Pedro Sánchez dice que no es su responsabilidad el uso de las bombas vendidas por España a Arabia Saudí

Fuente: https://www.eldiario.es/politica/Pedro-Sanchez_0_815068865.html

Pedro Sánchez se desvincula del uso que Arabia Saudí pueda hacer con las bombas que España le vendió y cuya revisión ha causado una crisis en el Gobierno, ya que Margarita Robles era partidaria de paralizar esa venta:  “La responsabilidad que tiene este Gobierno llega  hasta  nuestra fronteras; lo que puedan hacer  terceros países no es responsabilidad de este Gobierno”, ha afirmado el presidente, que no quiere desvelar si pidió al régimen absolutista garantías de que esos proyectiles no se usaran contra la población civil.

El mandatario socialista ha reconocido que la situación era “muy complicada” y ha defendido  la decisión final que tomó el Ejecutivo frente al criterio de la ministra de Defensa basándose en que priorizó las relaciones comerciales con Arabia Saudí: “El dilema que tenía este Gobierno era romper las relaciones comerciales, económicas y políticas con un tercer país, con el impacto que eso podía tener en determinadas zonas de este país, por ejemplo la bahía de Cádiz, o cumplir con un contrato que firmó la anterior administración”, ha explicado. 

Arabia Saudí amagó con romper un contrato multimillonario con la empresa Navantia de más de 1.800 millones para la construcción de cinco navíos tras el anuncio de Defensa de dar marcha atrás en la venta de bombas similares a las que observadores internacionales aseguran que el régimen absolutista ha usado contra la población en Yemen. “Este Gobierno defiende los derechos humanos, la paz en el mundo (…) y todo lo que tenga que ver con llegar a acuerdos globales de control del armamento y de defensa de la paz y los derechos humanos, este Gobierno va a estar”, ha añadido.

Sánchez, que ha negado haber desautorizado a Margarita Robles a pesar de que ha asegurado que la ministra no vio “el impacto” que su anuncio podía tener en las relaciones comerciales, ha coincidido con la portavoz del Consejo de Ministras en que las bombas, por sus características, no se pueden usar de manera “indiscriminada”. No obstante, el presidente ha recordado que su Ejecutivo se ha limitado a “entregar” esas armas, ya que el contrato se firmó con Arabia Saudí en 2015, con la anterior administración de Mariano Rajoy.

“La política es muy compleja”

El presidente se ha pronunciado así en El Objetivo (La Sexta) este domingo tras una de las semanas más complicadas desde que está en Moncloa ya que se enfrentó a la dimisión de Carmen Montón, a la que  trató de mantener al frente del ministerio pese a las irregularidades en su máster, y la polémica suscitada por las acusaciones de plagio en su tesis doctoral, que le obligaron a hacerla pública. Durante la entrevista, Sánchez ha confesado en varias ocasiones que “la política es muy compleja”.

“Se están produciendo fake news”, ha aseverado sobre las acusaciones de plagio en su tesis doctoral: “No  ha habido plagio, ni me la ha escrito un tercero, ni ha habido un tribunal que hiciera un trato de favor. La verdad es que hice mi tesis”, ha asegurado el presidente, que ha restado importancia a haber cofirmado un artículo con uno de los profesores que le examinó al leer la tesis. “Ha quedado suficientemente acreditadas que las acusaciones que se vertían sobre mí eran falsas”, ha agregado.

“La oposición lo que está haciendo es montar ruido”, ha aseverado el presidente del Gobierno, que también ha dicho que no se querellará -por la vía penal- contra los medios que publicaron esas noticias, aunque sí ha dicho que presentará una demanda para restablecer su honor contra lo que considera que es una “difamación”.

Sobre la posibilidad de que acuda al Congreso a dar explicaciones sobre esa polémica, ha dicho que hará lo que planteen los grupos políticos, pero no se ha mostrado partidario al entender que no debe usarse el Parlamento para cuestiones “personales” que no tienen que ver con la política.

La periodista Ana Pastor le ha preguntado directamente por qué defendió a Montón a pesar de las irregularidades de su máster y Sánchez ha señalado que solo apoyó su gestión al frente del ministerio: “A mí no me mintió la ministra”, ha aseverado, frente al criterio de algunos de los miembros de su equipo.

Niega rectificaciones: “Son ruido”

Sánchez ha prometido que asumirá responsabilidades políticas personalmente cuando los fallos de su gabinete se produzca en el ejercicio de sus funciones al frente de sus correspondientes departamentos.

De hecho, el presidente ha quitado importancia a los vaivenes del Gobierno en sus poco más de 100 días de vida: “Le niego la mayor”, ha respondido sobre las rectificaciones, que ha calificado de “disfuncionalidad” e incluso ha asegurado que se tratan de “ruido”.

Sánchez ha atribuido buena parte de sus renuncias -como la de no derogar la reforma laboral o la creación de un impuesto a la banca- a su debilidad parlamentaria. Sánchez ha insistido en que solo cuenta con 84 diputados y que tiene que llegar a acuerdos con fuerzas muy diversas: “Entre 0 y 100, si no puedo lograr el 100, ¿me quedo en el 0 o llego al 50?”, se ha preguntado.

¿Elecciones? “Atarnos los dedos, lo justo”

El presidente no ha querido mojarse sobre la fecha orientativa para las elecciones y ha asegurado que dependerá de si puede seguir desarrollando actividad ejecutiva con el apoyo suficiente en las Cortes: “Si he aprendido algo en política es que atarnos los dedos, lo justo”, ha contestado sobre la posibilidad de que los comicios sean en 2018. 

No lo ha descartado, pero el objetivo de Sánchez es agotar la legislatura -ha explicado que su promesa de convocar elecciones cuanto antes la hizo al pedir el apoyo a Ciudadanos, pero que una vez Albert Rivera rechazó darle el ‘sí’ en la moción de censura, esa premisa caducó. Además, se ha mostrado convencido de que no hay una mayoría parlamentaria que quiera elecciones.

