Víctor Arrogante: “Unos días que estremecieron a España”

Unos días que estremecieron a España
En esta semana se conmemoran dos acontecimientos claves en el devenir de nuestra historia. Fueron días de proclamación y funeral. Muere Franco (20N) entubado en una cama del hospital La Paz y las Cortes proclaman jefe de Estado a título de rey a Juan Carlos de Borbón (22N). El dictador, en su atado y bien atado, impuso una «monarquía del Movimiento». El rey ni juró ni prometió la actual Constitución; solo la sancionó, porque su poder era previo a la democracia. Fueron días de preludio a la Transición.

Franco estableció las bases para el futuro monárquico de España en 1947, con la Ley de Sucesión a la Jefatura del Estado, que declaraba a España Reino y otorgaba al Jefe del Estado la facultad de proponer a las Cortes la persona que le sucedería a título de rey. A Franco le hubiera gustado ser rey de España, por la gracia de dios. Estuvo cerca, aunque casó a su nieta Carmen Martínez-Bordiú con Alfonso de Borbón y Dampierre, muerto en extrañas circunstancias y que hizo sus pinitos para conseguir el trono. Franco usurpó prerrogativas reales, concedió títulos nobiliarios bajo palio y con guardia mora. Vivió como un rey, con boato y protocolo franquista, parecido a la corte de Alfonso XIII, pero con guerrera blanca, camisa azul y boina roja, España era una democracia orgánica, sin democracia y un reino sin rey.
«Españoles… Franco ha muerto», la frase de Arias en el recuerdo. «El hombre de excepción que ante dios y ante la historia asumió la inmensa responsabilidad del más exigente y sacrificado servicio a España ha entregado su vida». Franco, ese hombre, unos meses antes, había firmado las últimas cinco penas de muerte de la dictadura y el 27 de septiembre se ejecutó la sentencia por fusilamientos. Franco murió matando. Del «llanto de España» que decía Arias, a las copas de champán en muchos hogares. Del «dolor y la tristeza» del carnicero de Málaga, a la esperanza ante el futuro. En mi memoria, Franco en estado mortuorio, en la cama de la habitación 103 del hospital La Paz, entubado en su agonía prolongada por medios mecánicos y por razones políticas.
Fueron tiempos de silencio. Franco, con todo el poder en sus manos, diseñó el nuevo régimen: una «monarquía del Movimiento». Todo pretendía dejarlo «atado y bien atado» y no todo salió bien, aunque dicen que le dijo a Juan Carlos, ya príncipe de España: «No sirve de nada lo que yo le diga, porque usted lo tendrá que hacer de otra manera». El tránsito a la democracia culminó en 1978 con la Constitución y como forma política la monarquía parlamentaria. En el diseño de la Transición, el referéndum sobre monarquía o república estuvo encima de la mesa; pero «hacíamos encuestas y perdíamos», admite Adolfo Suárez, por lo que se rechazó. La solución para que la consulta no se realizara fue meter «la palabra rey» hasta cinco veces en la ley de la Reforma Política de 1976.
Desde 1969, vivimos en un reino sin trono, sustentado por una cruel dictadura; faltaba elegir a la persona, al sucesor; y no iba a ser el heredero del anterior rey. Lo que es la historia y las fechas, un 20 de noviembre de 1931, Alfonso de Borbón y Habsburgo-Lorena, fue declarado por las Cortes Constituyentes «culpable de alta traición, como fórmula jurídica que resume todos los delitos» y degradado de sus dignidades. Franco cerró la puerta a don Juan en la Ley de Sucesión: El Jefe del Estado podía proponer a las Cortes la exclusión de la sucesión a aquellas personas reales carentes de la capacidad necesaria para gobernar o que «por su desvío notorio de los Principios Fundamentales del Estado o por su actos, merezcan perder derechos de sucesión establecidos por esta Ley» (artículo 13). Don Juan no reunía la capacidad adecuada, pero su hijo y su descendencia podrían resultar.
Demasiadas intrigas e intereses para la reinstauración (restauración o instauración según lo dijeran unos u otros) de la monarquía en España. Tras descartar al heredero legítimo, elige al hijo del pretendiente. Un niño al que podría adoctrinar en la ideología del régimen, como hizo. Comenzó cambiándole el nombre; de Juanito, a Juan Carlos. No es hasta el 22 de julio de 1969, cuando con el título de Príncipe de España, Juan Carlos jura como sucesor de Franco. Ese fue el primer acto institucional en su camino al trono de España. Jura fidelidad a los principios del Movimiento, acepta ser sucesor de Franco a título de rey, «recibiendo de Su Excelencia, la legitimidad política surgida del 18 de julio». Aseguraba para él y los suyos una corona que hoy todavía ostenta; y el régimen garantizaba el franquismo sin Franco, convencidos de que un príncipe que jurase fidelidad a los principios y leyes fundamentales del Reino (Movimiento), traicionando a su padre, sería fácil de manejar.
Juan Carlos jura fidelidad a los principios del Movimiento, acepta ser sucesor de Franco a título de rey, «recibiendo de Su Excelencia, la legitimidad política surgida del 18 de julio». Casi nada; heredaba un régimen surgido por un golpe de Estado y una guerra fraticida. Aseguraba para él y los suyos una corona que hoy ostenta su hijo, y el régimen garantizaba el franquismo sin Franco. Estaban convencidos de que un príncipe, que juraba fidelidad a los principios y leyes del Movimiento, traicionando a su padre, sería fácil de manejar. Por cierto Felipe de Borbón, en sus últimas actuaciones ha dejado de ser un rey neutral, al tomar partido en el procés de Catalunya, amparando la actuación de Rajoy y el 155.
Juan Carlos fue nombrado sucesor del dictador. Franco delegó en él en dos ocasiones la jefatura del Estado, por motivos de salud, por lo que el rey ejerció de dictador suplente en dos ocasiones antes de ser rey. En la última suplencia, moribundo Franco, presionado por Estados Unidos, Francia y su hermano el rey de Marruecos, un 14 de noviembre, descolonizó el Sahara Occidental. El monarca se acomodó al sistema y el pueblo nos acostumbramos a un rey, aparentemente sin opinión, salvo en nochebuena, delante de un «belén», con olor a naftalina, sabor a anís y sonidos de pandereta. España salía de la noche oscura de la dictadura y entraba en el sendero de la democracia, no sin sobresaltos e incertidumbre, mucha incertidumbre.
La monarquía, por su naturaleza, es antidemocrática; atenta contra la igualdad de oportunidades y al principio constitucional de igualdad ante la ley. Es un órgano del Estado, sobre el que el propio Estado no tiene ningún tipo de control: ni político, ni económico, ni de ninguna naturaleza. Las Cortes que representan a la soberanía nacional, no tienen competencia alguna sobre la gestión de la Casa Real. La persona del rey es inviolable constitucionalmente, lo que le sitúa por encima de la ley. La corona es un órgano opaco, poco transparente, que no da cuentas a nadie, sobre nada y de todo. Es tiempo de pensar en el cambio, por cuestión de salud democrática.
Durante la Transición se establece la monarquía parlamentaria como modelo político del Estado. Todo fue posible por el acuerdo tácito de pasar página; por miedo y por el ansia y anhelo de libertad. La Constitución fue un trágala para salvar la monarquía, una operación de blanqueo e hipnotismo ejemplar: «o te comes la manzana con gusano o no hay manzana», decía el profesor Vicenç Navarro. El rey ostentaba la legalidad fáctica heredada de Franco, la legitimidad dinástica de su padre, pero no fue hasta el 23F en el que pasó, de ser el rey de Franco, a salvador de la democracia. Se trataba de consolidar al rey, ya fuese con el triunfo del golpe de estado o con su fracaso. Y lo consiguieron.
Desde el principio de los tiempos de la Transición, algunos dirigentes franquistas, se convirtieron en demócratas de toda la vida. Hoy son los mismos, que desde las alcaldías, parlamentos y desde el propio PP en el gobierno, siguen identificados con el franquismo y con los comportamientos y actos de apología fascista, que son delictivos y deben ser perseguidos y sancionados.
Desde aquel 20N han transcurrido cuarenta y dos años y parte de mi vida. Por cierto un 20N de 1957, el día del santo de mi madre, murió mi padre. Recuerdos y emociones a flor de piel. Desde la ilusión contenida al compromiso político permanente. De la esperanza sin traba al desasosiego de hoy. De todo puede ser a solo algunas cosas fueron. De lo conseguido a lo que ahora perdemos.
Víctor Arrogante
En Twitter @caval100

