La CRUE dice que si Cifuentes no puede acreditar que hizo el máster debería dimitir

Fuente: https://www.elconfidencial.com/espana/2018-04-11/crue-master-cifuentes_1548120/

TIEMPO DE LECTURA 4 min

La Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE) ha hecho público este miércoles su informe tras la investigación universitaria abierta por el caso del máster de Cristina Cifuentes y ha confirmado que se produjeron “graves irregularidades”. El presidente, Roberto Fernández, y los observadores externos designados para vigilar las indagaciones, Carmen Ruiz y José Ángel Contreras, jefes del Servicio de Inspección de las universidades de Murcia y Burgos respectivamente, han dado cuenta de las conclusiones obtenidas en estas dos semanas, confirmando que la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) ha llevado a cabo “correctamente” el proceso abierto de información reservada. De esta manera, los observadores han ratificado las palabras del rector Javier Ramos del pasado viernes, cuando reconoció que en los servicios universitarios no constaba el acta del trabajo de fin de máster de la presidenta regional (pese a que su archivo era obligatorio) ni otros documentos que puedan probar que el máster se llevó a cabo.

“Se solicitaron los originales de los documentos que existen en el expediente, comprobándose que no obra en dicho expediente parte de los documentos”, explicó José Ángel Contreras, para afirmar también que el procedimiento de información reservada “ha quedado cancelado” después de que la URJC decidiera poner en manos del Ministerio Fiscal el caso. La CRUE ha confirmado también que algunas de lascomparecencias previstas fueron interrumpidas por ese mismo motivo, después de que la Fiscalía tomara las riendas.

Fue el caso del director del máster, Enrique Álvarez Conde, las profesoras Cecilia Rosado Clara Souto (que supuestamente pertenecían al tribunal que calificó el trabajo fin de máster, que este diario demostró que nunca existió) y Amalia Calonge, la funcionaria que habría cambiado las notas de la presidenta regional de No Presentado a Notable en dos asignaturas. Ninguna de estas personas ha prestado declaración en el marco de la investigación universitaria.

Anuncios

El temor al desplome electoral se extiende entre los dirigentes del PP

Fuente: https://politica.elpais.com/politica/2018/02/27/actualidad/1519756716_914793.html

El PP se enfrenta a una huida masiva de electores hacia Ciudadanos en las elecciones locales, autonómicas y europeas de 2019. Esta es la certeza de dirigentes territoriales del partido conservador, que no ven posible una recuperación si el gobierno no adopta medidas destinadas especialmente a su electorado tradicional. Tras el Estudio General de Opinión de Andalucía —que refleja el sorpasso del partido de Albert Rivera al de Mariano Rajoy en esa comunidad— líderes regionales piden reformas sobre pensiones o equiparación salarial de las fuerzas de seguridad para atraer de nuevo a esos electores que ahora declaran su intención de votar a Ciudadanos en todos los sondeos. Para afinar su análisis, el PP ha encargado una macroencuesta con miles de entrevistas.

Mariano Rajoy, durante una intervención en el palacio de La Moncloa. Ampliar foto
Mariano Rajoy, durante una intervención en el palacio de La Moncloa. VICTOR J BLANCO GTRESONLINE

Hoy, día de Andalucía, los ánimos serán muy diferentes entre los dirigentes de los partidos. El PSOE se sabe ganador de los próximos comicios autonómicos, según todas las encuestas, y Ciudadanos aspira a colocarse segundo y desbancar al PP, según el Estudio General de Opinión Pública de Andalucía (EGOPA). No es eso lo que dicen los sondeos del PP andaluz, que encargó a dos empresas diferentes la realización de un estudio con más de 2.600 entrevistas. Pero todas las alarmas se han encendido en un partido ya golpeado por el avance municipal, autonómico y nacional de Ciudadanos, que reflejan el CIS y los sondeos de Metroscopia.

Tras las elecciones catalanas del 21-D, la formación de Rajoy situó en Andalucía el cortafuegos con el que detener el avance de la de Rivera. Los estrategas de la dirección nacional aventuraron entonces que el liderazgo de Juan Manuel Moreno Bonilla, la excelente implantación del partido en esa comunidad y la posibilidad de un adelanto electoral ofrecían todos los elementos para que el PP quedara por delante de Ciudadanos. Un resultado favorable, opinaron fuentes de la dirección nacional, brindaría la oportunidad de recobrar la iniciativa, cambiar la dinámica y recuperar el argumento de que el efecto naranja solo brilla en Cataluña. Un planteamiento que ahora pone en duda el EGOPA y que también rodea de dudas el sondeo propio encargado por el PP en Andalucía.

No hay sorpasso y Ciudadanos sigue por detrás, pero el PP no gana las elecciones en casi ninguna ciudad andaluza, según señalan fuentes conocedoras de este estudio. De hecho, la formación de Rajoy solo mantendría la mayoría absoluta en Almería y en Algeciras. Su aspiración, por tanto, está en que Ciudadanos no les sobrepase y en que se avenga a realizar pactos de gobierno con el PP y no con los socialistas, según señalan estos interlocutores. Esas encuestas las han realizado en las ocho provincias andaluzas más a otras tres ciudades relevantes de Andalucía cualitativa y cuantitativamente, como son Jerez de la Frontera, Marbella y Algeciras.

El resultado en todas reflejan un intenso retroceso del PP. La desazón entre los dirigentes del partido de Rajoy aumenta por cuanto que el candidato no parece importar mucho. Los electores votan a la marca Ciudadanos, según señalan fuentes populares, que reconocen el desgaste de la marca PP.

Ese problema ya ocupó a los líderes regionales que se reunieron con Rajoy en una comida de trabajo celebrada el pasado lunes 12. “Con la financiación autonómica, Ciudadanos es lo que más preocupaba”, resumió una fuente conocedora de las conversaciones que se mantuvieron aquel día en la sede nacional de Génova.

