Rajoy descarta dimitir y acusa a Sánchez de “chantajear” a Cs y a los nacionalistas con su moción

Fuente: https://www.infolibre.es/noticias/politica/2018/05/30/rajoy_acusa_sanchez_chantajear_los_partidos_para_buscar_apoyos_mocion_censura_83392_1012.html

El pleno de control al Gobierno en el Congreso de los Diputados tuvo este miércoles un tono muy marcado por la moción de censura a la que se enfrentará jueves y viernes el presidente del Gobierno. Un “chantaje” de Pedro Sánchez al resto de partidos de la oposición, según definió Mariano Rajoy en su turno. El jefe del Ejecutivo había entrado al hemiciclo arropado por los aplausos, en pie, del Grupo Parlamentario Popular.

Anuncios

Rajoy reacciona de urgencia ante el ascenso de Ciudadanos y las acusaciones de corrupción

Fuente: http://www.eldiario.es/politica/Rajoy-reacciona-Ciudadanos-acusaciones-corrupcion_0_737377046.html

Mariano Rajoy ha anunciado que se presentará a la reelección. Cuando eso ocurra, habrá cumplido 37 años en un cargo institucional. Mientras tanto, el ecosistema empresarial y mediático parece estar dispuesto a buscar la renovación conservadora y liberal en Ciudadanos, toda vez que en el PP parece taponada. Rajoy, que para muchos de los suyos está tardando en reaccionar, ha decidido este martes reunirse de urgencia con sus barones para responder al ascenso de Ciudadanos y a las acusaciones de corrupción.

En septiembre de 2015, Inés Arrimadas logró 25 escaños y se colocó como la jefa de la oposición en Catalunya. Tres meses después, Rajoy ganaba las elecciones y Ciudadanos quedaba cuarto, lejos de Podemos. La repetición electoral del 26J de 2016 aún deparó un peor resultado para Albert Rivera.

En diciembre de 2017 Arrimadas ha superado la marca de dos años anteriores y ha ganado las elecciones catalanas con 36 escaños; unas elecciones en las que el máximo perdedor acabó siendo Mariano Rajoy, quien las convocó tras intervenir la autonomía catalana con el artículo 155.

La cúpula del PP se ha ido esforzando en reproducir el relato de 2015: “No es extrapolable, ni Ciudadanos es lo mismo en Catalunya que en el resto de España; ni el PP es lo mismo en el resto de España que en Catalunya”. Pero lo cierto es que el PP quedó el último en las elecciones y, mes y medio después, no se conocen consecuencias de aquel fracaso en cuanto a personas o discursos.

Y las encuestas, la opinión publicada y la opinión influyente han decidido contradecir ese relato; y Ciudadanos, a un año de las elecciones, se presenta como una alternativa al PP.

En Ciudadanos saben que los acontecimientos suceden rápidamente y no olvidan que llegaron a la campaña del 20D en disposición de disputar la victoria y se quedaron lejos, muy lejos.

Saben que pescan de una derecha que ve que el PP, empantanado en una legislatura sin reformas y acechado semana sí y semana también por la corrupción, no se renueva. Y también de un PSOE que parece perder por su derecha lo que le llega de su izquierda.

El propio cabecilla de la trama Gürtel, Francisco Correa,  ha confirmado este martes los métodos de financiación en negro del PP. Por consejo de su abogado, ha dicho, no ha contestado a algunas cuestiones relacionadas con la caja B, aunque ha insistido en que ya “ha quedado muy claro” cómo se financiaba el PP de Valencia y ha confirmado todo lo que dijo en el juicio de la primera época sobre el amaño de grandes obras a cambio del 3% que pagaban los empresarios.

De acuerdo con el CIS, el PP tiene en el aire el 35,2% de su voto del 26J. Y, 24 horas después de saber que a día de hoy cosecharía el peor resultado desde las elecciones, Mariano Rajoy ha convocado a sus barones a una cumbre el próximo lunes. Demasiado tarde para algunos de los dirigentes del PP que llevan apremiando semanas a Rajoy para que se mueva, temerosos de la pérdida de poder local y autonómico que puede producirse en los próximos meses.

El presidente del Gobierno y del PP reúne a los presidentes regionales y de gobierno populares, además de la secretaria general y presidenta del PP de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal; el coordinador general, Fernando Martínez Maillo; los vicesecretarios, Javier Maroto, Javier Arenas, Pablo Casado y Andrea Levy; la vicepresidenta, Soraya Sáez de Santamaría; y el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro.

