Ciudadanos calca en el Orgullo la estrategia de Errenteria: “El efecto mediático se alarga con la denuncia a la Fiscalía y acusando a Sánchez”

FUENTE: EL DIARIO

https://www.eldiario.es/politica/Ciudadanos-iInforme-Renteria-Orgullo-Fiscalia_0_919008193.html

Carmen Moraga / José Precedo

La estrategia la ha dejado por escrito la dirección de Ciudadanos en un informe aprobado por unanimidad en el máximo órgano del partido hace algunas semanas y profundiza en el método seguido para amplificar la repercusión en los medios de comunicación de las visitas más polémicas programadas por el partido y que el balance de los primeros seis meses de actividad política califica como “actos especiales”.

En ese informe, de 67 páginas, Ciudadanos se felicita por los resultados de la cobertura mediática en los viajes de Albert Rivera a Errenteria y a Ugao Miraballes, el pueblo de Josu Ternera, como “algunos de los contenidos de más éxito” en la prensa logrados por el partido.

El documento solo analiza esos actos públicos desde el punto de vista de su repercusión en los medios, ni aborda los objetivos que perseguía su programación ni los mensajes ni su capacidad de convocatoria. Sobre la visita de Rivera a Errenteria, el informe interno señala: “Es el que consigue mayor protagonismo en los medios de toda la campaña. Apertura en gran parte de los informativos de TV protagonista del tema central en portadas (Abc y El Mundo) y fotos de portada (El PaísLa Vanguardia, La Razón). Se habla de ‘acoso’ y ‘cerco’ a los miembros del partido”. Además, destaca que “el discurso de Maite Pagaza es el más reconocido entre los cronistas”.

A continuación, Ciudadanos desvela cómo ha logrado estirar la polémica en prensa, radio y televisión: “En los días posteriores se consigue alargar este efecto con críticas a Sánchez y el PSOE por no condenar con claridad estos ataques y con la denuncia presentada ante la Fiscalía en la que se vinculan los hechos con la izquierda abertzale”.

La secuencia del Orgullo calcada a la de Errenteria

La secuencia es calcada a la que ha seguido Ciudadanos tras la manifestación del Orgullo en Madrid, donde un grupo de asistentes lanzaron agua, y una botella vacía además de increpar a la delegación de Ciudadanos que encabezaba Inés Arrimadas por acudir a la manifestación al mismo tiempo que el partido cierra acuerdos de gobierno con Vox, una formación de extrema derecha que tiene en su punto de mira a los colectivos LGTBI y cuyos dirigentes proponen métodos para “curar” a los homosexuales.

Tras los incidentes en esa manifestación, Ciudadanos ha puesto en marcha una campaña contra el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, que antes de la marcha había dicho que pactar con la extrema derecha tiene consecuencias, acusando a él y al presidente del gobierno en funciones, Pedro Sánchez, de promover unas supuestas agresiones que los informes policiales desmienten. 

Lo mismo sucedió en el caso de Errenteria, donde la delegación de Ciudadanos fue abucheada y recibida con lazos amarillos, Ciudadanos también decidió presentar una denuncia ante la Fiscalía por supuestos delitos de odio. La diferencia es que entonces fue propio Rivera el que registró la denuncia, acompañado de la entonces candidata de Ciudadanos a las elecciones europeas, Maite Pagaza y por el abogado del Estado, Edmundo Bal, en aquel momento candidato al Congreso por Madrid y hoy diputado.

Esta vez la denuncia ante el ministerio público la han presentado la portavoz del partido,  Inés Arrimadas, junto a la secretaria de Mujer y LGTBI, Patricia Reyes, y el secretario general del grupo parlamentario, Miguel Gutiérrez, que fueron los principales protagonistas de los incidentes. Los tres han acudido a registrar este miércoles el escrito, aunque fue Rivera quien explicó las razones a los medios de comunicación el martes. 

Ciudadanos.
Los representantes de Ciudadanos ante la Fiscalía

El líder del partido salió de su letargo mediático -apenas había comparecido ante los periodistas durante la crisis de dimisiones en la dirección de Ciudadanos-. “En Ciudadanos vamos a denunciar ante la Fiscalía las vejaciones y agresiones que tuvieron lugar el pasado sábado en la marcha del Orgullo, donde unos pocos totalitarios se dedicaron a agredir, insultar y a vejar a los miembros de Cs”, dijo Rivera. 

Luego cargó contra el ministro del interior, Fernando GrandeMarlaska -y contra el propio Pedro Sánchez- por haber”alentado” supuestamente a los manifestantes contra Ciudadanos. El partido de Rivera ha exigido la dimisión de Marlaska y ha pedido a Sánchez que dé explicaciones en el Congreso por esas declaraciones del ministro. “Muchos españoles estamos preocupados por la actitud de Marlaska, un ministro de Sánchez que señala a los votante de Cs para que luego seamos agredido y con los que quieren que las calles no sean de todos y solo de unos pocos”, dijo Rivera.

El líder de Cs  dirigió sus críticas directamente contra Sánchez  el mismo día en que renunciaba a acudir a su ronda de consultas. “El sanchismo es señalamiento e intolerancia: no se puede estigmatizar a los rivales políticos por sus ideas. Sánchez es el responsable de todo lo que está pasando en nuestro país”, concluyó, antes de insistir en que su partido seguirá acudiendo allá donde considere: “Al Orgullo, al 8M [manifestación feminista], a Alsasua, a Vic o a cualquier rincón de España”.

