La corrupción tumba a Mariano Rajoy

m.eldiario.es/2e543ff8_777273336/

Hoy comienza un periodo nada fácil pero a la vez esperanzador, hoy con toda probabilidad se vota la moción de censura que acabará con el gobierno de Mariano Rajoy, mejor dicho el nefasto gobierno de Mariano Rajoy.

Mi deseo es que ciclo que se prevee breve pero intenso abra la puerta a una España mejor, una España más dialogante, más justa, que este periodo tan crispado se transforme en otro más dialogante, sosegado y respetuoso con la pluralidad de este país.

Anuncios

Sánchez y Rajoy llegan a la moción de censura pendientes de la ‘sentencia’ del PNV

Tema: https://www.infolibre.es/noticias/politica/2018/05/31/sanchez_rajoy_llegan_mocion_censura_pendientes_sentencia_del_pnv_83429_1012.html

  • Los nacionalistas vascos harán pública su decisión final sobre la moción de censura después de escuchar “los compromisos” del candidato socialista en el salón de plenos del Congreso
  • El PNV prestará especial atención a la actitud de Sánchez sobre Cataluña y a sus planes para la convocatoria de elecciones anticipadas

Rajoy descarta dimitir y acusa a Sánchez de “chantajear” a Cs y a los nacionalistas con su moción

Fuente: https://www.infolibre.es/noticias/politica/2018/05/30/rajoy_acusa_sanchez_chantajear_los_partidos_para_buscar_apoyos_mocion_censura_83392_1012.html

El pleno de control al Gobierno en el Congreso de los Diputados tuvo este miércoles un tono muy marcado por la moción de censura a la que se enfrentará jueves y viernes el presidente del Gobierno. Un “chantaje” de Pedro Sánchez al resto de partidos de la oposición, según definió Mariano Rajoy en su turno. El jefe del Ejecutivo había entrado al hemiciclo arropado por los aplausos, en pie, del Grupo Parlamentario Popular.

El debate de la moción contra Rajoy se celebrará este jueves y viernes

Fuente: http://www.publico.es/politica/debate-mocion-rajoy-celebrara-este.html

La presidenta del Congreso, Ana Pastor, ha acordado con el socialista Pedro Sánchez celebrar el debate de la moción de censura esta misma semana, los próximos jueves 31 de mayo y viernes 1 de junio, según han indicado fuentes de Ferraz.

La iniciativa para quitar a Mariano Rajoy de la Presidencia del Gobierno, registrada el viernes por el PSOE tras la condena al PP como partícipe a título lucrativo de la trama ‘Gürtel’, ha sido calificada este mismo lunes por la Mesa del Congreso, que ha verificado el cumplimiento de los requisitos formales.

La presentación de la moción de censura ha sido comunicada al Palacio de la Moncloa y a los grupos parlamentarios en una Junta de Portavoces convocada de urgencia. Además, el órgano de gobierno de la Cámara ha abierto también un plazo de dos días para dar la oportunidad de presentar mociones con candidatos alternativos, para las que se exigen los mismos requisitos y que, en su caso, se debatirán conjuntamente.

La fecha para su debate es competencia exclusiva de la presidenta del Congreso, Ana Pastor, hablando con el candidato, pero en todo caso no podrá ser antes de los cinco días siguientes desde su presentación, para así cumplir con esta serie de trámites previos.

Por eso, y habiendo sesión plenaria ordinaria convocada esta semana, en principio no se calculaba el debate esta semana, pero finalmente todo se ha acelerado y, a diferencia de lo ocurrido hace un año con la censura promovida por Pablo Iglesias, esta vez la moción de censura se va a debatir el primer día que es posible convocarlo. Así, Ana Pastor ha acordado convocar el pleno para los días 31 de mayo y 1 de junio, fecha en la que se procederá la votación donde el PSOE necesita sumar la mayoría absoluta (176 diputados).

En caso de que la moción fuese rechazada, los firmantes de la misma no podrán firmar otra durante el mismo período de sesiones, según establece la Constitución, por lo que, en ese escenario, los diputados del PSOE no podrían volver a plantear otra moción hasta septiembre.

El debate lo abre alguien del PSOE y luego Sánchez

El debate de la moción de censura, según el Reglamento de la Cámara, se inicia con la defensa de la propuesta, sin límite de tiempo, por parte de uno de los diputados que firman la iniciativa, y, a continuación, también sin límite de tiempo, podrá intervenir el candidato a la Presidencia propuesto en la moción para que exponga el programa político de su hipotético Gobierno. Aunque Pedro Sánchez no es diputado, nada impide que pueda ser candidato a la Presidencia del Gobierno.

Tras el correspondiente receso que decida la Presidencia de la Cámara, será el turno de los portavoces de los distintos grupos parlamentarios, que contarán con treinta minutos para intervenir y diez minutos de réplica.

Una vez debatida la moción, se procederá a su votación y, en caso de reunir al menos 176 votos necesarios para ser aprobada, la Presidencia del Congreso deberá comunicarlo inmediatamente al Rey y al presidente del Gobierno, puesto que el candidato a presidente se entenderá que ha recibido la confianza de la Cámara.

