Sánchez dice ahora que rechaza el CETA por motivos medioambientales y laborales

Fuente: http://www.publico.es/politica/sanchez-dice-rechaza-ceta-motivos-medioambientales-laborales.html

 

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, explicó este jueves el cambio de posición de su partido en torno al Tratado de libre comercio entre la UE y Canadá, conocido como CETA por sus siglas en inglés, fundamentándolo especialmente en motivos medioambientales y laborales.

Sánchez ante Pierre Moscovici, el comisario europeo de Asuntos Económicos y Financieros con el que celebró una reunión en Madrid, le explicó que la posición ya definitiva del PSOE ante este asunto será la de la abstención, al entender que hay muchos aspecto de dicho Tratado que no son asumible por los socialistas tal y como están formulados.

En concreto, según dijo Sánchez a Moscovici, no es aceptable que “en 1.600 páginas del Tratado sólo haya cuatro páginas referidas a derechos medioambientales”.

Otro tema que no asume el PSOE es lo que considera el desequilibrio que existe en la protección de los derechos laborales frente a los inversores, planteando que hay que combinar de manera efectiva los procesos democráticos y los derechos laborales.

También el líder del PSOE le hizo llegar al comisario europeo que el PSOE tiene profundas diferencias con el modelo elegido para la resolución de las disputas, así como con la ausencia de penalizaciones en la violación que puedan darse del Tratado.

No obstante, Sánchez indicó que el PSOE es una fuerza multilateralista y partidaria de una apertura comercial internacional, además de firme defensora de una relación estrecha con Canadá.

En este sentido, indicó que lo que rechazan es que se plantee como si sólo hubiera dos caminos, “o bien cerrar las fronteras como quiere el Partido Popular, o el proteccionismo al que se abraza Unidos Podemos”, indicó. Para el PSOE, hay que explorar otras vías.

En este aspecto, anunció que el PSOE se va a posicionar claramente desde “el sentido común” y que su objetivo es explicarle a la gente cuáles son las razones de los socialistas sobre lo que se vota, “intentando enviar un mensaje de cara al futuro; hay que contar con la sociedad civil”, dijo; por lo que pidió elaborar un Tratado de “abajo a arriba”.

Sánchez se comprometió que en la reunión que el próximo lunes celebrará la Ejecutiva Permanente del PSOE se concretarán más motivos y argumentos de cuál es la posición de los socialistas , por lo que aseguró que el pleno del Congreso el PSOE optará por una “abstención motivada”.

Anuncios

Sánchez llama a Rajoy para decirle que se opondrá al referéndum en Cataluña

Fuente: http://www.elplural.com/politica/2017/05/29/sanchez-llama-rajoy-para-decirle-que-se-opondra-al-referendum-en-cataluna-0

 

Pedro Sánchez ha llamado por teléfono a Mariano Rajoy esta mañana para transmitirle que el PSOE se opondrá la celebración de un referéndum en Cataluña como pretende el Gobierno de la Generalitat por considerarlo ilegal. Según ha avanzado Infolibre, en la conversación le transmitió que su partido “estará en la defensa de la legalidad y de la Constitución”, y en contra de “cualquier interno de romperla”.

Es la primera conversación que mantienen el nuevo secretario general del PSOE con el presidente del Gobierno, que lleva toda la semana resistiéndose a descolgar el teléfono para felicitarle. La conversación telefónica, apuntan desde el entorno de Sánchez, fue “fluida y normal”, y ambos acordaron “seguir hablando” en próximas fechas.

Pedro Sánchez: “Aquí está el PSOE. Aquí está la izquierda”

Fuente: http://www.eldiario.es/politica/Pedro-Sanchez-PSOE-izquierda_0_646035924.html

El ganador de las primarias del PSOE, Pedro Sánchez, ha comparecido en Ferraz ante los medios y decenas de militantes para dar “gracias de corazón por la ilusión” que están “viviendo todos los socialistas”. Sánchez ha arrancado su discurso agradeciendo la participación de los militantes, que han hecho “un partido más grande”, ha apuntado. “Aquí está el PSOE. Aquí está la izquierda”, ha señalado.

“Querría trasladar mi agradecimiento también a Susana y a Patxi”, ha apuntado entre los pitos de sus seguidores, que han coreado durante unos segundos “susanista el que no bote”. “Quien ha ganado es el PSOE -ha señalado Sánchez-, y cuando gana el PSOE, gana España”, ha añadido. Ha llamado a “construir un nuevo PSOE, el PSOE de los militantes”.

