Aznar se desvincula de ‘Gürtel’: “Ni conocía al señor Correa ni le contraté”

Fuente: https://www.infolibre.es/noticias/politica/2018/09/18/aznar_exagerado_decir_que_un_partido_corrupto_86837_1012.html

El expresidente del Gobierno, José María Aznar, consideró “exagerado” decir que el Partido Popular es “un partido corrupto”. Así lo afirmó en el Congreso de los Diputados en el marco de la comisión de investigación sobre la presunta financiación ilegal de los conservadores.

Lo hizo en respuesta al diputado del PSOE Rafael Simancas, parlamentario que inauguró el turno de preguntas.

A juicio del líder de Faes, que recordó que la sentencia que condena al PP como participante a título lucrativo de los tejemanejes de la trama corrupta Gürtel está recurrida, él no tiene que pedir “perdón” a los españoles, como le había exigido el parlamentario del partido del Gobierno.

En este sentido, señaló que “jamás” ha sido llamado a declarar como testigo a un tribunal ni “imputado”.

“Ni conocía al señor Correa ni contraté al señor Correa”, respondería después, desvinculándose de la trama Gürtel. “¿Fichó usted a Correa? ¿De qué le conocía? ¿Qué experiencia tenía que usted valoró? ¿Conocía estos hechos? ¿Los ideó?”, había preguntado el socialista.

Dirigentes del PSOE creen que Montón debe dimitir antes de que Sánchez comparezca esta tarde en el Senado

Fuente: https://elpais.com/politica/2018/09/11/actualidad/1536651236_989344.html

Dirigentes del PSOE comparten que Carmen Montón debe presentar su dimisión como ministra de Sanidad antes de que el presidente del Gobierno comparezca esta tarde en el Senado. Pedro Sánchez asistirá al pleno de la Cámara Alta que comienza a las 16.00. La preocupación en la dirección del PSOE aumenta conforme pasan las horas por el impacto de las sombras que rodean al máster de la ministra. El presidente, de momento, ha decidido aguantar y ha dado instrucciones a las personas de su máxima confianza como Adriana Lastra y José Luis Ábalos para que salgan públicamente a respaldar a la ministra. “Tenemos plena confianza en la trayectoria de la ministra”, ha asegurado el titular de Fomento y secretario de Organización de los socialistas. “Creemos que su obligación es dar cuenta, despejar cualquier duda y así lo está haciendo. En la medida en que está dando explicaciones y aclaraciones tiene todo el respaldo de la dirección del PSOE. El propio Gobierno también mantiene su apoyo a la ministra”, ha afirmado en el Congreso.

Las explicaciones de Montón por la mañana en una entrevista en la cadena SER refuerzan, sin embargo, la opinión de quienes anoche ya planteaban en Ferraz y en el Ejecutivo que la renuncia de Montón tiene que producirse lo antes posible para no perjudicar la imagen del Gobierno. “Ya sabemos cómo va a acabar esto, la cuestión es cuándo”, mantienen responsables socialistas. Los inputs que llegan a la dirección del PSOE y a su entorno, esencialmente opiniones de alcaldes y líderes territoriales, van todos en la misma línea: Montón no puede continuar después de que la Universidad Rey Juan Carlos haya confirmado que hubo cambios en las notas de su máster. Los partidarios de aguantar argumentan en cambio que sería un severo traspié para el Gobierno la renuncia de un segundo ministro —Màxim Huerta no duró una semana como titular de Cultura— cuando acaba de cumplir sus primeros 100 días de Gobierno.

Mientras en el partido aumentan los partidarios de la caída de Montón, varios altos cargos del PSOE y del Gobierno han salido en público en defensa de Montón, un apoyo que hasta ahora había sido tibio. “Su actuación con relación al curso de este máster fue siempre con la voluntad de enriquecer su conocimiento. Lo que le motivó fue que le podía servir de utilidad en el desarrollo de su actividad y lo hizo con la mejor intención siguiendo las directrices que le establecieron desde la propia dirección del curso”, ha insistido Ábalos. “Desde luego no es responsable a la hora de establecer las condiciones para el desarrollo del mismo. Se limitó con claridad a seguir las instrucciones que le permitían desarrollar este curso y culminarlo con el trabajo que ha mostrado ante los medios”, ha continuado el responsable de Organización, que ha diferenciado el caso de Montón de los estudios de posgrado del presidente del PP, Pablo Casado, y de la expresidenta de Madrid Cristina Cifuentes. “Aunque sea un máster más, esto es lo único que tiene en común con otros casos. Aquí no ha habido ninguna prevalencia de la condición ni petición ni solicitud de trato de favor”, ha zanjado Ábalos.