La conjunción del auge de Ciudadanos con la proximidad de las elecciones andaluzas, locales, autonómicas y europeas de 2019 preocupa especialmente a los líderes regionales del PP. Estos temen que un mal resultado en Andalucía provoque un efecto contagio que afecte a sus expectativas, marcando tendencia e impulsando a Ciudadanos. Esta preocupación se ve multiplicada por la posibilidad de que la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, decida adelantar a otoño de 2018 unos comicios que deberían celebrarse en marzo de 2019. Esa opción —que no avalan los socialistas— perjudicaría especialmente al PP, puesto que Ciudadanos se encuentra en un momento dulce.

¿Qué hacer? Para empezar, el PP ha encargado una macroencuesta para toda España que tendrá entre 5.000 y 10.000 entrevistados, según fuentes de la dirección nacional. Ciudadanos se ha revelado como un competidor temible. Rajoy ha condicionado su candidatura de las próximas generales a la evolución de la economía y de la situación en Cataluña. Y el deseo de apurar la legislatura, evitando un adelanto electoral a finales de 2019, se ve dificultado por la falta de apoyos estables para aprobar los Presupuestos. En consecuencia, el PP quiere pulsar la opinión de los españoles.

Nuevas medidas

“Solo tenemos que ocuparnos de nuestro propio electorado, que es el que ellos nos están ganando”, señalaron fuentes regionales, que piden a la dirección que se centre en sus votantes para ganar de nuevo su apego. Así, se reclama que el Gobierno adopte reformas que apelen directamente a los electores tradicionales del PP

Una formación que tiene a su mayor bolsa de votantes en los mayores de 55 años debe liderar el discurso sobre la reforma de las pensiones, argumentan estos interlocutores. Un partido de perfil conservador que ha hecho de la seguridad uno de sus puntales también tiene que protagonizar la equiparación salarial de las fuerzas de seguridad. Y una fuerza que gobierna en cinco comunidades y en la Moncloa tiene que cuadrar la financiación autonómica para demostrar su utilidad.

Son ejemplos de que líderes del PP opinan que la resistencia al empuje de Ciudadanos va aparejada a medidas y no a discursos. Una petición de máximo esfuerzo para taponar la sangría de votos que en los últimos días han recibido el Gobierno y la cúpula del PP.

Colectivos ciudadanos llevan ante la Justicia a los responsables políticos y empresariales del fiasco de Castor

Fuente:https://www.infolibre.es/noticias/politica/2018/02/28/colectivos_ciudadanos_llevan_ante_justicia_los_responsables_politicos_empresariales_del_fiasco_castor_77294_1012.html

Los colectivos ciudadanos Observatorio de la Deuda en la Globalización, Xnet e Instituto de Derechos Humanos de Cataluña anunciaron este martes la presentación de una querella criminal contra los responsables políticos y empresariales del fiasco del almacenamiento subterráneo de gas Castor, a los que atribuyen delitos de prevaricación, fraude a la Administración Pública y malversación de caudales públicos.

En concreto, la querella, que fue registrada en pasado jueves 22 de febrero en la Audiencia Nacional, se dirige contra los exministros de Industria, Comercio y Turismo Joan Clos Miguel Sebastián (PSOE), el exministro de Industria, Energía y Turismo José Manuel Soria (PP) y las exministras socialistas de Fomento, Magdalena Álvarez, y de Medio Ambiente y Agricultura, Elena Espinosa.

La acción judicial también pretende llevar a los tribunales a Florentino Pérez, presidente de la constructora ACS y accionista mayoritaria de la mercantil que tenía la concesión del almacén, ESCAL UGS S.L.; así como al presidente de esta última, Recaredo del Potro. Hay, además, otros dos políticos querellados: Juan Cotino, exconsejero de Medio Ambiente, Agua, Urbanismo y Vivienda de la Generalitat Valenciana con el PP; e Ignasi Nieto, exsecretario general de Energía de Industria, Comercio y Turismo con el PSOE.

Según explicaron en rueda de prensa sus promotores, el objetivo es que la indemnización de 1.350 millones de euros a la empresa Escal UGS –que pertenece en un 66,7% a ACS, propiedad de Florentino Pérez– decretada a través de un real decreto-ley tras su renuncia a seguir explotando la plataforma no recaiga sobre los contribuyentes, así como que el coste del desmantelamiento de las instalaciones se impute “a las empresas responsables de su fracaso”. Los colectivos también pretenden denunciar “la connivencia de los gobiernos con operaciones destructivas para el bienestar de la población en el marco de un contexto de corrupción sistémica y sistemática”.

Los orígenes del conocido como proyecto Castor se remontan a 1996, cuando, con José María Aznar al frente del Gobierno, se otorgó a la empresa España Canadá Resources permiso para investigar hidrocarburos frente a las costas de Castellón y Tarragona, una habilitación que fue cedida en 2003 a Escal. Cinco años después, ya con José Luis Rodríguez Zapatero al frente del Ejecutivo, se inició la fase de explotación. La concesión recayó sobre Escal, que en julio de 2004 recibió la autorización para comenzar en la zona la inyección de gas colchón, procedimiento que asegura una presión y capacidad de extracción constante.

De las tres fases en las que se dividía esta etapa, las dos primeras se completaron sin contratiempos. No ocurrió lo mismo en la tercera, desarrollada durante septiembre de 2013. Primero se detectaron pequeños movimientos sísmicos en la zona del delta del Ebro, lo que llevó al Ministerio de Energía a ordenar el cese temporal de la actividad en la zona.

Dos semanas después, se registró un terremoto de 3,9 grados en la escala Richter a una profundidad de 5 kilómetros y frente a las costas de Vinaroz. Tanto el Instituto Geográfico Nacional primero, como el Massachusetts Institute of Technology (MIT) después, vincularon directamente los temblores a la inyección de gas colchón. Estos contratiempos llevaron a Escal a renunciar a la concesión y al Gobierno a aprobar el real decreto-ley que tiró parcialmente por tierra el Constitucional el pasado diciembre.

