Diez años del Oscar a Javier Bardem

“Recuerdo que, cuando sucedió el milagro, porque no deja de ser un milagro, sobre todo lo que intentaba era respirar”. Javier Bardem (Las Palmas, 1969) rememora para EL PAÍS la noche en la que hace justo una década se convirtió en el primer actor español en ganar el Oscar. “Sabes que casi seguro es la única vez que vas a vivir ese momento… y por eso estaba atento a disfrutarlo”, cuenta diez años después. “Miré a mi madre y pensé que ese momento tenía sentido por ella. Por mi madre, por mis abuelos… Me concentré en esa cara, que entendiese que estaba allí por ella”.

Seguir leyendo.

from Portada de Cultura | EL PAÍS http://ift.tt/2sMNZ8K
via IFTTT

Anuncios

Un milagro llamado ‘Yogur Piano’

En marzo de 2016 un grupo de actores jóvenes e ilusionados salieron a pegar carteles por las calles de Madrid para anunciar el estreno de su espectáculo experimental Yogur Piano en una pequeña sala alternativa, Espacio Labruc, ya desaparecida. Al adentrarse en el barrio de Lavapiés emergió ante ellos, imponente, la silueta del teatro Valle-Inclán, sede del Centro Dramático Nacional (CDN). “¿Y si empapelamos la farola que está enfrente del despacho de Ernesto Caballero [director de la institución] para que se fije y venga a vernos”, se dijeron entre risas. “¡Quién iba a decirnos que dos años después que nuestro cartel iba a colgar en tamaño gigante de esa fachada!”, exclama Gon Ramos, uno de aquellos actores, que además es el autor y director de la obra.

Seguir leyendo.

from Portada de Cultura | EL PAÍS http://ift.tt/2HDdBbK
via IFTTT

Los vecinos se movilizan por la amenaza de cierre del Espacio Guindalera

La Policía Municipal envió este jueves un requerimiento de cese de actividad a los gestores del Espacio Guindalera, el centro de creación cultural que tomó el relevo del antiguo Teatro Guindalera, por no tener licencia para funcionar como teatro. Un centenar de vecinos, apoyados por la concejal socialista Mar Espinar, se han concentrado este viernes para intentar impedir el cierre definitivo de un lugar que consideran emblema del barrio. Sin embargo, el Ayuntamiento de Madrid niega que pretenda clausurar el local: “Vamos a tener una reunión inmediata con los gestores, el próximo martes, para buscar una solución. Queremos que siga funcionando”, dice una portavoz de Urbanismo.

Seguir leyendo.

from Portada de Cultura | EL PAÍS http://ift.tt/2FsKMOn
via IFTTT

Gael García Bernal y Natalia Lafourcade cantarán el tema de ‘Coco’ en los Oscar

Sin conocerse aún los premios, la próxima ceremonia de los Oscar va a tener un sabor muy mexicano. Además de las nominaciones a La forma del agua, la fábula sobre la historia de amor entre una limpiadora muda y un ser anfibio de Guillermo del Toro (13 candidaturas, entre ellas mejor película, mejor director y mejor actriz), los mexicanos Gael García Bernal y Natalia LaFourcade, junto al estadounidense Miguel, de padres mexicanos, interpretarán en la gala del Óscar el tema nominado Recuérdame, de la aclamada Coco, inspirada en el Día de Muertos de México, y favorita a llevarse el Óscar a mejor cinta animada en la gala del 4 de marzo.

Seguir leyendo.

from Portada de Cultura | EL PAÍS http://ift.tt/2CGi8WU
via IFTTT

La sencillez y la aventura (sencilla, claro)

Gensanta, Antonio, la que has liado. Creíamos que solo había un Forges y ahora resulta que hay miles porque cada uno tenemos el nuestro, y todos le creemos único y además imperecedero. Y eso te pasa porque durante medio siglo, que ya es tiempo, nos has llenado la vida, día a día, de Blasa y sus porfías con el internés; de Blasillo y sus atardeceres melancólicos; de forgendros deslumbrantes e imposibles; de esposas románticas y maridos futbolabducidos (ella: “Dime algo bonito para iniciar el nuevo año”; él: “Gooool de España”); y de palabros que han acabado bendecidos por la RAE. Nuestra generación, la tuya y la mía, ha visto pasar a España de la palangana al gel (como dijo un colega y amigo tuyo), del 50% de población activa agrícola a potencia económica mundial, de la dictadura a la democracia. Y de ese tránsito y sus vicisitudes has dado puntualmente cuenta, desde ángulos generalmente inesperados y con una forma de ver y evaluar las cosas que al principio fue exclusivamente tuya pero que rápidamente metabolizamos e incorporamos todos: sin ser conscientes, nos hemos forgesizado. Quien no sepa nada de ti no podrá muchas veces entender bien de qué hablamos, qué decimos o por qué nos reímos los demás. Y sobre todo, no sabrá lo que se pierde.