“La ministra está dando todas las explicaciones y no tiene nada que ocultar. Ha sido clara y rotunda”, ha afirmado por su parte Adriana Lastra. La vicesecretaria del PSOE y portavoz parlamentaria en el Congreso ha señalado que Montón comparecerá “a petición propia” en el Parlamento “porque no tiene nada que esconder”. “Ha dado explicaciones detallada y minuciosamente”, le ha secundado minutos después la ministra de Justicia, Dolores Delgado. Eso en público, porque en privado las opiniones eran muy diferentes. En un aparente lapsus verbal, la ministra de Economía, Nadia Calviño, ha afirmado que la labor de Montón en sus tres meses al frente del Ministerio de Sanidad “ha sido extraordinaria”, como si de hecho ya hubiera dimitido.

 

El Gobierno socialista de Zapatero conocía y amparó los negocios de Corinna como conseguidora del rey Juan Carlos I

Fuente: https://www.publico.es/politica/corinna-gobierno-socialista-conocia-amparo-negocios-corinna-conseguidora-rey-juan-carlos-i.html

Algunos se enteraron tarde, a punto de salir del Gobierno, y otros lo suponían pero ni preguntaban. Sólo un grupo de ellos confirmó entonces la entrañable relación entre el rey Juan Carlos y la alemana Corinna Zu Sayn-Wittgenstein, la cual llevaba aparejado el posicionamiento de ella como conseguidora en negocios estratégicospara empresas españolas.  Negocios que, naturalmente, debían contar con el visto bueno del monarca, generalmente inclinado hacia el Este del globo terráqueo; concretamente, a los mercados ruso y árabe, en donde se encuentran sus más estrechas relaciones de amistad en el exterior.

Varios ex ministros y altos cargos del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero consultados por Público en aquel entonces confirmaron la “presencia activa” de Zu Sayn-Wittgenstein, al menos, entre 2006 y 2011 y no sólo como acompañante del rey, sino como conseguidora o intermediaria -en ocasiones se quedó en intento- de negocios, como mínimo, entre empresas españolas y rusas (intento de compra de acciones de Repsol por parte Lukoil y Gazprom), entre otras compañías de nuestro país y las de Emiratos Árabes Unidos, propiedad mayoritariamente de Abu Dhabi (instalación de la planta Gemasolar en la localidad sevillana de Fuentes de Andalucía) o entre aquéllas y Arabia Saudí (adjudicación de parte del AVE La Meca-Media a un consorcio español). No se descarta que la alemana hiciera más negocios en otros ámbitos, como Latinoamérica (obras de ampliación del canal de Panamá).

Fue a partir de 2009, señalaron las fuentes consultadas, cuando la relación entre Juan Carlos de Borbón y Zu Sayn-Wittgenstein se hizo más explícita y provocó situaciones complicadas, que finalmente quedaron en nada en su momento, gracias en buena parte a las maniobras del secretario general de la Presidencia entonces, el diplomático Bernardino León. Estas dificultades, sin embargo, son muy ilustrativas del “ascendiente” de la alemana sobre el rey y el “riesgo” que entrañaba su relación para España, una relación que se da por terminada. Lo del rey con la entrada de Rusia en el mercado energético español era una “obsesión”.