“Si anteponemos el diálogo al conflicto, si anteponemos el que podemos sacar adelante leyes que son buenas para la mayoría social y encontramos una mayoría parlamentaria que las respalde, ¿por qué vamos a tener que convocar elecciones?”, ha expresado Sánchez, que apela a la “corresponsabilidad” de los otros grupos y que considera que tendrá que convocar los comicios cuando se demuestren incapaces de llegar a acuerdos. 

El punto de inflexión para los socialistas son los Presupuestos Generales del Estado, que Sánchez admitió que va a retrasar hasta finales de noviembre. Ha reiterado su compromiso de que no subirá los impuestos a la clase media y trabajadora y, aunque asegura que “la gente rica no paga IRPF”, admite cederá en aumentarlo para los sueldos más altos: su horquilla es la de los 140.000 o 150.000 euros frente a los 120.000 que plantea Unidos Podemos. En cuanto al frenazo en el Pacto de Toledo al acuerdo para la subida de las pensiones, Sánchez ha prometido que en sus cuentas las ligará al incremento del IPC. 

Sánchez ha asegurado que los retos de su mandato son regeneración, justicia social y Catalunya. Ha repetido que el conflicto pasa por una votación referente al autogobierno y que Quim Torra debe “abrir un diálogo entre catalanes”. En lo que no ha querido mojarse ha sido en su opinión sobre el encarcelamiento de los presos independentistas, aunque varios ministros han reconocido que complican la situación política: “No puedo hacer una afirmación sobre esa cuestión porque soy presidente y me lo he autoimpuesto porque siempre he sido muy respetuoso con la actuación judicial. Voy a defender siempre a los jueces”, ha dicho. Sánchez admite que tiene “una opinión”, pero cree que debe ser “escrupuloso” con las actuaciones judiciales.

Sobre la inmigración, Sánchez ha negado virajes en su posicióne incluso que se hayan producido devoluciones en caliente durante su mandato, y ha asegurado que su intención es quitar las concertinas de las vallas: “Es una promesa que queremos cumplir, pero el debate es cómo garantizamos de manera eficaz el control de las vallas”, ha señalado el presidente, que asegura que la cuestión está en estudio por parte del Ministerio de Interior, que ha solicitado los “informes técnicos” correspondientes.

Montón dimite por las irregularidades de su máster pese al apoyo de Sánchez

Fuente: https://elpais.com/politica/2018/09/11/actualidad/1536664736_500550.html

Pedro Sánchez intentó hasta el final, en contra del clamor de su partido, proteger a Carmen Montón. Pero la ya exministra de Sanidad no aguantó el último golpe, por la tarde, cuando La Sexta reveló que había plagiado buena parte de su trabajo de fin de máster. Montón ha dimitido en medio del alivio del PSOE y la incomprensión que se extendió durante todo el día en el partido por la decisión del presidente de respaldar a la ministra pese a que ya se sabía que sus notas habían sido alteradas. Es el segundo ministro de Sánchez que cae en poco más de 100 días. María Luisa Carcedo, hasta ahora alta comisionada para la lucha contra la pobreza infantil, ocupará la cartera de Sanidad, Consumo y Bienestar Social.

la tercera fue la vencida. Primero, tras la noticia del eldiario.es sobre las irregularidades de su máster, ella aguantó. Después, cuando el mismo medio reveló que se habían alterado las notas, algo aún más grave, ella también decidió resistir. Y contaba para ello con el apoyo del presidente. Pero el remate del plagio de su trabajo —un texto que ella se había negado a entregar a la prensa, precisamente para que no lo pudiera analizar— ha llevado a Montón a rendirse.

Crisis para el Gobierno

La dimisión ha provocado una crisis de Gobierno y ha abierto un nuevo flanco débil en un Ejecutivo que cuenta con el apoyo parlamentario directo más pequeño de la reciente historia democrática. “Estoy orgullosa y agradecida porque el presidente haya contado conmigo en el Gobierno. He sentido su calidad humana, su apoyo y afecto. Los españoles tienen un magnífico presidente y, para que esta situación no influya, le he comunicado mi dimisión”, insistió Montón este martes por la noche.

El resultado supone un quebradero de cabeza para Sánchez muy superior al que provocó Màxim Huerta, que dimitió por antiguos problemas con Hacienda a la semana de ser nombrado. Montón era una ministra importante y la imagen de dos miembros del Gobierno dimitidos en poco más de 100 días es especialmente dura para un Ejecutivo que solo cuenta con 84 diputados. De rebote, eso sí, la crisis tiene un efecto secundario positivo para el PSOE: pone en una situación difícil a Pablo Casado, líder del PP, que tiene problemas similares con su máster —y un proceso legal en marcha— y también se ha negado a mostrar su trabajo de fin de carrera, que ahora se convierte en más sospechoso todavía. Aunque esa es, en todo caso, una segunda derivada: la renuncia de Montón abre una crisis de Gobierno inesperada para un Ejecutivo que afronta en los próximos días votaciones clave que pondrán a prueba —de nuevo— su resistencia parlamentaria.

Para cuando llegó la dimisión, varios dirigentes del PSOE y algunos ministros estaban muy inquietos por la decisión de Sánchez. Ya no solo la apoyaba de forma discreta, como hizo el lunes, sino que decidió mojarse expresamente en el Senado y comprometer así su imagen. El presidente se cuidó de no hablar en ningún momento del máster, solo de la gestión de Montón al frente de Sanidad. Pero a esas horas daba igual: nadie entendía por qué se arriesgaba así cuando todos veían claro que el final era inevitable.

Sánchez escuchó desde el lunes muchas voces que le pedían que dejara caer a la ministra de Sanidad por la polémica de su curso de posgrado, pero decidió respaldarla públicamente — “ha hecho un trabajo extraordinario y lo va a seguir haciendo”— y ordenó al PSOE que frenara la presión.

Sin embargo, lejos de lograrlo, fue creciendo y explotó cuando se supo que, además de todas las irregularidades que estaban encima de la mesa, el trabajo de fin de carrera, al que ella se aferraba como prueba de su esfuerzo, había sido plagiado en buena parte, lo que demuestra que hizo muy poco para obtener un título que otros estudiantes debieron trabajarse con mucha más rigidez.