from Eco Republicano | Diario República Española http://ift.tt/2B0FuX1
via IFTTT

Anuncios

Derrota total del Estado Islámico: Putin se reúne con Erdogan y Rohaní para hablar de Siria

Las tropas del Gobierno sirio, con la ayuda de las fuerzas rusas, han logrado expulsar casi por completo del país a los terroristas.

Este miércoles el presidente de Rusia, Vladímir Putin, se reúne en Sochi con los líderes de Irán y Turquía, Hasán Rohaní y Recep Tayyip Erdogan, respectivamente, para discutir el futuro de Siria tras la liberación del país del Estado Islámico.
El jefe de Estado ruso anunció este martes que “más del 98% del territorio de Siria está bajo el control de las tropas gubernamentales”. “Todavía existen focos de resistencia de los terroristas, pero se están desmoronando rápidamente bajo los ataques de las fuerzas aéreas rusas y nuestros aliados sirios”, afirmó el presidente ruso. 
El lunes Putin mantuvo conversaciones con el presidente sirio, Bashar al Assad, en la ciudad rusa de Sochi. Ambos líderes señalaron que la operación militar en Siria está a punto de completarse y ahora hace falta pasar a procesos políticos.
“El pueblo sirio, a través de una serie de duras pruebas, se acerca a la eliminación final e irreversible del terrorismo”, celebró el presidente ruso mientras felicitaba a su homólogo sirio por las operaciones antiterroristas en Siria. 
Por su parte, el mandatario sirio aseguró que Damasco “da la bienvenida a todos aquellos que están realmente interesados en un acuerdo político”. “Estamos listos para entablar un diálogo con ellos”, agregó Al Assad.
Participación rusa
En septiembre de 2015, Damasco solicitó a Moscú apoyo militar contra el terrorismo, petición que fue aprobada de forma unánime por el Consejo de la Federación de Rusia. A partir de entonces, el despliegue de las fuerzas rusas en el país árabe ha servido de apoyo al Ejército sirio para eliminar a los extremistas.
El jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Rusia, general Valeri Guerásimov, confirmó que la fase activa de la operación antiterrorista rusa en Siria ha prácticamente terminado. En la reunión con los jefes del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Turquía e Irán, el general señaló que gracias a los esfuerzos conjuntos de los tres países se logró “preservar la soberanía y la integridad territorial de Siria, detener la guerra civil y crear condiciones para la restauración de la vida pacífica y el regreso de los refugiados”.
“En muchos aspectos, los éxitos de las tropas del Gobierno sirio fueron posibles gracias a los oficiales rusos que actuaron como asesores militares”, afirmó Guerásimov, que alabó el trabajo de los especialistas rusos en el territorio sirio.
Congreso de los pueblos sirios
En su encuentro, Putin y Al Assad discutieron también los principios de la celebración del congreso de los pueblos de Siria, previsto para el próximo 2 de diciembre. Se espera que más de 1.000 personas participen en el evento.
Putin se pronunció sobre la idea de crear el congreso de los pueblos el pasado 19 de octubre expresando la esperanza de que el proceso involucre a “todos los grupos étnicos y religiosos, el Gobierno y la oposición”.
Este debe ser un paso importante hacia la consecución de un acuerdo político en el país, según el líder ruso. La creación del congreso permitirá también preparar una nueva Constitución de Siria.
La guerra en Siria ha dejado una dramática huella en la demografía, la economía, la salud pública y la educación del país.
Fuente: RT

from Eco Republicano | Diario República Española http://ift.tt/2iHDLz5
via IFTTT

El Partit Republicà d’Esquerra ante las elecciones del 21 de Diciembre

El Partit Republicà d'Esquerra ante las elecciones del 21 de Diciembre
Las elecciones del 21-D no son unas elecciones convencionales. A nadie se le escapa que el contexto que vive Catalunya, después de una crisis institucional grave, el estrepitoso fracaso de un “procés” independentista, con DUI falsa incluida, que ha provocado la reacción contundente del gobierno central y de las instituciones del régimen contra la autonomía catalana, y con medio gobierno encarcelado y otro medio exiliado en Bélgica, deja a la ciudadanía exhausta y sin perspectivas de solución a corto plazo del desencuentro en el que vivimos. Según las encuestas, parece que seguimos viviendo en un escenario de 50/50 en el que la mitad de los votantes optarían por una hipotética independencia y la otra mitad no, de manera que ninguna de las dos posturas maximalistas puede imponerse en Catalunya. Dudamos mucho de que las elecciones del 21-D vayan a resolver este escenario post-choque de trenes.