El entonces enviado de la Unión Europea (UE) para el sur del Mediterráneo, siempre según los mismos interlocutores, era el responsable de coordinar la actividad de la Casa del Rey y La Moncloa y los intereses no siempre coincidían. Ocurrió así cuando la petrolera rusa Lukoil irrumpió en el panorama energético español y quiso hacerse con el 30% del accionariado de Repsol (20% de Sacyr-Vallehermoso y poco menos del 10% de La Caixa). El Gobierno empezó oponiéndose a la operación, pero ante la presión del rey -que llegó a llamar a Zapatero hasta seis veces sólo por este tema, según confirmó Público -, relativizó el asunto y dijo dejarlo en manos de las empresas española y rusa. La realidad es que, ante la presión del monarca -e implícitamente, según las fuentes de este diario, de Zu Sayn-Wittgenstein, que trabajaba para los rusos en la búsqueda de este negocio-, La Moncloa pidió a los ministros “perfil bajo”, sin apoyos, pero también sin oposición.

Hubo quien desde el Gobierno miró hacia Luis del Rivero – entonces presidente de Sacyr Vallehermoso y con el deseo explícito de vender su parte en Repsol- como detonante de este embrollo. Del Rivero lo negó, al margen de que la operación le viniera muy bien; también rechazó la hipótesis Antonio Brufau, presidente de Repsol: “Miren más arriba”, confirmaron en su entorno. El interés del rey por introducir a los rusos en el mapa energético español suponía una auténtica “obsesión”, que trató de materializarse tras una llamada a La Zarzuela de Vladimir Putin, en la que pedía a su amigo Juan Carlos de Borbón que esa operación saliese adelante. El propio Kremlin filtró la llamada al rey.

La operación Lukoil no pilló por sorpresa al Gobierno socialista, por tanto, pues ya el monopolio ruso Gazprom había intentado hacerse con el 20% de Repsol, según anunciara el propio vicepresidente de la Federación de Rusia durante una visita a España en noviembre de 2008. La idea de que el Kremlin entrara en la petrolera española “ponía los pelos de punta” al Gobierno de Zapatero, confirmó uno de sus miembros ahora, por lo que se rechazó de plano semejante posibilidad, además, con el apoyo de la UE y el PP de Mariano Rajoy, entonces en la oposición. La fuerza con que el rey manifestó sus deseos por contentar a los rusos no era individual; al lado tenía a Zu Sayn-Wittgenstein que quería su parte del negocio en el lado ruso, razona un alto cargo conocedor de esta relación. En cualquier caso, tanto los rusos como la Zarzuela o el ex Gobierno socialista negaron oficialmente que ella fuera la conseguidora -o intento de- en este asunto. En privado admiten, además, que lo negarán siempre.

Las relaciones con Rusia quedaron tocadas tras la resistencia del Gobierno de Zapatero y de la propia Repsol a la entrada de los gigantes energéticos en el mercado español; también el rey estaba molesto por la falta de apoyo de Zapatero, que había trastocado, además, la operación de Zu Sayn-Wittgenstein. La Moncloa se esmeró entonces por organizar una “cumbre energética” -la llamaron entonces- con todas las partes implicadas reunidas en Madrid en marzo de 2009, apenas cuatro meses después de la polémica con Lukoil. Allí estuvieron el entonces presidente ruso Dmitri Mevédev con sus empresas y Zapatero con las suyas para firmar un memorándum de colaboración energética entre la Federación de Rusia y el Gobierno de España, que incluía un par de acuerdos a “futuro próximo” -nunca se materializaron- entre las españolas Gas Natural e Iberdrola y las rusas Gazprom e Inter Rao, respectivamente.

El poder público y empresarial hispano-ruso concentrado en La Moncloa ese día fue del agrado del rey y de gran provecho para la alemana, según alguno de los protagonistas de entonces, aunque nadie quiere entrar a concretar los negocios posteriores de Zu Sayn-Wittgenstein con los rusos, “porque no afectan a los intereses de España”.

Al poco de tomar posesión de su cargo, el director del Centro Nacional de Inteligencia y anterior Jefe del Estado Mayor de la Defensa (Jemad) llegó a reconocer en ámbitos muy reducidos su inquietud por esta amistad que, a mayores, suponía un auténtico intercambio de intereses personales, empresariales y estratégicos “no siempre adecuados”. Félix Sanz Roldán acababa de llegar al CNI, pero conocía perfectamente los movimientos del rey, a quien, por encima de todo, le une una amistad personal. De hecho, fue Juan Carlos de Borbón quien pidió a Mariano Rajoy que mantuviese al general amigo al frente de los servicios de Inteligencia cuando el PP llegó al Gobierno.