Poco antes de este final que muchos auguraban para los próximos días y que finalmente se precipitó, una pregunta sin respuesta clara, más allá de las hipótesis, se hicieron durante toda la jornada del martes el PSOE y el Gobierno. ¿Por qué se empeñaba Sánchez, un hombre con fama de frío y que suele tomar decisiones radicales de forma rápida, en mantener a la ministra de Sanidad después de que se confirmara que las notas de su máster fueron manipuladas? Nadie lo acababa de entender bien. Las especulaciones iban desde el compromiso personal con ella —Montón se negó a dimitir de la ejecutiva del partido en 2016, cuando se organizó una operación para destituir a Sánchez, y se enfrentó por ello a Ximo Puig, líder de su federación—, a la complicación política de ver dos dimisiones de ministros en los primeros 100 días o la estrategia de no querer meter ahora toda la presión sobre Casado, al que Sánchez está cuidando como un líder de la oposición que puede beneficiar al PSOE indirectamente por su batalla con Ciudadanos.

El presidente dejó pasar el lunes con un apoyo tímido, trasladado por sus portavoces pero sin mojarse. Sánchez habló varias veces con la ministra, con quien le une ese vínculo de lealtad. Le trasladó su respaldo y le mandó ánimos, pero no la apoyó en público. Llegó el martes y las cosas empeoraron con la confirmación de que las notas fueron manipuladas a posteriori. El PSOE era un auténtico clamor a favor de la dimisión.

Los ministros eran más discretos y, en muchos casos, solidarios con su compañera, de la que todos valoran la gestión, aunque varios temían que las cosas acabarían mal. Incluso Pablo Iglesias, líder de Podemos y socio principal de Sánchez, dijo que le producía “mucho pesar” la situación porque Montón “es una defensora de la sanidad pública muy competente”. Pero al igual que Iglesias, que en público dijo que si no explicaba todos los agujeros que ha dejado su historia debía dimitir, muchos dirigentes del PSOE y del Gobierno concluían en privado que a Montón no le quedaba mucha más salida que la dimisión.

“Va a seguir”

Sin embargo, cuando el silencio oficial empezaba a desatar los rumores, Sánchez ordenó a dos personas de su máxima confianza, primero Adriana Lastra, portavoz parlamentaria, y después José Luis Ábalos, secretario de Organización del partido y ministro de Fomento, que salieran a mostrar públicamente un claro respaldo a la ministra. Ambos cumplieron disciplinadamente. Pero como no era suficiente, porque las especulaciones y la presión seguían, el propio Sánchez habló a media tarde, tras la sesión de control del Senado.

“Lo único que puedo decir como presidente es que la ministra está haciendo un trabajo extraordinario y lo va a seguir haciendo. He sido bastante claro”, trasladó el presidente del Gobierno a los periodistas en los pasillos de la Cámara alta, en una brevísima declaración.

No fue así: apenas cuatro horas después, Montón dimitió forzada por las revelaciones de plagio. “En 100 días has recuperado la sanidad universal en nuestro país, has trabajado sin descanso para devolver y ampliar derechos. Gracias, Carmen Montón, por tu compromiso con la igualdad y la justicia social. Tu decisión, valiente, te honra”, escribió Sánchez en Twitter, tras la salida de su ministra.

Solo un miembro de la ejecutiva del PSOE, Odón Elorza, se pronunció la noche del martes. Y lo hizo de forma crítica con Montón: “El ejercicio de dimitir tiene un gran valor ético cuando es voluntario y se hace a tiempo. Cuando es forzado por otros te deja muy mal cuerpo y resta confianza al Gobierno y al partido”, dijo el exalcalde de San Sebastián.

Podemos pidió finalmente la dimisión cuando corrió como la pólvora el plagio de la tesis, y apuntó directamente a Pablo Casado por la misma razón: el líder del PP no ha permitido ver sus trabajos del máster. “¿Qué oculta el presidente del PP?”, se preguntó el secretario de Organización de la formación morada, Pablo Echenique. Esa es una de las incógnitas por resolver del penúltimo sainete que ha sacudido la política española.

“He sido transparente y honesta. No he cometido ninguna irregularidad. Lo he defendido con toda convicción y la conciencia muy tranquila”, insistió la ya exministra en su despedida, este martes por la noche, después de alabar a Pedro Sánchez y asegurar que dimitía para no perjudicar al presidente. Montón hizo una breve comparecencia sin preguntas en la que reivindicó su gestión en estos 100 días. “Hemos recuperado la asistencia sanitaria universal. Hemos sentado bases para la aprobación de una ley de protección integral contra la violencia en la infancia. Es un buen balance para los primeros 100 días”

Sánchez e Iglesias acuerdan una batería de medidas para la legislatura

Fuente: https://elpais.com/politica/2018/09/06/actualidad/1536251291_256068.html

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias ensayan una especie de pacto de legislatura centrado en varios acuerdos para revertir los recortes del PP, reformar la fiscalidad, regular el mercado del alquiler, subir las pensiones y acordar medidas que incluyen la política exterior y cuestiones simbólicas de memoria histórica. “Hay buena sintonía, es un buen comienzo, si nos ponemos de acuerdo queremos agotar la legislatura en 2020”, sentenció Iglesias al final de una reunión de dos horas y media. Las primeras medidas llegarán este viernes: se revertirán los recortes en educación del PP y bajará el ratio de alumnos por profesor.

Las expectativas que dejó la segunda reunión entre Sánchez e Iglesias en La Moncloa no pudieron ser más altas. El primer objetivo es sacar adelante los Presupuestos de 2019, un reto mayúsculo que para Iglesias es factible a falta de cerrar el apoyo de los nacionalistas. Pero Sánchez e Iglesias acordaron una batería de medidas de amplio espectro, que va mucho más allá del ámbito estrictamente presupuestario e incluyen la agenda social e internacional, las políticas de vivienda y educación e incluso material sensible como la memoria histórica. La cuestión es si esa veintena de medidas pueden constituir un acuerdo de legislatura propiamente dicho: “Es, al menos, una hoja de ruta compartida”, apuntaron fuentes del Gobierno.