Supuestos delitos

Para sustentar el supuesto delito de malversación, los colectivos apuntan a Enagás, la empresa semipública que realiza las actividades de transporte, almacenaje y regasificación incluidas en los costes regulados del sistema gasista y que, por tanto, sufragan todos los consumidores en sus facturas. La querella sostiene que esta sociedad devino en “instrumento” para recaudar las cantidades necesarias “para sufragar los gastos de mantenimiento de Castor” y, en consecuencia, “para obtener caudales públicos que, lejos de servir para cubrir finalidades de interés general, son destinadas a sufragar la plataforma Castor, ideada, planificada, construida y mantenida, para enriquecer a los querellados”.

Los querellantes también ofrecen supuestos indicios de que las autoridades políticas querelladas llevaron a cabo actos administrativos “en connivencia” con los empresarios con el objetivo de “garantizar el éxito de la operación”, lo que apuntaría a un presunto delito de prevaricación.

Entre esas anomalías, se encuentra la inclusión de una cláusula inédita en contratos similares, que permite una indemnización (“compensación por el valor residual de las instalaciones”) incluso en caso de dolo o negligencia imputable a la empresa concesionaria; o la ampliación de 5 a 25 años del período durante el cual las concesionarias podían renunciar a la concesión, decretada en 2012 con Soria como ministro, y que según los querellados fue “especialmente conveniente” para Escal. “Sin esta arbitraria ampliación, la renuncia de ESCAL en julio de 2014 no hubiera podido producirse porque se habría presentado fuera del plazo permitido”, puede leerse en la querella.

También consideran los querellantes que existe un “perjuicio para la defraudada Administración titular del erario afectado por la maquinación” al existir una contratación pública, la intervención en ella de funcionarios públicos y el supuesto concierto con el querellado empresario/beneficiario, que en este caso son Florentino Pérez y Recaredo del Potro.

Rajoy reacciona de urgencia ante el ascenso de Ciudadanos y las acusaciones de corrupción

Fuente: http://www.eldiario.es/politica/Rajoy-reacciona-Ciudadanos-acusaciones-corrupcion_0_737377046.html

Mariano Rajoy ha anunciado que se presentará a la reelección. Cuando eso ocurra, habrá cumplido 37 años en un cargo institucional. Mientras tanto, el ecosistema empresarial y mediático parece estar dispuesto a buscar la renovación conservadora y liberal en Ciudadanos, toda vez que en el PP parece taponada. Rajoy, que para muchos de los suyos está tardando en reaccionar, ha decidido este martes reunirse de urgencia con sus barones para responder al ascenso de Ciudadanos y a las acusaciones de corrupción.

En septiembre de 2015, Inés Arrimadas logró 25 escaños y se colocó como la jefa de la oposición en Catalunya. Tres meses después, Rajoy ganaba las elecciones y Ciudadanos quedaba cuarto, lejos de Podemos. La repetición electoral del 26J de 2016 aún deparó un peor resultado para Albert Rivera.

En diciembre de 2017 Arrimadas ha superado la marca de dos años anteriores y ha ganado las elecciones catalanas con 36 escaños; unas elecciones en las que el máximo perdedor acabó siendo Mariano Rajoy, quien las convocó tras intervenir la autonomía catalana con el artículo 155.

La cúpula del PP se ha ido esforzando en reproducir el relato de 2015: “No es extrapolable, ni Ciudadanos es lo mismo en Catalunya que en el resto de España; ni el PP es lo mismo en el resto de España que en Catalunya”. Pero lo cierto es que el PP quedó el último en las elecciones y, mes y medio después, no se conocen consecuencias de aquel fracaso en cuanto a personas o discursos.

Y las encuestas, la opinión publicada y la opinión influyente han decidido contradecir ese relato; y Ciudadanos, a un año de las elecciones, se presenta como una alternativa al PP.

En Ciudadanos saben que los acontecimientos suceden rápidamente y no olvidan que llegaron a la campaña del 20D en disposición de disputar la victoria y se quedaron lejos, muy lejos.

Saben que pescan de una derecha que ve que el PP, empantanado en una legislatura sin reformas y acechado semana sí y semana también por la corrupción, no se renueva. Y también de un PSOE que parece perder por su derecha lo que le llega de su izquierda.

El propio cabecilla de la trama Gürtel, Francisco Correa,  ha confirmado este martes los métodos de financiación en negro del PP. Por consejo de su abogado, ha dicho, no ha contestado a algunas cuestiones relacionadas con la caja B, aunque ha insistido en que ya “ha quedado muy claro” cómo se financiaba el PP de Valencia y ha confirmado todo lo que dijo en el juicio de la primera época sobre el amaño de grandes obras a cambio del 3% que pagaban los empresarios.

De acuerdo con el CIS, el PP tiene en el aire el 35,2% de su voto del 26J. Y, 24 horas después de saber que a día de hoy cosecharía el peor resultado desde las elecciones, Mariano Rajoy ha convocado a sus barones a una cumbre el próximo lunes. Demasiado tarde para algunos de los dirigentes del PP que llevan apremiando semanas a Rajoy para que se mueva, temerosos de la pérdida de poder local y autonómico que puede producirse en los próximos meses.

El presidente del Gobierno y del PP reúne a los presidentes regionales y de gobierno populares, además de la secretaria general y presidenta del PP de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal; el coordinador general, Fernando Martínez Maillo; los vicesecretarios, Javier Maroto, Javier Arenas, Pablo Casado y Andrea Levy; la vicepresidenta, Soraya Sáez de Santamaría; y el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro.

Sobre la mesa tienen el CIS de este lunes; las principales estrategias políticas que está desarrollando el PP, apelando a las emociones del electorado conservador: la prisión permanente revisable y la guerra de banderas por Catalunya –demás de unos datos macroeconómicos que no parece estar capitalizando–. Y el qué hacerleninista: poner en marcha al partido, agitar a la militancia, con vistas al calendario que se avecina: andaluzas, municipales, autonómicas, europeas y generales.