Sobre la mesa tienen el CIS de este lunes; las principales estrategias políticas que está desarrollando el PP, apelando a las emociones del electorado conservador: la prisión permanente revisable y la guerra de banderas por Catalunya –demás de unos datos macroeconómicos que no parece estar capitalizando–. Y el qué hacerleninista: poner en marcha al partido, agitar a la militancia, con vistas al calendario que se avecina: andaluzas, municipales, autonómicas, europeas y generales.

¿Le llega al PP para ganar las elecciones con un candidato que llegó a la política institucional con el Mundial de Naranjito? ¿Le llega al PP con la guerra de banderas y los delitos violentos? Hasta ahora le bastaba; la duda de Rajoy reside en sopesar hasta qué punto el ecosistema mediático y empresarial ha decidido cambiar de caballo para la próxima carrera.

La ley electoral, ideada para derrotar a la izquierda en 1977, sigue hoy repartiendo los escaños injustamente

Fuente:http://www.publico.es/politica/reforma-electoral-ley-electoral-ideada-derrotar-izquierda-1977-sigue-hoy-repartiendo-escanos-injustamente.html

Han sido meses de cortejo parlamentario de Unidos Podemos a Ciudadanos, hasta que Pablo Iglesias ha logrado finalmente convencer a Albert Rivera de que es improrrogable cambiar una ley electoral que prima desorbitadamente a los dos grandes partidos que se alternan en el Gobierno desde la Transición, gracias a un reparto injusto de escaños diseñado para impedir que la voluntad de los electores dé un vuelco radical al poder establecido.

Porque la Ley Orgánica del Régimen Electoral General (LOREG) consagró en 1985 un sistema electoral ideado tras la muerte del dictador para negar la proporcionalidad electoral que es básica en democracia con el objetivo de impedir a toda costa la victoria de las fuerzas políticas de izquierda, que sumaban mayoría en España en 1977. Y desde entonces ninguno de los grandes poderes que han ostentado el poder ejecutivo –tampoco CiU en Catalunya– han querido modificar ese mecanismo que retuerce los resultados electorales en beneficio del inmovilismo político.

Los resultados de las elecciones constituyentes de 1977 y su traducción al reparto de escaños en el Congreso de los Diputados ofrecen una llamativa imagen de la injusticia manifiesta del sistema que todavía rige en España 40 años después:

ELECCIONES GENERALES 1977 | Resultados y distribución proporcional de escaños. JM&A

ELECCIONES GENERALES 1977 | Resultados y distribución proporcional de escaños. JM&A

En 1977, la derecha sumó 184 diputados y la izquierda, sólo 143. Habrían sido 160 y 162 aplicando la misma ley que empleamos en elecciones europeas

Estas cifras demuestran con claridad que el sistema electoral del retorno a la democracia “fue concebido para eliminar cualquier posibilidad de éxito de la izquierda”, explica el analista demoscópico Jaime Miquel. “Mediante la aplicación de una ley rectora que luego fue la LOREG, la derecha sumó en aquellas elecciones 184 actas por 143 de la izquierda, que habrían sido 160 y 162 aplicando la misma ley que empleamos en elecciones europeas, por ejemplo”.

Es decir, que cuando Felipe González y Santiago Carrillo aceptaron ese sistema de reparto en el Congreso de los Diputados, “el PSOE y el PCE se dejaron ganar esas elecciones constituyentes antes de que la gente empezase a votar”, subraya el analista electoral del gabinete Jaime Miquel y Asociados (JM&A).

Aunque quizá es todavía más grave que hoy sigamos padeciendo esa misma manipulación de la representación parlamentaria de los votantes, como se puede comprobar en los dos mapas y la tabla que encabezan este artículo, correspondientes a las últimas elecciones generales, en 2016. Una situación que a menudo recibe explicaciones erróneas o parciales. Miquel la expone con números:

Unidos Podemos necesita sacar unos 600.000 votos más que el PSOE para empatar con el partido socialista en escaños

“Sabemos que Unidos Podemos necesita 2,5 puntos de votos válidos de ventaja (ahora, unos 600.000 votos más) sobre el PSOE para empatar en escaños en unas elecciones generales, aunque no se explica muy bien por qué. También sabemos que el 26 de junio de 2016 el PP se impuso 39 circunscripciones y perdió en 13: las tres vascas, las cuatro catalanas y otras seis donde ganó el PSOE, que son Badajoz, Huelva, Cádiz, Sevilla, Córdoba y Jaén. El PP sumó 7,9 millones de votos, el 33,0% de los válidos, pero este resultado les proporcionó 137 escaños, el 39,1% del hemiciclo“.