Sin embargo, parece que las elecciones vuelven a plantearse como un nuevo plebiscito a favor o en contra de la independencia. Entre los dos frentes, la única postura intermedia es la de los comunes, quienes sin embargo tampoco están ofreciendo al electorado un proyecto alternativo a la polarización independencia-centralismo. La postura del “Ni DUI ni 155” debería, a nuestro entender, dar pie a proponer una alternativa política que pudiera ilusionar a sectores abstencionistas o de votantes que no quieren ni la independencia ni mantener el statu quo. Y sin embargo, no nos cansaremos de decir que existe un proyecto alternativo, la Tercera República Federal, que de ser enarbolado, podría ilusionar a parte de los que han optado por la independencia sólo por ser contrarios a las políticas centralistas del PP, y al mismo tiempo a aquellos, que sintiéndose españoles en Catalunya, son de izquierdas y se sienten excluidos del proceso independentista. Las encuestas muestran que la mayoría de la ciudadanía de Catalunya se sentiría cómoda en un estado federal.
Además, en un momento en que toda España está pendiente de lo que ocurre en Catalunya, sería el mejor momento para que desde otras partes del estado se siguiera el ejemplo y se planteara la posibilidad de sustituir al caduco régimen del 78 por una tercera República Federal que diera salida a los graves problemas estructurales que arrastra el país desde hace décadas. Sólo falta la valentía política de dar un paso adelante.
Entonces, por qué razón ninguna de las candidaturas que se presentan a las elecciones opta por este proyecto que parece ser conciliador y ofrecer una salida de convivencia en Catalunya? La respuesta es clara: Porque plantear el federalismo implica abrir el melón constitucional, la forma del estado y todos entendemos que eso cuestiona los cimientos del Régimen: La monarquía y la legalidad franquista en la que se origina el régimen. En suma, plantear la República Federal como prioridad significa plantear abiertamente la ruptura con el régimen del 78. Y nadie, ni siquiera los comunes, ni siquiera podemos, ni IU, ni en Catalunya ni en el resto de España, se atreven a hacerlo de forma clara y prioritaria.
A estas elecciones el PRE no puede presentarse. Hay varias razones. Ante todo, autocrítica. Los republicanos no estamos preparados. Llevamos ya unos años atravesando una grave crisis, una “travesía del desierto”, en el que el debate independentista y la polarización nos ha dejado al margen absoluto del debate político en Catalunya. La emergencia de las confluencias y de Podemos, ha hecho difícil que haya nuevos militantes que se sumen a nuestro proyecto, y nosotros no hemos sabido recomponer nuestra posición al no disponer de los medios. No puede haber un contexto más desfavorable para nosotros que el que hay actualmente.
En segundo lugar, la ley electoral. Poca gente conoce el hecho de que Catalunya es la única comunidad autónoma sin ley electoral propia. Todas, incluso la Rioja o Murcia, disponen de ley electoral propia. En Catalunya los propios partidos políticos catalanes no han considerado prioritario acordar una. Hemos tenido leyes de desconexión, de transitoriedad, hemos construido “estructuras de estado” pero no hemos hecho en casi 40 años de autonomía una ley electoral propia para las elecciones autonómicas. Y esto es porque a los partidos políticos catalanes les ha convenido seguir usando para las elecciones autonómicas la ley electoral central, la que rige en las elecciones generales, la LOREG.
Esta LOREG, en su última reforma del año 2011, votada por el PP, PSOE, PNV, CiU y Coalición Canaria, incluyó un requisito especial para los partidos extraparlamentarios que consiste en que dichos partidos deben recoger un 0,01% de firmas de los electores de la provincia en un plazo de sólo 20 días para poder presentar su candidatura. Dicho requisito no existe para los partidos que ya obtuvieron representación. Esta modificación de la ley electoral, dejaba virtualmente fuera de las elecciones a los partidos pequeños como el nuestro. En nuestro caso, recoger más de 7000 firmas en un plazo tan breve de tiempo en el momento actual, y encontrándonos a las puertas de un congreso, nos es imposible.
Pero quizá en el momento actual, en el que independentistas y no independentistas han demostrado el fracaso absoluto de su política, en el que parece que hay una decepción generalizada con los partidos de izquierdas, sea el momento de volver a impulsar el proyecto republicano. Por este motivo, el PRE se encuentra trabajando en un proceso congresual, de recomposición y de acumulación de fuerzas con el objetivo de volver a ser un partido operativo en Catalunya, capaz de presentarse a unas elecciones y de ofrecer un proyecto político claro basado en una prioridad: trabajar de forma efectiva para la República.
Este hecho hace que centremos nuestros esfuerzos en recomponer nuestro partido y no en estas elecciones. Damos libertad de voto a nuestros militantes y simpatizantes en estas elecciones, pero también les emplazamos a ayudarnos en la empresa de reconstruir el republicanismo federal en Catalunya, y en todo el estado, con el fin de que en las próximas elecciones, haya una alternativa verdaderamente republicana y federal en la mesa de votación.
PRE-Comunicació
Fuente: pre.cat

from Eco Republicano | Diario República Española http://ift.tt/2A1GuLc
via IFTTT

Fallece Acacia Valera, hija del último presidente del Gobierno republicano en el exilio

Fallece Acacia Valera, hija del último presidente del Gobierno republicano en el exilio
Comenzamos la semana confirmando la triste noticia del fallecimiento de la compañera Doña Acacia Valera Cañizares, hija de Don Fernando Valera Aparicio, último presidente del Gobierno de la II República en el exilio. 

Tras la Guerra Civil Española, la familia Valera se refugió en Francia, pero la presión que ejerció la Alemania nazi al gobierno de Vichy contra los refugiados republicanos españoles forzaron que Fernando Valera y los suyos abandonaran Francia.
En el puerto de Marsella, el 14 de abril de 1942 embarcarían rumbo a Casablanca y posteriormente a Veracruz, donde llegaron el 22 de mayo de 1942. Ya en México, Fernando Valera contrajo matrimonio con su compañera desde hacía más de diez años, Plácida Cañizares, y madre de sus hijos. 
Fruto de este matrimonio, nacía Acacia Valera, en Ciudad de México, Distrito Federal, el 1 de enero de 1946, donde vivió y trabajó la mayor parte de su vida. Tras la derrota del nazismo en la II Guerra Mundial, la familia Valera regresó a Francia, residiendo en la capital francesa. Durante aquella etapa, Acacia estudió en la universidad de París-Sorbonne.
Intelectual, feminista, profesora del Liceo Franco Mexicano durante 24 años, luchadora en todo momento. Encarnaba una visión política y social comprometida con la libertad, los derechos humanos y la lucha por la República Española.
Después de una lucha sin cuartel contra una grave enfermedad, y a pesar de su fuerza, entereza y optimismo, su vida se apagó a los 71 años, y con ella, nos deja un gran vacío y tristeza a toda la familia republicana. 
Querida y estimada Acacia, siempre tuviste amables palabras con la redacción de Eco Republicano cada vez que te preguntábamos por Don Fernando, tu padre. Te extrañaremos mucho. Nuestro más profundo pésame para su familia y amigos. Descansa en paz.
* En la fotografía, Acacia Valera (en azul) junto a su padre Fernando Valera, su madre Plácida Cañizares, su hermana Plácida y su su abuela.

from Eco Republicano | Diario República Española http://ift.tt/2zbpild
via IFTTT

Luis Gonzalo Segura: ¿Por qué algunos en Europa siguen considerando a España franquista?

