Unidos Podemos propone castigar el acoso callejero y crear un tipo penal para la violación colectiva

Fuente: http://www.eldiario.es/sociedad/Unidos-Podemos-callejero-violacion-colectiva_0_791620970.htmlUnidos Podemos-En Comú Podem-En Marea quiere legislar la violencia sexual con una ley integral de medidas penales, sociales, sanitarias, laborales y educativas. La propuesta, que el grupo confederal ha presentado este miércoles, anula la distinción entre abuso y agresión sexual para crear un tipo único de agresiones sexuales con agravantes y atenuantes. Además, incluye en el Código Penal el acoso en la vía pública y crea un tipo penal especifico para la violación colectiva.

La norma propone un marco integral de sensibilización, prevención, asistencia y reparación de las víctimas al estilo de la Ley Integral contra la Violencia de Género de 2004. “Es una ley feminista que viene a hacerse cargo de una anomalía machista que se da cuando las mujeres no solamente tienen que demostrar que han sido agredidas, sino que habían opuesto resistencia”, ha explicado la diputada de En Marea Ángela Rodríguez Pam.

Y es que la propuesta, presentada un día después de que el debate sobre la violencia sexual haya vuelto a colocarse encima de la mesa tras las declaraciones de la ministra de Igualdad Carmen Calvo, incide en la reforma que ya ha planteado la comisión dependiente del Ministerio de Justicia que estudia los delitos sexuales: eliminar el abuso sexual.

En el actual Código Penal, la agresión sexual implica violencia e intimidación, no así el abuso sexual, delito con el que la Audiencia Provincial de Navarra condenó a los cinco miembros de ‘la manada’. El abuso sexual es también el tipo que suele aplicarse actualmente en los casos de violencia sexual hacia los menores cuando es perpetrada por personas del entorno. Es decir, la mayoría.

“Esta diferencia ha tenido dos consecuencias negativas. Por un lado, que sea necesario que la víctima se resista activamente para ser calificado como agresión sexual. Por otro lado, se ha exigido un grado de intimidación muy alto. El tema de la resistencia no está en el Código Penal, pero sí ha sido una interpretación de los jueces. Esto ha supuesto que el foco de atención se centre en demasiadas ocasiones en el comportamiento de la víctima”, ha explicado la penalista Patricia Faraldo, que ha participado en la redacción de la ley.

En este sentido, la norma crea un único tipo penal de agresión sexual que se agrava dependiendo de las circunstancias, por ejemplo, si hay penetración, si la víctima es especialmente vulnerable o si el atentado se acompaña de actos vejatorios o degradantes. Por otro lado, se añade un tipo específico de agresión sexual colectiva, que se prevé para aquellas ocasiones en las que “aprovechándose de la situación objetiva de superioridad manifiesta, en un contexto objetivamente intimidante para la víctima, dos o más personas realizan conjuntamente” actos constitutivos de agresión sexual.

La justificación de crear una figura para ello, explica Faraldo, es “clarificar el tratamiento y fomentar una aplicación unívoca” porque “hay una jurisprudencia muy variada que no ha venido a resolver la cuestión”. Actualmente la violación en grupo se tipifica como agravante de las agresiones sexuales (aunque no existe para los abusos sexuales), pero la participación de varias personas ha dado lugar a casos en los que se tipifica como delito continuado o en otras ocasiones se condena a una como autor y el resto cooperadores necesarios.

La norma también propone incorporar en el Código Penal un artículo que tipifica como delito leve el acoso en la vía pública, que castiga “con pena de multa de 3 a 9 meses o trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 50 días el que se dirija a una persona en vía pública con proposiciones, comportamientos o presiones de carácter sexual o sexista que, sin llegar a constituir trato degradante ni atentado contra la libertad sexual, creen para la víctima una situación intimidatoria”.

El pasado mes de mayo la Asamblea francesa aprobó una ley de violencias sexuales que también castiga estas conductas, sin embargo, lo circunscribe a sanciones administrativas. En este caso, Unidos Podemos propone regularlo por la vía penal, es decir, serán hechos denunciables y se contarán con los medios de prueba habituales en el Derecho Penal.

Un marco integral

La ley del grupo confederal diseña un sistema de medidas como la asistencia jurídica gratuita, la atención, la reparación o la información para las víctimas.  La idea es que haya un tratamiento integral y global similar al que ya se dispensa a las víctimas de violencia de género, que fue diseñado por la Ley Integral contra la Violencia de Género de 2004. Pero esta norma solo contempla medidas para las mujeres agredidas por sus parejas o exparejas. 

En este sentido, Unidos Podemos incluye en su ley que los Juzgados de Violencia sobre la Mujer, que actualmente solo llevan casos de violencia de género, amplíen competencias y se especialicen también en violencia sexual.

La norma recoge todos los tipos de violencia sexual con independencia del grado de relación que tengan la víctima y el agresor. Por otro lado, los derechos que contiene  y que hacen referencia a esta reparación integral (información, atención psicológica y especializada, asistencia jurídica gratuita…) no dependerán de si la mujer ha denunciado o no. Es decir, la puerta de entrada al sistema de protección integral no será la judicial, sino que se habilitarán otras fórmulas alternativas, como tener un informe de Servicios Sociales o de servicios sanitarios. 

Por otro lado, diseña todo un abanico de medidas destinadas al ámbito laboral, sanitario, educativo, militar o social para todas las mujeres, incluso las migrantes en situación irregular. Tras ser registrada esta mañana, habrá que ver el trámite parlamentario que sigue a la espera de que sea tomada en consideración en el pleno: “Cada vez el consenso y la respuesta social es mayor y esperamos que eso se materialice en la cámara”, ha hecho hincapié Sofía Castañón, diputada y secretaria de Feminismos y LGTBI de Unidos Podemos.