El secretario general ha trasladado su intención de convertir al PSOE en una organización “creíble y coherente” que pueda ser una alternativa real de gobierno a “la corrupción y los recortes del PP”. “Gracias a Susana y a Patxi porque desde distintas posiciones políticas son compañeros que han trabajado por hacer del PSOE un partido más fuerte. Gracias a ellos por haber participado en este proceso de primarias”, ha añadido.

Sánchez, visiblemente contento e interrumpido constantemente por gritos de “sí es sí”, ha pedido a sus seguidores que se vayan a descansar. “Mañana empieza todo. Toca cambiar a España desde la unidad de todos los compañeros”.

Cambio de planes y caras largas

Los tres candidatos han seguido el recuento en distintos despachos de la tercera planta de la sede de Ferraz. Según avanzaba el porcentaje de votos escrutados y la distancia de Sánchez frente a Díaz se hacía ya insalvable, ha habido un cambio sobre los planes inicialmente previstos.

En un principio, los tres aspirantes a la Secretaría General iban a comparecer de manera conjunta ante la prensa: el ganador flanqueado por los otros dos candidatos. Sin embargo, la presidenta andaluza se ha negado a ello y ha ofrecido a Sánchez solo la foto, sin comparecencia conjunta.

El semblante de Díaz durante esa foto reflejaba el de quienes la apoyaban. Sus partidarios habían llegado a la sede sonrientes, confiados en la victoria, y han acabado atónitos ante la amplia victoria de Sánchez. Sus caras largas han derivado en más de una lágrima en la tercera planta de la sede del PSOE.

“¡Somos PSOE, cariño somos PSOE!”

A medida que la victoria de Sánchez se hacía más evidente, cientos de militantes se han ido concentrando a las puertas de la sede del partido. Entre abrazos y gritos de “¡Pedro presidente!” o “¡Sí es sí!”, algunos se han acordado de su presencia en ese mismo lugar el pasado 1 de octubre, cuando Sánchez dimitió tras un dramático Comité Federal: “¡Aquí lo mataron y aquí ha resucitado!”.

Mientras seguían el recuento, algunos militantes conversaban entre ellos y analizaban lo ocurrido. “Esto es como en Suresnes”, comentaba uno, mientas otros lamentaban que figuras históricas del PSOE como Felipe González o José Luis Rodríguez Zapatero se decantasen por Díaz en lugar de por Sánchez. “España no es solo Andalucía”, comentaba satisfecho otro de los reunidos en la sede del partido.

Con la calle Ferraz ya cortada y abarrotada de simpatizantes de Sánchez, algunos han conseguido entrar a la sede para seguir su intervención. Otros han tenido que seguirla desde fuera a través de dos altavoces mientras se acordaban de la presidenta andaluza -“¡los avales donde están!”, “¡Susana, el problema eres tú!” o “¡Somos PSOE, cariño somos PSOE!”- y de quienes han apoyado su candidatura, como el líder de Juventudes Socialistas, Nino Torre, al que han reclamado la dimisión.

Entre los repetidos cánticos de La Internacional en medio de una multitud donde afloraban las camisetas del Real Madrid, Sánchez ha contentado a sus seguidores saliendo al balcón de Ferraz para poner el broche a su celebración. Allí ha repetido los mensajes lanzados dentro, con llamamientos a la unidad, mientras los militantes gritaban “¡Pedro presidente!”.

El PSOE y la caída de los graves por Jose Antonio Perez Tapias

Fuente: http://ctxt.es/es/20170517/Firmas/12809/psoe-primarias-sanchez-tapias-pedro-sanchez-susana-diaz.htm

Desde una perspectiva nietzscheana podríamos hablar del crepúsculo de los ídolos. Ha sido tal, que en la noche oscura del alma socialista se confirma que Felipe González hace mucho que dejó de salvar al PSOE. Pero ahí sigue, como gurú convocando a los que permanecen atentos a cualquier palabra que salga de su boca. Pero su reiterativo mensaje deja a sus seguidores en estado de melancolía. Buena parte de la militancia socialista dejó de reconocerle al otrora líder indiscutible la autoridad que antes tenía y que ha ido perdiendo hasta buscar refugio en la sombra de sí mismo.