Al igual que había hecho tras los actos en Errenteria o en Ugao Miraballes Ciudadanos ha difundido entre su cargos y afiliados un ‘argumentario’ para dirigir sus declaraciones en tertulias o ante las preguntas de los periodistas sobre la polémica del Orgullo.

El informe policial, puesto en entredicho

Un informe de la Jefatura Superior de Polícía de Madrid desmiente la versión que ha ofrecido el partido que asegura que les “insultaron” lanzándoles objetos contundentes y llegando incluso a agredir a algunos de los dirigentes.  El informe, que publicó el martes El País sostiene que “no hay constancia de que se produjeran agresiones físicas” y afea al partido naranja “no seguir en ningún momento las instrucciones policiales” para evitar los altercados. 

El informe policial subraya “la pretensión de que el grupo Ciudadanos cuente con un cordón policial para asistir a una manifestación se interpreta como una maniobra para catalizar la acción mediática y publicitaria del MADO-19”. Esto se califica de “evidente ya que se disponía de una protección de paisano suficiente y adecuada para garantizar la seguridad”.

Rivera, pese a ello, resto importancia al informe y señaló: “Miren, una imagen vale más que mil palabras. Todos pudimos verlos: nosotros lo vivimos en primera persona, todos los españoles están preocupados por las imágenes que han visto, así lo contaron los periodistas en los medios de comunicación…” “Nosotros no vamos a aceptar que el PSOE niegue la vergüenza y la infamia que los miembros de Cs tuvimos que pasar “. Las imágenes proyectadas por distintos medios de comunicación recogen algunos empujones y gritos, así como a algunas personas lanzando agua sobre la expedición de Ciudadanos. 

Pese a que el informe policial descarta las agresiones, este miércoles fueron a la Fiscalía General a presentar la denuncia, tal y como había anunciado el líder del partido.

Lo mismo sucedió tras la visita a Errenteria de Rivera, realizada el pasado 14 de abril en víspera de iniciarse la campaña electoral de las generales. El partido retransmitió en directo por Youtube aquel mitin que ha acumulado 8.500 visualizaciones.  Allí fue recibido con los balcones adornados con lazos amarillos, primero en silencio pero luego con gritos de “fuera, fuera” y con una sonora cacerolada por parte de un grupo de vecinos. 

Un acto por las víctimas de ETA en territorio abertzale

“Frente a las cacerolas y los insultos, ideas’, señaló Rivera, que recordó  a los ‘casi 200.000 vascos que dejaron su tierra porque ETA y el nacionalismo les echó'”. Además,  propuso “sancionar a los ayuntamientos que amparen homenajes a terroristas”. “Hay que ser cobarde para impedir que alguien hable y para no condenar el terrorismo”, lamentó Rivera dirigiéndose a los manifestantes. “Tengo que deciros que no lo vais a lograr, nunca nos vamos a rendir”, clamó el líder de Ciudadanos. 

En los días posteriores, y vista la cobertura mediática que había logrado la visita de esa media hora escasa a Errenteria, Ciudadanos presentó la denuncia en la Fiscalía, que de momento no se ha sustanciado en nada.  

Aunque en el País Vasco no se celebraron elecciones autonómicas y Ciudadanos no presentaba candidaturas ni en Errenteria ni en Ugao- Miraballes, el pueblo natal del ex dirigente de la banda terrorista ETA, Josu Ternera,  dos municipios gobernados por Bildu y el PNV, el partido los eligió como escenarios de esos actos “especiales” que celebraron en Euskadi. Rivera cerró aquel acto dando las gracias “a los valientes que habéis venido porque habéis hecho lo difícil pero lo correcto, estar hoy aquí con los demócratas”. “¡Viva el País Vasco! ¡Gora España”, concluyó

Igual pasó con otro acto de campaña en Vic (Barcelona) en donde Arrimadas fue insultada; o Torroella de Mongrí (Girona) , en donde la portavoz y su comitiva fueron increpados por grupos presumiblemente de independentistas que les llamaron “fascistas”. Después, los radicales lavaron con lejía las calles por donde había pasado los dirigentes de Cs.  

Y en noviembre del año pasado, ya vivieron algo similar en Alsasua (Navarra) en donde protagonizaron un acto de España Ciudadana en apoyo de los dos Guardia Civiles habían sido agredido con sus parejas, y al que se sumaron también el PP y Vox. La Audiencia Nacional había condenado meses atrás a los ocho acusados a penas que oscilan entre los 2 y 13 años de prisión por delitos de atentado a los agentes de la Autoridad, lesiones, desórdenes públicos y amenazas. El tribunal descartó el delito de terrorismo. Pero en Cs siguieron vinculándolo.

La portavoz de Ciudadanos también acudió el pasado mes de febrero a Waterloo para dar una rueda de prensa ante la residencia del expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, huido a Bélgica y sobre el que pesa una orden de detención en España por su papel en el procés.

Dimisiones en cascada desatan la tormenta en Ciudadanos

La tensión se mascaba en el ambiente en la dirección del partido naranja y ayer estalló con unas cuantas dimisiones en cascada, dos miembros de la ejecutiva: Toni Roldán, diputado y portavoz de Economía, y el eurodiputado Javier Nart, también dimitió el líder asturiano, Juan Vázquez.

La causa de esto, es la claro giro a la derecha que ha dado el partido naranja, muchos pensamos que mas bien que se están quitando la careta, tras participar en pactos con VOX y también la negativa a entrar en negociaciones con el PSOE, los críticos han forzado una votación para reconsiderar el veto al PSOE, pero ganaron las que apoyaron las tesis de su líder, Albert Rivera.

Luis Garicano, otro crítico de la gestión de Albert Rivera, sin embargo anuncia que continuará en la dirección de Ciudadanos y dijo que seguirá dando la batalla desde dentro.