 

PSOE y Podemos se quedan a 26 votos de la mayoría que precisan para renovar RTVE

Fuente:www.infolibre.es/noticias/politica/2018/07/02/psoe_podemos_quedan_votos_para_sacar_adelante_lista_consejo_rtve_84659_1012.html

El pleno del Congreso no alcanza la mayoría de dos tercios necesaria en primera votación por lo que tendrá que realizar una segunda vuelta en 48 horas: entonces se precisa una mayoría absoluta y el respaldo de al menos cuatro grupos
Ni los seis candidatos propuestos por el PSOE, Unidos Podemos y PNV -en la que proponen a Tomás Fernando Flores como presidente-, ni la lista del PP -que apuesta por Eladio Jareño para la Presidencia de la corporación- han contado con el apoyo necesario

“No llevamos seis años de lucha para esto”, advierten los trabajadores de RTVE ante el nombramiento de nuevo presidente

Fuente: Acceda al articulo completo aquí 

 

“No llevamos seis años de lucha para esto”. La frase resume el malestar generalizado que se respiraba en la mañana de este viernes en Torrespaña. La noticia de que el periodista de eldiario.es Andrés Gil será el nuevo presidente de RTVE ha llenado primero de estupor, y enseguida de indignación a buena parte de la plantilla que realiza la protesta de #ViernesNegro por décima semana consecutiva. Según ha podido contrastar infoLibre, se trata de una reacción transversal en el sentido de que, con distintos matices, es compartida por trabajadores a título individual, colectivos como #MujeresRTVE, y órganos de representación de los periodistas.La indignación se mezclaba con la decepción. “Traer a un presidente que no sabe ni de tele, ni de radio, ni de gestión de empresa pública, ni de la Casa… eso sí, es el candidato de un partido. No se enteran. Y querían que terminaran los #ViernesNegros; ¡Qué negrura más grande!”. Otros se preguntaban si no había alguien capacitado entre los 6.400 miembros de la plantilla. En un tono de lamento, Alejandra Martínez, miembro del Consejo de Informativos de RNE, escribió en su cuenta personal: “Sin restar méritos a la persona, y asumiendo que todo el mundo merece una oportunidad, yo habría cuidado más el nombramiento. Habría evitado perfiles fácilmente identificables con sensibilidades políticas. Nuestra pelea de años por la independencia lo merecía

Tanto en conversaciones con este medio, como a través de las redes sociales, las opiniones ya se avanzaban en la madrugada cuando #MujeresRTVE escribía “Arranca ViernesNegro10 con un mensaje muy claro: “RTVE ni es un juego ni una moneda de cambio. La queremos despolitizada, la queremos profesional la queremos de todos y de nadie. ¿Tanto cuesta entenderlo”.

Un concepto, el de “mérito”, que aparece tres veces en el mensaje, hacía reflexionar a otro de los interlocutores de infoLibre: “No me imagino al designado sometido al escrutinio del Parlamento; ¿qué respuestas dará cuando se le pregunte por sus méritos, su experiencia de dirección y gestión, su cualificación para conducir la mayor empresa de comunicación del país, que además pertenece al conjunto de los ciudadanos?”.

Desde los tres Consejos de Informativos de RTVE no se ha producido, a la hora de escribir esta información, una reacción colegiada. No obstante, fuentes de esos organismos de representación trasladan a este diario sensaciones similares a las ya reflejadas. “Nuestro papel se centra de manera prioritaria no en la persona del presidente de la Corporación, sino en quién vaya a dirigir los Informativos; cierto es que nos pronunciamos de manera negativa cuando se produjo el nombramiento de José Antonio Sánchez, pero en esa ocasión se trataba de una persona de la que teníamos los peores augurios por su gestión tanto en la propia RTVE como en Telemadrid. Ahora estamos expectantes ante la designación del responsable directo de los Informativos; cuando se produzca, someteremos el nombre a referéndum de la redacción; ya sabemos que, por ley, el resultado de la votación no es vinculante, pero queremos y esperamos que vincule a quienes hayan intervenido en el nombramiento; no se puede producir, como ocurrió con Gundín, que desempeñe el cargo alguien que no llegue al cuatro por ciento de apoyos”.

PSOE y Podemos han negociado en solitario

El nombramiento del periodista Andrés Gil se cerró en la tarde de este jueves, y es fruto de una serie de desencuentros entre los encargados de la negociación por parte de PSOE y Podemos. El equipo del primer partido estaba compuesto por Iván Redondo,Adriana Lastra y Rafael Simancas, y el de Podemos por Noelia Vera y Juan Manuel del Olmo, jefe de gabinete de Pablo Iglesias. El primer encontronazo se produjo el pasado miércoles, cuando se supo, a través de El País, que el PSOE proponía al periodista Arsenio Escolar, un nombre que Podemos rechazaba de manera tajante, mientras mostraba su enfado por la filtración de las negociaciones. En ese momento, la formación que dirige Iglesias propuso a Ana Pardo de Vera, directora del diario digital Público, precisamente el medio que destapó los polémicos viajes entre Canarias y la península a cargo del Senado del entonces presidente extremeño José Antonio Monago, que tenía como primer consejero a Iván Redondo, ahora Director de Gabinete del presidente del Gobierno.

Ambos profesionales quedaron así aparcados, mientras, en paralelo, se producían conversaciones entre el propio Pablo Iglesias y el presidente, Pedro Sánchez. Fuentes cercanas a las negociaciones dejaban entrever que el pacto inicial dejaba en manos de Podemos la propuesta de un nombre para la Presidencia de RTVE, que debía ser aceptado o consensuado con el PSOE, hecho que ocurría hace menos de 24 horas y que se encarnaba en la persona de Andrés Gil, redactor jefe de política de eldiario.es, y que fue antes subdirector del diario ADN y trabajó en El País y PRISA revistas. En ese planteamiento de colaboración estaría previsto que Podemos llevaría la voz cantante en cuanto a la programación y el PSOE diría la última palabra en la designación de la cúpula de Informativos.