La crítica situación a la que ha venido a parar el PSOE no tiene como exclusiva causa los avatares de Felipe González. Pero su figura ha marcado la historia del Partido Socialista en las últimas décadas. Y eso, teniendo que ver con los éxitos del PSOE, también está en la raíz de todo lo que le afecta últimamente. El Partido Socialista entró desde finales de los 70 del siglo anterior en una dinámica marcada por el peso de un liderazgo muy fuerte –al principio, contrabalanceado por el papel de Alfonso Guerra–, que empezó a funcionar como el vértice de la pirámide en un proceso de fuerte oligarquización interna, la cual implicaba al mismo tiempo tal jerarquización en los modos de funcionar que la base militante cada vez quedaba más lejos de la cúspide del poder. Con un personalismo mesiánico, el gran líder quedó como figura incuestionable, siendo punto de inflexión el momento en que dimitió de secretario general para volver después en loor de multitudes con un partido rendido a sus pies.

La homologación con la socialdemocracia europea –alemana para más señas– impuso el abandono del marxismo bajo la fórmula “hay que ser socialistas antes que marxistas”. Pero, abandonado el marxismo, tras ello no hubo nada. Quedó el partido a expensas de un pragmatismo político que, si bien estaba atareado con la tardía construcción de un Estado de bienestar que no existía, miraba a la modernización de España en los términos admisibles por los poderes dominantes, con cuidado de no sacar los pies del plato del régimen que se pactó con la Constitución para dejar atrás la dictadura.

QUEDÓ EL PARTIDO A EXPENSAS DE UN PRAGMATISMO POLÍTICO QUE, SI BIEN ESTABA ATAREADO CON LA CONSTRUCCIÓN DE UN ESTADO DE BIENESTAR QUE NO EXISTÍA, MIRABA A LA MODERNIZACIÓN DE ESPAÑA EN LOS TÉRMINOS ADMISIBLES POR LOS PODERES DOMINANTES

El pragmatismo político condujo al PSOE a articularse como potente maquinaria electoral, con las miras puestas en mayorías absolutas, pero descuidando la inserción en el tejido social, en parte por la unilateral dedicación de muchos de sus efectivos en puestos institucionales. El alejamiento de la base social, que además iría cambiando notablemente, quedó reforzado por el papel mediático de un líder al que querían las cámaras de televisión. Hasta que se rompió el hilo.

Aparecieron casos de corrupción y, aunque eran menores al lado de lo que la sociedad española vería después, jugaron un papel en el alejamiento de sectores urbanos distanciados de un PSOE incapaz de renovar su proyecto político y actualizar su discurso. El PSOE fue cayendo en lo que los laboristas británicos teorizaron e hicieron: echarse en manos del neoliberalismo al pretender seguir con políticas sociales, pero dejando a su libre despliegue el ámbito del mercado. La economía le iría comiendo el terreno a la política. Mientras las vacas fueron gordas no se notaba tanto la rendición de la socialdemocracia, tal como se fue dando en Europa sin que España fuera una excepción. Pero vino la época de las vacas flacas.

Llegó la grave crisis de 2008, la que obligó a un duro ajuste a partir de mayo de 2010 por parte del Gobierno socialista de Zapatero. El entonces presidente se ofreció en sacrificio ante el altar de los poderes económicos –por la salvación (evitar rescate) de España–, con el “cueste lo que (me) cueste” como factura para todo el Partido. Los logros en derechos civiles y avances sociales, más el encauzamiento de las cosas hacia el final de ETA, no evitaron la hecatombe. El PSOE empezó a perder votos cual hemorragia incontenible. Su electorado menguaba dada la pérdida de credibilidad de un partido metido en una fuerte autocontradicción y al que sus mismas estructuras impedían responder con agilidad a los hechos. Llevado por la vorágine sufrida por un poder político sometido a los poderes económicos y con una grave crisis de la representación política, el naufragio del socialismo español empezó a producirse. Para colmo, la actitud timorata ante la grave crisis del Estado español, al no atreverse a plantear con claridad la alternativa de un federalismo plurinacional, metía al PSOE, atando al PSC a su rueda de molino, en una paranoia política donde todo es verse atemorizado por el acoso del españolismo, ante el cual no se deja de sucumbir.