Albert Rivera acumula tres semanas de mazazos, la ruptura con Valls en Barcelona, el choque con Macron por los pactos indirectos con Vox, que luego mintió con descaro afirmando que le felicitó por esos pactos y ahora estas dimisiones en cascada.

Roldán dejará su escaño, pero no Nart que continuará siendo eurodiputado, pero será digamos un parlamentario raso como aquel que dice.

Roldán puso como argumento a su dimisión que el giro a la derecha de Cs “desvirtúa” sus tres banderas originarias: el reformismo, la regeneración y la batalla contra el nacionalismo, Roldán afirmó que esa estrategia ahonda en el frentismo y la polarización, no lucha con eficacia contra el nacionalismo ni construye un proyecto verdaderamente liberal por sus vínculos con la extrema derecha. “¿Cómo vamos a luchar contra la dinámica de confrontación de rojos y azules que vinimos a combatir si nos convertimos en azules?”, interpeló. “¿Cómo podemos construir un proyecto liberal en España si no somos capaces de confrontarnos a la extrema derecha?”, se preguntó.

Inés Arrimadas por otro lado ha vuelto a dar la cara por su líder, claramente escondido y abrumado por lo que está pasando en su partido. Garicano, como he dicho antes un crítico con Rivera, tuvo una tensa conversación con Ines Arrimadas.

Ciudadanos se rompe, ¿Qué hará Albert Rivera? veremos a ver.

Primera semana de gobierno trifachito en Madrid

rimera semana del gobierno trifachito de Madrid, y como era de esperar, ya hay varias decisiones polémicas, en esta semana, el gobierno trifachito encabezado por el popular Jose Luis Martinez Almeida ya afirmó que iba a desmontar Madrid Central, medida aprobada por Manuela Carmena en consonancia con las recomendaciones de la Unión Europea, enfocada para reducir la contaminación, la contaminación según informes últimos ha disminuido en la ciudad tras la aprobación de la medida, otra polémica medida es retirar los carteles contra la violencia de genero de todas las Juntas de Distrito, y luego no menos polémico es, la intención del alcalde de retomar el proyecto olímpico, endeudando de nuevo a la ciudad, cuando Carmena la disminuyó sensiblemente la deuda.

Carmena hizo muchas cosas mal, sería muy poco riguroso e hipócrita no reconocerlo, no solucionó grandes problemas de Madrid como la limpieza, la vivienda, no ha hecho el esfuerzo que se esperaba de ella contra los desahucios, ni ha luchado como tenía que haber luchado contra los fondos buitre, ha dejado muchas cosas por hacer, pero hizo también cosas bien, como fomentar la participación ciudadana, el propio Madrid Central y sobre todo una buena gestión económica.

Pero por supuesto esto que viene, no sólo no mejorará lo que hay que mejorar, si no que eliminará lo que se hizo bien, esa es mi predicción, volveremos a los males de la etapa de Gallardon y Botella y para colmo la extrema derecha de VOX meterá sus garras en las decisiones de esta alcaldía, una alcaldía que está ahí por la extrema derecha de VOX, un pacto de la VERGUENZA, a imitación del otro pacto vergonzoso en Andalucía, autentica verguenza para Europa, sobre todo un partido como Ciudadanos, en otros países de Europa como Francia no se entiende que un partido supuestamente liberal como Ciudadanos pacte o participe en el pacto con un partido de extrema derecha como es VOX, en un país civilizado no se concibe estas cosas, pero esto viene a demostrar que Spain is diferent en esto también.

Es cierto que es liberalismo es antagónico a las ideas de izquierda, pero también es antagónico a la extrema derecha, en Europa no se entiende en absoluto lo que ha pasado aquí, pero aquí la historia es que en España no hay una derecha liberal como en Europa, hay gente en el PP y Ciudadanos que por supuesto si que son liberales de verdad, desgraciadamente no abundan demasiado, pero si existen, pongo ejemplos por ejemplo el alcalde de Málaga del PP como Don Francisco de la Torre Prados, o bien el líder del PP vasco y concejal del Ayuntamiento de San Sebastian  Don Borja Semper, estos son políticos ejemplo de lo que debería ser la derecha en España y desgraciadamente no abunda, pero sus lideres nacionales, su dirección en realidad se alinea a la derecha mas rancia, es así de triste y de dramático.

Resistiremos, Madrid volverá a conquistar los cielos y yo espero que esta legislatura dure lo menos posible, ojalá, desde luego la gente que lucha no va a pasar cualquier atisbo de esta gente que gobierna esta ciudad, Madrid no es esto, no se merece esto y yo deseo que mas pronto que tarde esto acabe.

Ciudadanos rompe con Manuel Valls por apoyar a Ada Colau.

Se rompió la relación entre Ciudadanos y Manuel Valls, como era de esperar, tras nueve meses de toma y daca. Ciudadanos ha decidido formar grupo propio en el Ayuntamiento de Barcelona tras el apoyo de Valls mas otros dos regidores a dar la alcaldía a Ada Colau, los regidores que son de Ciudadanos de esta forma hacen su grupo y los regidores que son de la plataforma de Valls forman otro grupo, el objetivo de Valls con el apoyo a Colau no era otro que el independentismo no controlara el municipio, el ex-primer ministro francés demostró así una coherencia de la que carece sin embargo los que hasta ahora apoyaban su candidatura. Además de las discrepancias a quien apoyar, mas colaborar con la ultraderecha en alcaldías y Comunidades Autónomas, han desembocado en esta ruptura.