Mientras tanto, en todos los centros de RTVE se desarrolla la jornada de movilizaciones autodenominada #ViernesNegro, y en esta su décima semana se suceden las expresiones de condena a lo que se considera un “pasteleo”. Se sigue exigiendo un consenso general de todas las formaciones y se clama por “una RTVE de todos y para todos“. Muchos ponen su única esperanza en el concurso público, pero en todos hay un sentimiento de frustración e indignación. El próximo lunes, la presidenta del Congreso, Ana Pastor, ha convocado sesión plenaria de la Cámara para la elección de los seis miembros del Consejo de Administración que han de ser elegidos por dos tercios de los diputados, en primera votación, y, si no se alcanzara ese número, por la mayoría absoluta y el apoyo de cuatro grupos parlamentarios.

A esta hora, para los trabajadores de RTVE lo que podría haber sido el inicio del desbloqueo y comienzo de una etapa de independencia profesional parece casi una utopía. Se termina, sí, con seis años de deterioro y manipulación informativa, pero no con la dependencia política, sea de uno u otro signo. “¿Para esto hemos luchado seis años?“, se repite con indignación en Torrespaña.

La sección sindical estatal de UGT en CRTVE ha mostrado su indiganción por la decisión. A su juicio, con este nombramiento “se vuelve a buscar un perfil que no es el más adecuado para dirigir unos canales de radio y televisión como los que RTVE representa”. “Si queremos una RTVE despolitizada ¿por qué no se busca entre los trabajadores y trabajadoras de RTVE con una amplia experiencia en radio y televisión que vienen luchando por la pluralidad y no por ningún sesgo en nuestra radiotelevisión pública?”, han expresado a través de un comunicado.

Así es la reforma electoral que propone Unidos Podemos: fin de la ley d’Hondt, voto a los 16 años y listas cremallera

Fuente:http://www.eldiario.es/politica/electoral-Unidos-Podemos-DHondt-cremallera_0_737727015.html

La reforma electoral que este jueves llevará Unidos Podemos-En Comú-En Marea a su  reunión con Ciudadanos tiene muchos ingredientes para que el partido de Albert Rivera diga  sí y, juntos, puedan presionar al PSOE para que la apoye. El líder del grupo confederal ha presentado este miércoles una propuesta de mínimos, posibilista, que se tope con el menor número de obstáculos en una tramitación parlamentaria que, quiere, se produzca antes de entrar en el próximo ciclo electoral.

Iglesias ha sostenido en la presentación de la propuesta que su grupo tiene “muchísimas diferencias con Ciudadanos” pero ha añadido: “Pensamos que en una cuestión como esta el interés de nuestro país requiere sentarse con los que piensan diferente”. Junto al líder Unidos Podemos estaban Íñigo Errejón, Txema Guijarro, Gloria Elizo e Idoia Villanueva (Podemos), Yolanda López (En Marea-IU), Lucía Martín (En Comú).

El secretario general de Podemos ha informado de que ha solicitado a la portavoz de su grupo, Irene Montero, “que se ponga en contacto con PSOE y hasta con el PP” porque esta reforma, ha asegurado, “es un elemento transversal a gente con ideas diferentes”.

“Los españoles nos piden acuerdos”, ha señalado Iglesias, quien ha apostado por lograr “que una de las grandes reivindicaciones” de los españoles “se transforme en una reforma del sistema para que el próximo Congreso tenga muchas más mujeres y se parezca mucho más a la voluntad de los españoles y españolas”.

Eje principal: favorecer la proporcionalidad

La propuesta se centra en cuatro ejes: proporcionalidad, paridad, ampliación de derechos y campaña electoral.

El meollo del asunto está en el primer punto ya que supone acabar con la tradicional sobrerrepresentación de los dos grandes partidos, PP y PSOE, y acercarlo a una proporcionalidad más pura. Todo, sin modificar la circunscripción provincial, para lo que hace falta reformar la Constitución, ni aumentar el número de diputados electos de 350 a 400, lo que podría dificultar un acuerdo con Ciudadanos. Dos reivindicaciones que Unidos Podemos aparca. De momento.

http://widget.smartycenter.com/webservice/embed/9356/2628516/640/360/0/0/0/100/1/1

El grupo confederal quiere cambiar el sistema de reparto de escaños, la fórmula por la que se convierten los votos en diputados. En España se  usa el sistema d’Hondt y Unidos Podemos propone el Sainte-Laguë, que ya se emplea en Alemania, Suecia o Dinamarca, según fuentes de la dirección del grupo.

Unidos Podemos hace una proyección sobre los resultados de las elecciones generales del 26 de junio de 2016. Con el sistema actual, aseguran, el PP tuvo una prima de seis puntos entre el porcentaje de votos obtenido y el de escaños logrados. El PSOE, 1,6 puntos. El grupo confederal se deja algo menos de un punto (0,8) mientras el gran perjudicado, Ciudadanos, se deja cuatro puntos.

 

¿Qué desproporciones del sistema electoral corrige la propuesta de Unidos Podemos?

Diferencia entre el porcentaje de votos y el porcentaje de escaños de los cuatro principales partidos. Comparación entre el 26J y la propuesta de Unidos Podemos

Fuente: Unidos Podemos

 

¿Y cómo quedaría el Congreso con el nuevo sistema que propone Unidos Podemos?

Con los mismos datos del 26J, el PP tendría 15 diputados menos, el PSOE perdería uno y PDeCAT y PNV, otro. ERC se quedaría igual que está mientras Unidos Podemos tendrías seis más y Ciudadanos 12 escaños más.

 

¿Quién pierde y gana con la propuesta de Unidos Podemos?