En caso de que la moción fuese rechazada, los firmantes de la misma no podrán firmar otra durante el mismo período de sesiones, según establece la Constitución, por lo que, en ese escenario, los diputados del PSOE no podrían volver a plantear otra moción hasta septiembre.

 

Pedro Sánchez anuncia la moción de censura para formar “un gobierno del PSOE” y pide el voto de todos los partidos

Fuente: https://www.eldiario.es/politica/Pedro-Sanchez-respuesta-situacion-extraordinaria_0_775172790.html

El secretario general del PSOE ha anunciado que presenta su moción de censura contra Mariano Rajoy “para garantizar la gobernabilidad”. “Será para constituir un gobierno del PSOE”, ha dicho Sánchez, cerrando la vía a cualquier acuerdo para ofrecer ministerios a otras formaciones. El líder socialista ha despejado otra duda más; le valen todos los votos, incluidos los de los partidos independentistas: “Me dirijo a los 350 diputados del Congreso”.

En un guiño estratégico a Ciudadanos, Sánchez ha asegurado que su objetivo en el Gobierno será “convocar elecciones”, pero no inmediatamente. Antes de hacerlo, se reserva la tarea de normalización y regeneración democrática, además de poner en marcha una agenda social que se ocupe de los que más han perdido durante la crisis. ¿Cuanto durará ese periodo entre la hipotética toma de posesión y la virtual convocatoria? El líder del PSOE no lo ha aclarado. A la legislatura le quedan solo dos años.

Ante los argumentos de Ciudadanos que pide una “moción instrumental”, Sánchez ha recordado que “las mociones de censura son constructivas. Son para darle un Gobierno al país”.

El líder del PSOE está dispuesto a recibir el voto de formaciones independentistas como ERC, PNV, PDeCAT o Bildu: “Vivimos en una democracia parlamentaria”, ha dicho Sánchez para recordar que la presidenta del Congreso, Ana Pastor, lo es gracias al voto del PDeCAT; al igual que los presupuestos han sido aprobados con el concurso del PNV, también nacionalista.

Rajoy, “único responsable” de la “alarma social”
El PSOE considera a Rajoy “único responsable” de la “alarma social” generada por la sentencia de Gürtel. Según Sánchez, el PP ha situado al país en una situación de “crisis institucional de extrema gravedad”. Con su moción, pretende “Sacar a la política de esta novela negra de corrupción y poder hablar de lo que importa a la ciudadanía: sus derechos y libertades cuestionadas”.

Según Sánchez, Rajoy debería haber respondido ayer con su dimisión. Al no hacerlo, el PSOE se ha decidido a presentar “una moción de censura para recuperar la dignidad de nuestra democracia que hoy se encuentra cuestionada por el partido que gobierna nuestro país”.

Al final de su intervención ante la prensa, Sánchez ha explicado que se ha puesto en comunicación con el rey para comunicarle su intención de intentar el relevo de Rajoy por la vía de la moción de censura.

El Congreso aprueba los Presupuestos con el apoyo de última hora del PNV

Fuente: https://politica.elpais.com/politica/2018/05/23/actualidad/1527059155_237188.html

l Pleno del Congreso de los Diputados ha aprobado este miércoles los Presupuestos Generales del Estado de 2018 con el apoyo del PP, Ciudadanos, el PNV, Unión del Pueblo Navarro, Foro Asturias, Coalición Canaria y Nueva Canarias. Estos partidos, con los 176 escaños, que conforman la mayoría absoluta, se han impuesto al resto de grupos. Ahora los Presupuestos pasarán por el Senado y tras su aprobación volverán al Congreso donde recibirán el visto bueno definitivo la última semana de junio.

La clave de la aprobación la ha decidido unas horas antes de la votación el Euzkadi Buru Batzar (EBB), máximo órgano del PNV, con su respaldo a las cuentas del Gobierno “por responsabilidad”, después de haber condicionado este apoyo a la retirada del artículo 155 de la Constitución. El partido ha llevado el suspense “hasta el último minuto”, pero en el límite ha anunciado que salvaba los Presupuestos a pesar de no haberse cumplido el requisito que exigió para apoyarlos. El Gobierno decidió extender la aplicación del precepto constitucional sobre la autonomía de Cataluña después de que el presidente de la Generalitat nombrara en su gabinete a dos consejeros presos y otros dos fugados. Pese a ello, los nacionalistas vascos, tras horas de conversaciones entre La Moncloa y Bilbao, han decidido inclinar la balanza de la Cámara con sus cinco diputados hacia la aprobación.

En un comunicado, el máximo órgano del PNV ha justificado su apoyo a los Presupuestos en “la responsabilidad” y “poniendo los intereses de la ciudadanía de Euskadi por encima de los del Partido Nacionalista Vasco”. También, “desde el convencimiento” de que respaldarlos es la “forma más eficaz” de “contribuir al pronto levantamiento del artículo 155 en Cataluña”, que el partido considera “inminente”.

