El fuego se une a la lista de peligros y amenazas que colocan a Doñana al borde del colapso

Fuente: http://www.eldiario.es/sociedad/Donana-padece-agresiones-amenazas-situan_0_658284606.html

La marisma de Doñana no un espacio natural cualquiera. Pero a base de escapes mineros, proyectos industriales y sobrexplotación agrícola no cesan de asestarle golpes y rodearlo de amenazas que hacen peligrar su propia existencia. Ahora un gran incendio forestal quema sus bosques. Doñana, ya sea la parte declarada parque oficalmente o sus alrededores, está considerada por los científicos como un valor natural tan importante como la selva amazónica o la Gran Barrera de coral australiana.

Pero, a pesar de poseer esa etiqueta de tan alto rango medioambiental, en torno a los límites dibujados para el parque nacional no han parado de sucederse o ampliarse explotaciones catalogadas como amenazas ciertas por organismos como la Unesco o la Comisión Europea.

El viento ha empujado las llamas de un incendio forestal desde Moguer (Huelva) hacia Doñana. El fuego se une a una  retahíla de agresioniones sobre el ecosistema. Y no atentados ecológicos perpetrados en épocas muy lejanas. El famoso vertido tóxico a las aguas de humedal desde la mina de Aználcollar se produjo en 1998, el humedal ya era una joya reconocida.

De la balsa que contenía y abarcaba los residuos de la empresa Boliden, la contaminación pasó al río Amargo. Del río Amargo al río Guadiamar. El Guadiamar alimenta Doñana. En 2016, la Junta de Andalucía dio permiso para iniciar el proceso de reapertura de la mina. Con todas las garantías, dice el Ejecutivo andaluz, de que nada como lo que pasó hace 20 años se repetirá.

Balsas de riego irregulares

Ese agua que se contaminó es la esencia de Doñana. Una marisma, un humedal que vive del líquido que alimenta sus acuíferos e inunda sus llanuras. Sin embargo, la agricultura de regadío cerca este hábitat. La industria de la fresa y los frutos rojos es una potente industria de gran valor añadido, volumen de mercado y puestos de trabajo. Pero el abuso del agua está tan constatado que la Comisión Europea  tiene abierto un caso de sanción contra España por sobrexplotación.

En 2014 se puso en marcha un Plan de Regadío para legalizar 9.000 hectáreas de fincas. Los grupos ecologistas analizaro que eran un aministía para muchas explotaciones irregulares. En menos de dos años, los agricultores que no entraron en esa ordenación empezaron a exigir que se les metiera en las fincas autorizadas. La organización WWF reveló el noviembre pasado que 1.700 balsas de riegocircundan y desecan el parque nacional: “El 80% son ilegales por no disponer de permiso”, aseguraba la ONG. Hasta cierto punto, las fresas se beben el agua de Doñana. Y sin agua no existe Doñana.

La Unesco dio un ultamámtum a España en mayo pasado acerca de las amenazas sobre la marisma. Tras un primer análisis de la situación de este entorno declarado Patrimonio de la Humanidad, la organización pidió al Estado una evaluación de los riesgos.

España consideró que Doñana iba bien. Pero la Unesco no ha salido convencida. Además del agua, están bajo la lupa los proyectos industriales para convertir el subsuelo del humedal en almacén de gas. Aunque no toca el mapa del parque nacional, está a su vera y como contaba el responsable desginado por la Unesco para este caso, Pedro Rosabal, “el problema crucial es el impacto acumulado” de todas la actividades. La idea de Gas Natural es inyectar el producto en las cavidades bajo el suelo del entorno.

Confusión

El domingo por la tarde, el fuego había obligado a aislar a 50.000 personas en Huelva al extenderse hacia la zona de Matalascañas. El centro científico de El Acebuche fue evacuado ante la llegada del fuego. La confusión ha cundido. “No tenemos información precisa”, han contado a eldiario.es activistas como Felipe Fuentelsaz de WWF o el exdirector de la estación biólogica Juanjo Negro.