¿Le llega al PP para ganar las elecciones con un candidato que llegó a la política institucional con el Mundial de Naranjito? ¿Le llega al PP con la guerra de banderas y los delitos violentos? Hasta ahora le bastaba; la duda de Rajoy reside en sopesar hasta qué punto el ecosistema mediático y empresarial ha decidido cambiar de caballo para la próxima carrera.

El inmovilismo de PP y Cs deja en vía muerta la derogación de la ‘ley mordaza’

Fuente: http://www.publico.es/politica/mordaza-bloqueo-pp-c-s-deja-via-muerta-derogacion-ley-mordaza.html

El Congreso de los Diputados aprobó hace casi un año derogar o modificar la ley de seguridad ciudadana, más conocida como ley mordaza. Después de un debate que auguró el difícil entendimiento entre los partidos para llegar a consensos de cara a una nueva norma, el pleno de la Cámara baja admitió a trámite las iniciativas de PSOE y PNV para revertir una de las normas más emblemáticas y más contestadas de la mayoría absoluta del PP. Sucedió el 21 de marzo de 2017 pero, desde entonces, su trámite parlamentario está parado.

Ambas iniciativas se registraron en la Mesa del Congreso y ahí siguen, esperando a que finalice el plazo de enmiendas para que sus ponencias sean debatidas en la Comisión de Interior. Cada 15 días, desde el pasado 24 de abril, PP o Ciudadanos pide una prórroga que siempre sale adelante porque, entre los dos, tienen mayoría en la Mesa del Congreso. Al principio, varios grupos apoyaron la solicitud de esas prórrogas, pero al cabo de unos meses, PP y Cs se quedaron solos en la petición de ampliaciones. Por eso la oposición denuncia que el partido en el Gobierno y “su socio” están “secuestrando” la actividad legislativa y “bloqueando” la revisión de una ley recurrida ante el Tribunal Constitucional que “vulnera derechos sociales”.

El Congreso tomó en consideración dos iniciativas: una propuesta del PSOE, que pide derogar la ley mordaza y retornar como punto de partida para el debate a la legislación de 1992, conocida como ley Corcuera o ley de la patada en la puerta; y otra del PNV, que plantea la reforma de 44 artículos de la actual normativa. El PP se quedó solo votando en contra de ambas iniciativas. Ciudadanos —que siempre ha manifestado su intención de reformar la ley de seguridad ciudadana, pero no derogarla— apoyó la proposición de ley del PNV y se abstuvo en la del PSOE. Sin embargo, en la Mesa vota sistemáticamente a favor de la prórroga del periodo de enmiendas.

PNV: “A Ciudadanos sólo le interesan los derechos fundamentales si defenderlos le ayuda en sus posiciones estratégicas”

“Hasta el más inútil de los asesores de Ciudadanos ha tenido tiempo, desde abril, para analizar la norma”, responde a Público el diputado de IU en Unidos Podemos Ricardo Sixto. La formación morada, que ya tiene listas las enmiendas, pide al partido naranja que “deje de secuestrar” la actividad legislativa y de “torpedear” la labor del Congreso actuando como “cómplice deliberado” del PP.

David Serradaportavoz de Interior en el Grupo Parlamentario Socialista, opina lo mismo: “Cuando uno comete un atropello como éste, necesita un colaborador y para eso está Ciudadanos”, denuncia a Público, “para bloquear con el PP cualquier iniciativa que suponga derogar recortes presupuestarios o recortes de derechos fundamentales”.

El grupo parlamentario de Ciudadanos, en cambio, niega la mayor: “Nosotros no queremos frenar ni bloquear la tramitación de las propuestas”, declara a Público su secretario general, Miguel Guitérrez. “Queremos reformar la ley de seguridad ciudadana y tenemos listas las enmiendas a la propuesta del PNV, pero tenemos que ver cómo abordamos la propuesta del PSOE porque supone enmendar todo un articulado sobre el mismo tema en base a una ley anterior”, explica.

Dos textos con un mismo objetivo en la misma comisión

Es cierto que la tramitación de dos iniciativas con el mismo objeto en la misma comisión es técnicamente “compleja”. Así lo han señalado, de hecho, los letrados del Congreso, que remitieron un informe a los portavoces de los grupos en mayo del año pasado sobre cómo proceder en este caso. Ahora ambas propuestas tienen números de registro diferentes y sus enmiendas se deben presentar por separado. Luego, si hay acuerdo entre el PNV y el PSOE, los letrados proponen fusionar los textos para debatir una sola ponencia en la Comisión de Interior.

Aun así, el PP insiste en que será difícil unir “dos propuestas antagónicas” y Ciudadanos lamenta el “complejo escenario” que provoca “la manía del PSOE de derogar leyes”. Los socialistas, sin embargo, insisten en que este tipo de tramitación doble “es una práctica parlamentaria conocida” y no puede servir de “excusa para bloquear el proceso parlamentario”.

PP: “Es lógico que el debate de un tema  sensible y de gran impacto político tenga un ritmo lento”

La ley mordaza, aprobada en 2015 con el rodillo del PP, ha sido ampliamente criticada por todas las formaciones políticas. Incluso la Defensora del Pueblo, Soledad Becerril, exdiputada del PP, cuestionó hace menos de un año las sanciones que plantea la norma que, por cierto, se sigue aplicando. Una de las últimas multas recayó al cantante de un grupo musical por gritar “¡mucha policía, poca diversión!”: 375 euros por parafrasear la consigna de la banda vizcaína Eskorbuto. Y también recientemente, la Administración ha rechazado el recurso interpuesto por la periodista Cristina Fallarás por la sanción de 600 euros que le interpuso la Policía durante una concentración pacífica contra los asesinatos de periodistas en México.