Según la nota emitida por el EBB, la “cuestión de principios” a la que el partido supeditó su respaldo a los Presupuestos ha quedado aparcada al cambiar la situación “en los últimos días”. “La Generalitat de Cataluña tiene hoy un president legítimo, elegido por la mayoría absoluta del Parlament, y la desactivación del artículo 155 está muy próxima en el tiempo. En este nuevo contexto, el mismo principio de responsabilidad nos lleva a no bloquear los Presupuestos”, señala el comunicado.

El PNV lo ha fundamentado en “cuatro grandes argumentos”. El primero es la caducidad del artículo 155, una vez que la Generalitat cuenta con un presidente. El segundo, “evitar el abismo”, ya que “el bloqueo de los Presupuestos empujaría, aún más, hacia el abismo a la situación política española y catalana”. El tercero, “no perder la capacidad de influir en favor de una solución dialogada para Cataluña”. En ese sentido, el partido defiende que “votar en contra de los Presupuestos representaría un gesto testimonial, pero sin efectos reales ni prácticos de cambio” para la comunidad catalana. Y el cuarto: “Hacer valer el compromiso con la Agenda Vasca y con el desarrollo y modernización de Euskadi”. El apoyo se traduce en “una inversión récord de 540 millones de euros en Euskadi” que impulsará el tren de alta velocidad y otras infraestructuras estratégicas, además de lograr “una tarifa eléctrica justa para la industria vasca” y fomentar “numerosas iniciativas en los ámbitos de la I+D+i, la cultura y el medio ambiente”.

Pese al misterio impuesto por el partido, el PNV ha estado apoyando al PP en todas las votaciones previas de los capítulos presupuestarios, junto a Ciudadanos, UPN, Foro Asturias, Coalición Canaria y Nueva Canarias. Esa complicidad manifiesta se ha notado en las caras de tranquilidad de los diputados del PP, que en estos días se han mostrado convencidos del paso final de los nacionalistas vascos.

El pasado 26 de abril, cuando el PP se impuso a las enmiendas a la totalidad de la oposición a los Presupuestos, apoyado en el hombro del PNV, el portavoz parlamentario jeltzale Aitor Esteban insistió en que la aprobación final de las cuentas del Gobierno estaba en función de la derogación “inmediata” del artículo 155 de la Constitución tras la elección de un nuevo Govern y “de la actitud de todos y cada uno de los actores políticos concernidos” en la búsqueda de una solución. Subrayó esto último, dejando una puerta abierta a cualquier eventualidad, como ha ocurrido.

El hecho de que el Gobierno no haya dado curso a los nombramientos en el Diario Oficial de la Generalitat de los consejeros propuestos por el presidente catalán, Quim Torra, estropeó el escenario previsto. El PNV ha tenido que contorsionar su posición para mantener hasta el último minuto el equilibrio entre sus condiciones y la realidad imprevisible que Torra ha imprimido al desenlace.

Tras la difusión del comunicado, Aitor Esteban ha comparecido en el Congreso de los Diputados y ha insistido en que el apoyo de su partido contribuye a levantar el 155, aunque ha admitido que no tiene ninguna garantía de ello, pero “sí convicciones” e “inputs”.”Está en el ánimo de los partidos catalanes y eso va a suceder”. Además, ha sostenido que si su formación no hubiese apoyado las cuentas del Gobierno la situación abogaría en el mantenimiento y endurecimiento del 155 y la convocatoria de elecciones en un momento “muy delicado” en el que esa “inestabilidad” daría paso a “escenarios muy preocupantes” que beneficiarían a las posiciones más duras frente al problema catalán. En ese sentido, ha aludido al auge de Ciudadanos.

Esteban, que ha remarcado que “el problema catalán es político y no se puede resolver por la vía judicial”, ha afirmado que la posición de su partido ante los Presupuestos “no ha sido una decisión fácil”. “Ha sido una decisión muy meditada y muy debatida”, ha añadido. Frente a quienes pudieran haber anticipado el desenlace, ha manifestado que se había tomado a última hora: “He estado en vilo hasta hace unos minutos”.

En el acuerdo alcanzado con el PNV, el Gobierno ha tenido que sacrificar la reforma de pensiones de 2013, que imponía subidas mínimas del 0,25% mientras el sistema de Seguridad Social tuviera déficit, para incrementarlas en función del IPC. También ha tenido que retrasar hasta 2023 la aplicación del factor de sostenibilidad, que iba a recortar las nuevas pensiones de jubilación a partir de 2019. A cambio, salva la legislatura. El PNV, además, logra una partida inversora extra de 70 millones para el País Vasco con un aumento del 32% y un inequívoco prestigio político como abanderado de los jubilados y como formación que con su pragmatismo propicia la estabilidad en España.

El apoyo a los Presupuestos de 2017 resultó muy beneficioso para el PNV. Logró una rebaja del Cupo Vasco por valor de 1.400 millones, la reducción de la tarifa eléctrica de sus grandes empresas y una inyección de 3.380 millones para la alta velocidad.