LA ACTITUD TIMORATA ANTE LA CRISIS DEL ESTADO ESPAÑOL, METÍA AL PSOE EN UNA PARANOIA POLÍTICA DONDE TODO ES VERSE ATEMORIZADO POR EL ACOSO DEL ESPAÑOLISMO, ANTE EL CUAL NO SE DEJA DE SUCUMBIR

Estando en ésas, unos resultados electorales a la baja, más la incapacidad de abrir vías de diálogo con los nuevos sujetos políticos aparecidos en el panorama español, provocan tales tensiones internas en el PSOE que producen simultáneamente el derrocamiento de quien era su secretario general, Pedro Sánchez, y la entrega del Gobierno de España al PP de la corrupción mediante abstención mayoritaria del grupo socialista del Congreso, la cual invalidaba al PSOE como alternativa política. El largo ciclo que se abrió con Felipe González en la Secretaria General del PSOE se cierra cuando, como chivo expiatorio, llevaron a Pedro Sánchez al borde del abismo y lo empujaron hacia el fondo. Los ídolos crepusculares no contaron con que allí, en lo hondo, estaba la militancia de a pie, la que quedaba que, al ver caer al defenestrado secretario general investido como mártir y héroe, lo catapultó de nuevo a la candidatura para el cargo del que fue arrojado. Galileo, con su teoría de los graves, podría ayudar a completar el diagnóstico: también en el planeta político hay cosas que caen por su propio peso, como es un partido en estado de decrepitud. Queda pendiente el pronóstico. Quizá haya un Galileo redivivo que pueda retomar las palabras del renacentista: “Eppur si muove”.

AUTOR

  • José Antonio Pérez Tapias

    Es miembro del Comité Federal del PSOE y profesor decano de Filosofía en la Universidad de Granada. Es autor de Invitación al federalismo. España y las razones para un Estado plurinacional. (Madrid, Trotta, 2013)

Susana Díaz y Pedro Sánchez agudizan su enfrentamiento en un debate del que no esperan ningún vuelco

Fuente: http://www.eldiario.es/politica/Susana-Diaz-Pedro-Sanchez-evidencian_0_643936228.html

El PSOE está partido en dos. No es un secreto desde hace muchos meses, pero este lunes se evidenció públicamente en un debate televisado. Los tres candidatos sacaron pecho de la “transparencia” de la organización al mostrar su batalla sin cuartel. Susana Díaz y Pedro Sánchez convirtieron el enfrentamiento en un cruce constante de reproches en el que también entró Patxi López.

Sánchez cargó primero personificando en la presidenta andaluza la abstención que permitió el gobierno de Mariano Rajoy. Su ataque tuvo respuesta de Díaz, que le reprochó las derrotas electorales provocadas, a su juicio, por los “bandazos” que dio durante su mandato en Ferraz y los “vaivenes” de su posición sobre Cataluña. Y sobre eso giró buena parte del debate.

Al exsecretario general no le sentó bien que su elegido para presidir el Congreso se sumara a las recriminaciones. “Espero que se reconozca que todos somos candidatos de los militantes y que nadie me diga cómo tengo que ser un buen militante socialista”, dijo López en una alusión al equipo de Sánchez. En ese momento salpicó a López también el discurso del exsecretario general, que recordó que está en el “paro” por haber renunciado al acta para evitar votar en blanco: “Si la abstención fue un error, tú podías haber renunciado al acta también”.

“Ser coherente con el PSOE, sobre todo cuando se dirige o se pretende dirigirlo, es aceptar también sus decisiones, gusten más o gusten menos, porque lo contrario es un juego democráticamente peligroso”, replicó el exlehendakari al golpe de Sánchez.

Díaz trató de desmontar el relato de Sánchez sobre su salida de la secretaría general en octubre. La presidenta andaluza le acusó de querer convocar un congreso exprés “en 15 días” para blindarse: “Nunca esconderé mi responsabilidad en los militantes. No quisiste consultar sobre la posición de un gobierno, quisiste preguntar sobre ti”. Por eso ella prometió que si no “remontan” los resultados del PSOE –no ha pronunciado en ese caso la palabra ganar–, se marchará “sin hacer ruido”. Otro dardo para Sánchez, a quien recordó que perdió el apoyo de casi todos los que estaban con él: “Tu problema no soy yo, eres tú, Pedro”.