Arrimadas, fiel al estilo hipócrita de este partido, afirmó que hay poca diferencia entre Maragall y Colau, metiendo en el mismo saco a ambos, cuando la verdad que si hay diferencias, Colau NO es independentista, es cierto que no es una unionista entusiasta, es favorable al derecho a decidir, pero afirmó también que desea que Cataluña siga en España, Ernest Maragall SI es independentista, y Valls por coherencia eligió a la candidatura que no es independentista, que es cierto que la ideología de Colau es muy contraria a la ideología liberal, pero en mi opinión una decisión razonable y coherente con las ideas que se supone que tiene Ciudadanos.

Las tres derechas diseñan una capital con bajos impuestos, grandes obras y sin Madrid Central

Fuente: https://www.eldiario.es/madrid/derechas-disenan-impuestos-Madrid-Central_0_910259194.html


Marcos Pinheiro

José Luis Martínez-Almeida, alcalde de Madrid, y Begoña Villacís, vicealcaldesa. / Marta Jara
José Luis Martínez-Almeida, alcalde de Madrid, y Begoña Villacís, vicealcaldesa. / Marta Jara

PP, Ciudadanos y Vox ya gobiernan la capital de España. El pacto tejido por los populares a dos bandas ha dado como resultado que José Luis Martínez-Almeida haya sido elegido nuevo alcalde de Madrid. Para ello se ha visto obligado a ceder la vicealcaldía y algunas de las carteras más importantes a Ciudadanos, y dar entrada a la extrema derecha con la presidencia de algunos distritos.

Los acuerdos firmados entre los tres partidos de la derecha recogen una bajada de los impuestos que dependen del Ayuntamiento. El nuevo alcalde ha reconocido en su discurso que lo podrá hacer gracias al superávit de las cuentas que ha heredado de Manuela Carmena. Además, el acuerdo recoge grandes proyectos urbanísticos y una remodelación de Madrid Central que, por el momento, dejará sin efecto la medida.

El documento, por ejemplo, contempla un “Plan de Choque” para la agilización de las licencias urbanísticas. Además se incluye el compromiso de recuperar todos los grandes desarrollos de viviendas que el Gobierno de Carmena frenó “por puro sectarismo ideológico”, además de impulsar el del sureste.

La única referencia para frenar el imparable ascenso de los precios de la vivienda en la capital es un cheque-vivienda joven y la colaboración público-privada para facilitar el acceso al alquiler. En cuanto a las viviendas turísticas, solo se incorpora la promesa de regularlas “adecuadamente” respetando el marco estatal.

Soterrar, regenerar y reformar

En el capítulo urbanístico también se recogen grandes obras como el soterramiento de la A5, una promesa de Martínez-Almeida en campaña que proyectó con un presupuesto mucho menor del que habían pensado corporaciones anteriores. Además, se soterrará la M30 a su paso por el Estadio Vicente Calderón -un proyecto que ya está en marcha-, se remodelarán el Nudo Norte y Manoteras, se reformará la Plaza de Carlos V y se aprobará un plan para “regenerar y reformar” el complejo de Azca. Todo esto, además de dar el visto bueno definitivo a la Operación Chamartín.

En el acuerdo con Vox se incluye otro posible soterramiento. Ese documento quiere ir más allá de la ampliación de aceras de Gran Vía que llevó a cabo Carmena para estudiar “la viabilidad técnica y económica del soterramiento” de esa calle, “como vía de circulación alternativa y aparcamiento subterráneo”.

Hay otras grandes obras que dependerán de si se impulsan algunos de los puntos del acuerdo. Por ejemplo, el de volver a optar a la celebración de unos juegos olímpicos. Algunas de las dotaciones que se iniciaron para las candidaturas de la época de Gallardón y Ana Botella no llegaron a terminarse y están abandonadas. En los dos documentos firmados por el PP con Ciudadanos y Vox se incluye la promesa de buscar “el consenso para recuperar el sueño olímpico”.

Reducción de todos los impuestos

Las tres derechas hicieron campaña por la bajada de impuestos y así lo han plasmado en sus acuerdos. Los documentos recogen una rebaja del IBI al mínimo legal posible y bonificaciones de todo tipo, además de rebajas en el impuesto de construcciones, instalaciones y obras (ICIO), incrementando sus incentivos fiscales, al igual que en el Impuesto sobre Actividades Económicas (IAE).

El documento recoge también una bonificación del 95% en la plusvalía de las donaciones y herencias de viviendas entre parientes directos, se eliminará la tasa de cajeros y de generadores de residuos y, tal y como prometió el propio Martínez-Almeida en campaña, se revisarán “las sanciones por parte del Ayuntamiento para evitar cuantías abusivas y los objetivos recaudatorios”. El apartado dedicado a las ayudas a las familias también incluyen bonificaciones fiscales, aunque no se especifican.

La nueva corporación cierra así las principales vías de ingresos del Ayuntamiento. Su plan para garantizar la viabilidad de las cuentas pasa por renegociar con el gobierno la regla de gasto que Cristóbal Montoro impuso a los ayuntamientos, y que sirvió especialmente para ahogar las cuentas del de Madrid. PP, Ciudadanos y Vox quieren ahora que se les permita lo que no pudo hacer Carmena: reinvertir el superávit para que sea viable esa bajada de impuestos generalizada.

Una moratoria que termina con Madrid Central

Entre las medidas sobre la movilidad destacan los cambios en Madrid Central. El acuerdo incluye “reconvertir” esta zona de bajas emisiones, pero la primera decisión ya la deja sin efecto: quienes entren en esa área restringida desde el próximo 1 de julio no serán multados. Hasta que la nueva corporación decida qué hace finalmente con una de las medidas estrella del anterior gobierno, quedará suspendida.