Como paso previo, el presidente y el líder de Podemos coincidieron en la bajada de impuestos a los autónomos mediante cuotas progresivas. También hubo coincidencia en la rebaja del IVA a los productos de primera necesidad, como gesto a las clases más necesitadas. Iglesias dijo que él quería además libros gratuitos en la educación obligatoria; se acordó que ningún niño de una familia necesitada se quede sin libros. Además Podemos es partidario de acabar con las excensiones a la Iglesia Católica.

“Estamos más cerca que ayer para un acuerdo global”, manifestó el líder de Podemos. “Yo sí me fí [del presidente]”, afirmó Iglesias para marcar diferencias con el líder del PP, Pablo Casado, tras su vis a vis de agosto con Sánchez. “Soy optimista y hay un buen comienzo, pero en última instancia no es tanto porque nos fiemos sino que estamos al frente de dos grupos parlamentarios llamados a entenderse”, expuso. Iglesias aseguró que se ve como “socio de Gobierno” del PSOE, con el objetivo declarado de “cogobernar juntos desde el Parlamento”.

Ver imagen en TwitterVer imagen en TwitterVer imagen en TwitterVer imagen en Twitter

Pedro Sánchez

@sanchezcastejon

Satisfacción por el productivo encuentro de esta tarde con @Pablo_Iglesias_. Estamos en el buen camino para presentar en noviembre unos presupuestos sociales que comiencen a recuperar el Estado de bienestar destruido por la crisis y los recortes.

La sensación que se extiende en el PSOE es que estamos ante el último Gobierno monocolor tras el final del bipartidismo. El arte de forjar consensos será clave a partir de ahora: prueba del feeling que reconoció Iglesias y de la sintonía existente es que el Gobierno dio todo el protagonismo a Iglesias tras la reunión. No compareció Sánchez, aunque fuentes del Ejecutivo dieron por buenos los acuerdos que anunció Iglesias y afirmaron que todos los asuntos que planteó, algunos de gran calado, pueden acabar cerrándose.

Regular el mercado de alquiler es otra de las prioridades de Iglesias. El alza es muy acusada en Barcelona (47%) y Madrid (38%), puntales de los denominados Ayuntamientos del Cambio. El titular de Fomento, José Luis Ábalos, llevará al Consejo de Ministros de este viernes un informe que plantea medidas encaminadas a blindar la protección de las viviendas sociales para evitar “que fondos especulativos puedan vaciar de contenido la función social de la vivienda protegida”. Iglesias también dijo que hay principio de acuerdo para subir el IRPF a las rentas superiores a 140.000 euros; hasta ahora, el Gobierno fijaba el listón en 150.000. La negociación incluye otras cuestiones de calado: la revisión del actual modelo de voto que lima la participación de los votantes en el extranjero, por ejemplo. Ese nivel de ambición apunta a un pacto de legislatura.

LOS MILLONES QUE LA IGLESIA NO PAGA

CARMEN MORÁN

Europa Laica hace tiempo que viene cuantificando lo que la Iglesia católica española debería pagar si no tuviera las exenciones fiscales que se fijaron en los acuerdos de 1979. Y le salen 2.000 millones. 700 de ellos serían de IBI. La jerarquía católica no paga el Impuesto de Bienes Inmuebles por los templos, ni por las capillas, ni por los locales anejos a estas, ni por las oficinas, ni por las casas de sacerdotes y obispos, ni por los conventos, monasterios, seminarios… Se da por hecho que su uso es “pastoral” y por esa razón quedan exentos. “Pero por esa trampa se cuelan, además, los centenares de viviendas sin ningún uso eclesiástico que reciben como herencia de los católicos”, dice Juanjo Picó, portavoz de la organización laica.

Otros 1.300 millones anuales, según cálculos de la organización se dejan de ingresar debido a la exención del pago “del impuesto de sociedades, de patrimonio, de actividades económicas, de transmisiones, de actos jurídicos documentados, obras, plusvalías. Excepto el IVA, la Iglesia no paga nada”, añade Picó. Por último, cita un “pozo profundo, insondable”, que no tienen cuantificado y que correspondería a lo que ingresan en donativos (a veces millonarios), por entradas a monumentos (“entre la Giralda y la mezquita de Córdoba salen cerca de 30 millones de euros”). “Ni pagan, ni declaran”, se queja Picó.

Una sentencia de 27 de junio de 2017 del Tribunal de Justicia de la UE condenó, tras una denuncia de un colegio de Getafe a pagar por aquellos bienes cuyo uso generara rendimiento económico, como los conventos o monasterios que ahora son hospederías, hoteles o las muchas tiendas de objetos religiosos o librerías. “Podría invocarse esa sentencia y denunciar caso a caso, es la única manera”, lamenta Picó, por la dificultad que entraña intervenir en ciertos asuntos mediante tribunales.

 

Subidón del paro en Agosto del 2018

El ya eterno drama de España es la inaceptable cifra de paro que tiene, Agosto, tradicionalmente pésimo para el empleo, este Agosto ha sido el PEOR desde el inicio de la crisis, es lo que tiene ser un país de camareros, un país de precarios, un problema que realmente GOBIERNE QUIEN GOBIERNE no quieren solucionar de manera eficaz, porque SI SE PUEDE PERO NO QUIEREN, prefieren por ejemplo sangrar a los PYMES o a los autónomos, ni impulsar el I+D, ni recuperar la Industria, de hecho no les interesa eso a los poderosos, quieren una España de precarios, un país de camareros, así nos quieren ver y está es la triste realidad, no hay ninguna voluntad de los que nos gobiernan para cambiar esto, ni el PP ni el PSOE, ni lo hará Ciudadanos, estos no son nada de fiar añado e incluso dudo mucho que Podemos cumpla, ninguno de ellos tiene la voluntad de hacer reformas de verdad para que haya empleo en nuestro país.

Parece ser que nos tengamos que resignar a esto y seguimos con el Fútbol y el Sálvame, o distraídos con Franco,etc.. y pero de luchar por nuestro futuro, no que vaaa, mientras los de arriba se ríen una vez mas a carcajada limpia de los ciudadanos y ciudadanas de nuestro país, somos un país de meros conformistas, parece que no hay sueños que se deben de poder cumplir, parece que el pueblo español se resigna a no tener un proyecto de vida.