“Sabemos que el que gana tiene prima y a menudo lo explican con la idea general de que se beneficia de la Ley D’Hondt en el reparto de los escaños. Pero eso no es cierto“, continúa Miquel, “la Ley D’Hondt no interviene o se hace proporcional en Madrid (donde hay 36 escaños en juego), por ejemplo, porque se eligen muchos representantes, pero tampoco interviene en Soria (con 2 diputados) o Palencia (con 3), porque se eligen pocos y no hay nada que repartir”.

“Después, la LOREG, que es de 1985, consagró una desigualdad objetiva en la representación de las personas en el Congreso de los Diputados: sobran castellano-leoneses o faltan catalanes y valencianos”. La combinación del comportamiento electoral conocido y los condicionantes de la LOREG, proporciona ocho zonas o unidades de análisis territorial diferenciadas, que se muestran en el mapa inferior sobre las primas en escaños (Figura nº4).

“Estas figuras son como para presentarse en un juzgado cuando se convoquen las siguientes generales”, dice Jaime Miquel

“Las figuras que aquí se muestran son como para presentarse en un juzgado cuando se convoquen las siguientes elecciones generales”, expresa Miquel su indignación por la pervivencia de ese sistema injusto. “Porque el desarrollo legislativo posterior a la Constitución de 1978 vino a establecer la comunidad autónoma como la unidad territorial de referencia del Estado; España no es el Estado de las provincias, lo es de las autonomías“.

Mapa de análisis territorial de las primas de escaños por provincias asignados por la LOREG. JM&A

Sin embargo, la realidad es que las provincias más despobladas mandan sobre las que tienen las grandes urbes, como se comprueba en este mapa.

Los motivos de la desigualdad del sistema electoral

El artículo 68.2 de la Constitución, sobre las Cortes Generales, establece que todas las provincias españolas, así como las ciudades de Ceuta y Melilla, tendrán representación en el Congreso de los Diputados. La ley rectora de los comicios de 1977 y la actual LOREG, fijan esta representación en dos diputados por provincia y uno para cada ciudad autónoma, lo que suma 102 actas. Los 248 escaños restantes se asignan de modo proporcional a la población de derecho de cada provincia. El detalle de ese reparto se muestra en la Figura nº2 al principio de este artículo, mapa que muestra en tonos fríos las provincias con pocos escaños, y en cálidos, las que cuentan con muchos.

Aparentemente no pasa nada: donde más población hay, se reparten más escaños. Pero el mapa pone de manifiesto la trampa, porque se reparten muchos menos puestos parlamentarios que los proporcionales a la población real, unas actas que se sustrajeron para primar la España interior cuando en 1977 la izquierda aceptó dos diputados fijos por provincia. “Ahí los partidos de izquierda perdieron las elecciones por incompetentes o se las dejaron ganar por cobardes, lo que nos da lo mismo porque aquella transición nos condujo al posfranquismo que sucumbe ahora; de ahí los complejos”, insiste Miquel.

La Figura nº3 al inicio del artículo expone los escaños de más o de menos que se reparten en cada provincia (mapa) respecto a este criterio de la población de derecho, así como su suma por comunidades (tabla). De esta manera se visualiza cómo las autonomías con muchas provincias poco pobladas gozan necesariamente de más escaños que los que les correspondería en un reparto proporcional.

Los casos más exagerados son los de Castilla y León, con 14 escaños más de los que le tocan por su población,

El caso más exagerado es el de Castilla y León, que cuenta en el Congreso con 14 escaños más de los que debería tener en función de su población. Justo lo contrario de lo que sucede con Madrid, a la que le faltan 12 diputados para tener una justa representación parlamentaria según su peso poblacional.