Diferencia de escaños entre los obtenidos el 26J y los que obtendrían con el sistema electoral propuesto por Unidos Podemos

Fuente: Unidos Podemos

 

Paridad y listas cremallera

La segunda medida que propone Unidos Podemos busca aumentar el número de mujeres en política. Actualmente la LOREG (la ley electoral) exige que el 40% de las candidaturas sean mujeres, aunque la distribución de estas en la papeleta hace que no alcancen ese número en representación en los parlamentos.

El grupo confederal apuesta por garantizar por ley el 50% de mujeres en las listas. Y blindar su presencia, además, con un sistema “cremallera” que obligue a alternar un candidato de cada sexo.

Esta cremallera tendría una excepción: dos mujeres podrían ir seguidas; dos hombres, no.

El sistema es el mismo que utilizan todos los partidos y confluencias que se integran en Unidos Podemos-En Comú-En Marea. En la historia de Podemos ha habido dos excepciones a esta norma:  el 20D, en la lista por Zaragoza; y el 26J, en la lista por Álava.

No al “voto rogado”; sí al voto a los 16 años

En el apartado de ampliación de derecho Unidos Podemos incluye dos medidas, una compartida por otros grupos y otra que probablemente esté llamada a ser descartada en pos de un acuerdo.

El grupo confederal quiere eliminar el “voto rogado”, la figura por la que los españoles residentes en el extranjero tienen que demandar su derecho al voto. Esta norma fue implantada en la LOREG en 2011 con el voto favorable de PP, PSOE y CiU (hoy PDeCAT) y redujo el voto desde el exterior del 31% al 4%-6%, según las estimaciones del grupo.

Desde su puesta en marcha se ha convertido en  uno de los caballos de batalla de los votantes más jóvenes que han denunciado de forma continua las trabas para poder votar.

El voto joven es, además, uno de los más proclives a Unidos Podemos. En su propuesta el grupo confederal apuesta también por reducir de 18 a 16 la edad mínima para tener derecho al sufragio. “Se trata de casi un millón de personas que tienen un sentido formado de los asuntos públicos y que tienen derechos y obligaciones comparables a las de las personas adultas”, apuntan desde el grupo.

Reducir gastos electorales

Unidos Podemos, por último, quiere reducir los gastos que los partidos tienen durante las campañas electorales y que, al final, repercuten en los ciudadanos.

Una de las partidas que más dinero recibe es la del  mailing, el envío a cada hogar de propaganda y papeletas de los diferentes partidos. Ahora, cada candidatura envía la suya. La propuesta del grupo confederal es que el envío se haga de forma conjunta en un único sobre.

Por último, Unidos Podemos quiere blindar los debates electorales entre candidatos a la Presidencia del Gobierno. Su propuesta es que se celebren un mínimo de dos y, al menos, uno de ellos en una televisión pública.

La ley electoral, ideada para derrotar a la izquierda en 1977, sigue hoy repartiendo los escaños injustamente

Fuente:http://www.publico.es/politica/reforma-electoral-ley-electoral-ideada-derrotar-izquierda-1977-sigue-hoy-repartiendo-escanos-injustamente.html

Han sido meses de cortejo parlamentario de Unidos Podemos a Ciudadanos, hasta que Pablo Iglesias ha logrado finalmente convencer a Albert Rivera de que es improrrogable cambiar una ley electoral que prima desorbitadamente a los dos grandes partidos que se alternan en el Gobierno desde la Transición, gracias a un reparto injusto de escaños diseñado para impedir que la voluntad de los electores dé un vuelco radical al poder establecido.

Porque la Ley Orgánica del Régimen Electoral General (LOREG) consagró en 1985 un sistema electoral ideado tras la muerte del dictador para negar la proporcionalidad electoral que es básica en democracia con el objetivo de impedir a toda costa la victoria de las fuerzas políticas de izquierda, que sumaban mayoría en España en 1977. Y desde entonces ninguno de los grandes poderes que han ostentado el poder ejecutivo –tampoco CiU en Catalunya– han querido modificar ese mecanismo que retuerce los resultados electorales en beneficio del inmovilismo político.

Los resultados de las elecciones constituyentes de 1977 y su traducción al reparto de escaños en el Congreso de los Diputados ofrecen una llamativa imagen de la injusticia manifiesta del sistema que todavía rige en España 40 años después:

ELECCIONES GENERALES 1977 | Resultados y distribución proporcional de escaños. JM&A

ELECCIONES GENERALES 1977 | Resultados y distribución proporcional de escaños. JM&A

En 1977, la derecha sumó 184 diputados y la izquierda, sólo 143. Habrían sido 160 y 162 aplicando la misma ley que empleamos en elecciones europeas

Estas cifras demuestran con claridad que el sistema electoral del retorno a la democracia “fue concebido para eliminar cualquier posibilidad de éxito de la izquierda”, explica el analista demoscópico Jaime Miquel. “Mediante la aplicación de una ley rectora que luego fue la LOREG, la derecha sumó en aquellas elecciones 184 actas por 143 de la izquierda, que habrían sido 160 y 162 aplicando la misma ley que empleamos en elecciones europeas, por ejemplo”.

Es decir, que cuando Felipe González y Santiago Carrillo aceptaron ese sistema de reparto en el Congreso de los Diputados, “el PSOE y el PCE se dejaron ganar esas elecciones constituyentes antes de que la gente empezase a votar”, subraya el analista electoral del gabinete Jaime Miquel y Asociados (JM&A).

Aunque quizá es todavía más grave que hoy sigamos padeciendo esa misma manipulación de la representación parlamentaria de los votantes, como se puede comprobar en los dos mapas y la tabla que encabezan este artículo, correspondientes a las últimas elecciones generales, en 2016. Una situación que a menudo recibe explicaciones erróneas o parciales. Miquel la expone con números:

Unidos Podemos necesita sacar unos 600.000 votos más que el PSOE para empatar con el partido socialista en escaños

“Sabemos que Unidos Podemos necesita 2,5 puntos de votos válidos de ventaja (ahora, unos 600.000 votos más) sobre el PSOE para empatar en escaños en unas elecciones generales, aunque no se explica muy bien por qué. También sabemos que el 26 de junio de 2016 el PP se impuso 39 circunscripciones y perdió en 13: las tres vascas, las cuatro catalanas y otras seis donde ganó el PSOE, que son Badajoz, Huelva, Cádiz, Sevilla, Córdoba y Jaén. El PP sumó 7,9 millones de votos, el 33,0% de los válidos, pero este resultado les proporcionó 137 escaños, el 39,1% del hemiciclo“.