En fin, no me gusta vivir en un país de parados y precarios ¿Y usted? No me resigno, lo siento, quiero una España mejor, YO SI.

Agosto destruye 202.966 empleos, el peor dato desde 2008

Fuente: https://www.eldiario.es/economia/paro-personas-agosto-empleo-verano_0_810868952.html

 

La Seguridad Social perdió en agosto una media de 202.996 afiliados (-1,07%) respecto al mes anterior, lo que situó el número de ocupados en 18.839.814 cotizantes, según ha informado este martes el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social. Aunque agosto es tradicionalmente un mal mes para el empleo, al concluir el impulso de los trabajos de verano, el descenso de afiliados es especialmente malo: el mayor registrado para ese periodo desde 2008.

El golpe para el trabajo que ha supuesto este agosto se refleja con claridad en una cifra: el 31 de agosto de 2018 se ha convertido en el día que más empleo se ha destruido en la historia, según las cifras de altas y bajas de la Seguridad Social que ha adelantado El País. Esa jornada, que cayó en viernes, se dieron de alta 58.375 personas mientras que las bajas fueron 363.017. El resultado, 304.642 trabajadores menos en un solo día.

Detrás de esta cifra puede haber despidos y la destrucción de un determinado puesto de trabajo, pero también la finalización de contratos temporales y que ese puesto sea ocupado de nuevo el lunes. El aumento de los contratos temporales más precarios, los de menos de 7 días, preocupa especialmente a los sindicatos.  Se han duplicado desde el inicio de la crisis y cada vez son más representativos dentro de los contratos de duración definida: suponían en 2007 el 17,1% y en lo que va de 2018 representan el 29,8% del total de contratos temporales suscritos hasta julio.

El Ministerio dirigido por Magdalena Valerio apunta que el descenso de la afiliación en agosto “es una constante en toda la serie estadística” que se ha visto agudizada desde 2014 (-0,58%) de manera paulatina (-0,78 en 2015; -0,81 en 2016; -0,97 en 2017 y -1,07 en 2018). Achaca esta tendencia de aumento del paro “a la desaceleración económica y el menor crecimiento del sector turístico”.

Este lunes, el INE publicó la cifra de llegadas de turistas extranjeros en julio, que cayó un 4,9%, el mayor descenso en ocho años. Aunque el número de visitantes internacionales cae, varios expertos en el sector turístico advierten de que otros datos aumentan, como el gasto medio diario y por turista.

El Régimen General registró un descenso de 184.660 afiliados (-1,18%), hasta situarse en 15.519.469 ocupados. Por sectores económicos, Educación es el que más se resiente, con 57.706 afiliados menos. Le sigue la Industria Manufacturera (-23.632) y la Construcción (-20.261). La afiliación creció en términos absolutos principalmente en Actividades Sanitarias (15.287) y en Hostelería (5.833). Además, el Régimen de Autónomos descuenta 17.894 (-0,55%) trabajadores por cuenta propia.

Las Comunidades Autónomas que han experimentado una mayor pérdida de empleo en términos relativos respecto a julio, son Murcia (‐14.220, un ‐2,45%), Catalunya, con 65.891 ocupados menos (-1,91%) y la Comunidad Valenciana, (-31.499, -1,69%).

El paro sube en 47.047 personas

El número de parados registrados en las oficinas de los servicios públicos de empleo subió en agosto en 47.047 personas en relación con el mes anterior. La cifra total de parados registrados se sitúa en 3.182.068 personas.

El incremento del paro en agosto también es peor el registrado en los últimos años, en concreto desde 2011. En este pasado mes, se fueron al paro más hombres que mujeres: el desempleo masculino se sitúa en 1.306.994  personas, al subir en 27.415 (2,14%) y el femenino en 1.875.074, al incrementarse en 19.632 (1,06%) en relación al mes de julio.

Trabajo ha resaltado que, en términos desestacionalizados, el paro se redujo en agosto en 2.819 personas. En el último año el paro registrado ha bajado en 200.256 personas, con un nivel de bajada interanual de casi el 6%.

La rotación en el empleo se mantiene al alza, con 1.602.495 contratos suscritos en el mes de agosto, un incremento del 4,3% respecto al mismo mes de 2017. De ellos, aunque solo el 9,61% fueron indefinidos (153.921), la firma de este tipo de contratos considerados más estables ha aumentado un 33,4% respecto al año pasado.

La firma de contratos temporales, la mayoría, aumentan pero solo ligeramente, un 1,9% respecto a agosto de 2017. La secretaria de Estado de Empleo, Yolanda Valdeolivas, ha subrayado este martes que la creación de empleo indefinido y reconocido que la temporalidad sigue siendo “excesiva”.

La secretaria de Empleo de Comisiones Obreras, Lola Santillana, ha advertido de que los datos de empleo son malos y los ha achacado al “desmoronamiento de los pies de barro de la tan cacareada creción de empleo en los últimos años, basada fundamentalmente en la precariedad laboral”. Tanto desde CCOO como desde UGT, han urgido al Gobierno de Pedro Sánchez a avanzar en cambios normativos y a aprobar políticas activas de empleo para aliviar estos datos.

Pedro Sánchez sigue adelante con el acercamiento de presos de ETA y el diálogo con Catalunya pese a los ataques de PP y Cs

Fuente:Lea aquí al artículo integro

ETA y Catalunya. La estrategia de oposición de la derecha española con el recién estrenado Gobierno socialista es casi idéntica al machaque al que sometió el PP a José Luis Rodríguez Zapatero con esos dos mismos asuntos. Ahora hay un actor nuevo, Ciudadanos, y escenarios diferentes en Catalunya, donde hubo hace unos meses una fallida declaración de independencia, y en Euskadi, donde ETA se ha disuelto. El “talante” que enarbolaba entonces Zapatero lo ha sustituido el nuevo Ejecutivo por “distensión”. Pedro Sánchez sigue adelante con su plan, a pesar de los ataques.