El capítulo de movilidad también incluye un plan de seguridad vial, miles de plazas nuevas de aparcamiento y un rediseño de la red de EMT. Ciudadanos y PP han pactado también ampliar la red de BiciMad pero eliminar algunos de los carriles bici que consideran “peligrosos”. Además, contemplan acabar con las conocidas como “aletas de tiburón”, las bandas de separación que se instalaron durante la época de Alberto Ruiz Gallardón para impedir que los coches invadiesen el carril bus.

Contra la okupación y los manteros

Tanto el documento firmado con Ciudadanos como el que ha suscrito el PP con Vox tiene un punto dedicado a la lucha contra la okupación ilegal. Fue una de las banderas de los tres partidos de derechas durante la campaña, en la que acusaron a Carmena de ser demasiado permisiva con ese fenómeno, e incluso desde Ciudadanos acusaron a la alcaldesa de ser una “okupa”.

Según el acuerdo, ahora se va a crear “una Oficina de Defensa de los Derechos de los Vecinos para velar por la seguridad de las familias afectadas” y asesoramiento jurídico a las comunidades de propietarios. El punto está calcado en los dos pactos firmados. También se incluye la lucha contra “las mafias de venta ambulante ilegal”.

Apenas hay menciones a la educación, a pesar de que la capital gestiona desde hace unos años su propia red de escuelas infantiles. Carmena las desgajó de la Comunidad de Madrid con el fin de poder imponer sus propios criterios en la concesión de esos centros: se eliminó la primacía del requisito económico -que llevó a filiales de ACS a hacerse con la gestión de varios centros– para dar más importancia al proyecto educativo. Las cooperativas de profesores se impusieron así a las grandes empresas.

Ahora, PP y Ciudadanos solo incluyen que esas escuelas infantiles serán bilingües y que se pondrá en marcha un sistema de becas para quienes no hayan conseguido plaza en los centros públicos. A pesar de que Martínez-Almeida prometió volver a ceder la gestión de las escuelas a la Comunidad de Madrid, el documento no recoge ese compromiso. Eso sí, se ha incluido un punto que promete ceder suelo al Gobierno regional para la construcción de colegios públicos y concertados.

Dos compromisos ya encarrilados

“Elaboraremos un nuevo modelo de participación ciudadanasituando a las nuevas tecnologías como el instrumento principal de participación”, dice el acuerdo PP-Ciudadanos. No hay más detalles. Durante esta legislatura ese modelo ya se ha desarrollado, aunque no ha funcionado como se prometió. Los ciudadanos de la capital pudieron participar en qué destino se daba a una parte de los presupuestos –aunque algunas partidas no se llegaron a ejecutar– o decidir sobre proyectos como la Plaza de España.

La web que se diseñó para canalizar esa participación ciudadana se ha copiado en otras ciudades e instituciones del mundo.

“Acondicionaremos el Frontón Beti-Jai de acuerdo a su condición de bien protegido, con una programación de calidad”, dice el acuerdo de PP y Ciudadanos. Como el de la participación ciudadana, es un compromiso ya encarrilado. El frontón ya está completamente reformado después de llevar décadas abandonado.

¿Violencia machista o intrafamiliar?

PP y Ciudadanos se han comprometido a aprobar “un Plan de detección temprana de la violencia machista”. Pero el acuerdo con Vox no es exactamente igual. El documento firmado con el partido de extrema derecha no incluye ese término y se limita a promover “un plan municipal de educación contra todo tipo de violencia en el ámbito intrafamiliar”.

También hay discrepancias sobre los derechos LGTBi –se incluyen en el documento con Ciudadanos pero no en el de Vox– y sobre cuándo debe dimitir un concejal salpicado en un caso de corrupción. El acuerdo firmado entre Villacís y Martínez-Almeida incluye que “los cargos públicos imputados formalmente por delitos de corrupción presentarán su renuncia al cargo y no podrán ir en listas electorales”. Sin embargo, el que el PP ha firmado con Vox rebaja esa exigencia.

“Los cargos públicos municipales para los que se hubiera dictado auto firme de apertura de juicio oral por delitos contra la Administración Pública del título XIX del Código Penal serán cesados del cargo que ostenten”. Así, Vox pide esperar a que se abra juicio oral contra los acusados e incluye que serán cesados, algo que no es posible. El acta es personal y la dimisión será decisión de cada concejal. 

Las tres derechas se hacen con Madrid.

La capital de España desde el día de ayer está en manos de un tripartito entre dos partidos de derecha y uno de extrema derecha, desde ayer Madrid la gobierna el “trio de Colón”, con Jose Luis Martinez-Almeida del Partido Popular al frente, el PP vuelve al frente del Ayuntamiento cuatro años después, con el apoyo de la mano de Ciudadanos y la extrema derecha de Vox.

El PP además aumenta el número de habitantes sobre dónde ejerce el poder municipal.

La anterior regidora Manuela Carmena se despidió de los madrileños pidiendo que se cuide la democracia en esta ciudad y agradeciendo el apoyo de los madrileños que quisieron que continuara y que en realidad lideraba el partido mas votado en la ciudad, unos cuantos seguidores de Carmena acudieron a despedir y agradecer la labor realizada en estos cuatro años de alcaldía, la nota amarga fue que unos cuantos seguidores de VOX que quisieron reventar la concentración de apoyo, afortunadamente sin mayores consecuencias.