El exsecretario general, que explotó su relato de víctima de una estrategia de Díaz para acabar con su liderazgo, aprovechó el debate para volver a insistir a Patxi López en la necesidad de ir juntos. Pese a reprocharle su abstención en el Congreso, le dijo: “Este proyecto que yo presento es tu proyecto, es nuestro proyecto. Quienes defendemos que la abstención fue error, tenemos que caminar juntos. Respeto que llegues hasta el 21 de mayo, que haya una papeleta con tu nombre y apellido”. Sánchez le recordó también que sus propuestas están incluidas en su documento.

A esa oferta envenenada de Pedro Sánchez respondió el exlehendakari con un golpe directo a su rival. “Me parece muy bien que si no tenías ideas, cogieras las mías, pero no se trata solo de eso. Esas ideas son las que vengo defendiendo siempre”, subrayó López, quien también le afeó que quiera acercarse a Podemos.

La “pinza” que denuncia el equipo de Sánchez

El debate plagado de encontronazos tiene distintas lecturas, según las candidaturas. Los reproches de López no han sentado bien en el ‘sanchismo’. Los partidarios del exsecretario general creen que hubo una “pinza” de sus rivales contra él. A los reproches ya mencionados, suman la interpelación de López a Sánchez sobre la plurinacionalidad: “Pedro, ¿qué es una nación?”. En la segunda parte del debate, López modificó su estrategia y también atacó a Díaz al destacar que el PSOE “no necesita un secretario general a tiempo parcial”.

Para los ‘sanchistas’, Díaz sacó entonces su “rabia”: “No cuestionaré tu entrega. Sí es verdad que los resultados a posteriori fueron los que fueron, pudieron ser mejores”. “Era la primera que le hacía y ya le llamó perdedor”, enfatiza un afín a Sánchez. En el entorno del exsecretario general creen que esa visualización de sus rivales contra él puede movilizar el “voto útil” del ‘antisusanismo’.

No obstante, todas las candidaturas creen que el debate no arrastrará grandes cambios en el sentido del voto, es decir, que no provocará un vuelco en la ajustada votación del próximo domingo. Algunos admiten que puede convencer a algunos indecisos.

Patxi López salió contento del debate que consideraba haber ganado. Sobre todo porque logró su objetivo: demostrar el enconamiento de los otros dos aspirantes y mostrarse como la única opción para unificar a las dos sensibilidades.

Patxi López evita la fuga, según los ‘susanistas’

Los de Susana Díaz salieron bastante eufóricos. Creen que la presidenta andaluza salió “viva” de un enfrentamiento que les preocupaba y que consiguió colocar sus mensajes. Además, piensan que tuvieron dos elementos extra a su favor. Por un lado, coinciden con el equipo del exlehendakari en que Sánchez lo hizo mal. “Estaba nervioso y le descolocó el cuerpo a cuerpo con Patxi”, dice un dirigente madrileño. “Estuvo flojo”, coinciden otros ‘susanistas’ consultados.

Por otro lado, creen que López lo hizo muy bien en el debate y que eso juega en favor de la andaluza. “ Muchos de los que avalaron a Patxi, pero que iban al ‘voto útil’ ahora lo van a tener más difícil”. En el equipo de Díaz están convencidos de que el vasco ha conseguido frenar la sangría de votos hacia el exsecretario general. “Cuanto mayor sea el voto de Patxi, más posibilidades tiene de ganar Susana”, admite un dirigente, que recuerda que el exlehendakari tiene de su parte a buena parte de quienes apoyaron a Sánchez hasta el final.

Al final, todo son conjeturas. En el PSOE reconocen que el resultado es muy incierto y que el domingo de Ferraz solo se puede salir como vencedor o vencido. Las heridas, si algún día se cierran, necesitarán tiempo.

Pedro Sánchez, el gran favorito para ganar las primarias del PSOE en Catalunya

Pedro Sánchez arrasa a Susana Díaz en la carrera por liderar el PSOE

06/03/2017 16:09

El tiempo parece correr en contra de la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz. Ella y sus más próximos pensaban, tras el bochornoso Comité Federal en el que expulsaron a Pedro Sánchez (el 1 de octubre de 2016), que el paso de los meses consolidaría a Díaz como la opción más fuerte para dirigir el PSOE, mientras Sánchez se iría diluyendo, más fuera del Congreso y sin plataforma mediática alguna.