El rey sigue, por tanto, con la garantía intacta de que PP y PSOE mantendrán su silencio oficial sobre su relación con Zu Sayn-Wittgenstein y sobre cualquier otra. El pacto no escrito para proteger la Corona de los dos partidos con opciones de gobierno no evita, sin embargo, fuertes filtraciones de quienes en sus filas ya están cansados de tanta “oscuridad y mala praxis”.

¡REFERÉNDUM REAL YA!

Fuente: lareplica.es/referendum-real-ya-2/

No seamos hipócritas. Toda persona con un mínimo de nociones políticas y/o periodísticas conoce perfectamente que el rey emérito, Juan Carlos I, está enfangado de corrupción hasta las cejas. Que hacía y deshacía y hace y deshace a su antojo, haciendo valer sus privilegios de sangre azul, escudándose en la connivencia con las élites del bipartidismo, jueces, fiscales, militares y policías que la Casa Real maniató y manipuló desde antes de “La Transición”. Ya lo advertía, hace más de dos décadas, el periodista Gregorio Morán en su libro ‘El precio de la Transición’: “”Juan Carlos I fue el mayor comisionista del país, su corrupción era descarada”.

El archivo secreto del ex-comisario José Manuel Villarejo, desvelado por El Español, recoge una conversación con la amante de Juan Carlos I, Corrinna Zu-Wittegenstein, que revela prácticas corruptas en grado mayúsculo: tráfico de influencias, comisiones, estructuras opacas, fraude fiscal y blanqueo, en un entramado más propio de una banda criminal que de una jefatura de Estado. Crecen cada minuto las sospechas de que el rey emérito es quien se esconde tras la “Z” del caso Gürtel.

La justicia tiene el deber de investigar seriamente al cada vez menos “presunto” delincuente. A él y a toda su red de colaboradores. Es más que probable que hayan cometido delitos muy graves contra la Hacienda pública. Con este pestilente aroma a corrupción, el Estado no puede mirar hacia otro lado como lleva haciendo 50 años.

 

Màxim Huerta defraudó a Hacienda 218.322 euros a través de una sociedad limitada entre 2006 y 2008

Fuente: http://www.eldiario.es

El ministro de Cultura y Deporte, Màxim Huerta, utilizó una casa en la playa para rebajar irregularmente su factura fiscal durante tres ejercicios entre 2006 y 2008. Según publica este miércoles El Confidencial, el ministro llevó a los tribunales las reclamaciones de la Agencia Tributaria por dejar de pagar 218.322 euros a Hacienda con una sociedad que montó en el año 2006. La justicia no le dio la razón a Huerta en los dos recursos que presentó por lo que tuvo que pagar una multa de  365.928 euros.

Siendo copresentador de ‘El programa de Ana Rosa’, Huerta creó una sociedad mercantil para facturar sus trabajos en televisión. Con Almaximo Profesionales de la Imagen S.L., el ahora ministro del Gobierno de Pedro Sánchez declaró durante los años 2006, 2007 y 2008 como gastos de la “actividad artística” la compra y el mantenimiento de un apartamento en Alicante. Hacienda considera que Huerta recurrió a este mecanismo para recortar su base imponible y así pagar menos impuestos.

La inspección de Hacienda concluyó que durante esos tres años el ministro había facturado un total de 798.521 euros a través de su sociedad, de la que era único accionista y administrador hasta que la liquidó a finales de 2016.

En sus dos resoluciones del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) se destaca que el ministro fue multado por un fraude a Hacienda de 218.322 euros. Las resoluciones concluyen que Huerta utilizó Almaximo Profesionales de la Imagen para “eludir los tipos impositivos más progresivos y más elevados del IRPF”. Por ello, le impuso una multa total de 365.928 euros al considerar que no actuó “de buena fe”.

Huerta descarta dimitir

En un “compromiso de transparencia”, el ministro de Cultura y Deporte ha explicado

El ministro de Cultura y Deporte ha asegurado este miércoles que no piensa dimitir por las informaciones publicadas por El Confidencial. Huerta ha atribuido sus irregularidades con Hacienda, que ya ha subsanado, a un “cambio de criterio fiscal”: “No defraudé. Es un cambio de criterio fiscal en una regularización que afectó a muchos. Lo regularicé y seguí adelante”.