Cs: “No queremos frenar ni bloquear la tramitación de la reforma de la ley de seguridad ciudadana”

Desde este punto de vista, es lógico que el PP esté retrasando el debate sobre la derogación o la modificación de una ley propia que, además, sigue siendo aplicada por las instituciones gubernamentales. Sin embargo, fuentes del Grupo Parlamentario Popular, niegan su falta de voluntad política al respecto y señalan a Público que la prórroga de enmiendas es “un mecanismo habitual del proceso parlamentario”. Al tratarse de un “tema sensible” y de “mucho impacto y peso político”, es lógico que su debate “tenga un ritmo lento“, afirman las mismas fuentes.

En este escenario, el PNV no espera nada del PP, pero tacha de “incomprensible” la actitud de Ciudadanos apoyando al partido en el Gobierno en la prórroga de enmiendas. “A Cs sólo le interesan los derechos fundamentales si defenderlos le ayuda en sus posiciones estratégicas”, denuncia a Público Mikel Legardaportavoz adjunto del Grupo Vasco en el Congreso. “Es el único acuerdo que está funcionando entre ellos y muestra el verdadero comportamiento del partido; sus hechos, por encima de sus palabras”, insiste el diputado.

El partido naranja, que como el PNV, prefiere trabajar con la ley actual como texto de partida y no con la ley Corcuera (como plantea el PSOE), ha anunciado a Públicosu intención de plantear en la próxima Mesa de Portavoces la finalización del plazo de enmiendas a ambas propuestas de ley.

Sinvergüenza es un RATO

Ayer el ex-Vicepresidente del Gobierno, ex-Presidente de Bankia, Rodrigo Rato, compareció sin permitir preguntas en una comisión del Congreso, en todo momento se mostró en tono chulesco y desafiante, y es que realmente se siente impune, pero además hizo gala de un victimismo indignante, echando las culpas a otros del desastre económico de España.

Soberbia, prepotencia y ante todo infamia se mostró en el show organizado de este mas que presunto delincuente, encima mostró en tu momento sus queja por el trato recibido, cuando en el Congreso solo faltó la alfombra roja.

Para finalizar su maratón de chulería, le entrevistaron o mejor dicho le hicieron la ola en Intereconomia, la cadena ultra aún emite en algunos lugares, pero bueno el dueño de esta cadena ultra también tiene lo suyo, y bueno en su tertulia El Gato al Agua no sintió apuros.

En fin, Spain is diferent, saludos cordiales

El régimen de Rajoy redobla su manipulación

Fuente: http://blogs.publico.es/david-bollero/2017/09/01/rajoy-manipulacion/

mm
01/09/2017Con el cese del editor de ‘La 2 Noticias’, José Luis Regalado, perdemos tod@s, al menos, tod@s l@s que queremos vivir en democracia. ¿Quienes ganan? Los que conciben la democracia como un medio y no como un fin, los que la utilizan para conseguir sus fines particulares – que pasan por enriquecerse- y, cuando ésta es un obstáculo, se la quitan de en medio. Cesar, como se ha cesado, a un periodista independiente en unos informativos de la televisión pública es un atentado contra la democracia, algo que se ha convertido en la marca PP gobernando un país que merece algo mejor.

La democracia como fin es un modelo en el que los ciudadanos son libres, en el que es del pueblo del que realmente emana la soberanía popular, en el que las personas están informadas y tienen acceso a la información. Pues bien, ninguna de estas máximas se cumplen con el Partido Popular. En el tema que hoy nos ocupa, los de Génova han hecho todo lo posible por controlar los medios de comunicación, por convertir RTVE en un altavoz de su propaganda.

Hace mucho tiempo ya que los informativos de La 1 dejaron de difundir información de calidad, a pesar de tener a algunos de l@s mejores profesionales con que contamos. El problema reside arriba, comenzando por el infame presidente de RTVE, José Antonio Sánchez, un esbirro de la derecha más recalcitrante que a nivel nacional no ha hecho más que replicar una a una las tropelías que ya cometió en Telemadrid bajo la batuta de Esperanza Aguirre.

José Luis Regalado es una personaje incómodo para el régimen de Rajoy, no porque difundiera noticias negativas para el PP, sino porque es un periodista independiente. Hoy en día, ser un buen profesional implica difundir noticias que perjudican al partido del Gobierno porque, sencillamente, acumulan demasiadas manchas en su expediente como para obviarlas. En lugar de eliminar a quien se limita a retratar la realidad, Rajoy y los suyos deberían cambiar esa realidad y abrazar la democracia, abandonando esta tiranía en la que cada vez nos hunden más.

El problema es que la manipulación funciona. El problema es que las tácticas de José Antonio Sánchez tienen calado en algunas personas, que pierden el sentido crítico y autocrítico, que abandonan la capacidad de razonar y argumentar de manera civilizada y pasan a convertirse en auténticos hooligans del régimen del PP. Tiene tal efecto esta manipulación, que los hinchas más ruidosos son, paradójicamente, los que menos motivos tienen para serlo, a los que el régimen perjudica, a los que ha convencido de que, por ejemplo, cobrar 800 euros es digno porque es más que 500.

Contra el régimen del Rajoy, contra su manipulación -con la que, sibilinamente, Soraya Sáenz de Santamaría también tiene mucho que ver-, contra estos hooligans de la derecha hay que seguir luchando con más fortaleza, con más contundencia. No se trata de gritar más, sino de darles donde y con lo que más les duele, con la verdad, con los hechos reales, con unas realidades tan irrefutables que terminan por conseguir que la ministra de Empleo, Fátima Bánez, haga el más espantoso de los ridículos cada vez que dibuja su fantasía de trabajo.

Los hinchas del régimen siempre estarán ahí, pero hay muchas más personas que no quieren que les vendan una realidad, sino que prefieren conocer la auténtica por ellos mismos. Hay mucha más gente que prefiere estar informada y tomar sus decisiones antes que ser teledirigida, mucha más que sabe que en una democracia, la prensa libre es un pilar, el mismo que el régimen de Rajoy intenta dinamitar todos los días.