“Sabemos que el que gana tiene prima y a menudo lo explican con la idea general de que se beneficia de la Ley D’Hondt en el reparto de los escaños. Pero eso no es cierto“, continúa Miquel, “la Ley D’Hondt no interviene o se hace proporcional en Madrid (donde hay 36 escaños en juego), por ejemplo, porque se eligen muchos representantes, pero tampoco interviene en Soria (con 2 diputados) o Palencia (con 3), porque se eligen pocos y no hay nada que repartir”.

“Después, la LOREG, que es de 1985, consagró una desigualdad objetiva en la representación de las personas en el Congreso de los Diputados: sobran castellano-leoneses o faltan catalanes y valencianos”. La combinación del comportamiento electoral conocido y los condicionantes de la LOREG, proporciona ocho zonas o unidades de análisis territorial diferenciadas, que se muestran en el mapa inferior sobre las primas en escaños (Figura nº4).

“Estas figuras son como para presentarse en un juzgado cuando se convoquen las siguientes generales”, dice Jaime Miquel

“Las figuras que aquí se muestran son como para presentarse en un juzgado cuando se convoquen las siguientes elecciones generales”, expresa Miquel su indignación por la pervivencia de ese sistema injusto. “Porque el desarrollo legislativo posterior a la Constitución de 1978 vino a establecer la comunidad autónoma como la unidad territorial de referencia del Estado; España no es el Estado de las provincias, lo es de las autonomías“.

Mapa de análisis territorial de las primas de escaños por provincias asignados por la LOREG. JM&A

Sin embargo, la realidad es que las provincias más despobladas mandan sobre las que tienen las grandes urbes, como se comprueba en este mapa.

Los motivos de la desigualdad del sistema electoral

El artículo 68.2 de la Constitución, sobre las Cortes Generales, establece que todas las provincias españolas, así como las ciudades de Ceuta y Melilla, tendrán representación en el Congreso de los Diputados. La ley rectora de los comicios de 1977 y la actual LOREG, fijan esta representación en dos diputados por provincia y uno para cada ciudad autónoma, lo que suma 102 actas. Los 248 escaños restantes se asignan de modo proporcional a la población de derecho de cada provincia. El detalle de ese reparto se muestra en la Figura nº2 al principio de este artículo, mapa que muestra en tonos fríos las provincias con pocos escaños, y en cálidos, las que cuentan con muchos.

Aparentemente no pasa nada: donde más población hay, se reparten más escaños. Pero el mapa pone de manifiesto la trampa, porque se reparten muchos menos puestos parlamentarios que los proporcionales a la población real, unas actas que se sustrajeron para primar la España interior cuando en 1977 la izquierda aceptó dos diputados fijos por provincia. “Ahí los partidos de izquierda perdieron las elecciones por incompetentes o se las dejaron ganar por cobardes, lo que nos da lo mismo porque aquella transición nos condujo al posfranquismo que sucumbe ahora; de ahí los complejos”, insiste Miquel.

La Figura nº3 al inicio del artículo expone los escaños de más o de menos que se reparten en cada provincia (mapa) respecto a este criterio de la población de derecho, así como su suma por comunidades (tabla). De esta manera se visualiza cómo las autonomías con muchas provincias poco pobladas gozan necesariamente de más escaños que los que les correspondería en un reparto proporcional.

Los casos más exagerados son los de Castilla y León, con 14 escaños más de los que le tocan por su población,

El caso más exagerado es el de Castilla y León, que cuenta en el Congreso con 14 escaños más de los que debería tener en función de su población. Justo lo contrario de lo que sucede con Madrid, a la que le faltan 12 diputados para tener una justa representación parlamentaria según su peso poblacional.

En su conjunto, el total de escaños “desplazados de la proporcionalidad” (en expresión de Jaime Miquel) por la LOREG es de 29, cuando normalmente las mayorías absolutas de gobierno dependen de una diferencia de diputados mucho menor. Y no es casualidad que los que se benefician de esas primas parlamentarias son los partidos que controlan provincias rurales, con una población menos formada y más envejecida (y más vulnerable al caciquismo local), en detrimento de las formaciones con más implantación en las zonas urbanas, normalmente con electores más jóvenes, preparados e informados. Algo que se buscaba hace 40 años y que PP y PSOE hacen hoy todo lo posible por perpetuar.

No cabe duda de que es un sistema electoral condenado a desaparecer, como demuestran las sucesivas macroencuestas del CIS, puesto que el bipartidismo ha sido ya barrido entre los votantes de menos de 45 años y tanto el PP como el PSOE están condenados al asilo.

Por todo esto, Unidos Podemos y Ciudadanos tienen que forzar una reforma del sistema electoral obsoleto que pretende frenar el avance social y político, el desarrollo y la modernización, de la sociedad española. Y si los dos grandes partidos del régimen impuesto hace 40 años se empecinan en impedirlo, serán barridos por la evolución de la historia, ya que eso es imparable.

Mariano Rajoy convierte la moción de censura en un cuerpo a cuerpo con Pablo Iglesias

Fuente: http://www.eldiario.es/politica/Mariano-Rajoy-cuerpo-Pablo-Iglesias_0_654085661.html

El presidente del Gobierno ha elegido la cuota máxima de protagonismo durante el desarrollo de la moción de censura presentada por Unidos Podemos en su contra. Mariano Rajoy ha sido el encargado de responder tanto a la  intervención de Irene Monterocomo a la del propio Pablo Iglesias. La estrategia del PP se ha preparado con esmero y ha estado envuelta en la máxima discreción con un único objetivo: dar la sorpresa y coger al oponente con el pie cambiado.