La caza del indeciso deriva en una batalla total entre PP y Ciudadanos en la recta final de la campaña

Fuente: https://www.eldiario.es/politica/indeciso-batalla-PP-Ciudadanos-campana_0_892061710.html

Iñigo Aduriz  – Málaga

Todas las encuestas aventuran que el Partido Popular y Ciudadanos deberán pactar después de las elecciones del próximo día 28 si logran sumar junto con Vox para echar a Pedro Sánchez de la Moncloa. La única fórmula que los sondeos abren para una alternativa al dirigente socialista es reeditar el acuerdo entre las tres derechas que en enero hizo presidente de la Junta de Andalucía a Juan Manuel Moreno Bonilla. “Lo que hicimos en Andalucía lo vamos a hacer en España”, defiende Pablo Casado, de gira este miércoles por la comunidad andaluza.

Pero eso será -si las cuentas salen- el lunes. Hasta entonces PP y Ciudadanos mantienen una encarnizada pelea por los  votantes indecisos –entre un 20% y un 40% del electorado, según los sondeos–. El plan inicial de Casado preveía una campaña sin ataques en ese lado del tablero para que cada una de las derechas sedujese a un sector de ese espectro ideológico. Pero todo eso es historia a solo dos días del final de la campaña.

Las diatribas que éste último dedicó al líder del PP el lunes en el debates de TVE y que volvió a repetir en Atresmedia habían desatado las hostilidades, por mucho que el dirigente popular tratase de contener el ataque diciéndole que no son adversarios. El martes Rivera volvió a poner en su diana a Casado y este decidió responder en el bronco formato de Atresmedia. Y el miércoles a media mañana, con las portadas frescas y algunas tertulias dando al líder de Ciudadanos como perdedor del debate, su partido programó un acto para anunciar un fichaje de relumbrón:  la incorporación de quien hasta hace unas semanas era el presidente de Madrid, Ángel Garrido, y que a esa hora todavía seguía en el número cuatro de la candidatura del PP en las europeas. Cuando faltan solo tres días para las elecciones, mientras la izquierda mantiene unas relaciones de guante blanco -solo Iglesias ha lanzado pequeños reproches a Sánchez- en la derecha se ha desatado una una guerra sin cuartel.

En la dirección del PP molestó especialmente que Casado se enterara de la decisión de Garrido por la prensa, justo al final de un mitin en Sevilla en el que trataba de vender su triunfo en el debate electoral del martes y sin que el expresidente de la Comunidad de Madrid le enviara ni siquiera un mensaje comunicándole su marcha a Ciudadanos.

La intervención de las listas

La de Garrido es la última fuga en las filas del PP relacionada con la gestión de las candidaturas a las elecciones generales, autonómicas y municipales realizada por Casado, que quiso intervenir directamente en todas las listas.

En las últimas semanas se habían marchado a Ciudadanos referentes de los populares que no lograron encaje en las candidaturas como el expresidente balear José Ramón Bauzá o la expresidenta de las Cortes de Castilla y León Silvia Clemente, salpicada por distintos escándalos, que primero fue elegida como candidata del partido de Rivera a la Junta castellano leonesa, pero que fue cesada tras conocerse irregularidades en los votos de las primarias.

Exdirigentes populares también se han marchado a Vox, la formación con la que el PP pugna por electorado más conservador. Es el caso del hasta ahora edil popular en el Ayuntamiento de Madrid, Íñigo Henríquez de Luna, que dejó esta semana su partido después de que el candidato a la Alcaldía, José Luis Martínez Almeida, le dejara fuera de las listas.

Apenas 24 horas después también se fue a la formación de extrema derecha otro histórico concejal madrileño, el creador del logo del PP, Fernando Martínez Vidal, que tampoco encontró acomodo en la candidatura de Almeida.

Sorpresa e indignación en el PP

Garrido, por su parte, quiso ser el candidato elegido por Génova para revalidar su puesto al frente de la Comunidad de Madrid, pero el líder del PP escogió a Isabel Díaz Ayuso, una dirigente de su máxima confianza, para ese cargo. 

La dirección de los populares asegura que una vez descartado como cabeza de lista a la comunidad, Garrido pidió ir a las elecciones europeas entre los puestos uno y cinco de la candidatura. Finalmente Casado le puso en la cuarta posición de la lista encabezada por Dolors Montserrat. “Estaba donde quería”, insiste el equipo de Casado, que recuerda que este mismo lunes el expresidente madrileño firmó la declaración jurada para asumir esa candidatura en uno de los puestos de salida del PP para el Europarlamento. 

La sorpresa y la indignación en la dirección popular ante el gesto inesperado de Garrido era más que evidente este miércoles, si bien oficialmente el equipo de Casado sostiene que “no pasa absolutamente nada” por la salida del expresidente madrileño como no pasó, a su juicio, con las fugas de Bauzá o Clemente. “España está hablando de la independencia de Catalunya y de una posible recesión y esta semana se está demostrando que somos la única alternativa a Pedro Sánchez”, recalcan las fuentes de Génova 13. 

La noticia impidió en cambio a Casado celebrar “la victoria” que según él logró en la noche del martes en el debate organizado por Atresmedia y tras el cual pretendía copar titulares de prensa criticando a Sánchez por “usar” a las mujeres víctimas de la violencia machista como arma arrojadiza. El líder del PP, que este miércoles volvía a recorrer Andalucía celebrando tres mítines seguidos en Sevilla, Granada y Málaga, se vio de nuevo eclipsado por Ciudadanos y su nuevo fichaje estrella. 