¿Por qué algunos en Europa siguen considerando a España franquista?
Luis Gonzalo Segura

En Europa han comenzado a surgir voces que acusan a España de comportamiento franquista, seguramente porque nuestro país ha elegido soluciones del siglo XX para lo que Reino Unido o Canadá prefirieron procedimientos del siglo XXI. Tal es el runrún que recientemente El País respondía en un editorial con cierta indignación.

De forma generalizada, entiendo que nadie duda que España haya dejado de ser una dictadura, pero las graves y enormes carencias democráticas, muchas de ellas visibilizadas durante los últimos meses, hacen que muchos europeos –y españoles– encuentren a España todavía muy lejos de Europa y de los estándares democráticos. Estas insuficiencias, unidas a las formas y las filias franquistas de muchos de nuestros dirigentes y nuestra propia cúpula militar, completan un cuadro bastante retrógrado. Para demostrar hasta qué punto esto es así, comparemos el comportamiento de los ministros de Defensa europeos y españoles ante diferentes situaciones difíciles.
Europa, en el siglo XXI
Jeanine Hennis, ministra holandesa de Defensa, dimitió a principios del mes pasado (octubre 2017) por el fallecimiento de dos militares en 2016, en Malí, mientras se encontraban de misión en la ONU. En dicho accidente, también resultó herido grave un tercer militar. Después de demostrarse las graves deficiencias del proyectil que causó la tragedia, decidió dimitir junto al general Tom Middendorp, comandante en jefe de las Fuerzas Armadas. La mina no era obsoleta, se había comprado en el año 2006, pero no había sido guardada a la temperatura adecuada
No es un caso único. En el año 2011, por ejemplo, el ministro de Defensa alemán dimitió por descubrirse que había plagiado una tesis. Ese mismo mes, se produjo la dimisión del ministro de Defensa británico, Michael Fallon, por haber puesto una mano en la rodilla de una periodista hacía quince años. Lo hizo, aunque la propia periodista le exculpó por lo acontecido, explicando que “no hay que confundir el coqueteo con el acoso sexual”. Sin embargo, para Michael Fallon, que su conducta en el pasado hubiera “caído por debajo de los altos estándares que requieren las Fuerzas Armadas a las que represento”, fue más que suficiente para cesar en el cargo.
Visto los altos estándares europeos en cuanto a honorabilidad, cabe preguntarse: ¿dónde sitúan y/o situaron la honestidad y la responsabilidad nuestros ministros de Defensa?
España, todavía en el siglo XX
Tal y como desgrano en ‘El libro negro del Ejército español‘, los ministros de Defensa españoles han respondido de forma muy diferente a sus homólogos europeos. Repasando la lista, el primero y más destacado sería Federico Trillo (Partido Popular), al que la muerte de 75 personas en el Yak-42, las corruptelas existentes en la contratación, las amenazas y las vejaciones a los familiares o la errónea identificación de los cadáveres no lo hicieron dimitir. No solo no cesó, sino que terminó siendo premiado como embajador de España en Londres.
José Bono (PSOE), que le sucedió en el cargo, no situó la responsabilidad en unas coordenadas más excelsas. Si bien es cierto que dimitió, lo hizo por una cuestión política –estar en contra del ‘Estatut’– y no por los escándalos producidos en su escaso mandato, que fueron varios. Desgraciadamente, no quiso asumir responsabilidades en la muerte de 17 militares en un helicóptero en Afganistán y, algo peor, a día de hoy se pasea por los platós de televisión presentándose como una de las mejores cosas que le sucedieron al país. Como vemos, sin un solo rasguño a su ego.
José Antonio Alonso y Carme Chacón, ambos fallecidos y del PSOE, no tuvieron un comportamiento mucho más decente. La muerte de militares españoles en vehículos sin inhibidores o en los obsoletos BMR no les provocó ni la más mínima sensación de responsabilidad. Ambos, además, consintieron que el capitán condenado por 28 agresiones sexuales o el acosador de Zaida Cantera siguieran en su puesto de trabajo.
El caso de Pedro Morenés es todavía más grave, ya que sus pleitos por las bombas de racimo le tendrían que haber impedido ser ministro. Ciertamente, en cualquier país de Europa jamás habría llegado a ser ni siquiera candidato al puesto. Ya como ministro no solo sufrió la muerte de dos militares por minas en mal estado, sino ocho en dos accidentes (Hoyo de Manzanares y Almería). Acumuló también el fallecimiento de siete militares en dos helicópteros del Servicio Aéreo de Rescate (2014 y 2015). Y hubo más.
Finalmente, en 2016, fue nombrada ministra María Dolores de Cospedal, cuyos escándalos de corrupción le habrían supuesto la defenestración en cualquier país europeo.
Por tanto, es innegable que repasando los últimos seis ministros de Defensa españoles podemos concluir, sin margen a la duda, que de ser España cualquier país europeo, ninguno de ellos habría continuado en sus puestos ante los escándalos que sufrieron mientras estaban al mando de la Defensa. Llegando más allá, es evidente que varios de ellos ni siquiera habrían llegado a ministros.
¿Y el franquismo?
Alguno pensará que lo narrado hasta ahora es reprobable, pero no existe atisbo franquista en ello. Lamentablemente, todo lo anterior está aderezado con unas convenientes filias franquistas. Por ejemplo, tanto Trillo como Bono ascendieron a militares golpistas el 23-F o que se habían manifestado públicamente a favor del golpe. No solo eso, sino que existen más de cien símbolos franquistas en las fuerzas armadas, se rinde culto a historiadores franquistas, se exalta el golpe militar en los patios de armas al amparo de las efemérides y nuestros militares, de servicio y uniformados, han comido en un restaurante museo franquista como ‘Casa Pepe’. Por si no fuera suficiente, han quedado más que constatadas las filias franquistas de la actual ministra, María Dolores de Cospedal, y su segundo en el puesto, Agustín Conde.
Así pues, cuando un ex primer ministro europeo considera que Rajoy actúa como un “franquista autoritario”, muy probablemente no está tan alejado de la realidad como muchos quisieran o desearían. En el fondo y en las formas, el franquismo sigue vivo en España.
Fuente: RT

from Eco Republicano | Diario República Española http://ift.tt/2z9drUG
via IFTTT

Pablo Iglesias: “Una España republicana es más atractiva que el modelo monárquico, que excluye y agrede”

Pablo Iglesias

“Nuestro país se merece un jefe del Estado que se presente a las elecciones”, afirma el secretario general de Podemos en una entrevista con la cadena boliviana ATB

“¿Cuál es la necesidad de tener un jefe del Estado que no ha sido votado? ¿Ayuda a que España sea un proyecto integrador?”, se pregunta Iglesias

“España sigue siendo posible como país si es capaz de reconocer y de integrar con amabilidad y seducción la pluralidad consustancial de nuestro país”, concluye el líder de Unidos Podemos

//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js


(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Andrés Gil | eldiario.es

“Una España republicana es más atractiva para los catalanes y los vascos que el modelo monárquico, que excluye y agrede”. Esta es una de las reflexiones del secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, en una entrevista en la televisión boliviana ATB. Iglesias viajó a Bolivia para recibir una condecoración del Parlamento boliviano; mantener una reunión con el presidente, Evo Morales; y participar en un debate con el vicepresidente, Álvaro García Linera, sobre el centenario de la Revolución Rusa.