En su conjunto, el total de escaños “desplazados de la proporcionalidad” (en expresión de Jaime Miquel) por la LOREG es de 29, cuando normalmente las mayorías absolutas de gobierno dependen de una diferencia de diputados mucho menor. Y no es casualidad que los que se benefician de esas primas parlamentarias son los partidos que controlan provincias rurales, con una población menos formada y más envejecida (y más vulnerable al caciquismo local), en detrimento de las formaciones con más implantación en las zonas urbanas, normalmente con electores más jóvenes, preparados e informados. Algo que se buscaba hace 40 años y que PP y PSOE hacen hoy todo lo posible por perpetuar.

No cabe duda de que es un sistema electoral condenado a desaparecer, como demuestran las sucesivas macroencuestas del CIS, puesto que el bipartidismo ha sido ya barrido entre los votantes de menos de 45 años y tanto el PP como el PSOE están condenados al asilo.

Por todo esto, Unidos Podemos y Ciudadanos tienen que forzar una reforma del sistema electoral obsoleto que pretende frenar el avance social y político, el desarrollo y la modernización, de la sociedad española. Y si los dos grandes partidos del régimen impuesto hace 40 años se empecinan en impedirlo, serán barridos por la evolución de la historia, ya que eso es imparable.

El inmovilismo de PP y Cs deja en vía muerta la derogación de la ‘ley mordaza’

Fuente: http://www.publico.es/politica/mordaza-bloqueo-pp-c-s-deja-via-muerta-derogacion-ley-mordaza.html

El Congreso de los Diputados aprobó hace casi un año derogar o modificar la ley de seguridad ciudadana, más conocida como ley mordaza. Después de un debate que auguró el difícil entendimiento entre los partidos para llegar a consensos de cara a una nueva norma, el pleno de la Cámara baja admitió a trámite las iniciativas de PSOE y PNV para revertir una de las normas más emblemáticas y más contestadas de la mayoría absoluta del PP. Sucedió el 21 de marzo de 2017 pero, desde entonces, su trámite parlamentario está parado.

Ambas iniciativas se registraron en la Mesa del Congreso y ahí siguen, esperando a que finalice el plazo de enmiendas para que sus ponencias sean debatidas en la Comisión de Interior. Cada 15 días, desde el pasado 24 de abril, PP o Ciudadanos pide una prórroga que siempre sale adelante porque, entre los dos, tienen mayoría en la Mesa del Congreso. Al principio, varios grupos apoyaron la solicitud de esas prórrogas, pero al cabo de unos meses, PP y Cs se quedaron solos en la petición de ampliaciones. Por eso la oposición denuncia que el partido en el Gobierno y “su socio” están “secuestrando” la actividad legislativa y “bloqueando” la revisión de una ley recurrida ante el Tribunal Constitucional que “vulnera derechos sociales”.

El Congreso tomó en consideración dos iniciativas: una propuesta del PSOE, que pide derogar la ley mordaza y retornar como punto de partida para el debate a la legislación de 1992, conocida como ley Corcuera o ley de la patada en la puerta; y otra del PNV, que plantea la reforma de 44 artículos de la actual normativa. El PP se quedó solo votando en contra de ambas iniciativas. Ciudadanos —que siempre ha manifestado su intención de reformar la ley de seguridad ciudadana, pero no derogarla— apoyó la proposición de ley del PNV y se abstuvo en la del PSOE. Sin embargo, en la Mesa vota sistemáticamente a favor de la prórroga del periodo de enmiendas.

PNV: “A Ciudadanos sólo le interesan los derechos fundamentales si defenderlos le ayuda en sus posiciones estratégicas”

“Hasta el más inútil de los asesores de Ciudadanos ha tenido tiempo, desde abril, para analizar la norma”, responde a Público el diputado de IU en Unidos Podemos Ricardo Sixto. La formación morada, que ya tiene listas las enmiendas, pide al partido naranja que “deje de secuestrar” la actividad legislativa y de “torpedear” la labor del Congreso actuando como “cómplice deliberado” del PP.

David Serradaportavoz de Interior en el Grupo Parlamentario Socialista, opina lo mismo: “Cuando uno comete un atropello como éste, necesita un colaborador y para eso está Ciudadanos”, denuncia a Público, “para bloquear con el PP cualquier iniciativa que suponga derogar recortes presupuestarios o recortes de derechos fundamentales”.