“Estoy trabajando y mi compromiso es con la cultura y el deporte. De hecho, tengo la agenda llena”, ha señalado el ministro en una entrevista en la Cadena SER. Huerta ha remarcado que su caso es “una cosa que está caducada y ya resuelta” y que asumió sus compromisos con Hacienda “como ciudadano”. “Ahora asumo mi compromiso de transparencia”, ha zanjado.

El PSOE ve “solucionado” el problema

Desde el PSOE han defendido que el ministro de Cultura y Deporte ya “solucionó” en su día sus compromisos pendientes con Hacienda. “Eran unas deducciones que él hizo y que no se podían hacer, pero que ya está solucionado”, ha asegurado la número dos de Pedro Sánchez y portavoz parlamentaria de los socialistas, Adriana Lastra.

En declaraciones a RNE, la portavoz ha comparado la etapa de Mariano Rajoy en la que había dinero “en paraísos fiscales” con la actual, en la que, según ha apuntado, el nuevo ministro hizo unas “deducciones” que no se podían hacer “y lo solucionó”: “Hace tiempo hablábamos de ministros que tenían su dinero en paraísos fiscales y ahora estamos hablando de una persona que dedujo algo que no podía deducir y que luego lo solucionó”.

El Gobierno ha contactad con el ministro de Cultura para recabar toda la información sobre las multas impuestas por el TSJM. Un portavoz del Gobierno ha informado a eldiario.es de que están esclareciendo la información internamente y es intención del Ejecutivo poder aclararla a lo largo del día de hoy.

PP y Podemos exigen su dimisión

Desde Podemos y el Partido Popular, Pablo Iglesias y Fernando Martínez-Maillo, ha pedido la dimisión del ministro de Cultura y Deporte por las sentencias del tribunal madrileño y la investigación de Hacienda.

“No vamos a alentar comportamientos que recuerdan a los del Partido Popular”, ha asegurado el secretario general de la formación morada. “Si queda acreditado que la sentencia habla de una voluntad de defraudar a la Hacienda Pública”, Iglesias ha pedido a Pedro Sánchez que si el ministro no presenta su dimisión “inmediata”, le destituya.

Martínez-Maillo, coordinador general del PP,  se ha preguntado “con qué autoridad este Gobierno va a exigir a los españoles que paguen sus impuestos” después del caso Huerta. “Son las 9 de la mañana y el ministro de Cultura y Deporte, condenado por defraudar a Hacienda, ni ha dado explicaciones ni ha dimitido”, ha escrito el popular en Twitter antes de que el ministro se explicase.

 

Eduardo Zaplana pudo llegar a acumular 10 millones en comisiones irregulares

Fuente: https://www.elconfidencial.com/espana/2018-05-22/zaplana-detenido-blanqueo-capitales-anzar-ministro_1567099/

El exministro y expresidente de la Comunidad Valenciana Eduardo Zaplana pudo llegar a acumular 10 millones de euros en comisiones irregulares que habría desviado fuera de España, según la información que maneja la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil. Fuentes del caso informan a El Confidencial de que ocultó los fondos en Uruguay, donde han permanecido en los últimos años hasta que las pesquisas en otra macrocausa de corrupción, la Lezo, evidenciaron sus contactos con estructuras de blanqueo en el país sudamericano.

Zaplana ha sido detenido este martes a primera hora de la mañana frente a su casa de Valencia por los presuntos delitos de blanqueo, malversación y prevaricación, según han confirmado fuentes fiscales a El Confidencial. En la operación, que ha llevado a cabo la UCO, se ha arrestado a seis personas, entre ellas Juan Francisco García Gómez, el que fuera jefe de gabinete de Zaplana y expresidente del Club Baloncesto Estudiantes. Según apuntan las fuentes consultadas, entre los detenidos también se encuentran el sobrino y otros familiares del expresidente de las Cortes Valencianas Juan Cotino.