“El rey anterior fue siempre un franquista confeso, llegó a la jefatura del Estado por la ley de sucesión franquista y señalado por el dictador”, explicaba Iglesias en la entrevista: “A pesar de eso, de la corrupción y de sus conocidos vicios, era un jefe del Estado útil. El monarca actual es educado, culto, no se le conocen vicios equiparables. Pero, ¿para qué sirve? ¿Cuál es la necesidad de tener un jefe del Estado que no ha sido votado? ¿Ayuda a que España sea un proyecto integrador?”

“Cuando el jefe del Estado en el conflicto catalán reproduce el del gobierno”, argumenta el secretario general de Podemos, “es un rey que excluye, atrincherado con tres partidos que lo apoyan: ¿Este rey ayuda a que haya más catalanes que quieran seguir en España¿ ¿Este rey que rara vez habla de los problemas sociales puede ser un símbolo incluyente? Parece que no. ¿Para qué sirve? Me han trasladado que está enfadado por estas cosas que digo, y está en su derecho de votar al PP y hablar al favor del PP, pero nuestro país se merece un jefe del Estado que se presente a las elecciones por un tiempo determinado y si quiere volver a ser jefe del Estado se vuelve a presentar. Si quiere ser jefe del Estado, preséntese a las elecciones”.

El secretario general de Podemos, preguntado sobre si su posición es “ambigua” en el asunto catalán, volvió a defender el referéndum pactado, propuesta de partido desde la precampaña del 20D de 2015: “A los partidos monárquicos no les gusta que queramos un referéndum pactado, y a los independentistas tampoco les gusta que queramos que Catalunya se quede en España. Pero eso no es ser ambiguos. Estamos diciendo que esto sólo tiene una solución política democrática y lo que defendemos es lo que quieren hacer la mayoría de los catalanes y españoles. Los problemas políticos complejos requieren soluciones complejas”.

“España tiene tres grandes crisis”, ha enumerado Iglesias en la entrevista de ATB, “fractura social por la crisis; fractura democrática que tiene que ver con la corrupción; y fractura territorial. Eso hace que España esté en una situación de crisis de régimen político. La crisis territorial puede extenderse a otros territorios, pero se tiene que resolver políticamente”.

Durante la entrevista en ATP, Iglesias también reivindicó el concepto de soberanía no sólo desde el punto de vista territorial, sino también en “términos sociales: recuperemos soberanía, defendamos la dignidad de nuestro país para un proyecto de país viable”.

“¿Por qué hay vascos o catalanes que rechazan ser considerados españoles? Aquí los aymara no rechazan ser bolivianos”, le preguntan a Iglesias. Y responde: “Es el fracaso de construir un proyecto español atractivo. España sigue siendo posible como país si es capaz de reconocer y de integrar con amabilidad y seducción la pluralidad consustancial de nuestro país. Los valores republicanos son más inclusivos, una España republicana es más atractiva para catalanes y vascos que el modelo monárquico, que excluye y agrede”.



//widget.smartycenter.com/webservice/embed/9356/2481789/630/355/0/0/0

from Eco Republicano | Diario República Española http://ift.tt/2zAf6WJ
via IFTTT

Antonio Álvarez Solís: “La ley es el enemigo”

Antonio Álvarez Solís: "La ley es el enemigo"
Entre la libertad extenuada y el poder tiránico acampa el hombre desolado de nuestro tiempo ¿Qué significa ahora la libertad? Escribía Fichte que «la libertad no es ninguna realidad sino la posibilidad de fundarse a sí misma; es una necesidad»; un «recobrarse», como concreta Hegel. Es una pretensión del ser humano conducente a hacer historia, que el poder aniquilador quizá ha reducido a una nostalgia. El poder, por el contrario es, como dijo William Hamilton, «una simple capacidad». Añadamos por nuestra cuenta: una capacidad de inmovilizar el tiempo mediante la ley. Una cruel voluntad de nada; simplemente de estar ahí. Y eso pudre.