El grupo parlamentario de Ciudadanos, en cambio, niega la mayor: “Nosotros no queremos frenar ni bloquear la tramitación de las propuestas”, declara a Público su secretario general, Miguel Guitérrez. “Queremos reformar la ley de seguridad ciudadana y tenemos listas las enmiendas a la propuesta del PNV, pero tenemos que ver cómo abordamos la propuesta del PSOE porque supone enmendar todo un articulado sobre el mismo tema en base a una ley anterior”, explica.

Dos textos con un mismo objetivo en la misma comisión

Es cierto que la tramitación de dos iniciativas con el mismo objeto en la misma comisión es técnicamente “compleja”. Así lo han señalado, de hecho, los letrados del Congreso, que remitieron un informe a los portavoces de los grupos en mayo del año pasado sobre cómo proceder en este caso. Ahora ambas propuestas tienen números de registro diferentes y sus enmiendas se deben presentar por separado. Luego, si hay acuerdo entre el PNV y el PSOE, los letrados proponen fusionar los textos para debatir una sola ponencia en la Comisión de Interior.

Aun así, el PP insiste en que será difícil unir “dos propuestas antagónicas” y Ciudadanos lamenta el “complejo escenario” que provoca “la manía del PSOE de derogar leyes”. Los socialistas, sin embargo, insisten en que este tipo de tramitación doble “es una práctica parlamentaria conocida” y no puede servir de “excusa para bloquear el proceso parlamentario”.

PP: “Es lógico que el debate de un tema  sensible y de gran impacto político tenga un ritmo lento”

La ley mordaza, aprobada en 2015 con el rodillo del PP, ha sido ampliamente criticada por todas las formaciones políticas. Incluso la Defensora del Pueblo, Soledad Becerril, exdiputada del PP, cuestionó hace menos de un año las sanciones que plantea la norma que, por cierto, se sigue aplicando. Una de las últimas multas recayó al cantante de un grupo musical por gritar “¡mucha policía, poca diversión!”: 375 euros por parafrasear la consigna de la banda vizcaína Eskorbuto. Y también recientemente, la Administración ha rechazado el recurso interpuesto por la periodista Cristina Fallarás por la sanción de 600 euros que le interpuso la Policía durante una concentración pacífica contra los asesinatos de periodistas en México.

Cs: “No queremos frenar ni bloquear la tramitación de la reforma de la ley de seguridad ciudadana”

Desde este punto de vista, es lógico que el PP esté retrasando el debate sobre la derogación o la modificación de una ley propia que, además, sigue siendo aplicada por las instituciones gubernamentales. Sin embargo, fuentes del Grupo Parlamentario Popular, niegan su falta de voluntad política al respecto y señalan a Público que la prórroga de enmiendas es “un mecanismo habitual del proceso parlamentario”. Al tratarse de un “tema sensible” y de “mucho impacto y peso político”, es lógico que su debate “tenga un ritmo lento“, afirman las mismas fuentes.

En este escenario, el PNV no espera nada del PP, pero tacha de “incomprensible” la actitud de Ciudadanos apoyando al partido en el Gobierno en la prórroga de enmiendas. “A Cs sólo le interesan los derechos fundamentales si defenderlos le ayuda en sus posiciones estratégicas”, denuncia a Público Mikel Legardaportavoz adjunto del Grupo Vasco en el Congreso. “Es el único acuerdo que está funcionando entre ellos y muestra el verdadero comportamiento del partido; sus hechos, por encima de sus palabras”, insiste el diputado.

El partido naranja, que como el PNV, prefiere trabajar con la ley actual como texto de partida y no con la ley Corcuera (como plantea el PSOE), ha anunciado a Públicosu intención de plantear en la próxima Mesa de Portavoces la finalización del plazo de enmiendas a ambas propuestas de ley.

Ciudadanos, partido nada de fiar

¿Nueva política? ¿Regeneracion? Jajajaja ya se han quitado la careta del todo, ya se ve claramente que son los perros falderos del Partido Popular, decian que iban a presionar para hacer cumplir las condiciones de su acuerdo de Gobierno, pero desde luego yo intuia que es un paripé, en el fondo comparten mucho más de lo que nos quieren mostrar, desde luego primero realmente no desean acabar con la corrupción, es más colabora con un partido presuntamente corrupto, el Partido Popular está encantado porque Ciudadanos traga, y aunque no tengan mayoría absoluta el PP sigue haciendo lo que les da la real gana.