La operación, ordenada por la magistrada Isabel Rodríguez, titular del Juzgado Número 8 de Valencia, se centra en los presuntos movimientos que habría realizado el exministro de Trabajo (2002-2004) para lavar fondos que tenía ocultos en el extranjero. Fuentes policiales precisan que ese dinero tendría su origen en ‘mordidas’ que habría cobrado por adjudicaciones irregulares durante su etapa como presidente de la Comunidad Valenciana (1995-2002), delitos que han aflorado ahora porque el exministro habría intentado repatriar dicho dinero en los últimos meses.

El coche que traslada al exministro. (EFE)
El coche que traslada al exministro. (EFE)

Entre los detenidos también se encuentra Joaquín Barceló Llorens, que durante los gobiernos de Zaplana dirigió el Centro de Desarrollo Turístico (CDT) de Benidorm y fue director de Formación de la Agencia Valenciana de Turismo. Posteriormente se integró en el consejo de administración del parque temático Terra Mítica como responsable de Relaciones Institucionales. Tras la marcha de Zaplana a Madrid, Barceló creó una decena de sociedades limitadas dedicadas en su mayoría a la construcción. La mujer de Barceló, Felisa López González, también ha sido arrestada. El pasado año, Felisa tomó el control de otra sociedad, Volp Accesories & Others SL. También fue detenidoFrancisco Grau, presunto asesor fiscal de Zaplana. Este economista fue secretario del consejo de administración de Caja Mediterráneo entre 1998 y 2007, y miembro de su comisión de control hasta que la entidad fue intervenida por el Banco de España.

Al mismo tiempo que se registraban los domicilios de los detenidos, dos agentes de la UCO se han personado en la sede de la Conselleria de Economía para recoger expedientes del llamado Plan Eólico Valenciano, un macroconcurso de concesiones de parques eólicos que el Consell de Eduardo Zaplana puso en marcha en su segunda legislatura. La Guardia Civil reclamó en concreto documentación de las zonas que fueron adjudicadas a una UTE participada por la antigua Endesa (ahora Enel), Bancaja Sedesa, la empresa de la familia Cotino.

La UCO se ha llevado expedientes de los macroconcursos del Plan Eólico Valenciano y el reparto de las concesiones del servicio de ITV

La sociedad adjudicataria se denominaba Proyectos Eólicos Valencianos y las participaciones de la caja de ahorros y de los Cotino fueron vendidas a Iberdrola con importantes plusvalías. El expresidente de Bancaja José Luis Olivas y Vicente Cotino fueron condenados por falsedad documental y fraude fiscal por ocultar un pago de 500.000 euros del segundo al primero coincidiendo con esa operación de venta de participaciones.

Los agentes de la UCO, que han llegado a las dependencias de Economía con un requerimiento judicial, también se han llevado expedientes de otro macroconcurso organizado por la Administración de Zaplana, esta vez en 1997. Se trata del reparto de concesiones de la Inspección Técnica de Vehículos, un proceso que fue supervisado por Juan Francisco García en aquellos años y donde se articularon ofertas similares a las del Plan Eólico, grandes empresas asociadas con empresarios locales. Muchas de estas licencias cambiaron de manos meses o años después con importantes plusvalías.

Aunque el nombre de Zaplana ya apareció vinculado a la operación Púnica en 2015, estas mismas fuentes aseguran que la detención no está relacionada con dicho caso. Asimismo, Zaplana volvió a ocupar portadas en los últimos meses por aparecer en las conversaciones grabadas a Ignacio González durante la operación Lezo, aspecto que tampoco estaría relacionado con su detención este martes.

VÍCTOR ROMERO. VALENCIA

Zaplana y el caso Lezo

Durante la investigación del caso Lezo, la Guardia Civil ya descubrió que Zaplana e Ignacio González estaban haciendo negocios con un abogado uruguayo que se había aliado con ellos para abrir una oficina en España. El letrado, Fernando Belhot, director de la firma South Capital Partners, estaba precisamente especializado en la creación de estructuras financieras en paraísos fiscales, usando Uruguay como base de operaciones por las facilidades que ofrecía el país para la generación de estos entramados. A preguntas de este diario, Belhot admitió que conocía a Zaplana desde hacía años y que fue él quién le propuso asociarse con González.