Negro cuenta que aunque “esa zona se considera con un valor ecológico menor, hay que evaluar. El fuego no estaba muy integrado en la gestión de Doñana y ni se contaba entre los jinetes del apocalipsis del parque”. El investigador atestigua que desde el Aljarafe sevillano se distingue un “cielo distinto sobre el horizonte que da cuenta de la dimensión del desastre”.

En esa zona, por ejemplo, “hay linces. Que están marcados. Habrá que averiguar si han sobrevivido”. En ese sentido, fuentes cercanas a la Junta de Andalucía, han contado que se han rescatado los cachorros del centro de recuperación y los ejemplares más crecidos se han soltado a su suerte.

Cuando las llamas se extingan se podrá evaluar hasta donde ha llegado el desastre. “Quizá esto marque un antes un después”, comenta Negro. Con todo, es un golpe inesperado al delicado equilibrio de la marisma de Doñana. El responsable de la Sociedad Española de Ornitología en la zona, Carlos Dávila resumía así el sentir: “Todo el mundo quiere la etiqueta de Doñana. Pero , no renuncian al crecimiento urbano, a que haya más turismo, a que pasten más reses, a que los agricultores tengan más hectáreas…”

La lluvia empieza a remitir tras provocar el caos en Málaga

Fuente: http://www.malagahoy.es/malaga/intensa-tormenta-anega-parte-Malaga_0_1110489180.html

Una fuerte tormenta, que ha descargado una impresionante tromba de agua y granizo durante varias horas, ha vuelto a provocar el caos en Málaga capital. Calles cortadas, viviendas anegadas y numerosas incidencias ha dejado tras de sí la intensa precipitación caída y que ha superado los 80 litros por metro cuadrado en tan solo dos horas en zonas como el puerto. Durante toda la madrugada se han contabilizado hasta 130 litros.

Tras una noche horrible, la intensa lluvia empieza a remitir en Málaga dejando a su paso decenas de incidencias que se han concentrado en la zona del centro y el litoral este donde se han acumulado 147 litros por metro cuadrado en apenas unas horas.

Una tromba de agua de tal magnitud que ha hecho que la red de alcantarillado de la cuidad no haya dado abasto a absorberla, lo que ha provocado la inundación de numerosas calles del centro histórico, La Malagueta, El Limonar, Pedregalejo y El Palo. A estas horas los bomberos de Málaga siguen aún atendiendo un gran número de avisos por anegaciones de viviendas, garajes y desprendimientos que obligaron, por ejemplo, a cortar un carril de la autovia a la altura de Cerrado de Calderón.A partir de ahora, solo se mantendrá activa la alerta amarilla por riesgo de acumulación de lluvia hasta las 15:00 horas en la Costa del Sol, Guadalhorce y la Axarquia. Sin embargo, el Centro Meteorológico alerta de fuertes rachas de viento esta tarde.

De hecho, los mayores problemas se han concentrado en el Centro de la ciudad donde ha habido que cortar al tráfico importantes vías de comunicación como las calles Carreteria y Ollerias, o el Paseo de los Curas. El Palo ha sido otra de las barriadas fuertemente castigadas, mientras que en la barriada de La Mosca una familia ha sido desalojada, según fuentes policiales.

Entre las incidencias destacan la caída de un toldo de caña que se ha desprendido en un local ubicado en la calle Bolivia, donde se estaba celebrando un concierto. Las precipitaciones también han causado anegaciones en un museo, sin que conste que haya afectado a sus salas; en la sede de la Subdelegación del Gobierno, en una residencia de ancianos de la calle Arcángeles, en un centro de acogida de calle Ollerías y en una sala de Rayos X de un centro sanitario de la capital, entre otras.