El presidente se ha sometido a dos sesiones de control desde que llegó a Moncloa y las preguntas del portavoz del PP, Rafael Hernando, han ido en la misma dirección: conocer los pactos detrás de la moción de censura con las que les arrebató el poder. Alentar la connivencia del nuevo Ejecutivo con los nacionalistas se ha convertido en el eje central de las intervenciones del ahora principal partido de la oposición.

En el primer cara a cara, Hernando llegó a reprochar a Sánchez el levantamiento de la supervisión de las cuentas de la Generalitat, que estaba ya prevista con el Gobierno de Mariano Rajoy. “Si hay que decir que Catalunya es una nación, se dice; si hay que tragarse los insultos a los españoles por parte de Torra, se tragan; si hay que trasladar presos y humillar a las víctimas de ETA, pues se hace; si tiene que aceptar de nuevo las embajadas hispanófobas en Europa, pues se aceptan”, le ha dicho Hernando, que ha centrado sus ataques por la intención del Gobierno de acercar a los presos de ETA a cárceles de Euskadi. Hernando ha acusado la presidente de “estar dispuesto a pagar a los terroristas”. El PP acercó a etarras a prisiones próximas a Euskadi cuando estaba el poder.

Pero Sánchez ha insistido en que el nuevo tiempo que se abre tras la disolución de ETA conlleva el estudio de una nueva política penitenciaria y, aunque ha asegurado que esta será “empática” con las víctimas, no está en su agenda prioritaria reunirse con ellas. Sí lo ha hecho el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, que minutos más tarde de que Hernando y otros diputados del PP airearan el apoyo de los “amigos de ETA” al gobierno socialista, confirmaba que el acercamiento se llevará a cabo y daba detalles: primero se moverá a enfermos terminales y presos mayores de 70 años. El grado de cumplimiento de las penas así como el repudio al terrorismo serán cuestiones tenidas en cuenta en esa nueva política individualizada y que aún no tiene plazos.

Ciudadanos, que también ha reprochado el uso de la política penitenciaria como “moneda de cambio”,  ha cargado contra Sánchez por otros gestos al nacionalismo: “Anunció que querían plantear por primera vez en democracia la ruptura de la caja de la Seguridad Social”, le ha dicho Albert Rivera –cuya pregunta iba a ser sobre una posible subida de impuestos– sobre la intención del Gobierno de analizar con la lehendakaritza la transferencia de algunas competencias. No obstante, en Moncloa ven “muy complicado” entrar en una de las reclamaciones de Iñigo Urkullu: la gestión del régimen económico de la Seguridad Social.

“Cuando se renueve la vieja derecha, ¿dónde va a quedar usted? –le ha contestado Sánchez–. Está mimentizándose con el PP. Miente como mienten ellos”. “Señor Rivera, voy a cumplir con la Constitución, con el Estatuto de Guernica. Lea el Estatuto de Guernica y sabrá qué competencias se pueden transferir y cuáles no”, le ha contestado. Los gobiernos central y vasco crearán un grupo de trabajo para analizar esas transferencias.

Respecto a Catalunya, PP y Ciudadanos acusan a Sánchez de “pagar un precio” por llegar a Moncloa apoyado por los independentistas. “Cuando hable con Torra, que tenga muy claro que está hablando, dialogando y pactando con el separatismo, no con Catalunya”, ha advertido Inés Arrimadas al presidente del Gobierno.

Sánchez dejó claro que solucionar el conflicto territorial era una de sus prioridades desde el Ejecutivo y ha apelado al diálogo y la distensión desde el principio. De hecho, anunció su intención de reunirse con el presidente catalán. No obstante, para evitar conflictos, Moncloa decidió que la ronda de reuniones con los líderes autonómicos fueran en “estricto” orden de aprobación de los estatutos. Eso situó a Urkullu y Torra a la cabeza. Los siguientes serán Alberto Núñez Feijóo y Susana Díaz.

El Gobierno ofrece a la Generalitat reunirse en la comisión bilateral, estudiar 45 reivindicaciones que Carles Puigdemont hizo a Rajoy (queda fuera la posibilidad de celebrar un referéndum), retirar algunos recursos interpuestos por el anterior gobierno  contra leyes del Parlament y está dispuesto a restaurar los elementos del Estatut declarados inconstitucionales. Sin embargo, en Moncloa ha crecido el escepticismo ante la tardanza por parte del Govern de hacerles llegar las propuestas así como por que la única que ha trascendido es que Torra pondrá sobre la mesa el referéndum pactado. Esa es la línea que Sánchez no está dispuesto a traspasar.

Además, ERC está amagando con desmarcarse del Gobierno, que tiene una exigua mayoría en el Congreso, e incluso amenaza con no apoyar el decreto para la renovación de RTVE por la posición del PSOE en la votación de una moción que reclamaba diálogo “sin condiciones ni renuncias”. Los socialistas plantearon una enmienda que hablaba de “diálogo abierto” con la Generalitat en el seno de la Comisión Bilateral Estado-Generalitat en busca de soluciones “acordadas y democráticas”. Para ERC no era aceptable esa redacción.

A ERC también le molestaron las palabras del presidente desde Berlín en las que aseguraba que había que “pasar página del 1-O”. Joan Tardà ha avisado a Sánchez de que la relación estaba “deteriorada”. El presidente ha intentando limar asperezas y ha explicado que se refería a la necesidad de abandonar la vía unilateral.

A pesar de los ataques de la derecha y de las advertencias de los independentistas, Sánchez ha mantenido su emplazamiento a un diálogo entre las partes, aunque ha admitido que el problema no se resolverá en esta legislatura: “Las cosas han cambiado. No tienen enfrente a un Gobierno que va a usar el agravio para tener votos”, ha señalado Sánchez, que se ha mostrado esperanzado en abrir un “diálogo abierto y sincero” que pueda restañar “heridas”.

Màxim Huerta defraudó a Hacienda 218.322 euros a través de una sociedad limitada entre 2006 y 2008

Fuente: http://www.eldiario.es

El ministro de Cultura y Deporte, Màxim Huerta, utilizó una casa en la playa para rebajar irregularmente su factura fiscal durante tres ejercicios entre 2006 y 2008. Según publica este miércoles El Confidencial, el ministro llevó a los tribunales las reclamaciones de la Agencia Tributaria por dejar de pagar 218.322 euros a Hacienda con una sociedad que montó en el año 2006. La justicia no le dio la razón a Huerta en los dos recursos que presentó por lo que tuvo que pagar una multa de  365.928 euros.