Un cambio de estrategia

Los ataques que le dirigió Rivera el lunes, en el primer debate televisado, el organizado por RTVE, también hicieron que Casado quedara en un segundo plano que no esperaba, ya que hasta entonces, tal y como apuntó en el coloquio, no consideraba al líder de Ciudadanos como un adversario. 

La estrategia cambió el martes, en el segundo debate, donde el líder del PP se vio obligado a contraatacar a Rivera, dejando patente la batalla que mantienen ambos partidos por el voto de los indecisos del centro derecha. “Hemos perdido la oportunidad del voto unido”, le reprochaba Casado a Rivera en uno de sus primeros turnos de intervención, acusándole de dividir a la derecha por no aceptar listas conjuntas en el Senado o renunciar a sus candidaturas en provincias pequeñas. 

El líder del PP se vio además en la obligación de situarse a la defensiva ante la nueva ofensiva del presidente de Ciudadanos, que acusó durante el debate a PP y PSOE de hacer de España “un país líder en desempleo”. Casado le respondía: “No se puede negar que el PP ha creado empleo siempre. Aznar creó cinco millones de empleos cuando gobernó y Rajoy ha creado 2 millones y medio de empleo cuando ha gobernado”. Rivera persistía en sus acusaciones y Casado se defendía: “A lo mejor cuando Ciudadanos gobierne en algún sitio puede hablar de empleo”.

La escena se repetía cuando el líder del partido naranja acusaba al PP de haber subido los impuestos o cuando en una alusión directa, le pedía rectificar su postura contraria a la eutanasia. “No metan miedo a la gente”, respondía Casado. “Habrá que hablar con el comité de bioética porque son cuestiones morales. Hemos sido un partido pionero en la regulación de la muerte digna”.

Clima de “desconfianza”

Dirigentes populares reconocen en privado que esos enfrentamientos televisados y, sobre todo, el fichaje de Garrido oculto hasta este miércoles han agriado la relación del líder del PP con Rivera y han aflorado la “desconfianza” de que, una vez pasado el 28A, se puedan lograr pactos postelectorales con Ciudadanos. 

En sus intervenciones públicas de este miércoles Casado evitaba cualquier mención a la polémica fuga de Garrido. Se limitaba a apelar al voto útil para el PP: “Pido el voto a aquellos que no nos han votado antes, también a aquellos votantes socialistas que han sentido vergüenza por la división de los españoles generada por Sánchez. Somos el punto de encuentro de generaciones y quiero ser el presidente de todos los españoles mostrando un partido centrado, moderado y abierto a todos. Aquí cabe todo el mundo que quiera progresar”. 

Ciudadanos, partido tóxico

i hay que describir a un partido político que se ha convertido en algo tóxico, ese partido se llama Ciudadanos, los últimos escándalos de pucherazo en Castilla-León, Madrid y Murcia ha manchado aún mas la imagen de este partido, que cada día que pasa su imagen se devalua mas, al menos bajo mi apreciación.

Ciudadanos es digamos el espejo de su líder Albert Rivera, un ser que va al sol que mas calienta, que no sabes lo que piensa y a lo que va, que su ideología es algo misterioso, de pronto van de liberales, pero no dudan de pactar con partidos corruptos o con la extrema derecha como ha pasado recientemente en Andalucía, chicos para todo, muletas para lo que hagan falta, al principio decían que era de centro-izquierda, luego liberales-progresistas, en realidad no se sabe lo que son, lo que si se sabe que no son de fiar, ellos van como los viejos partidos a vivir de lo público, esa es su verdadera premisa.

Ciudadanos ya tiene ayuntamientos y en la gran mayoría de ellos su gestión ha sido desastrosa, aquí en la Comunidad de Madrid, el ejemplo está en Valdemoro que fueron desalojados del Ayuntamiento por su desastrosa gestión, endeudaron el municipio espectacularmente.

Este partido ya sabemos que lleva la mentira y la hipocresía por bandera, no sólo eso, tal vez lo llevan con mayor saña que los de la vieja política.

Cs intenta tapar el pucherazo en sus primarias sin explicar cómo ocurrió y sin que ningún dirigente asuma responsabilidades

Fuente: https://www.infolibre.es/noticias/politica/2019/03/12/cs_intenta_tapar_pucherazo_las_primarias_castilla_leon_sin_explicar_como_ocurrio_sin_que_nadie_asuma_responsabilidades_92774_1012.html

  • Albert Rivera y José Manuel Villegas dejan sin respuesta las preguntas sobre quién intentó manipular los votos para que la candidata fichada del PP ganase de forma fraudulenta las primarias en Castilla y León
  • La formación naranja asegura que se contabilizaron por “error” 82 votos más de los emitidos, pero no explica cómo fue posible que todos esos votos fuesen para la candidata favorita de Rivera y ninguno para el otro aspirante

Tensión e insultos en el acto de Ciudadanos en Alsasua en apoyo a la Guardia Civil

Fuente: https://elpais.com/politica/2018/11/04/actualidad/1541327690_538842.html

Albert Rivera logró este domingo una imagen inédita al unir a los partidos de derecha y de extrema derecha (Ciudadanos, PP y Vox) en un acto político en la localidad navarra de Alsasua en defensa de la Guardia Civil y de la unidad de España. En medio de un enorme dispositivo policial, y con momentos de tensión e insultos de un millar de radicales, Rivera emplazó a su público a “darse la mano en torno a la Constitución” para frenar al presidente, Pedro Sánchez.

“Aquí, en Alsasua, el constitucionalismo tiene que salir reforzado, y el sanchismo debilitado”, dijo a escasos 50 metros del bar en el que dos guardias civiles de paisano y sus parejas fueron agredidos en 2016.