Hasta hace poco Ciudadanos liderado con el ínclito Albert Rivera decía que iba a hacer que el PP suprima el “Impuesto al Sol”, luego vota en contra de suprimir este Impuesto al Sol, en la Región de Murcia se tardan más de lo normal en echar a su presidente presuntamente corrupto Pedro Antonio Sánchez y así una larga lista de engaños a sus votantes.

En Cataluña se presentó como un partido de centro-izquierda antinacionalista y antiindepedentista, que regeneraria sin embargo la política y yo digo jajaja, pero por cambiar cambian o más bien ya no esconden tanto su ideología, ahora son liberales progresistas, aunque la verdad eso de progresistas como que se pone en tela de juicio, es que ya se van quitando la careta, este partido es la marca blanca del PP y ya no es tan secreto, ya es evidente.

Así es España, para desgracia nuestra, parece que no tenemos solución, no hay manera que haya algo de esperanza, el país se ha instalado en el conformismo y la resignación, de Ciudadanos diré no tardará demasiado en convertirse en un UPyD 2.0 desde luego merecido lo tienen por mentirosos.

Ciudadanos baraja las opciones de “moción de censura o elecciones” como salida a la situación en Murcia

Fuente: http://www.eldiario.es/politica/futuro-Murcia-Mocion-censura-elecciones_0_619088418.html

La continuidad del Gobierno del PP en Murcia está en el aire. Ciudadanos decidirá esta semana si da el paso de impulsar una moción de censura, que les obligaría a un entendimiento con PSOE y Podemos. La formación que preside Albert Rivera se muestra decidida a no dejar en nada sus exigencias, tal y como señalan fuentes de la dirección: “Vamos a ir hasta el final”.  La clave pasa por el próximo miércoles. 

Las opciones que están sobre la mesa son tres: que el PP dé el nombre de un sustituto, impulsar una moción de censura o provocar un adelanto electoral. La dirección de Ciudadanos considera que “convocar nuevas elecciones sería lo mejor”.

En el PSOE, mientras tanto, no se fían de la formación de Rivera, ni de su intención de llegar hasta el final. “Ciudadanos está arrastrando los pies”, señalan fuentes de Ferraz a eldiario.es. Ambas formaciones se han citado para una reunión que se celebrará este miércoles y en la que se abordará la posibilidad de entendimientos para acabar con el Gobierno de Pedro Antonio Sánchez.

Antes de que eso ocurra, el presidente murciano tendrá que presentarse ante el juez que instruye el caso Auditorio. La cita está prevista para este lunes. Tras su declaración ante el magistrado, no se espera que se produzcan grandes cambios en su situación. A Pedro Antonio Sánchez se le ha citado en calidad de “investigado” y habrá que esperar a la apertura de juicio oral para ver si el tribunal mantiene esa etiqueta sobre el representante de Rajoy en Murcia.

Ciudadanos ha iniciado contactos discretos con la dirección del PP para intentar forzar un cambio. Se trata de conversaciones en los pasillos del Congreso en las que Fernando Martínez-Maillo (PP) se ha mostrado como una roca, sin intención alguna de buscar alternativas al presidente autonómico más discutido en estos momentos.

La insistencia del PP en cerrar puertas a un cambio es lo que ha empujado a Ciudadanos a plantearse llegar hasta la moción de censura: “Si no dimite este tío, es que no dimite nadie en España”, asegura uno de los principales asesores de Albert Rivera, consultado por esta redacción.

El Partido Popular ha cerrado filas en torno a su presidente autonómico. A pesar de ello, empiezan a circular nombres de posibles sustitutos: los alcaldes de Archena, Lorca y Yecla.

La investigación contra Pedro Antonio Sánchez se relaciona con la puesta en marcha de un complejo cultural impulsado en 2006 en Puerto Lumbreras y que tenía un coste de seis millones de euros. El presidente murciano cerró el anteproyecto con un estudio de arquitectura de manera verbal y sin concurso y acabó pagando las obras cuando el 38% de las mismas estaba sin ejecutar.

En Ciudadanos están convencidos de que el presidente murciano “está pringado” y  aseguran que “el pacto de Gobierno está roto ahora mismo”. El miércoles, la formación que preside Albert Rivera tiene que empezar a diseñar su estrategia: moción de censura o elecciones anticipadas.