Siendo copresentador de ‘El programa de Ana Rosa’, Huerta creó una sociedad mercantil para facturar sus trabajos en televisión. Con Almaximo Profesionales de la Imagen S.L., el ahora ministro del Gobierno de Pedro Sánchez declaró durante los años 2006, 2007 y 2008 como gastos de la “actividad artística” la compra y el mantenimiento de un apartamento en Alicante. Hacienda considera que Huerta recurrió a este mecanismo para recortar su base imponible y así pagar menos impuestos.

La inspección de Hacienda concluyó que durante esos tres años el ministro había facturado un total de 798.521 euros a través de su sociedad, de la que era único accionista y administrador hasta que la liquidó a finales de 2016.

En sus dos resoluciones del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) se destaca que el ministro fue multado por un fraude a Hacienda de 218.322 euros. Las resoluciones concluyen que Huerta utilizó Almaximo Profesionales de la Imagen para “eludir los tipos impositivos más progresivos y más elevados del IRPF”. Por ello, le impuso una multa total de 365.928 euros al considerar que no actuó “de buena fe”.

Huerta descarta dimitir

En un “compromiso de transparencia”, el ministro de Cultura y Deporte ha explicado

El ministro de Cultura y Deporte ha asegurado este miércoles que no piensa dimitir por las informaciones publicadas por El Confidencial. Huerta ha atribuido sus irregularidades con Hacienda, que ya ha subsanado, a un “cambio de criterio fiscal”: “No defraudé. Es un cambio de criterio fiscal en una regularización que afectó a muchos. Lo regularicé y seguí adelante”.

“Estoy trabajando y mi compromiso es con la cultura y el deporte. De hecho, tengo la agenda llena”, ha señalado el ministro en una entrevista en la Cadena SER. Huerta ha remarcado que su caso es “una cosa que está caducada y ya resuelta” y que asumió sus compromisos con Hacienda “como ciudadano”. “Ahora asumo mi compromiso de transparencia”, ha zanjado.

El PSOE ve “solucionado” el problema

Desde el PSOE han defendido que el ministro de Cultura y Deporte ya “solucionó” en su día sus compromisos pendientes con Hacienda. “Eran unas deducciones que él hizo y que no se podían hacer, pero que ya está solucionado”, ha asegurado la número dos de Pedro Sánchez y portavoz parlamentaria de los socialistas, Adriana Lastra.

En declaraciones a RNE, la portavoz ha comparado la etapa de Mariano Rajoy en la que había dinero “en paraísos fiscales” con la actual, en la que, según ha apuntado, el nuevo ministro hizo unas “deducciones” que no se podían hacer “y lo solucionó”: “Hace tiempo hablábamos de ministros que tenían su dinero en paraísos fiscales y ahora estamos hablando de una persona que dedujo algo que no podía deducir y que luego lo solucionó”.

El Gobierno ha contactad con el ministro de Cultura para recabar toda la información sobre las multas impuestas por el TSJM. Un portavoz del Gobierno ha informado a eldiario.es de que están esclareciendo la información internamente y es intención del Ejecutivo poder aclararla a lo largo del día de hoy.

PP y Podemos exigen su dimisión

Desde Podemos y el Partido Popular, Pablo Iglesias y Fernando Martínez-Maillo, ha pedido la dimisión del ministro de Cultura y Deporte por las sentencias del tribunal madrileño y la investigación de Hacienda.

“No vamos a alentar comportamientos que recuerdan a los del Partido Popular”, ha asegurado el secretario general de la formación morada. “Si queda acreditado que la sentencia habla de una voluntad de defraudar a la Hacienda Pública”, Iglesias ha pedido a Pedro Sánchez que si el ministro no presenta su dimisión “inmediata”, le destituya.

Martínez-Maillo, coordinador general del PP,  se ha preguntado “con qué autoridad este Gobierno va a exigir a los españoles que paguen sus impuestos” después del caso Huerta. “Son las 9 de la mañana y el ministro de Cultura y Deporte, condenado por defraudar a Hacienda, ni ha dado explicaciones ni ha dimitido”, ha escrito el popular en Twitter antes de que el ministro se explicase.

 

Pedro Sánchez sacrifica a parte de sus fieles para dar entrada en el Gobierno a expertos con perfil técnico

Fuente: https://www.eldiario.es/politica/Pedro-Sanchez-Consejo-Ministros-expertos_0_779023148.html

“Voy a contar con todos vosotros”. Es lo que dijo Pedro Sánchez a su grupo parlamentario entre abrazos y aplausos tras ganar la moción de censura. Con los primeros nombres confirmados sobre la mesa, el Consejo de Ministros se diferencia bastante del equipo que el líder socialista nombró para dirigir el partido tras su victoria en las primarias de hace un año.

En aquel momento de máxima confrontación interna, Sánchez optó por rodearse de quienes habían estado a su lado en las horas más difíciles. La integración brilló por su ausencia más allá del gesto de incluir a su rival Patxi López en la dirección y de nombrar a Guillermo Fernández Vara presidente del Consejo de Política Federal del PSOE, pese a su apoyo a Susana Díaz.

En esta ocasión, se está buscando un equilibrio que pretende la mayor efectividad: hay personas del círculo más cercano al presidente pero también se está rodeando de expertos con los que pretende ofrecer la imagen de un equipo con capacidad de gobernar. El Gobierno “tiene muy buena pinta”, aseguran dirigentes del PSOE conforme se han ido conociendo los primeros nombramientos. De forma generalizada, el PSOE está celebrando los “fichajes”.

Otra novedad con respecto a otras ocasiones es la ausencia de un criterio territorial como guía de los nombramientos. Por ejemplo, la oferta declinada por Fernández Vara no se ha suplido con la designación de otro ministro extremeño.