Unas cien personas se resguardaron de la lluvia en un aparcamiento situado en la calle Granados y varios conductores se vieron sorprendidos por el agua y se quedaron atascados con sus vehículos en zonas como la calle Ollerías o en la zona de El Palo. En las carreteras se han producido desprendimientos en los kilómetros 244 y 245 de la A-7, en sentido Almería, a su paso por la capital y se ha anegado la A-7053, a su paso por Mijas.La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) tenía activado el aviso amarillo, que elevó a naranja, y posteriormente informó al 112 de un fenómeno observado rojo, que ha estado activo hasta las 8.00 horas en las comarcas de la Costa del Sol y Guadalhorce.

La lluvia comenzó a caer en Málaga poco antes de la medianoche, pero fue pasadas las 2:00 de la madrugada cuando empezó a descargar una espectacular tormenta que ha mantenido a la ciudad en vilo hasta las 5:00 horas, si bien ha sido entre las 3:00 y las 4:00 cuando se ha vivido el peor momento. Desde que se inició la tormenta se han acumulado en Málaga 135 litros de agua.

Meteorología ha rebajado el nivel de alerta a naranja tras elevarlo durante unas horas a rojo.

Los funcionarios condenados por prevaricación en el Ayuntamiento de Rota podrán volver a sus puestos gracias a los indultos

Fuente: http://elboenuestrodecadadia.com/2017/02/13/los-funcionarios-condenados-por-prevaricacion-en-el-ayuntamiento-de-rota-podran-volver-a-sus-puestos-gracias-a-los-indultos/

  • El Gobierno indulta a los seis funcionarios del caso ‘horas extra’
  • Cambia sus condenas por inhabilitación por suspensiones temporales

El BOE de hoy recoge los primeros 11 indultos de 2017. Tres de ellos a condenados por delitos contra la salud pública, uno por lesiones y los otros seis por prevaricación continuada. Se trata de los funcionarios y un exconcejal implicados en el caso horas extra del Ayuntamiento de Rota, por el que durante años se pagó a un funcionario, en forma de horas extra, en su nómina trabajos que el Consistorio debía haber adjudicado vía contrato, aprobados en el Consejo de Ministros del pasado viernes.

La condena tiene doble vía: dieron un contrato a un funcionario -algo ilegal- y, además, lo hicieron vía horas extra, un método totalmente irregular. La pena se rebaja, para los que tienen condenas superiores de cárcel, a dos años. Así, si el juez así lo decide, podrán evitar la entrada en prisión. Además, los indultos cambian sus condenas de inhabilitación por suspensiones temporales, por lo que no perderán sus puestos ni su condición de funcionarios.

Ismael Puyana Román, exconcejal de Fiestas y Personal, pasa de una condena de cuatro años y medio de cárcel a una multa y dos años; y de nueve años y tres meses de inhabilitación a una suspensión temporal de seis meses, con lo que podrá volver a su puesto. Mismas condenas y mismo tratamiento para la funcionaria Manuela Serrano, José Manuel Caballero, director técnico del Ayuntamiento y Francisco Arjona, que era delegado de personal. Según la sentencia, ambos dieron su aprobación a estos métodos. Los tres fueron condenados, además de por prevaricación, por falsificar documentos oficiales.

Manuel García, el funcionario que realizó las tareas encargadas por el ayuntamiento en su taller, pasa de sumar cinco años y nueve meses de inhabilitación a dos de suspensión. Su pena de cárcel ya era de dos años, por lo que se queda igual. Por último, Miguel Fuentes, el interventor, para el que la condena era de dos años y siete meses de inhabilitación, pasa a estar suspendido en su empleo un mes.

El Ayuntamiento envió la petición de indulto en junio, de la que excluyó a la exalcaldesa, Eva Corrales (PP). Pero porque su petición se empezó a tramitar más tarde.

En esta nueva ronda de indultos, el Gobierno sigue sin explicarel, en los decretos, por qué los concede, algo que sí hizo en la anterior ronda de Semana Santa y que el Tribunal Supremo le ha recriminado.

Buenos días.