En los días previos al debate, Génova filtró la idea de que sería la vicepresidenta del Gobierno quien se encargaría de replicar a Irene Montero. Nadie preveía cuál iba a ser la decisión final del presidente: echarse la moción a la espalda y buscar un cuerpo a cuerpo con Pablo Iglesias para procurar lo que en el PP califican como una victoria.

Desde el atril, el presidente del Gobierno  se ha esforzado en dibujar a Iglesias como una persona “no de fiar” y de escasas convicciones políticas: “Sus ardides publicitarios le pueden haber ayudado a ocupar el escaño que ocupa, pero aquí se acaba su recorrido”, aseguró Rajoy en una actitud ofensiva durante toda su intervención.

Sus palabras estaban perfectamente medidas. Las dos intervenciones más largas las trajo Rajoy escritas desde casa e incluso la primera réplica a Iglesias estaba preparada. Todo en el PP ha sido producto del cálculo de quien ha decidido asistir a la cita con clara vocación ofensiva y el objetivo de conseguir una victoria que le dé aire ante los escándalos de corrupción que cercan a su Gobierno.

Iglesias le ha afeado a Rajoy la liturgia de su intervención: “A usted le han escrito una cosa para responderme aquí porque esta moción les ha preocupado más de la cuenta”.

La presencia del jefe del Ejecutivo en la tribuna de oradores obtuvo por resultado que sus palabras se convirtiesen a las doce del mediodía en protagonistas de los titulares de portada de la mayoría de los medios de comunicación. La decisión del PP echó por tierra la estrategia diseñada por Podemos de encargar a Montero un largo discurso que repasó la corrupción histórica del PP con momentos brillantes e ironías bien estudiadas. Las más de tres horas empleadas por Iglesias en su primera intervención también caducaron con la llegada de Rajoy. La moción para entonces ya se había convertido en un cuerpo a cuerpo.

Con la pelea avanzada, Rajoy exigió a Iglesias que le explicase su postura sobre el conflicto catalán: “¿Cree usted en la soberanía nacional o piensa que tenemos que suprimirla?”. En este punto, el debate quedó encallado. Cada vez que Iglesias intentaba volver sobre su argumentario de que “no es normal” un Gobierno plagado por la corrupción, Rajoy volvía a pedirle una respuesta para su pregunta sobre la soberanía.

En ese toma y daca gastaron ambos políticos varios de los innumerables turnos de palabra que cruzaron. Al filo de las cinco de la tarde, la presidenta del Congreso ordenó un receso de una hora para permitir a políticos y periodistas un descanso y algo de comida. Iglesias estaba solicitando su derecho a intervenir y Ana Pastor le anunció que podría hacerlo a la vuelta de esa breve pausa. El líder de Podemos no insistió después en su petición y la sobremesa se abrió a las seis de la tarde con las intervenciones del grupo mixto.

En el grupo parlamentario del PP se afanaron en proclamar que Rajoy había obtenido un éxito ante Iglesias. El optimismo de los conservadores olvida que durante casi cinco horas su formación tuvo que oír un escandaloso listado de casos de corrupción e innumerables reproches sobre el papel del Gobierno en sus intentos de controlar el funcionamiento normal de la Justicia.

Otras mociones de censura sin visos de prosperar que cambiaron el rumbo de la política en España

Fuente: http://www.publico.es/politica/jaque-presidente-mociones-censura-giros.ht

Felipe González durante la moción de censura al Gobierno de Adolfo Suárez

Felipe González durante la moción de censura al Gobierno de Adolfo Suárez

La celebración de los debates parlamentarios en el Congreso de los Diputados de las dos mociones de censura planteadas hasta ahora supuso un punto de inflexión para la evolución de la vida política española en cada uno de los momentos en que tuvieron lugar, aunque sus repercusiones tardaron un tiempo en ser efectivas.

Ambas contenían de entrada un pronóstico fácil de acertar: ninguna de las dos tenía la más mínima posibilidad de triunfar. En mayo de 1980 el candidato propuesto en la moción de censura suscrita por el grupo socialista –en aquel momento dividido en tres al formar grupos propios el PSC y los socialistas vascos–, Felipe González, reunió 155 votos a favor, los 120 propios más los 23 del grupo comunista.

Enfrente tuvo a todo el grupo centrista de UCD, 166 escaños; fueron los únicos en oponerse. Otros 19 se abstuvieron, entre ellos Fraga y sus correligionarios, el líder de Fuerza Nueva, Blas Piñar,  y los diputados del grupo de la Minoría Catalana, posteriormente CiU. Hubo varias ausencias, entre ellos la de los cinco parlamentarios del PNV.

Pese a ese resultado adverso, el debate supuso la consagración de Felipe González como líder de la oposición y la percepción de que el PSOE era una alternativa real a la UCD para gobernar el país. De hecho, dos años y medio después el partido socialista lograba la victoria con una abrumadora mayoría absoluta, y Felipe González era investido presidente del Gobierno, puesto que conservó durante más de 13 años.

La moción de censura siguiente, en mayo de 1987, fue registrada por los diputados de Alianza Popular (AP) con su ocasional líder de entonces, Antonio Hernández Mancha, como candidato a sustituir a Felipe González en La Moncloa. Fue también una acción fallida, ya que el aspirante conservador apenas cosechó 66 respaldos, tres menos de los que aportaba su propio partido al conglomerado electoral Coalición Democrática, que logró 105 escaños con Manuel Fraga como líder.