Lo que sí ha tenido Sánchez es un gesto con Andalucía al nombrar ministra de Hacienda a la hasta ahora consejera del ramo María Jesús Montero. Fuentes de los socialistas andaluces así se lo toman, aunque la nueva titular de Hacienda tiene por delante una de las reivindicaciones de Díaz: un nuevo sistema de financiación autonómica. “Es un ministerio marrón. ¿Qué pasa si no hay presupuestos o si no hay sistema de financiación autonómica? A ver cómo se queja Susana de su consejera”, dice un alto cargo de un gobierno socialista.

En la búsqueda de un titular de Economía, Sánchez tampoco se ha centrado en su círculo más próximo. La cartera ha recaído finalmente en Nadia Calviño, que ocupaba la dirección general de Presupuestos en Bruselas. Estaba en las quinielas, pero no en el círculo íntimo de Sánchez. Hasta ahora. El nombramiento ha sido bien acogido entre los economistas próximos al PSOE y ha sido aplaudido públicamente por la presidenta del Banco Santander, Ana Patricia Botín.

 

Ana Botín

@AnaBotin
En un momento clave para la Unión Europea, tener a @NadiaCalvino como nuestra nueva ministra de Economía es una garantía de que España seguirá aumentando su peso en las instituciones europeas. Enhorabuena Nadia.

16:37 – 5 jun. 2018
1.846
1.186 personas están hablando de esto
Información y privacidad de Twitter Ads
Teresa Ribera es otra persona alejada de los entresijos internos del PSOE. Estuvo al lado de Sánchez en su ‘gobierno en la sombra’ para la elaboración del programa electoral, pero sin formar parte de su círculo íntimo. El encargo de asumir la transición ecológica, que engloba Medio Ambiente, Energía y Cambio Climático, conjuga con su trayectoria: fue secretaria de Estado de Cambio Climático y actualmente dirige del Instituto de Desarrollo Sostenible y Relaciones Internacionales (IDDRI).

Sánchez ha optado por una imagen potente para Sanidad al colocar al frente del Ministerio a Carmen Montón, la consellera valenciana que ha revertido la privatización del hospital de Alzira, que se había convertido en un símbolo de la política privatizadora del PP. La relación con Montón se enfrió tras el primer mandato de Sánchez en el PSOE y la entonces consellera no se mojó en las primarias. Se quedó en tierra de nadie –su relación con Ximo Puig dista de ser buena– y ahora da el salto a Madrid.

Josep Borrell sí fue uno de los baluartes de Sánchez en su enfrentamiento con los barones, pero quedó fuera de los órganos de dirección. El presidente le ha confiado la cartera de Exteriores al exministro, con una dilatada trayectoria política e internacional (fue presidente del Parlamento Europeo). Para Sánchez es importante contrarrestar el discurso de los independentistas en Europa y ve en Borrell a la persona perfecta para hacerlo.

Como contrapeso a ese nombramiento que no ha sentado bien a los independentistas, Sánchez ha hecho un guiño a la plurinacionalidad del PSC con la designación de Meritxell Batet como ministra de Administraciones Territoriales. Aunque fue su número dos en las generales de 2015 y una de las dirigentes de su confianza en esa etapa, se distanciaron. Ahora ni siquiera forma parte de la Ejecutiva del PSOE.

No obstante, Sánchez también ha tirado del perfil más político de algunos de los dirigentes a los que más se ha aproximado en los últimos meses. La que más experiencia de gestión tiene, Carmen Calvo, será su vicepresidenta y le pondrá al mando de las relaciones con las Cortes, además de ser la encargada de Igualdad. La exministra de Cultura adquirió un papel más relevante del de mera secretaria de Igualdad del PSOE durante las negociaciones sobre el 155 con el Gobierno de Mariano Rajoy. Fue la encargada de pilotarlas y actuó de facto como portavoz de la dirección.

El hombre fuerte en Ferraz también se lleva una cartera. José Luis Ábalos será ministro de Fomento y compatibilizará el cargo con la secretaría de Organización. Según Ábalos, sus labores en el partido no estarán desatendidas porque confía en su “amplio” equipo. A la vicesecretaria general, Adriana Lastra, la deja al frente de la portavocía en el Congreso, que será un puesto relevante para un Gobierno que solo tiene amarrados 84 diputados.

Colaboradores desde 2014 se quedan fuera
¿Por qué Sánchez no se ha rodeado de su núcleo duro del PSOE? “Ha buscado pesos pesados políticos y con experiencia. Si todo el núcleo duro se va, ¿quién se hace cargo del partido?”, opina un miembro de la Ejecutiva.

Sánchez prescindirá en Moncloa de dos de sus principales colaboradores hasta la fecha: su directora de comunicación, Maritcha Ruiz Mateos, y su, hasta ahora, jefe de gabinete, Juanma Serrano. La decisión de dejarlos atrás ha causado sorpresa entre quienes han seguido los pasos del secretario general socialista desde 2014. Otro de los que queda fuera de Moncloa es Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, que durante los años de tensión entre Sánchez y Díaz fue de los pocos dirigentes andaluces que estuvieron en el sanchismo.

Margarita Robles ha sido otra de las personas que más han apoyado a Sánchez durante su travesía del desierto y su enfrentamiento con Susana Díaz. A ella le encargó la portavocía del PSOE en el Congreso, un puesto al que Sánchez no podía acceder, tras haber presentado su dimisión como paso previo a su resurrección ante la líder del PSOE andaluz. El destino final reservado para la exjueza ha sido uno de los nombramientos para los que el presidente se ha tomado más tiempo. Finalmente, ni vicepresidenta, ni ministra de Justicia.

La corrupción tumba a Mariano Rajoy

m.eldiario.es/2e543ff8_777273336/

Hoy comienza un periodo nada fácil pero a la vez esperanzador, hoy con toda probabilidad se vota la moción de censura que acabará con el gobierno de Mariano Rajoy, mejor dicho el nefasto gobierno de Mariano Rajoy.

Mi deseo es que ciclo que se prevee breve pero intenso abra la puerta a una España mejor, una España más dialogante, más justa, que este periodo tan crispado se transforme en otro más dialogante, sosegado y respetuoso con la pluralidad de este país.