Los críticos de C’s aprovechan las primarias para atacar el pacto con Susana Díaz

Fuente: http://www.elconfidencial.com/espana/andalucia/2017-01-25/criticos-ciudadanos-primarias-atacar-pacto-susana-diaz_1321752/

TIEMPO DE LECTURA5 min
25.01.201719:26 H.

Coincidieron en Sevilla a pocos metros de distancia y con poca diferencia en sus convocatorias. En la sede de la Fundación Cajasol, en un desayuno de Europa Press con el presidente de la Federación Nacional de Trabajadores Autónomos (ATA), Lorenzo Amor, estuvo el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, arropado por la plana mayor del partido en Andalucía. En un hotel próximo convocó uno de los dos rivales que se medirán al dirigente ‘naranja’ en primarias, Diego de los Santos. Si el primero defendió la utilidad del pacto con el PSOE de Susana Díaz, el segundo arremetió con dureza contra esa alianza que dijo que rompería inmediatamente: “Es un pacto para apuntalar lo que no funciona”, defendió.

En la dirección de Ciudadanos no hay ninguna inquietud por la aparición de candidatos dispuestos a medirse en primarias con Rivera. “Bienvenidos”, proclamaban con amplia sonrisa. Incluso celebran que estos anónimos salten al ruedo, convencidos de que revestirán de mayor legitimidad la victoria indiscutible en las urnas del líder naranja. Rivera dio la bienvenida a sus adversarios y se vanaglorió de que su partido sea tan “democrático” que cualquiera sin un mínimo de avales pueda retar al líder. Insistió en la necesidad de pactar los Presupuestos Generales del Estado con el Gobierno de Mariano Rajoy y reclamó al PSOE que no obstruya la aprobación de las cuentas. De hecho reclamó a lo socialistas que jueguen el mismo papel que su partido ha tenido en Andalucía, facilitándole a Susana Díaz su presupuesto.

Entrar en futuros gobiernos

Para Rivera, Ciudadanos debe dar un paso más a partir de 2019 y entrar a formar parte de gobiernos “progresistas o moderados” para cambiar las cosas desde dentro. Es una de las partes “más interesantes”, aseguró, de la ponencia política que debatirán en dos semanas en su congreso nacional, como ya avanzó El Confidencial. “No me escondo. Creo que a partir de 2019 con condiciones podemos formar gobiernos”, aseguró sobre una posible entrada en el Gobierno andaluz. Hay quien cree que los socialistas andaluces lo intentarán antes para ganar estabilidad si Susana Díaz da el salto a Ferraz.

El presidente de C's, Albert Rivera (d), en Sevilla. (EFE)
El presidente de C’s, Albert Rivera (d), en Sevilla. (EFE)

No se mojó sobre si darían paso al PP en Andalucía de cumplirse el empate técnico que pronostican las encuestas y eso que entre los asistentes al desayuno estuvo el presidente de los populares, Juanma Moreno, con quien charló animadamente. Ciudadanos dio a entender la presidenta andaluza votando junto al PSOE en contra de un debate monográfico sobre la sanidad andaluza tras las numerosas protestas de las últimas semanas.

Justo ese acuerdo es el que impugna el sector crítico surgido desde Sevilla ante estas primarias. Diego de los Santos, hijo del histórico andalucista, que ya militó en UPyD y que peleó por liderar la candidatura de Ciudadanos por Sevilla, dejó claro que hay un “amplio sector de militantes” descontentos por cómo se están haciendo la cosas en Andalucía. “Hay mucha gente que se ha ido. Éramos 30.000 militantes y sólo hay 5.000 apoyando a Rivera, ¿dónde está el resto?”, señaló. “Hay mucha gente detrás que nos apoya pero no puede dar la cara”, sostuvo.