Mariano Rajoy convierte la moción de censura en un cuerpo a cuerpo con Pablo Iglesias

Fuente: http://www.eldiario.es/politica/Mariano-Rajoy-cuerpo-Pablo-Iglesias_0_654085661.html

El presidente del Gobierno ha elegido la cuota máxima de protagonismo durante el desarrollo de la moción de censura presentada por Unidos Podemos en su contra. Mariano Rajoy ha sido el encargado de responder tanto a la  intervención de Irene Monterocomo a la del propio Pablo Iglesias. La estrategia del PP se ha preparado con esmero y ha estado envuelta en la máxima discreción con un único objetivo: dar la sorpresa y coger al oponente con el pie cambiado.

En los días previos al debate, Génova filtró la idea de que sería la vicepresidenta del Gobierno quien se encargaría de replicar a Irene Montero. Nadie preveía cuál iba a ser la decisión final del presidente: echarse la moción a la espalda y buscar un cuerpo a cuerpo con Pablo Iglesias para procurar lo que en el PP califican como una victoria.

Desde el atril, el presidente del Gobierno  se ha esforzado en dibujar a Iglesias como una persona “no de fiar” y de escasas convicciones políticas: “Sus ardides publicitarios le pueden haber ayudado a ocupar el escaño que ocupa, pero aquí se acaba su recorrido”, aseguró Rajoy en una actitud ofensiva durante toda su intervención.

Sus palabras estaban perfectamente medidas. Las dos intervenciones más largas las trajo Rajoy escritas desde casa e incluso la primera réplica a Iglesias estaba preparada. Todo en el PP ha sido producto del cálculo de quien ha decidido asistir a la cita con clara vocación ofensiva y el objetivo de conseguir una victoria que le dé aire ante los escándalos de corrupción que cercan a su Gobierno.

Iglesias le ha afeado a Rajoy la liturgia de su intervención: “A usted le han escrito una cosa para responderme aquí porque esta moción les ha preocupado más de la cuenta”.

La presencia del jefe del Ejecutivo en la tribuna de oradores obtuvo por resultado que sus palabras se convirtiesen a las doce del mediodía en protagonistas de los titulares de portada de la mayoría de los medios de comunicación. La decisión del PP echó por tierra la estrategia diseñada por Podemos de encargar a Montero un largo discurso que repasó la corrupción histórica del PP con momentos brillantes e ironías bien estudiadas. Las más de tres horas empleadas por Iglesias en su primera intervención también caducaron con la llegada de Rajoy. La moción para entonces ya se había convertido en un cuerpo a cuerpo.

Con la pelea avanzada, Rajoy exigió a Iglesias que le explicase su postura sobre el conflicto catalán: “¿Cree usted en la soberanía nacional o piensa que tenemos que suprimirla?”. En este punto, el debate quedó encallado. Cada vez que Iglesias intentaba volver sobre su argumentario de que “no es normal” un Gobierno plagado por la corrupción, Rajoy volvía a pedirle una respuesta para su pregunta sobre la soberanía.

En ese toma y daca gastaron ambos políticos varios de los innumerables turnos de palabra que cruzaron. Al filo de las cinco de la tarde, la presidenta del Congreso ordenó un receso de una hora para permitir a políticos y periodistas un descanso y algo de comida. Iglesias estaba solicitando su derecho a intervenir y Ana Pastor le anunció que podría hacerlo a la vuelta de esa breve pausa. El líder de Podemos no insistió después en su petición y la sobremesa se abrió a las seis de la tarde con las intervenciones del grupo mixto.

En el grupo parlamentario del PP se afanaron en proclamar que Rajoy había obtenido un éxito ante Iglesias. El optimismo de los conservadores olvida que durante casi cinco horas su formación tuvo que oír un escandaloso listado de casos de corrupción e innumerables reproches sobre el papel del Gobierno en sus intentos de controlar el funcionamiento normal de la Justicia.

Otras mociones de censura sin visos de prosperar que cambiaron el rumbo de la política en España

Fuente: http://www.publico.es/politica/jaque-presidente-mociones-censura-giros.ht

Felipe González durante la moción de censura al Gobierno de Adolfo Suárez

Felipe González durante la moción de censura al Gobierno de Adolfo Suárez

La celebración de los debates parlamentarios en el Congreso de los Diputados de las dos mociones de censura planteadas hasta ahora supuso un punto de inflexión para la evolución de la vida política española en cada uno de los momentos en que tuvieron lugar, aunque sus repercusiones tardaron un tiempo en ser efectivas.

Ambas contenían de entrada un pronóstico fácil de acertar: ninguna de las dos tenía la más mínima posibilidad de triunfar. En mayo de 1980 el candidato propuesto en la moción de censura suscrita por el grupo socialista –en aquel momento dividido en tres al formar grupos propios el PSC y los socialistas vascos–, Felipe González, reunió 155 votos a favor, los 120 propios más los 23 del grupo comunista.

Enfrente tuvo a todo el grupo centrista de UCD, 166 escaños; fueron los únicos en oponerse. Otros 19 se abstuvieron, entre ellos Fraga y sus correligionarios, el líder de Fuerza Nueva, Blas Piñar,  y los diputados del grupo de la Minoría Catalana, posteriormente CiU. Hubo varias ausencias, entre ellos la de los cinco parlamentarios del PNV.

Pese a ese resultado adverso, el debate supuso la consagración de Felipe González como líder de la oposición y la percepción de que el PSOE era una alternativa real a la UCD para gobernar el país. De hecho, dos años y medio después el partido socialista lograba la victoria con una abrumadora mayoría absoluta, y Felipe González era investido presidente del Gobierno, puesto que conservó durante más de 13 años.

La moción de censura siguiente, en mayo de 1987, fue registrada por los diputados de Alianza Popular (AP) con su ocasional líder de entonces, Antonio Hernández Mancha, como candidato a sustituir a Felipe González en La Moncloa. Fue también una acción fallida, ya que el aspirante conservador apenas cosechó 66 respaldos, tres menos de los que aportaba su propio partido al conglomerado electoral Coalición Democrática, que logró 105 escaños con Manuel Fraga como líder.