En suma, la libertad no es, como expresa Xabier Zubiri refiriéndose al presente, «lo que el hombre hace sino lo que el hombre puede hacer». Mas si el hombre, el ciudadano, «no puede hacer o hacerse» día a día, que es lo esencial cuando se habla de libertad, queda la ley como único factor de vida, pero esa ley es obviamente una herramienta aprestada desde lo ajeno, o lo que es lo mismo, es necesariamente la ley del enemigo. Por consiguiente, el mundo gobernado por esa legalidad inmóvil se convierte en el ámbito del poder descarnado.
Yo no sé si todo esto lo entenderá el actual fiscal general del Estado, Sr. Maza, que es quien, tras burlar su recusación por la «soberanía» nacional, facilita el hilo de cáñamo para que teja la juez Lamela, de la Audiencia Nacional, su áspero paño de arpillera jurídica, pero me temo que el Tribunal Supremo teme algo de lo que yo me temo como insinúa el rescate de las causas políticas por sus magistrados. Mas pasa con la división de poderes en tiempo de dictadura lo que sucede con las regulaciones que han creado las juntas de vecinos: que cada cual tiene su casa o cree tenerla, pero la vecindad «selecta» anda mucho de unión furtiva. Es falso que las juntas de vecinos constituyan una forma de democracia. Los vecinos que disponen del dinero suficiente imponen gabelas, en forma de obras y gastos enriquecedores del edificio, que incapacitan cualquier oposición de los vecinos que sostienen con muchos apuros su casa. Para una gran parte de la población la propiedad ha pasado de elemento de seguridad a carga inasumible. Esta certeza es aplicable a la justicia como poder independiente. Basta una llamada telefónica que active a un fiscal, que reside por su origen en el poder ejecutivo, para que la hilera de los jueces empiece una caída de dominó. La legalidad deja de ser legitimidad en ese momento. La jurisdicción es hoy el vecino pobre.
Vayamos ahora de la filosofía, aunque sea con lenguaje escaso, al camino cotidiano y empírico. Vivimos una época de lealtades sin compromiso, por tanto de deslealtades; de moral con fijación de precio, por tanto de inmoralidad; de caminos cortos, por tanto sin horizonte; de capturas corsarias, por tanto de banderas dudosas. Ese camino es además circular. Digo todo esto apremiado por mi entorno, que está marcado por la cuestión catalana, que no es una simple cuestión territorial o extensiva entre dos pueblos sino una contradictoria cuestión de libertad y de opresión entre dos almas: la enferma por exceso de poder, dominadora, y la cohibida de libertad, recluida en el «sí mismo» oscurecido por la amenaza de las leyes difusas y polivalentes. Lucha, al fin, entre los legales y los legítimos. No oculto algo muy simple que me llevó a escribir esto: me emocionó la presencia de los doscientos alcaldes catalanes en Bruselas, alzadas sus varas de gobierno próximo y comprometido. El verdadero gobierno es siempre el municipal, que culmina sus plenos en la barra del bar y a cualquier hora. Lo demás es poder en la cumbre orgullosa de la montaña despoblada de vida y yo vivo modestamente en la falda del coloso, en el valle por donde discurre el río que apenas es espuma. Mejor que yo lo ha expresado Anna Zaera, una joven y brillante periodista, que en el entrañable periódico catalán “Vilaweb” decía «No li desitjo un Estat a ningú». Ahí está el futuro: en esa creación de sentimientos repletos de energía recoleta y real para generar un orden nuevo y desacralizado que yo simbolizo «ad extra» en dos manifestaciones gráficas que conservo en mi hogar: la primera de esas manifestaciones es un icono ortodoxo pintado sobre madera que representa en colores íntimos una Virgen bidimensional con un niño diminuto en brazos y una foto girada en bistre de Carlos Marx, en actitud solemne, con la gran barba que amparaba unos ojos serenos de victoria final. A los dos saludo con un «buenos días» o «buenas noches» en las horas en que me levanto o me acuesto. A la Virgen la he advocado como Nuestra Señora del Dios Pequeñito, que es el Dios de la justicia y la inocencia omnipotente, y a Marx le agradezco su paternidad sobre todos los trabajadores, pues fue él quien primero reconoció, a ciencia cierta, la propiedad única del trabajo creador de la riqueza por los trabajadores, que es por tanto reconocer al legítimo propietario del mundo, cosa que tanto olvidan muchos conductores sindicales y políticos progresistas, amortizadores de la batalla contra el último capitalismo.
En estos días me consuela no obstante que el Sr. Puigdemont me recuerde la paralela aventura de Edmon de Valera, que llegó a proclamar la libertad de la República irlandesa en uno de sus exilios norteamericanos. La decisión fue seguida de sangrientas represiones de Londres que, dada su inutilidad, llegó a instalar a Irlanda en la calidad de Estado asociado, cosa que De Valera no admitió tampoco como definitiva fórmula del soberanismo inglés. La libertad tiene un precio en sacrificios y tiempo, sobre todo en épocas como la presente, que está pendiente de una soga hecha con legalidades tan pobladas de normas que no hacen sino denunciar la ilegitimidad moral del poder que las dicta. Ciertamente he de recordar también que el inolvidable primer presidente de Irlanda libre tuvo que luchar con algunas retaguardias suyas tentadas por un poder concedido desde la Corona inglesa. De la tentación lo más peligroso son siempre la migajas que esparce el tentador. La libertad la logran siempre los pueblos que instalan con firmeza en su alma la figura del dios pequeño.
Lo más preocupante de lo que está sucediendo en España sobre la pretensión de independencia de Catalunya es que la represión que se está llevando a cabo demuestra la incapacidad histórica española para ejercer un pensamiento mínimamente modernizante, como es, aunque para desgracia de los trabajadores, el neocolonialismo, forma de seducción de muchas mentes simples. Pues bien, Madrid no entiende el neocolonialismo sino que sigue ejerciendo el colonialismo puro y duro, como ha patrocinado la Corona borbónica desde 1767, fecha en que Carlos III presiona al Papa Clemente III para que disuelva la Compañía de Jesús, que ha establecido la llamada República Jesuítica del Paraguay, que defiende a los indios frente a los encomenderos de indígenas. De esta República no es momento de hablar –aunque valiera para destruir la máscara de «liberales» del Sistema, como Salvador de Madariaga, que defendió ese invento, liberales que abundan en el retrofranquismo–, pero sí hay que recordar que las residencias de la orden ignaciana fueron cercadas un amanecer por los soldados, método que de alguna forma recuerda el comportamiento de los cuerpos policiales españoles en las tierras catalanas. Ni siquiera de neocolonialismo es capaz España. ¿Qué han de hacer, pues, los catalanes? Sostener su decisión de libertad, porque esa libertad la necesitamos todos los españoles para poner en marcha otras cosas de profunda dimensión social.
Antonio Álvarez Solís

from Eco Republicano | Diario República Española http://ift.tt/2yz91Gw
via IFTTT

Juan Carlos Monedero: “Sí, todavía franquismo”

Juan Carlos Monedero:  "Sí, todavía franquismo"
Nada demuestra más la persistencia del franquismo sociológico que un editorial de El país diciendo que no existe el fascismo sociológico.

Vuelve a la carga El país a hacerle el trabajo al pasado. Dice que Franco ha muerto y que recuperar los parecidos hoy con el pasado es un delirio. No me extraña que les haya hecho gracia repetir las palabras de Arias Navarro en 1975. Es el diario del régimen del 78. Para bien y para mal. Y por eso da hoy tanto bochorno. Solían guardar mejor las formas. No en vano, Fraga fue fundador de ese periódico y la crítica al franquismo siempre tuvo límites. Algo tiene que ver que su estela siempre ha sido la de los vencedores de la guerra. Incluidas sus incorporaciones al consejo editorial. Felipe González no movió un dedo para que los 200.000 fusilados por Franco tuvieran una sepultura digna.
Explicamos en la ciencia política (y politólogos como Ignacio Torreblanca, que también está en el consejo editorial del diario debiera saberlo) que el presente no puede explicarse sin la “dependencia de la trayectoria” (path dependence). Querer dejar de mirar en el pasado es una oferta de mentirosos que quieren hurtar claves para enteder los acontecimientos. El ascenso de la extrema derecha en Alemania regresó a los medios el pasado nazi y la entrada en el Parlamento de Allianz für Deutchsland llenó los periódicos de recordatorios de 1933. Lo mismo en Italia con los neofascistas de Fuerza Nueva o del Movimiento Social o en Grecia con Amanecer Dorado. Pero en España, dice El país, hablar de Franco es de enemigos de la patria. De su patria, claro. Tampoco le gusta al grupo PRISA que se hable de Cebrián y los papeles de Panamá. Han echado a periodistas de sus tertulias por hacerlo. Siempre han dictado de qué se podía hablar y de qué no.

