le había dado importancia a la noticia publicada por Infolibre y que cuando regresase de su viaje el fiscal general, hablarían sobre el tema. La reunión está prevista para las próximas horas. Maza ya sabe que el Gobierno ha decidido descargar en él toda la responsabilidad sobre la continuidad de Moix.

Lejos de mojarse para respaldar al jefe de Anticorrupción -como había hecho la víspera el presidente Mariano Rajoy cuando respondió con un lacónico “sí” a la pregunta de si mantenía la confianza en Moix, la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría se quitó de en medio este miércoles: “Cuando se trata de nombramientos de la Fiscalía es a la Fiscalía a la que le corresponde los nombramientos y las situaciones administrativas que afectan a los fiscales, y nosotros respetamos esa autonomía”.

Igual que hizo en los pasillos del Congreso el ministro de Justicia, Rafael Catalá, quien volvió a señalar a Maza, la persona que él coloco al frente de la Fiscalía General del Estado, como el único con competencias para destituir a Moix. En su afán por desmarcarse, Catalá incluso deslizó cuál debe ser el procedimiento para hacerlo: “Es al fiscal general al que corresponde proponer un expediente para remover a [Manuel Moix] de la fiscalía anticorrupción”.

Las gélidas reacciones del Gobierno llegan después de que todos los partidos a excepción del PP hayan pedido la cabeza de Moix, quien, como Maza y el propio ministro Catalá,  ya había sido reprobado por el Congreso de los Diputados, por su intervención en el caso Lezo.

En ese sumario, Moix trató de frenar varias actuaciones de los fiscales de Anticorrupción y aparecía citado en unas escuchas al cabecilla de la trama, Ignacio González, como “un tipo cojonudo” al que el expresidente madrileño quería colocar al frente de Anticorrupción ya el pasado otoño.

Sus polémicas decisiones en Lezo abrieron una crisis interna en Anticorrupción, donde una veintena de fiscales -la práctica unanimidad- se posicionaron en contra de su criterio y respaldaron a los dos profesionales que asumieron el caso desde el principio. Las transcripciones de las conversaciones de González provocaron estupor en la carrera.

En aquel momento, tanto Mariano Rajoy, como Catalá, que también aparece en mensajes comprometedores con González, optaron por respaldar a Moix. Ahora el asunto de la sociedad panameña es distinto: la polémica viene originada por el comportamiento privado del fiscal jefe de Anticorrupción y no involucra a nadie del Gobierno ni del PP, como sí sucedía en la Operación Lezo, más allá de poner en evidencia el error que supuso su nombramiento para un cargo tan delicado como la jefatura de Anticorrupción.

Con los dirigentes del PP colocados de perfil y Maza guardando silencio, y sus subordinados en la unidad especial desolados por la sucesión de escándalos, la última estocada a Moix llegó en forma de comunicado de la Asociación de Fiscales (AF), mayoritaria en la carrera y de perfil conservador, la misma que había respaldado su nombramiento el pasado febrero. La nota remitida por la AF a los medios durante la tarde del miércoles pedía al jefe de Anticorrupción que pusiese su cargo a disposición de José Manuel Maza, con quien la asociación había pactado el nombramiento. Sus aliados naturales también le habían retirado su confianza.

La Unión Progresista de Fiscales  había sido mucho más dura y llevaba ya semanas reclamando su dimisión para limpiar la imagen del ministerio público.

Por si quedaba alquien que aún no hubiese dado la espalda al jefe de Anticorrupción, los diarios  El Español, El País , los medios a los que según afirmó en una entrevista reciente en la cadena SER concede credibilidad Moix, publicaron editoriales a última hora del miércoles en el que reclaman su marcha.

El Español, el medio al que recurrió Moix para reventar la información de la sociedad panameña cuando un periodista de Infolibre le llamó para recabar su versión, anunció de madrugada que el jefe de Anticorrupción ha sucumbido a la presión con el siguiente titular: Moix ofrecerá su renuncia al fiscal general “por el bien de la institución”.