Antonio Hernandez Mancha

Antonio Hernandez Mancha

Ese magro resultado puso en evidencia la endeblez de Hernández Mancha como sustituto de Fraga, ya que además de tener enfrente a 195 diputados –en la bancada socialista se permitieron varias ausencias; también en el banco azul gubernamental– hubo otras 71 abstenciones, la mitad de diputados de formaciones conservadoras como el PDP de Óscar Alzaga o el PL de José Antonio Segurado.

Pero esa debacle, a la que contribuyó el pobre debate que sostuvo el aspirante, dio paso a un profundo proceso de renovación en la arcaica Alianza Popular que derivó en la “refundación” de la formación conservadora bajo la denominación de Partido Popular. Al cabo de dos años y medio José María Aznar era el candidato electoral, convirtiéndose en líder de un “nuevo” PP que, a la postre, le llevaría a La Moncloa.

La tercera de la democrática: algunas diferencias

La moción de censura registrada por el grupo parlamentario Unidos Podemos – En Comú Podem – En Marea con Pablo Iglesias como candidato inicia su debate este martes con unas características propias que la diferencian de las dos anteriores. Si acaso, la única similitud es la imposibilidad de que triunfe debido a la composición del hemiciclo.

Es la primera vez que una moción de censura no la presenta el grupo de la oposición más numeroso, como lo eran el PSOE, en 1980, y AP, en 1987; ahora lo hace la tercera fuerza parlamentaria que, a diferencia de otras legislaturas, cuenta con un número suficiente de diputados para hacerlo. Esa es una de las principales características del actual ciclo legislativo.

La formación morada justifica la presentación de esta iniciativa por razones de “emergencia social y democrática” con el propósito de “echar al PP del Gobierno” para evitar que continúe la fractura social que han generado sus políticas, con una parte significativa de la sociedad en situación de marginación. La censura, además, se presenta contra un Gobierno y su presidente, que apenas cuentan con un respaldo de 137 escaños, menos de lo que tenían Suárez y González.

El líder de Podemos, Pablo Iglesias,se dirige al ministro del Interior, Juan Antonio Zoido, durante la sesión de control al Gobierno que se celebra hoy en el pleno del Congreso de los Diputados. EFE/Ballesteros

El líder de Podemos, Pablo Iglesias,durante una sesión de control al Gobierno en el Congreso. – EFE

Pero lo que sin duda confiere una peculiaridad propia a esta iniciativa es el hecho de estar protagonizada por una formación política emergente y su líder, Pablo Iglesias, que ha roto en apenas año y medio el esquema bipartidista imperante en el hemiciclo del Congreso de los Diputados junto a la irrupción de Ciudadanos. Una situación que ha supuesto todo un revulsivo en la política española y que, sencillamente, era ciencia-ficción hace 30 años.

Ahora bien, aquellos dos debates previos de 1980 y 1987 tampoco tuvieron muchas similitudes. En primer lugar, por las diferentes situaciones políticas que se vivían en 1980 ─en plena Transición, crisis económica y con un Gobierno muy inestable─ y en 1987 ─en pleno proceso de integración en la CEE, dinamismo económico y un Gobierno con mayoría absoluta─.

También hubo grandes diferencias en cuanto a los procedimientos: en el primero había un reglamento provisional para la Cámara baja que permitió debates e intervenciones muy ágiles, con amplios poderes discrecionales para la presidencia; en el segundo ya era de aplicación un reglamento estable ─prácticamente el mismo que el actual─ aprobado en febrero de 1982 que establece mucha más rigidez para los debates.

20 horas y media de debate en 1980

La duración de los debates, por ejemplo, es buena muestra ello. La moción de censura socialista se desarrolló durante tres días (28, 29 y 30 de mayo) y los discursos de los numerosos diputados que tomaron la palabra (todos hombres) consumieron 20 horas y media, con apenas un breve receso en la primera jornada, que arrancó pasadas las 16.30 h y no concluyó hasta algo después de las 21 h.

El plato fuerte llegó al día siguiente con 10 horas y media de parlamentos sin interrupción alguna, que no finalizaron hasta la 1.30 h del jueves día 30. De la intensidad de los debates y de su agilidad da una idea el hecho de que el día anterior, el presidente de la cámara, el centrista Landelino Lavilla, anunció su voluntad de que la votación se produjera a las 21 h de ese jueves.

Finalmente se votó al tercer día, pero no sin antes dedicar otras tres horas a un nuevo cruce de pareceres entre varios protagonistas del debate, sobre todo entre el candidato y el portavoz del grupo centrista, Calvo Ortega. En el fragor del debate de la noche anterior se enzarzaron Felipe González y Adolfo Suárez, quien sin embargo subió a la tribuna antes para responder a Santiago Carrillo.

En diversos momentos llegaron a tomar la palabra hasta siete miembros del Gobierno de Suárez: Arias Salgado (Presidencia), que respondió a la presentación de la moción de censura que hizo Guerra; Abril Martorell (vicepresidente), Rodríguez Sahagún (Defensa); Pérez Llorca (Administración Territorial); Gámir (Comercio); Ortega y Díaz Ambrona (Coordinación Legislativa), y Sánchez Terán (Trabajo).

Ese fragor de intervenciones disminuyó sustancialmente en la siguiente moción de censura, dilucidada también a lo largo de tres jornadas como la anterior que, a su vez, generaron 15 horas y cuarenta minutos de debates. Eso sí, con algunos “trucos”. Aparte de un receso de algo más de dos horas para la comida en el primer día ─que se alargó durante más de dos horas─, lo más llamativo de esta moción es que la votación se hizo al tercer día, pero mediando un fin de semana entre la suspensión de la sesión, un viernes poco después de mediodía, y su reanudación al lunes siguiente.

Adolfo Suárez y Felipe González

Adolfo Suárez y Felipe González

Buena parte del debate de la primera sesión lo acapararon el portavoz parlamentario de AP, Juan Ramón Calero, que defendió la idoneidad de la moción de censura registrada por su grupo, y el vicepresidente Alfonso Guerra, que repitió protagonismo de nuevo aunque esta vez desde el Gobierno. El aspirante Hernández Mancha consumió el resto de la mañana sin que nadie del Ejecutivo le diese réplica.