Nadie en su sano juicio va a decir que la España actual es como la España de Franco. Estaría bueno. Tampoco se dice que la Alemania de Merkel sea nazi, pero si crece la extrema derecha, se mira al pasado y la reflexión es: algo hemos hecho mal cuando estos criminales no se han ido definitivamente. En España es más evidente, porque cada mañana hay 114.000 desaparecidos, asesinados por Franco -ese que ha muerto- que siguen gritando a nuestra democracia que quieren una sepultura digna para que sus familiares sepan qué fue de ellos y dónde están. Pero ni el PSOE ni el PP ni Ciudadanos tienen el más mínimo interés por recuperar esos cadáveres. Sinverguenzas de esos partidos, como Pablo Casado o Rafael Hernando, dicen que eso son batallitas del abuelo o una búsqueda de negocio de las víctimas. No como las asociaciones de víctimas del PP, que destacan por su altruismo. A Rivera le molesta que hablemos del pasado, porque su partido cada día huele más a falangismo.

Juan Carlos Monedero:  "Sí, todavía franquismo"

Cuando vemos amenazada la democracia, tenemos que mirar a nuestro pasado por dos cosas: primero, porque mirar a lo que ya pasó nos ayuda a entender lo que está pasando y nos da pistas para interpretar el presente; en segundo lugar, porque cuando se amenaza la convivencia democrática, es bastante fácil que lo que ocurra se parezca a cosas que ya nos ocurrieron. Se trata de no desperdiciar la experiencia, como dice Boaventura de Sousa Santos. Si detienen a unos titiriteros, a unos raperos o a unos políticos, debemos saber que en España hemos encarcelado en otros tiempos a los que hacían teatro contra el régimen, a los que cantaban al viento y a la libertad y hemos levantado cárceles solo para meter a los enemigos del franquismo. Y también podríamos recordar que, como advirtió el mismo Pablo Casado que podía volver a ocurrir, hemos fusilado a gente que luchaba por el reconocimiento de Catalunya como una nación (dentro de la República española) y que lo hicieron sin violencia. Lo que pasa es que los parecidos con el pasado escuecen porque quitan mucha legitimidad a nuestra democracia. Eso es lo que les molesta a los de El país.

En esos encarcelamientos siempre contó el franquismo con un poder judicial comprometido con el régimen del 18 de julio. Los mismos jueces del franquismo pasaron a ser jueces de la democracia, y aunque el poder judicial es evidente que se ha democratizado, una parte sigue rehén de su pasado. Pero lo realmente grave es la costumbre de la política de inmiscuirse en los asuntos judiciales. Esa no la hemos perdido. Le recuerdo a El país que el Parlamento ha reprobado el Ministro de Justicia y al Fiscal General del Estado. Y que ni han dimitido ni han sido cesados. Y que políticos corruptos quieren a determinados jueces, y que dicen si no habría que pegarle dos tiros a los jueces desobedientes (¿alguien se imagina que dieran libertad provisional a alguien vinculado a Podemos que dijera que había que pegarle dos tiros a un juez, como ha hecho con Ignacio González?). Eso se llama franquismo sociológico.

El franquismo siguió la estela canovista de inventarse una España falsa que vendría de los visigodos y sancionaron los Reyes Católicos. Es tan falsa esa historia que no les basta para hacerla real con la propaganda. Siempre la han completado con fusilamientos. No en vano, tanto Cánovas como Franco como la Constitución de 1978 le entrega al ejército, negro sobre blanco, la defensa de la “unidad territorial de España”. Y por eso, desde la Restauración canovista, toda esta historia llena de mentiras viene con Rey -jefe de las fuerzas armadas- , incluida la etapa franquista porque con Franco, ese muerto, también éramos un Reino. ¿Por qué no quiere El país que nos acordemos de estas cosas? Tenemos una herida territorial que solamente vamos a cerrarla cuando los catalanes puedan decidir formar parte -o no- de una España federal que zanje esa discusión que nos lleva enredando siglos. Cuanto más tardemos, más catalanes habrá que no quieran estar con nosotros. A los golpes se construye poco cariño.

Tenemos también una herida social, que arrastramos desde el pistolerismo de la patronal a comienzos del siglo XX, y una herida ciudadana, con una esfera pública débil, arrastrada por nuestra condición de país de la Inquisición al que nunca le interesó construir otra cosa que catolicismo integral y obediencia política a la monarquía. Hasta la invasión francesa de 1808 no empezamos a pensarnos como nación española. O entendemos esto, o no vamos a entender nunca a España.

Se entiendo mejor la policía política creada por el PP si pensamos en lo que aún permanece del franquismo. Se entiende mejor el “a por ellos” que algunos españoles cantaban a la policía que iba a Catalunya pidiéndoles que reprimieran con dureza a otros españoles. Se entiende mejor por qué alguién golpea a otro en la cabeza con la bandera española o por qué te dan una paliza si no gritas a la orden de unos energúmenos ¡Viva España! Se entiende mejor que Rajoy siga siendo Presidente pese a sus sobresueldos o sus sms a detenidos si entendemos que aún pesa el franquismo sociológico y que los medios hacen mal su trabajo cuando hay periodistas corruptos protagonizando programas y tertulias, que haya políticos que enseñan facturas falsas en sus ruedas de prensa o por qué volvemos, tan pronto, a invitar a maltratadores a la televisión como si fueran estrellas . Franquismo sociológico. Entenderíamos mejor nuestras “puertas giratorias” si supiéramos de las familias del poder que llevan mandando desde el siglo pasado (podríamos citar a los Botín, accionistas por cierto de El país). Y entenderíamos mejor los ataques furibundos de El país a Podemos si entendiéramos que nuestra democracia tiene débiles mimbres porque nunca hemos discutido la actual Constitución en un país donde hay 23 millones de españoles que ya no es que no la discutiéramos -que nadie lo hizo- sino que ni siquiera la votamos.

Siga El país con su deriva. Que nosotros seguiremos recordando lo que aún pesa del franquismo en España -y en Catalunya- para que esa gente, que lleva los mismos apellidos que los que mandaron durante el franquismo, no vuelvan a robarnos la democracia.

Juan Carlos Monedero

from Eco Republicano | Diario República Española http://ift.tt/2yyWEds
via IFTTT

¿Quiénes intentan apoderarse del ‘oro blanco’ de Sudamérica?

¿Quiénes intentan apoderarse del 'oro blanco' de Sudamérica?
Cuatro países sudamericanos poseerían hasta el 85 % de las reservas mundiales del mineral más codiciado de este siglo.