Seguir leyendo.

from Portada de Cultura | EL PAÍS http://ift.tt/2BOq0Jt
via IFTTT

El presidente de Ifema amenazó con dimitir si era obligado a rectificar en Arco

El empresario Clemente González Soler, presidente del comité ejecutivo de Ifema, fue advertido de que su decisión de pedir la retirada en Arco de la obra Presos políticos en la España contemporánea, de Santiago Sierra, se interpretaría como un acto de censura en el mundo del arte y tendría una gran repercusión mediática. Fue en la reunión de la comisión ejecutiva que mantuvieron el miércoles por vía telefónica los cuatro representantes institucionales del comité rector del recinto ferial madrileño para atajar la crisis. Al plantearse entonces la conveniencia de la rectificación, González Soler se mantuvo firme y amenazó con dimitir, según fuentes conocedoras de la negociación.

Seguir leyendo.

from Portada de Cultura | EL PAÍS http://ift.tt/2EOqJwI
via IFTTT

El silencio infalible

Madrid de gasógeno y sereno; Madrid de no nos moverán; Madrid de movida y no a la guerra; Madrid de 15-M; Madrid capital de la gloria del arte y de Almodóvar y Cock y noches peligrosas, Madrid capital de las nuevas glorias. Y Madrid ahora mismo. Madrid, esa historia contradictoria que incluye tantas historias, no se merece el Madrid de esta semana. Esa fotografía de Arco, símbolo de las movidas, transgresión y comercio, y este hueco en una pared víctima de la torpeza de los compadreos. “No importa, tú quitas el cuadro y aquí no ha pasado nada”.

Seguir leyendo.

from Portada de Cultura | EL PAÍS http://ift.tt/2BNstUj
via IFTTT

Muere Jacobo Muñoz, pensador contemporáneo

Jacobo Muñoz Veiga (Valencia, 1942) murió ayer en Madrid. Se trasladó a Barcelona en 1968 y un año más tarde, por iniciativa de Emilio Lledó, se incorporó como profesor de Historia de la Filosofía a esa misma universidad. En poco tiempo se agrupó en aquel departamento un bloque de profesores que han tenido una influencia notable en el desarrollo filosófico posterior en España: a Lledó y a Muñoz se fueron añadiendo Paco Fernández-Buey, Eugenio Trías, José Manuel Bermudo, Miguel Ángel Granada, Miguel Candel y Manuel Cruz, entre otros. En 1973, Muñoz leyó su tesis doctoral sobre Wittgenstein y pronto inició también colaboraciones con el mundo editorial. Así, desde Ariel promocionaba y prologaba textos sobre Wittgenstein mientras dirigía en Grijalbo una colección que publicaría, entre otras, las obras de Georg Lukács.

Seguir leyendo.

from Portada de Cultura | EL PAÍS http://ift.tt/2onBvQl
via IFTTT

El diccionario como cementerio

Quien oye de continuo otro idioma a su alrededor tiene a veces la tendencia a sumergirse profundamente en su propia lengua, más o menos como un submarinista. Existe un diccionario de la lengua neerlandesa cuya redacción se inició en 1864 y que por fin se ha terminado recientemente. La primera vez que vi el diccionario completo, un interminable número de volúmenes que parecían ocupar metros de espacio, fue en la Universidad de San Diego. En mi casa de Ámsterdam están todos por el suelo —no tengo otro sitio donde colocarlos—. A veces paso horas enfrascado en la lectura del diccionario y me siento entonces como dentro de un batiscafo que desciende hacia las profundidades infinitas de mi lengua, donde habitan palabras que nunca he visto ni leído, nombres de objetos extinguidos, oficios inconcebibles, variantes lingüísticas y sinónimos que ya nadie conoce, citas extraídas de poemas ya desaparecidos y libros que deben probar que esas palabras o expresiones existieron alguna vez de verdad en un tiempo que ya quedó atrás para siempre. Es un mundo extraño ese de las profundidades. Me gusta pronunciar en voz alta las palabras naufragadas para que parezca que vuelven a la vida al menos una vez más, pero al cabo de un par de horas regreso al mundo donde han perdido su validez y es como si llegara a un país extranjero con billetes de banco sin valor.

Seguir leyendo.

from Portada de Cultura | EL PAÍS http://ift.tt/2GxPhXh
via IFTTT