“No descartamos dar una sorpresa, el desencanto en el partido es muy grande”, según los críticos

Es posiblemente para lo que sirva esta candidatura desde la capital andaluza, para medir si de verdad hay un porcentaje relevante de descontentos por un pacto demasiado cómodo para Susana Díaz, como denuncian desde esta corriente. “Si no hemos cambiado nada ni en Canal Sur ni en la administración paralela, nido de la corrupción en Andalucía”, denunció el rival de Rivera. La apuesta es “rescatar el origen”, convertirse en ese “partido radical de regeneración”, explicó a El Confidencial. “No descartamos dar una sorpresa, el desencanto en el partido es muy grande”, aseguró De los Santos. Desconfía de estas primarias porque “no hay control del voto telemático” y cree que “son un paripé en todos los partidos”.

Un “partido bisagra vacío”

“El PP ha sido la oposición perfecta para el régimen socialista de los últimos 40 años”, replicó el rival sevillano preguntado sobre si daría el Gobierno andaluz a este partido. Fue también crítico con el pacto de Ciudadanos en la Comunidad de Madrid, lamentado que se hayan convertido “en un partido bisagra vacío”. La culpa, dijo, es del “electoralismo” de Rivera y alertó de una “degeneración de los principios”. “Yo en Andalucía rompería el pacto y dejaría que el PSOE gobernase con Podemos, nos íbamos a reír un montón”, ironizó.

De los Santos era hasta que ha dado un paso en estas primarias un afiliado desconocido de Ciudadanos. Niega que se lance para tener su minuto de gloria y dice querer competir con Rivera “sobre todo en ideas”. Se presenta como doctor en Ecología de la Conservación, actualmente gestiona con sus hermanos una empresa familiar y está haciendo un máster en dirección de cine.

En su currículum figura como autor del libro “Las mujeres que no amaban a los hombres”, contra la actual ley violencia de género y que contiene un duro alegato contra la norma con razones controvertidas como éstas: “El 12% de los reclusos en la cárceles españolas es por violencia de género”, “La norma acumula más de 200 recursos de inconstitucionalidad” o “Una de cada cuatro separaciones se articular a favor de denuncias de malos tratos”. “En ese libro colaboré y suscribo sus conclusiones”, señala Diego de los Santos. “Decir que no hay denuncias falsas es hoy un tabú en España porque la estadística oficial dice que no existen. Pero creo que cada español conoce uno o más casos de denuncias falsas o abusivas, que para el caso es lo mismo. Yo lucha contra toda injusticia”, defendió sobre este asunto. A él, dijo, lo de la “corrección política” no le va.

Adiós a ‘los últimos de Delphi’

Fuente: http://www.elmundo.es/andalucia/2017/01/08/5871379ae5fdeacd518b46d9.html

08/01/2017 03:25

Delphi es un lenguaje de programación de software que, entre otras funciones, es capaz de generar números aleatorios. Pero en la provincia de Cádiz, Delphi es también sinónimo de una historia de un fracaso, igualmente plagado de números. El último, el 1.074. El número de días que han permanecido encerrados el último reducto de ex trabajadores de una fábrica de automoción que cerró sus puertas en 2007 en Puerto Real, dejando en la calle a 2.000 empleados. Esos 1.074 días, tres años, hacen que se haya convertido en el encierro laboral más largo de España. Un encierro que culminó el pasado 29 de diciembre.

Por el camino hay muchos más números. Los primeros, los que un mal día no cuadraron y motivaron a Delphi a cerrar la planta para trasladar la producción y abaratar costes en otros países, siguiendo la tendencia global a la deslocalización multinacional, en pos de abaratar costes productivos. El anuncio de cierre se produjo en vísperas de las elecciones municipales, en primavera de 2007. Una nueva sangría laboral para la Bahía de Cádiz que se iba a condensar en que 2.000 trabajadores se quedaban sin empleo, con unas elecciones municipales a las puertas y con las autonómicas y generales al año siguiente.