La tarde de ese primer día y la mañana del siguiente tuvieron un desarrollo más pautado, similar a los actuales debates, con las intervenciones del resto de los portavoces de los grupos, de menor a mayor importancia numérica. En esta ocasión Adolfo Suárez también intervino por alusiones a unas frases pronunciadas por el candidato aspirante después de la intervención que había realizado el portavoz del grupo del CDS, Agustín Rodríguez Sahagún, otro de los intervinientes en la anterior moción.

Sólo al final subió a la tribuna de oradores el presidente González para mantener un no muy intenso cruce de pareceres con el aspirante Hernández Mancha. El debate, en el que tampoco tomó la palabra ninguna mujer, se diluyó finalmente entre el portavoz del grupo socialista, Eduardo Martín Toval, y el propio candidato conservador.

La sesión se retomó el lunes siguiente por la tarde para, exclusivamente, celebrar el proceso de votación. El escaso interés que suscitó aquella cita parlamentaria queda reflejado en el hecho de que tan sólo participaron en la votación, a priori muy trascendente, 332 diputados de un pleno compuesto por 350 escaños.

10 razones por las que el PP amenaza nuestra democracia

Fuente: http://www.elplural.com/politica/2017/06/03/10-razones-por-las-que-el-pp-amenaza-nuestra-democracia

El Partido Popular, cercado por la corrupción y definido en más de una ocasión como una “organización criminal”, continúa liderando las encuestas de intención de voto. Sus votantes potenciales admiran el orden, la estabilidad económica y la creación de empleo como prioridad absoluta. No obstante estos deberían tener en cuenta que el ejercicio del voto es una responsabilidad que exige hacerse cargo de las consecuencias que produce. Entre estas consecuencias cabe citar las siguientes:

  • Votar al PP ha permitido que en el 2012 Pedro Morenés, empresario de armamento (MDBA) y de seguridad privada, entre otras industrias, presidiera el Ministerio de Defensa acompañado por su número dos, el oligarca industrial Pedro Argüelles Salaverría (Boeing, Banco Alcalá).
  • Ha facilitado que durante mucho tiempo, los dos dirigentes más importantes del Ministerio de Economía, Luis de Guindos (Logista, Nomura, ‘El Mundo’…) e Íñigo Fernández de Mesa (Barclays), provinieran de la banca de inversión quebrada Lehman Brothers que, además, había  incurrido en la venta de hipotecas basura a clientes españoles.
  • Que la directora general de Seguros y Fondos de Pensiones, María Flavia Rodríguez Ponga -con su hermano en el consejo de Bankia-, proviniera precisamente de una mutua de seguros, Mutua Madrileña.
  • Que Ángela López, ex directiva de Coca-Cola, presidiese la Agencia Española Alimentaria, dependiente del Ministerio de Sanidad.
  • Que Fernando Benzo, director en el 2007 de la Oficina del imputado Santiago Calatrava, fuera designado en el 2012 como número tres de Jorge Fernández Díaz en Interior.
  • Que Miguel Arias Cañete, multimillonario empresario petrolífero, constructor y financiero, además de esposo de Micaela Domecq, aristócrata agraria investigada por los Papeles de Panamá, haya sido ministro de Agricultura y sea ahora el comisario europeo encargado de la lucha contra el cambio climático.

  • Que la actual ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina, provenga de Fertiberia, empresa de fertilizantes perteneciente al consorcio OHL, propiedad del Marqués de Villar Mir, generoso contribuyente a las finanzas más privadas y menos transparentes del Partido Popular.
  • Que nuestro actual ministro de Justicia, Rafael Catalá Polo, hombre de Rajoy, de Pastor y de Montoro, provenga de la patronal de las empresas del juego on-line y esté dando cobijo a una élite judicial que contiene a toda costa la explosión definitiva de los escándalos del PP.
  • Que el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, encargado de resolver la crisis fiscal del Estado, crease en el 2006 una asesoría para la ‘optimización fiscal’, “Montoro y Asociados” (ahora, “Equipo Económico”), en compañía de su hermano Ricardo, del antiguo director de la Agencia Tributaria y de otros altos cargos del ministerio de Hacienda, como Pilar Platero, a la que ha vuelto a integrar en la misma cartera ministerial.
  • Que el número dos de Ana Patricia Botín en el Banco Santander, Jaime Pérez Renovales, haya introducido en el Gobierno de la nación a una trama de Abogados del Estado que van y vienen de empresas privadas, importando un modus operandi profundamente ideologizado a los asuntos de la Administración pública.

Estos ejemplos de lobbies incrustados en un Ejecutivo que toma decisiones que nos afectan de manera clara deberían ser suficientes para hacernos una idea de la gravedad del problema. Pensar que todos estos altos cargos van a ser sensibles con las necesidades de unos ciudadanos que pasan frío en invierno por falta de calefacción, que esperan horas en unos ambulatorios colapsados y que no llegan a fin de mes por ingresar solo 700 euros es del todo absurdo. Por eso, los votantes del PP –y, por extensión, de todos aquellos que favorezcan electoralmente gobiernos de este tipo–, deberían ser conscientes de la responsabilidad de su voto y de su connivencia con este tipo de agresores sociales. Esta última afirmación no es gratuita: en febrero del 2012, el ministro Luis de Guindos comunicó en voz baja al comisario de Asuntos Económicos de la UE que la reforma laboral del PP había sido “extremadamente agresiva”. Nuestra democracia está en riesgo: los privatizadores del Estado del bienestar la tienen bajo su mando y si el apoyo popular continúa, no tardarán en garantizarse que sea suya para siempre. De todos depende.

Andrés Villena es economista, periodista, doctor en Sociología y acaba de públicar ‘¿Cómo se gobierna España?’ (Editorial Comares).
En twitter es @villenaoliver. Más información en: www.andresvillena.es