Sin embargo, cinco meses después de aquel Comité Federal y dos antes de las primarias del PSOE, un 75,7% de los votantes socialistas prefiere a Sánchez o al ex lehendakari Patxi López frente a un 18,6% que apuesta por Susana Díaz para liderar el PSOE. La diferencia entre el madrileño y la andaluza es abismal.

Un 43,9% de los que se declaran votantes socialistas prefieren que Pedro Sánchez vuelva a ser el secretario general del PSOE. El siguiente es Patxi López, un dirigente muy respetado, que sería el mejor líder socialista para el 31,8% de sus simpatizantes, según la encuesta realizada por Sigma Dos para EL MUNDO.

Por último, Susana Díaz, la supuesta favorita en las primarias, es la preferida por un pírrico 18,6%. Es decir, menos de uno de cada cinco votantes socialistas quiere que sea la secretaria general. El abismo que separa a Sánchez de Díaz es de más de 25 puntos.

Este resultado se produce cuando Díaz sigue midiendo sus tiempos y retrasando el anuncio de que se presentará a las primarias. El 11 de febrero se mostró con «ganas, fuerza e ilusión», pero no desveló si ya ha decidido someterse a las primarias del PSOE. El pasado sábado, en un gran acto en Sevilla, tampoco dio pistas. La mayoría de los que la apoyan, eso sí, dan por seguro que dará el paso.

Su tardanza está poniendo nerviosos a buena parte de quienes la quieren impulsar hacia Ferraz, especialmente fuera de Andalucía. Por eso, cada vez son más los que la urgen para que dé un paso adelante cuanto antes y no deje todo el espacio a Pedro Sánchez.

Mientras Díaz deshoja la margarita, Pedro Sánchez y Patxi López recorren España para explicar su proyecto y elaboran propuestas políticas, económicas y de modelo de partido con la participación de expertos. El ex líder socialista está congregando a miles de personas en sus mítines por toda España, incluida Andalucía, con un importante éxito de asistencia tanto en sus actos como en los de su equipo más próximo. El viernes inició una campaña de crowdfunding para financiar su proyecto con la que consiguió más de 50.000 euros en 48 horas.

El resultado de la encuesta de Sigma Dos es aún más significativo si lo comparamos con el sondeo realizado también para EL MUNDO en enero. En aquel momento, aún no se sabía que López iba a presentarse a liderar el PSOE y los encuestados sólo valoraron a Sánchez y a Díaz. Entonces, el 53,8% de los votantes socialistas prefería al ex diputado frente a un 34,7% que se decantaba por la presidenta andaluza. La irrupción de López hace que los dos bajen, pero perjudica más a Díaz, que cae 16 puntos. La diferencia que Sánchez sacó a Díaz en enero (19 puntos) se dispara hasta convertirse en una gran brecha de 25,3 puntos.

Eso sí: las primarias se deciden sólo entre los militantes, no entre votantes, así que los resultados de esta encuesta no tienen por qué parecerse al escrutinio de la consulta para elegir líder que se celebrará en mayo. Los 180.000 militantes socialistas tienen un grado de implicación mucho mayor en la vida diaria del partido. Y son más sensibles a las presiones de los aparatos regionales, provinciales y locales que, de forma mayoritaria, apoyarán a Díaz frente a Sánchez, que cuenta con muy pocos apoyos orgánicos. Casi todos los referentes históricos del partido –Felipe González, José Luis Rodríguez Zapatero o Alfredo Pérez Rubalcaba, entre otros- apoyan a Díaz. El pasado del PSOE está con ella.

Eso sí, los militantes tendrán muy en cuenta la opinión de la sociedad en general a la hora de decidir su voto y casi todos los sondeos reflejan que Sánchez es el preferido para los votantes socialistas.

Todo esto siempre en el caso de que la presidenta se presente, como aseguran de forma rotunda que hará casi todos los que la apoyan. Sin embargo, el camino parece estar poniéndose cada vez más cuesta arriba y los nervios, según diversas fuentes, afloran tanto en Sevilla como en muchas de las federaciones que quieren ver a Díaz en Ferraz.

Entre los votantes en general, el favorito es hoy también Pedro Sánchez. Hace sólo dos meses lo era Susana Díaz. En este caso, la diferencia es menor. El 31,3% de los españoles prefiere que el próximo secretario general del PSOE sea Sánchez; el 27,6% se decanta por Patxi López y un 25,4% por Susana Díaz.