Delphi había recibido ayudas de la Junta bajo el compromiso de mantener la plantilla hasta 2010. De ahí que, con el anuncio de que iba a desmantelar la planta tres años antes de lo convenido, desde el minuto uno la Junta de Andalucía se implicó en el conflicto laboral, económico y social que suponía perder 2.000 puestos de trabajo en Cádiz. Así, y con el respaldo económico de la Administración central, gobernada por José Luis Rodríguez Zapatero, se firmó el famoso protocolo entre la Junta, la empresa y los sindicatos representantes del colectivo. En papel se recogían una serie de acuerdos, como la recolocación de todos y cada uno de los afectados por el cerrojazo. Por mor de esa entente, en ese tiempo se logró apaciguar posibles protestas. Y PSOE revalidó los gobiernos en Andalucía y Madrid también gracias a más números, los de los votos.

Otras cifras relevantes en la historia de Delphi son los años de reivindicaciones de los trabajadores, que han sido exactamente, 10. Una década. Y además, estuvieron las promesas. “Ningún trabajador va a quedar abandonado a su suerte”, dijo en Puerto Real José Luis Rodríguez Zapatero. “No vamos a dejar tirado a nadie” dijo también en 2009 el que también por entonces era presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves. Anunciaron la llegada de una quincena de empresas, como Gadir Solar o Alestis, que “no sólo iban a absorber la totalidad de la plantilla de de la empresa, sino que además iban a crear 4.000 empleos más”, recuerda Francisco Serra, uno de los últimos de Delphi que se ha mantenido en este encierro laboral de récord que ha terminado hace escasos días.

Dos años antes, la Junta de Andalucía y los sindicatos rubricaban ese acuerdo que se cumplió solo en parte. En él, la compañía se comprometía a poner en la mesa 120 millones de euros para pagar a los trabajadores y cedería los terrenos de la empresa a la administración autonómica, al igual que todas las instalaciones y la maquinaria de la planta. Paradójicamente, fueron los mismos trabajadores de la extinta multinacional los que fueron contratados para desmontarla.

La frase de Manuel Chaves, un sinónimo de la de Zapatero, fue el clavo ardiendo para los 1.904 trabajadores de los 2.000 despedidos, que se sumaron a un dispositivo especial de la Junta de Andalucía para intentar recolocarles o encontrarles algún tipo de salida económica a sus despidos. Uno de los primeros en lograrlo fue el líder sindical de Comisiones Obreras en la plantilla de la multinacional, Antonio Pina, el que fuera portavoz de la plantilla. Suya fue otra de las frases que venía a resumir las expectativas creadas en los ex trabajadores. Porque los ex empleados de Delphi, confiados en las promesas, eran “parados, pero con expectativas”.

Esas expectativas pasaron por las importantes partidas económicas para el reciclaje de los trabajadores. Como los 10,5 millones de euros que en 2008 concedió la Comisión Europea del Fondo de Adaptación para la Globalización para reinsertar al colectivo de desempleados de Delphi, o los 18 millones de euros que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero incluyó en los Presupuestos Generales del Estado en 2010. Todas estas ayudas iban a pivotar en atraer inversores de carácter privado que instalaran empresas y recolocara trabajadores, una vez reciclados con cursos de formación. Porque en torno a Delphi y a sus extrabajadores proliferaron las empresas creadas ad hoc para impartir cursos de reinserción laboral. Pero en el reciclaje de los trabajadores se incluyeron contenidos formativos como visitas a las bodegas o ver películas en versión original para fomentar el inglés.

Muchos de los cursos recayeron en empresas como las del ex consejero socialista de Hacienda, entre 1987 y 1990, Ángel Ojeda. Tanto él como el contenido de los cursos de reciclaje comenzaron a ser investigadas judicialmente tras las denuncias de varios docentes. Las de muchos ex trabajadores que percibieron estos cursos vinieron mucho más tarde, fruto de la frustración ante el paso del tiempo y a la inactividad de su situación.