Antonio Hernandez Mancha

Antonio Hernandez Mancha

Ese magro resultado puso en evidencia la endeblez de Hernández Mancha como sustituto de Fraga, ya que además de tener enfrente a 195 diputados –en la bancada socialista se permitieron varias ausencias; también en el banco azul gubernamental– hubo otras 71 abstenciones, la mitad de diputados de formaciones conservadoras como el PDP de Óscar Alzaga o el PL de José Antonio Segurado.

Pero esa debacle, a la que contribuyó el pobre debate que sostuvo el aspirante, dio paso a un profundo proceso de renovación en la arcaica Alianza Popular que derivó en la “refundación” de la formación conservadora bajo la denominación de Partido Popular. Al cabo de dos años y medio José María Aznar era el candidato electoral, convirtiéndose en líder de un “nuevo” PP que, a la postre, le llevaría a La Moncloa.

La tercera de la democrática: algunas diferencias

La moción de censura registrada por el grupo parlamentario Unidos Podemos – En Comú Podem – En Marea con Pablo Iglesias como candidato inicia su debate este martes con unas características propias que la diferencian de las dos anteriores. Si acaso, la única similitud es la imposibilidad de que triunfe debido a la composición del hemiciclo.

Es la primera vez que una moción de censura no la presenta el grupo de la oposición más numeroso, como lo eran el PSOE, en 1980, y AP, en 1987; ahora lo hace la tercera fuerza parlamentaria que, a diferencia de otras legislaturas, cuenta con un número suficiente de diputados para hacerlo. Esa es una de las principales características del actual ciclo legislativo.

La formación morada justifica la presentación de esta iniciativa por razones de “emergencia social y democrática” con el propósito de “echar al PP del Gobierno” para evitar que continúe la fractura social que han generado sus políticas, con una parte significativa de la sociedad en situación de marginación. La censura, además, se presenta contra un Gobierno y su presidente, que apenas cuentan con un respaldo de 137 escaños, menos de lo que tenían Suárez y González.

El líder de Podemos, Pablo Iglesias,se dirige al ministro del Interior, Juan Antonio Zoido, durante la sesión de control al Gobierno que se celebra hoy en el pleno del Congreso de los Diputados. EFE/Ballesteros

El líder de Podemos, Pablo Iglesias,durante una sesión de control al Gobierno en el Congreso. – EFE

Pero lo que sin duda confiere una peculiaridad propia a esta iniciativa es el hecho de estar protagonizada por una formación política emergente y su líder, Pablo Iglesias, que ha roto en apenas año y medio el esquema bipartidista imperante en el hemiciclo del Congreso de los Diputados junto a la irrupción de Ciudadanos. Una situación que ha supuesto todo un revulsivo en la política española y que, sencillamente, era ciencia-ficción hace 30 años.

Ahora bien, aquellos dos debates previos de 1980 y 1987 tampoco tuvieron muchas similitudes. En primer lugar, por las diferentes situaciones políticas que se vivían en 1980 ─en plena Transición, crisis económica y con un Gobierno muy inestable─ y en 1987 ─en pleno proceso de integración en la CEE, dinamismo económico y un Gobierno con mayoría absoluta─.

También hubo grandes diferencias en cuanto a los procedimientos: en el primero había un reglamento provisional para la Cámara baja que permitió debates e intervenciones muy ágiles, con amplios poderes discrecionales para la presidencia; en el segundo ya era de aplicación un reglamento estable ─prácticamente el mismo que el actual─ aprobado en febrero de 1982 que establece mucha más rigidez para los debates.

20 horas y media de debate en 1980

La duración de los debates, por ejemplo, es buena muestra ello. La moción de censura socialista se desarrolló durante tres días (28, 29 y 30 de mayo) y los discursos de los numerosos diputados que tomaron la palabra (todos hombres) consumieron 20 horas y media, con apenas un breve receso en la primera jornada, que arrancó pasadas las 16.30 h y no concluyó hasta algo después de las 21 h.

El plato fuerte llegó al día siguiente con 10 horas y media de parlamentos sin interrupción alguna, que no finalizaron hasta la 1.30 h del jueves día 30. De la intensidad de los debates y de su agilidad da una idea el hecho de que el día anterior, el presidente de la cámara, el centrista Landelino Lavilla, anunció su voluntad de que la votación se produjera a las 21 h de ese jueves.

Finalmente se votó al tercer día, pero no sin antes dedicar otras tres horas a un nuevo cruce de pareceres entre varios protagonistas del debate, sobre todo entre el candidato y el portavoz del grupo centrista, Calvo Ortega. En el fragor del debate de la noche anterior se enzarzaron Felipe González y Adolfo Suárez, quien sin embargo subió a la tribuna antes para responder a Santiago Carrillo.

En diversos momentos llegaron a tomar la palabra hasta siete miembros del Gobierno de Suárez: Arias Salgado (Presidencia), que respondió a la presentación de la moción de censura que hizo Guerra; Abril Martorell (vicepresidente), Rodríguez Sahagún (Defensa); Pérez Llorca (Administración Territorial); Gámir (Comercio); Ortega y Díaz Ambrona (Coordinación Legislativa), y Sánchez Terán (Trabajo).

Ese fragor de intervenciones disminuyó sustancialmente en la siguiente moción de censura, dilucidada también a lo largo de tres jornadas como la anterior que, a su vez, generaron 15 horas y cuarenta minutos de debates. Eso sí, con algunos “trucos”. Aparte de un receso de algo más de dos horas para la comida en el primer día ─que se alargó durante más de dos horas─, lo más llamativo de esta moción es que la votación se hizo al tercer día, pero mediando un fin de semana entre la suspensión de la sesión, un viernes poco después de mediodía, y su reanudación al lunes siguiente.

Adolfo Suárez y Felipe González

Adolfo Suárez y Felipe González

Buena parte del debate de la primera sesión lo acapararon el portavoz parlamentario de AP, Juan Ramón Calero, que defendió la idoneidad de la moción de censura registrada por su grupo, y el vicepresidente Alfonso Guerra, que repitió protagonismo de nuevo aunque esta vez desde el Gobierno. El aspirante Hernández Mancha consumió el resto de la mañana sin que nadie del Ejecutivo le diese réplica.