La secretaria general del PSOE de Andalucía arrasa al ex líder entre los votantes del PP, que la prefieren en un 50,5% de los casos. Un 26% asegura que su apuesta es López y sólo un 6,9% de los votantes del PP apoya a Sánchez, que se ha convertido en la bestia negra de la derecha y del Partido Popular.

Entre los votantes de Unidos Podemos, Pedro Sánchez es el candidato favorito con una diferencia enorme. Un 62,1% de los más de cinco millones de personas que votaron la candidatura de Pablo Iglesias prefiere que el líder del PSOE sea Sánchez; un 27,6% elige a López y un ínfimo 4,7% escoge a la presidenta de la Junta de Andalucía.

Los votantes socialistas tienen una buena valoración tanto de Patxi López -le otorgan un 6,01 sobre 10- como de Pedro Sánchez (5,99), lo que supone un empate técnico. Sin embargo, los que aseguran votar al PSOE suspenden a Susana Díaz y sólo le dan un 4,79. Entre los votantes en general, el mejor valorado es López, con un 4,63; le sigue Sánchez, con un 4,28, y cierra la tabla la líder de los socialistas andaluces, con un 4,14. Díaz sólo aprueba entre los que votan al PP, que le dan un 5,2.

La encuesta que hoy publica EL MUNDO no es una excepción. Todos los sondeos de cierto tamaño difundidos por otros medios de comunicación reflejan que Sánchez es el secretario general favorito de los votantes del PSOE.

Sánchez es el líder del PSOE favorito para los hombres y para las mujeres, así como para los españoles que tienen entre 18 y 65 años. La sevillana sólo gana al madrileño entre los encuestados que superan la edad de jubilación. El 34,8% de los mayores de 65 años prefiere a Díaz frente a un 25,5% que elige a Sánchez.

Estos son los nueve últimos dirigentes que han abandonado el barco de Pedro Sánchez

Fuente: http://www.eldiario.es/politica/ultimos-dirigentes-abandonado-Pedro-Sanchez_0_602990405.html

La carrera de Pedro Sánchez ha estado plagada de abandonos, que se han producido en varias fases. La primera fue Susana Díaz, que poco después de que el entonces líder del PSOE anunciara su intención de presentarse a las primarias para la presidencia del Gobierno, declaró no compartir su estrategia. Desde entonces, por unas razones u otras -por ejemplo, el descabalgamiento de Tomás Gómez-, se fueron alejando todos los barones. Ya siendo presidentes autonómicos le acusaban de ignorarles.

El resultado es conocido: la tensión se incrementó hasta su dimisión. En ese proceso, el exsecretario general ya sufrió las primeras bajas. La más notable fue la de Antonio Hernando, de quien dijo estar decepcionado por quedarse como portavoz parlamentario y ser el encargado de defender la abstención. En esa fase se alejaron de Sánchez otros dirigentes, como Juan Luis Gordo o Isabel Rodríguez.

La preparación de una candidatura para disputar el poder a Susana Díaz ha sido la tercera fase de la pérdida de apoyos del exlíder del PSOE, que ha anunciado este sábado su candidatura para recuperar Ferraz. En su equipo están convenckdos de que tienen a la mayoría de la militancia de su parte, pese al abandono de algunos dirigentes. Estas son algunas de las bajas más notables.

Patxi López. Es la cara más visible del abandono a Sánchez. El expresidente del Congreso anunció este domingo su candidatura para llegar a Ferraz. Al exsecretario general se lo comunicó poco antes de que trascendiera a la prensa. Le cortaba así el paso. El entorno del exlehendakari ya dijo después de la crisis del 1 de octubre que tanto Sánchez como Susana Díaz estaban “quemados”, aunque en un principio descartó pretender dar la batalla. Tras unas semanas de reflexión e impulsado por varios dirigentes territoriales, dio un paso al frente descolocando a Sánchez y sus afines, que aún analizaban su posible paso al frente.