Los vínculos de Ojeda con la administración autonómica y el caudal de subvenciones públicas que recibían sus empresas pasaron a constar en un informe policial sobre el fraude de los cursos de formación en Andalucía, dentro de la trama denominada por la Policía como ‘Operación Edu’. Para la investigación, resultaba llamativo que en una sola resolución dictada por la Dirección General de Formación Profesional, las empresas de Ojeda Ávila percibieran en un único dictamen resolutorio 14,6 millones de euros. Hasta 2009, las empresas de Ojeda se centraban en el sector aeronáutico. Pero a partir de ese año, se centran en la formación. El informe policial recoge cómo el 1 de enero de 2009 se constituyeron tres sociedades que recibieron ayudas y participaron en la formación de los ex trabajadores de Delphi: la Asociación de Apoyo a la Integración ‘Humanitas’, la Asociación para la Sociedad de la Información ‘Innova’ y la Asociación para el Apoyo al Medio Ambiente ‘Natura’.

“Según el último censo que tenemos, 240 compañeros nunca encontraron una solución, de ahí nuestras quejas a los sindicatos y al Gobierno andaluz”, sostiene Francisco Senra, uno de los últimos que ha permanecido estos últimos tres años en el encierro secundado por un centenar de trabajadores y que ha tenido como escenario el edificio de los sindicatos de Cádiz. Porque los que lograron recolocación “fueron sus privilegiados, sus familiares… No hubo un criterio de selección. Si había que recolocar a 350, llamaban a 350”.

En 2007, año del cierre de la factoría, “ya éramos conscientes de la crisis que se avecinaba, aunque Zapatero decía que no”. La ‘champions league’ económica. Senra está convencido de que el cierre de Delphi “estaba preparado desde hacía cuatro años”. Las nóminas de 2.000 trabajadores dejaban un impacto directo en la Bahía de Cádiz de 7 millones de euros. “¿El impacto indirecto? Multiplícalo por tres”. El cierre de Delphi iba a suponer una debacle económica en la comarca. “Y no había nada a la vista para sofocar esa empleabilidad en plena campaña electoral”.

Sostiene Senra que “nosotros éramos trabajadores. Confiábamos en Chaves y en Zapatero, en los dos, y en los sindicatos, que nos vendían la pelota”. Y recuerda que ese año, en 2007, Delphi cerró otra factoría en Gijón y también efectuó cierres en Italia. “Delphi ofreció allí 91 días por año trabajado. Si se hubiera seguido esa línea, en mi caso me habría ido con 140.000 euros. Una liquidación de esa índole sí que te hace ver perspectivas ante el desempleo”.

Sin embargo, en el acuerdo rubricado entre sindicatos y Junta con Delphi, los trabajadores despedidos recibieron indemnizaciones que ascendieron a 45 días por año trabajado y se comprometían a recibir cursos de formación durante dos años mientras cobraban el paro. Esos cursos “iban a ser adaptados para el sector de la automoción, las energías renovables… Nosotros teníamos una especialización muy grande y trabajábamos con tecnología puntera”, subraya el portavoz del colectivo de los últimos de Delphi. Así, los trabajadores “firmamos un protocolo que era de estricto cumplimiento” y que luego derivó -con dos sentencias judiciales incluidas- en simple “un protocolo de colaboración”. “Nos fuimos al paro y nos comprometimos a recibir los cursos durante dos años. Y lo que hicimos fue estar dos años en un autobús yendo por toda la provincia”. “Los trabajadores cumplimos con nuestra parte del protocolo, asistiendo a los cursos de formación y sólo sirvieron para enriquecer y beneficiar a amiguetes y a personas relacionadas con la Junta de Andalucía y el PSOE”.

Tras haber protagonizado el encierro más largo de España, los trabajadores sostienen “no nos han hecho caso”. Pese al apoyo inicial, “nos hemos sentido engañados y traicionados”, fundamentalmente “por la Junta de Andalucía, el PSOE y por CC.OO”, el sindicato mayoritario en el Comité de Empresa de Delphi cuyo líder, Antonio Pina, incluso acabó afiliándose al PSOE.

Hoy, ya en la calle, la lucha por su situación “y por el empleo de la Bahía de Cádiz “se trasladará a otras vías”. Porque la del encierro, tras más de mil días, es ya como el conflicto de Delphi: una vía muerta.