Frampton derrota a Horario García con dudas y sufrimiento

El resultado del combate entre Carl Frampton y Horacio García fue sucedido por dos estallidos: uno de júbilo, entre los aficionados que abarrotaban el SSE Arena de Belfast, y el segundo de indignación se produjo en las redes sociales, donde los fans se quejaban de lo abultado de la victoria del norilandés. Frampton ganó por decisión unánime (98-93, 97-93, 96-93), un resultado que no reflejó la dificultad extrema que sufrió el excampeón mundial. Horacio García tenía la intención de reventar la fiesta norilandesa, y cerca estuvo de hacerlo. Cayó con honores.

Todo pintaba muy fácil para Frampton. Quien salió rápido, acortando bien la distancia, percutiendo con fuerza y moviéndose sin parar. Horacio García no veía la opción de meterle mano al local, hasta el tercer asalto. El mexicano imprimió más ritmo y cortó el boxeo de Frampton, que decidió quedarse estático y sufrió. En ese asalto todavía salvó la situación, pero en el cuarto fue mejor García. Resistía los golpes Frampton, los esquivaba, pero no estaba cómodo y se notaba en su rostro. Había pasado de someter a ser sometido.

Descubrió Frampton que no iba a ser una camino sencillo y recuperó su mejor virtud, el movimiento. Estar menos estático era sinónimo de recibir menos castigo, pero aun así Horacio García fue mejor en el quinto y en sexto, en el que arrinconado en las cuerdas el norilandés sufrió en exceso, aunque su peor momento estaba por llegar. Recuperó su ritmo, se lió a soltar manos en el séptimo asalto y recibió una contra que le envió a la lona. Remontó bien, pero no podía fiarse ni un ápice.

Quedaban tres asaltos y Frampton apretó. Pegaba y se iba, sufría García y las cartulinas se decantaban de su lado, aunque cuando el mexicano le arrinconaba le metía en problemas. No estaba cómodo y en el noveno asalto, tras una larga combinación se le vio tocado. Resistió y acabó arriba. Lo justo para ganar, pero no con tanta diferencia. Los ojos neutrales no lo fueron tanto. Después habló claro: “Quería una pelea complicada, nada fácil. Las telarañas se han ido y ahora quiero a uno de los grandes. Estoy listo”, espetó el púgil.

Su manager dio más pistas sobre su futuro. “No vamos a esperar a Leo Santa Cruz, Frampton necesita movimiento y estará sobre el ring en marzo o abril”, apostilló Frank Warren. Quería recontrarse Frampton, lo hizo a medias para el espectador, pero le sirve para tener otra oportunidad mundial a tiro. El Chacal quiere reinar de nuevo.

from Últimas noticias | Diario AS http://ift.tt/2zPoZQE
via IFTTT

Anuncios

Necesitaban ganar y salieron a empatar

A primera hora de la tarde, y no muy lejos del flamante Wanda Metropolitano, el Barça hizo su contribución debida al derbi madrileño ganando en Leganés. No fue el mejor Barça posible, incluso puede decirse que tuvo que agradecerle mucho a su portero, pero colocó a los dos rivales madrileños a diez puntos. Obligados a ganar, pues, sobre todo el Madrid. Esa sensación flotaba en el ambiente al empezar el partido… pero no tanto durante su transcurso. Ninguno de los dos fue francamente a por la victoria, si acaso el Madrid, sólo muy al final. Ninguno de los dos confía de verdad en sus posibilidades.

Salió mucho más fuerte el Atleti, desconcertando incluso al Madrid. Nervioso por la avalancha, llegó a meterse un balón hasta su propio punto de penalti en tres fallos sucesivos, indultados por un error inexplicable de Correa. Pero eso y un lejano tiro de falta de Cristiano fueron los únicos instantes de peligro en las porterías. El resto fue pasión, pierna dura, protestas y arbitraje cobarde, y por ende casero. Casi siempre destacando la energía del Atleti. Sólo cuando los rojiblancos bajaban algo el ritmo asomaba el Madrid. Y siempre con Isco al frente. El suyo fue un partido colosal, como suele, muy por encima del resto.