César Luena. Fue el número dos de Sánchez en Ferraz. La mano de hierro al que muchos barones situaron en el punto de mira, por sus formas, antes que al exsecretario general. En el entorno del exlíder acusan a Luena de haber sido el muñidor de estrategias que han acabado mal. Una de los reproches que le hacen es haber “inmolado” a su jefe en el Comité Federal del 1 de octubre, en el que cayó Sánchez porque perdió una votación. Sus fieles sostienen que Luena tendría que haber llevado los números cerrados antes de la reunión y no haber propiciado esa situación si no los tenía. “Estaré siempre al lado de Pedro Sánchez”, prometió en su retirada de la sede del PSOE en la calle Ferraz.

Óscar López. Era uno de los hombres fuertes de Sánchez, uno de los estrategas de campaña y encargado de la comunicación. Hernando, López y Sánchez formaban parte del grupo de dirigentes que rodeaban a Pepe Blanco cuando estaba en los mandos del PSOE. Ahora cada uno está en un bando. A muchos socialistas les extrañó la posición de López tras la caída del exsecretario general. La gestora le despojó de la portavocía en el Senado y pasó a un segundo plano. El desconcierto venía por no haberse producido un acercamiento al “susanismo” que muchos daban por hecho. El domingo descubrió sus cartas: estará en el núcleo duro del equipo del exlehendakari.

Rodolfo Ares. También era una de las caras más habituales en los actos del PSOE durante las campañas electorales de Sánchez. Dirigió en buena parte las negociaciones para llevarle a Moncloa. En Podemos les sorprendió su agresividad. Defendió hasta el final a Sánchez en el Comité Federal en el que cayó y fue el responsable de colocar la urna de la discordia que desató la catarsis en la sala Ramón Rubial provocando incluso la recogida de firmas para impulsar una moción de censura para tumbar al líder. Perdida la batalla desapareció del foco. Pero ha tenido una sibilina labor: tantear el terreno para la candidatura de Patxi López, de quien fue consejero de Interior en su época en la lehendakaritza. A nadie ha sorprendido su posición.

Idoia Mendia. La secretaria general de los socialistas vascos ha prometido neutralidad en las primarias para la elección de un nuevo líder. Pero es una mera declaración de intenciones. Ya declaró que la candidatura de López era una “excelente noticia”. Además de participar en su preparación, fue la encargada de presentarle en un acto en Portugalete una semana después del anuncio.

Francina Armengol. La única presidenta autonómica que Sánchez tenía de su parte está ahora con Patxi López. La presidenta balear lo ha dejado muy claro en los últimos días: duda de que el exsecretario general sea la “persona adecuada” para hacerse ahora con las riendas del partido. En el equipo de López hay algunos que consideran que podría ser candidato a la presidencia, que es joven y le queda recorrido. Para eso queda mucho tiempo.

Sara Hernández. Fue la candidata de Sánchez para hacerse con el control del PSOE de Madrid tras el descabalgamiento de Tomás Gómez. También ha estado en la preparación de la candidatura del exlehendakari. Hernández puede tener problemas en su federación con esta maniobra. “Está completamente rota”, dice un dirigente madrileño. La organización está dividida entre “susanistas” -pilotados en torno al “tomasismo” y quienes apoyaron a Juan Segovia frente a Hernández-, “sanchistas” y los “patxistas” que encabeza Hernández y su número dos, Enrique Rico.

Luis Tudanca. Otro de los barones más cercanos a Sánchez que ahora arropa a López. Tudanca ha puesto en valor al exsecretario general, a quien considera fundamental en el futuro del PSOE, pero ha dejado entrever que debe dar un paso atrás y sumar fuerzas con el exlehendakari: “Debería haber dos candidaturas”, deslizó. Para él, Sánchez y López representan el “mismo modelos” de partido que él defiende frente al de la presidenta andaluza.

Manolo Robles. El alcalde de la localidad madrileña de Fuenlabrada. Fue uno de los principales apoyos de Sánchez, pero ha cambiado hacia López, a quien presentóen un acto este viernes brindándole su apoyo. Robles es el presidente de la federación madrileña y muchos le miran para hacerse con las riendas del partido a nivel regional. Apadrinó el acto de la plataforma de militantes en Madrid en contra de la gestora. Fuentes socialistas sostienen que Robles quiere una única candidatura del sector crítico, es decir, que Sánchez sume sus fuerzas al exlehendakari. En el acto del viernes estuvo presente buena parte del ‘aparato’ madrileño que había estado con Sánchez, entre ellos Rafael Simancas y el alcalde de Alcalá, Javier Rodríguez, que apoyan a López feente a Sánchez y Díaz.