Ciudadanos retira su apoyo al PP de Murcia tras la imputación del presidente autonómico

Fuente: http://politica.elpais.com/politica/2017/03/02/actualidad/1488451659_147094.html

Ciudadanos ha retirado este jueves su apoyo al PP para la gobernabilidad de la región de Murcia ante la negativa de dimitir del presidente, Pedro Antonio Sánchez, imputado por el caso Auditorio por los presuntos delitos de prevaricación continuada, fraude, falsedad en documento oficial y malversación de caudales públicos. El secretario general de Ciudadanos en Murcia, Miguel Sánchez, ha hecho este anuncio, tras la reunión de una hora mantenida con Pedro Antonio Sánchez en el Palacio Aguirre de Cartagena, sede del ejecutivo murciano. Así, Ciudadanos iniciará este mismo jueves contactos con el PSOE en Murcia para sacar al PP del gobierno autonómico, tal como han anunciado.

“La cúpula del PP prefiere proteger a su imputado y romper el pacto de investidura antes que poner a un nuevo presidente del PP en Murcia”, ha dicho Albert Rivera, el presidente de Ciudadanos, que firmó un acuerdo de investidura con Pedro Antonio Sánchez en el que se incluía como primer punto la expulsión de cualquier cargo imputado por corrupción política.

La dirección nacional de Ciudadanos y los representantes del partido en Murcia evitan en todo momento pronunciar la frase “moción de censura”. Según fuentes cercanas a Rivera, los contactos que ahora inicia el partido con otras fuerzas de la región permitirán que Ciudadanos gane tiempo para que Sánchez declare ante el juez, el próximo lunes, y reconsidere la posibilidad de dimitir; y también para preparar poco a poco la justificación de un cambio de Gobierno en el caso de que no lo haga. El PP, que ha insinuado la posibilidad de convocar elecciones anticipadas, se quedó a un solo escaño de la mayoría absoluta en los comicios autonómicos de mayo de 2015. En consecuencia, sería necesario que el PSOE, Podemos y Ciudadanos unan fuerzas para desplazarle del poder.

Pedro Antonio Sánchez no ha querido comparecer ante los medios tras la reunión y lo ha hecho la portavoz del Ejecutivo, Noelia Arroyo. En su opinión, Ciudadanos tiene que explicar ahora “por qué lo que vale en otros territorios no vale en la Región de Murcia” ya que en Andalucía no se ha exigido la dimisión de consejeros imputados o del alcalde de Granada. También ha pedido a Ciudadanos que aclare “si antepone que la región siga avanzando como hasta ahora gracias al pacto o si se echa en brazos del PSOE y Podemos y contribuye a la estrategia de alarmar y generar ruido”.

Además, ha insistido en que el partido de Rivera ha impulsado una reforma legal en el Congreso de los Diputados que pone la línea roja en la apertura de juicio oral para exigir la dimisión de los cargos imputados. Y ha calificado de “muy graves” las declaraciones de Albert Rivera, que esta mañana se preguntaba “qué no sabrá Pedro Antonio Sánchez de la financiación ilegal del PP, que Rajoy no se atreve a decirle que se marche”.

En cualquier caso, Arroyo no ha aclarado si el presidente se plantea adelantar las elecciones ante una posible moción de censura, y se ha limitado a insistir en que la prioridad ahora para Sánchez es acudir a declarar ante el TSJ el próximo lunes para “aclararlo todo”.

El PP, por su parte, considera que está cumpliendo el pacto que firmó con Ciudadanos y se pregunta por qué este partido no aplica la misma vara de medir con el alcalde socialista de Granada, también imputado, o con los distintos consejeros socialistas del Gobierno de Andalucía que han tenido problemas con la Justicia. “¿Por qué lo que vale en otras comunidades autónomas, aquí no sirve?”, se ha preguntado Noelia Arroyo, portavoz del Gobierno murciano, quien ha argumentado que en otras Autonomías se espera a la apertura de juicio oral para exigir la dimisión (en realidad, Ciudadanos fija el listón en la imputación en todos sus acuerdos). Y ha añadido: “Ciudadanos tiene que elegir si seguimos avanzando con ese pacto que tanto ha beneficiado a la Región de Murcia o si se echa en brazos del PSOE y de Podemos”.

Ciudadanos y PP firmaron en Murcia un pacto de investidura por el que los populares se comprometían a cumplir los puntos propuestos por Ciudadanos para otorgar su apoyo a la investidura del candidato popular, Pedro Antonio Sánchez.