La tarde de ese primer día y la mañana del siguiente tuvieron un desarrollo más pautado, similar a los actuales debates, con las intervenciones del resto de los portavoces de los grupos, de menor a mayor importancia numérica. En esta ocasión Adolfo Suárez también intervino por alusiones a unas frases pronunciadas por el candidato aspirante después de la intervención que había realizado el portavoz del grupo del CDS, Agustín Rodríguez Sahagún, otro de los intervinientes en la anterior moción.

Sólo al final subió a la tribuna de oradores el presidente González para mantener un no muy intenso cruce de pareceres con el aspirante Hernández Mancha. El debate, en el que tampoco tomó la palabra ninguna mujer, se diluyó finalmente entre el portavoz del grupo socialista, Eduardo Martín Toval, y el propio candidato conservador.

La sesión se retomó el lunes siguiente por la tarde para, exclusivamente, celebrar el proceso de votación. El escaso interés que suscitó aquella cita parlamentaria queda reflejado en el hecho de que tan sólo participaron en la votación, a priori muy trascendente, 332 diputados de un pleno compuesto por 350 escaños.

Íñigo Errejón no se sentará junto a Pablo Iglesias tras ser relevado como portavoz del Congreso

Fuente:http://www.eldiario.es/politica/Inigo-Errejon-portavoz-Podemos-Congreso_0_614188914.html

Ha sido la imagen de la dirección de Podemos desde que llegara al Congreso en enero de 2016. Pablo Iglesias, presidiendo el grupo parlamentario; a su derecha, Íñigo Errejón como portavoz; y en el siguiente escaño su adjunta, Irene Montero. Una fotografía que ya no se repetirá más. El relevo de Errejón como portavoz supondrá una redistribución de los asientos de los diputados de Podemos en el Hemiciclo. El hasta ahora  número dos cederá su asiento, según han confirmado distintas fuentes del grupo parlamentario a eldiario.es.

La reordenación de los diputados de Unidos Podemos dentro del grupo confederal se cerrará esta misma tarde en la primera reunión del Consejo de Coordinación de Podemos, pero según las fuentes consultadas afectará a las dos primeras filas que ocupan en el Congreso. En ellas se han sentado hasta ahora los principales referentes de Unidos Podemos: portavoces y miembros relevantes de la ejecutiva. Delante, Iglesias, Errejón y Montero. Justo detrás, Alberto Garzón (IU), Carolina Bescansa, que tras Vistalgre 2 ha salido de todos los órgano del partido; Rafael Mayoral, uno de los más estrechos colaboradores del secretario general; y Pablo Bustinduy, responsable de Internacional en el Consejo de Coordiación y uno de los principales apoyos de Íñigo Errejón en Podemos.

El puesto de Garzón es inamovibles para Podemos salvo un acuerdo con IU. Los otros dos están disponibles. La relación interna en el grupo confederal es de respeto de las decisiones internas de cada uno de los sujetos políticos que lo integran. Cada confluencia tiene su portavoz, independencia de voto y capacidad de presentar sus propias propuestas.

Irene Montero, Íñigo Errejón y Pablo Iglesias, en el debate de investidura el 2 de marzo.
Irene Montero, Íñigo Errejón y Pablo Iglesias, en el debate de investidura el 2 de marzo. MARTA JARA

No está definido aún dónde se sentará cada cual, pero lo que sí está claro es que Errejón ya no lo hará a la derecha de Iglesias en el Congreso. “Va a haber cambios. Pero aún está por decidirse”, apuntan desde el entorno del secretario de Análisis Estratégico y Cambio Político.

Este martes será el primero en el que Irene Montero actúe como principal representante del grupo en la Junta de Portavoces y ofrezca su primera rueda de prensa como tal. Ya por la tarde, se celebrará un Pleno donde previsiblemente se materializarán los cambios decididos por el Consejo Ciudadano de este sábado.

Los cambios tendrán que ser registrados este lunes antes de las 20.00 o ya a primera hora del martes.

Según el sistema de ordenación actual, la primera fila debería ser para el presidente del grupo y las dos portavoces, Montero y Ione Belarra, que se estrena como adjunta. Errejón podría así saltar a la segunda fila, donde ocuparía el lugar de Bescansa.

Bescansa ya no forma parte de la ejecutiva de Podemos y, además, dejará de ser la secretaria general del grupo Unidos Podemos-En Comú-En Marea. Un cargo con poca relevancia mediática pero fundamental para el trabajo interno y el día a día de los diputados. Es la persona encargada de coordinar a los miembros del grupo y de organizar la labor política. A partir de ahora, tal y como decidió este sábado el Consejo Ciudadano Estatal de Podemos, esa función la desempeñará Txema Guijarro, una de las personas que ha formado parte hasta hace nada de su equipo.

Las fuentes consultadas no descartan que Errejón se quede en la primera fila, aunque lo ven complicado. La figura del nuevo secretario de Análisis Estratégico y Cambio Político de Podemos sigue siendo muy importante desde un punto de vista mediático y mantenerle en la primera línea del Congreso le podría facilitar su complicado asalto a la Presidencia de la Comunidad de Madrid en 2019.

Pablo Iglesias, vencedor de las primarias de Podemos por mayoría muy amplia.

Resultado de imagen de pablo iglesias

  •  Pablo Iglesias revalida su liderazgo por una mayoría aplastante en el que 37 de sus 62 puestos serán para la lista encabezada por el
  • Iñigo Errejon se queda a las puertas y su lista tendrá a 23.
  • Los anticapitalistas de Miguel Urban sólo tendrán 2.
  • En la votación a la secretaría general, Pablo Iglesias logra el 89% de los votos.
  • A las 12:00 del mediodia de ayer se hicieron públicos los resultados.