La segunda mitad mejoró algo. Los cambios fueron atrevidos por las dos partes y los jugadores entendieron el mensaje. No valía empatar. Torres, que salió por Griezmann, muy abucheado al retirarse, compareció con un jugadón en el que Gameiro casi marca. Ese fue el despertador del partido, que de ahí al final se animó algo, pero a ratos, a tirones. Hubo sustos ocasionales a un lado y a otro, pero nunca realmente buen juego, ni remate poderoso. Muy al final, el Madrid, más urgido, apretó con verdadero interés, pero sólo Isco está de verdad lúcido. Así que empate final y el Barça se va a diez puntos.

from Últimas noticias | Diario AS http://ift.tt/2AZzqPp
via IFTTT

Good bye Liga

Cuando el Atlético y el Real Madrid se despertaron del derbi, volvía a ser noviembre de 2017 y ya no estaban a ocho puntos del Barcelona, sino a diez. Durante algunos minutos del partido del Metropolitano, se condujeron como si aún vivieran en la temporada pasada, en la vuelta de las semifinales de Champions, por ejemplo; un mundo desaparecido, en el Calderón, cuando ambos dominaban (sobre todo el Madrid) o se encontraban en disposición de dominar Europa. El Atlético mordía arriba, Correa rozó el gol en un mano a mano con Casilla y el estadio temblaba cuando la cogía Cristiano, y le pitaba para espantar el temblor. Como cuando Cristiano metía goles, un hat trick el curso pasado en la Liga en el Calderón.

Seguir leyendo.

from Portada de EL PAÍS http://ift.tt/2zPab44
via IFTTT

La ofrenda

Mientras Leonardo da Vinci pintaba en su taller de la vía Ghibellina de Florencia la pequeña tabla con la imagen del Salvator Mundi a su alrededor cacareaban docenas de gallinas. Los artistas del Quattrocento solían pintar al temple y necesitaban muchas yemas de huevo para ligar los pigmentos. Esta pequeña tabla de nogal, como La Gioconda y todas las Madonas con el Niño, fue creada en un auténtico gallinero y probablemente sería un encargo de los Médici, sus mejores clientes, para el oratorio de palacio y allí la imagen del Salvador atendería las súplicas de perdón de Lorenzo el Magnífico después de haber acuchillado a alguien. La figura del Salvator Mundi adopta con la mano el gesto de bendecir o de mandar formando una pinza con el pulgar y los dedos anular y meñique. El índice queda inhiesto como un símbolo fálico, que entre los pintores florentinos era una contraseña homosexual. Esa pinza fue la conexión energética a través de la cual la inteligencia pasó de la acción de la mano al cerebro del primate. A lo largo del tiempo la pintura religiosa, mientras permanece en el altar, absorbe las oraciones de los fieles y en la imagen sagrada se posa como una veladura toda la carga de miedos, milagros, esperanzas. Así sucedió con este Salvator Mundi, pintado como un elegante joven nórdico, absolutamente humano, casi profano. Pero un día esta tabla fue apeada del altar y comenzó a absorber otras pasiones. Pasó por salones reales, por alcobas de amantes, por mansiones burguesas; soportó el vilipendio de los restauradores; se extravió y reapareció en chamarilerías para ser zarandeada por la especulación y finalmente ha sido devuelta de nuevo al altar, esta vez al altar de Christie’s y allí ha recibido una ofrenda de 372 millones de euros. Esa cantidad es una oración, que nace de un acervo más profundo que la fe, que es la codicia.

Seguir leyendo.

from Portada de Economía | EL PAÍS http://ift.tt/2B0FXcw
via IFTTT

De cómo matar al padre en clave tragicómica

Una familia compleja, especialmente el padre, obsesionado por controlar la vida de todos los que le rodean y especialmente la de sus hijos. Un universo bien conocido por la directora de cine Mar Coll que ya lo trató a fondo en la que fue su ópera prima, Tres días con la familia, de una manera tan magistral que le valió el premio Goya a la mejor dirección novel en 2009. Matar al padre es la primera incursión de la cineasta en el mundo de la televisión y lo hace en formato miniserie con Movistar +.

Seguir leyendo.

from Sección Televisión | EL PAÍS http://ift.tt/2mIrL50
via IFTTT