Ernesto J. Navarro | RT
¿Qué tienen en común los satélites, las naves espaciales, las baterías recargables de teléfonos móviles, las computadoras, los celulares, los marcapasos, las cámaras digitales, los reactores atómicos, los vehículos eléctricos y los medicamentos antidepresivos? La respuesta es simple: el litio.
Ese mineral no metálico se encuentra principalmente en los salares naturales, pero también en “pozos petrolíferos, campos geotermales y agua de mar”, explica el Ministerio de Minería de Chile.
Tiene la virtud de ser el metal más liviano, gracias a que tiene “la mitad de la densidad del agua”, y posee “excelentes condiciones” para conducir el calor y la electricidad.
Triangulo fértil
Una información publicada por el diario digital El Confidencial precisa que en América del Sur se encuentran las mayores reservas de litio del mundo, alrededor del 58 % del total, aunque otras investigaciones sitúan ese porcentaje en el 85 %.
Por sus aplicaciones, también se denomina como ‘oro blanco’. Asimismo, su valor es otro aspecto relevante: mientras que en 1998 una tonelada de litio se cotizaba a 1.670 euros, en 2017 alcanzó los 8.600 euros.
Chile, Bolivia, Argentina y parte de Brasil concentran las mayores reservas de ese material, por lo que su manejo no está exento de repercusiones políticas.
Los yacimientos que conforman el triángulo del litio son:
– Salar de Uyuni (Bolivia).
– Salar de Atacama (Chile).
– Salares de la puna de Jujuy y Salta (Argentina).
– Salar del norte de Catamarca (Argentina).
– Medio Valle del Jequitinhonha (Minas Gerais, Brasil).

Interesados
Detrás de sus reservas se encuentran “gobiernos, países y empresas transnacionales”, que necesitan el litio para “emplearlo en la fabricación de los más variados aparatos”, declara a RT el periodista y sociólogo uruguayo Rubén Armendáriz.
Como la utilidad de ese mineral es tan diversa, “se vuelve una necesidad muy grande”; en particular, para “las transnacionales automotrices” explica este autor del informe ‘Vienen por nuestro litio, con la excusa del auto eléctrico y la defensa del ambiente’.
Legislaciones
Armendáriz asegura que la explotación del litio en cada uno de los países con reservas “tiene que ver con las formas de cada uno de los gobiernos, con sus posiciones ideológicas”.
Por ejemplo, en Bolivia sucede “una cosa” —el Estado administra los salares de litio a través de la empresa Yacimientos del Litio Boliviano (YLB)— y “otra muy diferente en Chile, Argentina o en el Brasil de Michel Temer”.
Por su parte, Chile realizó un llamado internacional para empresas interesadas en explotar el desierto de Atacama. Actualmente, ese país produce el 41 % del litio que se utiliza en el mundo.
Argentina apunta a un modelo similar: el pasado marzo se supo que las mineras Enirgi Group y Orocobre invertirán720 y 160 millones de dólares, respectivamente, para explotar ese mineral.
Mientras, el Estado brasileño aplica el Proyecto de Evaluación Potencial de litio bajo la supervisión del Servicio Geológico de Brasil (CPRM), para el que fue anunciada una inversión de 40 millones de dólares por parte de Calvyn Gardner, representante de un fondo de inversión británico.
Cuestión de gobiernos
A pesar de que en Sudamérica existen “políticas muy claras” respecto a las reservas de litio, Rubén Armedáriz cree que las decisiones son “obviamente modificadas por los cambios de gobierno en cada país”, en la mayoría de los cuales “se favorece la explotación” por parte de “empresas transnacionales”.
Este especialista subraya que desde “Estados Unidos, Europa y el sudeste asiático” se trata de imponer en el imaginario colectivo que los países productores de litio serían los “responsables de que no se ponga coto a la contaminación ambiental derivada del consumo del combustible fósil”.
Para Armendáriz, no resultaría extraño que, algún día, a las potencias mundiales se les ocurra argumentar que “deben ocupar los salares de litio” para “salvar el medio ambiente”, debido a que existen muchos intereses detrás de la idea de generar “la necesidad poseer o fabricar autos eléctricos”.
Este investigador explica que todas las estimaciones reflejan que falta al menos una década para que los vehículos eléctricos alcancen “apenas el 5 % del mercado mundial”, una iniciativa que requiere una inversión cercana a los 6.000 millones de dólares para un suministro de litio hasta 2020.
“Es un gran negocio a largo plazo. Quizá después del 2025, pueda que se note algún ensayo de vehículos eléctricos en algunas de las grandes ciudades de América Latina”, asevera Rubén Armendáriz.
Ernesto J. Navarro

Fuente: RT

from Eco Republicano | Diario República Española http://ift.tt/2iaKqBJ
via IFTTT

445 muertos y 7.000 heridos: Catastrófico terremoto sacude Oriente Medio

445 muertos y 7.000 heridos: Catastrófico terremoto sacude Oriente Medio

Medios internacionales reportan que se trata de uno de los mayores terremotos que hayan tenido lugar en Oriente Medio.


El sismo se ha registrado la noche de este domingo en la frontera entre Irán e Irak, a una profundidad de 10 kilómetros, según el Centro Sismológico Europeo Mediterráneo (EMSC, por sus siglas en inglés).

El terremoto ha dejado al menos 407 muertos y unos 7.000 heridos. Alrededor de 70.000 iraníes han perdido sus hogares a causa del terremoto.

El terremoto se registró a 204 kilómetros al noreste de Bagdad, y a 104 kilómetros al oeste de la ciudad iraní de Kermanshah. Según medios internacionales, se trata de uno de los mayores terremotos que hayan tenido lugar en Oriente Medio. Se ha sentido en toda la región, desde el Líbano hasta Kuwait.

El Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS, por sus siglas en inglés), señala que el terremoto ha sido de magnitud 7,2 y que el foco se registró a una profundidad de 33 kilómetros, a unos 32 kilómetros de la ciudad iraquí de Halabja.

Tras el sismo, el USGS ha emitido una alerta “naranja” por posibles “muertes relacionadas con temblores y pérdidas económicas”. Las provincias iraníes de la zona noroccidental, occidental y central del país se han visto afectadas.

La televisión estatal iraní informó de que el terremoto se sintió en varias provincias del país en la frontera con Irak. Al menos ocho pueblos han sufrido daños. En algunas aldeas se han registrado cortes de electricidad que han afectado a miles de personas. Equipos de rescate se han dirigido a la zona.

El presidente iraní, Hasán Rohaní, ordenó al Ministerio del Interior proporcionar lo antes posible toda la ayuda necesaria a los habitantes de las zonas afectadas. El ministro del Interior ha convocado una reunión del grupo de crisis para discutir la lucha contra las consecuencias del terremoto.

Fuente: RT

from Eco Republicano | Diario República Española http://ift.tt/2jnQ072
via IFTTT