De hecho, el nexo de unión entre las tres fuerzas políticas fue precisamente la defensa de la Guardia Civil en la localidad. Rivera mostró su apoyo explícito “a los dos agentes y a sus parejas agredidas” y aseguró que cuando agreden a un guardia civil, agreden a la Constitución, a la convivencia e intentan liquidar el Estado. “El día que los demócratas seamos indiferentes a los que violan la democracia se acabará la democracia, por eso es importante que estemos hoy en Alsasua”, explicó.

Dos años después de la agresión a los agentes, siete jóvenes están encarcelados, con condenas que oscilan entre los dos y los trece años. Tres de ellos llevan más de 700 días en prisión, aunque no por un delito de terrorismo como pedía la fiscalía, sino de odio. Aquella noche, mientras los agentes y sus parejas tomaban una copa en el bar Koxka de la localidad, varios de ellos les identificaron y, según la sentencia y los partes de lesiones, les pegaron una paliza.

Ciudadanos

@CiudadanosCs

🇪🇸 @Albert_Rivera “Cuando en algún rincón de España violan los derechos de los ciudadanos, agreden a todos los españoles de bien; por eso hoy estamos en Alsasua pidiendo paso y sin importar que unos radicales intenten evitarlo”

En medio de mucha tensión en los alrededores de la plaza y del incesante sonido de gritos, sirenas y de las campanas de la iglesia con las que intentaron boicotear su discurso —“creo que repicaban por las víctimas del terrorismo”, ironizó Rivera— el líder de Ciudadanos emplazó a los dirigentes que le escuchaban a “reconstruir el proyecto común español y el constitucionalismo del siglo XXI”.

CAMPANADAS, PIEDRAS Y ESTIÉRCOL

“Estoy dispuesto a escuchar a quienes nos han tirado piedras, pero no estoy dispuesto a permitir que nos tiren piedras”, dijo Albert Rivera nada más comenzar su intervención. Él fue el único que entró en coche hasta el interior de la plaza, y poco antes de llegar al casco urbano su vehículo recibió el impacto de alguna piedra y algún mechero, sin que provocaran muchos daños. El gran dispositivo policial evitó que pudieran lanzar dos seguidas

Pero no fue la única sorpresa que se había preparado para intentar boicotear el acto. La empresa encargada de montar el escenario se encontró un regalo en el quiosco de la música situado en el centro de la plaza. Esa noche les habían dejado el suelo lleno de estiércol. Lo retiraron con unos plásticos y colocaron en su lugar las mesas para la prensa.

Más molesto fue el continuo repicar de las campanas de la iglesia de la Asunción de Alsasua, que se prolongó durante los quince minutos que intervino Beatriz Sánchez Seco, la víctima del atentado de ETA contra la Casa Cuartel de Zaragoza en 1987. Los eventuales campaneros dejaron de entorpecer el acto cuando la Policía Foral los localizó en la torre, a la que habían accedido sin permiso del párroco. Pese al ruido, Sánchez Seco logró que se le escuchara que se sentía muy orgullosa de ser hija de un guardia civil. Además, tuvo un especial recuerdo para las “más de 300 víctimas que hoy en día no tienen su caso resuelto”.

A la convocatoria de Rivera asistieron la presidenta del PP navarro, Ana Beltrán, junto al portavoz del Grupo Popular en el Senado y ex director general de la Policía Nacional, Ignacio Cosidó. También el presidente del partido de extrema derecha, Vox, Santiago Abascal y su secretario general Javier Ortega.

Pese a la incomodidad de tener a Vox entre el público, y de las polémicas que Ciudadanos y el PP protagonizan a menudo, Rivera pidió a PP y Vox en un tono conciliador que no se equivoquen. “No nos confundamos de adversario, hay que unir, sumar, darse la mano y huir del radicalismo y los extremismos”, les aconsejó.

Ciudadanos

@CiudadanosCs

🇪🇸 Suenan las campanas en la plaza los Fueros para intentar sabotear el acto de @EspCiudadana en Alsasua.
👉 Aún así sigue el evento en Navarra ¡Se nos oirá más alto y más fuerte!

El PP vasco anunció el sábado que se desmarcaba de una convocatoria “propagandística”. El portavoz del PP vasco, Borja Sémper, dijo que ir a Alsasua, un pueblo tensionado desde la agresión a los agentes, no contribuía a serenar los ánimos y por lo tanto “no se podría sacar nada constructivo”.

Ese mismo día, Santiago Abascal criticó con dureza en Bilbao, en un acto con unas 300 personas en el Palacio Euskalduna, al presidente del PP vasco, Alfonso Alonso, por desmarcarse del homenaje a la Guardia Civil en Alsasua, y volvió a criticar al PP de Pablo Casado como la “derechita cobarde”, aunque esa vez no se metió con Ciudadanos al que llama la “veleta naranja”.

Los antidisturbios de la Policía Foral y de la Guardia Civil blindaron el centro de Alsasua desde las nueve de la mañana. Todos los accesos estaban

Tan solo 12 horas antes del acto de Rivera, varios miles de personas convocadas por la plataforma de vecinos de Alsasua, en la que hay miembros de todos los partidos, pidió no caer en ningún tipo de provocación.

Rivera anunció que la plataforma  España Ciudadana va a luchar contra el Gobierno socialista para impedir que, después de “influenciar” a la Abogacía del Estado para rebajar los delitos a los independentistas catalanes, le acabe indultando. El 25 de noviembre celebrarán un acto en Madrid con el lema Justicia si, indultos no. Antes de su intervención, el escritor Fernando Savater defendió a la Guardia Civil como garante de una España unida y libre.